Autor: Eduard Punset 25 junio 2007

Hay tanta información buena en los comentarios del blog que tendríamos que pensar entre todos como proyectarlos. ¿Hacemos una película? Por mi parte, estoy preparando para este verano algunas respuestas meditadas a varias de las disgresiones que sirven todas para profundizar en el conocimiento de las cosas y las personas. Empieza el verano en estas latitudes. ¿Por qué no lo aprovechamos para repasar algunos temas implícitos en la conversación que acabo de tener con alguien del mundo de la Formación Profesional. La conversación tuvo lugar con un cortado en el Hall de un hotel y es inédita. Feliz verano a todos, gracias por seguir en la red y no perdamos el contacto.

- ¿Qué papel tiene el trabajo en nuestra felicidad?

Es muy ambiguo. Para unos el trabajo es el centro de gravedad de su felicidad. Todas las encuestas coinciden en mostrar que los más infelices son los que están en las listas de desempleo. Y sin embargo, es muy frecuente que cuando se tiene un puesto de trabajo sea la fuente de sinsabores y desdichas.

- ¿Cuáles son las claves del éxito a nivel profesional?

Han cambiado con el tiempo. Hoy, sin lugar a dudas, consiste en tener conciencia de que no se está gestionando máquinas, sino personas con una vida emocional propia. La incorporación de la mujer al trabajo ha impulsado este cambio en las empresas.

- ¿Qué debemos tener en cuenta cuando escogemos nuestros estudios?

Es un descubrimiento reciente. Lo importante es elegir una actividad que desarrolle lo que son las cualidades innatas de cada uno y hacerlo concentrando todos nuestros esfuerzos y recursos en ello. Esto implica tambien un cambio de estrategia para los maestros y profesores. En lugar de explicar lo que ellos supuestamente saben, deben dedicarse a fomentar las cualidades innatas de cada alumno.


Created with Paul’s flickrSLiDR.
Imágenes en Flickr con la etiqueta “trabajando”.

- Un 70% de los titulados en Formación Porfesional encuentra trabajo en menos de seis meses. ¿Cómo influye la estabilidad laboral en el bienestar personal?

Un trabajo fijo para toda la vida sigue siendo una aspiración mayoritaria. Pero ni la psicología moderna ni la neurología ni el desarrollo creativo confirman esta tesis. El futuro del bienestar individual y la creatividad pasa por el esfuerzo multidisciplinar y la capacidad metafórica aneja a este esfuerzo no suele surgir de un solo trabajo para toda la vida.

- ¿Qué beneficios tiene la Formación Profesional en relación al mundo laboral actual?

El futuro de la enseñanza pasa por “aprender haciendo” y lo que nos diferencia de las hormigas que siguen empotradas en el modelo de vida biológico de hace sesenta millones de años, es la aplicación del conocimiento científico a la vida de cada día. La Formación Profesional está más cerca de esos dos postulados que cualquier otro tipo de formación.

- En sus libros, usted habla de la necesidad de adaptarnos a los cambios para ser felices. A nivel laboral, ¿cómo podemos hacerlo?

En los esquemas corporativos, la felicidad de los empleados debe figurar como objetivo. Esta felicidad pasa por generar el sentimiento de que la gente controla parte de los procesos en que está inmersa –de que lo que uno hace sirve para algo-, y por conjugar todos sus esfuerzos individuales y profesionales en una tarea que desarrolla sus cualidades innatas.

- ¿Es necesaria también la renovación a nivel académico?

Los principios básicos de la enseñanza del futuro pasan por “enseñar haciendo”, “la competencia social y emocional”, “el enfoque multidisciplinar” y “el trabajo en red y en equipo”. El solo enunciado de estas pautas ya pone de manifiesto la necesidad de una renovación profunda a nivel académico.

- Político, economista, periodista… Usted es el vivo ejemplo de la multidisciplinariedad. ¿Es esta una característica imprescindible para hacer frente a las necesidades laborales del siglo XXI?

El premio Nobel de Medicina Sidney Brenner me dijo en una ocasión que los que más le habían enseñado eran aquellos que no sabían nada de su propia disciplina. Los genetistas no habrían podido avanzar en el conocimiento del genoma sin los informáticos. Hay quien piensa que el futuro del conolcimiento pasa por centros similares a los monasterios medievales conectados a nivel planetario.

- ¿Cada vez nos piden más a nivel formativo y de experiencia laboral. ¿El futuro está en la educación a distancia?

La Red está eliminando la distancia. La formación presencial y la educación a distancia son complementarias pero siendo posible imaginar la segunda sin la primera, es totalmente imposible imaginar la primera sin la segunda.

- En su libro El viaje a la felicidad, usted nos da ni más ni menos que la fórmula para conseguirla. ¿Qué ingredientes tiene?

Si tuviera que elegir solo dos factores aludiría a la “ausencia del Miedo” – el miedo fue el responsable de la guerra civil española-, y el aprovechamiento del placer afín al proceso de búsqueda. La felicidad está en la sala de espera de la Felicidad. Todos los premios Nobel que he entrevistado coinciden en declarar que su periodo más feliz fue el que precedió a la concesión del premio, cuando estaban inmersos en la búsqueda de las nuevas claves científicas.

- ¿Qué nos puede avanzar de su próximo libro, Viaje al amor?

Que la capacidad de amar arroja una correlación muy significativa con la felicidad y que, por lo tanto, deberíamos profundizar en las dimensiones que perfilan la capacidad de amar. Son la antítesis, desde luego, del desprecio. Por último, lejos de constituir un sentimiento generoso y altruista, el amor es el primer instinto de los organismo vivos para sobrevivir. El amor hoy día, como hace tres mil millones de años, es la única respuesta a la necesidad imperiosa de todos los organismos de consumir más energía, regenerar sus tejidos y perpetuarse.



58 Respuestas to “El trabajo y la felicidad”

  1. Efren:

    La profesión es como dormir es un tercio de nuestra vida (en los dias laborales claro) , y para algunos es más que eso, es su vida…
    En algunas culturas antiguas, (y actuales tambien) las personas se las clasificava según su gremio, y eran formadas profesionalmente por su entorno natal.
    Pero las sociedades modernas estan en movimiento en lo que a su propia estructura se refiere, y por ello no se pueden seguir sosteniendo los modelos sociales antiguos, porque estan fuera del “contexto” temporal (hormigas ancladas a su genética)
    Pero en un mundo en red, cualquier cambio tiene consecuencias, a priori desconocidas, por ello siempre habra quien defienda las tradiciones, frente a la innnovación y reformas…

    Saludos

  2. Gabriel:

    Me gusta el grado de importancia dado a la idea de la ausencia del miedo.

    Me ha hecho pensar en un individuo peculiar: un psicólogo de Stanford llamado Roderick Kramer que defiende el liderazgo basado en el miedo (intimida a la gente invadiendo su espacio personal, enfádate aún sin motivo, crea incertidumbre en tu gente siendo imprevisible, haz ver que sabes mucho más de lo que sabes).

    Sería algo así como la supervivencia de la organización basada en el desprecio de sus integrantes. ¿Curioso, verdad? Evidentemente lo encuentro interesante como antítesis de lo expuesto, no por creer en ello. Algunos individuos jugarán al juego, otros tendrán reacciones violentas… quizá incluso una guerra.

  3. Chema:

    Sentir que se pierde el tiempo, que no se hace nada productivo en el trabajo, que la función que uno realiza reporta bien poco más allá del beneficio meramente económico del jefe… este sentimiento aniquila a aquel otro que nos hace felices al trabajar. Y en gran parte, este mal aprovechamiento de las virtudes de cada uno deriva del pobre entendimiento entre el mundo académico y el laboral, y lo que éste nos a requerir.

    Cuando siento que en el trabajo no se está sacando provecho en absoluto de mis capacidades, que no vierto mis habilidades en la labor que desempeño, entonces no soy feliz en el trabajo, no soy feliz con mi trabajo y me siento frustrado, porque tiendo a pensar que en el trabajo desemboca todo el esfuerzo realizado durante años de preparación, así como las directrices que uno se ha marcado para mantenerse en el camino hacia la consecución de lo que la sociedad nos ha dicho que es una de los componentes importantes de la realización de una persona: el trabajo.

    El choque violento que se produce después de darse cuenta de la poca correlación existente entre lo que nos enseñan en las aulas (del colegio, del Bachillerato, de la F.P., o de la Universidad) es un factor decisivo en esa infelicidad en el trabajo. Yo he pasado por muchas aulas, por diferentes sistemas, por diferentes doctrinas, y he de decir que el qué y el cómo se nos enseña para prepararnos para nuestros futuros trabajos está en disonancia con lo que se nos es requerido en la realidad laboral.

    Que sirva mi experiencia para alertar de la necesidad de la modificación de la educación, pues no solo se demuestra su mal funcionamiento atendiendo al alto grado de fracaso escolar, sino también al poco entendimiento con la realidad del trabajo, lo cual se traduce finalmente en una precaria cualificación y la consecuente infelicidad que ésta va a provocar en las personas, que es lo que importa al final.

  4. Vicente:

    Nada Eduard, simplemente dar las gracias por tu apuesta en el blog y en internet. Hay gente que esperamos cada entrada ansiosamente.

    Un saludo muy fuerte desde Valencia.

  5. Carlos Suchowolski:

    Sr. Punzet, me haría feliz su visita a mi blog y sus comentarios acerca de mis elucubraciones sobre evolución (darwiniana) y sociedad que están además en la bese de mi reciente novela de ciencia ficción de la que se pueden leer las primeras 2000 palabras y la reseña. En cualquier caso, un saludo afectuoso y mis congratulaciones por su trabajo de divulgación de las maneras más amplias de pensar que se expresan hoy en el mundo.

  6. Manu:

    Yo soy de la opinión de que hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

    Muchísismas veces es inevitable llevarse a casa los problemas laborales, independientemente de lo mucho o poco que te guste tu trabajo, y eso suele repercutir en las relaciones familiares, casi siempre de forma negativa.

    A mi, personalmente, hay cosas de mi trabajo que me gustan, disfruto haciéndolas y me siento realizado, pero también hay otras que me desagradan y que hago únicamente porque me pagan por ello y no puedo rehusar el hacerlas, lógicamente porque quiero cobrar a fin de més, simplemente para poder disfrutar de la vida, que es lo verdaderamente importante.

    Evidentemente, si trabajas en algo que te apasione, o, por lo menos te guste, trabajarás con más ganas, pero yo creo que lo más importante para que un trabajo resulte motivador no es el trabajo en si mismo, sino las relaciones interpersonales. Si hay buén ambiente de trabajo y relaciones cordiales con compañeros, superiores y subordinados, cada uno hará lo que se espera que haga de forma relajada y de buen grado (siempre hay excepciones, por supuesto), en cambio si hay mal ambiente y siempre se ven malas caras y cada cual sólo se preocupa de si mismo, intentando que sean los demás quienes tiren del carro mientras ellos se escaquean lo máximo posible, será un trabajo insoportable y generador de estrés, que se acumulará generando desgana y malestar, por muy motivado que pudieras estar en un principio.

    En definitiva, creo que lo que la mayoría de las personas buscamos no es trabajar, sino ganar dinero para disfrutar cuando no lo hacemos.

    Si tubiéramos los suficientes recursos económicos para que no fuera obligatorio tener un empleo propiamente dicho y sólo hiciéramos cosas por puro hobby, entonces si, seguro que encontrábamos ocupaciones que nos motivaran. Sino, simplemente cambiaríamos de hobby. Pero mientras tanto, cada cual deberá conformarse con lo que hay e intentar pensar que se trabaja para cobrar a fin de més y poder disfrutar del tiempo libre cuando no se está trabajando y cuanto más sueldo y menos trabajo mejor. ¿O no?.

    Un saludo y buenas vacaciones a todos/as.

  7. Antipo:

    Si un trabajo me produce un balance positivo de endorfinas estaré en situación de poder manifestar satisfacción o sensación de felicidad.
    Me restará endorfinas si me dispara miedos (inseguridades, acosos,..)
    Si existe monotonía que facilite la sensación de aburrimiento y hastío.
    Si me produce excesivo dolor, agotamiento o enfermedad.
    Si no puedo compensar el déficit de endorfinas fuera del trabajo, ya sea porque fuera de éste también reste o sume pocas.
    Un carácter pesimista o pusilánime multiplicará los efectos negativos y viceversa.
    Particularmente me dejan sin endorfinas los “jetas” y los “muy pringados”. Estos últimos hacen que sea imposible dar caña a los “jetas” porque les es mas cómodo enfrentarse a los “pringados rebeldes” (como me considero) que a los susodichos caraduras.
    Las cosas que suman endorfinas son obvias.
    Un saludo

  8. 39escalones:

    Creo que para el ser humano, ocuparse es una necesidad, más allá del sisteme económico o de producción en que se enmarque esta ocupación. Y como tal necesidad, además de ocupar un espacio importante en la vida de las personas, al igual que sucede con el amor, genera satisfacciones, obligaciones y disgustos. De ahí que ocupe un lugar tan central en el grado de felicidad (un concepto que yo creo que sólo existe teóricamente, y que en la realidad se reduce a pequeñas sensaciones anímicas más o menos extendidas en el tiempo y producida por un estado de ausencia de problemas, o al menos en la ignorancia de los mismos) de las personas, puesto que la necesidad que el ser humano aspira a cubrir con su trabajo, además de las necesidades materiales y de subsistencia, también son sensaciones emocionales que tienen que ver con la autoestima y con el reconocimiento por parte de los demás. Cuando esto se pone en duda, es cuando se generan frustraciones, al igual que puede pasar con el amor.

  9. Josu:

    Yo tengo una norma para los malos momentos. La llamo la “ley de las dos MOR” (A-mor y HU-mor).

    Para mí todas las cosas de la vida hay que hacerlas con A-mor por lo que haces, por con quién lo haces, por para quién lo haces y también con HU-mor, con sentido positivo, alegría, ganas de disfrutar con lo que haces.

    Si alguna vez no puedes aplicar esta regla quizás sea mejor pensar en un cambio

  10. Miquel:

    Es básica la ACTITUD ante el trabajo: recordad aquella vieja historia en la que un viajero de la edad media se encuentra con dos personas que están partiendo unos bloques de piedra y les pregunta qué hacen. La primera le contesta con un exabrupto: “Pues rompiendo piedras, ¿que no lo ves?”. La segunda le responde, ilusionada: “¡Estoy construyendo una catedral!”
    Ambas habrán realizado el mismo esfuerzo, que se les retribuirá de igual forma, pero su grado de felicidad será muy distinto.

  11. Miquel:

    Luego está la conciencia de su UTILIDAD: la satisfacción por una obra bien hecha solo es plena si el trabajador puede observar el fruto de su labor. Imaginemos a dos personas que hayan concebido sendos programas informáticos. La primera comprueba el éxito de su obra; a la segunda se le comunica que, por motivos ajenos a la voluntad de la empresa, su programa nunca verá la luz.
    Ambas habrán realizado el mismo esfuerzo, que se les retribuirá de igual forma, pero su grado de felicidad será muy distinto.

  12. Adán Richard Wilson:

    Saludos Punsetianos,

    A ver los primeros comentarios parece demostrar, que el trabajo profesional remunerado, no es realmente la clave de la felicidad. Muy fácilmente se pueden perder, paz, sosiego, fuerza e ilusión en muchos casos.
    Como siempre voy a volver a lo mio, y voy a decir que estáis perdiendo el tiempo buscando factores de la felicidad a fuera. Los acontecimientos externos a nosotros mismos no pueden ser la base en la cual depositamos nuestra felicidad. Este medio externo es tan inestable, tan impredecible, que basando nuestra dicha allí, nunca se puede mantener. La felicidad, sí, se encuentra en el trabajo, pero no en el trabajo como lo comprende casi todo el mundo. Hablamos del trabajo de si mismo, sobre si mismo, en si mismo. El único trabajo que nos llevara a experimentar felicidad, es el trabajo de reconocimiento de lo que somos realmente, es el trabajo de toma de consciencia de nosotros mismos. Es el trabajo de auto reconocimiento de nuestros funcionamientos internos, pensamientos y emociones, así como el aprendizaje de su control. Este es lo que llamamos el Trabajo, el trabajo de verdad. Lo que llamáis trabajo vosotros, solo son profesiones para ganarse el pan. Que unos tengan satisfacciones por ganar mas o menos dinero, es una cosa, pero confundirlo con la felicidad, es un atrevimiento que pagamos muy caro. El mundo laboral esta robando muchas energías y mucho tiempo precioso al ser humano, siempre tienen algo que hacer, nunca tienen el tiempo para mirar un poco en el fondo de ellos mismos. Bonita excusa, solo es eso, una excusa para seguir vacíos, aún cobrando 6000 euros al fin del mes. Muchos se sienten vacíos, y sin animo, pasando el tiempo siempre más va creciendo este sentimiento de impotencia y de aburrimiento. El dinero aburguese en muchos casos. Siempre habrán excepciones estamos de acuerdos.
    Definitivamente no y no. Ni el lado laboral, ni el dinero dan la felicidad en esta vida. Ahora cada uno es libre de malgastar su existencia humana como le viene en gana pero que no nos cuente milongas haciéndonos creer que es feliz en tales circunstancias. No me lo puedo creer, observando a tantos amigos de buena condición social, perdidos entre vicios y problemas de todo orden. Tienen buenos puestos de trabajos, ganan mucho dinero, lo tienen todo, pero no disfrutan de nada. Hace tiempo que ya no saborean nada, comiendo y bebiendo lo mejor y mas caro.
    Acabare recordando una citación que todos conocéis, “No es más rico el que más tiene, sino él que menos necesita.”
    Pues es muy aplicable en este caso, “No es mas feliz él que mas trabaja o dinero gana, es mas feliz él que sabe contentarse de lo que tiene” . Y por eso hay que haber aprendido a sacar de si mismo su verdadera riqueza, el oro espiritual. Quien sabe sacar este conocimiento de si mismo, nunca necesitara nada más para ser Feliz. Lo único que nos llevamos después de esta vida es la suma de la toma de consciencia adquirida, no nos llevaremos ni títulos, ni coches, ni mujeres, ni casas, ni nada físico.

    Un abrazo y hasta pronto.
    Felices vacaciones a los felices trabajadores(jejeje).

  13. Acm:

    Una tarde, al leer lo que dicen algunos de los textos descubiertos en Nag Hammadi sobre la vida de Cristo, llegué a pensar que a este hombre no le crucificaron por proclamarse Hijo de Dios, sino que lo mataron por predicar la insumisión fiscal. Cuando aquel fariseo astuto, gordo y barrigón susurró al gobernador romano que El de Galilea decía a todo el mundo “Dejadlo todo y seguidme”, Pilatos debió pensar: ¿Y si lo hacen? ¿Quién pagará los impuestos en Judea?

    El trabajo en sus albores era la acción personal, libre, diaria, necesaria y puntual del individuo para sustentarse y sobrevivir cada día, y ha ido mutando hasta hacerlo depender de las acciones fiscalizadoras, contractuales, controladas, baremadas, subsidiadas y/o programadas por otros. Analizando sus ADN´s encontraríamos “el gen cuco” en éstos y “el gen palomo” en aquellos.

    La esclavitud y la explotación con grilletes y cadenas de la pobreza en el pasado han sido sustituidas, en el presente, por la libertad y la facilidad del plástico, la hipoteca y la deuda. Lo han conseguido cambiado el verbo utilizar por el verbo instrumentalizar, modernizando sus castillos con acero y cristal, colgando destellantes y coloridos logotipos de sus almenas y ocultando el guantelete cuando han de dar la mano. Y así nos han hecho creer que vivimos en una casa cuando en realidad seguimos habitando la misma mazmorra.

    No obstante, al debatir sobre la Felicidad y el Trabajo, y sin ánimo de enjuiciar, valorar, criticar ni rebajar méritos y esfuerzos de nadie, propongo un encuesta en toda la Unión Europea: Que se pregunte a todos los funcionarios públicos quien cedería su función a un autónomo y a todos éstos que se les pregunte quién cedería su autonomía a un funcionario. Quizás ellos nos darían la clave para conseguir tan nobles objetivos.

    Que el trabajo es un derecho es sólo una pretensión poética, como lo es el de la vivienda digna. Y aún así hay gente feliz trabajando, claro que sí: La que trabaja en lo que ama, y ello le da para vivir y, si acaso, todavía poder pagar lo que le debe al César y a Roma.

    Saludos

  14. Francisco Villamayor:

    Hola, muy interesante!!!
    Te puede interesar un pequeño post que he escrito sobre los objetivos del trabajo y tiene absoluta relación con esto que escribes. Son unos pocos renglones sobre un tema que creo tiene mucho por desarrollar…
    Saludos.

  15. Candyman:

    Eduard,
    muy interesante este post, como todos. Me uno a los que esperamos ansiosos cada uno de los posts, y felicidad es lo que nos produce conectarnos y ver que hay uno nuevo!

  16. Curri Martínez:

    Tengo la impresión de que la verdad sobre la vida, por televisión, se puede oír sólo en una televisión pública, y a partir de las 2 a.m. Por favor, no cambie el horario de emisión (al menos, mientras sigan funcionando los aparatos de vídeo).

    Un saludo a todas las personas con alguna inquietud.

  17. Debari:

    Pues nada felices vacaciones, y no se exponga mucho al sol maestro que se nos quema, ¿ y luego que hacemos nosotros? :D ¡¡-
    Bueno pues del tema propuesto, mi opinión personal es que hay que saber encontrarle el encanto al trabajo que te toca hacer; porque la verdad sea dicha, pocas veces desempeñas el trabajo para el que estas cualificado o que te gusta, al menos es mi experiencia y la de mis amigos. También se incrementa con lo mal pagado que suele estar, unido al trabajo esporádico que hace que la gente tenga pánico a moverse para buscar otro mejor, a la vez habría que sumarle las horas y un montón de inconvenientes…Pero yo no soy menos y todo eso lo vivo, lo he vivido y sin ser vidente lo viviré, por eso digo que si te toca apretar tornillos, incluso trabajar con estiércol, hay que verle el encanto y sentirse bien, verle los lados buenos, esto a mi me ha venido siempre de perlas.
    Lo peor, pues cuando te toca trabajar en ambientes desagradables, eso es lo que se lleva peor yo pienso, los codazos, los cotilleos o la mala sangre, de compañeros o jefe, la mayoría que desarrolla ese carácter, paga todo lo malo que le encuentra a ese trabajo con el que tiene al lado, para mi es de los factores más importantes.
    Luego por último lo peor de lo peor es no tener nada que hacer en la vida, no me imagino así la verdad ; tanto es así que si estuviera sola en el mundo me inventaría mil cosas que hacer.
    Un comentario un poco pocho, pero bueno ahí va mi aporte, y lo dicho poneros un gorro para el sol, que tomar el sol es un trabajo que quema mucho :D

  18. David:

    Creo que hoy en día el trabajo es el epicentro de todo para mucha gente, genera desilusiones, alegrias, y al llegar a casa es el causante primordial de nuestro estado físico y anímico. Las vacaciones las cogemos para desconectar. Pero pensemos en una cosa. El trabajo, aunque ocupe más de un tercio de nuestro dia no es la razon por la que vivimos, y es que hay cientos o miles de cosas fuera de él que nos gustan y nos encantan. Y sin embargo nos vemos minimizados a veces por el efecto de la jornada laboral en nosotros. Vivamos para “vivir”, no para trabajar.
    Eso si. ya que la sociedad exige trabajar (bendito Skinner y su Walden), por lo menos que sea en algo en lo que nos guste, si puede ser, claro. Y si no somos afortunados y no nos gusta, seamos felices con la gente que esta en nuestro sitio de trabajo. Y si ese caso tampoco se da ya que las personas a veces no coincidimos, seamos felices fuera de él. Al final se trata de eso.
    Es solamente mi humilde opinión.
    Gracias por el blog.

  19. queverdeeraomeuval:

    ¿Qué es ser feliz?, ¿qué es trabajo?. Se presupone que en este blog escribe gente que gusta del pensamiento abstracto y por tanto tiende a ver el trabajo como una forma de realización personal, un estímulo que muchas veces ayuda a sobrellevar sacrificios personales sin que se resienta el nivel de satisfacción. Pero la mayor parte de los trabajadores del mundo occidental, ya no digamos a nivel planetario no tienen esa suerte. Muchos de ellos gozarán de la satisfacción del trabajo bien hecho, ese principio básico que los padres intentan inculcar a sus hijos, otros muchos no, y entonces su satisfacción dependerá de factores externos a la propia motivación del individuo, los mismos para todos, como son la valoración del trabajo en el seno de la sociedad en que vive, las condiciones objetivas de trabajo y las expectativas y confianza en el futuro que ese trabajo les proporciona. No todos tenemos las mismas aspiraciones, y desgraciadamente, mucha gente no puede permitirselas, pero cuidado, ¡eso no quiere decir que no sean felices!, incluso más que nosotros mismos, que andamos buscando pistas de la felicidad en este blog (y a menudo nos las encontramos). ¿Quién tenía un concepto más pleno de la vida, de la felicidad y del propio bienestar, el narrador de Zorba, un escritor griego en busca de buda, o el propio Alexis Zorba, minero y vividor?

  20. Transon:

    Como siempre, Señor Punset, clavando cada respuesta ^___^ Estoy deseando leer cuando antes ese libro

    Qué feliz me hace que cada vez haya más gente interesada en hacer ciencia, en aplicar cada nuevo descubrimiento a la vida cotidiana para comprender mejor de qué va todo esto a lo que llamamos existencia, para entender qué somos y por qué somos así.

    ¡Y cada vez más multidisciplinares! Estoy convencido de que la Ciencia de dentro de 10 años será un organismo que integrará por igual a informáticos, neurobiólogos y físicos, y que partirá de la comprensión holística de nuestro cerebro para explicar a partir de ahí el resto de aspectos que confrontamos en la vida diaria. ¡Estamos a las puertas del futuro, y cada vez somos más!

    ^o^

  21. Antonio Pérez:

    Yo pienso que para conseguir la felicidad en el terreno laboral, se debe poder separar trabajo y “no trabajo”. Sabiendo mantener los límites laborales y trabajando en algo que realmente te llene se podría tener una vida laboral plena.
    Un saludo.

  22. lola:

    ….
    el trabajo es un órgano de esta sociedad q necesitamos alimentar para poder sobrevivir … solo es eso, existe como tal exclusivamente por darnos dinero a cambio de nuestro tiempo y esfuerzo…..
    todo vale …si estas dispuesto a darlo ,..el tiempo pasa y no lo puedes recuperar a diferencia de otras cosas. Cada cual tiene un gran poder , el de decidir sobre q hacer en cada momento, no es absoluto ,desde luego, se nos escapan …las enfermedades,el dolor en general….y la muerte, deberíamos ser tan conscientes de ella como de que estamos vivos …y plantearnos como dice usted en la entrevista , que nos gusta hacer , que se nos da bien y esforzarnos para conseguirlo … No sabemos de cuanto tiempo disponemos así q hay q disfrutar al máximo de tus pasiones y sacar el jugo a la vivencia de estar vivo….

    ….trabajo en algo q me apasiona y de momento no me pagan por ello …disfruto como una energúmena y más …pero aparte de alimentarme de pasiones necesito el dinero, por lo que también trabajo en otra “cosa” , en algo que me da dinero suficiente para mí y me “resta” menos tiempo q otros….( practico el trueque muchas veces …es muy divertido y estimulante, sin duda, ese instante es más emocionante q cuando cobras la nomina… aunque hay meses en los que también lo es…) y como he conseguido optimizar todo ello, voy a mis trabajos feliz…o como me encuentre ese día , claro!
    :-) obsesiones…así vivo yo también….
    ……………… un saludo y que siga usted transmitiendo tan bien ¡!

    *comportamientos ….el de los seres vivos en general, las piedras…el olor de las cosas….la luz …el silencio…las risas…….la risa es una flipada…nos da la felicidad, tan deseada! …por ser efímera e intensa…esas dosis te dejan tan bien , q queremos más …
    No sabemos lo suficiente, ni mucho menos….que bueno que haya gente como usted!! *

  23. Acm:

    La Estadística habla por si sola. Al dividir comentarios entre días efectivos, de tema a tema, conocemos el promedio de ellos por cada 24 horas. Sino fuese por la variable que se produce al no ser todos los meses vacacionales, obtendríamos un coeficiente verdadero de la realidad que acontece. Opinar sobre la infelicidad y sus raíces produjo, hasta hoy, 118 comentarios, mientras que la felicidad y el trabajo, sólo 22. Lo cual induce a pensar que, a veces, las cifras cuentan mejor las cosas que las palabras.

    Saludos

  24. Miski:

    Trabajas media vida para conseguir una casa, un coche, status social, dinero, o lo que sea…pasas horas y horas sin sentir la luz del sol en la cara, ni la brisa…además vives en un entorno contaminado, ruidoso, rodeado de gente aunque estás y te sientes sólo…piensas que al menos tendrás una buena paga cuando te jubiles y la disfrutarás. Si llegas a conseguirlo, tendrás 65 años, un coche, una casa, dinero pero a costa de cuánto tiempo desvivido…y puede ocurrir que tu corazón ya esté muerto y no sepas vivir. También puede ocurrir que en la plenitud de la vida, cuando parece que lo tienes todo a tu alcance, tienes casa, tu mujer, tus hijos…te diagnostican un cáncer, o una amiloidosis, o una calcifilaxis o cualquier otra enfermedad sin tratamiento…
    No se que se podría hacer, pero esto está muy mal montado y sólo unos pocos privilegiados tienen las riendas de su vida y saben aprovecharlo.
    Quiero felicitar a Eduard Punset por sus “Redes” y por su trabajo que muchos percibimos como un faro de luz que raja las tinieblas…y quiero felicitarlo porque se le ve feliz cuando trabaja, cuando entrevista a filósofos y científicos; además sabe traspasarnos parte de esa “energía positiva” en sus programas.
    Tendríamos que preocuparnos más por vivir (indispensable la película homónima de Kurosawa) y por ser felices. Un saludo cariñoso para todos.

  25. Roberto Carballo:

    Eduardo, sinceramente, me alegro encontrarte por estos mundos. Y sobre todo, tu energía, tu innovación. En estos días “sin-trabajo” (sic) puedes hojear mi weblog: http://www.robertocarballo.com y me gustaría recibirte. Un abrazo, Roberto Carballo

  26. pepe:

    El trabajo es otro instrumento para mantenernos entretenidos…

  27. pepe:

    Y que no se nos olvide:trabajmos por DINERO: el gran motor… Pues la vocación no existe, nadie trabaja gratis. Eso y las hipotecas de 50 años para jovenes de 40 es lo que nos convierte en “esclavos” modernos: nadie rechista, nadie actúa,… y si acaso en foros, bares, minutos de bocadillo (el que los tenga)en trabajos,… luego…!a trabajar….!!!!! para pagar.
    Ahí, Sr. Punset está nuestra felicidad. Cuando hacemos todo eso, estamos integrados en la sociedad y aceptados por esta y “somos felices”. Y si gana Fernando Alonso, o nace una nueva infanta,… no te digo nada!!!!
    Al final, aparentemente,… no avanzamos tanto.

  28. el murmullo de las cucarachas:

    Es un gran placer para nosotros descubrir en la red el lugar de una de las personalidades que más nos has sorprendido desde hace años con sus temas de divulgación científica.

    Aun tenemos en mente aquel programa sobre ciudades en el espacio… nos hizo divagar-flipando durante semanas…. ya nos iremos acomodando por aqui que vemso que hay bastante que leer…

    saludosssss

  29. Carlos Suchowolski:

    Este mensaje es principalmente a efectos de corregir un error en mis datos. Además, tal vez de tanto hacer juegos con la Z acabé escribiendo con ella el apellido del Sr. Punset, mis disculpas. Por último, si alguien está estudiando algo sobre la “teoría de la complejidad” y pone aquí sus datos me comunicaría con él para intercambiar puntos de vista. Gracias a todos.

  30. Una mujer desesperada:

    acabo de leerme tu último libro, me ha fascinado. gracias por hacernos todo sencillo, explicando con paciencia las cosas más difíciles. me he sentido un poco menos loca y un poco más sabia. Bicos desde Vigo!

  31. mangel:

    Para mí, la clave en disfrutar de tu trabajo, y hacerlo bien, es conservar el orgullo de la tarea bien hecha. Te la reconozcan o no, tú tienes que saber que lo has hecho lo mejor que has podido. Creo que hay que ser un profesional en el trabajo que eliges, o te elige, e intentar superarte continuamente, y aprender siempre más. La clave es que, hagas lo que hagas, siempre es posible hacerlo mejor, siempre puede haber descubrimientos, sorpresas y satisfacciones.

    Eduardo, me parece muy interesante lo de que hablas de poder montar centros para compartir conocimientos (tú los llamas monasterios) de expertos multidisciplinares.

    Por ejemplo, imaginemos un punto en la red, donde dejar de qué temas eres capaz de contestar preguntas a través de palabras clave, puedes ser un científico, un técnico, o tener la experiencia de toda una vida en un tema.

    Cuando alguien está atascado en su investigación, o necesita una respuesta, simplemente pregunta. Un buscador reconoce las palabras clave y la pregunta les aparece a todos los que han decidido compartir su experiencia en dicho tema. Podría ser sorprendente el resultado, ¿no crees?

  32. Jordi M. Novas:

    grande el último libro: felicidades

  33. Rafael Hernampérez:

    La felicidad es algo que no se puede describir de forma genérica, pues el concepto no vale para todos. Cada uno es feliz a su manera, y con diferentes elementos y contextos. Lo que para unos es felicidad, para otros es todo lo contrario.

    Muchos pensamos que es un estado de paz, de euforia, de alegría, un sentimiento, una sensación. En la mayor parte de los casos puede ser así, pero hay otras formas de felicidad que no tienen por qué adoptar este modelo.

    Dejando aparte esta introducción, existe la felicidad en el trabajo para aquel que la quiere. Hubo alguien que dijo “la felicidad no está en hacer lo que te gusta, si no en que te guste lo que haces”. Y para ello interviene, sobre todo, la actitud del individuo hacia su entorno, ya sea en el trabajo, en el ambiente familiar, o en cualquier otra situación. Uno puede construir su cielo o su infierno, hacer aburrida una fiesta o divertido un entierro.

    Me ha encantado este post, Eduard. Un gran abrazo. Sé feliz, aquí y ahora,

    Rafael Hernampérez

  34. LAMASBRUJI:

    Totalmente de acuerdo contigo eduard

    ….y con el comentario, de los primeros, de gabriel,

    para mi la clave esta en el miedo,

    el q no supera el miedo, me da igual el trabajo q otra cosa, no evoluciona, no se acerca a su felicidad,

    el q se atreve, el valiente, ….arriesga, ….pero si gana sera seguro mas feliz q el q se conforma.

  35. loxai:

    sobre la multidisciplina y el trabajo en equipo… son dos conceptos q relaciono con redes (como la social)… és decir, una sinergia en la q el todo supera la suma de sus partes (ahora me leeré el post de las hormigas, q me parece va a estar relacionado). Y ese concepto de multidisciplina es bien antiguo… es la idea del hombre (en la acepción q incluye a la mujer) universal… mmm… se me ocurre DaVinci, pero vamos, en la historia hay multitud de ejemplos de individuos relevantes q, con su conocimiento generalizado, aporta grandes logros a la espécie. El trabajo en equipo sería lo mismo pero en cluster, esto es, en vez de un único genio, personas capaces de combinarse para crear tal…
    creo q el trabajo es importante para la felicidad (aunque me jo– fastidie levantarme temprano cada mañana ;)), por el simple hecho q, aunque sea una versión alienada, es el básico concepto de la vida, es algo natural para todo ser vivo luchar/trabajar por conseguir la supervivencia… y, en ese sentido, nos sentimos vivos/realizados/naturales/(felices?) con la labor…
    sobre la última respuesta… no está mezclando amor con sexo? umm… bueno, este tema ya es muy complicado, mejor me abstengo de momento…

    Apunte a Huxley, sobre su “mundo feliz” gracias a la creación estatal y artificial de nichos bien identificados y delimitados…
    Apunte a “¿Y tu que sabes?” película-documental q tiene buenos puntos, aunque yo, de momento, me voy a quedar con el modelo mecanicista/casuístico para interpretar el mundo, más fácil y (creo) suficientemente aproximado para entender la realidad q la física cuántica y coñas marineras de si el gato de Schrödinger está vivo o muerto, o nignuna de las anteriores…

    (i per cert, q’estic encuriosit, es llegeix tots els comentaris q reb? pq és gran l’atenció q genera… i fa una mica de pal no?!?! :P bé, potser només m’en fa a mi, q visito de tant en tant, desde fa poc, i em trobo overwhelmed de comments)

  36. mario:

    Este blog es de los más interesantes que he podido disfrutar en la red además de una herramienta de trabajo muy interesante para el alumnado de secundaria.
    Me gustaría aportar mi granito de arena. Para mi, la sensación de felicidad estaría relacionada con la capacidad de poder experimentar los límites de la realidad y contrastar esos límites con “lo imaginado”. Esto imaginado puede estar relacionado con los diferentes predominios perceptivos de cada individuo. Por ejemplo, en el caso de un músico el esquema imaginado sería una composición, o una obra que debe interpretar exitosamente; para un pintor la realización de un cuadro que ha imaginado; para un deportista la llegada en un primer lugar. Para un profesor como llevar a una clase a uno de esos días que el alumnado puede llegar a sorprender no solamente al profesor sino a todo el centro. La cuestión en estos casos puede ser como relacionar y sumar esquemas imaginado más pequeños hasta realizar algo más complejo. Pero, la felicidad estaría no simplemente en llevar a término la obra entera, sino en llevar a cabo esos esquemas, sonidos construcciones, que en la imaginación vemos como ya acabados y sin problemas, previos a la expresión de la obra completa.
    Probablemente habría que buscarla en un estadio previo la expresión de lo socialmente considerado trabajo. estaría mas relacionado con la expresión íntima de las propias facilidades o lo que yo llamo predominios perceptivos.

    Me gustaría felicitar al señor Punset por su continuo trabajo para acercar la ciencia y a toda la gente que está trabajando en diferentes disciplinas de una forma tan pedagógica como rigurosa.

  37. CORONA:

    El trabajo NO da la felicidad; el amor, correspondido claro está, SIIIIIIII. Pienso que la auténtica felicidad está en el conocimiento, en la ciencia. La vida está llena de sinsabores y sólo una pequeña parte de ella es reconfortante. Y el trabajo nos arrebata muchas horas de nuestras vidas.
    El trabajo por cuenta ajena, en muchas ocasiones, no satisface. Si es por tu cuenta, te quita el sueño. Y si es en la Administración Pública, échate a temblar: seguridad + insatisfacción + desilusión = la vida resuelta, pero a qué precio…..

  38. leo:

    Lo que creo no es que el trabajo en sí nos proporcione felicidad, a no ser que una trabaje en lo que le guste, lo que realmente es satisfactorio es el salario que recibimos por ese trabajo, que son cosas muy distintas. En cuanto a lo de fomentar las cualidades innatas de cada alumno es algo casi imposible, sobretodo con la saturación de alumnos que hay en las aulas, no es viable una educación personalizada, si me sumo a la apuesta por el amor , algo imprescindible en esta sociedad deshumanizada que nos ha tocado vivir.
    Saludos fuertes desde Canarias
    Leo

  39. Alícia:

    No dejo de pensar cual sería la manera más adecuada de dirigirme a una persona como usted. Me cuesta trabajo escribir este comentario, pues talvez no sirva de mucho.
    Simplemente debo comentar que me apasionan sus escritos, la capacidad de reflexión que me aportan. Por ello he decidido atreverme a postear en este blog tan concurrido… y esque me gustaría saber si sería posible llegar a tener un contacto más directo con usted, pues es uno de los ejes que dan vida a mi trabajo de bachillerato.
    Como bien he dicho no sé si esto sirva de mucho o si lo llegue a leer, pero he visto imposible otro tipo de contacto.
    Gracias por su atención, saludos desde Barcelona ^^

  40. ANABEL:

    Bueno, en primer lugar quería comentar que acabo de descubrir a Eduard y sus pensamientos. Mejor tarde que nunca. En fin, ya se que las opiniones giran en torno a la felicidad en el trabajo y las claves y todas esas cosas que me parecen tan necesarias, y he visto muchas opiniones de gente que prefiere conformarse y seguir adelante con su vida. En fin, que yo pienso también que una clave para ser feliz en el trabajo es saber para qué trabajas, es decir, si no tienes otro objetivo que trabajar para vivir…entonces pienso que no tienes objetivos en la vida…”Yo trabajo para poder tener una casa”, “…para poder irme de vacaciones”…y todas estas cosas materialistas son las que nos consumen hoy dia…es decir…si vemos el trabajo como un objetivo para salir de él.
    En resumen, que yo soy también de una actitud mas bien conformista, pero no podría soportar estar trabajando solo para poder tener mas cosas en mi vida. Necesito objetivos mas…personales…en vez de tan materiales.
    En fin, espero no haber aburrido mucho con mi opinion..jeje.
    Un saludo!

  41. Manuel:

    Al inicio de esta disertación se pregunta ¿Qué papel tiene el trabajo en nuestra felicidad? Y se expone una ambiguedad. “Para unos el trabajo es el centro de gravedad de su felicidad. Todas las encuestas coinciden en mostrar que los más infelices son los que están en las listas de desempleo. Y sin embargo, es muy frecuente que cuando se tiene un puesto de trabajo sea la fuente de sinsabores y desdichas.”

    No creo que el trabajo sea el centro de gravedad de la felicidad. Yo veo el trabajo como el medio o la acción para satisfacer las necesidades del diario vivir, en algunos casos para sobrevivir y otros para seguir amasando poder y fortuna, pero al final sigue siendo un medio.

    Por lo anterior es claro que son infelices los que están en las listas de desempleo, primero, por no poder satisfacer las necesidades diarias, en algunos casos para sobrevivir y otros para no perder el poder y la fortuna. Y segundo por la angustia que esta carencia provoca.

    Uno de los comentarios de este blog tiene un ejemplo sobre la actitud ante el trabajo, la historia de los hombres que pican piedras. La diferencia no es la actitud de estos sino la visión de cada hombre. La visión es el guia de los esfuerzos y es el motor de estos.

    Una gran visión, que no solo objetivos, puede desarrollar una gran actitud. Y esta se abonará en un entorno de logros, grandes o pequeños; de esfuerzos en cualquier actividad, fructíferos o no; y de perseverancia ante cualquier caída.

    ¡Suerte en la búsqueda!

  42. MariLuz Lurbe:

    ¿Como concebimos el trabajo…?
    Si en tu interior crees que has venido aqui a trabajar algo, bueno para ti y para los demás, la realización de ese trabajo te da felicidad. La satisfacción de hacer algo por ti mismo y que le veas la Utilidad, siempre como comentan Josu y Miquel con Actitud positiva y con Amor y Humor.
    He pasado por algunos trabajos diferentes hasta llegar al de formadora de humor y risa, pero todos los he hecho con una actitud abierta y esperando servir a los demas y a mi misma, de eso he sacado la experiencia.”Si no te gusta la manera en la que ves la vida… cambia la forma de mirarla…”
    Un abrazo a todos

  43. Steam Monkey:

    Yo sencillamente hago apología del terrorismo laboral. Todo el rollo ese de “que se han creido estos jefazos ¿que manejan los hilos? Pues no.

    Y ahí estamos. Saludos.

  44. Neurotransmisores:

    No creo que el trabajo nos de ni nos quite felicidad. Hay personas que son felices en cualquier trabajo y hay personas que se sienten explotadas en cualquier trabajo. Tampoco creo que sea cuestión de “jefes”, hay muchos trabajadores autónomos insatisfechos.
    Para que te guste un trabajo hay que independizarse del entorno (malas caras de compañeros etc) y centrarse en el trabajo en si mismo y competir con uno mismo en hacer cada día mejor el trabajo (convertirlo en creativo).

  45. luismi:

    sería interesante acordarse de todo aquello que decía Marx sobre la alienación del trabajador. Cuando desarrollamos un trabajo dejamos una parte de nosotros en él lo que puede ser realmente perjudicial para la persona si no se ve compensada esa pérdida.

    Uf, no creo que yo pueda ser demasiado imparcial sobre este tema. A mi el trabajo me ha alienado completamente y es triste que las obligaciones económicas que me he creado me impidan solventarlo.
    Pareja, trabajo, familia, etc, etc…Nuestra vida gira en torno a unos pocos parámetros pero hacemos que sean lo suficientemente grandes como para que no incluyamos ninguno más. Ojalá llegue un día en el que sea importante valorar otros muchos aspectos para no caer en el desprecio personal que provoca el hecho de que uno sólo de esos pocos parámetros, cuando funciona mal, desestructure al resto.
    Creo que no he sido muy claro, es la primera vez que participo en este blog, pero me alegra haberlo encontrado.

  46. SANTIAGO:

    Yo pienso como Mañu, pero profundizando un poco mas.
    El trabajo en si no te hace feliz, simplemente es el detonante de tu felicidad en potencia.
    Desde pequeños nos rodean comodidad y bienestar generadas por bienes materiales, que claro esta se conseguian mediante trueques, ahora por oro (el actual dinero) y parece ser que nuestra felicidad reacciona mejor a un “te quiero” en un sofa comodo calido y acojedor, frente a un fuego de chimenea, despues de haber cenado bien, en una casa que nos resguarda del frio que ante un “te quiero” en la calle, con el estomago vacio a cero grados bajo un plastico frio para que la escarcha de las mañanas no nos cale demasiado.
    Claro esta que la felicidad parte primero de un bienestar personal que por desgracia en su mayor medida viene proporcionada por esas cosas que nos rodean y no es un amanecer en un horizonte tranquilo y solitario en medio de la nada (teneis que probarlo) sino eso como …mira que coche tengo, mira mi tele, mira mi piso, mira mi moto……
    El trabajo…bueno si tienes que hacer algo todo los dias lo ideal es que te guste, pero si no es asi hay que resignarse ya que si tienes un sueldo, puedes tener un techo donde cobijarte, un estomago lleno, sentado junto a un fuego de chimenea, pensando solo en cuanto quieres a tu mujer que esta sentada ahi mismo junto a ti….
    dicen que el dinero no da la felicidad……..pero es que….. tampoco la quita

  47. Yoriento:

    Un famoso pianista daba un recital en una fiesta. La anfitriona le dijo: “haría lo que fuera por tocar como usted”. El pianista la miró pensativo y replicó: “no, no haría lo que fuera”. La mujer, avergonzada frente a sus invitados, dijo: “sí, le digo que haría cualquier cosa”. El pianista negó con la cabeza: “le fascinaría poder tocar como yo en este momento pero no estaría dispuesta a practicar ocho horas diarias al día durante los próximos 20 años para alcanzar este dominio”.

    Seguramente todos queremos ser “pianistas”, alcanzar la felicidad que proporcionan el éxito, el amor correspondido y que la tostada no caiga por el lado de la mantequilla. Pero no estoy tan seguro de que estemos dispuestos a esforzarnos tanto.

    Tendemos con mucha facilidad a enamorarnos de los efectos más que de las causas, a centrarnos en intentar tener emociones positivas (como si eso pudiéramos hacerlo) más que en organizar nuestras vidas.

    Y es que la causa más frecuente de la infelicidad posiblemente sea la búsqueda de la felicidad.

  48. microsfera » Blog Archive » Primavera… Cal avançar els rellotges:

    [...] Hi ha qui diu que el treball és el centre de gravetat de la felicitat. A Sopa de Ciències, Elena Sanz escriu que “la felicidad está en el candelero científico” (i pel que es pot veure… deu ser així). [...]

  49. jdm:

    Un trabajo en el que uno se siente agusto es sintoma de felicidad!!

  50. Raul Guzman:

    Desde hace un par de años estoy empeñado en demostrar la relación entre diversos aspectos de lavida laboral y el SWB (bienestar subjetivo), sinónimo de la FELICIDAD. Objetivo de estudio de la moderna PSICOLOGIA POSITIVA.
    Definitivamente voy viendo que el que trabaja es mas feliz que el que no trabaja, pero, la cosa no es fácil. estoy hallando altos índices de infelicidad en los que trabajan pero no en lo que mejor saben hacer. Tengo un maestro peruano de nombre Reynaldo Alarcón, que diseño y desarrollo una escala para medir la felicidad (EFL), realmente, permite medir la felicidad en torno a cuatro factores: 1) el sentido positivo dela vida. 2) el sentimiento de realización personal, 3)satisfacción con la vida y 4) la alegría de vivir. Según Alarcón, el factor decisivo es el SENTIDO POSITIVO DE LA VIDA. Escribanme y conversamos sobre la FELICIDAD… Realmente se la puede encontrar fácil (por un caso el dinero es importante, pero no tanto)

  51. LUCHAOBRERA:

    Hola eduard, algunos intentamos movernos en la red, actuar, por cierto sales como candidato a dirigir el pais en uno de nuestros hilos, eres una persona muy querida por la gente, y muy cercana a la clase obrera que es la que nosotros intentamos defender en internet. un saludo y a recuperarse fiera!!!!

    http://WWW.LUCHAOBRERA.org

  52. ¿Empleo?¿Sexo?¿Humor?¿Psicologia?… Hoy podría haber escrito sobre 10 temas diferentes (73) | Yoriento:

    [...] 7. Hoy podría haber escrito sobre… La felicidad.Bueno, en realidad hubiera sido sobre las relaciones entre el trabajo y la felicidad. Como sé que a algún que otro amigo estos temitas relacionados con la autoayuda le parecen como mínimo inútiles y sobre todo cansinos, te dejo con el Punset. Últimamente sus artículos son un poco decepcionantes por superficiales o previsibles, sobre todo cuando se centra en la conducta humana. Pero sigo observando. [...]

  53. mirian mendoza:

    hola.. pienso que la felicidad en el campo laboral depende de tu autoestima, alguien con un buen concepto de si mismo, no trabajaría en lo que no le gusta, no aceptaría un trato displicente, ni un sueldo que no estubiera acorde con sus conocimientos, estaría en el lugar que quiere haciendo lo que le gusta, con entusiasmo, responsabilidad y honestidad. asi que no busquemos trabajos por necesidad economica, porque estaremos dispuestos a todo por llevar un salario a casa aún cuando en ello se nos llene la vida de amargura, bajo estas condiciones de carencia el dinero que ganes desde tu tristeza no te rendirá y pasaras repochandole a tu familia el sacrificio que haces por ellos. quizas estes copiando un viejo modelo de tus padres.

  54. Ara Camross:

    Buenas…
    Supongo que la felicidad es alcanzar un equilibrio entre la vida exterior e interior de una persona, es decir, el trabajo, la familia, amigos, hobbies con su seguridad, autoestima, pensamientos, sentimientos etc.
    Es cierto que ya que hay que trabajar para poder vivir que mejor que hacerlo en un trabajo que te haga sentir que aprovechas el tiempo porque trabajar ocupa mucho tiempo de tu vida y si no estas agusto deprime muchismo. También es cierto que para algunas personas el trabajo es un lugar para evadirse de otro tipo de problemas.Pero a mi parecer el trabajo no da la felicidad, creo que la felicidad es dificil de alcanzar porque el ser humano siempre quiere más de lo que tiene, supongo que el no ser egoista en esta vida puede ayudar mucho a tocar la felicidad.
    La satisfación esta muy ligada a ella y si no dejamos de crearnos necesidades vanales nunca nos sentiremos felices plenamente….. tan solo por momentos(que tal y como están los tiempos tampoco esta mal)
    Me encanta tu programa Eduard Punset,
    tengo pendiente leerme tu libro
    Te felicito por tu trabajo, un saludo

  55. joaquim munt:

    Hace ya muchos años, y conste que tengo bastantes, que hay una pregunta que me hago y no puedo contestarla.¿ Donde está ubicado el
    Universo?. Es infinito?. Y si no es infinito ?. Que lo contiene. Existe algo
    infinito.
    Le ruego que me quite esta duda. Digame si, ó no. U olvidelo.
    Gracias QUIM.

  56. Rosa Azul:

    “Si tu trabajo es tu pasión, no trabajarás ni un solo día de tu vida”.

    Aquí hay un buen artículo que habla de eso:
    http://www.mensalia.com/2011/11/la-felicidad-en-el-trabajo-vivir-o.html

  57. Blog de Eduard Punset » El trabajo y la felicidad | jesuspaguilera:

    [...] Blog de Eduard Punset » El trabajo y la felicidad. Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaBe the first to like this. Esta entrada fue publicada en Uncategorized por jesuspaguilera. Guarda el enlace permanente. [...]

  58. ¿Como se puede ser feliz en el trabajo? » Blog Oficial de David Vidal:

    [...] alegría a tu trabajo y mejora el éxito de tu empresa con estos [...]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.