Autor: Eduard Punset 29 agosto 2016

Cree la mayoría que el lenguaje más común es el inglés o el chino, cuando hoy, en plena era de la información y la comunicación, el más universal de todos es el sistema binario. Los bits inundan nuestras vidas, es la unidad con la que cuantificamos la información que se transmite desde nuestros móviles, ordenadores, controles remotos…

lloyd

Seth Lloyd (Imagen: Dmitry Rozhkov / Wikimedia Commons).

Autor: Eduard Punset 31 agosto 2014

El viejo reloj de arena concentra los dos bienes mas escasos y valiosos de la economía actual: la arena y el tiempo.

sand

Granito a granito (imagen: Rachel / Flickr).

Autor: Admin 31 agosto 2014

Medio: XL Semanal

Eduard Punset: imagen miniatura del artículo; pincha para descargar el PDF“Excusas para no pensar” es el artículo que Eduard Punset publica cada semana en la revista XLSemanal y en el que responde a preguntas de los lectores.

Destacado:

Escasea el tiempo. El tiempo de atender. La economía de la atención ha sido la primera en apuntar las consecuencias de la falta de tiempo disponible.
Los productores de contenido acabarán pagando para que el público les dedique su atención.
.

Descargar «¿Es posible atender a la superproducción informativa actual?»

Ver los comentarios de este artículo

Autor: Admin 7 abril 2013

Medio: XL Semanal

Eduard Punset: imagen miniatura del artículo; pincha para descargar el PDF“Excusas para no pensar” es el artículo que Eduard Punset publica cada semana en la revista XLSemanal y en el que responde a preguntas de los lectores.

Destacado:

Los científicos están lejos de haber dibujado la red entera del mapa cerebral, pero el camino ya está trazado.
El poder recién descubierto de la experiencia individual, frente a lo que se consideraba la herencia intocable de la genética, abre compuertas insospechadas a las reformas educativas, médicas y sociales.

.
.

Descargar «¿Dónde se almacenan los conocimientos?»

Ver los comentarios de este artículo

Autor: Eduard Punset 7 abril 2013

Es muy raro que a estas alturas no sepamos absolutamente nada de dónde guardamos todo lo que supuestamente sabemos. En la Harvard Business School, en Boston, estuve esta mañana hablando con una científica que me explicaba que, gracias a las cantidades millonarias que se estaban invirtiendo por todo el mundo para salir de ese atolladero cognitivo, faltaba muy poco tiempo para descubrir eso que me preocupaba.