Autor: Eduard Punset 22 marzo 2015

¿A quién se le ocurriría, como a Javier de Felipe Oroquieta, escribir un libro científico de unas 540 páginas –en letra pequeña-, y a mí pensar que el público no querría otra cosa que seguir mi consejo y leerlo ahora mismo?

Lo siento pero, esta vez, casi todos mis lectores mensuales tendrían razón si se empeñaran en leer solo lo que yo les digo. ¿Por qué? Sencillamente, porque de Felipe nos ofrece la oportunidad única de entender, por primera vez, todos los mecanismos biológicos que subyacen en la actividad mental de los humanos y del resto de animales.

neuronas

Neuronas según Santiago Ramón y Cajal (imagen: The Beautiful Brain).

Fue Santiago Ramón y Cajal quien cambió el curso de la historia neurocientífica. Él fue uno de los grandes precursores de la combinación de la ciencia y el arte, y muchos de sus trabajos fotográficos sirvieron para que Juan Ramón Jiménez –premio Nobel de Literatura en 1956– se inspirase.

El libro también me lleva a pensar en la comprensión de la multidisciplinariedad de mi gran amigo Eudald Carbonell Roura. Solo alguien como él podía entender las conexiones íntimas entre la ciencia y el arte. Gracias a todos ellos se pudieron preservar valiosas joyas iconográficas y hacer este libro híbrido –científico, artístico y divulgativo– que compatibiliza la belleza y la amenidad y sirve para descubrir el cerebro y la esencia de nuestra humanidad.

Gracias al trabajo de De Felipe se comprenden misterios como la tinción de Camillo Golgi (1843-1926), que yo no había entendido ni me había ilusionado hasta ahora. La extraordinaria variedad de fórmulas de tinción (una técnica utilizada en microscopía para mejorar el contraste en la imagen y revelar detalles extremadamente finos), que fueron apareciendo para desentrañar la compleja estructura del sistema nervioso, descubrió un hermoso mundo microscópico, con una combinación casi infinita de colores. Es El jardín de la neurología. Sobre lo bello, el arte y el cerebro. Como titula su libro DeFelipe.

¿Quién es?

Neurobiólogo, 61 años. Profesor de Investigación en el Instituto Cajal del CSIC en Madrid. Gran experto en la historia de las neurociencias, ha plasmado la faceta más artística de esta disciplina en el libro El jardín de la neurología, editado por el CSIC y el BOE.

¿De dónde viene?

Nació en Madrid, en 1953. Doctor en Biología, su pasión era investigar y al dejar la universidad empezó un peregrinaje por laboratorios de disciplinas tan diversas como la botánica o la genética. Un día llegó al Instituto Cajal, donde se sumergió en el estudio del cerebro. Ahí sigue.

¿Qué ha aportado?

Su estudio se centra en la anatomía microscópica cerebral. Ha analizado con la NASA cómo los viajes espaciales afectan a ese órgano y dirige el proyecto Cajal Blue Brain, sobre el funcionamiento de la corteza cerebral, la parte más relacionada con lo que nos hace humanos. “Somos nuestro cerebro”, afirma.

La anécdota

Pocos científicos como de Felipe me han revelado la asombrosa capacidad de nuestro cerebro para cambiar. Y lo hizo con un ejemplo en un entorno bien distinto: el espacio.. “Cuando el hombre colonice el espacio, la Tierra va a ser un medio hostil para quien nazca afuera porque su organismo se habrá adaptado a otro ambiente”.



7 Respuestas to “El descubridor de la belleza del cerebro”

  1. Juan:

    Lo leeré, pero antes se lo regalaré a mi hijo.

  2. antonio mosquera:

    hola, quisiera tener la información de un programa de redes que trataba sobre la resiliencia. Gracias

  3. Mercedes:

    La Ingeniería del ser humano máquina motriz y registro
    Vital, emocional que
    La diversidad! El origen de pasar a la luz la humanidad…
    Todo esta en el cerebro…
    La piedra filosofal. De la locura plasmo el Bosco!
    Y debería haber más científico implicados y dedicados
    evitar falsos diagnóstico, Asi mismo. La manipulación y corrupción por la Ley con ánimo de lucro, falsos testimonios.dando juego a ello y extermina. A la persona lo cual científicos de prestigio debían regular e impedir la especulació. Con enfermos o quien no lo está mentalmente. Pero le interesa a alguien con.animo de lucro.
    Elestudio. legal para evitar prevenir, el daño cerebral por agresiones exogenas endogenos..Evitables o reparadoras…
    Dado que en los tiempos de crisis… Se propaga más. Estos hechos

    Un problema para la sociedad. La convivencia.La Sanidad y la salud.
    Atentamente

  4. Ana Leal:

    Cuando nos levantamos con la ilusión de que podemos cambiar nuestro mundo y luchamos y nos esforzamos por ello, el cerebro se reinventa. “Somos escultores de nuestro propio cerebro” así decía Ramón y Cajal.

  5. Catalin:

    Buenas tarde. Primero quisiera darle las gracias por toda la informacion que para mi resulta de grandisima ayuda y que en parte me ha salvado la vida.
    Quisiera saber donde puedo encontrar mas informacion actualizada sobre este proyecto (si la hay).
    Gracias y un grandisimo abrazo por todo su trabajo.

  6. carmen:

    He de confesar que lo que más me atrae de un ser humano es precisamente su inteligencia,pero eso no es todo,lo primero que quiero es saber cómo funciona su cerebro; se que suena un poco loco pero no puedo evitar el querer ver dentro suyo y observar qué parte de su preciado cerebro está funcionando y dando forma a todas sus ideas.

  7. Vicente Rodríguez:

    El cerebro del avaro, del resentido que amasa fortuna en venganza hacia la población, por sus padecimientos en la niñez, en sus primeros 15 años, tendrá algunas diferencias con los cerebros de la demás población?

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.