Autor: Eduard Punset 9 enero 2011

¿Cuáles son las nuevas competencias que los jóvenes necesitan para encontrar trabajo, además de los secretos del liderazgo y del trabajo en el ámbito cultural, a los que me referí la semana anterior?

Basta con repasar todo lo que no se nos enseñó a los de mi generación, en cuya lista figura en, primer lugar, el trabajo en equipo en vez de fustigarse unos a otros sin piedad. ¿Cuántos directivos hemos encontrado que son particularmente reacios a dejar que los demás conozcan lo que ellos ya conocen, por miedo a perder poder o influencia? Yo recuerdo uno en particular, especialmente inteligente y resabiado, que guardaba un archivo de todo lo que le acontecía, pero que jamás compartía estos datos con nadie; el archivo era su poder y, cuando ponía un email, nunca enviaba una copia a otro compañero de la empresa.

El desarrollo de la llamada “inteligencia social”, entretanto, ha puesto de manifiesto que no hay innovación sin multidisciplinariedad. En los países más avanzados abundan los proyectos denominados “traslacionales”, que se caracterizan por acortar los plazos que van desde el momento en que se produce un descubrimiento hasta que alguien puede beneficiarse de él; en los fármacos o terapias oncológicas, este periodo puede alargarse una década. Hoy, nadie debería dudar de que son las interrelaciones entre investigadores, clínicos y pacientes las que están en la base de toda innovación. Como me dijo en una ocasión el premio Nobel de Medicina Sydney Brenner: “Los que más me han enseñado fueron los que no sabían nada de lo mío”.

Tener vocación para solventar los problemas con que uno se enfrenta en lugar de escudriñar constantemente sus propios intestinos. Los expertos norteamericanos llaman a lo primero problem solving y los comunistas en los años 50 -alguna herencia buena nos dejaron junto con todo lo malo a lo que no han renunciado aún- aconsejaban preocuparse por todo lo que quedaba por construir fuera de uno mismo.

Menos contemplar y más interaccionar

Interacción, una de las claves para innovar y progresar (imagen: usuario de Flickr).

¿Alguien ha calculado las horas perdidas, que suman días y años en el caso de muchas personas, intentando saber si uno era bueno o malo en su interior, profundizando en el conocimiento de extraterrestres, de lo sobrenatural o del alma en lugar de ultimar con los demás un proyecto que beneficiara a todos? Solo muy lentamente aceptamos que es conveniente contrastar y hasta sustituir las convicciones heredadas por las pruebas diagnosticadas por aquellos cuya especialidad consiste en saber lo que le pasa a la gente por dentro. Menos contemplaciones y más interacciones es el mundo que viene.

En España prevalece también -mucho menos en países con otras tradiciones religiosas, como la calvinista– la manía de asentarse en la dicotomía que, supuestamente, separa el universo del trabajo de uno mismo. Incluso gentes conocedoras de su propia disciplina piden tiempo y horas para dedicarlas a lo que ellos denominan “a sí mismo”; consideran imprescindible para sobrevivir diferenciar su vida de su trabajo, incluso cuando se sienten cómodos en él.

Es esa una actitud que denota el concepto de “castigo implícito” en “ganarás el pan con el sudor de tu frente” o bien, lo que es mucho más remediable, el subproducto de un estado de cosas en el que no se ha puesto todo el esmero y el conocimiento necesarios -sobre todo en el sistema educativo y esquemas de organización social-, para que placer y trabajo coincidan plenamente. Menos tiempo reservado a uno mismo y más a los demás disfrutando lo mismo. Ese es el mundo que viene.

No nos queda espacio para comentar la competencia nueva que van a necesitar las nuevas generaciones para encontrar trabajo y reducir, simultáneamente, los índices de violencia y malestar. Es fácil adivinarla, ¿no?



84 Respuestas to “Menos contemplar y más interaccionar”

  1. Elena Baixauli:

    Estimado Señor Punset:

    estoy de acuerdo en el cambio de enseñanza en nuestras escuelas con el objeto de educar nuevos ciudadanos, por lo que le invita a conocer el trabajo que estoy llevando a cabo en las escuelas para tener el futuro ciudadanos respetuosos, tolerantes, con capacidad de resolver conflictos a través del diálogo y personas resilientes.

    Muchas gracias

  2. ameba:

    Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices Eduard, y que saludable !
    Supongo que en las nuevas generaciones con la ayuda de todos podremos fomentar actitudes “sanas” un poco de autoestima, un poco de altruismo, un poco de humildad, y a aprender, siempre nos dicen que las anteriores generaciones tenían algo por lo que “luchar”, pues ahora nos toca a los treinta añeros, podremos luchar por una sociedad mejor basada en el conocimiento, CAMBIO+CONOCIMIENTO=DOPAMINA jaja un saludo

  3. felipe barahona:

    creo que no podrias estar mas equivocado …con respeto
    La contemplacion en ningun momento es la antitesis de la interaccion y menos aun un impedimento para esta , todo lo contrario, la contemplacion es la herramienta mas poderosa de la creacion .
    No podria existir inter-accion sin la contemplacion, solo podria existir la accion.
    la unica manera de ser integro en el sentido profundo de integridad, es conociendo el lenguaje de la naturaleza del tiempo y del espacio, sin contemplacion no eres mas que una madeja indescifrable.
    La contemplacion es el cordon umbilical que te sujeta para no perderte en tu propia ignorancia.

  4. APRENDIZAJE COOPERATIVO Y FORMACIÓN PROFESORADO SECUNDARIA « Sonia Casal´s Blog:

    […] las competencias que necesita un futuro docente de secundaria? Como indica Punset en su entrada ‘Menos contemplar, más interaccionar’, la inteligencia social y la capacidad de trabajar en grupo se presentan como uno de los mayores […]

  5. Patricia RC:

    Totalmente deacuerdo. Tenemos que trabajar para vivir y no hay nada mejor que hacerlo por vocación para hacerlo con muchas ganas y proyectar esa energía en los demás, y hablo desde mi campo de trabajo: LA EDUCACIÓN.
    Un saludo. http://patricia-miopinion.blogspot.com/

  6. Patricia RC:

    Totalmente deacuerdo. Hoy en día tenemos que trabajar para vivir y no hay nada mejor que hacerlo por vocación, hacerlo con muchas ganas y proyectando esa energía en los demás, y hablo desde mi campo de trabajo: LA EDUCACIÓN. Saludos.

  7. Isabel:

    En mi caso “ese tiempo para mí misma” no es una evasión de mi trabajo o de los demás. Es un tiempo que me sirve de inspiración para mejorar mi quehacer diario y mis relaciones.
    Creo que como maestra necesito beber de muchas fuentes y vivir muchos tipos de experiencias que, en un principio, no tienen relación directa con mi profesión pero la tienen.
    En muchas ocasiones los maestros caemos en una “endogamia intelectual” que nos encorseta. Para ser maestro hay que vivir mucho y tener una vocación de compartir, de educar y de apasionar.

    Un saludo!!!

  8. Cesca:

    Señor Punset,
    Me gustaría remarcar especialmente el fragmento en el que trata el mal sistema educativo (“un estado de cosas en el que no se ha puesto todo el esmero y el conocimiento necesarios -sobre todo en el sistema educativo y esquemas de organización social-, para que placer y trabajo coincidan plenamente”). Reside en él parte del mal de la sociedad: desinterés e individualismo. Deberíamos dar más importancia al papel del educador, en especial los profesores de educación primaria, quienes tienen el deber de inculcar a los más pequeños la importancia del saber en la vida i del interés no sólo por aprender sino también por comprender el mundo. El interés es el fundamento esencial para la salud de la sociedad. De este modo surge la siguiente “fórmula”: +interés -> +comprensión -> +cooperación -> solución eficaz de problemas.
    Estoy en segundo de bachillerato y todavía me queda mucho por conocer. Pero esto si lo tengo bastante claro.

  9. Menys contemplar i més interaccionar « AMPA IPSE BLOC … un espai per a la comunicació i per a la participació.:

    […] Del BLOC de Eduard Punset – 9 gener 2011 […]

  10. Menos contemplar y más interaccionar | Ecos & Becos:

    […] contemplar y más interaccionar [Translate] Menos contemplar y más interaccionar Blog de Eduard […]

  11. jvbanqueri:

    La interracion es un rasgo claro de la sociedad futura,pero tambien lo ha sido en sociedades pasadas a un nivel mas retringido,un medio de llegar a nuevos planteamiento ya fue la dialectica ,claro esta,que en la sociedad de la comunicacion todo esto ocurre a un ritmo vertiginoso y nos encontramos a un nivel de interaccion tan sumamente grande que atendemos aquella informacion mas relevante para nosotros. Quizas deba producirse un efecto sinergia entre las distintas diciplinas para ser eficiente y eficaz en la solucion de problemas.

    Es necesario vivir en una crisis continua para mejorar,para construir nuevos viejos mundos , y redefinir el concepto de trabajo, analizamos la funcion trabajo baja la optica de una obtencion de una remuneracion porque asi es necesario entendrlo ahora ,pero habra que idear un sistema acorde con la satisfaccion humana ,solo el sentirse bien con lo que uno hace da mayores frutos.Sin embargo ,la base de cualquier interracion viene precedida de unos intereses individules,y si el fin no esta claramente determinado ,puede ser que se generen problemas nuevamente de comunicacion por que impere el egoismo ,saliendo el instinto de supervivecia ,base de cualquer conflicto ,es necesario analizar en esta fase las relaciones humanas,que es la confianza solo nace de la experincia o es la naturaleza de unos pocos ingenuos que creemos en el ser humano,estudio de la comunicacion ,desarrollo de la empatia …Aunque piense que es base de todo desarollo humano la interracion ,creo que la contemplacion siempre estara latente,realmente hablamos hacia nuestro interior que hacia fuera haciendo un psicoanalisis contnuo de nuestra situacion .Un saludo y abrazo a todos los que le interesan descubrir nuevas cosas como a mi.

  12. Xerach:

    Hola,
    ¿no es posible que los conceptos como “Inteligencia Social”, “Inteligencia Emocional”, etc. sólo puedan llegar a conocerse o entenderse cuando se dispone de ellas?
    Es decir, para saber realmente lo que es la sensasión de hambre, hay que sentirla. Para comprender lo que es la “Inteligencia Social” quizás sea necesaria tenerla.
    Resulta que leo y leo sobre estos temas (aún no he tenido la suerte de conocer a una persona que disponga de IE y sea conciente de ello), y parte de mí siente sincronía con la información que dan (una parte muy rebelde a la que le falta saber actuar en lugar de sólo contemplar), pero otra parte de mí también siente cierta sincronía con los que no están de acuerdo. Son muchas verdades dispares, que cómo piezas de un puzzle, que no se como encajar.
    También tengo la sensación de que sobre estos temas se habla muchísimo más del “qué” que del “cómo”. Esto llega hasta extremos como la percepción que tengo en Canarias, donde debido a la “moda” de la innovación, se intenta sacar dinero hablando de ella, pero sin importar si realmente se innova.

    ¿Qué debo hacer si quiero tener “Inteligencia Social”?

  13. Balsa:

    Por supuesto, ya que vivimos en manada es más sensata una participación conjunta pero no sacrificando (¿aún más?) el tiempo del individuo.

    ¿Pero es que se puede evitar lo individual teniendo una mente personal? ¿Si tengo un “trabajo” y se puede tener una familia, irremediablemente el “tiempo en uno mismo” resta tiempo hacia “los demás” (bueno, la familia es también “los demás”), y este último dispersa a la persona si piensa en el primero? Si no se aplicara esa “separación” los familiares de esa persona trabajadora qué ejemplo social les enseñaría la misma sociedad: ¿automatismo, bienestar exterior antes que interior? ¿No surgiría antes o después el desacuerdo en el individuo y la necesidad de moverse en contra “del mundo que viene”? (Pues no, yo no lo adivino, a menos que sea un toque de ironía para finalizar).

    Bueno, es el mundo que hay que recuperar: “más interacciones y menos contemplaciones “. Hay que recuperar gran parte de las relaciones que había (posiblemente) antes de la tecnología, incluso lo que había antes de la alfabetización, para promover y fomentar la interactuación física, sensorialmente hablando, con los demás (pero si nos remitimos a la historia, creo que esta estrategia tampoco funcionó, ¿no?); si no se procura el contacto, el físico también, ¿nuestro ombligo seguirá engulléndonos como un agujero negro?

  14. Balsa:

    “…solo busca el reconocimiento de su obra…”. ¿No es un fin intestinal? Si te refieres a “compartirla” ya es otro cantar… Si se busca reconocimiento se busca atención, y si se busca atención hay intereses individuales, pues es una acción (pintar) que en este caso es individual; se busca destacar, y destacar conlleva envidia de quien no destaca (por eso el artista, por ejemplo, busca el reconocimiento). Y la envidia no es buena para levantar el mundo que viene, porque genera egoísmo y, al parecer común, el egoísmo, por individual, es contraproducente para la sociedad, el grupo. Sabemos que es necesario el cambio, estamos incluso mentalizados, pero cometemos el error de querer discernir lo individual de lo plural, porque no hemos entendido aún el error en el que cayó el obispo hace más de 900 años (quién los pillara, jejeje) y pensamos que la otra opción: pensar más en los demás, es lo acertado; porque la balanza inclinada hacia `lo personal´ no parece funcionar en este mundo; o más bien, no es rentable para algunas conciencias, porque la contemplación del intestino nos llevó al ¿capitalismo? por culpa de algún ¿líder? con carisma al que se le encorvó la buena fe. La libertad individual se opone al bien común porque tiende a diluirse en el grupo y no todo el mundo quiere pertenecer, ininterrumpidamente, a esa familia universal. Pero proponer inclinar la balanza hacia los demás ¿no es absurdo, también?

    [Yo no pienso en si es bueno o malo lo que hago o lo que soy, sino en lo que considero que necesita cada individuo por separado, le guste o no planteárselo, para “solventar” el desacuerdo del grupo en el que surge un “problema”. Yo no separo mis intestinos de los demás cuando pienso en mi subjetividad, como también me incluyo en el grupo cuando pienso en mí mismo. Yo, cuando pienso en mi individualidad, soy consciente de que esta me limita como ser grupal, pero me perdería en el grupo si accedo a un bien común definitivamente. No somos una mente global, no estamos diseñados para ser un solo pensamiento y naturalmente no vamos hacia ese tipo de organismo. (Ni internet tiene tanta influencia como para cambiar la estructura de nuestro cerebro). Son nuestros sentimientos y emociones lo que nos impele a sentir ecuanimidad por compasión (o egoísmo, también) hacia nuestros semejantes. (Lo que está muy bien). Pero lo que para uno es equitativo no tiene por qué serlo necesariamente para todos, y viceversa. Quizá, porque no tengo una mente fusionada a un grupo no veo el beneficio de lo que obtendría como entidad grupal. Pero si lo hago por esa razón, para obtener conocimientos desde un único prisma grupal, estaría pensando igualmente como individuo, y para satisfacer mi individualidad. Lo que me daría otra razón para no desprenderme de esta, por complementar a un mismo tiempo al grupo. Si fuera preciso vivir más como grupo, no sería más que una herramienta de la mente colmena (de los lideres) que podría prescindir de mi individualidad cuando requiriera oportuno en beneficio del grupo; sería algo así como un autómata. La ética, la moral, el pensamiento mismo, dejarían de existir en beneficio de una estructura de control más. De cualquier modo, si el grupo actuase como un solo individuo, no deja de seguir siendo paradójico apostar más por el grupo cuando este está hecho por individuos con pensamientos independientes que resaltarán unos por encima de otros, prueba de ello es la búsqueda de ese líder, símbolo de la excelencia. A menos, claro está, que se anule la capacidad de pensamiento individual en la especie humana].

    De acuerdo en el cambio de mentalidad. Se piensa en encontrar `trabajo´ de la misma manera, si acaso, que se necesita mitigar el hambre que hace retorcer los intestinos: no es un deseo egoísta de “riqueza” sino de supervivencia, no es por tanto, tampoco, un derecho natural sino más bien una necesidad biológica, social, básica, también. No es por tanto un objeto o producto o actividad o esfuerzo o acción… (o una fuente de energía) sobrevalorado. Ahora bien, si me dan (?) tres comidas al día y cobijo, compartido, sin estar preso por un sistema y libertad y (¡qué egocéntrico soy!)… paso del dinero; paso de trabajar, a no ser que sea para aprender algo que me motive en mi vocación o curiosidad, o para matar el aburrimiento o que yo entienda que es necesario repartir o rotar ciertos quehaceres sociales para vivir y convivir. ¿Individualismo? ¿Demasiados intestinos? ¿O lavado de cara de la sociedad?

    Siento discrepar, Roberts, pero si hablas de ese `esfuerzo´, que trabajen las máquinas como ha sugerido alguno en otras ocasiones. El trabajo es un producto de ¿compra-venta? de la sociedad que se intenta cambiar, no es lo mismo que realizar tareas o labores por necesidad vital dentro de una sociedad o grupo del mundo que viene, o que está. No es miedo, precisamente, lo que provoca el control de un sistema sobre los individuos, sino, más bien, desesperación, por la privación de las necesidades básicas que requieren ser cubiertas para vivir, y cuya única herramienta, para el común, es precisamente cambiar su esfuerzo por otro producto ¿sobrevalorado?, que es el dinero, que se da a cambio de libertad, Adelaida. [Sin ánimo de ofender tu coraje (y me caiga un chaparrón de críticas): supongo que si rechazas ese contrato es porque te lo puedes permitir, por eso lo rechazas, no porque seas valiente en tiempo de crisis sino porque la libertad también se ha convertido en otro producto ¿sobrevalorado? de los individuos de la sociedad. Además, sugieres que no pareces necesitarlo (por supuesto que un contrato indefinido no es garantía de seguridad laboral)]. El ego no es malo si se sabe enfocar, como tampoco lo es la competitividad, lo que hay que hacer es enseñar a utilizar bien las herramientas que van apareciendo así como utilizarnos nosotros mismos debidamente en el inherente afloramiento de las emociones, e incluso no fomentar la búsqueda de un `objetivo´ programado en la vida para caducar, sino para que dure cada vez más y mejor.

  15. Balsa:

    No estoy de acuerdo con esa idea sobre internet, virginiawoolf (supongo que te refieres a eso, aunque viene a ser lo mismo se trate del medio de comunicación del que se trate) de que sea una fuente completa de conocimiento, pues como toda fuente de conocimiento tiene sus pros y sus contras. La información, aunque deviene a conocimiento por acumulación organizada de datos, por el hecho de recibirla mediante la interacción con el entorno y organizarla en la memoria, esta debe de ser capaz de modificar nuestro conocimiento; si no, el conocimiento queda obsoleto, o incompleto, con la aparición en la historia de nueva información, de nuevos datos. Pero no implica `conocimiento´ en el sentido de… (qué difícil se antoja definir conocimiento)… reconocer, resolver y vaticinar un problema (mediante la información obtenida) o tener la capacidad racional, deductiva, resolutiva, así como la capacidad de transmitir esa información y datos adecuadamente, para su posterior aplicación en un hecho cuando surja otro problema igual o superior al anterior, del que surge el conocimiento. Quien tiene ese conocimiento, ese saber resolutivo y adaptativo -flexible- sin duda lo distinguirá en otros o verá el potencial que implica la necesidad de enseñar o transmitir de manera más “personalizada” ese conocimiento a otros.

    Que internet -u otro medio- esté lleno de datos -más que de conocimiento- no implica que haya saber en todos los informadores (como puede ser mi caso, ¡nos ha fastidiao!). El problema que quizá existe es la autenticidad o credibilidad (o profesionalización) de esa información, o el uso que se hace de ella para transformarla en conocimiento (real) para conseguir alterar la realidad del informado (de manera saludable, esperemos). El problema no es, pues, la cantidad de información potencialmente disponible a la que puede acceder una persona desde cualquier medio (de los sentidos, al mismo internet), ya que la persona tiene la capacidad de elegir la información que le interese, sino la creencia del informante de usar correctamente esa información para aleccionar al informado (o en la calle, vaya), a menos que su propósito sea el engaño o la manipulación consciente e insana.

    Por ejemplo, si me permites tu ejemplo, virginiawoolf, tú tienes previsiblemente conocimientos sobre `intersubjetividad´, pero posiblemente la información que quieres transmitirnos no nos llega porque carecemos del conocimiento que supone entender el concepto de `intersubjetividad´, para empezar. Quizá porque cometes el error de pensar que se sabe de antemano o peor aún: que se lo busquen. En este blog confluyen edades variadas que aun leyendo su significado en un medio, posiblemente no sean capaces de entender su contenido, es decir, sus datos: la información que transmiten esos datos; porque nos privas textualmente (en este caso) de parte de la información al no explicar el concepto (aun por encima), y por extensión, del conocimiento que adquiriríamos (necesario) para interpretar correctamente la información que tratas de transmitir. Sí, ya sé que puedo buscarlo en internet ya que lo tengo a mano, pero si no me lo explicas según lo entiendes tú y yo lo leo, no es lo mismo, porque me distraería buscando y porque puedo obtener una información (de ese medio alternativo en el que busco comprenderte) del concepto errónea debido a los datos incompletos o rebuscados que encuentre o yo tenga (cuántas veces se lee un significado y no se entiende o hay que buscar mil palabras más). Ya que sacas a relucir la palabreja muy acertadamente, sería de agradecer que trataras de explicarlo, pues es más fácil entender una explicación para aplicarla al significado de un concepto que al revés. Al mismo tiempo alguien podría corregirte o confirmarte esa información que nos ofreces, información que tomaría en ti la confianza para garantizar una trasmisión de información adecuada y actualizada para garantizar que el conocimiento que se quiere transmitir se planta adecuadamente en otras personas.

    Obtener información es pues lo fácil, ya sea adecuada y correctamente, o no; lo difícil es adquirir conocimiento, por culpa, precisamente de la información, pues esta no tiene porqué transmitir todos los datos necesarios para obtener el conocimiento, sobre todo cuando no dejamos o no nos permiten (por lo anterior) que estos datos modifique nuestra propia información y complemente nuestro conocimiento de las cosas que sabemos.

    Por ejemplo, si nadie le explica a Isabel (en el anterior artículo), adquirirá más tarde que temprano el conocimiento necesario para esclarecer sus dudas o peor aún, que piense que nadie le hace caso y termine por dejar de pasarse por aquí por motivos de no participación grupal, otra cosa es que por decisión propia busque otra fuente de conocimientos. (Es un ejemplo, que nadie se lo tome a mal). Claro que mi información puede ser o no correcta o adecuada. (Bueno, para eso hay otros interlocutores: para ofrecer otra información si se considera oportuno, y corregirme)

  16. Balsa:

    Pues intentaré responderte yo, Isabel, aunque no estoy muy seguro de entender las frases. Si la cultura es el `hacer y comportarse…´ (…a grandes rasgos -me recriminaría un sociólogo, como poco) de las personas de un lugar, y nacemos y nos educan en esa cultura, es comprensible que uno se “mueva” durante varios años de su vida según viven o conviven los demás (sobre todo fijándonos en quienes son algo mayores que la generación a la que pertenecemos; mi herman@ tiene móvil antes que yo, se echa novio antes que yo, le lleva la contraria a papa o mamá antes que yo… ¡como para hacer caso a alguien más pequeño que yo!, ¿verdad?; es un proceso “natural”, jejeje).

    “… hay dos tipos de cultura divergentes en los humanos: la minoría que se siente agraviada cuando el poder del Estado invade sus derechos individuales, por una parte…”:

    Lo que no implica acción -inmediata- necesariamente por parte de esta minoría, ni pasividad o conformidad, aunque se pueda interpretar (pues, no lo detalla Punset). Quiere decir (creo yo), que esta minoría es activa y se mueve para solucionar estos y otros problemas. Es decir, yo entiendo que esta `minoría´ sí hace algo para cambiar su -o la- injusticia social, ya sea mediante la proclamación de su individualidad en la sociedad en la que vive (por egoísmo); o se mueve por el bien común (altruismo) porque se desprecian los derechos y necesidades de las personas que viven en esa sociedad, grupo o cultura.

    “… por una parte, y la mayoría que sólo se mueve cuando constata la injusticia social, por otra?”:
    O lo que es lo mismo, según lo entiendo, que no solo se queja de palabra, sino que se mueve, pasa a la acción (manifestándose, por ejemplo), cuando se ve con el agua al cuello en una situación que afecta directamente en su calidad de vida. Esta mayoría, por el contrario a esa minoría, de este tipo de gente de esta “cultura”, le da igual que les suban los impuestos, por ejemplo, hasta que no lo nota en el bolsillo, y no hace nada, como no ir a una manifestación contra la subida del paro hasta que no lleva “años” sin trabajar, por ejemplo, o que le da igual si el cambio climático se puede o no remediar mientras no le entre agua en su casa.

    Como se puede leer, los españoles no están precisamente liderando los primeros puestos en cuanto a movilización social (al menos masivamente en calidad de empatía), pero también es cierto, como bien matiza Punset, que las “cosas” no evolucionan tan rápido como se pueda pensar; es decir, que los cambios son relativamente lentos en el tiempo, y más en una aparente y presumible “cultura poco inteligente o beligerante” actual. Los cambios de conciencia social son igual en todas las partes, bajo el mismo cielo y en cualquier lugar, la diferencia es que en unos lugares se produce un cambio antes que en otros porque dependen de multitud de factores con los que no necesariamente cuentan todas las culturas en un determinado momento de su historia, como pueda ser la educación, la economía, la igualdad, los recursos, la valentía, la salud, la opresión…. El `cambio de mentalidad´ debe influir positivamente en una “cultura” y esta debe servir para fomentar un cambio entendiblemente mejor en la calidad de vida del grupo social al que pertenezca el individuo que convive con esa cultura, y la formación de sus ciudadanos; no para hacer comparaciones despectivas con otras culturas sino para buscar soluciones y mejorarlas si cabe. Es una concienciación a gran escala, tanto que mundial, por eso resultó tarea ardua para el obispo y terminó centrándose en su ombligo, porque su propósito era inabarcable desde el individuo, y, claro, le llevó toda la vida porque los intereses individuales todavía están muy arraigados en la idea de libertad de las personas. Digo yo, jejeje.

  17. Balsa:

    Pues una apreciación muy acertada, barahona, muy cierta esa contemplación. Pero creo que esta `contemplación´ se refiere a la pasividad social del individuo como integrante de una social o cultura, no literalmente a la búsqueda de un conocimiento interior de lo humano a través de la meditación personal.

  18. Balsa:

    Xerach, me alivia saber que nadie tendrá miedo a la muerte, porque nadie que esté vivo la ha padecido. Nadie temerá ser violado, porque nadie que no haya sido mancillado ha conocido el impacto físico y emocional que cambiará su ser para el resto de su vida. Como tampoco sé lo que duele un balazo, porque nunca me ha disparado. Ni sé lo que es el amor porque nunca me han amado. No entiendo la nostalgia porque nunca he perdido nada. Ni sufro de soledad porque nunca he estado solo. Tampoco temo que me falte el aire porque no conozco su ausencia. Como no sé lo que es el fuego porque nunca me he abrasado…

  19. Admin:

    En respuesta a Manu, al final de cada post tenéis un botón para compartir las entradas en distintos medios sociales.

    Solo tenéis que pinchar donde pone “Compartir” y elegir el medio donde queráis vincularlo.

  20. Balsa:

    Quisiera pedir perdón a todos por mi último comentario, a pesar de que si se ha publicado cierta frase no debe de ser para tanto, pero no paro de darle vueltas a la cabeza pensando que no era necesario. Sobre todo a los padres. Lo siento.

  21. meendinho:

    Siempre que escucho a Punset (et al.) hablando de liderazgo, motivación, comunicación…..y de la necesidad de cambiar la educación no puedo más que asombrarme una y otra vez de la decisión que se hizo en la FP durante el gobierno del PP y que ahora no se ha cambiado… me explico:

    Con la LOGSE y la modificación de los ciclos de FP se introdujo en la mayoría de ellos un módulo obligatorio de 60 horas que tiene por nombre: “Relaciones en el entorno de trabajo” ,más conocido por su acrónimo RET. En que consiste? Pues en la comunicación (oral, escrita, asertividad), motivación, liderazgo, negociación, equipos de trabajo, dirección de grupos y toma de decisiones…. ¡Precisamente todas la competencias necesarias para nuestros jóvenes de hoy! ¡Algo que se tenía que trabajar con los chicos de la ESO y no sólo en FP!
    Y sin embargo, en el año 2002 (con el PP) se modificó la legislación educativa de FP, suprimiendo dicho módulo (entre otras cosas) y con la LOE (del PSOE) se mantuvo dichos cambios. En definitiva, con los nuevos ciclos de FP (LOE) desaparece totalmente aquel módulo y el trabajo de dichas competencias….

    Como profesor de ese módulo creo que es increíble, no sólo este cambio tan miope, sino que no haya habido ninguna voz en todos estos años desde el mundo pedagógico, industrial, político……

  22. Ana Salcedo:

    Solamente una nueva revolución internacional a gran escala para cambiar el sistema puede ser el camino decisivo a dar paso a un mundo mejor, la gente a perdido el espiritu de lucha por lo justo, por lo sano y por lo importante, por la calidad de vida y no por la cantidad, por controlar mejor los recursos y no por arrasar, por los derechos humanos y no por lo que algunos piensan que son obligaciones. El trabajo no debería ser un derecho sino una opción, como muchas otras cosas.
    Hasta que no dejemos de ser esclavos del sistema no seremos libres ni para pensar con cordura y lógica.
    España necesita una mujer en la presidencia y no una que piense y trabaje como un hombre sino una que lo haga con feminidad con inteligencia emocional , mucho humanismo e psicología.

  23. órdago:

    Punset. He leído con admiración y como aprendizaje tu libro de viaje a la felicidad. Me gustaría, no obstante, advertirle de algo: no evadirse de la realidad. Porque hoy en España hay casi cinco millones de personas que no tienen ese dilema, por lo que no tienen pan. ¿Quiénes son sus lectores? Por otro lado, su hipótesis parte de la base de que el trabajo es algo externo a nosotros, algo que elegimos. Y, por eso, a algunos les gusta más y a otros menos. ¿Cómo hacer del trabajo un oficio, una cualidad que nos sienta dignos en nuestra dimensión humana?, vendría a ser su pregunta. Y yo le respondo: ¿cuál es su concepción del trabajo? El trabajo, al ser remunerado, es un intercambio de servicios: uno gana a costa del otro, quien, a su pesar, debe ser fiel a sus órdenes; y, ¿con qué fines? Usted, creo yo, deberá saberlo.

  24. virginiawoolf:

    bueno, contestado a Balsa, sobre el carácter “intersubjetivo” de las reglas.

    Una norma no es verificable, es decir, una norma no es ni verdadera ni falsa, por tanto, lo único que podemos decir o establecer es la proposición que justifica la validez de la norma y en base a que cumple unos procedimientos de validez de la norma, y que casi siempre se basan en preferencias valorativas de carácter intersubjetivo.

    Por tanto todo lo intersubjetivo está relacionado casi siempre con preferencias valoativas, buenas o malas pero no falsas o verdaderas, en todo caso, falsables.

    Nos movemos en esa antinomia del ser y el deber ser. El utilitarismo muchas veces lo que hace es medirnos como seres felices, pero se olvida del deber.

    La libertad de la que no podemos exonerarnos en tanto que hombres nos lleva más allá de lo que somos, más allá del reino del ser, para enfrentarnos con el del deber. Y aquí es donde tiene relevancia el carácter intersubjetivo de las reglas y de la validez.

    Esto lo ha estudiado bien tanto el filósofo alemán Habermas como Apel, que hablan de ética consensua comunicativa, opuesta a la puramente estratégica o teleológica basada en fines. Apel apuesta por fines a largo plazo.

    Es cierto que no he dicho nada verificable, ni nada nuevo. Pero cuando se hace la crítica de sentido del lenguaje, no se dice tampoco nada verificable. Lo que pasa entonces es que en el lenguaje hay tres partes, la sintáctica, la semántica y por ultimo la pragmática. Hoy día, desde Wittgenstein, desde Carnap, la “pragmática” es la que juega un aspecto fundamental en el lenguaje, de modo que podemos hablarnos dentro de distintos códigos lingüísticos y entendernos dentro de ellos, porque se entiende que cada código puede ser asimilado a un paradigma científico.

    De este modo con las “Investigaciones Filosóficas” -no con el Tractatus que le antecedió- es como Wittgenstein superó ese dilema de que sobre lo que no se puede hablar mejor callar; es decir, la consigna de silencio, y el reino de lo inefable sobre todo lo que no es científico.
    ~

    Intersubjetivo lo que significa es que la razón se configura en términos diálogicos.

    volviendo a usar la terminología wittgeinteiniana que tales preferencias valorativas tienen un parecido de familia que facilita la intersubjetividad de los valores: “Los valores reciben específicamente su intersubjetividad de las formas de vida. Una forma de vida es siempre de alguna manera y en cierta medida una materia común. Es específicamente una forma de vida. Un individuo no puede desarrollar por sí mismo una forma de vida completamente privada, una representación del mundo y un lenguaje propios. Haciéndolo se aislaría a sí mismo de la interacción social. Es el aspecto común de la forma de vida lo que hace que la comunicación -y a través de ella, la interacción- sea posible”. (Aarnio, 1987).

    El sistema de valores común para quienes comparten una forma de vida constituye el presupuesto de racionalidad para la interpretación y la argumentación jurídica. Pero ante la comunidad jurídica como auditorio universal, la racionalidad se materializa a través de la persuasión. (Perelman)

    Perelman situara la persuasión en un plano diferente al del convencimiento, y también Wittgenstein dirá: “Cuando acaban las razones está la persuasión” (Wittgenstein, 1969).
    ~

    El principio de la ética formulada por Habermas, que nace de Kant de su concepto de libertad y autonomía moral, sería ahora un concepto racional pero discursivo y se formularía así:

    Desde la ética discursiva o de la racionalidad se establecen unos nuevos parámetros de una lógica “pragmática”, no sólo sintáctica o semántica, es decir que parten desde la acción y desde el consenso: “moral” es actuar de acuerdo con una máxima que cada uno pueda querer sin contradicción alguna como ley universal, a lo que se añade también, y según una máxima que todos “de común acuerdo” puedan querer como universal.

  25. sobre la validez intersubjetiva de las normas, y el principio de la ética « Estherllull's Blog:

    […] sobre la validez intersubjetiva de las normas, y el principio de la ética By estherllull virginiawoolf: 14 Enero 2011 a las 4:06 pm […]

  26. AGD:

    Balsa, sobre el significado que le da a la “contemplación” Punset en su artículo también podríamos hablar. Es cierto que el mensaje principal es el que tú comentas, el de la pasividad del que se centra en su propio ombligo sin involucrarse en su medio social. Pero la cuestión es que en el artículo se mencionan muchas más cosas, y p.ej. en este párrafo:

    “¿Alguien ha calculado las horas perdidas, que suman días y años en el caso de muchas personas, intentando saber si uno era bueno o malo en su interior, profundizando en el conocimiento de extraterrestres, de lo sobrenatural o del alma en lugar de ultimar con los demás un proyecto que beneficiara a todos? Solo muy lentamente aceptamos que es conveniente contrastar y hasta sustituir las convicciones heredadas por las pruebas diagnosticadas por aquellos cuya especialidad consiste en saber lo que le pasa a la gente por dentro”.

    Se nombra claramente a la pérdida de tiempo que puede suponer filosofar sobre la propia alma, la reflexión sobre el proceder moral de cada uno e incluso me atrevería a entrever una solapada crítica a alguna teoría psicológica individualista sobre el hombre.

    Ese tipo de contemplación personal es el que creo que es una necesidad para el hombre, compatible (aunque parezca mentira) con esa otra vertiente social. Cuidar el trabajo en equipo y mirar por el bien común de todos tiene unas metas a largo plazo tanto solidarias como egoístas, pues donde ganan todos también gana uno mismo.

  27. antelinha:

    Muy bonito y fácil todo esto y muy de acuerdo en muchas cosas como el trabajo colaborativo que considero fundamental y básico y que además, creo que es inerente también al ser humano.
    Pero no estoy de acuerdo en la dicotomia placer-trabajo. Para quien tiene un trabajo motivador, de acorde con sus inquietudes y que está reconocido es muy fácil decir eso, pero, desgraciadamente no todo el mundo puede gozar y disfrutar de eso aunque pueda estar muy contento igual con su vida…Además creo que uno de los errores de la sociedad moderna es el trabajo en excesso, no el trabajo por placer y por creatividad sin más, pero el trabajo para producir sin límites para consumir sin límites, sean los productos resultantes para materiales, culturales o de otro tipo y sean estos para cubrir necesidades básicas u otras,

  28. El trabajo cooperativo: una estrategia metodológica para desarrollar competencias |:

    […] Punset, en uno de sus últimos post, Menos contemplar y más interaccionar,  apuntaba la necesidad de incluir entre los contenidos de aprendizaje para nuestros jovenes el […]

  29. Balsa:

    A eso me refería. Para saber el significado de una palabra estás obligado a saber un montón más de palabras y más y más… Se crea una espiral ¿viciosa? (entiendo que necesaria también, al educarse un lenguaje) de conceptos que más que aclarar lo enredan más. Por eso pienso que una explicación dialógica, asequible, menos técnica, aporta más conocimientos, además de incentivar el interés (académico) en busca de un saber más adecuado. Pues un “académico” lo mismo me entiende a mí que a Habermas, pero no necesariamente yo entiendo igual a un “académico” si me habla de Habermas, aunque en verdad estemos hablando de lo mismo, solo que con diferente gramática, ¿no? ¿De ahí que sea más importante la pragmática o “interpretación personal”? ¿Que en lo “intersubjetivo” hay que buscar el consenso de “algo” más por el camino de la aportación “pragmática” del diálogo del grupo que del individuo, unilateralmente, del líder; es decir, por lo que yo pienso y siento de algo, por los indiferentes “niveles” o conocimientos académicos o populares del individuo en sí mismo, mediante la aceptación de que cualquier aportación argumentativa, sentimental e ideológica, es en verdad conocimiento adicional válido para llegar a un acuerdo de algo y al `verdadero conocimiento´?

    Creo que haces demasiadas referencias ¿académicas? para explicar algo de manera dialógica entonces. Espero que no te lo tomes a mal. Si no he entendido demasiado mal el significado de intersubjetividad (sigo en ello), se podría decir que más que facilitarme la comprensión de tus ideas… me levantas un muro comunicativo debido a que yo no poseo esos conocimientos académicos.

    Pues no sé si me ha quedado más clara la “palabreja” aun indagado en ella. Pero bueno, tampoco creo que sea este un lugar para seguir dándole vueltas al asunto y porque parece que no salimos del tema (aunque no sea así). Si te soy honesto te he entiendo a cachos. Así y todo se agradece la explicación.

    Bueno, AGD, que yo haga comentarios que parezcan firmes o contundentes no quiere decir que esté acertado, (ni te digo con esto que me la estés quitando), es lo que yo entiendo al leerlo; (tampoco me haría yo mismo demasiado caso en todo). Y no te digo que no AGD; de hecho estoy de acuerdo con tu postura. No porque piense igual sino porque creo que ha de ser así también: la individualidad no tiene porqué interferir negativamente para nada en el grupo -y si lo hace es porque la balanza se inclina demasiado hacia uno u otro lado- sino que el grupo se beneficia también del carácter individual, incluso espiritual, que no hay que disminuir para aumentar el beneficio de los demás.

    La aportación (¿intersubjetivas?… ¿o son subjetivas, y su `diálogo´ las convierte en intersubjetivas… o es algo más enrevesado?) de barahona no es que no sea cierta, al menos como yo lo pienso, sino que creo que esta `contemplación´ no está dentro del contexto que plantea Punset y me parece que es necesario aclararlo; o me lo pareció a mí porque me llamó la atención (a mí me gustaría que me lo dijeran, no porque esté equivocado o no). También pudo ser un despiste de barahona nada más.

    En cuanto al párrafo, en concreto, quizá por ingenuidad o porque doy por hecho que Punset es básicamente bueno, yo entiendo que la pregunta (retórica también) que se plantea es la manifestación mental que todos tenemos en algún momento de nuestras vidas cuando pensamos más en los demás; es decir, cuando nos arrepentimos de algo, no necesariamente malo, y pensamos que hubiese sido mejor hacer `lo otro´ (como le pasó al obispo, vaya; o yo mismo cuando consideré que la manera de redactar mi comentario a Xerach no fue el correcto; no que estuviese mal escribirlo sino escribirlo de modo tan explícito, o entendible hasta para un niño de 10 años). Hasta diría yo que no tiene nada que ver con ningún tipo de `contemplación´, sino más bien con un sentimiento puntual y subjetivo de Punset aplicado en general a esa “nostalgia de lo no vivido”, ese malestar o arrepentimiento que todos solemos padecer en alguna ocasión, aunque sea por egoísmo. Un ejemplo de pensamiento escrito y compartido de su mente, para entrar en la otra mitad del párrafo: lo difícil que nos resulta cambiar de mentalidad, dar el brazo a torcer, dejar de pensar que tenemos razón, pensar que me dicen algo para molestar, lo equivocado que está el otro, que todo son prejuicios… lo difícil que es cambiar, lo que sea. Quizá, por eso virginiawoolf nos llama la atención en cuanto a compartir y consensuar mediante el diálogo, ideas o maneras de pensar de las personas, y aceptar que, tanto tú como yo (o quien sea), tenemos razón a nuestra manera si actuamos libremente, pero sin que por ello se desprecie la sugerencia de Punset o cualquier otro; para llegar a un fin común aunque sea por diferentes vías o ideales, ya que es en realidad el mismo objetivo final el que perseguimos los “tres”.

    Como yo no he visto que en el texto “se hable” de la meditación, el contexto del que acertadamente estamos hablando, no tuve en cuenta esta opción de `contemplación´ personal dentro del texto ni al hablar de él. Si se puede leer entre líneas algún tipo de solapado académico, del autor, sobre alguna teoría… Pues no sabría decirte, no llego a tanto.

    No solo es compatible pues, sino una gran verdad lo que cuentas, AGD, sobre todo con esta nueva visión que tiene hace años “occidente” ante esa influencia espiritual del mundo “oriental”. Pero que yo diga frases así no quiere decir, en verdad, que menosprecie esta “contemplación”, ni la cultura de donde procede. No es ni mejor ni peor. Es solo diferente.

    También tiene su gracia una sociedad equitativa del mañana donde yo tenga que realizar tareas menos `pasionales´ que las que desempeñe mi vecino, por considerarlas mejores o más autorrealizables que las que yo hago. O que una persona joven que busque trabajo necesite liderazgo, cuando “el líder que lo contratará” no querrá otra con vocación de `macho alfa´; o competencia, cuando lo que se busca es compartir con el grupo y no destacar. Pero bueno, supongo que si le sacamos punta a todo nada termina siendo de nuestro agrado.

    Puede que me explicara más mal que bien por enrollarme (jaja) tanto.

  30. AGD:

    En realidad, Balsa, hay que agradecerte que actives el debate “intersubjetivo” de este modo. La extensión de tus mensajes pueden verse no como un rollo, sino como un interés que se agradece en detenerte en los matices. Precisamente por lo fácil que es perderse en mundos de significados, escribir con detalle facilita la comprensión mutua.

    Gracias por tus apreciaciones.

  31. Tamara Yamuza Sánchez:

    Cuando se plantea si debemos trabajar obviamos que existen periodos para esclarecer qué se debe hacer: la contemplación de uno mismo. El recuerdo de qué se fue antes, en esos primeros años y que tanto bien nos dieron a nosotros personalmente y a quienes nos rodean. Luego está la valoración, ese justo juez que nos habla en boca de otros y que nos ayuda a proseguir o a decidir que eso no.

    Si creemos en nosotros es posible el trabajo por amor al arte, aunque sea a ratos, porque hasta llegar al millonésimo círculo que rompa la necesidad del dinero para la independencia, para la gratificación necesaria para liberar el espíritu de las cárceles que son ciudades, para descubrir en otros la misma fuente del arte. Pero no es un camino acomodado, sino más bien caprichoso, donde las piedras a veces aunque sean pequeñas hacen que te duelan los pies. Pararse y contemplar de nuevo. Rectificar el camino, esto no es habitual, pues cuando se da arte no se varía sino que se hace nuevo camino al andar. Pero la soledad, aunque bien entendida aviva el espíritu y engrandece el carácter, llega un punto que agota hasta la más endeble y escondida, recóndita parte de cada cual. Pero sin dejarnos ningún trozo del cerebro olvidado, para poder ser cualquier otra cosa que no sea un suplicio social, cómo relacionarnos y encontrar personas que crean, confíen y quieran recibir verdad?

    Cuando los tiempos se siguen, en casa te dicen que debes irte ya. Cuando ves que pasa el tiempo y que nada es ya igual. cuando ves que avanzas por dentro pero por fuera no se hace realidad, cuando crees que las personas no sólo quieren jugar. y es que jugando se hace el camino pero encontrar compañeros de juego no es algo forzado ni eterno, por desgracia.

    Crear, pensar poco y bien, organizarse y estar enamorados. Dejarse llevar por aquello que no se ve pero que está. Y ser libre de expresar. Reir mucho y por cualquier cosa. Vencer las obsesiones y también la parte negativa de esa mente que a veces se torna esquizofrénica porque debe decidir si está bien ser tal cual o mejor volver al redil social y familiar. Si se vence esto segundo, luego la obsesión llegó, de noche cuando todo está oscuro y se acepta que el cambio está que quién es uno eso siempre será y que no se lo puede rechazar. Cuando se da ese paso, sólo queda confiar, confiar en la vida misma en su esencia y en los demás.

    que tengáis buen día.

    me voy a dejar llevar…

    Tamara

    Recuerdos a Marc

  32. Sinais: contemplar menos e interagir mais « Árvores&Arbustos:

    […] Eduard Punset| 9 de janeiro […]

  33. Colegio: San Francisco de Asis:

    En cuanto al comentario de la frase del premio novel en medicina Sydney Brenner. ¿Puede ayudar un enfoque externo menos crítico al desarrollo de un trabajo?

  34. alvaro:

    Estoy deacuerdo en que en esta vida muchas veces es mejor actuar sin pensar demasiado y no tener miedo de que salga mal ni de la opinion de otros, por que cuando alguien es autentico , empatiza mas y la gente es buena por naturaleza y nos reimos y nos relaja cuando vemos que algo que le ocurre a los demas nos ocurre en realidad a todos, pienso que el ser humano es bueno por naturaleza salvo excepciones, pero somos vanidosos,o disfrazamos las timideces por la aprobacion o el reproche de los demas etc y ese es nuestro talon de Aquiles. gracias y un saludo.
    NOTA. resulta curioso que sinverguenza sea un insulto , cuando la ausencia de este sentimiento en lo relativo a la interaccion social , expresion corporal y oral es un claro beneficio.(siempre dentro del respeto). por cierto no se como se pone la dieresis ni los acentos jejej .

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.