Autor: Admin 26 noviembre 2010

Medio: 25 años Congreso AECOC

La Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC) ha publicado el libro Dibujando el futuro para conmemorar el 25 aniversario del congreso que celebra anualmente. El libro incluye una extensa entrevista a Eduard Punset que le realiza Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola Iberia. En ella, Punset habla de las relaciones entre ciencia, empresa, política y economía, entre otras cosas.

Destacado:
Lo más grave es el abismo que separa al sector científico y el industrial. Pero es que en España se dan los tres casos, porque el sector político también está lejos del industrial y el científico.

Descargar “Lo más grave es el abismo que separa ciencia e industria”.



12 Respuestas to “El abismo entre ciencia, industria y política”

  1. Ana Salcedo:

    Querido Eduardo, le felicito por su importante e interesante labor al respecto, como bien dice, la ciencia, la política, la industria y la poca formación del 70% de los españoles aún impregnada de falsa moral y costumbres de la edad media no van de la mano, hay un gran desequilibrio entre todos estos campos por lo que se nos hará complicado a los que pensamos con 100 años por adelantado, poder rrealizar y construir ese futuro inteligente, espiritual, equilibrado y obtimista tan soñado y ansiado por muchos de nosotros.
    Pero de todas formas, no olvidemos que los que construyen una país o los que lo pueden revolucionar completamente, no son precisamente los políticos que solo están preparados y programados para hablar pero nada más, los verdaderos hérores son los que aportan tecnología, ciencia y mano de obra, son esos los que tienen que unirse para hacer el gran cambio, atreverse por ejmplo a diseñar un nuevo prototipo de ciudad futurista y demostrar que funciona a la perfección a pesar de ser totalmente diferente a lo que conocemos ahora. Una vez se pueda demostrar esa nueva verdad y concepto futuro sería cuestión de poco tiempo que el resto del mundo quisiera copiarlo.
    El tan conocido y polémico Leonardo Davinci de la era moderna -el señor Jacque Fresco- también publicó un interesante libro con título parecido al mencionado -Diseñando el futuro- inmensamente rico y abundante en conceptos futuristas y sano sentido común haciendo huso sobre todo de las tecnologías y los abundantes recursos bien utilizados. No se si este nuevo libro tiene algo que ver con el del señor Fresco, pero me agradaría que siguiera un poco esa línea, necesitamos gente influyente que esparza esteas ideas mundialmente.
    Le agradecería que me dijera donde puedo adquirirlo cuando esté a la venta o si puedo comprarlo aquí en Suiza, le mando un gran abrazo y energías para que pueda seguir adelante con proyectos que mejoren la humanidad y el entorno.

  2. nachoascanio:

    El abismo mayor está entre política y justicia… imprescindible un correcto camino de la justicia para una sociedad mas saludable.
    Me parece excesivamente indignante que mientras hay mujeres “inocentes” en el mundo que mueren a pedradas por adulterio… nosotros no seamos capaces de dar su “merecido” a un culpable de maltrato, violación, asesinato de inocente, o a un político corrupto que haya robado dinero al pueblo… ni siquiera me parece una excusa el no estar convencidos de la culpabilidad al cien por cien… con un sesenta por ciento es suficiente. Olvidémonos de lo que está bien y lo que está mal como algo absoluto… y centrémonos en lo que está bien y lo que está mal como algo relativo… “para el correcto funcionamiento de la sociedad”. El maltrato está mal y punto… me da exactamente igual que el maltratador tenga problemas mentales como consecuencia de haber sufrido maltrato en la infancia… a la hoguera…
    Sigo pensando que la gestión de las emociones ha de apoyarse en algo sólido y no esperar que la educación ponga freno a las pasiones. Me explico… No creo que sea necesario ser psicólogo o psiquiatra para darse cuenta de que la mayor parte de las emociones negativas tienen sus raíces en la resignación que la sociedad nos obliga a sentir… Bueno, no se si me explico… El caso es que vivimos en una sociedad excesivamente injusta… Y me parece lógico y natural que la gente salga rebelde, miedosa, tímida, envidiosa, insegura, competitiva, esquizofrénica, paranoica, violenta o agresiva, etc. En primer lugar porque “todos” los educadores tienen “alguna o muchas” de estas emociones negativas… y en segundo lugar porque los discípulos tienen ojitos para ver como está de podrida esta sociedad… Es por esto que es más importante luchar contra la injusticia que la gestión de las emociones… En una sociedad donde la justicia pese bastante más que la injusticia nos reiremos de la gestión de las emociones…
    Hay que presionar a los gobiernos para que reformen los códigos penales en los delitos mas graves… Y para que reformen módulos especiales en prisión. Otra cosa que es absurda es que existan módulos especiales para policías… La corrupción en la policía es otro de los canceres que sufre la sociedad… “a la hoguera también”. El que la haga que la pague… pero que la pague bien… “Que se lo piensen cien veces antes de hacerla” En mi opinión es bastante mas grave la corrupción que el terrorismo… ¿Cómo te atreves a decir esto? Se preguntarán. Es muy simple ¿Quiénes son culpables de que haiga países enteros en la miseria? Los políticos corruptos… Primer delito a castigar “duramente”. ¿Quién es culpable de que una madre sienta pánico cuando su hijo sale solo a jugar a la calle… y prefiera que se enganche a los videojuegos? Asesinos, pederastas, violadores, proxenetas, etc. Otros que hay que “echar a la hoguera”(es una forma de hablar… mejor borrarles el disco duro) ¿Quién es culpable de que la mujer este luchando por independizarse del hombre (eso que llaman igualdad) desestabilizando aún mas la estructura de la sociedad (Ahora se necesitan el doble de puestos de trabajo)? Los maltratadores… “A la hoguera con ellos también” Etcétera, etcétera, etcétera… Creo que la tarea del gobierno es bastante simple, relativamente hablando… Solo ha de repartir “nuestro” dinero entre todos “nosotros”… e impartir justicia… A ver cuando empiezan a trabajar…
    Parece que el problema al repartir el dinero… es que la corrupción está bien vista por mucha gente… gente que dice “Olé tus huevos”… Si estuviera duramente castigada, esta expresión de “ole tus huevos” tendría algo de sentido y, paradójicamente, al estar duramente castigada probablemente dejaría de estar bien vista por ese sector de la sociedad que ahora hace la vista gorda “esperando su oportunidad”… No hay tantos huevos en realidad. No entiendo como se permite que jueces, abogados, fiscales, políticos, policías, ejército y familia real… cobren tantísimo dinero cuando la justicia brilla por su ausencia y la corrupción está a la orden del día. Exijo a los gobiernos que tomen medidas, pues de lo contrario las tomará el pueblo, antes o después, por medio de la revolución y la anarquía. ¿Qué prefieren señores políticos? Abrid los ojos y cerrad la boca de una puñetera vez… antes de que nos coja el toro a todos. Dejaros ya de tanto absurdo protocolo y comportaros… La dignidad es muy bonita… Cumplid con vuestro trabajo que no os pagamos para otra cosa.
    Ni siquiera tienen que endurecer las penas o el código penal… desde siempre se impartió justicia en la plaza, a la vista del pueblo… pero hoy en día el “violador asesino de niñas sale de los juzgados con un casco en la cabeza para que no se le reconozca y pueda vivir a sus anchas en prisión… en donde nadie sabrá, con certeza, el delito por el que ingresó… Cachondeo puro y duro! Bueno… para que no le reconozcan ni en prisión ni en la calle cuando salga de permiso “por buena conducta”… ¿Cómo permitimos esto? ¿Llaman a eso compasión? Desde luego no se le puede llamar justicia. No lo entiendo. ¿Será que los gobiernos son los primeros terroristas a los que interesa el terror en el pueblo? ¿Alguien me puede explicar lo que significa la palabra justicia?

  3. Tweets that mention Blog de Eduard Punset » El abismo entre ciencia, industria y política -- Topsy.com:

    […] This post was mentioned on Twitter by David Peñaranda Ros, Sebastián Puig. Sebastián Puig said: El abismo entre ciencia, industria y política http://bit.ly/eKj0Dk […]

  4. Pep Peragón:

    Bona tarda Eduard!

    He leído la entrevista que le hizo Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola Iberia, y por primera vez tengo que expresar mi disentimiento con su opinión al respecto del papel de la empresa, o el capital, dentro de la comunidad científica.

    Esta es la parte de le entrevista que me dispongo a criticar constructivamente:

    Marcos de Quinto pregunta: “¿No cree que tal vez existe un especie de “falso pudor” en la comunidad científica donde todo lo que tenga que ver con dinero parece que lo contamina?”

    Eduard Punset responde: “Cierto. A mí una de las cosa que más me han influenciado recientemente es haber visto, hace unos meses, un grafiti en una universidad española que decía: “No queremos empresas”. ¡Y era una facultad de ciencias ! ¡ Ese es el corazón de la comunidad científica y alguien había metido en la cabeza de aquellos estudiantes que el contacto con el mundo empresarial contaminaba y corrompía! Es tremendo.”

    Bien, el o la o los estudiantes que realizaron el grafiti tienen razón amigo Eduard – seguramente cuando militaba en el partido comunista lo tenía más claro que ahora – . Están evolucionando y eso es positivo porque están empezando a ver que algo no funciona. Nadie les ha metido nada en la cabeza. Sólo observan que, en su mayoría, los proyectos de investigación científica o tecnológica tienen cómo finalidad principal el satisfacer el afán de ganancias de los propietarios de las grandes corporaciones y no el beneficio de la comunidad humana – que en principio es un objetivo secundario, en principio… – . Es decir, por lo general no se financian proyectos de investigación que no vayan a traducirse en beneficios económicos a corto plazo. Esto es perverso. En el caso de los proyectos a medio o largo plazo rara vez están financiados por capital privado a no ser que se trate de fundaciones o instituciones similares.

    Además existe otra peligrosa relación, la aportación de capital por parte de las grandes corporaciones es menor cuanto mayor es el plazo para obtener resultados del proyecto científico financiado. Eso se traduce en que los proyectos a medio o largo plazo son financiados – los que no son desestimados, claro – en su mayor parte por capital publico y esta aportación de capital público disminuye a medida que el proyecto tiene previsiones de resultados a corto plazo, entonces entra el capital privado – ¡qué casualidad! –. Pero lo peor de todo es que muchos proyectos de investigación financiados por capital público una vez consiguen aplicaciones factibles, son automáticamente acaparados por empresas privadas que se lucran enormemente a posteriori. No me parece justo que el ciudadano pague con sus impuestos proyectos cuyo resultado se traduce en productos que, de nuevo, va a tener que pagar con el sobreprecio que ambicionan las personas propietarias de la corporación productora.

    Es decir, es el capital quien dictamina qué proyectos deben desarrollarse y cuáles no, en función de la futura cuantía de beneficios que les pueda generar, generalmente, a corto plazo. Por tanto, lo más grave es que tenemos a muchísimos científicos trabajando, conscientes de ello o no, para el lucro de los dueños de las multinacionales, no para el beneficio de la humanidad, y eso sí que “es tremendo”.

    Insisto, el actual sistema económico-político es obsoleto e injusto. Debemos liberarnos de los tópicos y los antiguos prejuicios para realizar nuevas propuestas sistémicas pacíficas, democráticas, ecológicas y sostenibles para que todos los seres vivos que habitamos este, aún, maravilloso planeta podamos vivir dignamente, con igualdad real de derechos y justicia. El planeta no nos pertenece sino al revés. No podemos continuar permitiendo que unas pocas y ambiciosas personas, los poderosos que controlan las multinacionales, destruyan los ecosistemas y suman en la pobreza y el hambre al 80% de la población mundial. En resumen, los dueños de las macro empresas invierten para ganar más dinero todavía, no para salvar al mundo gracias a la investigación o la tecnología. Eso es para ellos algo totalmente secundario.

    Concluiré diciendo que no se trata de “un falso pudor” señor De Quinto, se trata de una realidad. El dinero “contamina”, ¡y mucho!. A usted le va muy bien en este sistema, por eso le cuesta verlo, pero a la mayor parte de la población y seres vivos de la Tierra, lo crea o no, no comparten su relajada y corporativa cuestión. Que se desarrolle ciencia y tecnología en el sistema capitalista no significa que con otro sistema democrático de nueva creación no vaya a realizarse. Pienso que si el principal objetivo común fuera el bienestar de todos los seres que habitan el mundo, y no el del lucro de las grandes corporaciones, la ciencia y la tecnología experimentaría la mayor evolución que jamás la humanidad haya contemplado. Estamos tan inmersos en este sistema que somos incapaces de imaginar otro diferente, más humano, más justo y sin dinero que “lo contamine”.

    Una abraçada!!!

    Pep

    PD: Yo ya he realizado mi propuesta sistémica “sin dinero” en mi ensayo “Manual práctico para cambiar el mundo”. Estoy abierto a debatirla.

  5. Rosa:

    Molt be Pep! Ojalá las jóvenes generaciones de hoy , puedan cambiar , aunque sea un poquito , este presente en manos de los lobbys económicos de poder y tal vez tener un mañana más equilibrado.

  6. Lanza de Dios:

    Estimado Eduard:
    Se ha parado a pensar el porqué cuando sufrimos una pesadilla, el cerebro ordena un movimiento brusco para despertarnos y cuando tenemos un sueño féliz nos despierta en lo mejor de éste.
    Curiosas pistas sobre nuestro destino.
    No le parece.
    Un gran abrazo compañero.

  7. Pep Peragón:

    A Ana Salcedo:

    ¡ Hola Ana !

    El libro “Dibujando el futuro” y “Diseñando el futuro” intuyo – y digo intuyo porque no he leído ninguno de los dos – seguro que tendrán pocas cosas en común y sobre todo desarrolladas en diferentes contextos. Y digo que estoy seguro porque las ideas de Jacques Fresco, ideas que yo comparto, son más bien las de realizar una revolución sistémica (siempre pacífica) y cultural de toda la especie humana. En realidad propone evolucionar y crear conciencia de especie. Jacques propone cambiar el mundo de arriba a abajo. No sólo describe tecnológicamente como debe ser el futuro si no que propone un mundo “sin dinero”. Su idea es diametralmente opuesta a la que muy probablemente proponga la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC), cuyo objetivo principal es el de ayudar a que el comercio de las empresas de las que vive se perpetúe en el infinito.

    En resumen:

    – Jacques Fresco propone un mundo evolucionado en el que todas las necesidades básicas humanas, y más aún, estén cubiertas, un mundo sin comercio, sin dinero, con tecnología avanzada e inteligente, respetuoso con el medio y sus ecosistemas, más justo y más equitativo con respecto a la repartición de los recursos del planeta, entre muchas interesantísimas propuestas. Yo comulgo con la casi totalidad de sus ideas. Jacques pone como objetivo principal el bienestar de la raza humana y el respeto al planeta.
    – La AECOC, en su esencia, propone continuar y perpetuar el actual, obsoleto, destructivo e injusto sistema capitalista, aunque lo presupongo, porque lo único que he leído de “Diseñando el futuro” es la entrevista que se le realiza a Eduard Punset (de la cual he hecho un comentario anteriormente). El principal objetivo de la AECOC es ayudar a crear beneficios a los dueños de las empresas.

    Espero, modestamente, que mi opinión te sirva de ayuda.

    Un saludo,

    Pep Peragón

    PD: Supongo que ya conoces el movimiento Zeitgeist y el Proyecto Venus que lidera Jacques Fresco – Eduard lo entrevistó hace unos años –. Si no, te invito a que lo hagas.

  8. Ana Salcedo:

    Hola Pep, si yo formo parte del movimiento aquí en Basel -Suiza- aunque como te puedes imaginar hay pocos interesados porque estamos precisamente en uno de los países más ricos y materialistas del mundo, por lo tanto abrirse camino con unas ideas tan revolucionarias y opuestas a los intereses de tantos, es Mega difícil, pero aún así lo intentamos, merece la pena el esfuerzo por dar a conocer un proyecto tan interesante y digno como ese. En Alemania ya han conseguido mostrarlo en TV y están buscando inversores para empezar a construirlo.
    La cuarta película sobre Zeitgeist creo que sale el próximo año, será un bombazo, mejor que las anteriores y lo que hay que hacer en mi opinión es llegar a todas las instituciones y marearles hasta que se convenzan de que esa es la alternativa de vida que hay que construir para que el futuro funcione mejor en todos los sentidos.
    Otra idea, sería hacerse con una isla y crear ahí el proyecto que también podría empezar a funcionar como experimento sociológico, científico y tecnológico con la colaboración de varios países y expertos en diversos temas. Hay muchas posibilidades.
    Si quieres podemos seguir intercambiando ideas, me puedes escribir a
    anasalcedo127@hotmail.com
    saludos,

  9. Goldie Ochoa:

    Bona tarda Eduard! He leído la entrevista que le hizo Marcos de Quinto, presidente de Coca-Cola Iberia, y por primera vez tengo que expresar mi disentimiento con su opinión al respecto del papel de la empresa, o el capital, dentro de la comunidad científica. Esta es la parte de le entrevista que me dispongo a criticar constructivamente: Marcos de Quinto pregunta: “¿No cree que tal vez existe un especie de “falso pudor” en la comunidad científica donde todo lo que tenga que ver con dinero parece que lo contamina?” Eduard Punset responde: “Cierto. A mí una de las cosa que más me han influenciado recientemente es haber visto, hace unos meses, un grafiti en una universidad española que decía: “No queremos empresas”. ¡Y era una facultad de ciencias ! ¡ Ese es el corazón de la comunidad científica y alguien había metido en la cabeza de aquellos estudiantes que el contacto con el mundo empresarial contaminaba y corrompía! Es tremendo.” Bien, el o la o los estudiantes que realizaron el grafiti tienen razón amigo Eduard – seguramente cuando militaba en el partido comunista lo tenía más claro que ahora – . Están evolucionando y eso es positivo porque están empezando a ver que algo no funciona. Nadie les ha metido nada en la cabeza. Sólo observan que, en su mayoría, los proyectos de investigación científica o tecnológica tienen cómo finalidad principal el satisfacer el afán de ganancias de los propietarios de las grandes corporaciones y no el beneficio de la comunidad humana – que en principio es un objetivo secundario, en principio… – . Es decir, por lo general no se financian proyectos de investigación que no vayan a traducirse en beneficios económicos a corto plazo. Esto es perverso. En el caso de los proyectos a medio o largo plazo rara vez están financiados por capital privado a no ser que se trate de fundaciones o instituciones similares. Además existe otra peligrosa relación, la aportación de capital por parte de las grandes corporaciones es menor cuanto mayor es el plazo para obtener resultados del proyecto científico financiado. Eso se traduce en que los proyectos a medio o largo plazo son financiados – los que no son desestimados, claro – en su mayor parte por capital publico y esta aportación de capital público disminuye a medida que el proyecto tiene previsiones de resultados a corto plazo, entonces entra el capital privado – ¡qué casualidad! –. Pero lo peor de todo es que muchos proyectos de investigación financiados por capital público una vez consiguen aplicaciones factibles, son automáticamente acaparados por empresas privadas que se lucran enormemente a posteriori. No me parece justo que el ciudadano pague con sus impuestos proyectos cuyo resultado se traduce en productos que, de nuevo, va a tener que pagar con el sobreprecio que ambicionan las personas propietarias de la corporación productora. Es decir, es el capital quien dictamina qué proyectos deben desarrollarse y cuáles no, en función de la futura cuantía de beneficios que les pueda generar, generalmente, a corto plazo. Por tanto, lo más grave es que tenemos a muchísimos científicos trabajando, conscientes de ello o no, para el lucro de los dueños de las multinacionales, no para el beneficio de la humanidad, y eso sí que “es tremendo”. Insisto, el actual sistema económico-político es obsoleto e injusto. Debemos liberarnos de los tópicos y los antiguos prejuicios para realizar nuevas propuestas sistémicas pacíficas, democráticas, ecológicas y sostenibles para que todos los seres vivos que habitamos este, aún, maravilloso planeta podamos vivir dignamente, con igualdad real de derechos y justicia. El planeta no nos pertenece sino al revés. No podemos continuar permitiendo que unas pocas y ambiciosas personas, los poderosos que controlan las multinacionales, destruyan los ecosistemas y suman en la pobreza y el hambre al 80% de la población mundial. En resumen, los dueños de las macro empresas invierten para ganar más dinero todavía, no para salvar al mundo gracias a la investigación o la tecnología. Eso es para ellos algo totalmente secundario. Concluiré diciendo que no se trata de “un falso pudor” señor De Quinto, se trata de una realidad. El dinero “contamina”, ¡y mucho!. A usted le va muy bien en este sistema, por eso le cuesta verlo, pero a la mayor parte de la población y seres vivos de la Tierra, lo crea o no, no comparten su relajada y corporativa cuestión. Que se desarrolle ciencia y tecnología en el sistema capitalista no significa que con otro sistema democrático de nueva creación no vaya a realizarse. Pienso que si el principal objetivo común fuera el bienestar de todos los seres que habitan el mundo, y no el del lucro de las grandes corporaciones, la ciencia y la tecnología experimentaría la mayor evolución que jamás la humanidad haya contemplado. Estamos tan inmersos en este sistema que somos incapaces de imaginar otro diferente, más humano, más justo y sin dinero que “lo contamine”. Una abraçada!!! Pep PD: Yo ya he realizado mi propuesta sistémica “sin dinero” en mi ensayo “Manual práctico para cambiar el mundo”. Estoy abierto a debatirla.

  10. camino a gaia:

    Corrección de errores:

    He leído su entrevista y me ha dejado impresionado por la cantidad de ideas que comparto. Los desacuerdos son inevitables y beneficiosos. Creo que aceptar y valorar la diversidad es uno de los pilares de una nueva conciencia. Habría que reflexionar mucho sobre el abismo que existe, no solo entre ciencia, industria y política sino también entre la población y por supuesto el medio ambiente.
    Resulta evidente la necesidad del cambio en el modelo económico actual, porque seamos francos, es el que nos ha traído hasta aquí. El problema de la ciencia es que nos ofrece conocimientos, pero solo se usa como herramienta, que puede ser objeto de un mejor o peor uso para la toma de decisiones. Necesitamos modelos colaborativos globales y sistémicos porque estamos abocados a un mundo simbiótico o a un no-mundo. El modelo de competencia debe cambiar y no debemos hablar de empresas o individuos competitivos, sino de empresas o individuos competentes.

  11. Killer coke:

    Me ha decepcionado mucho que se venda a Coca cola.

  12. Jacques:

    A ver si hace punset algún programa sobre política.

    Yo estuve recopilando los que trataban el tema un poco, aunque fuera sólo en parte del capítulo:
    http://politicaenlacornisa.blogspot.com/2011/04/politica-y-punset-una-seleccion-de-sus.html

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.