Autor: Eduard Punset 24 octubre 2010

Estar en lo cierto, el sentimiento de saber que uno tiene razón, obedece a un proceso mental que no es muy distinto del que ya hemos descubierto que existe entre el pensamiento supuestamente consciente y la ansiedad o el miedo. Al estudiar la inteligencia, descubrimos no hace mucho ese mundo misterioso dominado por la emoción. No tenía nada que ver, o muy poco, con la razón; y llegamos a darle un nombre propio: inteligencia emocional.

Sin embargo, hasta ahora apenas hemos profundizado en el sentimiento de saber que uno sabe qué pasa en nuestro cerebro cuando se está convencido absolutamente de algo. Tendemos a creer que “lo que sabemos a ciencia cierta” lo sabemos de verdad.

Ahora bien, si evaluamos algunos de los últimos avances neurológicos, no parece que ésa sea la realidad. Debiera habernos alertado de nuestro error el observar a tanta gente negarse, en redondo, a renunciar a una disonancia cognitiva; es decir, a rechazar una convicción como la prodigada por una secta misteriosa –¡el planeta Tierra se va a inundar!, afirman esos falsos profetas, por ejemplo, en contra de todas las evidencias–. Al contrario, cuanto mayor haya sido la visibilidad del compromiso adquirido, más terca es su resistencia a abandonarlo.

¿Quiere decir esto que hay algo biológico e incontrolable incluso en el sentimiento de saber que sabemos algo de veras? Lo que voy a sugerir debería sacudir en su pedestal a los convictos y confesos, a todos los dogmáticos, a los que están convencidos de que han llegado a una conclusión determinada después de pensarlo mucho y que están tan cargados de razón que van a seguir detrás de esa bandera cueste lo que cueste.

Don Quijote estaba convencido de estar, él y Sancho Panza, ante una horda de gigantes (galería de imágenes de la comunidad Flickr).

La neurología moderna está sugiriendo que el sentimiento de certidumbre de que hace gala mucha gente no es el fruto de una elección consciente ni tampoco un proceso puramente mental. La certeza o estados similares a “saber lo que sabemos” son el fruto de mecanismos cerebrales involuntarios que, al igual que la rabia o el amor, funcionan independientemente de la razón.

Ciertas convicciones propias pueden expresarse o mantenerse sin ningún razonamiento o pensamiento consciente. Son formas de pensar que no pueden clasificarse con las emociones, ni con los estados de ánimo ni con los pensamientos. La convicción de haber acertado, de tener razón, no es realmente una conclusión, sino pura sensación mental que nos afecta en un momento dado. Estos estudios recientes pueden ser interpretados de muy diversa forma, pero lo cierto es que no tendremos más remedio que incorporar en la vida cotidiana los límites del conocimiento que nos muestra el análisis del cerebro.

Hará falta en el futuro ahondar en el papel que las simples sensaciones mentales –que no son ni emociones ni conclusiones racionales– desempeñan en la formación de nuestras convicciones y pensamientos. La ciencia nos ha otorgado un instrumento valiosísimo: el cálculo de probabilidades. Ahora contamos con métodos para analizar y priorizar las opiniones de acuerdo con la probabilidad de que sean correctas. Esta aproximación nos debería resultar suficiente y renunciar para siempre a las catástrofes provocadas por los que creen estar absolutamente en lo cierto.

Da pena y miedo constatar que más de medio mundo sigue convencido de que –arropado por el credo o la razón– debería aplastarse al otro medio convencido de lo contrario. El sentimiento de saber y de estar convencido, poseído por la convicción y la certidumbre, son meras sensaciones mentales que nos acaecen de vez en cuando. Vale la pena estudiarlas y aquilatar su impacto, pero no creerlas del todo, todo el rato.



82 Respuestas to “Es cierto “porque sí””

  1. De la verdad a la moral « Humanisterio:

    […] Eduard Punset en un reciente artículo de su blog (http://www.eduardpunset.es/8383/general/es-cierto-porque-si), que existen determinadas afirmaciones que creemos conocer “a ciencia cierta”. Son creencias […]

  2. montse:

    la razòn es la principal arma que el ser humano exhibe para dominar y amedentrar.
    “verdades y razones hay tantas como bocas las exponen”.
    yo no quiero tener la razòn, ya tengo bastante con soportarla.

  3. mariana:

    Como decia el filosofo: “SOLO SE QUE NO SE NADA”

  4. Laia:

    Afortunadamente hay muchos “mecanismos cerebrales involuntarios que, al igual que la rabia o el amor, funcionan independientemente de la razón”; la razón a menudo es demasiado fría, distante y calculadora.

  5. Puri:

    Qué gran explicación sobre algo tan individual como la razón, cada individuo tenemos “nuestra razón” que podémos compartir para ampliar horizontes de razón pero no debemos imponerla pues es individual, no unviersal.

  6. Maria Teresa:

    Estoy completamente de acuerdo.Creo q no existen verdades absolutas sino puntos de vista diferentes.Cuando alguien cree estar en lo cierto, defiende su postura y eso entra dentro de la normalidad, o me lo parece a mi.Pero cuando se produce ese fenomeno cerebral o cognitivo q nos hace creer q estamos en posesion de la unica verdad q existe,obviando otras opiniones,otros aspectos y por supuesto ni nos planteamos consultar “EL MAGICO LIBRO DE LAS PROBAVILIDADES”,el individo se comvierte en fanático.Eso puede llegar a ser patológico y muy peligroso.Espero q en eun futuro descubramos el porqué de estos impulsos, para poder controlarlos o hacer un buen uso de ellos.Soy de la generación a la q educaron en el “porque si” y el “porque yo lo digo”como única respuesta.Todabía hoy sigo preguntando y preguntándome el porque de las cosas, de las reaccioes humanas, a mi modo de ver siempre sorprendentes i sorpresivas.El ser humano es impredecible, imprevisible.Cambia de criterio , de pensamiento, de forma de actuar y de ser.Creo q nunca se conoce a nadie de verdad ni siquiera nos conocemos realmente a nosotros mismos.Creo q todo se puede mejorar.Personalmente lo intento cada día, porqué me preocupo y me preocupan los demás.Si nos fijamos bién podemos aprender de todo y de todos,no hace falta ser sabio para darse cuenta de q realmente “solo se que no se nada”.

  7. Creonte:

    Hay certidumbres necesarias Sr. Punset. Como saber que no se puede traspasar una pared con la cabeza, para no saltar siempre desde un precipicio, para no quemarnos con el fuego, dependemos de estas certidumbres para sobrevivir. Hay derivas intelectuales que se basan precisamente en este principio de dispersión e incertidumbre. Nuestro intelecto es igual, responde a estas incertidumbres familiarizándose con su verdad. A través del análisis concienzudo de estas realidades adquirimos pericia y conocimientos para sobrevivir. No hay verdades absolutas, pero sí que existen verdades imprescindibles. No se trata de tener razón, se trata de compartirla. Esta es la verdad, tanto como que a unos les va mejor que a otros.

  8. celebrador:

    A ver, medio mundo está dispuesto a destrozar al otro medio y ¡punto pelota!. Creerse que eso es “porque” tienen tal o cual creencia o des-creencia es tragarse su forma de poner una apariencia “bonita” a la evidente agresividad intraespecífica que subyace en ello ¡Recordar Atapuerca y su canibalismo no ritualizado… es decir, puramente alimenticio!

  9. Ana:

    Mi estimado Don Eduard Punset, leerle cuasi siempre me confiere ese “estado de certidumbre” respecto a que la inteligencia del hombre, no sucede en vano tan solo para rentabilizar su estancia temporal en esta dimension terrenal que conocemos y a la que nos aferramos como si fueramos a ser inmortales. Su reflexión sobre el estar o no en lo cierto en cualquier cuestión, me hace echar de menos en su contenido, el instinto, esa extraña conexión entre la psique y el alma, que hace sentir a uno que esta, al menos, en buen camino y por lo tanto identificamos como “cierto, o estado de certidumbre” me apasiona el mundo de la ciencia, me enorgulleze saberme viva en un mundo con sujetos como usted, que estudian a lo largo de su recorrido el como el porque y quizas la solución a pequeños grandes problemas u obstaculos que la mayoria de los hombres (como especie;hombres y mujeres) no reparan en curiosear, al menos, compartimos un mundo ambiguo donde unos existen y otros viven, encontrar a personas como usted que buscan en los angostos pliegues del a.d.n del ser humano, de igual forma que en el del alma. a mi, al menos, me hace sentir en la ” certidumbre” de que el mundo, en ocasiones no es lo dificil de superar, sino el descifrar nuestros propios obstaculos personales en pro de llegar a lo que de verdad tiene valor, al conocimiento sobre quienes somos, que necesitamos y para que estamos, ¿que opina?

    Gracias por despertar tantass conciencias dormidas, en el camino, para que no se queden estancadas en los pliegues mas superficiales y siguan (y siguamos) evolucionando como seres humanos inteligentes.
    Bon Dia.
    Ana alou

  10. migjorn1953:

    Quizá una buena fórmula para no intentar imponer la razón a los demás sea, que uno no tiene razón cuando piensa que esta en posesión del 100% de la verdad.

  11. ignacio:

    Es cierto porque si !
    Es así y ya está !
    Tal y como te lo digo y punto !

    … todo ello es fruto de la ignorancia y de esa llamada “catetez” que consiste en insistir en los errores: miedo a saber, a entrar en un jardín del que ya no se pueda salir.

  12. Javier Ávila:

    Tantos siglos después… “sólo sé que no sé nada” Una vez más la ciencia subraya la intuición y la reflexión como método de conocimiento frente al “Error de Descartes”

  13. Suso:

    Creo que nuestro cerebro guarda cosas es la carpeta de “porque sí” para ahorrar esfuerzo.
    No podríamos vivir cuestionando la veracidad de todo lo que nos rodea. Damos por buenas ciertas cosas y punto. Así la vida es más fácil.

    Un ejemplo sencillo: la gente, al usar un programa de ordenador, si da al botón de “guardar” espera que se guarde el documento. Si modificas la aplicación para que en lugar de “guardar” aparezca el mensaje “Borrando disco duro” se puede volver histérica, diciendo cosas como “Pero si yo he dado a Guardar!!!”. Se les cortocircuita el cerebro, jejeje, lo he hecho y es muy divertido.

  14. Anonimo:

    Muy bien acaba usted de descubrir que el ser humano es irracional. Ahora si no fuesemos irracionales ¿q seriamos? ¿plantea usted que deberiamos dejar de ser irracionales? ¿pq? ¿para que? ¿con que objetivo?.

    Una última pregunta ¿es racional querer eliminar la irracionalidad?. Entonces sr. punset empiece ha aniquilar o modificar de forma irracional a todas las especies animales. Luego empiece a manipular humanos

    ¡¡¡¡Bestia, manipulador de human@s!!!

    ¿Quién es el irracional?

  15. Anonimo:

    Me gusta lo irracional y estar en lo incorrecto y además equivocarme todo el tiempo ¿tengo derecho a existir sr. punset? ¿o me a negar tb la existencia pq no soy racional? ¿que derecho tiene usted para eso? ¿derecho divino quizás? ¿ o es cuestión de ser autoritario? ¿es autoritario y dogmático imponer que sólo tiene que existir lo racional? ¿me puede explicar eso? ¿hay q ser racional “por que sí”? ¿pq?

    Quiero ser irracional y pertenecer a la naturaleza ¿me lo va a permitir usted?

  16. Anonimo:

    ¿q es el deseo sr. punset? ¿es racional? ¿hay q eliminar los deseos por ser irracionales? ¿matariamos a la vida? ¿tiene sentido la vida sin deseo, sin lo irracional? Seriamos horribles y muy feos. Seriamos zombies, muertos vivientes sin pasiones. ¿cree usted que el mundo se debe convertir en un cementerio viviente?

  17. MONTSERRAT GARCIA ARDIT:

    El creerse en posesion de la verdad es una evolucion natural de los mecanismos del pensamie4nto humano para la supervivencia. Provablemente los individus que llegaban a estar convencidos de que su pensamiento era el real eran los que sobrevivian porque eran los que actuaban .

    Las dudas solo nos crean inacción. Dudar si el depredador nos atacarà o no, no creo que fuera de gran ayuda. Solo los individus que pasan a la accion son los que sobreviven a las situaciones de peligro.

    Solo tenemos que fijarnos en los adolescentes. Como no tienen claro lo que quieren , dudan constantemente del camino a tomar, asi que no toman ninguno.

    Es lógico pensar que el desarrollo del pensamiento humano pudiera seguir los caminos evolutivos, al igual que pasa con la embriologia.

    Asi que los organismos racionales primitivos , evolucionarian por la ley de la supervivencia ha ser individuos que se creen siempre en posesion de la verdad.

    Esto que podia ser positivo en un mundo primitivo, es nefasto en el mundo actual donde el ser críticos permitiria un mundo mejor i la evolucion de nuestra sociedad . Pero el tiempo evolutivo en que esta cualidad es positiva no permite una nueva selección de los individuos críticos.

    Ojalà todos entendieramos muy bien esto para, en muchas ocasiones, dudar de nuestras ceencias, hacer ejercicios de autorebatimiento y aprender a rectificar.

    Ya alguien decia…. Rectificar es de sabios ( frase que resume todo lo que he dicho anteriormente )

    ¿ que opina de mi idea ?

  18. Anonimo:

    Pretender ser excesivamente racional anulando, negando y exterminando lo irracional es demasiado ideal sr. punset. A parte de convertirse ese pensamiento en sí mismo en irracional. La ciencia de la q usted habla empieza a entrar en la senda del Idealismo, que tanto dolor a producido en este mundo, pero ahora en el siglo XXI en versión científica. Me da la impresión de que el Idealismo científico que usted promueve y defiende es una de las ideas más atroces y peligrosas que amenazan la humanidad en un futuro. Reflexionelo, mire la historia y verá que los idealismos no van a ninguna parte. Sólo hacia la muerte y el dolor. Ponga los pies en el suelo, y vea la realidad, no vea mundos ideales e imposibles, propios de mentes enloquecidas y quijotescas.

    El Idealismo científico, es locura, una locura que nos amenaza ciegamente sin sensibilidad ni corazón en nombre del progreso. Es decir, la sin razón.

  19. Rantamplán:

    Grande Punset. Recienteme me he leído sus libros “El viaje al amor” y “Por qué somos como somos” y me reconozco ferviente fan suyo. Siempre tiene algo interesante que contar y escuchándole se puede aprender mucho.

  20. Javier:

    Yo pienso que aun llevamos mucha herencia animal en nuestros genes, sobretodo del asno y del cerdo que son obstinados y tercos por naturaleza.
    ( es broma)

    Nadie tiene la verdad absoluta de nada, eso es verdad, son solo aproximaciones, de todas las maneras la razon es muy fria y no congenia bien con el corazon que al fin de cuentas es muy humano y nos hace sentir que estamos vivos.

    Saludos

    Gracias Eduard por estos magnificos
    debates

  21. ameba:

    Si que tiene que cambiar la educación Eduard, para que en España empecemos a utilizar analisis de datos y probabilidades, y como estamos en matemáticas!!!!!!!!y las matemáticas que se enseñan………Pero bueno si nos ayudan a tener buenos criterios…cambiaremos de opinión. Pero la verdad es que lo pongo entre comillas este post. Alemania, Estados Unidos…., en España?

  22. pepe:

    Parece ser que se me ha contestado, de manera indirecta, a unos comentarios míos, parece ser que se me contesta diciendo que, a pesar de yo creer con todo mi ser en las ideas que transmito, estoy totalmente equivocado… Es decir, se comprende perfectamente lo que quiero decir y se me contesta que estoy en un error. Bien… parece ser que sigo, y por lo que se ve… seguiré, siendo un incomprendido, pues a pesar de esa respuesta que se me da, en la que supuestamente se comprenden mis lógicas reflexiones, para, una vez comprendidas afirmar que estoy rotundamente equivocado… está claro que no comprenden absolutamente nada.
    Algo que yo estoy comenzando a comprender es que es un imposible tratar de hacer comprender nada a una persona, en cuanto a cuestiones éticas y morales, cuando estas cuestiones se alejan de la propia ética y moral de dicha persona. Las personas tienen sus propias ideas formadas desde su propio punto de vista y experiencias… y estas ideas solo podrán cambiar cuando tengan una experiencia que les derrumbe el castillito de arena. A usted mismo señor Punset se le podrían romper todos los esquemas, como se le rompieron, por ejemplo, al señor Mario Conde. Ahora mismo estoy leyendo su libro “Memorias de un preso”… Debería leerlo usted, aunque comprenderá las cosas desde su propio punto de vista, es decir que sacará conclusiones psicológicas analizando las reflexiones del señor Conde desde su gastado sillón de cuero… por lo que tendrá usted la “empatía” suficiente para sentir lastima por ese alma prisionera, pero no la suficiente para comprender esos profundos sentimientos del señor Mario… Esas reflexiones acerca de la humanidad… esas reflexiones que tanto tiempo “libre” tuvo para formar. Lea, si quiere un par de páginas a partir de la 582.
    ¿Inteligencia social? ¡Venga hombre! La inteligencia ha de estar acompañada de grandes dosis de egoísmo para poder aceptar a la sociedad y a la humanidad. De lo contrario cualquier persona inteligente acaba sufriendo fobia (desapego) social… al darse cuenta de cual es la pestilente esencia de la mayoría. Aunque lo que de verdad abunda, desgraciadamente, son mentes cortas, que, afortunadamente, no necesitan demasiado egoísmo para integrarse en una sociedad que son incapaces de examinar a fondo.
    El egoísmo es el cáncer de esta civilización… no hay mas que ver a un niño con sus juguetes… En esta sociedad de consumo y materialismo el egoísmo llega a niveles realmente patéticos… Lo que se entiende por adultos no son mas que niños grandes que han pasado de jugar con coches de juguete a jugar con los de verdad. Ancianos enganchados como yonkis a su propio malestar físico que se agarran a la vida y la alargan indefinidamente por medio de medicinas y cirugías… malgastando un precioso dinero en viajes y placeres que le vendría caído del cielo a muchos jóvenes y niños “en edad de disfrutar de la vida”. ¿No es eso egoismo?
    Si hay algo contra lo que luchar en esta sociedad… si hay algo que huele a podrido en esta sociedad es precisamente el egoísmo… llamemos a las cosas por su nombre… la palabra empatía es bastante desagradable. Generosidad es la palabra… Si todos los inmigrantes fueran realmente generosos muchos países se verían libres de muchos problemas… pero no… la esencia del ser humano empieza por el egoísmo… Ese es uno de los mayores egoísmos que observo en la sociedad, el de los inmigrantes… que entran en territorio ajeno amparados por leyes ignorantes e interesadas, para literalmente degradar la calidad de vida de la clase obrera nativa… Y cuando les sobra algo de dinero ¿Qué hacen? ¿Lo mandan a los más pobres de ese país que han dejado atrás? No… si mandan algo… se lo mandan a sus familias, que en la mayoría de los casos suelen ser de los que mejor viven en sus países.
    Sigamos por donde vamos… tolerando una absurda invasión que solo interesa a los adinerados… sigamos abaratando la mano de obra hasta que algo reviente… ciao.

  23. Miguel:

    Todo es cuestión de orgullo Sr. Punset, y el que no lo tiene y es capaz de aceptar que puede estar equivocado, tiende a ser presa fácil de los ‘iluminados’.

    Pero qué necesario es Sócrates aún (o más) en nuestros días, ¿no?.

  24. Gastón Hinojosa:

    …y vino el diluvio y “recién entendieron” y se los llevó a todos… Los intelectuales incrédulos no entienden de revelación ni de verdad, se nutren del árbol del conocimiento del mentiroso y padre de mentira, son prendidos en su propia astucia. Toda esa verborrea casi patológica los enceguese y cauteriza hasta la suma soberbia. Teniendo la verdad a su lado la crucifican. Mas, el principio de la sabiduría es el temor al Señor, el árbol de la vida eterna. La revelación viene de la eternidad, de la séptima dimensión, a los profetas, y la interpretación o cumplimiento, de la misma dimensión. Un pobre intelectual ciego sólo da párvulos pasitos en el conocimiento, que luego hacen reír a los futuros “científicos”. No pierdan su precioso tiempo con estas disquisiciones inútiles, más nos vale leer y estudiar las escrituras.

  25. Borja:

    Es evidente que todos creemos tener razon, no hay mas que leer lo que hemos escrito.

  26. elika:

    Contumacia. ¿Luchar por las convicciones dictadas por la razón es lo mismo que defender las convicciones del credo? ¡menuda conclusión!
    No hace mas de 2000 años los hombres se dividían en esclavos y señores, en el derecho romano los esclavos tenían los mismos derechos que los animales; no hace mas de 300 años en los Estados Unidos de América del Norte se luchaba Norte contra Sur por reconocer los derechos del hombre negro, pero que aún, no hace más de 50 años en ese país tan “civilizado”, bueno, tan avanzado tecnológicamente donde todavia se hace necesario quitar la vida a los semejantes, todavía las personas de raza negra luchaban por tener los mismos derechos civiles que los de raza blanca, y no hace mucho mas tiempo en la vieja Europa, cuna de la civilización occidental el sufragio universal no existía para las mujeres; aún hoy en día en paises de rezo islámico, muy avanzados tecnológicamente, caso de Emiratos Arabes, o en rezo cristiano, el Vaticano, no se reconocen los mismos derechos para el hombre que para la mujer; sin hablar de la lucha por hacer ver que la evolución de las especies es un hecho, o que la tierra no es el centro del universo, etc. Mucha gente lucho por convencer de su verdad, y creo que es evidente, no es equiperable aunque el sustrato fisiológico sea el mismo, defender ideas que dicta la razón, que luchar por ideas que son dadas o reveladas, basadas en el credo y que no sean razonadas, vamos porque sí. Esto en general, porque, por supuesto en los extremos de la metafísica es igual de porque sí decir que todo lo que somos viene de la misteriosa Nada, que decir que viene de un tal Dios. Y es que no hay respuesta correcta. Contumaz, lo siento, soy así.

  27. Sancho:

    Supongo que con tantos comentarios alguien habrá caído ya en la cuenta de que “soplar y sorber, todo a la vez, no puede ser” pero por si acaso.
    ¿Cómo demonios se puede decir con total seguridad que no se puede tener seguridad de nada e irse sin un solo abucheo? Pero si esto está ya muy traído y llevado. Pero claro, que ahora lo dicen apoyándose en la ciencia, y los de entonces sólo lo hacían apoyándose en su experiencia.
    ¿Punset, no te has parado antes a resolver esta paradoja? ¿Tan superficial eres, no has temblado ante ese abismo, tantas son las ganas de publicar, tan poco es el rigor? Sin duda eres divulgador, no científico, vanidad y elocuencia.

    Suponiendo que esto nos lo diga la ciencia, y no una persona que se ha visto arrastrada por unos procesos mentales sospechosos, en los que no podemos creer. ¿Entonces lo dice la ciencia y nosotros lo tenemos que aceptar como acto de fe, así de dogmáticos vamos a ser o es mejor poner también a la ciencia en duda? Por cierto, ¿cómo lo diría la ciencia, habla? Sí, ella habla y otro interpreta, movido por unos procesos mentales en los que no se puede creer. Joder que lío Punset.

    Cuando dices que no podemos apoyarnos en nuestras verdades porque surgen de no sé qué agitación en no sé qué coordenada del cerebro. ¿Dónde está la relación de causalidad entre esos movimientos y esa explicación?
    Porque si esa causalidad sólo viene de tu ansía de explicación y de publicación, maldita la gracia que me hace tener que tragarme tus verdades al tiempo que me dices que las mías no valen.

    Sin conocerte te digo que tú serás mejor discutiendo que pensando.
    ¿Por qué lo prejuzgas todo, alma de cántaro?

  28. lorenzo:

    Me gusta esté epígrafe de Albert Einstein:
    “Es más fácil desintegrar un átomo que un preconcepto” y también este verso de un tema del cantautor español Javier Krahe:
    “Prefiero caminar con una duda que con un mal axioma”
    Ambos epígrafes fueron tomados del sitio del profesor de biología de la UNAM don Máximo Sandín, a quien no se si va a entrevistar algún día don Eduard Punset a propósito de nuevas líneas de pensamiento y preconceptos en temas genético evolutivos o transformativos.
    http://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/msandin/transformacion.htm

  29. bizkaitarra:

    Alucinante me han sorprendido muchas cosas que me han dado que pensar y al mismo tiempo fascinado

  30. César Sepúlveda:

    Así pues, la edad no da la sabiduría, salvo a aquellos cuya tendencia de cognición es la duda y el aprendizaje, en lugar de la estandarización y la promulgación del status quo. Pero lo que provoca cierto vértigo es que, en momentos de la historia y en ciertas sociedades, han sido esa estandarización y promulgación de status quo los que han logrado que, en ambientes hostiles, esas sociedades prosperasen.
    Así que surge una duda antropológica: ¿cómo saber, inmersos en un momento de la historia que nos impide tomar la suficiente distancia como para analizar la situación holísticamente, repito, cómo saber si debiéramos aferrarnos a la capacidad de innovar, o pisar el freno y apoyarnos en certezas que sirven para la coexión social?

  31. Ana Alonso:

    Entonces, ¿dónde está la clave, en generar preguntas o en buscar respuestas?

  32. ¿Aún existe el amor? - La Mente es Maravillosa:

    […] palabras no pretenden alzarse como verdades absolutas; son tan sólo reflexiones que invitan al debate y a la diversidad de […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.