Autor: Eduard Punset 10 octubre 2010

En este blog abundan los comentarios sobre un tema al que le concedo una gran importancia, cuando nadie se refiere a él, tal vez porque contamos con muy poca información. Dice Teresa, por ejemplo: “Si queremos llegar a un lugar, es lógico que se pregunte a alguien que está allí porque, de alguna manera, estará más capacitado que nadie para decirnos cómo descubrió el lugar, cómo llegó a él y darnos alguna pista. En definitiva, lo que estoy sugiriendo es que solemos preguntar al que posee aquello de lo que nosotros carecemos y queremos disfrutar”.

Casualmente, yo llevaba varios días reflexionando sobre las causas que inducen a gente muy joven –muy a menudo chicas de entre 13 y 15 años, acompañadas, algunas de ellas, por sus padres– a esperar horas a que salgan del hotel sus ídolos; están seducidas por futbolistas de renombre, artistas, cantantes o personajes del mundo mediático, particularmente, de la televisión. ¿Qué pueden tener que ver esos jóvenes procedentes de universos ficticios o todavía no asentados con universos distintos marcados por el éxito y el dinero?

Teresa había puesto tal vez el dedo en la llaga. Antes de que el sistema educativo o la propia insatisfacción generalizada convierta y pervierta a los jóvenes, lo lógico es que intenten conocer de cerca a los que lograron el reconocimiento social, el puesto de trabajo envidiado y el éxito, en lugar del fracaso.

Devoción desatada con desenfreno por ese famoso grupo musical británico de hace pocas décadas (imagen: Colección Hulton-Deutsch/Corbis).

Es sorprendente la diferencia abismal entre la búsqueda de lo que sugiere el instinto, por una parte, y lo que impone la sociedad engreída en sus propias convicciones, por otra. La neurología moderna está a punto de probar ahora la existencia de una moral innata en la que se sustentaría el altruismo social que hasta hace muy poco tiempo se cuestionaba. Ahora resulta que hasta los elefantes, dejados a sí mismos, son altruistas y se preocupan y hasta lloran por la salud del vecino.

A ver si aceptamos de una vez que la existencia innegable de psicópatas no constituye prueba alguna de la naturaleza perniciosa de los homínidos. Incluso el “gen de la depresión” tiende a no manifestarse cuando el entorno es amable y acogedor. Lo que es verdad de un promedio puede no serlo de un individuo, reza uno de los principios básicos de la ciencia. Ni es cierto que los humanos sean pervertidos o egoístas por naturaleza.

Sí es cierto, en cambio, que la vida del adulto ha estado sometida a tantos engaños, ha sido víctima de tantas jugarretas, se le ha hecho competir en condiciones tan duras e inaceptables, se han despreciado tanto sus impulsos altruistas y compensado su egoísmo cuando lo ha mostrado que su cerebro y estado anímico no sólo han perdido la virginidad y el ensueño del alma joven, sino que son incapaces de reconocerlos.

Se habla con mucha facilidad de los abismos generacionales, de los impuestos por distintas etnias y orígenes geográficos; se arma un lío a raíz de los llamados “gaps tecnológicos” entre los inmigrantes digitales y los nativos digitales, pero nadie habla de las disparidades en las capacidades cognitivas, de imaginación y de ensueño entre mayores y niños. ¿Alguien tiene otras explicaciones de que seamos unos y otros tan distintos? Sólo los niños pervertidos por la vida parecen tener algo parecido a sus mayores.

Es muy difícil no culpar a estos últimos y a sus sistemas educativos del lavado de cerebro que van a padecer, inevitablemente, convicciones enraizadas incluidas, los pequeños



87 Respuestas to “Hasta los elefantes lloran por la salud del vecino”

  1. César:

    Bravísimo Punset!!!

  2. lolly:

    muchas gracias,siempre es un placer leerlo,maxime cuando se esta de acuerdo como en este tema.lo que más me preocupa es que las personas no tengan la capacidad de entender que efectivamente el entorno familiar marca las “mentes” cuando eres niño,claro que también habra quien afortunadamente sobreviva y no sea contaminado,pudiendo tener la capacidad de raziocinio y rebeldia para poder ejercer una mente sana,que en definitiva es nuestro mayor tesoro.

  3. Mariano Bascuñana:

    Creo que vivimos en una sociedad que cuando tienes 7 años te hace ponerte una losa, que no te quitaras en 30 años o más, si tienes la oportunidad de abrir la cabeza hacia el mundo exterior a esa losa. Creo que el propio sistema merma la capacidad del ser humano en ser precisamente humano… y ser robots de consumo y preocupaciones absurdas.

    Eduard, las vanguardias surgen, y menos mal, porque los gobiernos dejan de controlar a la población por una temporada… y se preocupan por conseguir economias mas fuertes… Con eso supongo que sabras y sabreis que quiero decir

    Pero que oportunidad tiene mi hijo de aprender otro sistema que no sea el reglamentario, donde? existen esos colegios??

    Por otro lado pienso que la asignatura de “ser”. deberia de estar en la vida de una persona, donde pudiera experimentar con las artes, la ciencia y la vida en general… viajar, leer, descubrir…

    Saludos a todos 😀 a ser felices porfavor.

  4. Judith:

    Yo peronalmente, estoy estudiando para formar parte del sistema educativo del que tu hablas.
    Y claro haciendo una reflexión a lo que tu comentas; ¿cómo podemos educar correctamente a esos niños “puros”, gente tan “impura” como los adultos?
    Estudiamos durante mas de cuatro años, nos formamos, hacemos masters y tesis doctorales, para al final educar en base a una ideologia social por la que nosotros tambien fuimos marcados.
    Seguramente esa base social no sea la adecuada, con lo cual, ¿educamos bien?

  5. Luis Miguel Lobo:

    Este sistema social y educativo necesita ampliar sus bases para sustentar el peso de nuestros errores pasados, para ello es necesario mentes críticas, voluntariosas e inteligentes como la tuya, Eduard. Quiero pensar que esto aún nos dará un margen para corregir la situación. Gracias por tu maravilloso trabajo.

  6. Julio:

    Este es un tema muy delicado, ¿el porque somos tan distintos unos de otros?, yo creo que lo que nos hace tan distintos viene marcado por el ambiente familiar y social donde nos criamos hasta que obtenemos conciencia, aparte de la herencia genética de nuestros antecesores.
    Este es un mundo en el que como sigamos así y no cuidemos a nuestros predecesores inculcandole valores morales (amor, paz, compasión….) vamos a condicionar mucho a los que nos preceden.
    no podemos decir que nacemos de una condicion cuando no conocemos todavia nada del entorno, nos vamos haciendo a medida que vamos conociendo y nos van pasando acontencimientos, por eso somos tan distintos, dado que no a todo el mundo desde que nace le pasan las mismas cosas.
    un niño que nace en un ambiente familiar agradable, lleno de cariño, y buenos valores, la probabilidad que siga en ese ambientey obtenga los mismos valores inculcados desde que nace es altisima. luego hay que añadir el ambiente social y la genetica. pero sus primeras impresiones son los que a largo plazo forjaran su caracter.
    y por lo contrario, un niño que nace en un ambiente familiar desectructurado, sin muestra de cariño y todos aquellos sentimientos negativos, imaginarse que clase de persona puede ser a largo plazo, tiene que ser un sócrates para darse cuenta de lo que esta bien y esta mal.
    somos lo que somos por lo que vivimos y experimentamos, pero tambien somos los dueños de nuestras vidas y podemos cambiar lo oscuro por lo blanco.
    Es todo muy complejo pero a la vez muy fácil.

  7. Miguel:

    Gracias Punset una vez más , por hacerme pensar sobre mi mismo y hacerme ver que hay más opciones para mi ocio que las que me imponen en la TV

  8. yolanda:

    Solamente la empatia ayudaria a salvar el mundo,. Fantastico Sr. Punset

  9. Andres:

    Articulo interesante, como todos con los que nuestro querido Punset nos hace reflexionar.En este artículo me gustaria remarcar la idea expuesta de que “La neurología moderna está a punto de probar ahora la existencia de una moral innata en la que se sustentaría el altruismo social que hasta hace muy poco tiempo se cuestionaba…”. A mi me parece un dato crucial y revolucionario si ello llega a probarse.Por otro lado da un poco de miedo, ya que si hubiera base neurológica que sustentase la moral, ¿no se acabaria buscando y encontrando la forma de cambiar dicha moral a la voluntad del poder de turno, actuando sobre nuestras bases biológicas?.Pero, pensandolo mejor, realmente no haría falta buscar ninguna “pildora” o similar para ello, ya que el poder,la sociedad,los intereses,etc. ya lo llevan consiguiendo dia a dia desde que tenemos referencias históricas, ¿no?.

  10. Manolo:

    Don Eduardo, en uno de sus programas hablaba, a propósito de unos robots cuya inteligencia artificial permitía estudiar el desarrollo de la nuestra, de la importancia de la imitación.
    Somos imitadores natos. E imitamos modelos. Modelos dignos de ser imitados, pero también modelos mediocres o totalmente perniciosos.
    Pero somos libres y los jóvenes, altruistas, nobles o no (yo creo que sí), imitarán, aprenderán y sabrán elegir entre los muchos modelos que tienen ante sí (usted también, no mire para otro lado) y puede que nos sorprendan.
    O eso espero.
    Hablaba el gran VASILI GROSSMAN en su novela VIDA Y DESTINO que distintas personas pueden compartir un mismo destino, pero que pueden elegir vidas diferentes.
    Entre la imitación y la libertad. Junto a la creatividad y la rebeldía, lo acomodaticio y el puro miedo. El ser humano.

  11. nacho:

    Una buena persona no sería capaz de hacer ciertas cosas por mucho que se deteriorara su salud mental…
    Esta civilización es la mezcla de muchas otras, muchas de las cuales se han extinguido practicamente y solo quedan de ellas ciertos instintos en determinadas personas, si se les puede llamar personas… Y cuanto mas se mezcle la humanidad mas dificil será identificar a la gente que esconde instintos violentos… Mas caras de mal humor se verán en la calle, etc… Es la ley de la oferta y la demanda… El tercer mundo es una fábrica de niños que no descansa, y esto no es un saco sin fondo… es un saco que reventará antes o despues.
    Ojalá todos fueramos altruistas por naturaleza… No… la sociedad y la educación es como un tranquiliznte para los instintos… que supongo que por naturaleza despertarian siempre a una determinada edad.

  12. pepe:

    Mi consulta es: Se que no soy mala persona… y tambien se
    que soy racista, entendiendo por racismo un peligroso(para mi salud mental)
    sentimiento de antipatía hacia determinada gente…
    Pero no tengo dinero para aislarme de la
    parte de la sociedad (clase obrera) que mas contacto tiene con la
    inmigración y me lo tengo que comer todo con papas(patatas)
    ¿Que me pasa? ¿como puedo salir del mar de
    dudas e incertidumbre que me causa esta contradicción de ser racista y “no mala persona”?

    Una palabra que causa muchos problemas mentales a la
    gente es la palabra “racismo”. Es una palabra maldita… es
    una palabra tabú de la que no se puede hablar… y sin
    embargo casi todo el mundo es racista, tanto los blancos
    como los negros, los chinos o los moros… Y es que ser
    racista no es nada malo… siempre y cuando este
    sentimiento de antipatía hacia otra raza no esté
    acompañado de violencia y de odio irracional.
    El problema de la palabra racista es que siempre se la ha
    asociado a mala gente… el caso mas grave fue el de los
    nazis… pero hay muchísima “GENTE NORMAL” que siente
    antipatía por la mezcla de razas y culturas. Y es esta gente
    la que corre el riesgo de terminar con problemas mentales
    pensando que el hecho de ser racistas los convierte en
    malas personas… por este camino de incertidumbre y
    dudas se puede llegar a la locura en cuatro días, hay
    muchísimas personas en el mundo que solo se diferencian
    de Hitler en que no tienen poder para hacer lo que el hizo…
    Hitler no era mala persona… ni buena por supuesto, era un
    puñetero loco que soñaba con el paraíso y que estaba en el
    gobierno… (El numero de personas en el mundo que anda
    camino de la locura es incalculable) entendiendo por
    racismo un sentimiento de antipatía, y no de superioridad, ni de odio enfermo…
    Y entiendo que ya va siendo hora “punta” de que la
    psiquiatría y la psicología empiecen a liberar a mucha
    gente de esa peligrosa carga de dudas e incertidumbre que
    es el “Tabú” de la palabra racismo… entiendo que ya va
    siendo hora de que los racistas “salgan del armario” en una
    sociedad que “entienda” que ser racista no es nada malo.
    No tenemos alas para volar y emigrar como los pájaros… El
    instinto del ser humano no es el de la libertad de los
    pájaros… Es instinto territorial… y es este instinto el que
    causa ese sentimiento de antipatía hacia otras razas.
    “No tenemos obligación de ser amables con quienes somos incapaces de amar”
    De echo creo que la palabra amable es hija de la palabra amor. Por supuesto que podemos ser amables sin sentir amor, pero no tenemos la obligacion de hacerlo y no se nos puede condenar por no hacerlo…
    Solo cuando la sociedad entienda bien esto podrá llegar a
    madurar… y convivir, realmente en paz, con otras razas.

    Acabo de cumplir 40 años y sigo sin tener una personalidad
    “real”, sigo siendo un niño… no termino de madurar y estoy
    cansado ya de la situación. Entiendo por una persona
    madura a aquella que sepa claramente si es buena o mala
    persona. Creo que todas las personas se pueden dividir en
    cuatro grupos:
    – Las buenas personas
    – Las malas personas
    – Los que no son capaces de entrar en ninguno de
    los dos grupos anteriores y continúan filosofando hasta
    llegar a cualquier tipo de locura.
    – Y, el ultimo grupo, yo diría que el 80 o 90%,
    quizás los mas inteligentes… Los que no son capaces
    tampoco de entrar en ninguno de los dos primeros grupos y,
    antes de llegar a la locura, se hacen los locos adoptando
    cualquier filosofía, o religión… La más común de ellas es la
    filosofía del humor. En este grupo están todos los que
    limitan sus pensamientos a su profesión y su familia…
    Llegando casi todos ellos a la vejez antes de preguntarse
    que es lo que hay en el fondo de su inconsciente o, por
    decirlo de un modo poético, en el fondo de sus corazones…
    Y es que es muy difícil para una persona “inteligente” y de
    buen corazón… convertirse en lo que esta sociedad
    entiende por “buena gente”. El día que la sociedad entienda
    bien lo que es bueno y lo que es malo… los psiquiatras se
    quedarán sin trabajo.
    Recuerdo un día, trabajando de camarero (camino de
    convertirme en buena gente), que atendía una mesa de
    unos 15 alemanes ancianos y, a mitad de la cena, me di
    cuenta por la expresión de sus caras de que probablemente
    eran nazis… Ese día fue el comienzo del fin del ejercicio de
    mi profesión… Me niego a ser el mayordomo barato de
    cualquier payaso que se siente en una mesa del
    restaurante.
    Hay una cita célebre que lo dice bien claro: “Lo peor que
    hacen los malos es hacernos dudar de los buenos”… Si
    profundizamos en estas palabras nos daremos cuenta de la
    inmensa magnitud de la verdad que encierran… Nos
    daremos cuenta de cómo esta mala gente (¿un 10% de la
    humanidad?), obligándonos a desconfiar de los extraños,
    ha convertido el paraíso en un pequeño oasis en medio de
    un desierto… Un pequeño oasis reservado a los que más
    capacidad tienen de aislarse del resto de la sociedad o, en
    otras palabras, a los que más dinero tienen.
    ¿Es mala persona aquel que “odia” a la mala gente y, por
    culpa de una especie de espíritu justiciero que anida en su
    corazón, desconfía de todo el mundo y se encierra en si
    mismo? En otras palabras… ¿Es mala persona aquel que
    sufre fobia social y no tiene dinero para aislarse de la
    sociedad?… En primer lugar se debería cambiar este
    termino de fobia… puesto que fobia significa miedo y no es
    miedo sino asco lo que se termina sintiendo. Casi todo el
    mundo tiene fobia a las cucarachas y sin embargo no es
    miedo sino asco y aversión o antipatía lo que se siente
    hacia dichos insectos. Miedo… asco… antipatía… Difícil
    tarea la de definir estas palabras.

  13. borja:

    Eduard,
    Nunca ningun personaje publico ha suscitado mi interes, el primer caso fue contigo, porque aunque no dispones de medios para corresponder a cada uno de nosotros como nos gustaria, buscas los mejores metodos para ello. En mi vida lo que mas me habria gustado es ser tu discipulo como antaño se seguia al maestro, haber podido disfrutar del conocimiento razonado, de la logica evolutiva del estudio de los comportamientos humanos, animales, plantas, desde el universo a la particula mas infima; que alguien como tu me hubiese amparado en el saber y no luchar en una piel que no me corresponde por ubicarme en un lugar que no entiendo, por un amanecer incomprendido que ocultaba mi necesidad de aprender. La sociedad moderna crea falsos faraones/as para seguir exprimiendo al neci@, y quizas asi ha de ser, puesto que no todos sentimos igual, pero yo solo puedo agradecerte que regales esperanza en pequeños fasciculos, para que no nos indigestemos con el verdadero saber de que no sabemos nada.Un abrazo

  14. A.Castillo:

    Los jóvenes encuentran o imaginan de repente que sus sueños se han hecho realidad en sus ídolos y a estos los adornan con todas las virtudes inimaginables. ¿Quien no gritaría al ver un sueño maravilloso hecho realidad?.
    ¿El adulto es diferente?. Si.Se diferencia, a veces, en el modelo al que admira, pero esta admiración sigue también siendo un producto de la imaginación y de su pretendida imitación, aunque solo sea en sus sueños

  15. Susana:

    Ha definido muy bien porque los adultos son como son, por qué pierden la esperanza y por qué se sienten agotados y se envejecen sin tener ya fuerzas para cambiar nada … y además, hay un punto en tu vida en que ya la gente más jóven te clasifica, te aparta y te discrimina. Y no hace falta haber cumplido muchos años para esto. En fin, en una sociedad tan materialista como la nuestra, a veces es dificilísimo mantenerse con honestidad y seguir siendo uno mismo, como son los niños y adolescentes …

  16. pepe:

    Hay razas de mono que son pacíficas, monogamas y vegetarianas… y hay otras que están todo el día fornicando unos con otros y que se comen a esos vecinos pacíficos y vegetarianos… ¿Es que no nos dice nada esta realidad de la naturaleza?
    Lo que quiero decir con esto (por un comentario anterior que he leído) es que no se generalize de esa forma hablando de reproducción y evolución…
    Por otra parte ese tema de que el hombre fornicaba con varias chicas al día mientras que la mujer seleccionaba al que tuviera mejores genes… no se, no se… ¿Porque la mujer, por lo general, tarda mas que el hombre en alcanzar el orgasmo? ¿No será porque, en otras civilizaciones… para asegurar la fecundación, fornicaba con varios machos que hacian cola despues del lider? ¿No será la eyaculación precoz un medio evolutivo de hacer la cola de hombres mas larga a la entrada de la cueva para asegurar aún mas la fecundación? No serán los restos, en el instinto, de tantas violaciones que habrán sufrido las mujeres a lo largo de la evolución lo que a muchas les impide disfrutar plenamente retardando el orgasmo. No hay mas que ver los restos de ese instinto en la prostitución… Por otra parte, la mujer tambien da sus genes… y no todos los hombres la meten en cualquier agujero… No amigo, no es solo la mujer la que elige…

  17. Miguel Gil Casado:

    Poner de manifiesto lo que realmente importa. ¡Qué bonita tarea ha elegido Vd.! Sí, yo creo que somos responsables de la deriva que toman los niños, egoísmo exacerbado y perversiones incluidas. Por eso identifico cada vez más la tarea de un educador con dejar de hablar tanto y escuchar más, (a los alumnos, a los hijos), hacer menos y dejar hacer más, enseñar menos y aprender más. Vamos a ser sinceros, lo nuestro se llama abuso de poder. Y no parece ser que nos vaya tan bien. Cambiar el mundo pasa por cambiar la educación y cambiar la educación pasa por cambiar a los maestros. Como dice Francesco Tonucci, hay que dar más poder a los niños.

  18. Josefina Maria Blàzquez:

    los elefantes cuando nacen han de caminar junto a sus madres -o la familia con inmediatez- (como otros animales es cierto, aunque no todos) . No así los primates monos y monitos, que se montan a su espalda. Creo que -tal vivencia ancestral-, en animales de tanta MEMORIA y antigüedad es un factor determinante “del carácter” de tales extraordinarios animales. Sus sentimientos se han desarrollado.. y atienden a la cría propia -desde luego-, de una prima o de una hermana y de la matriarca si es preciso… Recuerdan donde está “la tumba -o lugar-, donde dejaron al cachorro” que murió… .Empujan a la cria a nadar.. siendo tan pequeña si han de cruzar el río .. Y a beber en la charca aunque le cueste llegar al agua… Pero -si “por ser casi nacida ayer” su trompita no alcanza al agua- la madre con la suya le da de beber… Y cualquier “tiita” si metida la cría en ka charca le cuesta mucho salir… la ayuda a hacerlo… con un amor y dedicación de verdadera “humanidad” … Creo que nos dan un ejemplo de amor bien activo.. y que la empatía tal vez es experiencia… de tiempos idos.

  19. Mauro Lahore:

    Eduard,Tu ciclo vital se esta terminando, muchos lloraremos como si de un padre se tratáse,quizás en soledad o en comunidad cuando te demos el último adiós, solo quiero proponerte una cosa,un favor especial a esta juventud que te sigue y quiere tenerte presente como el martir de la vida que eres:
    Gracias a la razón el hombre ha llegado hoy en dia a lo que es,se ha sabido separar de grandes estigmas que llevaban condenando a la humanidad durante siglos,hoy en día la situacion es distinta pero a la vez igual,somos muchos los que hermanados queremos contribuir a una segunda ilustración,casas del saber por todo el pais,lugares públicos de debates donde se saque el jugo del porvenir,el problema es bien sencillo pero tan complejo como el todo; ¿reinventamos la razón?

    ¿ o acaso podemos encontrar algo por encima de la propia razón que sea tan eficaz como para que volvamos a entender que hace décadas y décadas nos desviamos del camino?

    desde ya,muchas gracias y te repito que sería de gran interés tu aporte a la juventud que te sigue. un abrazo eterno como tú.

  20. Sergio Andrade Veizaga:

    Continuamos evolucionando, la empatia es real en nuestra vida, pero es solo un intento mas de la naturaleza y en estos miles de años donde el ser humano ha comenzado a tener registro de su vida (historia) sabemos que las actitudes egoistas, la opresión a otro es lo que nos rige, y creo que estos rastros de preocupación desinteresada por el otro no sobrevivirán. Aparentemente vamos en un ascenso en cuesiones de derechos humanos, nuestro índice de desarollo humano tiene una gran diferencia con decadas atras (con las exepciones conocidas), con la forma de alimentarnos cambió todo y aumentamos mucho en población; esa es la tendencia, un cambio de pensar lo vemos con el tema de la ecología… pero todo esto nos lllevara a un final donde el planeta ya no será suficiente para nosotros, y veo dificil que encontremos un planeta habitable como el nuestro en el futuro, y menos adaptar a alguno. Al final las deciciones egoistas, sean las que nos hagan prevalecer, somos mas de 6mil millones el final es oscuro…
    Esa fué mi opinión gracias.

  21. Ana Salcedo:

    Si dejamos que el actual sistema sigua educando a nuestros hijos, dentro de 20 años tendremos una generación abominable y destructiva. Hay que dar paso y aceptar nuevas formas de vida y sociedades alternativas capaces de funcionar al margen de sistema monetario, religiones, militarismos y manipulaciones de todo tipo.
    Cada vez hay más mujeres que renuncian voluntariamente pero con resignación y pena a traer niños a una sociedad enferma como la actual y eso no es justo, simplemente hay que reinventar la sociedad y diseñarla de una forma más inteligente y natural.

  22. Joaquín:

    Tras leer “Por qué somos como somos” me pregunto si, teniendo en cuenta que los padres son los principales agentes de la educación en esos 5 años infantiles, algún investigador ha estudiado y publicado el clima familiar en el que crecieron seres tan destacados y conocidos como Teresa de Calcuta, Vicente Ferrer, Punset, Hitler, Franco, Jesús Gil, Millet y tantos otros. Si alguien tiene noticia de un estudio así le agradecería que me diera una pista.

  23. pedro mtz::

    Gracias Punset , por hacerme reflexionar y yo desconocia sobre usted pero un amigo que vive en alla en españa me lo suguirio(fermin escobedo) y me agrado su contenido y las reflexiones que hace para pensar sobre uno mismo.

  24. Monica valdez saravia.:

    el ser humano en su estructura basal organica,trae consigo informacion de ancestros maternos y paternos,esa memoria puede activarce segun el medio y entorno donde adquiere su experiencia de vida.una vez concebido el ser,sus cuidados por parte de roles maternos y paternos sellan conductas posteriores buenas o no tan buenas,la diferencia es que las puede modificar,para no transferir experiencia a su descendencia.
    es importante la afinidad del intelecto ,razonamiento,diciplinas que nos permitan seleccionar las relaciones

  25. juliette:

    “Es muy dificil no culpar a estos últimos y a sus sistemas educativos del lavado de cerebro que van a padecer……..”

    “Cette réalité de l’enfance, dont l’interrogatoire des grandes personnes dérange brutalement la féerie.” -Cocteau-

    Sourire.

  26. celebrador:

    Dicen que el hombre es un lobo para el hombre, sin duda la maestra historia soporta perfectamente esta afirmación en multitud de ocasiones, y, de hecho, hasta yacimientos como Atapuerca nos dan un historial de canibalismo no ritual en nuestros antecesores. Sin embargo, si nos fijamos en el lobo por seguir el ejemplo, un lobo satisfecho muestra una agresividad mucho menor. La falta de satisfacción, he ahí la madre del borrego de muchos comportamientos, en los niños ese acceso a una satisfacción (básicamente interior) es mucho más fácil

  27. juliette:

    une précision : en français, “les grandes personnes” sont les adultes.

  28. Atenas:

    Creo que niño y adulto conviven en nosotros. Podemos pasar una buena parte de la vida sanando las agresiones que sufrió el niño cuando no tenía aún estrategias para defenderse, o buscando medios para compensar y transferir esas heridas del niño a través de una actitud adulta arrogante, victimista, agresiva hacia los demás.
    El futuro es primero nuestro, de los adultos, más que de los niños. Tenemos la responsabilidad de educar con otro modelo.

  29. plasticé:

    Demoledoras cuestiones y reflexiones que me dejan hecho polvo. Así es imposible salir del sindrome de Peter Pan querido Eduardo.
    Es verdad, y me doy cuenta de cuanto me hace sufrir en ocasiones el hacerme mayor. Y el sentir muchas veces, aunque no todas, los tortazos contra mi inocencia y “altruismo” Esas bien llamadas JUGARRETAS.
    A mi en particular, mis padres unos seres a los que adoro, no han parado de repetirme desde que era niño y adolescente que me fuera preparando por que algún día me iba a dar cuenta de lo dura que es la vida, que es muy dificil, patatín-patatán. OBLIGANDOME A ESTUDIAR para algún día desenvolverme en ese mundo cruel, o sea a tener un puesto de trabajo, que me de dinerito para comer. O sea se supone que a partir de los 25 se acabó toda una filosofia ajena a preocupaciones y de los 25 en adelante comienza el infierno.
    Comprendo a mis padres, pero es mentira. Y lo único que se me ocurre, y no es ninguna tontería, es que nosotros los padres no repitamos el mismo error de inundarles de preocupación y pesimismo. Aunque claro está: para ello deberíamos sentirlo así. Y ahí empieza lo bueno.
    Me aterra pensar que voy para abajo por muy sabio que me sienta en comparación con años atrás, pero es que mirando lucidamente a mi entorno mas cercano, me doy cuenta de los estragos que el superar los 35 ha causado, en forma de ojeras, barrigas alimentadas de compulsión y ansiedad y muchas menos risas y chispa que antaño. No me siento de ese grupo por que no se que bendita fuerza me hizo siempre rebelarme con fiereza ante sus visiones de edades adultas dificiles y complicadas. Esa fuerza innata les sigue diciendo lo mismo, y ya casi hasta les tengo convencidos, ahora disfrutan de la vida, en su jubilación.
    Me pregunto que pasaría si a un niño se le educara desde pequeño a que la vida es un viaje maravilloso, que la muerte no es tan tragica, etc…
    ¿Un mundo mejor? ¿Un mundo de torpes sin aspiraciones?

    Abogo por el optimismo siempre, hasta rallar el auto engaño. (Término que creo no es ya vigente, puesto que soy consciente de que engañados estamos por todo, menos nuestro subconsciente)

    Os dejo que me pongo mas pesado que el diario de Ana Rosa Q.
    Hace tiempo que no me pasaba por aquí -me debo estar haciendo viejo- Gracias, cuánta cabeza bienpensante.

  30. Manu Cueva:

    Mil trampas nos pone la vida (Mil número simbólico) de algunas se sale mejor o peor parado o no se sale simplemente, pero todas aportan un conocimiento de unas reglas comunes a seguir, para seguir disfrutando de la mejor manera posible con los medios materiales que tengamos,(Todo esto metafórica-mente hablando obvio o no tan obvio para los mas jóvenes) si no arrastramos alguna secuela física o mental o ambas. Muy bueno el libro viaje al amor y el viaje a la felicidad Sr Punset los recomiendo.

  31. Paki:

    Esta claro que el ser humano se va haciendo a si mismo conforme va creciendo, lo mas importante es la educacion y sobre todo como se educan a los niños, hoy se educan a los niños para que sea el mejor, ahi esta el fallo hay que educar para sacar lo mejor del niño, pero no para que sea el mejor…el sistema educativo y sus valores deben de cambiar, asi como la sociedad basada en la economia, tenemos que crear un nuevo modelo social y economico que garantice el desarrollo humano sin trabas, ni comparaciones, sin competir, cada ser humano es unico e irrepetible y tiene una gran riqueza a desarrollar si encuentra las condiciones apropiadas..

    Saludos Sr Punset

  32. dialaville:

    pasado,presente,futuro solo una palabra SOLIDARIDAD

  33. Jorge:

    Saludos a tod@s!

    La experiencia es un grado. Ese es un dicho popular que ensalza y entrona la experiencia, como es lógico.

    “Tengo 30 años de experiencia en estos temas”. Típica frase de un profesional que ha dedicado su vida a una labor y conoce los entresijos opacos -y translúcidos- de su profesión.

    Parece lógico pensar que toda experiencia en la vida, llena a la persona de lecciones, de aprendizajes de información util para un f u t u r o. Sí. Cierto. simpre y cuando ese futuro comparta similitudes con la expericia vivida en el pasado. En el hipotético caso de que ese futuro sea diferente, cabe la posibilidad de que ese aprendizaje de poco valga en esa situación concreta.

    Frente a situaciones en las que no sabemos muy bien como actuar, qué hacer o que simplemente sobrepasan nuestros conocimientos se produce una reacción emocional que los expertos bautizan como Ansiedad. Estando catalogada como emoción negativa, bien se hace al suponer que todo el mundo intenta evitarla, ¿correcto?.

    Entonces… ¿Es posible que todo el mundo sea reticente al cambio? ¿Es posible que las lecciones aprendidas conformen paradigmas internos que mantengan a la persona bajo sus mismas pautas de comportamiento?.
    De ser así, qué es lo que nos hace cambiar… ¿La absorción de otras lecciones a través de nuevas situaciones? ¿El fracaso frente a una situación en la que se creía tener el conocimiento suficiente y la propia praxis singular negó dicho saber?

    El ser adulto está curtido de experiencias y a través de éstas quizás diseñe su futuro imediato. Este futuro real podrá ser más o menos similar al que su diseñador pensó y estas diferencias, entre diseño y realidad, conformen el marco de aprendizaje aceptado por esa persona adulta, descartando en el trayecto otras lecciones vitales que, lejos de su proyecto, también puden resultar útiles.

    Es curioso como se puede llegar a idolatrar a la gente que en cierta medida se envidia, puesto que la envidia es el sentimiento de resquemor no tener lo que los demás tienen y desear esa posesión para uno mismo. ¿Voy bien?.

    ¿Cómo sería la secuencia? ¿Envidiamos, idolatramos, preguntamos? o ¿Idolatramos, envidiamos, preguntamos?. Yo me inclino más por la primera aunque la segunda tampoco me suena del todo mal.

    ¿Qué nos diferencia, dentro de este contexto, a adultos y pequeñuelos? Bueno, supongo que el cúmulo de experiencias y por lo tanto de aprendizajes. En este mundo que nos ha tocado vivir, qué es lo que se predica bajo el pregón de la vida… sí, hachazos, navagazos traperos por la espalda y un sinfín de sinsabores cuya desazón acaba con lo más valioso que tienen los niños: La i n o c e n c i a. ¿Cómo ser inocente cuando las lecciones aprendidas indican que no hay que serlo porque de lo contrario te las pueden dar todas con queso?

    Pero, ¿Es la inocencia lo que permite aprender rápido o por lo menos no estar cerrado a algún tipo de enseñanza o aprendizaje?
    No tengo ni la menor idea…

    Moral innata. Curioso. Yo opino que si que puede haber algun tipo de moral innata ya que en mi opinión, ésta se baja en la empatía y no creo que sea empírica, aunque no descarto que pueda haber una parte práctica en ello. Pero me quedo con la máxima Kantiana “Actúa como te gustaría que los demás actuasen contigo”. Máxima empática, ¿no?.

    Si nuestro i n s t i n to es innato, por ejmplo es de supervivencia, puede ser lógico afirmar que podemos tener un instinto empático para proteger la manada nostra y poder ser más aptos para la supervivencia al ser más o al estar más unidos, porque un grupo con fisuras, no es un grupo unido.

    ¿Es la vida perversa o son las situaciones artificiales las que pervierten? Creo que estamos dentro de una especie de Darwinismo artificial en el sentido de que da igual como conseguir las metas, lo importante es la consecución del logro.

    Bueno, aquí lo dejo, que me pongo a aporrear las cuadradas teclas del teclado y no paro. Muchas gracias por la atencion prestada (luego os la devuelvo, jejeje)

    Salud & Saludos!!

  34. Mª Del:

    Yo creo que lo que sucede, es que hemos perdido la costumbre de preguntar, escuchar y aprender de aquellos que saben y conocen por su experiencia,más que nosotros. Sólo se valora la juventud y se menosprecia generalmente a los mayores que tiene la sabiduria de la vida y mucho que enseñar. Besos.

  35. Mª Dolores Jímenez:

    …Los animales manifiestan los sentimientos que hemos olvidado los humanos. Se nos han atrofiado los sentidos, será por el tiempo que perdemos en estas cosas aveces tan inutiles…

  36. Eduard Punset: Hasta los elefantes lloran por la salud del vecino | Desde.CO:

    […] » noticia original […]

  37. Rubén:

    Hola muy buenas.¿Es posible señor Punset que nos acerque el tema de Carlos Castaneda explicado por alguien con arte?

    Gracaias sin mas……..

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.