Autor: Eduard Punset 19 septiembre 2010

Es muy probable que la mejor obra de Víctor Hugo haya sido El arte de ser abuelo, un caudal inagotable de sabiduría e instrucciones precisas para que los abuelos puedan entrar de lleno en el fascinante mundo de los niños. Es la quinta esencia de la capacidad de innovar.

Los abuelos descubren que hay dos maneras de pensar: una que es propia de los artistas y los niños y la otra que es la metodología científica. La primera se mueve impulsada por la imaginación, la intuición, y su manera natural de expresarse es mediante fórmulas innovadoras. En ese tipo de pensamiento no importa en absoluto romper los cánones de la realidad; esta última se puede triturar y poner en su lugar diseños fabulosamente irracionales.

Los abuelos de verdad, después de tantos años de engaños sorteando pequeñeces sórdidas, se dejan embrujar por los universos repletos de sueños de la infancia. Los habían olvidado. No pueden compararse con el mundo ajeno que acaban de dejar atrás.

El pensamiento científico es la única flor en el desierto del pensamiento adulto, pero es extremadamente minoritario entre tanto pensamiento dogmático, heredado de los exorcismos surgidos en torno a la hoguera de los primitivos. Sólo lo salva una condición única y extraordinaria, que lo hace respetable, por una parte, y lo arranca, por otra, de los sueños en los que se desenvuelve el niño. Me refiero, claro está, al hecho de que el pensamiento científico se apoya en los hombros gigantes de los sabios del pasado. Los niños y los artistas, no. No cuentan con la sanción de las grandes mentes del pasado, pero tienen la libertad de inventar otros universos surgidos de la nada o de los genes.

El ábaco fue uno de los primeros instrumentos diseñados para jugar con los números y facilitar el cálculo (imagen: usuario de Flickr).

Los abuelos, que han pasado toda su vida contando, tienen la posibilidad de pensar –al jugar con sus nietos– cómo surgieron los números; no habían tenido nunca tiempo de pensar en ellos como ahora lo hacen los niños. Estos últimos, tanto como los abuelos, descubren que el número uno fue expresado primero, con toda probabilidad, como una barra. Los chinos, en cambio, prefirieron dibujar una línea horizontal para el número uno, y dos luego y tres líneas para mostrar el tres; pero, claro, no podían continuar así todo el rato y tuvieron que inventar algo distinto.

Ahora bien, el gran descubrimiento no fue tanto el diseño de los números –esto estaba al alcance de niños y abuelos–, sino cómo utilizarlos y mezclarlos después sumando, restando o dividiendo. Contamos con pruebas de que se recurrió a las cuerdas y los nudos para medir las distancias. En la Biblia se habla de tensores de cuerdas y en griego la palabra “hipotenusa” quiere decir “lo que se estira a lo largo de algo”.

Ahora que tengo tiempo de pensar, no tanto en el invento de los números como en su impacto indescriptible en la mentalidad de la gente, flipo. El poder de los números para transformar la conducta de las personas es alucinante.

Tomen, por ejemplo, uno de los impactos más frecuentes y, sin embargo, desconocidos por tanta gente: el llamado “efecto ancla” de los números. Hagan la prueba conmigo. Formulemos la siguiente pregunta a nuestra vecina: “¿Cuántos habitantes tiene Turquía? (Dime antes si la cifra es mayor o menor de cinco millones)”. La mayoría contestará que es mayor de cinco y que su población total oscilará en torno a los 20 millones. Ahora bien, si hacemos la misma pregunta a otro grupo al que apostillamos que nos diga primero si su población total es mayor o menor de 240 millones, nos contestarán, en promedio, que la población de Turquía es de unos 180 millones de personas. El peso del “número ancla” que les mencionamos al hacer la pregunta es aplastante.



47 Respuestas to “Cómo los números transformaron nuestra conducta”

  1. AmorPorcino:

    “El pensamiento científico se apoya en los hombros gigantes de los sabios del pasado. Los niños y los artistas, no. ”

    Temeraria afirmación.

    Los artistas se basan en clásicos del pasado: antiguamente, el concepto “originalidad” venia de “origen”, no de “diferente”. No hay más que ver el caso de Shakespeare. La mayoría de sus obras teatrales se basan en una obra anterior: así, “Hamlet” se basa en “The Spanish Tragedy” de Tjomas Kydd, que a su vez se basa en una leyenda danesa…

    En cuanto a los niños, por supuesto están apoyados en los hombros de gigantes: sus padres.

  2. David v:

    Si les he contado estos detalles sobre el asteroide B 612 y si les revelé su número, es a causa de los adultos. A los adultos les gustan los números. Cuando uno les habla de un nuevo amigo, nunca preguntan sobre lo esencial. Nunca te dicen: “Cómo es el sonido de su voz? Cuáles son los juegos que prefiere? Colecciona mariposas?” Te preguntan: “Qué edad tiene? Cuántos hermanos tiene? Cuánto pesa? Cuánto gana su padre?” Sólo entonces creen conocerlo. Si uno dice a los adultos: “Vi una bella casa de ladrillos rosas, con geranios en las ventanas y palomas en el techo…” no logran imaginársela. Hay que decirles: “Vi una casa de cien mil francos.” Entonces exclaman: “Qué lindo!”
    Así, si uno les dice: “La prueba de que el principito existió es que era encantador, que reía y que quería un cordero. Cuando se quiere un cordero, es prueba de que se existe”, alzarán los hombros y te tratarán como a un niño! Pero si uno les dice: “El planeta del que venía es el asteroide B 612”, entonces quedarán convencidos y no molestarán más con sus preguntas. Son así, no hay que disgustarse con ellos. Los niños deben ser muy indulgentes con los adultos.

    Antoine de Saint-Exupéry: EL PRINCIPITO.

  3. HORTOPU:

    Muy interesante su observación, amigo Punset, sobre números, abuelos y conocimiento. Le felicito por su labor científica de divulgación, tan importante en un mundo donde se hace necesario saber un poquito más. Es importante CONOCER para CRITICAR. La CRÍTICA me parece absolutamente necesaria en esta época de uniformismos y pensamientos únicos. Tenemos que reivindicar el CONOCIMIENTO como un bien absolutamente necesario para el ser humano, pero un conocimiento global, una sabiduría. El conocimiento es un instrumento para el ser humano, pero no solo, es algo más. La pura instrumentalización del saber convierte a éste en una herramienta de poder y sojuzgamiento, y el conocimiento y la sabiduría deben ser un elemento que nos permita, sobre todo, ser más felices, saber vivir con los demás y ser respetuosos con nuestra casa Tierra, viviendo en armonía con sus leyes.

  4. Txema Prieto.:

    Buen tema y me encanta el enfoque lúdico-social de la figura de los abuelos, sean estos nuestros padres o nuestros ancestros, del pasado, sea cual sea su cultura…

    y suerte con la nueva temporada de redes, espero con ganas los nuevos capítulos, Gracais.

  5. Cómo los números transformaron nuestra conducta:

    […] Cómo los números transformaron nuestra conducta http://www.eduardpunset.es/7882/general/como-los-numeros-transfo…  por Maktub hace 3 segundos […]

  6. Ferran Vendrell:

    Eduard,
    A parte de los videojuegos también me han apasionado los números, sobretodo aplicados a cuestiones prácticas. Seguramente por esta razón he acabado siendo economista. Cuando llegue a abuelo seguro que disfruto “jugando” con mis nietos.
    Como académico te admiro porque eres la única persona en España que de forma sistemática divulga en la televisión sobre el mundo académico. Hay en especial uno de tus programas que guardo en la retina. El de BAUMOL!
    Pienso que en la crisis actual es necesario difundir la cultura del emprendizaje y en ese programa (pre-crisis) hiciste una primera aproximación muy buena. Creo que aun puedes hacer muchas más cosas. Hablar con académicos top en España como Vicente Salas (UZ) o internacionales como David Audretsch (Indiana university). Este segundo autor tiene una teoría reciente llamada “sociedad emprendedora” que la podrías relacionar muy bien con tu serie de programas actual. También habla de cambios culturales y de valores pero claro está desde una perspectiva económica (y no biológica). Otra cosa que podrías hacer es exponer casos de éxito aquí en España (role models) y hablar con inversores reales que transmitan que no es tan difícil conseguir financiación privada. La gente en España debería valorar menos el funcionariado y tu granito de arena puede ser muy importante!
    Si decides hacer el programa que te propongo estaría encantado en ayudarte. Tengo muchas ideas! Gratis por supuesto!! Trabajar contigo sería un honor por sí solo y una experiencia inolvidable!
    Saludos! Y felicidades de nuevo por tu post!

  7. MARIA JOSE BOTELLA QUIRANT:

    Muy bueno todo el texto en general, si tuviera que resaltar algo del mismo creo que me quedaría con el párrafo de: “Ahora que tengo tiempo de pensar……”
    Yo aún no he llegado a esa fase.
    Estoy en una en la que hago combinación de números con imaginación, pero siempre dentro de los límites de la realidad. Soy científico y mi mente es científica.
    Sí que es curioso como conductas tan distintas y distantes han llegado a ordenar numéricamente de forma tan similar.
    Los números, y las matemáticas, proporcionan orden en la vida.

  8. Gabriel Solsona:

    !Bravo Eduard!
    Permíteme una pequeña reflexión. Desde mi punto de vista, una de las mayores abstracciones y más útiles para nuestra sociedad de la ciencia matemática es la domesticación de lo infinito y lo infinitésimo, lo más grande que podemos expresar y lo más pequeño que podemos imaginar. Dicho de otra manera, el cálculo infinitesimal.
    Mis hijos, a la edad que empiezan a tener destreza con la aritmética básica y la ordinalidad de los números juegan a decir ‘y tú más’.. ‘y tú mil veces más’… ‘y tú infinitas veces más’… ‘y tú infinitas infinitas veces más’… Es encantador escucharlos… ¿Acaso no están cruzando la manera de pensar artística que mencionas a la del pensamiento científico?.
    No obstante, no reparamos en lo infinitésimo. Me gusta preparar a mis hijos para el momento que tengan que afrontar el choque intelectual del cálculo infinitesimal en el Bachillerato. Les suelo preguntar: ‘A ver, chicos… ¿Cuál es el número más pequeño del mundo, pero que no sea cero?’ Reflexionan unos segundos y empiezan a decir completamente emocionados, cero coma cero cero cero cero cero… (exhaustos)… cero cero cero cero uno! A continuación y depúes de su afirmación de que ese el número más pequeño del mundo les pregunto ¿Y si ese número que acabas de decir lo dividimos por dos? No tardan mucho en decir ‘cero coma cero infinitas veces cero cero cero cero …. cero cero uno!’
    Alimento para la mente.

  9. Miguel López:

    Hola, antes de nada aprovecho para dar la enhorabuena al blog ya que es mi primera entrada.
    Me gustaría comentar que en mi opinión toda persona que usa un metodo científico de pensamiento, necesita hoy en día más que nunca, un punto creativo para poder usar los conocimientos que va acumulando.
    Me explico mejor. En mi caso soy programador y aunque me paso el día aprendiendo nuevos lenguajes y métodos, no me sirven de nada mientras no encuentre nuevas formas de utilizarlos. Para esto hace falta una creatividad o imaginación que seguramente no funcione igual que la de un pintor o un performance. Quizás se parezca más a la imaginación que usa un arquitecto cuando crea una obra innovadora, aunque esta ha sido construida a partir de unas normas que permiten que no se venga abajo.

    ¿Cuál será la diferencia entre estas dos formas de imaginar?

  10. Jo. Carlos:

    Muy bonito y muy verdadero.

  11. antonia:

    tambien existe la palabra ancla, y tiene mucho mucho peso

  12. Ángeles Martínez Rica:

    Guaooooooooo, qué fotografía estupenda de un ábaco. Siento fascinación por los ábacos. Aunque soy “De Letras”, los número presisen cualquier acto de nuestras vidas, tanto como el propio lenguaje. “Cifras y Letras”, “Letras y Cifras”, tanto monta monta tanto. Creo que esa separación nefasta educacional aún hoy vigente, escinde nuestros cerebros en dos y mutila nuestra capacidad creativa y cognitiva. Creo que sistemas mixtos de enseñanza en los que los Números y las Letras convivan en armonía, sería óptimo en el aprendizaje humano. Cuando te han especializado en Letras, te es muy difícil encajar la dinámica de los Números y viceversa.

  13. Lola Poveda:

    Piendo que lo ancla es la ignorancia, la falta de humildad para contestar no lo sé, por ese empeño del ser humano de no parecer menos, es más sencillo interpretar, según una lógica errónea, que si nos dan un número a priori la respuesta no debe alejarse mucho de la cifra que nos facilitan.

  14. David González:

    Genial Eduard, como siempre. Tiene que ser maravilloso estar en su cabeza aunque solo sea un instante. Un abrazo desde Oviedo.

  15. Alberto:

    El abuelo inteligente apela al pensamiento científico y el listo,se apoya en el científico para argumentar un planteamiento creativo.Bravo Punset,sobervio como siempre.

  16. tomas ortega:

    formidable maestro. me alucinan tus esposiciones directas, sin tenicismos que a los no preparados nos resulta transparente. una pena el tiempo dedicado al menester político

  17. jordi:

    El número ancla es similar a las preguntas dirigidas o intencionadas, en las que según cómo la formulas influyes en la respuesta del encuestado.

    Me gustaría un comentario sobre el obviado número 0, que en un principio no se tuvo en cuenta hasta que hubo operar con él.

  18. Jaime Caballeroymoreno:

    La relación del abuelo/nieto tiende a compensar las supuestas deudas con nuestros hijos y nuestras propias frustraciones incluso con nuestra pareja. El resultado de este intento de compensación anacrónico
    suele ser poco ajustado a la realidad y demasiado pueril
    en muchas ocasiones.
    No estamos obligados a quemar el ultimo cartucho. La condición de abuelo es tan libre como la de niño huérfano. El resto casi siempre es producto de la propia vanidad del hombre.

  19. cristina:

    Querido profesor:
    Eso es usted para mi,un profesor,vivo aprendiendo y aprendo a vivir,si los numeros pesan naci el 13 de agosto de 1960 .
    me encanto su libro “el alma esta en el cerebro”.ese gran desconocido y al mismo tiempo, mecanismo perfecto,siga delitandonos con su sabiduria, es un honor y un placer leerlo,eso es felicidad,delitarse cleyendo, mirando desde mi ventana las montañas o el mar,o sentir la lluvia en mi rostro, tener amigos,vivir en paz con el projimo y contigo mismo,GRACIAS, DIOS, por que creo que no esta reñida la ciencia y las crencias.gracias punset.

  20. miosceles:

    cuantas cosas divertidas pueden hacerse con los numeros!

    Cuantos skaters hacen falta para desenroscar una bombilla?

    2

    uno pa desenroscarla y otro para grabarlo.

  21. Paco:

    Muy mala esta entrada, Punset. Irrelevante.

  22. MARIA:

    La verdad,es que me tiene fascinada…..Sr Punset…..me encanta su manera de pensar y su manera de progresar y ver más allá de las cosas que se ven a simple vista…..me parece que todo lo que intenta enseñarnos es incleible y ojalá hubiese más personas como usted.Gracias Sr Punset

  23. ana maria alonso:

    No entiendo muy bien lo escrito. Los numeros transformaron nuestra conducta? nunca pense en nùmeros pues creo que no tendrè nada en comùn con lo que Vd. indica para mì, a mis 62 años me sigue perdiendo el corazòn ¿que podrìa yo enseñar a mi futuros nietos sì no fuera desde el corazòn? casi todo el mundo por desgracìa piensan y ante pone los numeros a su vida eso es verdad, pero hay personas que les puede el corazòn y no piensan mucho en numeros, gracias a Dios? ò ………..
    Un saludo

  24. Alejandro:

    ¡Claro!
    Pero de ahí se desprenden varias preguntas.
    ¿Ambas formas se pueden alternar constantemente según el ánimo a lo largo de toda nuestra vida; dependen del contexto y de nuestras motivaciones? , ¿O bien simplemente son sólo dos formas de pensar que se nace con una o con la otra?
    Y si esto fuera así; Entre dos personas que tuvieran cada una estas distintas formas de pensamiento. ¿Cuál seguramente tendría más probabilidades objetivas de que le fuera mejor?

  25. Gerardo Fernández Albano:

    Si bien, puedo estar de acuerdo con las conclusiones del Sr Punset. Pienso que ni el lado derecho de nuestro cerebro es patrimonio exclusivo de los artistas ni el izquierdo de los científicos.
    Pienso más bien que el artista tal vez tiene una carga más creativa que el científico y a su vez el científico mas racional que el artista,
    Pero nuestro cerebro es un todo , como el conciente e inconciente de nuestro pensamiento. En nuestro transitar por el mundo ,al crear, al pensar ,al amar ,al elegir, ponemos todos los recursos a nuestro alcance .
    Yo creo que es mejor científicos aquel que es creador , siendo su pincel la herramienta matemática o sus conocimientos de botánica, no importa cual su herramienta , pero si que pueda crear como un artista con ella Einstein y sus lapiceros, y papel donde anotar, es un gran ejemplo de creador científico
    Lo mismo para el artista, aquel que tiene información sobre diferentes técnicas y sobre la historia del arte, y otras ciencias, puede tener mas potencial, que el aquél que no.
    Yo creo que el crear es el patrimonio más importante de la humanidad, las herramientas pueden ser, paletas o matemáticas, en todo caso herramientas que ha creado el hombre, si fue con el hemisfério derecho o el izquierdo……… quien sabe , cual fue el que primo?
    Gerardo Fernández Albano de Montevideo Uruguay

  26. Francisco Rodriguez:

    Docto Sr. Punset, que siga Ud. disponiendo de ese tiempo que dice tener para que podamos los demás “flipar” tambien con sus reflexiones y enseñanzas y al tiempo, alterar para bien algo de nuestro estado anímico, en ocasiones “sumergido”.

  27. Cristián Bustamante:

    Estimado Eduard: Ya soy abuelo, 2 nietas, y si. Con la mayor jugamos a lo que Aimee (Así se llama) me pide. Como tiene 3 años, percibe cantidades o tamaños (grande / chico).
    Mi profesión (Marketing y Publicidad) me lleva muchas veces a realizar estudios de Mercado. Uno de los trucos para obtener la respuesta deseada (admito que a veces manipulo las encuestas) es establecer un valor (número/cantidad) de referencia o ancla como Ud. bien lo define, para obtener un número o cantidad similar a la que mis clientes desean obtener.
    Bueno, su artículo me hizo ver la diferencia entre el pensamiento mágico y el científico.
    Gracias y saludos desde Salta
    Cristián

  28. Edgar Diaz:

    Muy bueno Sr. Eduardo, como todos sus escritos.

    Oportuno para consurtarle: cómo hago para conseguir su revista aquí en Venezuela?

    Saludos.

  29. Maruja:

    Intersante,observaré más a mis nietas.

  30. Olga:

    Los números son el bello lenguaje de la naturaleza.
    Con ellos se puede descifrar todo lo que rodea nuestra vida, desde el más pequeño universo al más grande.

    Felicitats.
    Gràcies

  31. asmpredator:

    Arte y ciencia, ciencia y arte no han ido nunca separados, al contrario, ¿no es ciencia la vibración armónica de la cuerda del violin?,¿ no es ciencia la reflexión de la luz sobre la tela pintada y la quimica de los colores?.
    El músico no es matematico pero su arte se basa en las matemáticas y aunque no sepa nada de ellas las utiliza, los tempos , los compases, las notas son pura matemática hecha arte.
    En la pintura , las proporciones vuelven a ser pura matemática.
    En las tribus salvajes hay bailes rituales que entrañan una intuición de los numeros, contar para seguir el ritmo, percutir rítmicamente el tambor…
    No hay arte sin ciencia ni ciencia sin arte.

  32. Michel Henric-Coll:

    Gracias a Eduardo por el artículo, y a David V. por recordarnos este maravilloso tratado filosófico que es El Principito.

    Mhc

  33. Pedro (ARG):

    Un poco de idolatración fue lo que dío sustento a estos grandes numeros, el solo hecho de pensar en probabilidades trae aparejado un sin fin de posibilidades que son cuantificables a la hora de decidir, esto nos lleva a pensar en numeros, abuelos, tíos, mascotas, etc. Todo habla de numero, el hecho de pensarlo no es otra cosa mas que pensar lo naturalizado.

  34. Pedro:

    Los abilidades matematicas se pierde desgraciadamesnte con el envejesimiento de las personas.¿ Porque a los majores les cuesta mas adaptarse cuando se trata de haser simple calculos matematicos que tienen aver con la vida de dia al dia ,con el dinero y diferenciar una cuosa de precio calidad?¿ se trata de algun cambio en el cerebro o de alguna enfermedad leve no tanto general? por exemplo les cuesta mas adaptarse al cambio de pesetas-euro y para haserse una ideea clara de lo que vale un producto necesita haser la transferencia euro-pesetas

  35. Maria:

    Señor Punset ! Le adoro , me encanta su programa y todo lo que aprendo. Adoro que gracias a usted estoy aprendiendo muchas cosas y soy una mujer mas inquieta y con ganas de saber y saber.
    Gracias .
    Un abrazo desde Ibiza

    Maria

  36. Guillermo ROBAINA MONTEIRO:

    Totalmente de acuerdo. El cambio en el uso del número romano al arábigo supuso una revolución. Otra, aún más importante, fue el uso del 0 y el 1 del sistema binario. Ahora se hace necesaria otra Matemática Social basada en la función múltiple de la sinergia.

    ¡Dios te guarde, Eduard!

  37. Josefina Maria Blàzquez:

    Siempre me ha sido muy estimulante pensar que cuando apareció el número cero en la historia de Occidente, todo cambió . Y esta lección del profesor Punset -me hace feliz- porque me da la razón-. Nació el % tanto por ciento y con ello el dominio y la fuerza numeral del 100 . (En romanas “C”) . Hasta en nuestros dias -hablando en broma- hemos tenido el “Todo a 100…” aunque ahora.. ya todo va por miles.. y las medidas están como desparramándose de sus dimensiones. Excepto en los tantos por ciento de intereses bancarios que caben muy bien… y de sobra, en el potecito donde están contenidos. Estamos desorientados.. pero es que ésto.. está muy desequilibrado. Un saludo a todos.

  38. Jordi Moreno:

    Esta reflexión demuestra que en la madurez de los abuelos siempre reside un niño que necesita aprender enseñando, y los números son la base de esa magnifica enseñanza que con la edad se vuelve mas compleja e indispensable.
    Gracias por esas dosis de enseñanza que nos despiertan inquietudes que se quedaron en los tinteros sin desarrollar.

  39. Miss Amanda Jones:

    “(…) hay dos maneras de pensar: una que es propia de los artistas y los niños y la otra que es la metodología científica (…)”

    Pues siento discrepar pero en mi humilde opinión, quien no sea como un niño no sólo no podrá entrar en el reino de los cielos sino tampoco en el de la ciencia. Porque la ciencia nace de la curiosidad y ésta siempre ha sido patrimonio de los niños más que de los adultos. Dejando aparte el tema de que hoy en día, quien se mete a científico tiene que ser bastante infantil y muy poco realista tanto en cuanto a expectativas económicas como al trabajo en sí. Hay dos maneras de pensar, eso es cierto. Pero atribuír una a los adultos y otra a la infancia no me parece acertado, sinceramente.

    http://misssamandajones.blogspot.com/2010/02/cientificos.html

  40. sole lopez:

    No llevo mucho siguiendo su blog,en cambio si le veo cada vez que puedo por televion.Se lo digo porque me ha parecido interesantisimo el tema del peso de los numeros en la sociedad y el numero ancla.´
    Por otra parte,referido a el tema de los abuelos y abuelas; son las personas mas adolrables y sabias de todas,pienso que vuelven a valorar la esencia de la vida como cuando eres niño,echo de menos a mi bisabuela,bisabulo y a mis dos abuelos y abuelas ; y es que he tenido la suerte que con tan solo 33 años de poder conocer a todos…
    No se si usted,Sr.Punset es abuelo, a mi me queda un rato aun, pero la verdad siento curiosidad por los dos temas.Gracias.

  41. pau:

    Víctor Hugo fue de los pocos afortunados de su tiempo, que pudo ser abuelos -de eso la Wiki española no dice nada y la francesa solo habla de sus cinco hijos-
    Eso del ancla, más bien es para los que no saben nada y pretenden saber algo, ¿no le parece? Mi vecina, por lo menos, no caería en esta trampa.
    Es curioso lo de los romanos, que empezaron con palos y terminaron con letras; pero lo más fuerte es el cuatro y el cinco, porque, según la teoría, debieron empezar contando por el último, ya que sin cinco no habría cuatro.
    Los niños conquistan la inocencia, sus padres la olvidan, puesto que, según ellos, deben tocar con los pies en el suelo.
    ¿Y los abuelos?
    No sé… todavía no lo soy, pero pienso que han aprendido que la realidad supera la ficción y todo es posible, hasta la fantasía más increíble.

  42. Interruptor:

    A mi me encantó un juego que me hicieron un día para demostrar que se piensa cuando hay cino o más números. Te enseñan cuatro palillos y tú dices inmediatamente “cuatro” sin pensar, los ves al instante. Pero si te ponen cinco palillos primero los cuentas uno a uno y luego dices “cinco”, con lo cual primero razonas y luego ves los palillos en su totalidad, muy pero que muy curioso.

  43. ANa:

    Estoy enamorada de eduard desde que le oí por 1ª vez en la radio,y por casualidad en redes a la 1h. entonces en t.v.e.,y sigo estandololo,y gracias
    a él estoy al dia de lo que mas me gusta aprendery aprender y estar al dia de la ciencia.estoy casada con dos hijos,pero eso no quita que sigua enamorada de eduard . gracias de todo corazon por su labor

  44. maria lorena orozco vivas:

    Graciaspor semillar a diario el alma de razones.
    Tu forma de acercar a la conciencia de la vida…vital !!
    Almazos !!…ma. Lorena o.

  45. Nuri:

    Alucinante, qué bien dejarme sorprender por una mente tan brillante. Gracias Eduard porque gracias a ti consigo olvidarme de mis problemas cotidianos y submergirme un poquito en la ciencia.

  46. Pedro:

    el De no ser abuelo no nos discapacita para inovar.

  47. jordi:

    En mi opinión, los genios son aquéllos que realmente usan correctamente estas dos maneras de pensar. Desde Hammurabi a Dalí, pasando por , Brahe, Mozart, Einstein… se trata de indivíduos excepcionales que, con las mismas reglas del juego, han sabido darle la chispa genial de la que carecían sus homólogos contemporáneos en sus campos

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.