Autor: Eduard Punset 12 septiembre 2010

Cuando un joven norteamericano sale de la universidad, ha pasado unas 5.000 horas de su vida leyendo, pero más del doble viendo vídeos, otro tanto hablando o escuchando por el móvil y más del doble viendo la tele. ¿Alguien ha calculado cómo utilizaba su tiempo mi generación?

A finales de los 50, el reparto del tiempo tenía una estructura muy distinta: habíamos pasado unas 25.000 horas leyendo y unas cuantas ante el televisor; ni vídeos ni móviles ni nada. Con la cabezonería típica de los que no aprenden nada, nos dio por decir que lo segundo era maravilloso y que atiborrarse de vídeos, consolas y videojuegos, infame.

Es urgente que les diga que estábamos profundamente equivocados. A nosotros nos llaman “inmigrantes digitales” y a ellos, “nativos digitales”. Pues bien, los nativos digitales tienen todas las de ganar al aprender las aptitudes necesarias para sobrevivir en las sociedades del mañana. Si vuelven a aprender lo mismo con idénticos sistemas que nosotros, no sólo no encontrarán trabajo, sino, lo que es peor, serán infelices. Las diferencias entre los dos colectivos van mucho más allá de lo que la gente imagina: “Experiencias individuales distintas suponen cerebros distintos”, afirman ahora los científicos.

Cuando con nuestra sabiduría arcaica afirmamos que los jóvenes de hoy no saben concentrarse, deberíamos decir más bien que no focalizan su atención en los antiguos mecanismos de aprendizaje: ¡No me molestes, mamá; estoy aprendiendo!, se titula el libro de Marc Prensky, el mejor científico dedicado a desvelar los secretos de los videojuegos y los programas de ordenador. ¿Para qué otras cosas sirven los videojuegos con los que mis nietas consumen horas cuando les dejan?

Eduard Punset desconecta unos minutos de su frenética actividad con un clásico de los videojuegos.

Un gran cirujano del Beth Israel Hospital dice: “Utilizo exactamente idéntica coordinación entre la vista y los movimientos de la mano cuando opero que cuando juego a videojuegos”. Es alucinante constatar que los cirujanos con experiencia en videojuegos cometen cerca de un 40 por ciento menos de errores operando que los que nunca han tenido esa experiencia digital.

Aparentemente, los jóvenes a los que les gustan los videojuegos y los programas electrónicos de ordenador aprenden actividades como pilotar aviones, conducir coches veloces, construir barrios y practicar medicina o veterinaria. Pero no se trata sólo de eso; se ha comprobado que, además de ampliar los horizontes visuales y de los sentidos en general, aprenden también a identificar los factores más importantes, así como a descartar los secundarios.

Los jóvenes a los que se les permite jugar con videojuegos en los que deben atender numerosos factores aprenden más rápidamente que los demás a distinguir lo esencial de lo importante, a fijarse en lo que de verdad cuenta y a prescindir de lo secundario. Los hay, pobrecitos, que tienen que confiar inconscientemente en que los sueños triturarán por sí mismos lo trivial y, de algún modo, les sugerirán lo que deben recordar en la memoria a largo plazo. Las consolas de ordenador y videojuegos hacen lo mismo a la carta: lo llaman “atención visual selectiva”.

¿Y qué más? Los niños que tienen la suerte de que les dejen entretenerse con los videojuegos aprenden probando –acertando unas veces y equivocándose otras– a desarrollar estrategias para salvar obstáculos. A los que les invade una vocación militar les servirá de mucho haber aprendido a valorar información que procede de orígenes múltiples; los especialistas lo califican de “conciencia situacional“, que a lo largo de los últimos años ha hecho que los pedagogos y filósofos urdieran la “estrategia de la innovación multidisciplinar”. Hoy es imposible innovar sin recurrir a la multidisciplinariedad y es imposible familiarizarse con ella sin videojuegos.



172 Respuestas to “¡No me molestes, mamá; estoy aprendiendo!”

  1. Diana:

    Podeis ver lo que opina Fernando Hernandez sobre este tema, lo podeis encontrar en el youtube, hablando sobre la necesidad de las nuevas tecnologias en los jovenes. Y como se trata de SU actualidad y de sus futuras vivencias que compartiran en un futuro con los semejantes de la misma generación. Se llama régimen escopico y condiciona a la persona y su identidad.

  2. Videojuegos sí, adicciones no « El blog de Petit:

    […] Punset escribía hace algún tiempo en su blog personal el siguiente […]

  3. angels:

    Eduard, no se si me ha ayudado tu artículo o me ha confundido más. Yo también pienso que estamos en la era digital y que los sistemas educativos y quien los imparten no se adaptan a las necesidades, las tendencias y las innovaciones hasta pasado varios años. Siempre hay un decaleje y ahora creo que es abismal. Sólo oímos que NO a los videojuegos porque los niños no se concentran, pero continuan memorizando y memorizando para un alud de examenes. Creo que los niños son unos imcomprendidos. Y los adultos como “no sabemos” nos volvemos autoritarios y todo el NO. Pero hay que continuar “moviendo conciencias”.

  4. ameba:

    Estupendo lo que dices, pero la base para que todo funciene bien es una buena base en educación emocional en los niños y sobre todo los padres.

  5. Punset y los videojuegos « yabrembre:

    […] Punset hablando de videojuegos en su blog. […]

  6. Nuri:

    Hola Sr. Eduardo, cada vez me sorprende más usted, yo pensaba que no opina de temas tan “modernos “. Tengo 2 hijos de 10 y 6 años y por supuesto que les dejo jugar con videojuegos y ver la televisión, pero en su justa medida, porque igual que son muy aconsejables para aprender unas habilidades también es cierto que “enganchan” que da gusto y no quiero que mis hijos olviden como se hacen las cosas ” a la antigua ” , no porque yo me lo considere, si no porque un día “se va la luz” y no saben hacer nada con tantas maquinitas.

  7. No me molestes, mamá; estoy aprendiendo « Preparándote:

    […] Pincha aquí para leer el artículo:) […]

  8. Alejandro:

    Estimado Eduard, sigo tus pasos con gran interés y me ha llamado la atención tu artículo y tus reflexiones.

    Quisiera poneros un ejemplo de alguien que tiene vida siendo el jugador con mas puntos en Logros (puntos de juegos) dentro de la plataforma Xbox 360 en España.

    El articulo no tiene desperdicio:
    http://www.fasebeta.net/archives/16060

    Que cambio se está produciendo, ya no somo “seres endemoniados” los jugadores de videojuegos.

    Saludos

  9. thomas:

    Además de todo eso, gracias a los videojuegos se aprende muchísimo inglés (tanto oral como escrito). También se reúnen datos culturales bastante interesantes (sin ir más lejos he aprobado un montón de exámenes de Historia, Cultura Clásica, etc gracias a Civilization, Age of Empires, Age of Mythology, etc).

    Más de una vez comenté con un amigo todos los beneficios que conllevan y lo discutí con mis padres desde niño, pero nunca me creyeron. Sin embargo. es cierto que a raíz de ellos te vuelves una persona mucho más introvertida y crea una terrible adicción que te impide llevar una vida sana si eres incapaz de controlarlo.

  10. Trompista:

    Me parece muy interesante el artículo y estoy parcialmente de acuerdo con él. Pero se olvida de que existen otras actividades que potencian algunos de los rasgos de habilidad y estímulo que menciona: ¡tocar instrumentos musicales, por ejemplo! Los videojuegos no son la solución a todo, ni son tan novedosos…

  11. El uso de los videojuegos en la infancia | Pitiflú:

    […] no debemos tenerle miedo a su uso. Os dejamos un post muy interesante de Eduardo Punset a este respecto en el que nos aporta más datos sobre el tema. Compárteme con tus […]

  12. Iphigeneia Mariou:

    Bajo el titulo “Video Games Are Natural Teachers; Childen Find Them Highly Motivating” la cadena CBS lanzó un debate, no hace mucho, sobre el papel de los video-juegos en el desarrollo intelectual y emocional de alumnos en edad pre-escolar. Argumenta que 28 minutos diarios delante de una video-consola son necesarios ya que fomentan la creatividad del niño y canalizan su imaginación. Es que … hay opiniones para todo …

  13. Eduardo:

    37 años. Consumidor voraz de historias. Jugador desde que salió Pacman.
    Estudiante de Filología Hispánica y Jefe de Correción de un periódico. Quería comentarte que desde mi perspectiva, y de la de muchísimos de mi generación, comics y videojuegos son parte activa y dinámica de la narrativa, y que no pocos de ellos son y serán en los años venideros verdaderos clásicos, que serán reconocidos por todos aquellos que los hayan conocido.
    Se agradece enormemente que de alguna manera el academicismo se vea en “jaque” frente a tus declaraciones. Buena falta le hace adaptarse a los tiempos y aceptar lo que es ‘nuevo’, pues los seres humanos lo hacemos constantemente, sin descanso, y sin pensarlo demasiado.
    Pues la vida no gusta que perdamos el tiempo.

    Agradecidamente.

  14. Felix:

    Sr. Eduardo. Yo era super fan suyo. Todos sabemos que las nuevas tecnologías están a la orden del día, pero no por eso creo que haya que introducirlas en todos los ámbitos de nuestra vida, esto está teniendo consecuencias muy graves (por mucho que usted nos quiera convencer de “lo bueno” que es jugar con videojuegos), ¡desde cuando!, esto produce niños autistas, agresivos y tiranos, y para nada creo que desarrolle la inteligencia. Son personas que no saben razonar ni comprenden nada (y eso ya lo estamos viendo); pero bueno, supongo que ese sea el verdadero objetivo, gente inepta y dócil. La vida no es fácil, y hay que hacer esfuerzos para conseguir objetivos; y estamos produciendo un mundo de tontos y vagos. Ya habeis ganado Sr. Punset. Se que no seré publicado. Un saludo.

  15. Felix:

    Estoy deacuerdo con Manel.
    No debemos olvidar, que estos “niños” de 30 años son la primera generación de videojuegos, las consecuencias están por ver. Pero los niños de hoy son un problema real.
    Los videojuegos podrán ser buenos para algunas cosas, como decis por ejemplo para futuros cirujanos, pero seguro que enseñandoles a punto de cruz obtendríamos el mismo resultado. Pero hay más contras que pros.

  16. Departamentos temporarios:

    No está mal pasar un rato frente a una computadora o viendo televisión para distraerse, pero cuando alguno de estos aparatos toma el control es cuando hay que preocuparse.

    Muy bueno el post!

  17. EN DEFENSA DE LOS VIDEOJUEGOS « GamesAjare:

    […] juegos no son ni buenos ni malos”. Pero entonces leí un interesante artículo de Eduardo Punset (dos, de hecho) que me hicieron pensar de otra manera. Yo ya estaba interesado entonces por la conciencia […]

  18. Videojuegos Come Cocos | Juegos XYZ:

    […] 2.Blog de Eduard Punset » ¡No me molestes, mamá; estoy aprendiendo! Es alucinante constatar que los cirujanos con experiencia en videojuegos ….. Sobre todo en el caso de los niños, muchos videojuegos son en mi opinión …. Pd : tienes que meter mas horas en el come cocos, se te vé como pez en el campo. http://www.eduardpunset.es/7838/general/%C2%A1no-me-molestes-mama-estoy-aprendiendo […]

  19. maria:

    Gracias, Eduard, pero ¿que hacemos cuando crea una fuerte adicción en los niños, los desconcentra y los pone muy nerviosos, porque eso es lo que le pasa a los míos?.

  20. PlayStation ahora entretiene con cuentacuentos «:

    […] escribía un post muy interesante sobre cómo ayudan a educar los videjuegos, titulándolo: “¡No me molestes, mamá; estoy aprendiendo!“. Ahora coincidiendo con el E3(Exposición de Entretenimiento Electrónico) Sony ha […]

  21. “QUIJOTES” DE HOY EN DÍA | enclasedemarian:

    […] http://www.eduardpunset.es/7838/general/%C2%A1no-me-molestes-mama-estoy-aprendiendo […]

  22. Jose - GTA V:

    Pues totalmente de acuerdo, dependerá del videjuego y de lo que nos aportará en cada momento y de la personalidad. Un saludo.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.