Autor: Eduard Punset 29 agosto 2010

“La magnitud del impacto sobre la salud de una buena red de apoyos familiares y de amigos es similar a la que se obtiene dejando de fumar”, comentan los científicos que han investigado sobre este tema en las universidades de Utah y Carolina del Norte, EE.UU. La gente empieza a impresionarse por las pruebas repetidas de que la soledad es fuente de todas las angustias y desvaríos, mientras que la relación de un cerebro con otro resulta esencial para sobrevivir.

En lenguaje llano, lo que están sugiriendo ése y otros estudios similares, iniciados hace 20 años, es la importancia de lo que los científicos Salovey y John Mayer llamaron “inteligencia emocional”. Veinte años después, descubrimos que las personas con relaciones sociales prolijas –un estado inaccesible sin un cierto grado de inteligencia emocional– tienen un 50 por ciento más de posibilidades de sobrevivir que los ajenos al torbellino social.

Dejar de fumar, el cuidado de la dieta y hacer ejercicio son tan importantes para tener buena salud como cultivar las relaciones sociales. (Imagen: Usuario de Flickr).

“Los médicos, profesionales sanitarios y educadores tienen en cuenta factores de riesgo como el tabaquismo, la dieta o el ejercicio. Los datos que presentamos aportan razones de peso para añadir las relaciones sociales a esa lista”, anotan los científicos citados. Caminamos hacia una situación en la que la rutina de las revisiones médicas sanitarias comportará también medir el grado de bienestar social. ¿Y eso cómo se come? –se preguntarán mis lectores– ¿Cómo lo podemos medir con la misma facilidad que el tabaquismo, la buena dieta o el ejercicio físico o cognitivo?

Con un pequeño esfuerzo colectivo. Las relaciones sociales se modulan con multitud de prácticas, unas conocidas, como las de vecindad o laborales, pero totalmente ignoradas las otras; es aquí donde entran en juego las emociones básicas y universales fruto de nuestra biología y psicología. Ya sabemos que, siendo importante el conocimiento de la “inteligencia emocional” de cada individuo, lo es sobremanera la “inteligencia social”: es decir, los comportamientos surgidos a raíz de la comunicación recíproca entre distintos cerebros.

Gracias a las investigaciones de los autores citados, además de la implementación de proyectos específicos de gestión emocional y social como el de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, o los de Rafael Bisquerra, de la Universidad de Barcelona, o Richard Davidson, de la de Wisconsin, EE.UU., contamos hoy con el modelo –constructo lo llaman los académicos empedernidos– susceptible de explicar nuestro comportamiento social y emocional. Estamos hablando ni más ni menos que de la mayoría de nuestras decisiones diarias. Por favor, que alguien me explique por qué en el pasado sólo nos hemos concentrado en una minoría de los temas que nos pasaban por la cabeza.

Contamos hoy con una idea más que perfilada de las habilidades que componen estas competencias emocionales y que deberemos aprender a transmitir a las nuevas generaciones por el tamiz de la enseñanza infantil, primaria, secundaria, corporativa y de la tercera edad. Para que no les sirva de excusa a los rectores sociales, se las voy a enumerar, dejando para los próximos 20 años el detalle de sus contenidos: aprender a focalizar la atención en las emociones propias; apreciar la interacción entre emoción, comportamiento y procesos cognitivos; infundir autoestima, resiliencia y curiosidad; trabajar en equipo de modo cooperativo y no competitivo, lo que supone aprender a escuchar y comunicar y saber solucionar conflictos ejerciendo un liderazgo emocional.

El aprendizaje de estas nuevas competencias es la clave para que los jóvenes encuentren trabajo en lugar de sumirse en el paro. ¿Por qué no intentamos recoger dos millones de firmas entre todos para impulsar el proyecto?



115 Respuestas to “Tener amigos es bueno para la salud”

  1. yerba:

    Hoy, quizás, la amistad también está demasiado caracterizada por lo que es
    diversión e intercambio material. Carece de suficiente dosis de reciprocidad
    afectiva e intelectual.

  2. David:

    Muy buenas

    Hablar de amistad para mi, es hablar de una desconocida.
    Ni he sido un criminal, ni he cometido delitos: pero, es lo que hay: 30 años de soledad, y sin amigos.

    No hablo así para dar lástima: es como una costra a la que te acostumbras: a veces te cruzas con una sonrisa por la calle:
    la mayor parte de ellas, con nadie.

    Aprendes a fundirte en el olvido: por la cuenta que te trae: si no quieres que los demonios internos, y tus propios fantasmas te posean. Es muy cierto el viejo dicho, que uno es su mayor enemigo: cuándo no tienes ojos a los que mirar: ¿Qué referentes tienes?

    Cualquiera que me lea dirá: ¿no tienes padres?: sí: claro que los tengo:
    y admirables: pero no son de mi edad. He leído en algunos renglones más arriba, que un hombre se sorprendía al ver a su amigo solitario, como envejecido: no te extrañes, compañero: la soledad es una carga muy pesada.

    Día a día voy encontrando mis apaños, y, hoy, casualmente he leído vuestros textos: pienso que hablar de amor y de afectos, es hacer gimnasia con la lengua: esos sentimientos hay que mostrarlos.

    Aunque a decir verdad: para la gente marcada por la navaja de la soledad,
    es muy difícil llegar a ellos. Y no tanto porque no quieran ser amados;
    sinó porque han sufrido tanto, que temen sufrir de nuevo.

    Vivo, medianamente: tal vez muera en una fosa común: la vida es potable: pero es muy cierto, que no tener a nadie con quién compartir,
    que sea de tu quinta, o que te quiera, es un plomo que te hunde el corazón día tras día. Llegas a maldecir la vida, porque pierde su orientación.

    Os escribo esto, para que si algún día veis al alguien aislado, solo: a quién no comprendéis: no le deis la espalda. Recordad que la inquisición
    mató a muchos genios, porque no les entendió; y, del mismo modo:
    esas mujeres y hombres, de sambenito solitario, pueden ser seres maravillosos, en busca de una mirada o un corazón.

    Buenas noches, y adiós.

  3. Esther:

    ¡Que bueno este tema que se lanzó hace un par de semanas ya y todos los comentarios desde luego…! la única duda que tenía hasta ahora para si o no participar en ello era el idioma. No sé expresarme como vosotros nativos, me falta vocabulario, accentos, y seguro k cometo muchos errores gramaticales…(y otros;) pero… ¿qué más da? bueno… mucho o poco… o nada… ya me es igual…aquí estoy.

    Entonces, justamente lo que escribe David me ha dado la respuesta a mi duda; escribiré algo. David, tengo un par de preguntas para ti: ¿cuales han sido las calles por donde has andado tú estos 30 años pasados encontrarte con pocas sonrisas? ¿Tienes un espejo en casa?? y si es el caso, te has mirado a tus propios ojos que seguro son muy bonitos? …pienso que cualquier cargo que llevas es pesado si no hay otros cargos para comparar este peso; la soledad no puede ser tu único cargo… El hecho de que estás aquí en este blog compartiendo tu estado con ese mundo virtual/online, estás mostrando estos sentimientos de ‘hacer gimnasia con la lengua’, no? Ai, no lo sé tampoco, no sé si he hecho bien al final de hacerte todas estas preguntas y encima en público, bueno, compartidas con un público exclusivo, pero espero que tu no des la espalda a tu mismo, a tu entorno, a las calles por donde andas, a las (pocas) sonriras que tienes alrededor tuyo y a la vida que tienes delante tuyo. Un abrazo muy fuerte, eso es lo que os mando a todos. Buenas noches…

  4. 42335:

    Pues tal y como esta el panorama,mejor ni hablamos…

  5. Esther:

    pues solo una sonrisa…

  6. juan:

    nada mas k digo esto desde k me dieron de lado empee a tener trastorno obsesivo compulsivo y ansiedad

  7. Angela:

    Gracias por lo que usted escribe en su blog. Realmente es muy interesante y enriquecedor. Realmente el tema de la amistad siempre sera un tema que a todos nos interesa y nos ayuda a crecer como personas.Felicidades

  8. 18181:

    Un mensaje para David, nº 102, ¡Ya somos dos los solitarios!

  9. Un altre consell fàcil per protegir el cor | ICS Catalunya Central:

    […] els amics i la família: Eduard Punset diu que “tener amigos es bueno para la salud” i exposa els resultats d’una investigació al […]

  10. JENYFER SANDOVAL TREJO:

    Hola estoy de acuerdo con usted tener amigos es bueno para la salud ademas de que te hacen feliz, te escuchan y estan para ti cuando lo necesitas. Sin que te des cuenta te quieren mucho y tambien eres algo valioso para ellos, gracias a ellos me siento alegre y me hacen crecer como persona humilde Saludos amis amigos en especial a una amiga muy querida que ha estado conmigo en las verdes y en las maduras graxias clau te quiero xoxoxoxoxo y muchos mas

  11. lily:

    Hola, recien entre al blog, me gusto, tener amistades es lo mejor qu epuede haber, tengo unas amigas estupendas, con las que comparto todo de mi vida, saludos

  12. manuela:

    que dídicil me resulta mantener a los amigos!A veces se van de tu lado sin saber por qué. Hay alguna fórmula o es un problema solo mío?
    A mi me gustaría tener un grupo de amigos de los de verdad para compartir mis alegrías y mis temores , pero es tan difícil!

  13. Vivir la soltería con felicidad – La Mente es Maravillosa:

    […] siento feliz; tengo mil proyectos conmigo misma, mil cosas por hacer aún en mi vida. Tengo a mis amigos, a gente que realmente me aprecia y me […]

  14. Inteligencia emocional para tu día a día – La Mente es Maravillosa:

    […] pareja, me siento solo y si la tengo, creo que deberíamos darnos espacio. Si no salgo con los amigos me siento deprimido y aburrido y si salgo, siento que no encajo en ninguna […]

  15. Inteligencia emocional para tu día a día | Soin de soi:

    […] pareja, me siento solo y si la tengo, creo que deberíamos darnos espacio. Si no salgo con los amigos me siento deprimido y aburrido y si salgo, siento que no encajo en ninguna […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.