Autor: Eduard Punset 25 julio 2010

Terminó el curso escolar. Irrumpió el verano después de un invierno feo con ganas. Es el momento de pararse a reflexionar un poco sobre lo aprendido y desaprendido este curso. Lo hemos hecho siempre, aunque muchas veces sin saberlo: camino de la playa, del país virgen hacia el que me dirijo para aprender idiomas, del trabajo transitorio y espasmódico que me renta algo de dinero para hacer luego lo que quiero.

Me gustaría compartir contigo –para que me confirmes mis intuiciones o me pruebes que estoy equivocado– los descubrimientos incuestionables de este curso, después de mirar alrededor y ver lo que está ocurriendo. En primer lugar, constato que una amiga a quien diagnosticaron el virus del papiloma humano tendrá que esperar dos meses antes de tener los resultados de su último análisis, del que depende no sólo su vida sexual, sino su vida, por lo menos psicológica.

La universalización inevitable de todas las prestaciones sociales ha provocado su colapso o erosionado su eficacia. De cara al futuro deberemos, pues, tomarnos en serio nuestras inversiones en materia de prevención; tendremos que prevenir para adelgazar el peso agobiante de futuros compromisos.

En segundo lugar, podemos felicitarnos por haber sabido cuidar de nuestra salud física mediante ejercicios en el gimnasio o en casa y un incipiente cuidado de la dieta. Son los dos soportes de la salud física. Pero no hemos sabido velar todavía por nuestra salud mental, que no es menos importante, sino más.

Por favor, active Javascript y Flash para poder ver el vídeo Blip.tv. Episodio número 35 de Redes, en el que el Eduard Punset entrevista al psicólogo Walter Mischel, de la Universidad de Columbia, en Nueva York, en relación a su experimento sobre la voluntad humana.

¿Cómo activo mis procesos cognitivos? ¿Cómo conservo la memoria a corto y largo plazo? ¿Cómo impido que el estrés reduzca el volumen de mi hipocampo? ¿Qué actitudes debo adoptar para que siga generando mi cerebro nuevas neuronas? Es fácil evocar los gimnasios repletos de mecanismos para hacer ejercicios, pero nadie o casi nadie es capaz de visualizar los robots y consolas dotados con los programas para conservar y mejorar nuestra salud mental.

En este curso hemos tomado nota también, afortunadamente, del poder de nuestro inconsciente; de que la mayor parte de nuestra evolución ha transcurrido sin conciencia. Es decir, que la mayoría de las decisiones que han afectado nuestra vida se ha tomado al margen de la razón, porque no disponíamos ni de toda la información ni del tiempo necesario para ponderarla. La neurología y psicología modernas nos han sugerido, en otras palabras, que podemos confiar en la intuición.

Al contrario de lo que habíamos creído hasta hace muy poco tiempo, no estamos programados del todo y por ello nuestra experiencia individual puede afectar nuestra estructura cerebral; es decir, tal vez no podamos cambiar el mundo como yo creía cuando tenía 17 años, pero sí podemos cambiar nuestro cerebro y el de los demás; lo que es lo mismo. Por primera vez en la historia de la evolución tenemos futuro.

Después de un experimento en la Universidad de Columbia que ha durado 20 años, ahora podemos aplicar el aprendizaje social y emocional en las edades más tiernas, garantizando en la vida adulta menores niveles de violencia y mayores de altruismo y compasión. Hemos consensuado a escala universal los dos pilares básicos de esta nueva aptitud: la necesidad de aprender a gestionar la diversidad característica del mundo globalizado, que es el nuestro, y a gestionar lo que une a este mundo tan diverso; es decir, las emociones básicas y universales como la rabia, el desprecio o la sorpresa.

Por último, dejemos de menospreciar los avances de la ciencia y tecnología y seamos confiados, como mis nietas, que desde su cuarto de estar están ya fabricando órganos sin donantes, transfiriendo genes horizontalmente o produciendo energía del aire mediante la fotosíntesis sintética.



36 Respuestas to “Lo aprendido y desaprendido este curso”

  1. Redes para la Ciencia » Lo aprendido y desaprendido este curso:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  2. Dr.Jorge de Paula:

    Estimado Eduard Punset, me sorprende la energía y el optimismo desbordante que transmite en cada una de sus reflexiones, a tal punto que por momentos ese optimismo como diría “Paco Espínola” pasa por encima de la realidad o de los posibles escenarios futuros. !Qué bueno es es verlo con ese optimismo pero valorando la eventualidad de que si bien el aprendizaje social y la gestión de las emociones resultará vital para un mejor escenario futuro, solamente aumentará las probabilidades de formar seres más compasivos, más altruístas y más humanos, pero no lo podemos “garantizar”.
    Por otra parte ha Ud. tocado un punto crucial: “La universalización de las prestaciones sociales ha provocado su colapso o erosionado su eficacia”. Vivimos un momento gran turbulencia, donde también suceden cosas paradójicas, tales como un extraordinario avance en tecnologías, en conocimientos, en fármaco genética, en atención de situaciones agudas, pero por otra un debilitamiento de la relación médico-paciente-sociedad, que termina, erosionando el sistema y la atención.
    Me recuerda una hermosa carta escrita por el Dr.Jorge Diescht: “carta a los jóvenes que nos cuidarán de viejos”, en la cual nos previene que quienes tratamos con personas, no debemos olvidar que además de descubrir en los pacientes un conjunto de órganos y de células funcionando más o menos bien, encontremos siempre en ellos “al ser humano que sufre”. Es vital que este avance tecnológico (que resulta fascinante por un lado), no aleje aún más la distancia entre el personal de la salud y el ser humano que sufre.
    Los científicos y quienes trabajamos y amamos las ciencias de la vida y las ciencias de la salud, debemos tener siempre muy presente que cada nuevo adelanto nos descubre nuevas interrogantes, y que simplemente seguimos y seguiremos corriendo el muro donde comienza la oscuridad como dice el escritor José Donoso, cosa que lastimosamente ocurre por doquier. Paco Maglio nos alerta en su libro: La dignidad del otro, sobre esa distancia que se ha generado y que muchos la perciben como muy larga.
    Bueno es valorar los avances de la ciencia y la tecnología, pero debemos estar muy atentos a algunos aspectos preocupantes que estamos viviendo y que el Dr.Valentín Fuster ha señalado con mucha precisión en una reciente conferencia: Etica y Humanismo en la universidad.
    En un mundo tecnificado, pero caracterizado por una gran inestabilidad socio-cultural, económica y política, una Universidad que potencia la misión de formar excelentes y prácticos técnicos profesionales, debe al mismo tiempo potenciar más y más el desarrollo de individuos con valores éticos-humanísticos y de responsabilidad, y por tanto líderes para un mundo mejor y globalmente más justo.
    Solo esa formación integral, podrá alentar la posibilidad de un futuro mejor.
    Etica y humanismo en la universidad – Dr.Valentín Fuster
    http://drgeorgeyr.blogspot.com/2009/02/etica-y-humanismo-en-la-universidad.html

  3. Montserrat Lledó Lomas:

    Como siempre, gracias señor Punset. Me ha confirmado algo que hace algunos años intuyo, hay dos èpocas en mi vida que funciono como una colegiala, observando los progresos de la temporada. Una es èl tiempo de las fiesta navideñas, cuando el cuerpo reposa porqué en la zona del planeta en la que vivo, -apenas viajo- hay largas horas de oscuridad y mi cuerpo y mi cerebro lo celebran repasando las circunstancias vividas y me indican si he aprendido o desaprendido alguna actitud que mejora mi calidad de vida actual. La otra temporada son las vacaciones de verano, o simplement el verano. Las largas horas de luz me activan intelectualmente, tengo más capacidad para llevar a término mis senzillos proyectos. Después de comprabar, muchas veces que no he pasado el examen que me he propuesto, he aprendido a darle la justa importacia, pones más atención en descubrir las actitudes que me dañan y a pones atención para modificarlas con calma.
    Gracias, pués señor Punset: su trajabo es un soporte sólido para mi ahora y aquí. Buenas Vacaciones

  4. login:

    Hablando de salud, oí una vez que también había una tercera componente que había que ejercitar, la salud social o medioambiental. En cuanto al ejercicio mental, yo pienso que si depaso se aprende algo mejor, en vez de hacer sólo psicotécnicos.

    Estas cosas puede que nos ayuden a recuperar cada vez más nuestro yo auténtico y deshacernos de nuestro ego, que creo que es otra conclusión en la que insisten los psicólogos.

  5. Carmen:

    Soy incapaz de menospreciar los avances de ciencia y la tecnología, aunque decir que lo desconocido puede asustar, cierto.
    La educación de los niños es fundamental, y preocupante para una madre como yo, de una niña en edad escolar, establecer límites con cariño, les convertirá en adultos más responsables, fomentando el razonamiento, sin dejar de dar importancia a los valores, para que puedan convertirse en seres más humanos.

    En cuanto, al programa sobre “La nueva cardiología” Al ver su video soy más consciente, que mi elección de letras, en mi etapa de estudiante, limitó otras posibilidades a desarrollar y posiblemente de sentirme más útil.
    Como mujer de un marido a la espera de un transplante de hÍgado, no puedo por menos sino sentirme apasionada por la posibilidad que exponen en el video del programa 65 de Redes, que con células de un paciente se puedan llegar a obtener órganos bioartificiales. Simplemente apasionante, y posiblemente, ya no se tendría que depender de los inmunosupresores. Un nuevo mundo de transplantes que se nos abre ante los ojos. La capacidad de las células madres de desarrollar células especializadas, y regenerar la estructura de un órgano es maravilloso. Enhorabuena, por abrir nuestros ojos y ofrecernos la posibilidad de estar informados ante estos avances.

    Un saludo.

  6. Tere:

    Soc una fan dels seus llibres i els seus programes Redes, el felicito per tan bona feina Sr. Punset. Una encaixada…………Tere

  7. pedro maria carpena gómez:

    Me encanta esta sencilla exposición de tan lúcidos cometarios

  8. Inés Vázquez Méndez:

    Vivir y educar a una persona con TDH, con trastorno DAMP, me hace pensar con respecto a este artículo, hasta que punto a mi hijo le va a afectar al desarrollo de su estructura cerebral el no controlar las reacciones ante los estímulos que se le presentan en la vida y le suponen un esfuerzo. Aunque es buenísimo, estupendo, su actitud a la hora de aprender es muy negativa y evasiva, de hecho es donde radica su mayor dificultad. Cómo le afectará el hecho de no controlar su tiempo, de que los demás tengamos que programarle su vida, como transmitirle que tiene que ser autosuficiente… Desde luego, no se lo que pasa con los tiempos que vivimos y la Dopamina, pero si veo que cada vez l@s niñ@s presentan más este transtorno. ¿Y si estamos haciendo con nuestro cerebro algo externo que lo desmotiva? ¿Demasiadas imágenes, todo hecho, y por eso ya no se motiva por propia decisión interna no controlada?

  9. Sergio Pérez Vadillo:

    Creo que tienes razón a la hora de afirmar que es tiempo de reflexión. Inevitablemente, en verano, en mayor o menor medida, todos realizamos una reflexión consciente o inconsciente del curso pasado; así como de los caminos escogidos durante el mismo. En la mayoría de los casos hacemos propósitos de nuevas y buenas intenciones para el nuevo periodo al que nos enfrentamos. Analizamos subjetivamente todo lo acontecido y pensamos que vamos a lograr nuevos logros que nos proporcionen cierta cuota de éxito. Lo que muchos no pensamos es que todo esto está encaminado a la supervivencia del individuo ante una especie fundamentalmente social. Todos aquellos conflictos, bien o mal resueltos, que forman parte de nuestra memoria a corto plazo, los recordaremos con una parte de autoprotección e incluso nuestra mente los modificará de tal manera, que en su percepción actual, nos hagan el menor daño emocional posible. Tendemos a creernos no culpables, sentimiento religioso en nuestra sociedad, y no causantes de todos estos enfrentamientos. Cuando en realidad no poseemos una visión tan cercana a la globalidad de las situaciones para conseguir llegar a los desencadenantes, por mínimos e insignificantes que sean.

    En fin, que abogo por no reflexionar únicamente en periodos vacacionales si no por el contrario dedicar diariamente un tiempo y espacio adecuados para conseguir ser mejores en cada una de las facetas de nuestras vidas.

    Un cordial saludo.

    Sergio Pérez Vadillo.
    Maestro de Educación Especial.

  10. SkiterSkiterio:

    Muy buen resumen señor Punset. Esperemos que la realidad cotidiana de cada uno de nuestros jóvenes no ensombrezca su confianza y ánimos en cambiar el mundo cuando lleguen a los 17, o a los 34, o a los 68, o…

    Gracias por ser, estar y comentarnoslo.

  11. gines:

    jamas pensé poder tener la oportunidad de drigirme a usted, le estoy muy agradecido por lo sabiruria que tansmite en todos los temas que trata, le seguiré leyendo, viendo y escuchando, me llevo conmigo sus sabios consejos y optimismo para sacar mejor rendimiento a la vida. muchas gracias y un saludo.

  12. lina schneider:

    completamente de acuerdo en invertir más en prevención, tanto a nivel físico como psíquico. lamentablemente ese tipo de inversión, se observa más en personas de mediana edad que en jóvenes.Deberíamos saber tocar los mecanismos necesarios para que los jóvenes creyeran en ella.
    Totalmente de acuerdo en confiar en nuestra intuición. A lo largo de mi vida (63) lo he hecho multitud de veces. Cuando el hecho ocurre, veo tan claro lo que debo hacer, como si lo leyera en un libro.
    y por último, totalmente de acuerdo también, en que seamos confiados. Confiemos, sobre todo en nosotros mismos.
    Un saludo cordial. Lina+

  13. Violeta:

    Hola Sr. Punset, le hablo desde Venezuela. Pienso que si, que es hora de que ya tomemos conciencia de nuestra inconciencia, pienso que cada vez tenemos menos excusas para ser inconcientes por la cantidad de información y la velocidad con que esta viaja en la era del conocimiento que estamos viviendo…gracias a la revolución que vivimos, yo, desde aqui, “al otro lado del charco”, en un país que no es desarrollado y que estamos lejos de serlo por las politicas retrogadas de nuestros líderes, y la cantidad de ignorancia que existe por parte de la población, puedo construir un criterio diferente teniendo acceso a informaciones como esta, es por eso que no es una mera banalidad lo que se dice por alli que “la información es poder” y es definitivo que el conocimiento es nuestro principal activo para el futúro, gracias por ofrecernos esta información que la considero tan valiosa, me encantaría poder tener acceso a la revista de Redes pero lamentablemente no se distribuye en mi país, igualmente lo felicito por tratar de “cambiar el mundo” y no perder la fe en esa ilusión que tuvo a los 17 años

  14. Pilarvv:

    A veces es dificil confiar en el avance de los seres humanos, sobre todo cuando ante cualquier dificultad hacemos lo de siempre, correr al grito de sálvese quien pueda!!

  15. amparo ubeda:

    me parece genial que haya personas como eduardo que estudien la mente a tales niveles,descubrir lo que somos capazes de ser y hasta donde llegar es simplemente maravillos. gracias por darnos estos conocimientos y hacernos conscientes de el potencial que tenemos.

  16. Jesús:

    Muy interesante el artículo, como todo lo de este hombre. Un aspecto en el que me gustaría hacer incapié es en el de que no cuidamos la salud mental. Hablar de psicólogos o terapeutas nos parece una cosa para locos. Sabemos reconcer al momento cuando tenemos un resfriado, un catarro, una gripe, una gastroenteritis…patologías que nos duran como mucho una semana en circunstancias normales y que nos afectan poco.

    Sin embargo, la gente “de a pie” que no estudiamos psicología, no sabemos detectar las patologías psicológicas o sus síntomas, y son precisamente las enfermedades mentales las que más nos afectan a la par de las enfermedades físicas graves. A cuánta gente conocemos con comportamientos propios de sufrir alguna patología o al menos con síntomas? O qué sintomas o problemas tenemos nosotros, que si supiéramos localizarlos viviríamos mejor?

    Lo peor de todo es que creo que la sociedad occidental fabrica gente con problemas en masa y no sabemos como solucionarlos. Nos empeñamos en ir a la luna y saber lo que pasa en las estrllas, y sin embargo nos sigue costando la misma vida INTENTAR ser felices.

  17. blanca:

    La felicidad como esfuerzo de la voluntad?Y entonces porque los enfermos depresivos que quieren alejarse de su infelicidad y utilizan enormes esfuerzos de su voluntad para asearse no consiguen su felicidad

  18. Raquel:

    Hola Eduard,
    Me gusta mucho contar, como proceso también, lo desaprendido, que para mí, es de las tareas más complicadas y dolorosas, aunque también de las más fructíferas por lo liberador.
    Quiero compartirte que yo también tengo el virus del papiloma humano, aunque en un nivel leve, eso si, lo suficientemente alertante como para que me hayan intervenido cortando una parte de mi, la cual estaba afectada. Me resulta agresivo y drástico el control de dicho virus, pero aún la ciencia no conoce otro modo, y por miedo y desconocimiento no me quedó dentro de mi otra opción que confiar en los médicos. DIgo esto porque algo en mi interior me decía que no, que la solución estaba en mi (no en cortar con un bisturí), que podía “limpiar” mi propio cuerpo de algún modo más humano y sencillo. (Ahora recuerdo el maravilloso libro Las Voces del Desierto).
    Aunque estoy muy de acuerdo en la valía de la intuición, que es como contar con todo el conocimiento humano en nuestro interior que nos parece oir de lejos, y por no verlo y tocarlo desconfiamos de él en muchísimas ocasiones, cuando en realidad ya lo sabemos todo de alguna manera.
    Te deseo un feliz descanso de verano.
    Un saludo muy cordial.
    Raquel

  19. David v:

    Por comentar cada uno de los apartados, tal como pides, voy a observar cada uno por separado, aunque haya bastante relación entre ellos:

    EL INCONSCIENTE: lo he comentado varias veces en este blog. ¡Ya era hora! Hace unos cien años que Freud dio con esa punta de iceberg. Aunque ha llovido mucho desde entonces, parece que al fin admitimos “cientificamente”, que no nos gobiernan los pilíticos, ni las religiones, ni la ciencia, ni la publicidad… nos gobierna nuestro propio inconsciente.

    EL ESTADO DE BIENESTAR: Todo tiene un límite. El volumen del elefante, la ciudad de Angkor Batt, la influencia de un campo gravitatorio… también nuestro sistema social. Aprender a gestionar “nuestros límites” será, sin duda, la clave del futuro cercano.

    LA PREVENCIÓN: Y efectivamente, en todos los aspectos de nuestra sociedad y nuestra vida íntima, hemos de cambiar un estilo de vida basado en el consumo y el derroche. El ahorro, la eficiencia, la sostenibilidad, han de imponerse como una auténtica necesidad. Ahora bien, ¿a qué nos empujará nuestro inconsciente? ¿A qué vicios estamos dispuestos a renunciar?, ¿y sabemos que son vicios, o los confundimos con virtudes o simples características?

    SALUD MENTAL: “Conócete a ti mismo”, rezaba la entrada del Oráculo de Delfos. “Mens sana in corpore sano”. Viejos, viejos adagios que son constantemente redescubiertos y permanentemente olvidados. ¡A qué hemos estado esperando para educar a nuestros hijos! ¿Acaso no se sabía desde hacía tanto? La mente, el ánimo, es fundamental. ¿Por qué nos cuesta tanto aprender y enseñar eso?

    EL FUTURO, EL PROGRESO: Llevamos unos 5000 años de civilización escrita, varios miles más de civilización simbólica. ¿Hemos mejorado desde entonces? También entonces, habría patios, ágoras, salones como este blog donde se discutía y mirábamos la grandeza del hombre. Ellos nos verían como nosotros vemos al hombre del futuro. Muchas veces he dicho aquí que leamos a Platón. Hoy cito a Sócrates (en boca del mismo discípulo): “lo importante no es vivir más, sino vivir mejor”. ¿En qué medida, Sócrates ignoraba (con su socrática ironía) la gestión de los límites, la importancia del alma, o la realidad del inconsciente?

    LA CIENCIA: La ciencia está muy bien. Supongo que todos los que leemos este blog consideramos la ciencia de lo mejor que tiene el ser humano (tal vez en otros blog opinen algo distinto). Pero tener fe en la ciencia como si fuera una mesiánica salvación da que pensar. ¿La ciencia nos salvará, nos hará mejores? ¿Nos hace mejores el arte? ¿Nos hace mejores la religión? ¿Nos hace mejores la filosofía? ¿Nos hace mejores la política? Mucho en que creer, mucho en que dudar.

    Termino este largo examen citando a Gandhi: “Sé tú el cambio que quieras para el mundo”. Es inútil querer cambiar las leyes de un mundo que en gran medida desconocemos y nos resulta inaccesible. Pero tú estás ahí, te tienes a ti mismo. Conócete, lucha por ti, por tu mejora, y si realmente es buena, otros te seguirán.

    Gracias, Eduardo, por estar dispuesto a cambiar y cambiarnos tanto.

  20. Javier Matías Montes García:

    La culpa es de que si erras en este país no hay consecuencia de ello, a nivel del perjuicio personal de cada individuo, que tiene que ver mucho en su educación..
    El mundo tristemente gira entorno a un nivel material y nada espiritual. Se valora mucho al que más tiene, que al que más es en si como persona y profesional. No se valora el mérito. Por lo tanto tampoco el error, por cuanto no se aprende de él.

  21. gines:

    Hola sr Punset.
    No entiendo porque el gobierno no estructura todo este conocimiento que ya se sabe y dedica parte de su presupuesto a que toda la gente lo conozca gratuitamente para mejorar sus vidas. Al fin y al cabo es el gobierno el que ha cometido todos esos errores educativos. En los ajuste de la crisis en Alemania se han bajado todos los presupuestos menos el de educacion e investigacion. ¿Y en España cuando? Las leyes de impunidad no deberían ser efectivas para los educadores, que deberian pagar sus errores como se obliga a otras profesiones. En fin, los esteroides, la quimica comodin de la medicina, rompe el hipocampo, segun Sapolsky y otros distinguidos profesionales. Esta práctica arruina la vida de los seres humanos a los que se les practica, y por lo que se no hay ninguna solucion ni neurologica ni psicologica, a no ser con el asunto de la plasticidad y comprando, claro, caros libros inaccesibles a los afectados. Al estar la lesion dentro del cerebro y no poder verse a simple vista el medico proporciona todo tipo de excusas para seguir vendiendo sus potingues. Encima creo que estan consiguiendo que se cambien las leyes para poder gozar de impunidad total, como los reyes, por lo que yo pienso que los titulos de medicina o farmacia son simplemente titulos nobiliarios que caeran como cayeron los nobles en la revolucion francesa. Desde luego lo que estan haciendo no tiene ninguna justitifacion.

  22. clara:

    Hola Buenos Días Eduardo,
    En primer lugar darte la “enhorabuena” por tus conocimientos, y forma de tratar los temas, con facilidad y agrado, muchas gracias por tu labor, tambien decirte que con relacion a los estados de la mente me gustaria saber? cuando las personas y en mi caso, me encuentro a veces con la mente saturada de información, de pensamientos, que mecanismos existen para poder limpiar o filtrar y dejar en todo caso la mente en blanco, o limpia de información, que a veces no me sirve para nada, dime si existe alguna válvula de escape, cuando me pasa esto, o si hay algún libro que me enseñe a mejorar, aunque trato de meditar, pero a veces necesitamos otra ayuda más potente,muchas gracias, otra vez y molt d´anys!!! una abraçada molt fort!!!

  23. Lola:

    Estimados comentaristas

    No concivo estos conocimientos aprendidos como ciencia, sino como Cultura. Una cultura que estamos incorporando a nuestra sociedad, porque la ciencia verifica que es lo correcto y más saludable.

    Hablar de ciencia, es hablar de experimentos, teorias, fórmulas. Algo que es complejo para la mayoría de nosotros incluso para científicos de diferentes ramas.

    El Sr Punset, nos trasmite lo que la ciencia a comprobado, de un modo comprensible y razonable para la mayoría de nosotros, que sigue la línea que la evolución ha determinado en ser humano hasta ahora; la linea de la verdad, la salud, la amistad social, la empatía, etc. Así tenemos el ejemplo de la medicina, donde el progreso en esta ciencia no se ha ocultado a la población, para hacerse un bien común a todos.

    Es de agradecer que para ello se nutra de los mejores especialistas en cada materia, conocimientos que esperemos, algún día, se incorporen a las asignaturas de los colegios.

  24. albert anguela:

    creo que el inconsciente toma tantas decisiones y tiene tanto el control de nuestro pensamiento, que por eso necesitamos períodos para hacer resúmenes de nuestro pasado y planes para nuestro futuro, como suecede en vacaciones o por fin de año, por poner dos ejemplos. por eso defiendo el dedicar un ratito a la meditación consciente, de tres a cinco minutos diarios, en los cuales planificamos nuestro día, observamos lo bello del día anterior y lo que esperamos en el día presente. creo que así dejamos pequeñas instrucciones que orientan nuestro inconsciente en sus decisiones y nos permiten asumir un poquito las riendas de nuestra vida.

  25. Pol Stockdale:

    Estimado y queridísimo Sr Eduard Punset,

    Solo le quería darle las gracias personalmente porque creo que lo que usted hace está mal pagado ( sin conocer lo que cobra claro está) porque no hay dinero en el mundo que pueda pagar la labor que está haciendo en una sociedad aturdida por el exceso de información basura e innecesaria, Obviando a veces cosas realmente interesantes y relevantes que pueden y ayudan a miles de personas a mirar hacia delante con optimismo y sentido de grupo, porque no cabe olvidar que estamos todos dentro del mismo barco. Si remáramos todos con conocimiento y con armonía, llegaríamos muy lejos. Y para eso hace falta personalidades como usted, que de forma brillante y desinteresada abre muchas ventanas a realidades tan cerca como ignoradas.

    Mi mas sincera enhorabuena, y por favor siga así por muchos años mas.

  26. Jesus:

    Buenas,
    durante este último año he empezado a conocer esto de la inteligencia emocional (y lo cargo a la cuenta de lo aprendido este curso, aunque parece que a Eduard le guste más la cuenta de lo desaprendido).
    La cuenta de lo desaprendido, desgraciadamente la sigo llevando vacía, todavía no sé ni qué, ni cómo desaprender….

    Y ahora viene lo que realmente me motiva a participar en esta rueda de comentarios, cómo empezar a poner en práctica esto de la inteligencia emocional con nuestros niños; mi hijo de 8 años ya demuestra la misma ineptitud social que su padre, y le quisiera legar algo mejor.

  27. emilio:

    Tras una operación de estimulación cerebral profunda a los 46 años, he comprobado que sin ejercicio físico no hay recuperación posible. La piscina esta siendo vital en el proceso (hace año y medio).

    Sigo con interes tu serie y tus libros, por motivos obvios. El poder de la mente es fascinante y aunque tiene limites, explorarlos es necesario. En mi caso obligatorio.

  28. emilio:

    Tarea pendiente: la dieta, que presume también será clave en el desarrollo de la enfermedad.

    NO estoy conforme con lo de la erosión en las prestaciones sociales, cuando el problema es grave, el sistema funciona muy bien, solo se relaja en asuntos menores, lo cual me parece normal, aunque debiera corregirse.

  29. emilio:

    Respecto de la gimnasia mental, se ha avanzado mucho en la concienciación de los mayores. El mejor sistema es la lectura, pero los sudokus y similares nos rodean. En mi caso, el trabajo diario es suficiente. Pero no hay que relajarse nunca.

  30. Alejandro:

    Estimado Eduard, veo sus programas desde hace tiempo y este final de curso lo hago desde Argentina, mi país natal y me interesan muchísimo los temas que plantea desde el punto de vista evolutivo, psicosocial y además consultando con profesionales de renombre.
    Creo que éste es el camino para plantear temas importantes e interesantes para entender muchísimas cosas que realmente son relevantes.
    Eduard, soy Argentino,también Español pero la única persona que encontré en mis años en España que llenó mis espacios de oscio fue Redes.
    Un saludo y adelante con este proyecto.

  31. jesus m rodriguez mesas:

    PROSPECCION HISTORICO-ESTETICA ACERCA DE LA VIA HUMANA HACIA LA SABIDURIA
    Estimado señor D. Eduardo Punset: Dado que es usted un científico, y esto no lo digo porque sea usted economista, disciplina por la que no siento especial respeto, creo que no sería necesario extenderme acerca de mi desconfianza hacia los economistas, pero con el ejemplo que mencionaré, creo que estaría justificado un cierto ejercicio de prevención intelectual; tras dejar el FMI, fugazmente gestionado por el señor D. Rodrigo Rato, este caballero fué investido Dr HC, por la universidad Rey Juan Carlos, a principios de 2009, cuando el “fuego amigo” del Lehman Brother, aún dejaba sentir sus efectos perversos en una ciudadanía encojida por el temor a unas consecuencias, que no dejan de augurarse, fatídicas. “Los indudables fallos regulatorios y de supervisión, además de los serios errores -cuando no abusos- de la industria financiera en esta crisis no pueden hacernos olvidar las lecciones aprendidas hace 25 años”, Entresaco este párrafo del discurso de investidura de este caballero, porque el señor D.R.Rato fué ministro de economía de un gobierno ultra liberal que se dió mucha prisa en liberalizar lo que quedaba de empresa pública, sin tomar ninguna medida regulatoria. Habría bastado decir, “Hace falta tener cara”, pero como pretendo excitar su curiosidad intelectual, sobre un tema que no trata en su programa -Redes-, me extiendo en demostrar la falta de rigor científico que percibo en el ámbito de la economía, porque, que el señor D.R.Rato aceptase ser investido doctor en economía puedo entenderlo, benevolentemente, como vanidad, pero que un claustro de padrinos decida proponer a alguien, cuya gestión al frente de una institución mundial, que no ha sido capaz de demostrar su valía institucional, y a alguien, cuya gestión fué efímera, en esa institución, no deja de pregonar la poca solvencia de los padrinos y el nulo estancamiento de una disciplina científica, cuya figura más señera, está interesadamente sepultada, ignorada y silenciada, por que su inteligencia y perspicacia sí permite entender la marcha de la historia: Karl Marx.
    Cuando una tuneladora fabricada en Alemania, se emplea en Malaisia, con un equipo multicultural en el que colaboran ingenieros malayos, norteamericanos, europeos, mano de obra local, proyecto valorado en euros, pagado en dólares al equipo técnico y en moneda local la mano de obra, no estamos hablando solo de economía sino de toda una estructura social que se ha generado en menos de un siglo, concretamente desde el periodo de reconstrucción llevado a cabo al acabar la SGM, y que ha disparado el crecimiento de las fuerzas productivas, a unos límites, que, sinceramente creo, que la élite que gestiona la marcha de la sociedad global no puede, ni quiere llevar más lejos, sin ponerse ni exponerse a sí misma en trance de ser arrastrada por el empuje de una sociedad, necesitada de nuevas perspectivas y nuevos objetivos objetivos, que la tal élite no quiere ni puede encabezar. Digo esto, porque, en el ámbito científico, cuando la naturaleza alumbra un monstruo con dos cabezas o, cinco patas, biólogos, genetista, investigadores de diversas disciplinas se afanan en comprender que, enzima, que gen, que aminoácido, ha producido la anomalía, con objeto de prevenir y tratar futuros desarreglos que comportan disfunción y sufrimiento, sin embargo, en el terreno económico, se puede tolerar con la mayor naturalidad que 225 personas posean tanta riqueza como la mitad de la humanidad más pobre, sin que ningún científico -economísta- se le mueva, no digo una idea, ni siquiera un parpadeo con objeto de esclarecer, porqué cáuces el torrente de la fortuna discurre mejor que por otros, y, en mi obscurecida entendedera empieza a germinar la idea de que hay una voluntad difusa, en la élite que gestiona la “gobernanza global” en no querer hacer por mejorar, por dotar a la sociedad, con los mínimos vitales para una vida mejor.
    El ejemplo de fuerzas productivas referente a la tuneladora podría sintetizarse diciendo de la capacidad de toda la ciencia y toda la tecnología aplicada a la producción y a los procesos de producción, se encuentra detenido porque el estímulo para el desarrollo de tales fuerzas es movido por el deseo de lucro, y este solo podría obtenerse con macro-proyectos, cuyo fin esta lejos del consumo, tendrían que ser de amplio contenido social, pero tales proyectos entran en contradicción con los objetivos particulares de los poseedores de medios de producción, ya que, el coste de tales obras solo puede ser asumido desde una perspectiva pública. En el mismo sentido, cada nuevo nicho económico, que un nuevo descubrimiento produce, estrecha aún más el mercado, con lo que el desarrollo de las fuerzas productivas se encuentra en un estancamiento toda vez, que el desarrollo de fuerzas productivas aplicadas a la producción para el consumo está ampliamente desarrollado, y proyectos como el acelerador de partículas del CERN de Suiza solo es asumible por los beneficios que a largo plazo pueden suponer en la investigación científica, pero otros proyectos como conseguir energía barata y no contaminante, o proyectos como el que usted dirige, que puedan estimular el conocimiento y dar formación y cultura a cada vez más ámplias capas sociales a lo largo y ancho del planeta, sencillamente no se hace porque los que controlan la “gobernanza mundial” no quieren hacerlo. Educar y preparar al pueblo, a la ciudadanía. es peligroso.
    ¿Sería caro?
    Si la economía es una ciencia, los economístas no pueden ser considerados científicos, todo lo más y como mucho, hábiles operadores del sistema, pues la estructura económica de la sociedad ha cambiado tan substancialmente, que los procedimientos de valoración y funcionamiento de la economía, obsoletos, caducos, se siguen empleando como si nada hubiese ocurrido en el mundo de la economía:
    -Las empresas “off shore”, vulgo, paraísos fiscales, a los que personalmente prefiero denominar santuarios financieros: ¿Ha reparado algún cientifico de la economía, lo distorsionante que resulta en la apreciación de valor sumas astronómicas de dinero incontrolado, que ha sido, deliberadamente substraído de la sociedad, para que los especuladores lo utilicen sin ningún control.?
    -¿Ha reparado algún científico económico, el desigual tratamiento que el fisco da a las grandes fortunas y a las rentas del trabajo? ¿Ha reparado algún científico economista, magistrado,investigador, historiador, sociologo, p o l í t i c o, de la terrible contradicción que supone para el estado de derecho la exacción fiscal de que gozan las grandes fortunas? ¿Relaciona algún científico economistas los cáuces de distribución y “asignación de recursos” que el mercado establece para que doscientas veinticinco personas tengan tantos recursos como tresmil quiniento millones de personas? Si de una tan desproporcionada magnitud se diera en el terreno de la naturaleza, cientos de investigadores estarían analizando las causas de disparidad tan notable, pero como estamos hablando de economía, saber las verdaderas causas, es menos relevante que analizar un virus, que es menos mortífero que la “asignación de recursos del mercado”. Éticamente es indecente y estéticamente, repugnante, pero la economía es una ciencia conservadora, que, evidentemente ha de revisarse de arriba a abajo.
    -Otra más. El sistema monetario: pactado en los años cuarenta entre Estados Unidos y Europa, se desoye la demanda europea de una moneda mundial -ya en los años cuarenta- ,porque el representante estadounidense arguye que ya está el dólar. Basado en el patron oro, treinta años más tarde, el oro cede el testigo al dolar sin que semejante tránsito conmoviese las bases de la supuesta ciencia económica; era la etapa de apoyar el liderazgo de USA frente a la URSS, y se acepto, y el sistema monetario aguanto, no sin transmitir tensiones, al resto de factores económicos porque, ¿En cierto modo… el sistema monetario no está cortado de la producción? ¿Se podría dejar de producir por causa del sistema monetario? ¿No es este un convencionalismo simbólico? ¿Se podría construir el transbordador espacial sin el sistema metrico decimal, o sin el sistema británico? ¿Se puede producir sin el sistema monetario? ¿La propia producción no es en sí misma un valor? ¿La producción de conocimientos no es en sí mismo valor? ¿Cómo es posible que unas fuerzas productivas, plenamente internacionales, mundiales se midan con un sistema monetario que no ponen en igualdad los diferentes factores que intervienen en el proceso, sin que pueda considerarse que la parte más poderosa chantajea a la más debil -coltanes (tantalio) y otras materias primas?
    -Otra más, la bolsa de valores: sencillamente una timba para los especuladore; la cueva de Alí Babá y los doscientos veinticinco ladrones para el pequeño inversionista; la tapadera perfecta para mantener distraido al personal, mientras sumas astrónomicas de dinero se mueven a lo largo y ancho del mercado para desaparecer un buen día en un sumidero fiscal, paraíso fiscal, santuario fiscal,sin que ningún gobierno se preocupe de controlar semejante prestidigitación financiera, luego va el señor D.R.Rato, y habla de controles, sin que haya un mínimo de coherencia entre comportamiento y tesis. Trataré de teorizar el tema: en términos generales, se supone que la bolsa permite que las empresas cotizen por su valor real y que las fluctuaciones se corresponden con oscilaciones que no alteran, de forma significativa los valores reales, de los objetos cotizables, con lo que esta premisa, valida la permanencia de la institución a través de los tiempos, pero si esto tuvo alguna validez en los primeros tiempos del sistema capitalista, cuando el valor de cambio creado en la bolsa se correspondía con unas incertidunbres reales, producidas por unas comunicaciones nacientes, el telégrafo y teléfono aún eran comunicaciones terrestres, pues el cable submarino no se había materializado todavía, las mercancias hacían largas travesías en buques escasamente preparados, el ferrocarril tendía sus vías con grandes esfuerzos, en suma, el comerciante que llevaba su producción a mil leguas corrian riesgos reales, y sobre todo la producción masiva aún era un deseo perseguible, con lo que, la bolsa tenía un sentido positivo del que hoy no lo veo porque, todo eso ha cambiado radicalmente pues la producción masiva es incuestionable, la información puntual en tiempo real es constante, las materias primas estan, casi al completo localizadas, y además, hay máquinas que gestionan las carteras de los pequeños y medianos inversionista, los grandes y los gigantes grupos de inversión cuentan con equipos de tiburones que informa milimetricamente a los especuladores, entonces, qué sentido tiene la bolsa, pues la distribución de recursos, si es que distribuye algo es inversamente proporcional al fin perseguido. Pero, aún más, supongamos que la competencia es el gen ahorrador de la producción al que el mercado fija los límites. ¿Qué enzima se encargaría de controlar el gen defectuoso? En tal caso, la carencia de control crea una burbuja, y como las leyes del mercado a diferencia de las leyes físicas tiene unos patrones muy flexibles, pues no hay que olvidar que tales leyes son relaciones, y no la descripción matemática de la leyes naturales, el resultado es que los doscientos veinticinco jinetes del apocalipsis, machacan tresmil quinientos millones de personas como limones.
    ¿Que relación tiene esto con la sabiduría?
    Mi conclusión es que tras más de diezmil años de civilización, la única civilización que ha garantizado hasta el día de hoy unas bases materiales para desarrollar a la humanidad, que además permiten cultivar el afán del conocimiento ha sido la europea, que recogiendo los posos culturales de anteriores civilizaciones y culturas ha llevado el crecimiento de las fuerzas productivas al estadío más alto que una clase ha sido capaz de impulsar, pero mientras esa clase, la burguesía pueda coexistir con una parte de la humanidad artificialmente empobrecida, está negada para llevar adelante el desafío de capitanear una sociedad de iguales, sin explotación, sin miseria, y porque entiendo, que una sociedad como la nuestra tan precisa y articulada, necesita y necesitará del conocimiento, y que la especie humana unió su destino a la necesidad de conocer, de descubrir, de investigar, le sugiero al científico D Eduardo Punset la posibilidad de que su programa REDES diera cabida a investigar el obscurecido mundo económico, en el que doscientos veinticinco genes, parasiten tresmil quinientos millones, sin que eso despierte la curiosidad intelectual de ningún científico.
    Atentamente, Jesús M Rodríguez Mesas

  32. Antonio-Granada:

    Estimado Sr. Punset:

    Después de la lectura de su último libro (los he leído todos y también los he comprado :)), me entró la vena poética y escribí unos versos que seguro usted entenderá (y los lectores también); versos un tanto sarcásticos como humorísticos dedicados a un amigo que cambió como ese “tunicado” que tanta gracia em hizo cuando lo leí. Saludos a tod@s y buen verano.

    Esencia de tunicado…

    Español de clase media

    de corazón enjaulado

    por los poderes sesgado,

    cultura de enciclopedia…

    Estando medio tarado

    con identidad promedio

    buscó remedio a su estado

    navegando en el proverbio…

    Quiso su males zanjar

    buceando en el pasado

    pensando que su yantar

    quizás pudiese calmar

    la seguridad del Estado…

    Su cerebro obnubilado

    el horizonte vio en la mar;

    se paró a relfexionar

    si los males del Dorado

    los mapas de Coronado

    pudieran solucionar…

    Y así fue, después de lustros

    de humillaciones pasar

    se puso el bribón a tragar

    como un barbo de estuario…

    Con el relax del status

    que la soldada le ha dado

    lento pero seguro

    con el tocino adosado

    pocas veces empalmado

    y muy henchido de orgullo…

    Sin pensar por un momento

    que ese anhelo engendrado

    poco a poco lo convierte

    (mientras su mente pervierte)

    en alma de tunicado…

  33. Acm:

    Quiero agradecerle la entrevista del domingo a Luis Felipe Rodríguez.

    Es mi opinión, que desde los componentes hasta sus compuestos, ya sea de la partícula o la galaxia, del corazón o la electricidad, etc., pareciera como que el ser, la existencia, de toda cosa requiere de una cierta proporcionalidad.

    La Sanidad, particular o universal, estoy de acuerdo, necesita de la prevención como herramienta fundamental, pero no va a ser solución suficiente a un conflicto donde la incitadora descarada, una vez más, es la desproporcionalidad mental, convencida estúpidamente ella, que se le puede extraer jugo a cualquier sistema eternamente con tal de no dejarlo de estrujar.

    No obstante, creo que si ha sido posible universalizar la Sanidad, en un futuro próximo también conseguiremos universalizar el trabajo y el esfuerzo necesarios para curarla de arriba a abajo.

    Saludos muchos.

  34. Ramon:

    Señor Punset,

    Gracias por hacer que muchas personas arrastren a otras poco a poco eliminen el pensamiento dogmatico, que en este país ha estado bajo palio y guardando apariencias. La historia es un meteorito, siempre vuelve.

  35. Alfonso:

    Los pilares fundamentales para que una sociedad se desarrolle son la salud y la educación, tanto física como psicológica. Por desgracia el sistema es perverso y costará mucho esfuerzo desengranar la violencia de nuestra sociedad, siempre y cuando las personas nos dejemos avasallar por políticos, empresarios, sobretodo éstos últimos, que creen que por tener mucho poder económico y vestir de traje y corbata pueden hacer lo que les dé la real gana.
    Con todo el respeto del mundo, un inciso para la vena poética de “Antonio-Granada”, las clases sociales son una invención, todos somos seres humanos y de la misma especie, no hay que confundir el poder material y económico con el ascético, el poder que llevamos toda y cada una de las personas (el poder interior y capaz de llevar a cabo la creatividad).
    En el fondo todos habitamos en un desconocido planeta, que no es más que un minúsculo punto en el infinito y por la cuenta que nos trae, más vale que nos pongamos las pilas y trabajemos para que el amor venza a la violencia y la perversidad de algunos, que tarde o temprano se ahogarán con su propio nudo de la corbata, que en el fondo no es más que un trozo de tela.
    Salud y larga vida para Punset y todas las personas que trabajan y colaboran codo a codo con él, ya que sin éste tipo de personas, muchas otras, no serían capaces de darse cuenta del gran poder que llevan dentro para poder transformar su entorno, su vida y el gran futuro que les espera.
    P.D.: El mejor artista marcial de todos los tiempos dijo una vez, más o menos algo así…
    “Deberíamos cuidarnos más de la gente que no intenta ser buena y decente, éste hecho indica un nivel de crueldad mucho más depravada”

  36. elnomada:

    No pretendo desemerecer a nadie, nada más lejos, pero acostumbrado a navegar por difernetes blogs, foros, comunidades y demás, debo decir que es un auténtico placer leer tantos y tantos comentarios BIEN ESCRITOS. Cada día da más pena leer en Internet y a casi nadie parece importarle. Perdón por el off topic, el artículo es interesante de sobra como para desviarlo, pero tan solo quería dejar constancia de esta idea que me ronda desde hace ya demasiado tiempo. Gracias por su esfuerzo señor Punset.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.