Autor: Eduard Punset 30 septiembre 2006

Estoy en Cambridge, Boston, EEUU, la capital científica del mundo y, concretamente, en la Universidad de Harvard conversando con estudiantes y profesores sobre Ciencia y Democracia.

Para las huestes de pesimistas que invaden el discurso público, diré que hace apenas cincuenta mil años éramos una de las especies más agresivas y dañinas -con la sola excepción de nuestros antepasados los chimpancés-, del planeta. Éramos conocidos por las prácticas del canibalismo, infanticidio y mal trato del sexo opuesto. La climatología, todo hay que decirlo, no acompañaba nada y la población quedó reducida -nos descubren investigaciones genéticas en curso- a unos cinco mil individuos de los cuales sólo unos ciento cincuenta iniciaron la emigración hacia el resto del mundo, principalmente, Asia y Cercano Oriente.

Hace unos diez mil años las cosas mejoraron un tanto en un sentido y empeoraron en otros. La consolidación de la monogamia en aras de la necesaria inversión parental disminuyó la rivalidad entre los hombres -al contar cada uno de ellos con su compañera-, si bien complicó las relaciones de la pareja con el ejercicio de los celos y otro tipo de abusos para garantizar que no se coadyuvaba a perpetuar los genes de los demás. Entre los factores también negativos hay que añadir, por supuesto, el inicio del ejercicio del poder y el invento de la pobreza a raíz de la creación de los primeros excedentes agrícolas.

El peso de la colaboración social -o de los genes más cariñosos y conciliadores de los bonobos, que también figuran en nuestro árbol genético- hicieron de nosotros una especie más cooperativa y mansa. Ya sé que las cámaras de gas hitlerianas y las guerras continuadas parecerían dar pruebas de lo contrario, pero el consenso científico en la actualidad se inclina por constatar que somos mucho más razonables de lo que éramos.

A favor de que eso siga siendo así, están las investigaciones neurológicas más recientes en el sentido de que el cerebro, al envejecer, rentabiliza mejor las estructuras cognitivas acumuladas en el hemisferio izquierdo a lo largo de una vida cada vez más prolongada. Claro que la capacidad innovadora disminuye con el envejecimiento cerebral pero, según los últimos datos, esta merma queda más que compensada con la mejora de los mecanismos de decisión echando mano del conocimiento acumulado.

Por el lado de los factores preocupantes de cara al futuro, en Harvard se alude a las últimas investigaciones sobre la aparición de un nuevo contrato social entre el poder económico y político, el industrial y el científico. Si a un poder político ya bien pertrechado de recursos y no siempre ejercido de modo transparente, se añade ahora el inmenso poder del conocimiento científico bien estructurado podría haber de qué echarse a temblar. Desde la segunda guerra mundial la física quedó indeleblemente marcada por la bomba atómica; la química por las guerras de gases. Esperemos que a las nuevas ciencias de la vida y a la biotecnología no le ocurra algo parecido.

Consulte aquí el resumen de los comentarios.


120 Respuestas to “Somos mucho más razonables de lo que éramos”

  1. Juan Cosaco:

    Ahora ya no somos una de las especies más agresivas y dañinas, somos LA MAS AGRESIVA y DA¿INA con diferencia.
    ¿eso significa que somos menos racionales? Si construir bombas nucleares y generar suficiente C02 como para calentar el planeta y mandarlo a freir espárragos se consideran actividades racionales, entonces le daré la razón, sr punset.

  2. LuisPG:

    jeje, si kunanuk, de acuerdo. Aceptamos barco.
    Aunque creo que hay muchas cosas en nuestro planeta que no nos necesitan tanto como nosotros a ellas, podrían perfectamente existir sin nuestra presencia sobre la tierra, como de hecho han estado haciendo hasta la aparición del ser humano. Y probablemente, si nosotros nos extinguimos, la vida continuará.
    Supongo que me cuesta pensar que un fenómeno tan extraño de encontrar en el universo como es la vida, tiene en la supuesta cumbre de su evolución a un elemento que destruye progresivamente sus propias reservas y amenaza con arrasarlo todo.
    Aunque mirado desde cierto lado tiene sentido.

    Pero es que no acabo de tener del todo claro que haya un plan en la naturaleza… un plan implica motivos, direccionalidad, objetivos… y pensar en esos términos es ya pensar; me explico, necesitamos causas y efectos, un pensamiento racional: a lo mejor nosotros somos capaces de darle unos motivos y un objetivo a la naturaleza (o, como dice el sr.Punset, un argumento a la bacteria), pero en cualquier caso, ésos serán nuestros motivos proyectados en la idea que tenemos de la naturaleza. No los suyos propios.
    Vaya ida de olla, eh? jeje..

    Todo depende de qué queramos poner como objetivo natural: la supervivencia? la perdurabilidad? la configuración de vida? ¿por qué tienen que ser esos, porque nos fascinan intelectualmente? ¿porque sin ellos no existiríamos ni seríamos la cumbre de lo natural?
    A lo mejor es todo mucho más azaroso y casual que todo eso, y no hay ningún plan ni nada que se le parezca. Sólo que nosotros necesitamos entender qué pasa a nuestro alrededor y lo limitamos para poder hacerlo. Lo limitamos hasta las fronteras de nuestra inteligencia.
    Detrás de ellas se levanta la idea de dios, que no es sino otra mitificación, otra reducción de la realidad que a algunos les ayuda a creer que entienden y controlan qué pasa a su alrededor.
    hasta otra!

  3. elena:

    la naturaleza nunca ha sido racional, sabia si, parece ser. los que frecuentemente nos equivocamos somos los humanos. me parece muy significativo todo este ir y venir de ideas y de sentimientos (sorprendente y maraviloso. gracias por compartirlo).significativo porque demuestra que es posible, racionalmente y emocionalmente ponerse ,al menos en camino, en la busqueda de una compenetracion con los demas y con la tierra. creo que lo realmente complicado es intentar equilibrar razon y emocion, con una buena dosis de espiritu critico, y actuar asi de manera fiel a lo que sentimos. pienso que la relaccion entre lo que conocemos, lo que nos rodea dia a dia y lo que vemos que ocurre en el mundo tiene una importancia mayor de la que creemos. es un reflejo fiel de lo que somos cada uno de nosotros en realidad, seres humanos capaces de lo mejor y tambien de lo mas miserable. cada uno deberiamos apelar a nuestra conciencia y vivir de acuerdo con lo que sentimos y racionalizamos. facil, verdad? y a la vez complicadisimo.
    pero creo que es un asunto en el que es fundamental( boina) la actitud personal, de creer que el cambio, que nuestra evolucion mental y emocional es posible. si creemos de antemano y sobre todo si demostramos con nuestros actos lo contrario, que el ser humano es un desastre en todo lo que realiza, la respuesta no dejara lugar a dudas, estupidos. evidentemente hay miles de hechos que demuestran que somos completamente imbeciles, pero, no hay otro tanto que demuestran lo contrario?creo que todo depende tanto de una actitud personal como de miles de factores a los que no tenemos ningun acceso. pero lo mas dificil de todo parece ser esa conciencia personal que se nos atasca una y otra vez, no? en ello estamos algunos, parece. saludos a todos y garcias de nuevo.
    ( no sabia que somos la primera generacion capaz de erradicar el hambre del mundo, podremos?)

  4. Kunanuk:

    LuisPG:

    Prescindamos de la palabra “plan”. Propongo la palabra “objetivo”.
    Vamos a ver, dime algo de este mundo que no tenga un objetivo. Yo digo que nada.
    Del mismo modo, todo lo que tu no ves con tus propios ojos, también tiene un objetivo. Que tu no sepas cuál es, no significa que no lo haya.
    Otra cosa. Todo lo que no sean humanos en este planeta, son simplemente niveles inferiores y/o diferentes de evolución, los cuales también tienen su objetivo terrenal. Los humanos, por otro lado, tienen el objetivo de ir más allá que el simple ciclo vital que se repite. Ahí no pienso entrar porque alguno me llamará new age, flipado o loco.
    Pero lo mismo se puede explicar científicamente o filosóficamente. Lo que pasa que los occidentales nos aferramos demasiado al raciocinio para comprender las cosas.
    Recomiendo el visionado de “2001: Odisea en el espacio”. El Sr. Kubrick tenía un sexto sentido para verbalizar su místico concepto de la evolución.

    Elena:

    “no sabia que somos la primera generacion capaz de erradicar el hambre del mundo, podremos?

    Cambiando nuestro enfoque de la vida, podemos ayudar a que muchas cosas empiezen a cambiar.

  5. LuisPG:

    Hola otra vez..
    kunanuk, creo que pensamos diferente a ese nivel. El que haya objetivos hace la existencia más soportable porque nos ayuda a entender en cierta escala las cosas; además, averiguando esos objetivos adquirimos un cierto conocimiento que podemos usar luego en aplicaciones prácticas.
    Pero sigo creyendo que el raciocinio es un sistema cerrado, tautológico, que se retroalimenta y justifica a sí mismo.
    Y como es imposible salir de él mediante argumentos sólo intentaba proponer que quizá no sea todo tan cuadrado. Claro que no tengo razones de peso… eso sería como comerse la reina con los peones de su color! jeje..

    pon tu planteamiento al revés, por ejemplo: el que yo sepa (o crea saber) cuales son unos objetivos no necesariamente implica que los haya. Básicamente porque conozco una visión tan extremadamente parcial de cualquier hecho que atreverme a afirmar que lo comprendo del todo es casi una osadía.

    Vaya, que no todos podemos pensar igual..jeje.. lo mejor de todo es poder discutir amablemente en espacios como este .. salut!

  6. Kunanuk:

    Hola LuisPG:

    No pretendo convencerte de nada, pero si aceptas el hecho de que formamos parte de un ecosistema, también aceptas que todo tiene un objetivo. Todo ser vivo, átomo, gas, vegetal, etc., existe por interdependencia e interelación, así que es consecuente pensar que eso se extrapola más allá de nuestro planeta.
    No considero una osadía afirmar todo esto. Lo que si sería osado es proclamar cuáles son los objetivos concretos del universo. Eso se lo dejo para las sectas y las religiones (es lo mismo). Es decir, nuestra propia condición humana nos impide comprender todo lo demás. Conocemos el “Qué” y un poco de “Cómo”, pero el “Porqué” no lo comprenderemos hasta que pasemos a un nuevo eslabón evolutivo, o algo por el estilo.

    Que interesante sería discutir todo esto en tiempo real.

    Un abrazo.

  7. Antipo:

    Hoy en día cualquier persona que quiera pasar por filósofo, debe poseer altos conocimientos sobre ciencia. Tiene que moverse como lo hace el autor del Blog.
    De no ser así estamos hablando de parasicólogos, charlatanes o gente que escribe bonito o raro.
    ¿Cómo especular sobre La Razón sin tener una buena base en antropología, psicología, biología y neurología? El problema es que hay mucha gente que asocia al científico con un psicópata carente de sentimientos y empatía.
    Lejos mi intención de decir que existe un plan, ¿Es que alguien lo sabe? digo lo sabe, no me vale el creyente que si no ve a Dios ve a los Elfos.
    Lo que tenemos es que hace miles de millones de años había unas partículas y cuatro fuerzas fundamentales que hacen que se relacionen en una sucesión creciente formando cada vez seres, todos compuestos de estas partículas combinadas, más complejos. Eso es lo que hay, aparte de La Entropía que miedo me da XD.
    Saludos

  8. LuisPG:

    hola kunanuk; sí, estaría bien poder charrar de esto en directo! seguro que resultaría una experiencia positiva.

    jeje..

  9. Kunanuk:

    Antipo:

    Lo de “Entropía” no creo que tenga cabida en este caso. Eres libre de escoger tus creencias, pero si unes las experiencias de otra gente, puedes sacar conclusiones muy acertadas.
    Considero innecesario ser una eminencia para comprender según que cosas en su estado más primario. A partir de ahí, cada uno que determine su nivel de autoexigencia.

    Salud!

  10. César:

    Pienso que es difícil opinar por la humanidad, alguien de nuestra especie que pertenece a una sociedad privilegiada, 20 % del total con los recursos del 80% del planeta. ¿Opinará igual una persona del África Subsahariana u otro lugar del mundo donde apenas subsisten y son mayoría?

  11. terrikola:

    Gracias Eduard por el articulo, me hace reflexionar sobre mis autoengaños. Durante una fase de mi vida crei firmemente en la historia romantica del “noble salvaje”, con hombres mucho más sabios y amantes de la naturaleza.

    Ahora comprendo que esto no es del todo cierto, el hombre primitivo se adaptaba por necesidad, y en muchos casos debastaba los bosques y mataba a sus semejantes.

    Si, creo que ahora somos más razonables, aunque nos estamos volviendo un poco neuroticos como sociedad – entendiendo esto como disociación entre el cuerpo y la mente, o entre la naturaleza y la cultura – y que necesitamos trabajar con ganas para sanarnos, en lo corporal-biologico, y en lo emocional, como bien comenta LuisPG más arriba.

    Me gusta mucho pensar en que vivimos en el Planeta Autoengaño, en el que como personas y como especie, vamos de un autoengaño a otro, mientras vamos aprendiendo a vivir y adaptarnos al entorno cada vez más complejo. Cada vez más cerca de la verdad.

    Por cierto, me gusto mucho el programa de Redes del 19 noviembre sobre educación. Felicidades. Un saludo, Terrikola

  12. Tomeu Moll Octubre:

    Muy buenas! compré el libro “El Alma está en el cerebro” y lo he leido en 2 dias y medio,muy bueno la verdad,saludos desde Palma de Mallorca!!! .sinceramente suyo Tomeu Moll.

  13. Javier Ibáñez:

    Primero de todo gracias por el sitio que acabo de descubrir, Eduard.

    Comentas la aparición de un nuevo contrato social entre el poder económico y político, el industrial y el científico, algo obvio cuando se ven las permutas entre las grandes butacas del Estado y las de las grandes corporaciones; pero yo me pregunto por la vigencia de ese contrato social. Las formas y modos del poder politico apenas han cambiado en los últimos 150 años en las democracias modernas y parecen verse desfasadas ante los cambios sufridos por el resto de poderes.

    ¿Propiciará este desfase un cambio de la estructura del poder político o una ruptura de ese contrato social?

  14. sevillanonimo:

    Como decía Nietzche “No sólo la razón sino la locura de milenios brilla en nosotros”. Así que, si con el paso del tiempo somos más razonables también somos capaces de mayores locuras.
    La capacidad de abstracción del ser humano para ser criticamente objetivo consigo mismo y poder controlar los dos extremos (razón y locura) nos condiciona. Es como el principio de incertidumbre de Heisenberg, el observador interfiere en la observación, por lo que nunca podremos saber si vamos por el “buen” camino. Quizas sea esto la “libertad”.
    …o la “esclavitud”.

  15. sevillanonimo:

    Querido Antipo, creo que ya hay teorías sobre la explicación del Universo y su estado actual mediante la segunda Ley de la termodinámica (Sagán y Schneider) en las cuales tiene mucho que ver la entropia (por mucho miedo que te de). Según esto, si somos más razonables actualmente y cada vez hay mayor desorden en el Universo, puede que ciertamente, haya una relación directa entre ambas.
    Nuevamente pregunto si somos capaces desde nuestro observatorio, llegar a saber objetivamente algo sobre nostros mismos; p.ej. si somos más o menos razonables que antaño.

  16. jcm:

    Sr Punset, le preguntan “¿En torno a qué eres optimista?”, y usted responde con algo que aún siendo una reflexión interesante, nada tiene que ver con aquella.

    No obstante, y en cuanto a su reflexión, he de decirle que eso de que “el cerebro no ve nada”, no es cierto, pues ni los ojos ven sin la colaboración del cerebro, ni el cerebro puede transformar sin ese captador-transmisor que son los ojos. Y es que, el teclado con que yo le escribo esto, sería nada sin el ordenador, ni a éste le llegaría mi pensamiento sin aquél.

    Por otro lado, ese “ Ya no podemos estar seguros de nada” pienso que desde Heisenberg es bastante “seguro”, pero esa inseguridad sí es limitable,…y eso es precisamente lo que da campo a la Ciencia: hacer cada vez más pequeño el intervalo.

    Saludos.jcm

  17. outarelo:

    ¿Más razonables hoy?
    Es razonable que en las legislaciones de ciertos países desarrollados se permita el aborto, pildoras del primer día etc.
    Es razonable lo que pasa en países como India o China donde el número de varones supera al de hembras, ¿por qué será?
    Cuándo el hombre tubo más poder de matar que hoy, con armas de destrucción masiva.
    No, no creo que somos más razonables ahora que hace 10.000 ni 4000 años, ni más, ni menos. Estoy convencido que si el hombre de cromañón tuviese la posibilidad de tener la bomba atómica la hubiese tenido.
    Somos el depredador más importante para nosotros y para este planeta.

  18. yo:

    sol—fuego…….vida, aire…..vida, agua……..vida, tierra……vida. ¿vida?…somos todos?…el todo, TODO ES VIDA.

  19. Dr. Jaime Cervantes Pérez:

    Estimado Investigador Eduard Punset:
    Mucho me gustaría entablar conversación con usted.
    Algunas veces veo sus programas en el canal 35 de la ciudad de Puebla, México, me agradan mucho.
    Me gustaría saber el horario, los días, nombres de sus programas y los canales en los cuales usted transmite.
    Atentamente
    Dr. Jaime Cervantes Pérez

  20. PAULA:

    exelente les recomiendo que lean el alma esta en el cerebro esta fabuloso los felicito por su paguina me encanto es la mejor que he visto en mi vida simplemente me dejaron sin palabras wow

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.