Autor: Eduard Punset 11 julio 2010

Nos ha costado años aceptar que debíamos cuidar el cuerpo. Quiero decir que ahora estamos casi todos convencidos de que la salud requiere que practiquemos ejercicio físico. “En realidad, ¿sabes lo que te digo? –me dijo un gran nutricionista de la Universidad de Boston hace unos diez años–, lo único que sabemos con seguridad es que un poco de ejercicio diario es buenísimo para la salud”.

En honor a la verdad debo decir que está calando en la mente popular una segunda premisa que la ciencia ha podido comprobar también en los laboratorios: la salud física requiere cuidar la dieta. Afortunadamente, hoy es una convicción generalizada que no se puede andar por la vida despreocupándose de la dieta. La condición física adecuada requiere las dos cosas: hacer ejercicio físico y mantener una dieta equilibrada.

No me extraña en absoluto que cuando ahora, casi de repente, les digo a mis amigos y conocidos que “está muy bien velar por la salud física, pero que deben dotarse del tiempo y los instrumentos necesarios para velar por la salud mental”, me miren, asombrados, preguntándose si he perdido la razón. ¿Cómo se mide la salud mental? Y, sobre todo, ¿cómo se practica?

Un hámster ejercita su físico y su cerebro en la rueda de su jaula (imagen: usuario de Flickr).

Pues bien, tanto si les gusta como si no les gusta a mis lectores, les puedo vaticinar sin temor a equivocarme que dentro de muy pocos años dispondrán de más utensilios para medir la capacidad cognitiva o la memoria que hay ahora para la actividad física, como las pesas con las que ejercitamos los músculos: consolas para medir la flexibilidad volitiva, programas especiales de ordenador para estimular la salud mental, artefactos automatizados para identificar los colores con precisión y claves para resolver el diseño de representaciones de escenarios repletos de personajes; es decir, formas de comprobar las componentes básicas de la inteligencia.

Es fascinante la cantidad de dogmas inservibles que hemos heredado. Hasta ayer mismo se fruncía el ceño frente a los tipos bien musculados y dotados para hacer deporte. Movimientos literarios como el existencialismo nos habían vendido la idea de que para ser innovador o creativo en literatura había que sufrir y encajar como mínimo una cierta tristeza, cuando no la desesperación rayana en el suicidio. La ciencia está demostrando que esta idea es falsa. Doblemente falsa.

En primer lugar, hemos podido demostrar en los laboratorios que por término medio la salud física va pareja con la salud mental. El cerebrito de las ratas –de unos gramos apenas– se beneficia de la actividad física del resto del cuerpo. La ratita que ejercita su cuerpo con una simple rueda giratoria durante un par de horas diarias tiene mejor memoria y envejece más lentamente que la sedentaria.

En segundo lugar, ya casi nadie cuestiona la transferencia de una mejora determinada, como los ejercicios de memoria, al resto de las actividades. En otras palabras, habíamos considerado –porque no se había podido demostrar lo contrario– que la mejora de la memoria estimulada por la solución de crucigramas, por ejemplo, no afectaba para nada a las demás actividades mentales del organismo humano; podíamos conseguir mejor memoria o mayor capacidad cognitiva, pero sin que esta mejora se transfiriera al resto de la mente. Pues resulta que tampoco es verdad. Empezamos a tener pruebas de que podremos transferir lo ganado en un aspecto de la salud mental al resto de las actividades, como la gestión de los instintos o el grado de altruismo.

Por favor, no frunzan el ceño y alégrense conmigo de que, por primera vez en la historia de la evolución, sepamos ocuparnos del sosiego de la tercera edad, de lidiar con las tormentas hormonales de la juventud o de nuestras mentes desmemoriadas.



40 Respuestas to “Nuestro cerebro se beneficia del ejercicio físico”

  1. Redes para la Ciencia » Nuestro cerebro se beneficia del ejercicio físico:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  2. Dr.Jorge de Paula:

    Muy bueno ese impulso que ha dado en este nuevo post, a una actividad tan importante, tan necesaria, y tantas veces tan postergada por diferentes excusas o motivos… el ejercicio físico como puede ser una simple caminata ágil de unos 100 pasos por minuto. Caminar es gratis, es seguro y es muy efectivo para nuestra salud, no requiere de habilidades especiales, tiene bajo riesgo de lesiones y ofrece grandes beneficios para la salud de nuestro corazón, de nuestro cerebro como Ud. muy bien ha referido en el post, y es muy beneficioso para la salud de nuestras arterias y especialmente para la salud de nuestro endotelio. El endotelio es la membrana que recubre por dentro la pared de las arterias y es clave en la defensa de las arterias, a tal punto que hoy podemos decir que “uno será tan joven como lo sea su endotelio vascular.
    La realización de actividad física ha tomado tal dimensión que se la conoce como la Polipíldora natural. No vamos a enumerar los múltiples beneficios del ejercicio porque todos lo conocen o lo pueden consultar, pero como conceptos que refuercen lo que Ud. ha expuesto, está el hecho comprobado científicamente que el ejercicio es de las pocas cosas que consigue aumentar el HDL o colesterol bueno. El ejercicio físico también mejora la forma en que nuestro organismo metaboliza el azucar al aumentar la sensibilidad del receptor a la insulina, con lo que ayuda a prevenir y a controlar tanto la diabetes tipo II que es el tipo de diabetes más común (95%), y es el tipo de diabetes que está aumentando sostenidamente en la población mundial, por su asociación con los malos hábitos de alimentacion y de vida. Esta diabetes 2 comienza como “prediabetes” en personas con obesidad abdominal, que genera la insulinorresistencia y el hiperinsulinismo. El Dr.Valentín Fuster, conocido por todos nosotros y reconocido como el médico más prestigioso del mundo en el momento actual, ha escrito en una editorial: “comience a hacer ejercicio y no busque más la excusa de la falta de tiempo”.
    Y en una reciente conferencia ha dicho algo que me ha resultado maravilloso como concepto: El fracaso en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, está en que al final es una falla de la conducta humana, en una sociedad de consumo que está completamente fuera de control”. Por eso que se incluye ahora insistentemente al estrés de la vida cotidiana y el aprendizaje en la gestión de las emociones como un nuevo factor de riesgo cardiovascular. El mismo Prof. Fuster en una reciente conferencia en la Universidad Menendez Pelayo de Santander ha sido categórico al expresar que “la competitividad y el consumismo afectan al corazón y la mente”, y que la visión de progreso” del ser humano sólo se resume en la promoción de una conducta saludable para mantener sano su corazón y su mente. En este acto, Valentín Fuster ha recordado una frase de José Saramago para reiterar la importancia de la conducta individual: “si nos paramos a pensar en las pequeñas cosas, llegaremos a entender las grandes”. Y ha afirmado que es “urgente” que se potencien estos hábitos saludables desde la infancia, como “herramienta básica para instaurar un buen nivel de prevención primaria”.
    La actividad física tiene efectos antiarterioescleróticos, tiene efectos estabilizadores de la presión arterial, tiene efectos sobre el control de la obesidad y el sobrepeso, tiene efectos antiinflamatorios y activa circuitos neuroquímicos que mejoran nuestras funciones cerebrales. Además de ello sabemos que el ejercicio físico es un antidepresivo natural, así como también lo es la compasión y que en forma tan clara nos lo demostró Matthieu Ricard.
    Por último, mi estimado Punset, coincido en esa reflexión acerca de los Dogmas inservibles que hemos heredado, muchos de ellos formando parte de conocidas “ideologías del odio y del resentimiento”, que llevaron a millones de personas a una visión gris, desesperanzadora, negativa y pesimista de la vida, del mundo y de la humanidad. Hoy sabemos porque se ha demostrado científicamente que el optimismo activa circuitos y redes que mejoran la función cerebral, retrasan el deterioro cognitivo como afirma Bruce Lipton en la biología de la creencia. porque los pensamientos positivos son un imperativo biológico para una vida feliz y saludable….

    1) Leer artículo del Dr.Fuster en:
    http://drgeorgeyr.blogspot.com/2010/06/la-competitividad-y-el-consumismo.html
    2) Uno será tan joven como lo sea su endotelio:
    http://drgeorgeyr.blogspot.com/2010/04/uno-es-tan-joven-como-lo-es-su_22.html

    3) http://drgeorgeyr.blogspot.com/2010/03/en-la-naturaleza-se-da-la-supervivencia.html

  3. ana maria:

    me encanta oirte hablar , tan claro y con las explicaciones que das de las cosas y los invitados fenomenales igual que tu

  4. circe:

    Si duda que una vida sana, equilibrada, ni demasiado aporte energético ni poco, con sus productos naturales hoy “exquisiteces de alto precio” paseos relajados y aun retos casi imposibles en la naturaleza, eso según la edad y condición física, son sin duda beneficiosas, pero dudo que meterse a dar vueltas como un animal encerrado en un gimnasio aunque sea moda, con la calefacción y el aire acondicionado, solo son un mal menor.
    En mi opinión si la cuestión es vivir según las directrices de una sociedad que me impide educarme en el respeto por la naturaleza, por los demás y por uno mismo y después de una vida de trabajo te envían a una cárcel donde te encierran y alargan tu agonía bajo pretexto de por tu bien hijo mío (abuelo o padre mío).
    Prefiero ir de por libre y dejar las normas y los caminos tillados para quienes así lo decidan

  5. Pere Tor:

    En cierto modo no me sorprenden las afirmaciones del Sr. Eduard Punset, existe una corriente dentro de la medicina que nos habla del tratamiento del enfermo como un todo, por ejemplo dicha corriente nos dice que el enfermo del corazon no solo tiene un corazón enfermo, sino que presenta un estado general de enfermedad que se manifiesta a través del corazón. Tanto es así que el departamento de salud nos dice “mou-te”, “puja les escales a peu” o ,,, ” quien mueve las piernas mueve el corazón”. Sea como fuere la actividad fisica, la acitidad lúdica nos proporciona satisfacción tanto física como espiritual y eso favorece nuestra salud. Lo que si es importante, es que alguien se encargue de recordarnos que debemos hacer ejercicio, que el sedentarismo es el principal enemigo de nuestra salud y que en definitiva, cualquier excusa es buena para disfrutar de la vida en plenitud. Bravo Mr. Punset !.

  6. César Sepúlveda:

    I. A las personas de mi generación y pretéritas:
    Usted y yo aprendimos en la escuela que el cerebro es un órgano básicamente estático, que además no se regenera y por tanto hay que conservarlo con todo el cuidado. Por eso está protegido por un hueso, como la nuez por su cáscara. La metáfora se redondea por la similitud entre las circunvalaciones cerebrales y las arrugas del fruto. Compartimos el recuerdo de nuestros mayores hablando de alguien que se había golpeado la sien y “por poco no se había dado en el sentido”. Aunque nunca lo tuvimos claro, eso de el sentido debía referirse al juicio, la capacidad de razonar. Y solía haber otro adulto que apuntillaba que, si el golpe hubiera sido un poco más a la derecha, o arriba o abajo, se habría dado en el lado de la vista o del habla. A partir de entonces si nos escalabrábamos o nos golpeábamos contra el poste de la portería, podíamos quedarnos lelos por siempre jamás.
    II. A las generaciones más jóvenes:
    Si estás leyendo esto ya estamos de enhorabuena, porque tu capacidad para mantener la atención se ve disminuida por el bombardeo de estímulos a que te ves expuesto. Basta con sentarse un rato frente al televisor en tu franja horaria para percatarse de lo cortas que son las secuencias de los programas, de la invasión de ruido visual y sonoro sobreestimulando de forma constante los sentidos para mantener tu atención sin tener en cuenta el contenido, imposibilitándote para la reflexión. Te estamos fastidiando bien, te estamos lastrando con un máximo de 2 minutos y medio de concentración en un tema antes de saltar a otro que sea capaz de retener tu atención. Hasta dentro de otros 2 minutos y medio. Todo esto acercándonos sólo al fenómeno de la comunicación televisiva, sin entrar en tu ocio –videoconsolas, internet, cine- ni, por supuesto, en la escuela –desde el estatus actual del profesorado respecto a sus alumnos, hasta el temario que debe o no debe impartirse, aunque los alumnos tengan mucha más capacidad de aprendizaje-.
    Pero ¿de qué estábamos hablando? ¡Ah! De qué te enseñan a ti acerca del cerebro. Pero ¡espera! ¿cómo? ¿que ya han pasado 2 minutos y medio? ¿no será que lees demasiado despacio porque te falta práctica, ya que leer te parece una pérdida de tiempo?
    III. A todas las generaciones:
    Y ahora llegan las buenas noticias para todos: nuestro cerebro no es un órgano irreparable. Ni estático. ¡Qué derroche energético supondría que el órgano que consume entre el 30 y el 40% de nuestra energía fuese una máquina sin recambios! Nuestro cerebro está dotado de plasticidad. Se siguen generando neuronas durante toda nuestra vida, aunque a un ritmo más lento que el resto de células. Cuando alguna zona se daña, es fácil que las adyacentes poco a poco se vayan haciendo cargo de sus funciones. Y los matemáticos, los artitas, los deportistas e incluso los taxistas tienen zonas del cerebro hiperdesarrolladas. No es que hayan optado por esas profesiones porque estaban mejor preparados, es que su profesión ha hecho que su cerebro se modifique fisiológicamente, de forma medible. Por eso los expertos insisten en que la mejor forma de prevenir los estragos de la edad en la mente es mantenerla activa, del mismo modo que limitarnos a pensamientos mecánicos deteriora la calidad de nuestras conexiones neuronales, las deja mustias hasta que traspasan el límite de no retorno y se vuelven incapaces de alcanzar su máximo potencial.
    La edad o el tiempo disponible no son excusas para dejar de ejercitar nuestro cerebro: escuchar música o incluso recordarla o recordar los pensamientos y emociones que nos generó, estudiar un mapa o un idioma, leer, concentrarse en una acción –física o intelectual-, proponerse objetivos y ser disciplinado hasta alcanzarlos, o sencillamente regresar a casa desde el trabajo cada día por una ruta distinta. Obligar al cerebro a permanecer activo, y descubrir que cuanta mayor es nuestra capacidad de percepción, con más optimismo y recursos encaramos el día a día.

    (artículo para la revista comarcal “Quinarte”)

  7. Mª Dolors Serra:

    Yo estoy de acuerdo con Eduard por una razòn muy sencilla en al cual lleguè solita a esta verdad.
    Yo tenía un perro “Labrador” y cada día hacía como mínimo de 7 a 8 kilómetros porque el veterinario me dijo que este perro al ser cazador, tenía que hacer bastante ejercicio. Entonces fuè cuando descubrí que a mí me iba de fábula andar. Aperte de esto yo ja tenía una dieta Meditrránea i a lo largo de muchos meses de hacer las dos cosas juntas, zas……. ví que mi cuerpo ganaba en estar màs moldeado y perder la celulitis que toda mujer tiene en general y para más suerte, me dí cuenta de que estaba màs ágil de mente comprobando mi memoria con algunos ejercicios que me compré. Ahora se lo hago hacer a mi marido aunque tengo que decir que nosotros somos delgados, pero estamos más sanos.
    ¡Viva para el ratoncito deportivo!

  8. reg:

    Querido Punset,

    Ya somos muchos también los que hemos comprobado en primera persona esto que nos cuentas.

    También hablamos de ello y te comprendo a 100% cuando dices que la gente frunce el ceño. Paciencia, el despertar es para todos y qué mejor que ya somos un puñado que lo ha hecho.

    Saber contagiar a los demás es todo un arte que debe aflorar!!!

    Un abarzo

  9. Nano Ortega:

    Eduardo…, te lo habrán dicho miles de veces…, ¡eres un genio!, y al menos a mí tus lecciones magistrales me ayudan mucho… Gracias.

  10. Rosita:

    “Mens sana in corpore sano” ya lo decían bien los romanos 🙂

  11. Pablo:

    Gracias una vez mas al señor Punset por acercarnos los ultimos avances en ciencia y hacernos esta existencia mas agradable y llevadera. Lo cierto es que los temas que toca y trata son de un enorme interes y los leo con gran satisfaccion por resolverme un monton de dudas algunas de las cuales ni siquiera me las habia planteado. Practico ejercicio a diario desde hace años y el dia que no puedo hacerlo por diferentes motivos me encuentro de peor humor y no consigo dormir bien ni concentrarme, asi que algo tendra que ver la actividad fisica con la mental y viceversa. Muchisimas gracias por divulgar y compartir con nosotros las ultimas novedades cientificas señor Punset.

  12. Nuestro cerebro se beneficia del ejercicio físico (Eduard Punset) - apezz.com:

    […] Nuestro cerebro se beneficia del ejercicio físico (Eduard Punset) [ http://www.eduardpunset.es ] […]

  13. Barcelonauta:

    David Servan-Schreiber es un psiquiatra tan brillante como heterodoxo. Ante la evidencia de que sólo con terapia y psicofármacos no se solucionan los trastornos mentales, se ha dedicado a investigar durante años nuevas vías para aliviar la depresión, la ansiedad y el estrés. Algunas de las fórmulas que defiende pasman de tan sencillas:

    –Afirma, por ejemplo, y siempre con datos científicos que lo avalan, que la mayoría de las personas que toman a menudo alimentos con omega-3 no padecen depresión. El omega-3, el “aceite que hace funcionar el cerebro”, es un ácido graso que se encuentra en la caballa, las sardinas, las anchoas, el salmón, las nueces, las algas, etc.
    –Nos recuerda también que hacer ejercicio regularmente elimina de la mente esos pensamientos automáticos que tan torturadores pueden llegar a resultar, hace desaparecer las crisis de ansiedad y fortalece las células asesinas del sistema inmunitario (las cuales, conviene no olvidarlo, constituyen la primera línea de defensa de nuestro organismo frente a las enfermedades). Ni siquiera hace falta apuntarse a un gimnasio, basta con caminar a buen ritmo (y sin pararse a mirar los escaparates) durante 20 minutos tres días a la semana.
    –Nos demuestra que quienes se despiertan con ayuda de una lámpara que simula el amanecer están de mucho mejor humor durante todo el día. Esta lámpara se programa para encenderse tres cuartos de hora antes de la hora en que suena el despertador y va ganando intensidad hasta que la estancia queda tan iluminada como si afuera brillase el sol y las persianas estuvieran levantadas. Un gusto para nuestro organismo, programado para reactivarse poco a poco en vez de a timbrazos…
    –Sostiene que cuidar un animal doméstico o desarrollar una labor de voluntariado puede hacer mucho más que el más potente de los antidepresivos por el bienestar mental de una persona anciana acostumbrada a consumirse de melancolía.

    Pocas veces recomendaré una lectura con tanto entusiasmo: David Servan-Schreiber, Curación emocional. Acabar con el estrés, la ansiedad y la depresión sin fármacos ni psicoanálisis.

  14. Juan Antonio:

    Así es y lo tengo confirmado en mi cuerpo mismo después de salir de un gran depresión clinica donde estuve casi tres años en una cama. El ejercicio fisico con esfuerzo, trabajo, y paciencia me ha vuelto a la vida nuevamente y mi capacidad cognitiva y fisica ha vuelto a la vida en mejor estado las dos. ¡Es una verdad como la montaña mas grande del mundo! Cuerpo sano mente sano. A más alegría mas ganas de hacer cosas físicas e intelectuales. Comprobado cientifícamente en mi cuerpo y mente, Ejercitemos el corazón con la mente juntamente con buenos libros y seremos más libres en todas las formas de la vida.

  15. Agustin Fernandez del Castillos Suardiaz:

    Hola a todos,

    Estimado Sr. Punset,

    Cuánto valoro la cantidad de medios que usted está poniendo a disposición y reconduciendo hacia un objetivo además de la educación y hacer accesible la ciencia a nivel popular. Me refiero a ese equilibrio humano que va surgiendo cuando ponemos toda nuestras capacidades a disposición de expresar la armonía que ya hay en nuestro interior y que necesita de una mente y un cuerpo sanos, como simples vehículos de lo que viniendo desde dentro, hay que descubrir.

    Nadie se cree que una camiseta por sí misma, hagan milagros, pero la camiseta roja, está movilizando la sangre de toda España y expresando para lo que vale el que todos nuestros esfuerzos vayan y crezcan unidos. Da lo mismo el objetivo. La unidad de acción, es la consecuencia del Amor en la acción llevando todo unido hacia el crecimiento.

    Ahora mismo, tenemos escondido en nuestras entrañas el 50% del universo que no nos gusta o que tememos o rechazamos. La purificación corporal y mental, exige trabajar con una vida donde los 5 elementos estén desplegados y eso, obliga a que ese primer amor de la sangre, de la tensión – distensión, del elemento fuego, aprendan a expandirse dentro, a inundar a todo el cuerpo de un calor mas dosificado pero que como el sol, salga también para el terrorista y el violento. E incluya con su integración práctica, la posibilidad de un universo dinámico en el que lo oscuro hoy, es lo medio oscuro del mañana.

    A ver si ganamos hoy el mundial y vemos nuestra capacidad o incapacidad de reconducir las alegrías también frente a las posibles derrotas.

  16. Juan:

    Tienes toa la razón der mundo mundial pollita mia, sigue así que siguiendo así ni habrá quien te gane churrita. ¡¡¡Ole tus guevos de bronce!!!

  17. Ricardo Alfredo Cavanna:

    Todo parece correcto y atendible. Pero elijo alejarme para intentar ver el todo del problema y me pregunto: ¿cómo podemos tener que recurrir a la actividad física concentrada de una manera sistemática para compensar una cultura que invita al sedentarismo?
    Se valora el pensar, el llenar un cerebro de información y los títulos que te ganas estudiando horas y horas sentado. Luego parece que el resto del cuerpo es para transportar ese cerebro, valorado por su acción para conseguir un título o dinero. Entonces luego encuentras agrupados en las clasificaciones (aún en los grupos de redes sociales) “deporte y tiempo libre”…”deporte y ocio”. Así, el moverse, pasa a ser UN LUJO que uno pude darse si el otro tiempo te deja “tiempo libre”…una aberración que hemos creado como especie.
    No me opongo al estimular la práctica de la actividad física…moverse es sano!!! Pero no nos distraigamos en concebir el movimiento, la actividad física, como parche compensatorio de una vida sedentaria promovida como “exitosa”. Como profesor de Educación Física, preferiría que no fuera necesaria la Educación Física: el leopardo no entrena para ser leopardo.
    Me gustaría que la posibilidad de moverse y explorar con el cuerpo, pudiera salir naturalmente en tiempos naturales y ambientes naturales.
    Luego está el deporte, pero eso es otra cosa… Y nada más alejado de la salud (aún la mental) que el alto rendimiento: allí la persona está a punto (en el borde) de romperse: física y psíquicamente.

  18. Luis Pastor:

    Ya lo dice el dicho: “Mens sana in corpore sano”.

  19. Meritxell:

    Es que alguien había creído que la salud física y la salud mental, van por caminos distintos?…

    Utilicemos la lógica, nuestros abuelos no iban al gimnasio ni estaban obsesionados por la dieta “saludable”……sencillamente trabajaban la tierra y cuidaban de la prole, con lo cual, el ejercicio físico estaba asegurado y comían lo que la naturaleza les daba: trigo para hacer pan de verdad y no los panes de plástico actuales; leche recien ordeñada y no la cantidad voraz de diferentes marcas que existe en el mercado,y que al fin y al cabo la “mejor” sabe a agua; carnes sanas y no adulteradas
    con clembuterol y otros fármacos; pescado, de unos mares aún sanos y no enfermos de tanto “crudo”, y demás porquerias que arrojan al mar sin ningún reparo ni cargo de conciencia; verduras de la huerta y no tomates,
    peras, melocotones, manzanas que no saben ni huelen a nada! Sólo por citar, lo más básico de nuestra querida dieta mediterránea.

    Es que nadie se da cuenta de que el equlibrio entre la Naturaleza y el Ser humano es fundamental para la vida ??…..y con esto no estoy diciendo que “cualquier tiempo pasado fue mejor” para nada.
    Sencillamente pienso que se ha avanzado mucho en medicina y tecnología, lo cual nos ha permitido ganar en calidad de vida…………pero al mismo tiempo se están traspasando los límites entre lo que entendemos por vivir mejor (confortables casas, aparatos electrónicos que facilitan las tareas domesticas, lugares de ocio donde recargar pilas para el dia a dia..etc)
    y creer que podemos hacer lo que nos plazca en todo momento. Vivimos en una sociedad consumista y perezosa, cada vez hay más niños con problemas de obesidad y diabetes, estrechamente relacionado con la dieta y el ejercicio físico. Pero si pensamos un poco, es fácil adivinar el porqué……Videojuegos, consolas….sofá, comida basura (hambuguesas, refrescos con cantidades ingentes de azúcares..) soledad. Si,soledad, los niños pasan muchas horas sólos porque es el modelo impuesto en esta sociedad. Papas que trabajan todo el día para darles a sus hijos un montón de “cosas materiales” en lugar de dedicarles tiempo para educarlos a disfrutar de una beneficiosa salud física y una gratificante salud mental.
    Men sana in corpore sano..

  20. Jose Manuel:

    Siempre se a dicho “cuerpo sano mente sana”

  21. DIANA:

    En mi experiencia, el ejercicio cambio mi vida y mi forma de pensar, mi actituda ante la vida, tenia un negocio que me absorbia de una manera inpensable, y engorde 17 kilos, despues de haber participado de joven en algun evento de modelaje,un dia se me ocurrio apuntarme aun gimnasio y mepeze con trbajo cardiovascular, luego me interese por las tecnicas holisticas deportivas, cuerpo mente y concentracion, importantisimo para desconectar realmente, donde la respiracion forma una parte muy importante, como en el yoga, taichi, pilates, etc…ademas el ego se equilibra y esto a su vez todas las partes de tu vida el sentirnos livianos y sanos hace que seamos mas sociables,y descargamos un monton de enrgia , disminuye nuestra agresividad y tambien nuestro estres y los beneficios son mas que beneficios son un estilo de vida.

  22. Juan Carlos Muñoz:

    Un artículo muy interesante.
    No estaría de más educar a los futuros ciudadanos (los niños) para que sean personas felices, porque la educación no sólo es acumulación de conocimientos. Esperemos que estos avances de la ciencia se traduzcan en algo pragmático y real aplicable al bienestar de todos.

  23. Francis:

    Wow! Pues es una noticia muy buena. Nunca he dudado en que el ejercicio físico tuviera buenas repercusiones cerebrales, pero no sabía que tuviera tantas. Estudio Física y sí que me noto más activo y rápido desde que hago ejercico regularmente. El cuerpo y la mente están muy unidos y es muy fácil de deasarrollar ambos. Se dice que una persona que desarrolla la mente ( empollón, intelectual o como lo llamen ahora) no hace deporte, pero una de las cosas que se aprenden pronto por aplastante lógica es la impotancia que tiene. Así que no hay excusa para no hacerlo.

    Muchas gracias y saludos!

  24. Teresa:

    ¡No sabes, Eduardo, cuanto me alegro de estas conclusiones que nos comentas!.
    He comprobado, en mi cuerpo y mente, durante años (ahora cuento con 52) que el ejercicio físico hacía que mi cabeza no diera tantas vueltas tontas, lo llamaba yo, y fuera más creativo y eficaz. De hecho, cuando por alguna razón estúpida dejo unos días el ejercicio, lo noto negativamente.
    Gracias por estar ahí y enseñarnos tanto

  25. Mª Dolors Serra:

    Yo hace unos años que sin saberlo lo estaba haciendo todo bien, quiero decir ejercicio con dieta sana. Pero todo empezó porque tenía un perro “Labrador” i como son cazadores tenía que hacer mucho ejercicio físico, y naturalmente también lo hacía yo de 6 a 8 Km. al día . Me dí cuenta enseguida que a pocos meses de andar mi perro estaba super fibrado y en casa muy relajado. Pués aplicado a mí la verdad es que me dejó un cuerpo muy moldeado y las carnes prietas, ¡ah! y la celulitis fuera.
    Jo lo recomiendo aún sin tener perro porque se puede ir a andar diariamente un poco y añadiendo progresivamente más tiempo para llegar a un equilibrio.
    Como dice el Sr. Punset a lo de ejercitar la mente también lo he podido comprobar que está en lo cierto. Procuro en algunos reatos libres a parte de leer, hacer ejercicios de memoria y funciona pero eso sí quiero decir que hay que tener constancia, no se nota si uno no pone voluntad.
    Me despido deseando que Dios le dé muchos años de vida a Eduard Punset, porque es una maravilla leerlo y escucharlo.
    Un abrazo para todos los admiradores suyos.

  26. Jose Luis Martín:

    Pienso que hay dos claves para poder desarrollarnos plenamente como individuos. Una sería la adquisición de conocimientos ya sea mediante lectura, viajes, amistades, etc. Conocer cosas nos permite que aparezcan ideas y nuevas motivaciones. La otra clave sería la práctica regular de deporte. El deporte no solo nos hace sentir en forma sino que nos prepara física y mentalmente para el desgaste del día a día, nos sentimos mejor y eliminamos estrés. Pienso que ambos sistemas se alimentan el uno al otro, tener ideas y estar motivado hará que tenga energía y por tanto ganas de practicar algún deporte y la práctica de deporte me hará sentir bien y tendré más ganas de aprender cosas.
    Hace tiempo que practico deporte regularmente pero sentía que faltaba algo. Hará unos cuatro años que gracias a un buen amigo recuperé una de las pasiones de mi infancia, la lectura. Desde entonces no he dejado de aprender, descubrir y motivarme, ahora siento que todo funciona mejor en mí y en mi entorno. También me gustaría recordar que hay prácticas como el yoga en que se trabajan aspectos tanto físicos como mentales, algo que los occidentales hemos tenido un poco descuidado siempre. Un saludo!

  27. Martha De Lucia:

    Gracias por todos sus excelentes articulos tan interesantes y valiosos. Siempre los sigo con muchisimo interes porque son muy enriquecedores.
    Saludos desde Caracas Venezuela
    Martha De Lucia

  28. Ana:

    q sabios eran ya en el antiguo mediterráneo…Mens sana, in corpore sano

  29. Óscar:

    Un artículo muy interesante. Me gustaría apuntar que actualmente en consolas y móviles ha habido un crecimiento de juegos que dicen aumentar las capacidades mentales. Pero hay estudios que parecen poner de manifiesto que estos juegos no funcionan.

    Por lo tanto, con lo poco que sabemos ahora mismo de como funciona nuestro cerebro… ¿Podemos crear realmente un juego que ayude a mejorar nuestra memoria?

  30. Mercedes:

    Estoy d acuerdo con todo lo dixo por el Sr. Punset. Tengo 68 años, y cada día camino más d dos kms. Palma es una ciudad muy bonita y, ahora q hace buen tiempo, es agradable caminar y dejar el coxe estacionado.
    Mi marido hace una vida muy sedentaria, y aunq es algo más joven q yo,
    muchas personas, al conocernos le hacen como ¡10 años más q yo! o sea q , ya me dirán, si se nota o no el mero hecho d salir a caminar un poco cada día.
    En cuanto al cerebro, me gusta muxo hacer crucigramas, palabras cruzadas, jugar a las cartas, etc. para así tener la mente viva y cuando hacen algún cocurso por la tele, la mayoría d veces, respondo bien a casi todas las preguntas, ¡no sé si presentarme a alguno!!!

  31. Ana Salcedo:

    Nuestro problema de sedentarismo empezó el día en el que decidimos o nos hicieron bajar de los árboles para pasar a ser seres mas sedentarios.
    Nuestra forma de vida actual y nuestros inventos-tecnología tampoco nos lo ponen muy fácil.
    La palabra o concepto de ejercicio o deporte existe desde hace poco porque antiguamente solo los trabajos del campo y las manualidades del día a día eran mas que suficiente para mantenernos en forma.
    Cuanto más nos alejemos de lo naural y mas nos acercamos a las tecnologías o a la vida artificial peor nos sentiremos físicamente, por lo tanto tendríamos que replantearnos si nuestra moderna y actual forma de vida tendría que ser modificada o tendremos que regresar al campo para recuperar nuestra salud física y mental.
    Alguien que trabaja 10 a 12 horas diarias, que come alimentos de mala calidad, precocinados, fritos, grasas, alcohol, drogas, poco dormir y además consume medicamentos de algún tipo, no puede hacer mucho por su salud ni mental ni física y eso lo hacen el 80% de los mortales.
    La salud empieza por el sitio donde uno vive pasando por la actividad que desempeña, por lo que come, por l o que duerme, por la cantidad y calidad de sus actos sexuales y por lo que piensa o medita, lo demás es engañarse y consuelo de tontos.
    Pero que harían los médicos sin tanto enfermo???

  32. Antónimo:

    No hace falta estudiar mucho para darse cuenta de eso

  33. Agustín M.:

    Doy fe de que no es una exageración: el timepo mejor invertido es el que se dedica al ejercicio físico.

  34. minosabe:

    Muy interesante el artículo y prácticamente todas las aportaciones de los lectores. Yo me limitaré a hacer unas pocas constataciones:
    1) La educación física de los que tenemos más de 35-40 años fue la gran olvidada en nuestro sistema educativo. En mi experiencia, la ed. física de mi escuela e instituto consistía en fomentar la habilidad para manejarse en diferentes “aparatos”. Plington, potro, salto de valla, salto de longitud, lanzamiento de peso, verticales, abdominales… Pero resulta que se nos iba el poco tiempo que teníamos en estirar un poquito, meternos en la cola, esperar a que nos tocase el ejercicio, unos segundos para ejecutarlo y otros tantos para medir el resultado. Era una ed. física tremendamente viciada por lo que se entendía entonces como deporte y su vertiente olimpista y de competición. La mayor parte de ejercicio físico saludable la hacíamos en el recreo, durante el partido de fútbol, sudábamos y corríamos. Ahora, las nuevas generaciones lo tienen más difícil, ya que los hacinamos en centros con poquísimo espacio, los hacemos permanecer sentados mucho tiempo, también por razones de espacio, les llenamos las agendas con horas extras de formación (hay que convertir las escuelas en guarderías de horario extensivo…) y, si hay suerte, se practica algún deporte en extraescolares. El resto del tiempo se consume en torno a videojuegos (no digo yo que algunos no estimulen la actividad cerebral), messenger y, más adelante, algunas cervezas y porritos para seguir sazonando la pasividad en que se mueve parte de nuestra juventud.
    2) El sistema productivo fomenta larguísimas jornadas laborales para la mayoría, reproduce horarios ilógicos (jornadas partidas) y encierra a mucha gente en el coche más de una hora al día (esto sí que es malísimo para la salud). ¿Cuándo vamos a aprender que es mejor disponer de dos horitas más y tal vez renunciar a comprar un 4×4 o cualquier otro producto de consumo innecesario? Menudo sacrílego, diciendo esto en una sociedad que necesita del hiperconsumo… Calzarse las deportivas y salir a correr puede salir por 100€ al año (el precio de las zapatillas), más el valor de las horas que dejes de trabajar, por ejemplo: 1h x 20días al mes x 12mesesx 20€/hora= 4800€, que tras las deducciones, etc., podrían quedar en 4000€. Vamos a seguir teniendo mala salud por esos 4000€ anuales? Tal vez, en situación de crisis, habrá quien no esté en disposición de prescindir de ellos, pero seguro que mucha gente sí.
    3) La familia genera situaciones en las que se pierde el tiempo porque parece que debemos hacer aquéllo que los demás hacen. Si tu cónyuge, hijos, padres, etc., demandan mayor tiempo habría que intentar que ese tiempo pueda emplearse también en actividad deportiva (pienso, en mi caso, en acudir a ver a mi madre corriendo, como alguna vez he hecho). Tenemos que vencer también ciertas convenciones sociales que nos hacen esclavos de las apariencias y exigencias familiares. Las familias deberían ser pequeñas sociedades en las que los individuos no desarrollaran el alto grado de dependencia/proteccionismo los unos de los otros. Esto también sería muy saludable.

  35. REMEI:

    seria necesario que las personas que realmente lo necesitan encontraran el momento para leer o escuchar ha EDUARD PUNSET pues EL nos enseña ha entender facilmente la evolucion del cuerpo humano,gracias!!!!

  36. Felipe:

    Hola, buenas tardes.

    Tengo muy mala memoria para recordar nombres de personas conocidas, situaciones pasadas o por ejemplo lo que comí antes de ayer, sin embargo cuando escucho alguna canción un par de veces, soy capaz de recordarla fielmente incluso pasados varios años sin haberla vuelto a escuchar.
    No soy músico profesional, aunque si melómano, toco el piano (nivel principiante). Probablemente lo que más he hecho en mi vida es escuchar música.
    Muchas veces despierto a medianoche y el primer pensamiento es alguna melodía o canción sonando en mi cabeza.
    ¿Cree usted que debo tener hiper desarrollada esa parte de mi memoria en el cerebro y eso afecta a la buena memoria de otros pensamientos o situaciones?.
    Me pregunto si debería dejar de escuchar música una temporada…

    Muchas gracias y saludos.

    Felipe.

  37. Lolita Fuentes Hernandez:

    me encanta como habla con tanta claridad y sencillez, para que lo entienda todo el mundo.Gracias

  38. Mens sana in corpore sano | Mertxe Pasamontes:

    […] Punset e su Blog que: hemos podido demostrar en los laboratorios que por término medio la salud física va pareja […]

  39. Gimnasios y NS - Page 6 - Stormfront:

    […] […]

  40. Jack:

    La falta de ejercicio causa muchos problemas con el, poco o ningún ejercicio, tiene un mayor riesgo de enfermedad cardiaca
    • Las personas inactivas son dos veces más propensos a tener enfermedad cardiaca que las personas activas
    • La falta de ejercicio se asocia con la obesidad, presión arterial elevada, aumento del riesgo de diabetes, colesterol alto
    • La falta de ejercicio es tan malo para la salud como fumar un paquete de cigarrillos al día, la Federación Mundial del Corazón, dijo la inactividad física duplica las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón y aumenta el riesgo de diabetes y presión arterial alta
    • Los médicos estiman que entre 65% y 85% de la población mundial no tienen suficiente ejercicio.

    El ejercicio puede ayudar con:

    • 1. CÁNCER – Los estudios han demostrado que los hombres y mujeres entusiastas de fitness que son físicamente activas tienen un riesgo 30 a 40 por ciento menor de cáncer de colon en comparación con los individuos que son inactivos.
    •. DIABETES – Los estudios muestran la falta de sensibilidad a la insulina regular de ejercicio físico aumenta. Diabetes es considerada la “enfermedad sedentarios”, que llama la atención la gente a un ritmo alarmante. Si no se controla, puede destruir los órganos del cuerpo.
    • 3. CORAZÓN – La falta de actividad física constante, con el tiempo, disminuye la función del músculo del corazón, afecta a los vasos sanguíneos, incluyendo la gran arteria aorta a las venas y los capilares pequeños. Según muchos estudios, los científicos tienen buenas razones para creer que el ejercicio regular protege el corazón.
    • 4. CARRERA – deportistas regulares son un 25% menos probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular que sus homólogos sedentarios. Estar en forma disminuye la presión arterial, aumenta el colesterol HDL, y reduce el riesgo de coágulos de sangre.
    • 5. CEREBRO – Las personas que son físicamente activos, de acuerdo con pruebas sólidas, están en menor riesgo de declive cognitivo y demencia.
    • 6. MÚSCULOS – Si usted no hace ejercicio de forma regular, usted está en riesgo de perder alrededor de un 6 por ciento de su masa muscular cada década de la vida desde la edad de 30 años en el. Esto se traduce también en un 10 a 15 por ciento de pérdida de fuerza por década. De nuevo, si usted no usa el músculo, usted perderá el músculo rápidamente.
    • 7. OSTEOPOROSIS – fragilidad de los huesos causando más de 1.5 millones de fracturas cada año en los EE.UU. es de hueso como el músculo, si el estrés, responde. Si no lo hace, poco a poco pierde su fuerza, y aumentar sus posibilidades de romperlos. El entrenamiento regular la fuerza por semana puede ayudar a prevenir la osteoporosis y disminuir las probabilidades de fracturarse un hueso.
    • 8. SALUD MENTAL – Las personas que no hacen ejercicio con regularidad son más propensos a desarrollar depresión. Según un estudio reciente, las personas que eran más activos eran casi el 20 por ciento menos propensos a ser diagnosticados con la depresión en los próximos cinco años, que aquellos menos activos. Gimnasio individuos conscientes también, en general muestran una mejora de la autoestima, o la propia imagen.
    • 9. PESO – Si usted es inactivo, año tras año, es muy probable que aumente de peso y perder la condición física lo que aumenta la probabilidad de un ataque al corazón y la diabetes.

    10. Sistema inmune – Las cantidades moderadas de ejercicio reduce el riesgo de infección del tracto respiratorio superior. El ejercicio regular puede estimular la función inmunológica

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.