Autor: Admin 1 junio 2010

Medio: El Periódico de Catalunya

Con motivo de la firma de libros que realizó Eduard Punset el pasado fin de semana, en la 69ª Edición de la Feria del Libro de Madrid, El Periódico de Catalunya publicó un artículo sobre la repercusión que el divulgador científico está teniendo a nivel social y cultural.

Destacado:
Ha vendido más de un millón de ejemplares de sus últimos libros.
Los seguidores de Punset forman una parroquia tan extensa como variada.

.

Descargar “El fenómeno Punset”.



7 Respuestas to ““El fenómeno Punset””

  1. Daniela:

    Me alegro muchísimo. Creo que su éxito se debe a su carácter afable con los temas ciéntificos y no científicos, temas que tenemos olvidados como el el freno del dogma, o la falta de uso de intuición. Cosas que tenemos pero que no cambiamos, y para aprender ciencia, a vivir en el mundo que viene, es necesario abierto y darnos importancia para desarrollar nuestras capacidades. El lema: hay vida antes de la muerte.
    ¿que cuatro o cinco puntualizaciones científicas uniría en un programa redes?, Cómo una cuatro estaciones.

  2. Luis Pastor:

    Punset se ha ganado sus seguidores a pulso y es un placer poder seguirle todos los domingos con un nuevo episodio de Redes, al igual que los miércoles con la repetición del programa. Además, sus libros son maravilloso de leer y hace que la ciencia este a la mano de todos.

    Muchísimas gracias por ser nuestro Divulgador Científico. Y muchísimas gracias también a todo el gran equipo que te acompaña siempre.

  3. Carmen V.:

    Sr. Punset:
    Soy una asidua seguidora de sus programas y libros. Siempre me ha parecido Ud. una persona respetuosa y tolerante (2 de las características que creo nos hacen más “persona a los humanos”) por lo que me ha sorprendido desagradablemente lo escrito en su libro “el viaje al poder de la mente” en la pag. 235 donde Ud. hace una comparación, a mi forma de entender muy poco acertada y bastante ofensiva, entre los tunicados (organismos que utilizan su protocerebro para orientarse de piedra a otra en busca de alimento. Con la característica que una vez instalado en el nuevo territorio absorben su propio cerebro) y los funcionarios (“que cuando han sacado la oposición” hacen lo mismo). Soy uno de esos funcionarios a los que usted considera “tunicados” cuando sacan la oposición y afortunadamente, además de trabajar mucho y estudiar duro para aprobar, me queda suficiente cerebro para leer sus libros y ver sus programas. A partir de hoy tendré que planteármelo.
    La verdad es que me ha decepcionado bastante el comentario viniendo de Ud., siempre había pensado que los tópicos y chistes “fáciles” a costa de los demás eran producto de la ignorancia. Compruebo con desagrado que no, ya que no le considero a Ud. ignorante. Es simplemente un problema de educación (no de la que se enseña en los Centros Educativos, sino de la que enseña valores…)

  4. Rosalía CG:

    He visto que no son pocas las voces que claman porque el Sr. Punset sea elevado al rango ministerial y ante esto sólo puedo decir: !Vade retro Satanás¡. Si con motivo de la crisis económica se reduce el sueldo a los funcionarios públicos, no quiero ni imaginar lo que nos haría un ministro que opina que no tenemos cerebro ( ver su exitoso libro El Viaje al poder de la Mente , pag. 235).
    A todos los funcionarios: No gasteis vuestros mermados emolumentos en enriquecer a quien os insulta.

  5. marta:

    Estimado Sr. Punset:

    Fue un privilegio encontrármerlo en zona de tránsito aeroportuaria y, poder saludarle y agradecerle. Gracias una vez más por compratir sus conocimientos.

    Afectuosamente.

  6. Anonimo:

    Qué de publicidad se hace del propio Punset en esta página! ya está empezando a cansarme…

  7. juanze:

    Más que “fenómeno” empieza a parecerse a una secta, con “gurú” y todo.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.