Autor: Eduard Punset 2 mayo 2010

Curioso. Hay cosas que damos por descontado, como que todo el mundo ve la realidad igual que nosotros. Todos contemplamos el esplendor rojizo de una puesta de Sol sin ser conscientes de que el color rojizo varía según los casos; todos oímos un sonido determinado, sin darnos cuenta de que algunos ven, al mismo tiempo, un color vinculado al sonido; todos vemos el universo, pero no todos percibimos la visión estereoscópica; es decir, la dimensión en profundidad. Admitimos más fácilmente que no todos experimentamos lo mismo cuando acariciamos un cuerpo querido.

No digamos ya cuando se trata de percibir algo o a alguien gracias a una información que puede ser más o menos fundada según los casos. Estoy pensando, por ejemplo, en vaticinar si los EE.UU. seguirán siendo la primera potencia mundial durante todo este siglo o si, por el contrario, le ganarán la partida Rusia, China, México o Polonia

¿Somos conscientes de que se ha probado científicamente que no todo el mundo ve idéntico color rojizo en una puesta de Sol? No sólo el rojizo: sencillamente, no todos vemos igual los distintos colores, que, además, no existen en el universo por mucho que pese a los artistas; los colores los fabricamos nosotros.

No todos percibimos la realidad del mismo modo, tan siquiera los colores (foto: usuario de Flickr).

Me he encontrado con personas que, después de haber visto un programa urdido por mí y mi equipo de jóvenes científicos para la televisión, descubrieron por primera vez que eran sinestésicos; es decir, que podían oír colores o ver sonidos. No sólo asociaban un color a una música o un número; los veían. Otros, simplemente, atribuían a cada número un color; el siete era el rojo.

¿Somos conscientes de que muchas personas no se han enterado ni de que les está negada la visión estereoscópica del mundo? En lugar de ver en profundidad lo que los rodea, su mundo es plano; gracias a ciertos indicios, pueden aclararse e ir por la vida intuyendo que existen espacios que no ven, mucho más bellos, alambicados y hermosos.

Existe un porcentaje elevado de psicópatas incapaces de ponerse en lugar del otro: ni experimentan el dolor ajeno ni el placer. Lo que ellos sienten cuando se acaricia la mano del ser querido no tiene nada que ver con el bullicio que desata una caricia en la comunidad andante de células que somos. Puede que las diferencias no sean del mismo grado, pero subsisten entre los que no son psicópatas. La experiencia individual, la genética y la estructura cerebral han marcado para siempre las singularidades de un individuo.

Es más comprensible la negativa a encajar pruebas de lo contrario cuando no se dispone de toda la información necesaria, aunque se cuente con datos apabullantes. Cuando al comienzo de esta columna se aludía a la posibilidad de que los EE.UU. sigan siendo la primera potencia mundial a lo largo de los próximos cien años, se hacía con base en datos que para una gran mayoría de los cerebros pensantes son incuestionables: los EE.UU. representan el cuatro por ciento de la población mundial, pero generan nada menos que el 26 por ciento de los productos y servicios del mundo; dominan totalmente los mares, el espacio y la ciencia; nunca han sufrido una invasión en sus propias carnes. Para millones de millones de personas, sin embargo, está cantado que van a perder el primer puesto.

Cuando se rasca un poco la capa que recubre la información, se da uno cuenta de que no hay dos personas iguales. En contra de lo que se vaticinaba hasta hace muy poco tiempo –un mundo de robots idénticos dominado por unas pocas multinacionales–, ha estallado la diversidad social, del conocimiento, de los sentimientos y del poder.



65 Respuestas to “Todo depende de los ojos con que se mire”

  1. Mari Carmen:

    Es cierto que una misma realidad objetiva es interpretada de forma distinta segun el sujeto, lo vemos dia a dia en el mundo de la politica sin ir mas lejos, pero de ahi el esfuerzo que hay que hacer para ponerse en lugar del otro, empatizar con su realidad, no dar por obvio nuestro punto de vista, confrontarlo pero para construir, no para el enfrentamiento .

  2. GoLo:

    Me encanta, un post genial.

    ¿Cual es la realidad real? Darnos cuenta de que lo que sentimos no es ‘lo cierto’, esa falta de seguridad en nosotros, ¿servirá para que en el futuro tengamos más en cuenta las opiniones de los demás?

    Es curioso, hace tiempo rellené una encuesta en la que se me pidió que nombrara varios colores. Hoy mismo leo los resultados, tanto hombres como mujeres llamamos casi igual a los mismos colores, con pequeñas diferencias. Aunque hay quien ve más y menos tonalidades de un mismo color. Os paso el enlace (en inglés) http://blog.xkcd.com/2010/05/03/color-survey-results/

  3. Antonio_Granada:

    El que busca la verdad…corre el riesgo de encontrarla. Gracias Sr. Punset y sígale dando caña de forma más o menos sutil (como le plazca) a los putos psicópatas que nos rodean. A ver para cuándo un programa para que sepamos más de esos parásitos. Saludos a tod@s los que empezamos a ver la luz, aunque sea “nuestra luz”…

  4. Egun:

    Hola,propongo una reflexion. Alguna vez pensaron, como seria el mundo antes de existir el homo sapiens,es decir ,antes del hombre con su capacidad de pensar. Como seria esa realidad? estaria sujeta a como nosotros la percibimos?de no ser asi, como saber que el mar era algo dividido del cielo? o la tierra del aire? quien crea la division? no es el pensamiento?

  5. Alvarito Jones:

    Buenas señor Punset. Antes era asiduo espectador suyo, aunque ultimamente llevo tiempo desconectado. Respecto lo que comentas de los colores, es algo que me resulta interesante. Improvisando música, una especie de rap hablado o algo por el estilo, me pasa a veces que un color se va encadenando de forma asociativa, generando una madeja de palabras, ideas y conceptos asociadas a ese color. Por lo general con los ojos cerrados. Tanto el ver o no, es parte fundamental de una visión, de un vistazo, lo increiblemente asombroso es la interpretación, la traducción que se hace de lo observado. Crudeza pura y dura de una realidad, transformación de la misma, ida de oya o si nos dejamos más escapar por el campo técnico o imaginario. Algo le pasa algunas veces al ojo, “que falla”. Cuando ejercemos un ejercicio físico en la cabeza (que yo tenga experimentado -mundo auto-, no se si mental también puede llegar a suceder) ; vomitar, esturnudar, toser, etc algunas veces sucede algo. Algo maravilloso….No se como serán los viajes con drogas duras y alucinógenas, pero aquí no hace falta nada de ello, es fruto de la cotidianidad. En ese momento que te encuentras mal de la cabeza comienzan a salir pequeñas estrellas, destellos, puntos brillantes que surgen desde detrás de tus orejas hasta el centro de tus ojos. Muy similar a todo lo que pueda mostrarse en pantalla en los viajes espaciales de las películas de ciencia ficción. La realidad se mantiene tal cual, pero algo, fruto del interior de nuestra cabeza “engaña” a nuestros ojos y nos hace “movernos” mental y visualmente, pero estando quietos en la realidad. Siempre se ha interpretado esto en muchos dibujos, como por ejemplo el coyote y el correcaminos, esas estrellitas con los golpes. Verdaderamente no se el porqué sucede. Es algo muy interesante y llamativo que me llama la atención.

    Respecto lo que comentas de la empatía. Creo que tanto la falta de ella, como un absoluto descontrol pueden general grados de psicopatías. Sino mirate Psicosis. No creo que se pueda encasillar a nadie por su grado de empatía, aunque creo que es algo positivo más que negativo. Investigar muchas veces sobre la misma cosa, el mismo tema, el asunto en cuestión… ¿Se puede tener fobia a un color concreto?.

    Cordiales Saludos

  6. carlos calvo:

    No se trata solo de los colores ,y las formas? tambien las creamos nosotros en uestro interior,las creamos de manera subjetiva?,si el mundo de los colores y el de la profundidad es diferente para cada uno,que es lo que interpretamos como las formas que damos al mundo?

  7. Alberto:

    Un universo para englobarnos todos, ufff. La disparidad y la multiplicidad de combinaciones en un pensamiento de un instante hace que la cantidad de opciones se dispare en su interrrelacion al infinito. Cada sentimiento y cada pensamiento, por cada instante en su forma o circunstancia y bajo una piel distinta. Son como señales de energia mandadas al espacio cada una describe una trayectoria distinta en cada milesima del tiempo.

  8. benita piqué:

    sean los que sean los colores que vemos cada uno, todos son bonitos , incluso mezclados, !cuanta gama entre el blanco y el negro!!!!!!!!!!.

  9. Irene García:

    Sobre este tema, pero desde una perspectiva más modesta (que ya quisiera yo escribir como Punset) escribí yo hace mucho tiempo, pero más desde la perspectivas de las personas. Os dejo en enlace por si estáis aburridos y queréis leer algo más liviano. Un saludo . Irene
    http://loquevenlosojosdeirene.blogspot.com/2009/07/que-ven-mis-ojos.html

  10. Ocurrencias infantiles « Miss Amanda Jones:

    […] Por Miss Amanda Jones Hace unos días leí este artículo en el que se trata el tema de las diferencias de percepción y me acordé de algo que de pequeña […]

  11. Blog de Eduard Punset » Todo depende de los ojos con que se mire « TIC TAC PATXIGU:

    […] Publicat per patxigu a 27 setembre 2010 Blog de Eduard Punset » Todo depende de los ojos con que se mire. […]

  12. El color del dinero | Blog TRW:

    […] Inspirado por Jorge Manrique, Calderón de la Barca o el mísmismo William Shakespeare, el escritor y pensador asturiano Ramón de Campoamor y Campoosorio escribía esta profunda y realista reflexión en algún momento de su paso por el revolucionario siglo XIX. Y es que resulta increíble pensar que cada persona es un mundo en esto de percibir. […]

  13. The colour of money | Blog TRW:

    […] Inspired by Jorge Manrique, Calderón de la Barca and even William Shakespeare, the Asturian poet and philosopher, Ramón de Campoamor y Campoosorio wrote these profound and realist words at some point on his way through the revolutionary 19th century. It is indeed incredible, yet true, how each individual constitutes a whole world when it comes to perception. […]

  14. Javier1954:

    En realidad, las personas, no vemos cosas, con nuestros ojos, sino, que, pensamos ideas, y a los argumentos, de esas ideas, pensadas, por nuestros pensamientos, las llamamos:” las cosas que vemos con los ojos” (Las personas, ciegas, aunque tiene ojos, como son incapaces de pensar cosas, son incapaces de ver cosas)
    Y por tanto:
    Todo el Cosmos, con sus planetas, y sus estrellas, en combustión = Las ideas, pensadas, por el pensamiento humano, hechas de una cierta magnitud de felicidad.
    Todos los cielos nocturnos = Las ideas, pensadas, por el pensamiento humano, hechas de una cierta magnitud de felicidad.
    Toda la vigilia humana = Las ideas, pensadas, por el pensamiento humano, hechas de una cierta magnitud de felicidad.
    Fuerzas del Cosmos, unificadas = Fuerzas, que conforman, y que rigen, a todas y cada una, de las ideas, del pensamiento humano = [{Implosión (Reacción), o felicidad del pensamiento humano, creciente} – {Explosión (Acción), o felicidad del pensamiento humano, decreciente} – {Desfase, o competición, entre ambas tendencias} = [0]]

  15. Manuel Posada:

    Es genial y agradable poder leer pensamientos y opiniones que enriquecen al observador. Me gusta llamarme “enrique” por servel inicio del verbo “enriquecer”…

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.