Autor: Eduard Punset 24 febrero 2010

Acabo de recibir la invitación que transcribo más abajo. Antes de responder aceptando reflexionar sobre la generación de los ni-ni quisiera conocer el parecer de aquellos de nuestros lectores y fans en Facebook que son ni-ni, de los que sin serlo tienen familiares que se adscriben a este colectivo o tienen, por último, ideas formadas al respecto. Creo que puede ser una reflexión fruto de las redes sociales y de la interacción multidisciplinar que puede ayudar a los demás a saber que nos pasa por dentro.


El personaje Enjuto Mojamuto, del programa de humor Muchachada Nui, vive frente al ordenador y probablemente ni estudie ni trabaje. (Imagen: web de Muchachada Nui.)

Todos los años organizamos una serie de eventos dirigidos a los distintos colectivos pero este año, como novedad, hemos unificado todos los foros en uno único que se celebrará el próximo mes de mayo con la intención de tratar temas que interesen a todas las personas que forman parte de la Fundación.

Hemos analizado los diferentes temas de actualidad para poder trasladarlos a nuestro foro. Uno de los que más impacta y más repercusión creemos que puede tener en todos nuestros titulares es la convivencia con un nuevo estilo de jóvenes que ha aparecido recientemente, llamada generación nini. Jóvenes que rondan la mayoría de edad y que no se dedican ni a estudiar ni a trabajar.

Nos gustaría profundizar en este estilo de vida, problemático en muchos casos y las repercusiones que tiene a nivel personal, familiar y social en general.

Creemos que, dada su trayectoria y su amplia experiencia, usted es la persona indicada para tratar este tema con nuestros titulares y para dar una visión cercana de esta nueva generación.



271 Respuestas to “Vuestro parecer sobre la generación ni-ni”

  1. Marian:

    Tengo 31 años, estudié una licenciatura, y empecé a trabajar antes de acabarla. Trabajé mucho hasta hace año y medio, ahora por circunstancias he vuelto a vivir en casa de mis padres y ni estudio ni trabajo… y es horrible!!! Soy de esas personas que se pasan el día delante del ordenador y ni-ni.

    No creo que necesariamente yo forme parte de la generación ni-ni porque entiendo que sus circunstancias no son mi caso, pero como persona joven que ni-ni, creo que un poquito puedo entenderles. La inactividad genera inactividad, cuanto menos hago menos quiero hacer y más me deprimo por no hacer nada… no tener una ocupación intelectual, lentamente te mata!!!

  2. Un poco mas de psiquis:

    He leído casi todos los comentarios. Está claro que ni-nis han podido existir en diferentes épocas y culturas. Incluso en una misma familia de varios hermanos uno es ni-ni y los otros trabajan o estudian. La falta de motivación a la vida siempre viene dada por un exceso de algo y una falta de amor increíble. Entonces se generan grandes problemas de autoestima. Es cierto que la ciencia nos da avisos, que si no nos ponemos activos nos reducimos como persona… etc etc.

    Pero el problema va mas allá. Si le explicas a un ni-ni que sus neuronas se deteriorarán si sigue así, no le importará para nada. Si siguen haciendo programas autodestructivos tipo Big Brother con ni-nis tampoco se llega a nada porque es un puro negocio mediatico.

    La situación es un problema de autoestima generado por varias generaciones de situaciones en una familia, en una sociedad. Una buena manera de resolver estos conflictos es analizando el árbol genealógico, desvelando que papel toma esa persona dentro de la familia, que patrón está repitiendo de algún antepasado, que egos tiene a flor de piel, cual es su mapa, etc etc…

    Pueden servir las constelaciones familiares de Bert Hellinger, o la sicogenealogía de Jodorowski, algún sicoanalista Junguiano, la pedagogía sistemica, la nueva medicina alemana… En fin.

    Un saludo

  3. Dr.Jorge de Paula:

    Estimado Eduard Punset, es un nuevo desafío que presenta nuestra civilización, como los ha habido durante toda la historia. Sobre este punto la Dra. Susan Greenfield reflexionar “Ahora hay chicos que van a clase de comunicación porque no están acostumbrados al diálogo interpersonal. Es importe su libro: “La vida secreta del cerebro” donde demuestra como el uso exagerado y digamos a niveles de adicción de las computadoras nos cambia el funcionamiento de la mente.
    Y otro neurocientífico el Dr. Gary Small director del Centro de Investigaciones en Memoria y Envejecimiento de la Universidad de California (UCLA), ha mostrado las modificaciones de las estructuras cerebrales al usar internet en distintas edades. La sobreexposición informática daña los contactos personales y esto no es buena noticia, aunque tiene como hecho positivo el quey refuerza los circuitos cerebrales que controlan las habilidades tecnológicas.
    Ya se han enviado las primeras alertas sobre el aumento del trastorno del déficit de atención e hiperactividad, en niños sobreexpuestos a las pantallas de videojuegos o internet. Esto me ha llevado a escribir este artículo: BUENAS Y MALAS NOTICIAS DE INTERNET:
    http://drgeorgeyr.blogspot.com/2010/03/buenas-y-malas-noticias-de-internet.html
    Al pasar horas frente a la computadora, ya sea para investigar, mandar mails o hacer compras, las personas están exponiendo el cerebro a una tormenta de estímulos que el Dr.Gary Small ha mostrado que reducen las aptitudes de una persona para el contacto personal, así como para mantener una conversación cara a cara.
    Con referencia al uso adictivo de la web, se ha publicado un artículo muy interesante llamado: ¿Nos estará volviendo google más estúpidos?.
    Smal ha señalado que en esa búsqueda y consumo constante deinformación sacrificamos la profundidad por la amplitud. Como tendemos a buscar constantemente informaciones en internet, nuestra mente va de un sitio a otro. La tecnología nos incita a seguir siempre adelante, y nos nos deja tiempo para reflexionar.
    Y por último sostien que cualquier tecnología en exceso, tanto Twitter, como Facebook o un simple mail, puede provocar este estado de excitación. Cuando nos acostumbramos a eso, tendemos a buscar el éxito en una conectividad permanente. Y eso alimenta nuestro ego y sentido de valor propio. Es algo irresistible. En ese sentido, las redes sociales son particularmente seductoras. Nos permiten satisfacer de manera constante nuestro deseo humano de compañía e interacción social. Es muy dificil cuando se ha quedado atrapado en este circuito tan adictivo, si se tiene un trabajo mantener la voluntad y la atención en el mismo, y si se tiene un estudio, rendir para poder avanzar en el mismo.
    Un saludo desde MOntevideo a todos los integrantes de esta extraordinaria red de intercambio de ideas que ha forjado Eduard Punset

  4. Dr.Jorge de Paula:

    Agrego el link para acceder al artículo:
    Está GOOGLE volviéndonos más estúpidos:
    http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2008/07/is-google-making-us-stupid/6868/

  5. Osvaldo Bojorquez:

    un poco tarde como es mi costumbre pero en fin aquí va mi punto de vista, la generación ni-ni asi como varios lo han dicho son hijos de una generación no-no, y un ambiente ná-na (ambiente no pasa nada – híbridos ni-ni con no-no – )

  6. rubens:

    hola a todos, no quiero cambiar el asunto pero… el NI-NI es un NI estudia NI trabaja, al final a mi NI me importan NI me interesan, allá cada uno con su determinación.

    Me preocuparía más toda aquella parte de la población que NI se implica NI se activa, NI se ocupa NI se preocupa, tal vez queremos estudiantes o trabajadores para un mundo más útil y por aquí nos llegarán más problemas.

    Tal vez, en el mundo de Huxley (más cercano de lo me gustaría) donde la simplificación sistemática lleva al NI-NI, llegamos al NI pasión NI intención y sin lo básico y con el resto de estudiantes y trabajadores.

    Buen viaje

  7. Osvaldo Bojorquez:

    padres no hagan lo que dice joan eso de hechar a volar los polluelos a mi se sucedió algo parecido termine mi carrera ing. en electronica y a volar de patitas en la calle me tomo 2 años tener estabilidad, no es fácil vivir solo en la calle por suerte mis amigos me ayudaron si esos vagos (así les dicen a los amigos de sus hijos hoy) me dieron apoyo, hoy tengo manera de sostenerme y más adelante montare mi estudio de grabación musical. Y aun sigo estudiando uno nunca termina de estudiar (parece que escucho un no-no leas tanto) pero creo que si ellos hubieran platicado conmigo sobre sus puntos vistas claramente sin ocultar motivos hubiéramos llegado a un arreglo y todos felices y contentos.

  8. Castanea:

    No creo que el número de ni-nis sea tan elevado como para llamarlo generación, aunque no tengo información sobre ello. Creo que siempre ha habido gente así, como bien dicen algunos comertarios, los niños de papá que no tienen de que preocuparse, de modo que eso no lleva a ninguna catástrofe por lo que hemos visto.
    El problema de esta generación es otro; la desmotivación, no pasa nada si puedes vivir de tus padres y quieres hacerlo, puedes conformarte con el nivel de vida que quieras y vivir bien, pero no entiendo como esas personas pueden estar satisfechas con su vida. Quiero decir que es necesario tener alguna ambición, alguna meta, no económica, sino la satisfacción de ver que por fin eres capaz de hacer elgo por ti mismo, vivir simplemente. Es un gran problema que esa desmotivación por lo que puedes conseguir del mundo y lo que puedes dar tu por él, el poco valor que se le da a hacer un esfuerzo y sentirte bien luego.
    No se si he conseguido explicarlo bien, la desmotivación, la desgana, la decepción con todo no puede extenderse cada vez más.

  9. leticia:

    tengo 24 años, y llevo compaginando estudios y trabajo desde los18, conozco a muchas personas que se encuentran en mi misma situación, somos muchos los que nos vemos obligados a trabajar para costear nuestros estudios, por ello me parece indignante que se hable de la situación de personas que no hacen nada y no se hable de los problemas que nos conlleva a personas como yo el trabajar y estudiar a la vez, me parece indignante e injusto que se nos englobe a todos en el mismo grupo.

  10. C.Valero:

    Ante todo mi admiración al Sr Punset.
    Despues de leer muchos de los comentarios, sigo tan perdida como al principio.
    Solo tengo una hija de 17 años.Ha ido a un buen colegio donde existe mucha disciplina y un buen programa de estudios.
    En lo que concierne a la educación en casa, hemos procurado no delegar su educación en otras personas, compaginar nuestro trabajo para que siempre o mí marido o yo estuviesemos en casa ,para echarle una mano en sus deberes o hacer alguna actividad.
    Desde el princípio sus profesores han estado en contacto con nosotros al minimo problema.
    Nunca ha sido una buena estudiante, pero con nuestra ayuda y la de una profesora particular ha conseguido salir adelante.
    Siempre ha sido muy buena deportista, en el deporte q realizaba llego bastante lejos 3º de España.
    Bueno, al grano.El problema empezo a los 15 años y cuando parecía qtodo iba más o menos bien.Una anorexia, ingreso a vida o muerte.Medicación , malas compañías, ya las tenía ante aunque no lo sabíamos, trastornos de conducta serios.A los 16 nuevo ingreso en otro centro de trastornos de alimentacíon.En este momento sigue ingresada, tiene permisos para ir incorporandose a la vída normal.
    En lugar de una incorporación progresiva, esta siendo una incorporación regresiva.
    En este momento esta matriculada en un instituto cerca de casa para poder controlarla en las horas de las comídas.Casí no asiste a clase, no quiere ningun tipo de relación con sus amígas de siempre q son muy sensatas y solo va con las marginales aunque como madre lamento decirlo pero ella es la más marginal. Casí con certeza ,tambíen tiene un trastorno limite de personalidad.
    Ya hemos pasado la fase de sentimiento de culpabilidad, intentas darle lo mejor y no hablo de cosas materiales sino del tiempo q le hemos dedicado.
    Creo q es cierto q no estan preparados para la frustración, demasiada protección.
    Tambíen pienso q si en lugar de dedicar tanto tiempo al estudio ,hubiese sido mejor q me acompañase al supermercado y aprendiese el precio de las cosas.
    Como vereis esto no esun comentario, estoy desahogandome.Se q le he dado mucho amor, es posible q muchos caprichos, hemos intentado q hubiera disciplina en casa y trasmitirle una buena escala de valores…
    Salía poco de marcha, pero es posible q se desmadrara mucho y lo ignorasemos.
    Sigue ingresada en este momento, haciendo mucha terapia,aunque ella no lo acepta, nos odia, aunque hasta sus nuevas amigas se dan cuenta q necesita ayuda.
    Nos queda menos de una año para su mayoría de edad..¿Que pasará despues?, estamos asustados.
    Generación NINI, Es todo lo q habeis escrito en vuestros comentarios y nada al mismo tiempo.Perdonad mi llanto desconsolado, hoy lo necesitaba.
    Nuestra vida sigue, aunque siempre se acepta algun comentario alentador, o algun consejo .

  11. Ana:

    Es verdad que mucha gente deja de estudiar, por diferentes motivos. Tradicionalmente esa gente buscaba un trabajo que le permitiera costear sus gastos y vivir con independencia económica o por lo menos pagarse sus caprichos. Pero actualmente el trabajo que hay es casi inexistente y además está muy muy mal pagado, mas si eres joven, y lo digo por experiencia.
    Creo que también influye el panorama desmotivador que tenemos.
    Por poner un ejemplo que me toca de cerca: Hace dos años acabe la carrera, desde entonces he cursado un postgrado para el cual tuve que pedir un crédito que aun no he acabado de pagar y he hecho varios cursos complementarios, tanto de idiomas como de otras materias.
    A pesar de eso mis únicos trabajos han sido como becaria, cobrando siempre menos de 500 euros al mes, por lo que no puedo dejar de depender de mis padres económicamente a los 25 años. Cuando mi primo pequeño (de 19 años) , que después de repetir curso varias veces esta planteandose dejar de estudiar, no puedo decirle que siga adelante con su formación. No puedo por el simple hecho de que me conesta que que me ha servido estar estudiando mas de 20 años si mi vida es mas o menos como la suya, sin que el tenga que hacer nada, Y lo peor es que tiene razón. Sin motivación, las personas que se encuentran en una etapa de la vida tan frágil en cuanto estabilidad emocional se refiere, es muy probable que se den por vencidas, y mas en una sociedad como la nuestra en la que la superficialidad y el culto a la imagen personal están en su punto álgido.

  12. Jerbbil:

    Muy buenas tardes,

    Pues yo tengo 34 años. Y una carrera de tres años terminada hace tiempo, que no puedo ejercer porque no hay trabajo, aunque no me quejo, pues afortunadamente -aunque a mi fortuna le ha ayudado bastante el echarme para adelante y trabajar en algo que en principio me era totalmente ajeno- me puedo ganar mi vida de manera honrada, y aunque no gano para caprichos (mi salario apenas supera los mil euros) al menos puedo ir viviendo.

    Y no puedo por menos que estar de acuerdo con David, del comentario #144: cuantos más sean los ni-ni’s, menor competencia tendré yo de aquí a seis o siete años, cuando yo aún esté en plena vida laboral, y a lo mejor entonces, aunque tenga ya edad para tener bastantes canas, es cuando llega mi oportunidad de dedicarme a aquello para lo que me formé. Que me haría mucha ilusión, aunque haya pasado de largo los treinta años, e incluso aunque llegue a los cuarenta.

    Yendo ya a mi opinión sobre el tema, y tal como yo lo veo, aquí la sabiduría popular viene al pelo, en lo que a los padres se refiere al menos: “de aquellos polvos vienen estos lodos”. La sociedad puede desmotivar, puede que salgan en la tele engendros que sin estudios pero con dinero, puede incluso que en los colegios ya no se enseñe al personal a hacer la “o” con un canuto, pero el problema es de actitud. Y la actitud ante la vida te la enseñan en tu casa. Si a tus hijos les has consentido no sólo que sean unos vagos, sino que además te griten e insulten, pues oyes, a lo hecho, pecho.

    Hace tiempo un escritor, que es miembro de la RAE, escribió en un artículo de un suplemento dominical una carta abierta a la juventud en general. Aún no se hablaba de los ni-ni. En ella venía básicamente a decir que somos peones en un tablero de ajedrez: no importa lo que pase a nuestro alrededor, tenemos que defender nuestra casilla con uñas y dientes. Y ésa es la enseñanza que no están recibiendo nuestros jóvenes. Lo que están recibiendo es: no te preocupes, hijo, que tienes derecho sólo por existir a que alguien limpie tu casilla, te aparque un coche en una arista y te la llene de comidita caliente. Y sin que tú hagas nada. Si puedes, exígeselo al Estado, que con el miedo que tiene a perder votos, fijo que te lo da. Así lo raro es que no haya más ni-ni de los que en realidad hay.

    Saludos cordiales.

  13. ameba:

    Cuando aparece un bebé en nuestra vida, lo primero que pensamos y decimos es que guapa que es, crece un poco más y lo seguimos diciendo, repitiendo, cuando tiene 16 años y quiere operarse las tetas, entoces, les decimos que la imagen no tiene importancia. Una generación que tendrá aproximadamente entre los 20 años ahora, ha crecido sin padre ni madre en casa porque los “dos tenían que trabajar”, ¿para que? para tener un coche, una casa, unas vacaiones en cullera. Y cuando el niño quiere mas a su coche que a su novia, nos extrañamos. Vemos a nuestros padres y madres fumar como carreteros desde niños, con que autoridad moral nos pueden decir que¿ no fumemos?.Las tardes de televisión son ocupadas por problemas que juzgamos y solucionamos a través de la pantalla para no tener que enfrentarnos a los nuestros. Nos conviene mas quejarnos de los ni ni porque entenderlos significaría admitir una parte de culpa por parte de todos. Ojala los llamaran los no no. No puedo hacer nada porque no se como.

  14. Tania:

    El ocio es el padre de los vicios…tener mucho tiempo libre sin nada productivo que hacer (leer, escribir, arreglar, limpiar, etc.)

    No solo son responsables los padres y madres, sino tambien los abuelos y abuelas que sobrepasan su rol de “consentidores” de sus nietos y nietas…

    Tambien son responsables los centros escolares y el sistema de educacion, demasiada permisibilidad da origen a la vagancia y al abuso…es en el colegio donde debe empezarse a acatar las normas y reglas que se aplican en la vida real, los colegios deben educar en base a las leyes y reglas constitucionales, por ejemplo aplicar en cada clase la ley de igualdad, las leyes contra el maltrato…

  15. Blanca:

    Los jóvenes ya no necesitan estudiar ni trabajar, tienen todo lo que necesitan sin mover un dedo. Están cansados de oír que la vida que llevan les ha costado mucho trabajo a sus padres, porque no les importa: saben que no les va a tocar a ellos, y en nuestra sociedad el egoísmo es un práctica muy extendida. Nunca han sufrido, nunca les ha faltado nadam nunca han luchado por nada y tienen la suerte de poder divertirse sin tener que pasar por nada de esto.
    Este problema parte de otro todavía más grande: la imagen que siempre se les ha dado de felicidad. La diversión y el disfrute aquí y ahora, el dinero como medio para conseguirlo y la suerte de poder tener todo esto sin ningún esfuerzo. Ninguno de estos jóvenes tienen ya sueños ni aspiraciones, no tienen la más mínima razón por la que trabajar para construirse un futuro mejor porque ignoran la existencia de la verdadera felicidad, la de vivir luchando por alcanzar esos sueños y hacer lo que de verdad quieren en la vida. Ellos ya no saben lo que quieren. Tengo 16 años y de verdad que me es muy difícil pensar en jóvenes de mi edad con estos sueños y aspiraciones, ni siquiera entre los que estudian.
    Como prevención, propongo que antes de enseñarles otra cosa, se les enseñe que estudian y trabajan para en un futuro vivir una vida plena, satisfecha y feliz, y no obcecarles con la idea de que sin trabajo, no tendrán dinero y no serán felices. Acabarán por darse cuenta de que se les engaña: si es que el dinero y la diversión dan la felicidad, ¿que les permite vivir como parásitos de sus padres toda su vida? Y una vez que se dan cuenta de esto, no hay nada que hacer: hemos creado la generación ni-ni.

  16. Conxa:

    A los que echan toda la culpa de la “generación ni-ni” al sistema educativo:

    Cuando yo estudié, el sistema educativo era peor que ahora, sin embargo los padres eran mejores en general y la sociedad también. La escuela poco o nada puede hacer sin el apoyo de los padres. La sociedad en general busca el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo, los valores han cambiado, ser una “petarda” te puede garantizar un sueldazo si cuentas tus miserias y las ajenas en la tele. Los ejemplos que estamos dando, en general, son pésimos. Las personas que obran bien no son noticia, no salen en los medios. Casi todos nos hemos acostumbrado a la recompensa inmediata, a no hacer nada más allá de lo imprescindible en nuestros deberes. Los ni-ni (no me gusta hablar de generación por las magníficas excepciones que existen) no son más que el producto de la sociedad en general, de la que cada uno de nosotros formamos parte. Todos somos responsables en cierta medida.

  17. Joel:

    Estoy harto de la generación ni-ni, y generalizaciones similares! Harto de que por 4 jovenes que sean unos vagos y maleantes todos los jovenes de 20 años nos denominen ninis! Yo estudio, he trabajado desde los 16, me estoy sacando una ingenieria informática, y nadie está hablando de mi! por que? por que no doy morbo, pero yo pertenezco al 83% de sisi.

    Además decirles a todos los que dicen que la culpas son las nuevas tecnologías, que aprendan sobre ellas, por que el problema no son las nuevas tecnologías, es que vuestros hijos saben utilizarlas mil veces mejor que vosotros.

    un saludo.
    PD: a por cierto, los que saludais a Punset, creedme no os va a leer, así es la tecnología.

  18. Ines:

    ¿por que tiene la culpa la madre ausente?
    Vale que tener dos padres trabajando fuera de casa las jornadas tipicas españolas -todo el dia, vamos- deja un vacio de vigilancia y supervision pero ¿porque debe llenarlo forzosamente la madre?
    Es que he leido varios comentarios que mencionan la falta de autoridad y en casi todos se culpabiliza a la madre trabajadora… ¿que pasa con el padre? ¿tiene otro rol por designacion divina?

  19. Julia:

    Yo (por desgracia) soy madre de un ni-ni. Seguro que he hecho muchas cosas mal en su educación, pero culpar a los padres de su actitud actual me parece muy injusto. He tratado de inculcarle unos valores de respeto por el prójimo, de compartir con los demás, de luchar por nuestras metas, de valorar lo que tenemos -mucho o poco-, de que lo que te puede hacer feliz posiblemente no se compra con dinero….
    Ha estudiado, hasta que acabo la ESO, con notas muy buenas… Ha hecho deporte desde que tenía cuatro años: le he acompañado a todos sus entrenos, a todos sus partidos… Futbol, basket…. Me he dedicado a él en cuerpo y alma durante dieciocho años, he intentado inculcarle todo aquello que a mi me parece saludable para vivir en paz con uno mismo y con el resto…. ¿Y que he conseguido?…. un adolescente que al empezar el Instituto se me fue de las manos, poco a poco y sin darme cuenta…. empezó a fumar porros… empezó a faltar a clase…. empezó a ser agresivo conmigo…. En cuanto pongo una norma se dispara…. y aún así las sigo poniendo…. Ahora ha cumplido 18 años y hace dos meses ha dejado de levantarse por las mañanas para ir al instituto…. no hace absolutamente nada mas que dormir y salir…. y yo me pregunto ¿es la solución cerrarle la puerta de casa? o por el contrario ¿cerrarle la puerta es enviarle directamente al matadero?…. Me gustaría que alguien me diera una solución…. yo, simplemente, estoy desesperada…..

  20. Cándido:

    Para ese colectivo veo muchas dificultades de superación. La permisividad de los padres y el rechazo social y familiar constante hacen que su apatía y su desánimo sea mayor. No obstante, veo algunos jóvenes por la calle que ni estudian ni trabajan porqué no quieren hacerlo, o porque su instinto les impide ser autocríticos.

    Hoy por ejemplo, estaba haciendo un poco de footing por las calles de Barcelona cuando se me presentaron 3 chicos desaliñados y me querían parar (supongo) sólo para hacerme daño. Al saber que no les hacia caso, me increpaban a insultos y gritos. Y de casos así, unos cuantos. Entonces, me pregunto cómo reaccionarían estos jóvenes si, en lugar de la paga semanal les diéramos un pico y una pala.

    Evidentemente, aunque hayan jóvenes que no consigan una autonomía propia y continúen en casa de sus padres, llegan contentos a casa por el hecho de saber que su jefe le ha subido el sueldo, o que con su dinero ahorrado se haya comprado un buen monovolumen para llevar a sus padres de viaje una vez estén jubilados.

    Con esto no pretendo ofender a ningún joven que, si está en una situación difícil de obtener empleo estable y una formación adecuada, le vaya a etiquetar de vividor. Solo faltaría, sus motivos tendrá. Me vengo a referir que hay jóvenes con un grado elevado de mala educación, viviendo a costa de una Seguridad Social pagada por todos, un patrimonio cuidado por todos, un país que todos hemos conseguido levantar…. y no quieran reconocerlo.

  21. Cándido:

    Julia,

    Una solución sería llevarlo a un psicólogo. Comprendo tu malestar, seguro que no eres la única madre que pasa por esa desesperación. Creo que con la ayuda de un experto que trabaje para tu hijo, ganarás algo.

    Muchos ánimos

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.