Autor: Eduard Punset 7 febrero 2010

Importa más el impacto de los sentimientos abstractos que los físicos y concretos de la sed o el hambre. Los dolores causados por motivos sociales –como un desamor– o los placeres de igual naturaleza –como aprobar una oposición– activan idénticos circuitos cerebrales que los estímulos fisiológicos, básicos para sobrevivir, como la práctica del sexo.

Se está confirmando, pues, una sospecha que teníamos muy pocos en el sentido de que el cerebro trata con la misma deferencia o indiferencia, según se mire, experiencias sociales y abstractas como una falta de reconocimiento social y conductas físicas tan concretas como saciar el hambre o morir de sed.

Lo que está sugiriendo la ciencia, ni más ni menos, es que el mundo de los sentimientos y la historia del pensamiento inciden en el corazón de la gente en no menor medida que una hambruna o el calentamiento global. ¿Entonces por qué nos ocupamos menos de los primeros que de los segundos?

Y, si eso es cierto –y ya no puede negarse que forma parte del pequeño y modesto acervo científico–, deberían matizarse muchas de nuestras convicciones o, cuando menos, alterar lo que yo llamo nuestra “estrategia de compromisos”. No es seguro, por ejemplo, que nuestra supervivencia dependa en mayor medida del famoso cambio climático que de nuestro reconocimiento individual por el resto de la sociedad; de saber, en definitiva, si me odian o me aman.

Una cría de chimpancé se aferra a su madre. El cuidado parental juega un papel esencial en el aprendizaje de los mamíferos. Esta característica, ha valido a los mamíferos (humanos incluidos) su éxito evolutivo (imagen: usuario de Flickr).

Es mucho menos probable de lo que se creía hasta ahora que nuestras necesidades fisiológicas revistan un grado de urgencia mayor que nuestros sentimientos. A ver si ahora resulta que dar dinero para combatir el sida o la malaria activa el llamado “circuito cerebral de recompensa” en mayor medida que recibir la misma cantidad de dinero para colmar necesidades personales. (Confidencialmente, les confieso a mis queridos lectores que también esto ha sido comprobado en experimentos apoyados en resonancias magnéticas funcionales, aunque recomendaría no divulgarlo todavía para no soliviantar excesivamente a los incrédulos y psicópatas a quienes cuesta admitir o sentir el dolor ajeno.)

El misterio no desvelado todavía es por qué el cerebro trata igual la necesidad afectiva que la física. Todo el mundo entiende que la falta de alimentos y de agua o las temperaturas extremas causan dolor. Pero ¿por qué utiliza el cerebro el mismo sistema neurológico para abordar privaciones y recompensas físicas que privaciones y recompensas morales?

Un equipo de científicos liderado por H. Takahashi de la Universidad de California, en Los Ángeles, sugiere que existen razones evolutivas de supervivencia de la especie que explicarían dicho comportamiento. En los mamíferos –y muy particularmente en los humanos– es muy elevada la dependencia de los recién nacidos, que llegan al mundo desprovistos de los mecanismos necesarios para sobrevivir por su cuenta. El precio pagado por disfrutar de una inteligencia mayor que el resto de los mamíferos cuando se es adulto implica dedicar los siete primeros años de la vida al aprendizaje y a formar la imaginación, en régimen de todo cubierto, por supuesto, incluidos los gastos sanitarios.

Sin la dedicación de un cuidado específico, que sólo puede dimanar de sentimientos y afectos sociales, ningún recién nacido podría sobrevivir. En este sentido, los sentimientos sociales preceden la cobertura de las necesidades físicas y concretas, como dar de comer, calmar la sed o proporcionar la temperatura adecuada. Es muy discutible que sin esos sentimientos sociales pudiera darse luego la compensación física necesaria para sobrevivir. El cerebro acierta en dar a los primeros la misma prioridad que a la segunda. Esta vez, la evolución optó por la alternativa adecuada. Ahora, sólo hace falta que todos nosotros nos comportemos de igual manera. Por lo menos, durante 2010.



64 Respuestas to “El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional”

  1. Redes para la Ciencia » El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional:

    [...] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset [...]

  2. Perséfone:

    Curiosamente, mi última entrada habla sobre el dolor físico, y alguien me preguntaba mi opinión sobre si funcionaban las mismas técnicas para disminuir la intensidad del dolor físico que para el “dolor del corazón”. Porque siempre pensamos y sentimos que ambos tipos de dolores son muy diferentes en todo: en duración, intensidad… le damos más valor al dolor emocional porque, creo yo, es algo más universal, ¿quién no lo ha padecido en múltiples ocasiones?. Sin embargo, el dolor físico, afortunadamente, no todo el mundo lo sufre intensamente. Es una experiencia, por tanto, que no comparte la totalidad de las personas.

    Es una opinión no madurada y que expreso ahora, en el momento que se me ocurre.

    Saludos.
    PD: Soy una lectora habitual de este blog. Felicidades por él, es un placer leerte.

  3. Anónimo:

    Estimado Punset:

    De nuevo el saber popular lleva varios pueblos de ventaja a la ciencia y se demuestra en la cantidad de refranes, dichos, dimes y diretes que están en boca de todos como…

    “Se murió de pena”
    “Lo mataron a disgustos”
    “Entre todos lo mataron, pero él solo se murió”

    Es decir, que hace tiempo que todos sabemos que la falta de afecto, las traiciones, las deslealtades, etc. son tan dolorosas, crueles y en ocasiones tan mortales como un mal cáncer.

    Cuando la empatía sea algo común en todos los mortales, tal vez las cosas cambien.

  4. Inma:

    “El misterio no desvelado todavía es por qué el cerebro trata igual la necesidad afectiva que la física. Todo el mundo entiende que la falta de alimentos y de agua o las temperaturas extremas causan dolor. Pero ¿por qué utiliza el cerebro el mismo sistema neurológico para abordar privaciones y recompensas físicas que privaciones y recompensas morales?”

    Estupendo post Sr. Punset.
    Desde mi escaso conocimiento del tema me gustaría apuntar el hecho del “hambre espiritual”. Me explico. Yo entiendo que estamos compuestos por cuerpo y alma o espíritu, de modo que la parte del cerebro que reclama alimento emocional o moral lo hace desde esa dimensión espiritual, mientras que la demanda de alimento físico se correspondería con nuestro cuerpo orgánico. Para mí somos 50% físico y 50% psíquico (o alma), de ahí la igualdad de demanda de “alimento” del cerebro a ambos niveles por igual. Claro está que los que conciban a la persona sin la dimensión espiritual/religiosa/cósmica jamás lo entenderán de ese modo. En su libro sobre el alma y el cerebro seguro que se explica mucho mejor todo este tema, pero aún no lo he leído. Saludos cordiales.

  5. El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional:

    [...] El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional http://www.eduardpunset.es/3729/general/el-cerebro-no-distingue-ent…  por JMT hace 2 segundos [...]

  6. Punset: El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional | El Noticiero:

    [...] » noticia original [...]

  7. David v:

    1º) El cerebro sólo tiene información que le va viniendo de fuera; si ese afuera es una cosa (el cuerpo) u otra (el exterior) sólo puede construirlo. El recién nacido siente que su mundo se desmorona; la necesidad de respirar, el hambre, la sed, la termorregulación… eso deberá aprenderlo. ¿Y cómo diferencia realmente que lo que le alivia es el calor, es la manta, es la madre, el seno, la sociedad…? Es decir: lo que concebimos del mundo está apuntalado sobre pilares muy básicos, muy elementales.

    2º) Efectivamente, los trastornos alimentarios, las dependencias, muchos de nuestros males no son sino vicios que confunden lo emocional con lo físico. Comer por ansiedad, esgrimir las tensiones a través del sexo, la borrachera por norma… Si realmente hubiera un trabajo emocional, ¡cuántos trastornos podrían aliviarse! Dar rienda suelta a nuestras sensaciones (a nuestros apetitos) es mantener al cerebro en la confusión.

    3º) En cuanto a los niños. Habría que contar también con el instinto y los intereses sociales. Parece que el instinto de protección se despierta ante cualquier forma de “cachorro”, ya sea un perro, un pollo o un humano. También entre los monos, el cuidado de los niños forma parte del juego de relaciones sociales. En consecuencia, al mezclar ambas, el niño hereda un mundo que no es solo una necesidad de un cuerpo inmediato, sino que aprehende una serie de necesidades emocionales y sociales de igual importancia para su supervivencia.

    4º) Esta entrada apunta a que la ciencia nos muestra que lo crucial del ser humano no se juega en sus necesidades materiales. Realmente esto podría ser la puerta a una sociedad nueva… pero es lo que llevan diciendo las religiones desde antes de que fueran religiones (los mitos). Lo humano está en otra parte. ¿Por qué a los homínidos les cuesta tanto entenderlo?… ¿Y qué economía se deriva de esto, Eduard?

  8. Ricardo Kurylski:

    Me parece que a la pregunta ¿por qué nos ocupamos menos del mundo de los sentimientos que de una hambruna o del calentamiento global? (entiendo que la palabra “nosotros” aquí se refiere a los habitantes del mundo llamado desarrollado occidental), la respuesta es sencilla. Abandonamos los sentimientos, porque ellos nos incomodaban en el mundo de competitividad que constituía (y constituye) el motor de nuestro progreso (con o sin comillas). Stiff upper lip inglesa (aunque hoy día menos stiff que antes) bien conocida era el resultado de las normas sociales que se habían creado.

    Pienso que la sociedad occidental (un poco menos la sociedad latina) barrió a sabiendas los sentimientos debajo de la alfombra (el problema de repente deja de existir cuando se quiere hacer la política de avestruz, aunque en castellano no se usa esa expresión en comparación con la misma en otras lenguas europeas:
    PT política de avestruz
    UK ostrich policy
    DE Vogel-Strauß-Politik / Straußenpolitik
    SE strutspolitik
    PL strusia polityka
    RU strausinaja politika )

    En otras palabras es lo mismo que enterrar la cabeza bajo la arena. Empujando lo desagradable para fuera de nuestra consciencia, como la experiencia prueba, no resuelve el problema a la larga (puede distraernos a plazo muy cortito); todo lo contrario, el problema más tarde o más temprano resurgirá. Y ese tiempo ya ha llegado y ahora se empieza a dar más importancia a las emociones. Desde que se observen las proporciones y no se caiga ciegamente en otro extremo, podremos mejorar sustancialmente nuestras vidas. Más vale tarde que nunca.

    No he entendido bien el raciocinio de que “los sentimientos sociales preceden la cobertura de las necesidades físicas y concretas, como dar de comer, calmar la sed o proporcionar la temperatura adecuada”. Un niño hambriento no se calla y continuará llorando por mucho que su madre/padre le intente infundir cariño o amor y sin darle de comer primero para saciar su hambre.

    Un cordial saludo

  9. El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional - apezz.com:

    [...] El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional [ http://www.eduardpunset.es ] [...]

  10. Isabel Alarcón Solana:

    Para mí tiene que haber equilibrio entre atender la lógica y lo emocional…vivo rodeada de incoherencias, desórdenes y también de personas que explotan su emocionalidad para conseguir abrir los corazones de los demás y así salirse con la suya, obtener sus objetivos y caprichos… creo y veo como lo sentimental se le atiende y a veces es una manipulación, pues es el teatro del sentimiento y hay poco de autentico.

  11. Alejandra Belmar:

    ¡¡¡Extraordinario!! como siempre, ¿no se si sabian que Santiago de Chile es una de las ciudades mas estresadas del mundo? ahora entiendo las caras de “dolor” es la gran masa., (por siaca no tiene nada que ver con un tema politico, pareciera ser la idiosincracia del chileno)
    desde Santiago de Chile. Alejandra

  12. Una pregunta:

    Solo quería hacer una pregunta: ¿a qué se refiere con “el circuito de recompensa”? Lo digo porque yo, por mi observación y pesimismo, he llegado a la conclusión de que el ser humano es egoísta por naturaleza. Con esto quiero decir que incluso cuando realizamos actos “socialmente aceptables” (donar dinero, ayudar a un discapacitado a subir una escalera, etc.) lo hacemos por sentir eso que llamaría “limpieza de conciencia”. Si se eliminase ese sentimiento “post-acción” no estoy seguro que hubiese tanto altruista. Me gustaría saber si hay investigaciones al respecto ya que mi teoría es por observación personal y nada científica, por lo que fácilmente puedo equivocarme. No pretendo ofender a nadie con este comentario, es una mera expresión de un pensamiento, que, como tal, puede ser equivocado, como ya he escrito antes. Saludos.

  13. Pintiparada:

    Sr Punset, cómo es usted capaz de explicarnos con tanta sensatez y sencillez aspectos que todos nosotros suponemos pero que por cobardía, necesidad de estabilidad, de pasar desapercibidos o simple pereza mental somos incapaces de desarrollar en palabras. Para nosotros mismos en principio, ya no digo compartir con los demás.
    Esta misma semana, un especialista de la mente (de esos que usted sienta en sillón de cuero semana tras semana y a los que obliga a responder a nuestras preguntas) me dijo: “su lógica me parece muy bien asentada, otra cosa son sus sentimientos, déjeme conocerla más”.
    Directo a la verdad. Un punch que no pude sortear. Otra cosa es que nuestro círculo social se aventure a intentar entender esto, y si es así, ayudar. Muchos besos, Eduard. Y gracias a usted y a todo su equipo.

  14. Caremen Mosquera:

    Han debido pasar 48 años de mi vida para comprobar cietíficamente que mi insistencia en poner las emociones por encima de elemento físico, tuviera una base científica. Ahora, ya tendrás que hacer un mayor esfuerzo para conseguir un argumento que me rebata, ya será mas complicado preguntarme por qué te duele, ya entenderás mejor por qué no me duele con un simple mensaje de afecto, un abrazo, un beso o una sonrisa. Tal vez ahora, sientas mas placer al regalarme un te quiero o dejarme regalarlo, tal vez ahora un muñuño sea tan importante como recetarme, quizás si pones la suficiente atención verás que no soy tan fastidiosa, que no me traiciona ningún plan oculto tras mi cariño, que soy mucho mucho mas simple de lo que creías, y que no he estado tan equivocada, solo quería emociones positivas para compesar el dolor físico.

    Solo comprendiendo a cabalidad el artículo que te copio, sabrás mas de mi cerebro.
    Si no entiendes lo que quiero transmitir, por favor infórmamelo, será bueno para mi.
    Un beso

    “el cerebro trata igual la necesidad afectiva que la física”

  15. Fátima:

    Buenas tardes Eduard:
    Lo que comentas hoy en tu artículo no deja ser dolor del alma. Y si, las emociones nos pueden hacer enfermar al igual que la falta de alimentos doy fe de ello.
    La medicina china ya nos indica que cuando alguien tiene una dolencia en un órgano, en gran medida está relacionado con un hecho acontecido en la vida ordinaria.
    La tristeza enferma los pulmones, la pérdida de un hijo o una pareja a la que estamos muy unidos puede llevar consigo un desarrollo de esa enfermedad que a ninguno nos gusta pronunciar y a la que tenemos tanto miedo.
    Cuidemos por tanto nuestro cerebro como cuidamos nuestro cuerpo.
    Encantada de haber descubierto tu blog
    Un saludo

  16. El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional | Escandalera:

    [...] El misterio no desvelado todavía es por qué el cerebro trata igual la necesidad afectiva que la física. Todo el mundo entiende que la falta de alimentos y de agua o las temperaturas extremas causan dolor. Pero ¿por qué utiliza el cerebro el mismo sistema neurológico para abordar privaciones y recompensas físicas que privaciones y recompensa s morales?…SEGUIR LEYENDO…. [...]

  17. q333333pioureqiuopriuoqpwiuoqeriopuqwioupqweioeupqrwpoqwiurpoqwiuerqpioureqiuopriuoqpwiuoqeriopuqwioupqweioeupqrwpoqwiurpoqwiuerqpioureqiuopriuoqpwiuoqeriopuqwioupqweioeupqrwpoqwiurpoqwiuerqpioureqiuopriuoqpwiuoqeriopuqwioupqweioeupqrwpoqwiurpoqwiuerqpiou:

    » Un equipo de científicos liderado por H. Takahashi de la Universidad de California, en Los Ángeles«.

    ¿tienen página web? ¿publicación? ¿algo?

  18. vicent:

    Si porque el reconocimiento afectivo y las recompensas a nivel de sentimientos y emociones quizas sean más indispensables para sobevivir que el hecho de tener siempre cubiertas las necesidades físicas.
    Porque son muy conocidos los casos de personas que tienen un poder adquisitivo muy alto, con lo cual, tienen bien cubiertas sus necesidades físicas pero tienen serias carencias a nivel afectivo, carencias que pueden desembocar en la depresión y por lo tanto poner en peligro su supervivencia.Por eso no es de exttrañar que el cerebro en su máxima de sobrevivir ponga por delante el tener más satisfacciones a nivel emocional o sentimental que a lo mejor tener alguna falta en los asuntos de necesidades físicas.
    Las necesidades físicas, dentro de lo que cabe, son más fáciles de cubrir que las afectivas siendo estas últimas más costosas de cumplir con éxito.

  19. Ferràn Rialp:

    Los animales, no todos; pero la mayoría parten de una arquitectura cerrada de su cerebro. El hombre tiene un cerebro de aquitectura abierta. El cerebro crece de dentro hacia a fuera. 4 partes evolutivas de él forman nuestro cerebro. la1º es el tronco cerebral y está muy dentro de él. Yendo hacia afuera, la 2º es el complejo R qué es lo qué nos queda del réptil qué un día fuímos. La 3º es el sistema límbico del primer “homo sapiens” qué tambien fuímos. Ésta ya se cuida de los primeros hombres y de sus primeros problemas. La 4º es la corteza cerebral qué es la más hacia a fuera del cerebro y tambien la más especializada. Resuelve problemas nuestros de gran envergadura y todo su aprendizaje. Como vemos hemos llegado no al más y queda el espacio para poco. Tal vez si se retuerce el profundo cortex o tenga una manera de poder comprimir más datos seremos como un pequeño “dios” o un “superman”.De dentro para a fuera pero con el límite del craneo o tal vez no, porque tarda unos meses en sellarse todo el cráneo, mucho despues de nacer. Sólo sé qué un caballo de arquitectura cerrada, a las pocas horas de nacer, ya anda. El hombre tarda un año y meses en andar porque su arquitectura es abierta y ¿Mäs lenta?….No,(es el único racional) no; dijeramos que el hombre tiene que destilar un té (hervor-más) con su amigo mono, su amigo réptil y su amigo pescado. La función empezó, ya hace miles de años y aún queda más de un acto .En esa memoria colectiva, no olvidada; tenemos “función” pues ya crearemos el “ÓRGANO”….

  20. Julio:

    Recuerdo una historia sobre un”científico” de hace más de algún siglo que se dedicó cruelmente a comprobar las consecuencias de la falta de contacto físico y cariño en unos bebés, proporcionándoles sin embargo todo lo necesario para cubrir sus necesidades físicas. El resultado es que la mayoría de niños no alcanzaba los dos años. ¿Alguién sabe si esto es cierto y cómo se llamaba el desalmado caballero?

  21. ana:

    Interesante. Y coincido (y me alegro de ver que hay más personas que sospechan lo mismo que yo) que el hecho de donar dinero a causas humanitarias, muchos lo hacen sólo por puro egoísmo, por placer de pensar de sí mismos lo buenos que son, no porque el sufrimiento ajeno les movilice. Un tema para psicópatas, como bien dices.

  22. zahorin:

    No me extraña lo más minimo que los afectos sean tan importantes. Solo hay que mirar a nuestro alrededor, y en nuestros interior, para darnos cuenta de ello. Lo que no alcanzo a convencerme es que sea con el mismo grado de intensidad que el alimento, cuando se está pasando hambre. Creo que el instinto de supervivencia es prioritario, en general, aunque pueda no serlo en determinadas circunstancias. Depende del contexto social.
    También dudo de que sea el mismo grado en los machos que en las hembras de los mamíferos, o por las mismas cuestiones.

  23. Cristina A Q:

    ¡Qué alegría, satisfacción y alivio me produce esta noticia!
    En el campo de la Medicina creo que estos avances pueden ayudar mucho a los que sufren depresión, marginación o exclusión social, a los enfermos de fibromialgia (a los que muchas veces les duele más el “alma” que el cuerpo) y las llamadas enfermedades psicosomáticas. Hace mucho tiempo que la medicina oriental y natural tratan las emociones de la misma manera que la sintomatología física y los resultados suelen ser positivos. Quizá está similitud entre dolor físico y emocional puede explicar por qué hay personas que literalmente se dejan morir cuando lo hace su pareja. Y, por qué sentimos también la necesidad de un abrazo, de una sonrisa, de un beso en determinados momentos. Cuánto nos alivian.
    Pero no sólo podemos aplicar este avance a la Medicina, también a la Educación, campo en el que las habilidades sociales, los refuerzos positivos y la afectividad son tan importantes para conseguir los objetivos.
    Parece que cada vez queda más claro que debemos unir todos los tipos de inteligencia, entre ellas la emocional, para seguir evolucionando.
    Este magnífico artículo, al menos a mí, me reafirma en las actitudes y metas que trato de proponerme a diario para crecer, paliar el dolor y convivir día a día. Es decir, ser feliz.

    Muchas gracias

  24. Monica Perez de las Heras:

    En algunas cuestiones nuestro cerebro parece muy listo y, sin embargo, en otras no parece serlo tanto. No sabe distinguir dolor físico y emocional y tampoco realidad y ficción. En cualquier caso, el apoyo de la Programación Neurolingüística (PNL) para acabar con aquellos dolores que son psicosomáticos es fundamental. Os animo a probarlo.

  25. pau:

    Dice mi compañera médica, que los recién nacidos expiden un tipo de feromona para que los adultos los defiendan o no los ataquen. Me cuenta, supongo que por haber sido madre, que es para que no los tiremos por la ventana, después de un mes sin dormir. Y ahora entiendo por qué mi hijo aún está vivo.

    Todos los animales expiden feromonas, pero eso tu ya lo sabes.
    Un perro se deja hacer perrerías por un niño. ¿Por qué?
    Cuando hay una guerra, una brutal represión… -recordemos los niños desaparecidos en Argentina- el atacante y asesino suele adoptar a los niños del desastre.
    Supongo que todo tiene su excepción.
    Los nazis mataban a los recién nacidos, a los niños, a todo judío. Es lógico, pues estaban locos; pero también seguían una consigna que superaba la naturaleza: la eliminación de una “raza”.
    Me pregunto qué debieron pensar los soldados argentinos y brasileños, cuando asesinaron todos los niños paraguayos en la guerra de las Tres Naciones. Eso nada tenía que ver con la eliminación de una raza, tampoco puede decirse que fueran soldados, ya que ni siquiera les quedaba pólvora y munición.
    Mañana por la mañana, en cuanto abran los bancos, me haré donante de Médicos sin fronteras.
    Mira por dónde, igual gracias a eso vivo más años.

  26. Kike:

    ¡Gracias por otra acongojante píldora de información, señor Punset!

  27. Mª Angeles Climent:

    Creo que su dolor es motivo más que suficiente para que luchemos contra la vivisección. Para que el mal triunfe solo es necesario que las buenas personas no hagan nada…

    ¡¡¡INFORMATE!!! ¡¡¡LA VIVISECCION ES UN PROBLEMA DE TODOS Y A TODOS NOS CONCIERNE SU ABOLICION!!!

    http://www.ohsukillsprimates.com/
    http://www.ohsukillsprimates.com/sagainst.htm

    http://www.endeuanimaltests.org
    http://www.makeanimaltestinghistory.org/

    http://www.anima.org.ar/movimientos/campanas/diseccion/index.html

    http://www.shac.net
    http://www.shac-spain.net/

    http://www.liberaong.org/viviseccion.php

    http://www.animanaturalis.org/p/1214
    http://www.animanaturalis.org/canal/1655/animales_en_laboratorios

    http://www.editorialbitacora.com/bitacora/viviseccion/viviseccion.htm

    http://www.altarriba.org/camarles/1.htm

    http://www.altarriba.org/viviseccion/covance-undercover.htm

    http://www.stopexperimentacionanimal.org/

    http://www.stopanimaltests.com/

    http://www.nomasviviseccion.cl

    http://vivisectionfraud.com/videos.html

    http://www.ivu.org/ave/vivi.html

    http://www.ivu.org/ave/vivisec.html

    http://www.eceae.org/
    http://www.eceae.org/saveprimates/es/action.html

    http://www.vivisectioninfo.org/
    http://www.pnc.com.au/~cafmr/online/research/dav.html

    http://www.aavs.org/

    http://www.fotolog.com/mundoarriba/78897964

    http://www.conciencianimal.org/articulos_para_la_concienciacion/experimentacion_animal_fraude_medico.htm

    Petición contra la experimentación de animales para la guerra: http://www.gopetition.com/petitions/stop-the-us-militarys-war-on-animals.html

    Página de PETA con información:
    http://www.peta.org/feat/military/

    Muchas gracias a todos por colaborar.

    http://video.google.es/videosearch?hl=es&source=hp&q=viviseccion&um=1&ie=UTF-8&ei=1jriSoaOE46v4QaC8emEAg&sa=X&oi=video_result_group&ct=title&resnum=17&ved=0CDEQqwQwEA#

    Bibliografía

    · “HOLOCAUSTO”, Dra. Milly Schär-Manzoli
    · “El Tabú de las Vacunaciones”, Dra. Milly Schär-Manzoli
    · “Ciencia sin fronteras” – Conferencias de la LIMAV (Liga Internacional de Médicos contra la Vivisección)
    · “Apocalípsis ébola” , Dra. Milly Schär-Manzoli
    · “Por qué debe cesar el genocidio de los animales”, Dr. Vernon Coleman
    · “La voz de oro” , Dra. Milly Schär-Manzoli
    · “La Mafia Sanitaria” , Dra. Milly Schär-Manzoli
    · “La Matanza de los Inocentes”, Vídeo de la LIMAV
    · “La Dictadura de los Laboratorios Farmacéuticos”, Dr. Louis Bon de Brouwer.
    · “Deprivación maternal. Experimentos en Psicología”, Martin L. Sthephens.
    · “Salud e Infección. Auge y decadencia de las vacunas”, de Fernand Delarue (de la Liga para la Libertad de Vacunación).
    · “Liberación Animal”, Peter Singer

  28. carmen:

    como siempre, me gusta y lo comparto

  29. Irene Puig:

    La verdad es que no me sorprende, somos seres sociales y en muchos aspectos dependemos de la sociedad para ser nosotros mismos. Tan malo es para el individuo humano una escasez en una necesidad física como en una social. Hizo bien el cerebro en tratarlas por igual.

  30. Silvina Mosquera:

    Qué pena que en la sociedad actual, en el momento histórico en el que vivimos, el ser humano no tenga tiempo para deterse a pensar en la importancia del vínculo afectivo en la primera etapa de vida de un niño, éstos primeros años que marcarán su vida afectiva y social. Da cierta tranquilidad que un hombre público como usted pueda dar una voz que sea escuchada aunque sea en un sector de la población y que permita detener, aunque sea un instante, ésta locura de consumismo y de placer inmediato que invade éste siglo en el que parece que por momentos no hay espacio para el amor. Amor: esa necesidad del ser humano, esa búsqueda del hombre que sin saberlo no es más que demanda de amor.
    Gracias

  31. El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional- Eduard Punset « Mimos y Teta-Blog:

    [...] 7 Febrero 2010 por Nohemí Artículo publicado en el Blog de Eduard Punset [...]

  32. PABLO:

    Me ha sorprendido gratamente, pero a la vez, no me he a parecido nada extraño ya que cuando he sufrido por no ser correspondido en el amor, lo he pasado tan mal o más que cuando he tenido necesidades materiales, como en la actualidad que tengo,como muchos otros, una penosa y muy angustiosa situación económica. Suerte y salud para todos.

  33. Jorge:

    Muito interessante!!!
    Gostaria de também ter acesso às informações científicas a respeito do assunto. além do Prof Takahashi, e onde obter tais artigos…

    Abraços

  34. Un_sueño:

    Tiene lógica que se utilicen los mismos circuitos. El origen, como dice Takahashi, parece el mismo: la supervivencia.

    Pero, por ejemplo, en el caso de psicópatas, supongo que las necesidades “físicas” también producen recompensa/dolor. En cambio, las necesidades afectivas no parecen causar ese mismo resultado, no? Aunque las utilicen en su propio beneficio, no parece que las relaciones sociales, las necesidades morales, les produzcan dolor o gratificación.

    Luego, alguna distinción más debe haber, ya que utilizando los mismos circuitos y parecidas reacciones cerebrales hay gente en la que se distinguen entre fisiológicas y morales; aparte de la urgencia, que creo mayor en las necesidades fisiológicas; no la intensidad, sino la urgencia.

  35. juan león vieira:

    En mi opinión, entiendo que son de distinta naturaleza ambas necesidades, las emocionales y las físicas. Un niño que no recibe afecto, pero que recibe todo el alimento que necesita, termina manifestando graves problemas de conducta, por ejemplo, en orfanatos. Pienso que el cerebro, por economía de medios, utiliza una misma red neuronal para conducir diferentes impulsos de información a diferentes centros de procesamiento.

  36. agustin fernandez del castillo suardiaz:

    HOLA A TODOS,

    * DOLORES – SENTIRES

    Como siempre, me extiendo más de la cuenta. Pido disculpas . ¡Ojala! mi extensión, motive a que muchas personas desarrollen estas extensiones . He procurado dividir mi reflexión en cuatro partes
    1. Cuáles son nuestras capacidades globales. 2. Sentir global narcotizado 3.- Falso sentir individual 4. Cómo ponemos en marcha el SENTIR VERDADERO ( ESTE ÚLTIMO Y MENOS MAL , AUN HACIENDOSE )
    .
    1.-CAPACIDADES GLOBALES.-

    * REGISTRAR HECHOS. INTERPRETAR HECHOS

    Si nos abrimos a dar realidad a la Conciencia global del hombre, que ya está ahí, como capacidad inherente, vemos que su función, es solo REGISTRAR HECHOS, y por tanto, constata de una forma aséptica y tratando por igual, al sentir en nuestras partes más básicas y animales que al sentir cuando éste, ya se localiza en zonas donde EL SENTIR MAS GRANDE Y MAS ÁMPLIO DEL SER HUMANO, se expresa, es decir el sentimiento propio del corazón.

    La Conciencia global, no interpreta, NO TIENE NI SE HACE IDEAS, sin embargo la mente, no para de INTERPRETAR PARA PONER EN MARCHA IDEAS.

    Se hace preciso pues distinguir, lo que es la capacidad de mirar, DE aquellos 2 vehículos que se ponen en marcha a partir de que movemos el trasero.

    Esto se ve claro en la persona con depresión. Solo mira y se harta de mirar y de tanto mirar, las heces y sus juicios negativos saturados de “no -acción” le llegan a los ojos.

    * CONCIENCIA GLOBAL AL SERVICIO DEL AMOR EN LA ACCIÓN QUE SOMOS.-

    * Sus 2 vehículos de expresión : cuerpo y mente.-

    Hay pues una conciencia global, que solo registra hechos, y que está como capacidad al servicio de el Amor en la acción que somos, y que COMO ENERGÍA INTEGRADORA, está reconduciendo todo hacia el crecimiento.

    Ese Amor y esa conciencia global, necesita de una herramienta final la mente, cuya función, será interpretar los estados interiores de un vehículo final, el cuerpo.

    Y al interpretar NUESTROS SENTIRES aun sin RACIONALIZAR, y a partir de hacerlo, poner marcha ideas que sean vehículos de expresión de ese AMOR en la acción que está llevando todo el universo hacia el crecimiento.

    Yo no quiero poner mi vida a disposición de un simpe interpretador de la realidad ¿ Y usted ? Qué somos más allá de la mente y sus interpretaciones. ¿Qué hacer con nuestras capacidades globales ? Las conocemos ???

    2.- SENTIR COLECTIVO NARCOTIZADO.-

    En relación con esto del sentir, siempre me he preguntado cómo podemos tener completamente olvidado al tercer mundo y que sea una cosa que la vemos repetida todos los días en el telediario a las 15:00 horas y a las 15:31 ya nos hemos olvidado de ella. Tiene que haber una razón muy poderosa para que el sentir del individuo pase a segundo plano y simplemente se olvide y se narcotice.

    El otro día, me senté en la cama, y desde ahí, veía la puerta de la habitación contigua. Cada vez que me decía que había algo bueno en la habitación de al lado, o pensaba, que me hacía falta algo que me iba a reportar esa otra habitación, constataba como en mi tripa, surgía como un calorcillo que me impulsara a salir escopeteado para el cuarto contiguo.

    De la misma forma, esa idea de que lo bueno estaba fuera, dejaba todo mi FEMENINO HELADO. Decidí PERMANECER QUIETO Y EN SILENCIO, respetar mi SENTIR, respetar mi INTEGRIDAD, negarme a vivir permanentemente PARTIDO y con mi sentir narcotizado.

    Descubrí entones, que la idea de que nos queramos ir a MARTE , después de haberlo hecho a la Luna, ha metido en nuestro interior UNA CERILLA que nos ha proyectado hacia adelante hacia un limbo mental y que en su otro extremo, hay tal ANGUSTIA Y ANSIEDAD por ese movimiento sin antes barrer, limpiar y querer la casa propia, que tiene a tres cuartas de la humanidad en un sitio intermedio donde no hay SENTIR, solo hay huir, desintegrar, romper, insensibilizar.

    Ojala a nivel individual, sepamos poner pronto en su sitio a ese MARCIANO y a ese SATURNO que todos llevamos dentro, de cara a que a nivel colectivo, tomemos también las medidas oportunas que pongan en su sitio todo aquello que pretende insensibilizarnos por dentro y por fuera.

    Las cascos en las orejas que se pusieron nuestros jóvenes a partir de pisar por primera vez la LUNA y esos cuartos o dormitorios que parecen leoneras de gentes, sin enraizar en su propia habitación y listas para salir huyendo, barrunto que son como esos movimientos en las entrañas de la tierra que nuestros animalitos domésticos sienten pero no saben expresar.

    3.- SENTIR INDIVIDUAL.

    El sentir de ese joven que dice esto es lo que hay y por no haber no hay nada , no es un sentir. Su SENTIR, se ha bloqueado por el desencanto y simplemente no fluye; aunque “siente” un mundo exterior que no para de “sentir ruido y contínuo moverse”, asientos artificiales, EL RUIDO Y EL MOVIMIENTO, de un SENTIR RADICALMENTE FALSO.

    Ese joven desmotivado, siente que se mata sin embargo, en cuanto le hablan de lo que le gusta, y los fogonazos de esos sentires impulsivos, igual que vienen, marchan. Esos sentires ya los conocemos todos y cada vez, hacen falta más bombazos emocionales, para moverlos de las entrañas donde están escondidos.

    FEMENINO EN EXCEDENCIA.-

    No podemos entendernos a nosotros mismos sin entender y descubrir esa dualidad y ese binomio de lo femenino (el cuerpo) y lo masculino (la mente) en nuestro interior.

    Esa mente violenta, desintegrada y que vive al margen del cuerpo la mayor parte del día, tiene a su femenino abrasado por dentro. Cuando repaso en mi agenda, todas las barbaridades que la mente ha hecho con mi cuerpo, llego a la conclusión de que mi femenino, no solo está escondido, sino que me está pidiendo por favor que ni aparezca, y que la deje tranquilo.

    EL FALSO FEMENINO DEL DEJARSE IR.-

    Mis niveles de tensión y de ruido diario, necesita de un falso sentir que es ese femenino que me invento y que se deja ir. Yo narcotizo mi tensión con ese dejarme ir de la cerveza, del periódico, del café, del libro, del dormir, del cine, de la TV, del mundo pequeño de lo mío, de todo aquello que me permite desconectar y dejarme ir. Ese femenino es el velo con el que se disfraza un falso masculino “mental”, que así se asegura su falso femenino solo “mental”.

    Y nuestro sentir verdadero, sigue sin aparecer por ningún lado. Por ello respiramos lo justo para seguir pensando pues nuestro femenino, ese falso femenino asociado a su falso masculino, no necesitan aire. Solo cargarse de tensión y descargarse y dejarse ir.

  37. Kali Rossi:

    Hay un experimento (bastante cruel por cierto, pero ése es otro debate) hecho en los años 50: Arrancan a un bebé monito recién nacido de los brazos amorosos de su madre. Preparan dos “monas madre” de metal, una dá leche (ahí está el sustento, esto es de vida o muerte, comer o no comer…, vale pero la otra No dá leche, no dá sustento, pero ¿está forradita de franela! -calentita y amorosa, infame parecido con la madre. ¿Con cuál de las “madres” diríais que pasa el bebemonito el 90 por ciento de su tiempo? Pues sí, pasa abrazado todo el tiempo que puede a la madre-franela y sólo acude un momento a la madremetal para obtener leche. Necesitamos más amor que comida!

  38. marikiña:

    Entonces hay alguna manera de racionalizar el dolor del desamor y mitigarlo con la realidad de que,al fin y al cabo,es lo que tenemos que sentir en una situaciòn asì arrebatandole todo lo divino y lo humano,el pecado y el fracaso,lo social? Si? Se puede hacer eso?

  39. CARLOS BARRÓN:

    Estimado Sr. Punset,
    Como de costumbre, gracias por su esfuerzo divulgador.

    Siempre he pensado que las personas tenemos tan socializado el “código genético” que a veces la pirámide de las necesidades humanas resulta fluctuante, cambiante.
    Estoy plenamente convencido de que son nuestras relaciones con el entorno social las que realmente modelan nuestro cerebro, nuestras reacciones, nuestros estados de ánimo y, por supuesto, nuestra salud.
    En el deterioro del organismo, incluso en la degeneración celular, el papel del estrés es indiscutible, y el organismo lo sabe.
    Son los sufrimientos de pareja, peternofiliales, laborales, políticos, religiosos… los que más daño nos hacen porque su período de vigencia es mayor.
    Hambre o sed sólo puedes tenerlas durante unos días o unas semanas; luego te mueres y listo. Pero la tortura del desamor, del menosprecio, de la incomprensión, de la intolerancia, del sentirse inferior o rechazado, pueden durar toda la vida y causar auténticos estragos.
    Quizá por eso, el cerebro les da tanta importancia.

    Saludos.

  40. Verónica:

    En mi opinión,

    Nos pesa la gran herencia patriarcal, donde el mundo del sentimiento quedó relegado al espacio privado; falta tiempo y trabajo para que esto deje de ser así. (No pretendo ofender a nadie, no concibo la lucha de sexos sino el respeto en terminos de personas).

    El cerebro no distingue entre el dolor físico y el emocional; pero ¿cómo se conforma el cerebro al entrar en contacto con los diferentes entornos socio-culturales? ¿porqué todas las personas sentimos hambre, independientemente de la cultura, y porqué no todas las personas sienten dolor si sus parejas han sido infieles? Si la respuesta es que podemos incidir conscientemente en nuestra percepción y cognición, y por tanto en la manera de vivirlo y sentirlo, mediante un conjunto de herramientas psicosociológicas, y con ellas ser un poco más felices, entonces merece la pena que se invierta económicamente en ello.

    Gracias

  41. Paloma Fernández Vegue:

    Muy interesante. Siempre he sentido la necesidad del alimento para el alma. Igual que como, necesito sentir, pensar, experimentar que estoy viva. Ejercicio físico, yoga, meditación, empatia con los demás, lo que se llaman buenas acciones o buen Karma. Si hago algo por los otros,automáticamente me siento bien. Si es el cerebro el que me recompensa, una vez más QUE SABIA ES LA NATURALEZA.

  42. German:

    Excelente articulo, pero ahora falta averiguar como controlar las emosiones para que no nos duela tanto como el dolor fisico, aunque hay quienes dicen que las emosiones son buenas no comparto el hecho de que dependamos tanto de la aceptasion de los otros (Nadie me quiere) y todas esas tonterias, los budistas dicen que la meditacion ayuda a manejar las emosiones pero quien puede irse a vivir a un monasterio cuando tienes una hipoteca que pagar y muchos recibos acumulados?

  43. Beatriz Rodriguez:

    Muy interesante Señor Punset!
    Nos podria dejar algo de bibliografia cientifica, por favor?
    Gracias

  44. Estefanía:

    Hay un tipo de dolor animal que nos hace gruñir, como cuando se pare. Cuando paro soy una perra. Soy demasiado rápida para la epidural y por más que grito que me la pongan nunca han podido, así que paro a lo perra. Una vez que ha pasado el dolor disfruto recordándome como una bestia y sintiéndome una bestia amamantando cachorros ciegos y desdentados. Eso de empujar, en mi caso, es imposible. Sólo tengo que resistir. Resistir a la increíble potencia de algo que sale. Da lo mismo que luches, que digas que no quieres. Sale, desgarrando el profundo confinamiento a su paso; una bala de cañón, un volcán. Es lo más potente que existe. Puedes evitar concebir pero nunca puedes evitar parir. Y no grito, porque un grito es alargado, extenso. Articulado, incluso. Gruño, cierro la garganta y gruño como un animal. Los animales no gritan.

    Mis dos ataques de dolor de esta semana. Uno fue de gemidos y repeticiones, de tirarme del pelo y abofetearme diciendo no no no. Suplicando en postura mahometana. Aún humano.

    El otro fue como un parto. Doblada y gruñendo, moviendo la cabeza frenéticamente de uno a otro lado. Sudando. Sudando. Qué extraño, sudar de dolor. Eso fue para parir la última esperanza.

    03/09/09,seis días después de la muerte de mi hijo

  45. Txema:

    Señor Punset, como siempre y en mi humilde criterio, totalmente acertada su exposición.
    Un saludo

  46. Daniel:

    Cuando una compañía recibe un currículum, los primero que ha de entender es que la persona que envía el currículum, quiere trabajar para la compañía.

    Su formación inicial, si bien es importante, no es esencial para colaborar con su aportación dentro de la empresa. Su compromiso es su mayor activo como empleado (Tengamos en cuenta que todos, dentro de la empresa, son empleados trabajando para la empresa (para sí mismos y para su empresa, desde la gestión de la compañía, al mantenimiento de cada célula de trabajo dentro de la empresa, de cada pilar, principio, o valor que la compañía aporta, del que todos forman parte o que entre todos conforman)

    Cuando llega una persona ‘nueva’ (o todos somos nuevos o nadie nació ayer) llega a la compañía, hay que darle la bienvenida y procurar que se sienta cómodo, que sea recibido en un ambiente agradable.

    No se trata de empezar a cotillear sobre los prejuicios que observamos en la persona que acaba de llegar, sino de hacerle la vida agradable.

    La educación, dentro de la empresa, es tan esencial, como fuera de ella.
    Hemos de desaprender de la siguiente forma, “grabando en piedra” en nuestra cabeza lo siguiente o algo parecido:

    “Antes, muy, pero que muy antiguamente (cuanto más atrás en el tiempo sucedía, mejor) en Educación, se Entendía, que se era mejor estudiante cuando los demás ‘iban’ peor”

    Repetimos:

    “Antes, en educación, se entendía (en pasado no lo olvidemos), que se era mejor estudiante, cuando los demás ‘iban’ peor”

    “ahora, de ahora en adelante, la colaboración en la educación, en cualquier ámbito de la vida, todos colaboran para que el grupo evolucione en educación y resuelva cualquier problema que afecte a cualquier miembro del grupo”

    esto es más o menos, lo repetiré las veces que sea necesario, aquí o en Haití

    Gracias, Un abrazo.

  47. Jerónimo:

    Estimado Eduard Punset,
    Respecto a la pregunta “Pero ¿por qué utiliza el cerebro el mismo sistema neurológico para abordar privaciones y recompensas físicas que privaciones y recompensas morales?”

    No me parece de extrañar que el cerebro utilice las mismas “redes” puesto que obedecen a aspectos fundamentales de la superviviencia. Si ambos aspectos son necesidades vitales no es de extrañar que usen la misma via. A mi me extrañaría mas que utilizaran sistemas distintos. Sería un gasto enorme para el cerebro.
    Un saludo
    J Bravo

  48. Cris:

    Me parece que tomar conciencia de nuestras necesidades emocionales de un modo científico, que es la prueba que necesitamos para confirmar lo que ya intuíamos, nos hace evolucionar hacia un mundo nuevo y mejor. Es fantástico. ¿Tendrá que ver con la entrada en la era de Acuario?

  49. subtomas:

    Gracias, Eduard.

    Ciencia y reflexión. Lo tendré muy encuenta en mi vida y con las que tengo contacto.

    Un abrazo.

  50. Pepa:

    Antes de nada, felicitar a Eduard por este estupendo artículo.

    La verdad es que lo que aquí se dice no es del todo nuevo, pero esta bien recalcarlo porque aunque es tema de estudio desde hace mucho, no hemos hecho demasiado caso.
    Hace ya mucho que se dijo que los vínculos afectivos forman parte del proyecto de desarrollo del niño. Los seres humanos al nacer poseemos unas necesidades básicas que deben ser satisfechas para poder sobrevivir y adaptarse: Necesidades fisiológicas, necesidades de sentirnos protegidos de los peligros reales o imaginarios, necesidades de explorar el entorno, necesidades de jugar, necesidades de establecer vínculos afectivos.
    Durante la primera mitad del siglo XX se empezó a hablar mucho de este tema. La voz que más se hizo oír fue la de los psicoanalistas que acentuaron la importancia de satisfacer estas necesidades para el correcto desarrollo del individuo, pero pusieron el énfasis en las necesidades físicas: “los bebes desarrollan estrechos vínculos con sus cuidadores porque estos satisfacen sus necesidades físicas”.
    Estos planteamientos despertaron el interés y surgieron una serie de estudios.
    Desde la etología, en los años sesenta, Harry F. Harlow y Margaret Harlow estudiaron a crías de Rhesus que eran separadas de sus madres biológicas y crecían en jaulas con “madres sustitutas”. Son conocidos estos experimentos por las fuertes críticas sobre la ética de los autores.
    http://translate.google.es/translate?hl=es&langpair=en%7Ces&u=http://users.rcn.com/napier.interport/cwm/experim.html
    ¿Necesarios? Pues así parecía pedirlo la comunidad científica que hacía caso omiso a observaciones como las de René Spitz, psiquiatra con orientación psicoanalítica pero que se separa de la visión clásica, quien en los años cuarenta estudiando las “casas cuna” donde eran recluidos los bebes, denuncia la falta de afecto que estos reciben y las consecuencias que esto tiene para su desarrollo. Nos describe principalmente dos enfermedades que se producen por privación afectiva:
    1.La privación emocional parcial o depresión anaclítica: aparecía en niños separados de sus madres. Implicaba un menor crecimiento, niveles inferiores de hormona de crecimiento, conductas como mecerse o abrazarse a sí mismos. Esta era una situación reversible si el bebe encontraba otra fuente de afecto en el periodo de tres a cinco meses.
    2.Privación emocional total u hospitalismo: Se trata de la cronificación del cuadro anterior cuando el niño permanecía en esa situación más de cinco meses. Sus consecuencias iban desde problemas en el desarrollo cognitivo y social, a la muerte (marasmo) por extenuación tras sufrir síntomas depresivos durante un periodo prolongado que debilitaba tremendamente su sistema inmunológico.
    No debemos olvidar las ideas sobre la crianza de los niños que en aquel entonces se sostenían. Según dichas ideas resultaba inadecuado para el desarrollo emocional y fisiológico de los bebés el cogerlos, abrazarlos, besarlos, acurrucarlos, tenerlos en brazos y prácticamente casi cualquier tipo de contacto físico además de proporcionar nutrientes por parte de la madre. Estas propuestas venían de manos de conductistas como Watson y posteriormente Skinner.
    Parece que fue Bowlby el que más trascendió. También de orientación psicodinámica, estudió al igual que Spitz a niños institucionalizados privados de la figura de la madre, y formuló su conocida Teoría del Apego. http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_apego
    Destaco de sus conclusiones: que prevalece la necesidad de establecer vínculos afectivos por encima de las necesidades fisiológicas y que el apego es un proceso que comienza a conformarse en el segundo semestre y que dura toda la vida.
    Lógicamente este es un tema que sigue siendo objeto de estudio, pero parece que nos cuesta creer las conclusiones a las que se llega.

  51. Pere Perellón:

    Porque el cuerpo físico va ligado al espiritual formando un único ente el cual no diferencia entre material o inmaterial. Sus emociones se desprenden y propagan de igual forma. afectando a todo el sistema que nos lleva a reaccionar de una misma manera.

  52. Rosario Bolaño:

    Encantada de visitarle por primera vez, y en el futuro, más encantada todavía.
    La falta de valores genera apatía, aburrimiento, porque falta el entusiasmo por alguna cuestión o meta en nuestras vidas.
    Me refiero a los que consideran que todo es una basura y que no merece la pena nada…
    El considerar que no es necesario sonreir por la mañana ni ser amable, porque al sujeto en cuestión le va mal. ¿Para qué?. Conste que no lo digo porque personalmente mi vida esté exenta de problemas.
    Pesimismo. Rebeldía. Dejadez.
    Tener algo por lo que vivir, es fundamental. Completamente de acuerdo, y muy interesante su reflexión. Un saludo.

  53. agustin fernandez del castillo suardiaz:

    hola a todos,

    Creo que el exponer ideas es esencial para ver si la comprensión a nivel de conceptos existe y si no, hay que empezar primer o por asentar los conceptos desde los que ir subiendo escalones.

    TESTIGO- CONCIENCIA.-

    Ya España no es solo flamenco y toros. Menos mal. Ya la gente se interesa por cerrar los ojos y escuchar y mirar dentro. Menos mal. Y ahora hay que ver, si nos interesa asentar en nuestras vidas la idea de que yo tengo ya la capacidad de darme cuenta de mis ideas. Eso me sitúa detrás y no delante de la mente. Ese TESTIGO ya está ahí. No me lo tengo que inventar.

    Práctica : Sal durante una semana a dar una vuelta e imagina que tienes ojos y orejas por toda la cabeza. NO SUELTES ESTA VIVENCIA GLOBAL. LLénate de conciencia de tu alrededor durante el paseo y verás que inmediatamente, ya reconoces en tu vida, ese salto de la rana que pretende dar la mente para obligarte a meterte en tus pensamientos y aunque estés en la calle, hacer que te olvides de ella y te metas en un limbo mental. Hazlo.

    Y si te vale para algo, no prepares para las maletas para ningún monasterio, que lo que has constatado ya está ahí listo para empezar a ser usado. Eso si tendrás que soltar ese miedo, que no te deja soltar la mente . Habrá que empezar a incluir al mundo exterior en tu conciencia. Habrá que empezar a sentir la Vida, y dejar de respirar lo justo para seguir pensando. Habrá que …. Habrá que …., Habrá que. ….. La solución a este ir haciéndonos grandes, como todo, es empezar a mover las piernas, investigar, cuestionarse, soltar sobre todo miedos……

    ENTENDER QUÉ ES LA MATERIA. QUÉ ES EL CUERPO.-

    El monito, tan pronto tiene cosquillas en la tripa , como de tonto no tiene un pelo, calma esas cosquillas comiendo. Y en cuanto la digestión le quita energía en el cerebro y se la lleva a la tripa , el monito está contento y su inquietud olvidada.

    Tan pronto como la energía vuelve al cerebro, cada vez que el monito respira, siente una inquietud que no sabe lo que es. Y se va a garrarse a donde sea para que le calmen esas otras cosquillas que él, durante su vida, no va a saber describir de donde vienen. Como de tonto no tiene un pelo, se agarra a lo que sea sobre todo si esta calentito y con tacto de franela. Esa inquietud, no es en la tripa es global.

    La materia, el cuerpo, antes de que con la mente racionalicemos nuestros estados interiores, es solo miedo de tener miedo, inquietud difusa, ansiedad sin racionalizar. A partir de que con la mente reconozco lo que siento o lo que me pasa, toda esa inquietud y todos ese miedo de tener miedo, se canaliza y la inquietud desaparece hasta que el ciclo vuelve a empezar.

    La respiración es la herramienta al servicio de la VIDA para que nos pongamos en marcha a desbrozar materia, a desbrozar nuestros sentires , a expresar la vida viniendo desde lo oscuro y teniendo la responsabilidad de llevar la vida hacia la claridad. ( canalizar visceralidad, reconducir emoción, transformar en sentimiento etc )

    Practica : Pregúntate ¿ Y yo qué siento ? Siento soledad, o siento tristeza o siento que debo hacer esto o lo otro. Saber contestar a esta pregunta, ya es importante pues si ya sé lo que siento, el siguiente paso es poner la mente a funcionar y poner en marcha una idea para dejar de estar solo, o para contentarme o para elegir opciones sobre lo que me propongo hacer.

    No hay forma de salir de este mundo inicial donde solo hay miedo , si no racionalizo primero y actúo después.

    – LA CONCIENCIA VA A REGISTRAR PRIMERO OBJETIVAMENTE HECHOS.

    – CUANTO MAS ME MANTENGA EN ESE ATESTIGUAR QUE NO JUZGA, MAS PARAMETROS ME DARÁ LA VIDA PARA REGISTRAR CORRECTAMENTE LOS HECHOS.

    El trabajo de la mente de poner en marcha ideas vendrá después y no antes de hacer este trabajo previo señalado. Si tú lo haces antes, NO SABES LO QUE TE ESTÁS PERDIENDO. LA POSIBILIDAD DE SER Y HACERTE GRANDE.

    La Vida se asegura de que la respiración, nos recuerde permanentemente nuestras obligaciones de dejar de vivir desde el miedo, crecer y hacer entre todos el mundo menos malo posible.

  54. Ana Alou:

    Eso es!, sin afecto. existe otro estudio (realizado en EEUU) y que pasaron en los medios de comunicacion, donde los bebes que eran mimados, y motivados se desarrollaban equilibradamente, y los bebes que simplemente eran alimentados para su supervivencia fisica no alcanzaban el peso obtimo. a la par de ser un estudio muy cruel, me centrare en la obviedad de que sin afecto. la piramide nutricional del cuerpo y la mente, No sirve para nada.

    si nos centramos en la necesidad de atenciones, y resumiendo TODAS afectivas, que precisa un ser humano desde que es ENGRENDADO (no olvidemos que dentro del universo uteriano, se fraguan todos nuestros sentidos, y la musica clasica o melodica, y dialogos de afecto que una madre puede transmitir a su hijo dentro de su barriga, es aprendizaje, motivacion y insuflar vida, de esta forma realmente el ser humano estariamos condenados a repetir una y otra vez, la carrera de la vida, porque la principal leccion es aprender a ser AFECTUOSO, con tu entorno, etc etc ¿se aprende y educa a saber amar, desde que nos formamos dentro del vientre materno? Por supuesto!, el centro de energia y la brujúla seria ser fuertes, saber valorarnos y valorar a los demas, son cuestiones que solo se aprenden de madre a hijo.
    ¿ no creen?.

  55. Gabipan:

    Yo tengo todas las respuestas, he descubierto ser un seperdotado emocional, puedo demostrarlo, se cual es el mecanismo de nuestra mente, puedo explicar sus contradicciones, todo es mas sencillo de lo que podiamos imaginar, ahora solo necesito alguien de reconocido prestigio que certifique que estoy en lo cierto, pues evidentemente nadie me cree.

  56. Patry:

    Ya el doctor Eric Berne, hace décadas, basó su teoría acerca de la conducta humana en la idea de la necesidad de recibir “caricias”, en el sentido literal y virtual de la palabra, como estrategia biológica de supervivencia del sistema nervioso.
    No se por qué pareciera que aquella idea tan acertiva ha quedado olvidada en la historia de la psiquiatría humanista.
    Quizás ahora que se puede “ver” a través de la resonancia magnética se retome aquella línea de psicoanálisis.

  57. Belén:

    Realmente nos tenemos que ocupar del dolor del corazón (emocional), ya que si se descuida puede producir daños fisiológicos.

  58. tipiconsla:

    La frase que me viene a la cabeza en estos tenmas es la de siempre: El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

  59. alejandro:

    claro por eso hay jente que muere de amor,aunque tengan que suicidarse, de soledad, de infelicidad, y surge la filosofia para dar sentido a nuestras vidadas algien me responde cual es el sentido de la vida, y su finalidad

  60. Ahí fuera: gestionar los favoritos, enviar correos efectivos, dolor emocional y más | Control Efe:

    [...] El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional: “Importa más el impacto de los sentimientos abstractos que los físicos y concretos de la sed o el hambre. Los dolores causados por motivos sociales –como un desamor– o los placeres de igual naturaleza –como aprobar una oposición– activan idénticos circuitos cerebrales que los estímulos fisiológicos, básicos para sobrevivir, como la práctica del sexo”. [Eduard Punset] [...]

  61. Webs, noticias, curiosidades, artículos… » El blog de DROBLO:

    [...] El cerebro no distingue entre dolor físico y emocional [...]

  62. Magaly Rivera:

    Me pasó que me preguntaban: “Magaly, cómo es que tienes tantos niños” y siempre les respondía igual: “Es que soy muy egoísta”, pero… es todo lo contrario; trabajas demasiado en dárles tan buenas educación. “Justamente estoy creando seres que me quieran porque es lo único que me gusta de esta vida” (Tengo 5 hijos y hasta el momento la táctica ha sido positiva).

  63. Juanjo:

    Nos han hecho creer que los primates tienen una estrecha relación con nosotros,que venimos del mono.Es una idea que introdujo la Psicologia hace muchos años y aun prevalece en nuestros tiempos.Por lo tanto como somos “animales”se tiene que experimentar con ellos,fármacos Psiquiatricos,ETC (terapias electroconvulsivas) y para cada conducta o actitud,existe una droga Psiquiátrica. Que curioso que las industrias farmaceuticas se tomen tantas molestias para “ayudarnos”.Realmente las emociones las crea uno. En función de las adversidades que se encuentre uno en la vida, si estas vencen al individuo con el paso de los años,a este se le merma no siendo la persona tan capaz que era,pero si por el contrario la persona consigue sus metas él se siente capaz y más habil en la vida y su emoción subira por las nubes. Gracias.

  64. Ignacio Díaz:

    Sí, teóricamente estoy de acuerdo, pero como indica Perséfone (comentario 2), ¿qué ocurre con el dolor crónico? Insisto un poco.

    El dolor crónico se refleja también en otras zonas: produce en muchos casos depresión y ansiedad; desarraigo social, aislamiento; problemas o pérdida de pareja; problemas familiares; problema de credibilidad respecto a su -o nuestro- sufrimiento por cercanos y algunos médicos el miedo que tienen muchos profesionales en recetar opiaceos, incomprensión, pasar por muchos médicos y pasar los años sin respuestas; problemas laborales, desempleo, bajas, jubilación, pérdida de un negocio o empresa familiar por no poder atenderlos, problemas económicos, deudas, no poder recibir terapias no cubiertas por las unidades de dolor, como la acupuntura o la natación; pérdida de neuronas, de memoria; efectos secundarios de los medicamentos; tendencia o deseo al suicidio; efectos adversos sobre la sexualidad, ausencia de ella, discapacidad; problemas de sueño, de su calidad y de insomnio; dependencia a los fármacos, delirio, aturdimiento, incluso -yo no, por fortuna- alcoholismo en muchos casos; adicción a internet… A todo ésto se le suma el coste que supone para las empresas y al Estado.

    Busco terapias, intento aplicarme éso que denominan auto-ayuda psicológica. practico la PNL, la relajación, la meditación, musicoterapia, leo y estudio -ciencia, literatura, política, filosofía: no he perdido la curiosidad, éso sí-, escribo para mí y varios blog, administro un blog sobre el dolor crónico -El Faro del Dolor (no sufras sol@ y en silencio), http://farodeldolor.blogspot.com/- y una página en facebook, veo documentales o programas como REDES, comedias, películas interesantes, algún programa de humor -donde usted aparece a menudo, por cierto- y nada de programas convencionales o masivos -vamos basura-…

    Pero, como no puedo llegar ni al portal del edificio, sólo trato con mi madre -con la que, por cosas de la infancia y adolescencia temprana, hace años que apenas nos soportamos, pero tuve que regresar a vivir a su casa por las deudas y, por lo tanto, cambiar de ciudad a la fuerza, con lo que conlleva en lo poco social que me quedaba- y mi hija de siete años -la única alegría, el único estímulo positivo en lo emocional, por ello vivo aún-. Casi todo el día es soledad y, a menudo, ni subo la persiana. A pesar de los opiaceos -incluidos parches de mórficos- o del medicamento lyrica, el dolor es un continuo que te corroe y que aumenta -por acostumbrarse a las drogas-, del que te dicen que no tienes cura ni más remedio que el farmacológico. Y uno quiere salir, pero no puede, o relacionarse, pero no hay nadie. E intentar cada día que la existencia no gire en torno al dolor, mas casi siempre es en vano. Como digo, sólo sigo vivo por mi hija. No es mi caso, tras tantísimos años -la pesadilla comenzó hace veintiseis años-, no es aplicable o cierto del todo aquello de Buda de que “El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Más cerca de la verdad, a mi entender y padecer es “Cuando el dolor es insoportable, nos destruye; Cuando no nos destruye, es que es soportable” (Emperador Marco Aurelio) o “Hay dolores que matan: pero los hay más crueles, los que nos dejan la vida sin permitirnos jamás gozar de ella” Antoine Apollinaire). Más todavía si al dolor lo acompañan horribles latigazos eléctricos y espasmos musculares impredecibles y no del todo controlables y que traen otro tipo de dolor, el neuropático, más horrible que el miofascial.

    Eso demuestra que lo afectivo es una posible tabla de salvación. También es cierto que la empatía, el preguntarte cómo te sientes, una palabra de ánimo, una caricia -todas ausentes en mis días-, estar en compañía de alguien hace mucho bien. Pero el problema del dolor crónico severo reside en que suele ocurrir que aglutina también a otros dolores y problemas que, repito, afectan a otras áreas cerebrales.

    Se está insistiendo en las investigaciones mediante la resonancia magnética funcional y estudios genéticos y sobre los péptidos opioides, pero por lo que sufro y he leído de otros países, la medicina pública -ya lo experimentó usted- queda muy lejana de esos avances y, aún peor, de la persona, del -nunca mejor dicho- paciente. Y creo que se deberían destinar más recursos a este problema que afecta, en alguna u otra medida al 11% de la población española. De hecho, creo que no ha sido tratado concretamente ni en Redes ni en ninguno de los blogs del proyecto y creo que sería una interesante aportación, más aún con la repercusión mediatica y peso social que ahora, por fin ha logrado.

    Se trata de un síndrome multidisciplinar en el que, en los casos más graves -y, por consiguiente, ajenos a la mayoría-, es muy difícil manejar las emociones o lograr que la mente alivie lo suficiente: un caso digno de estudio. No nos olvide, Sr. Punset: le estaremos eternamente agradecidos. De especial importancia puede ser tratar la influencia de los péptidos opioides -dopaminas y cefalinas- y la manipulación genética, que nos podrían llevar a un mundo sin dolor pero sin depender de narcóticos.

    Gracias por llegar hasta aquí en su lectura. Reciba un afectuoso saludo.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.