Autor: Eduard Punset 6 junio 2006

Recientemente, comenté la necesidad de la educación de valores para fomentar el espíritu emprendedor entre los universitarios españoles. Es algo que se tiene que hacer, pero sugiero empezar antes de ello a trabajar con la “competencia emocional”. En definitiva, aprender a lidiar con las emociones no beneficiará sólo a los jóvenes que quieran montar una empresa sino a toda la sociedad.

Venimos al mundo con cinco o seis emociones básicas. Es necesario saber distinguir entre la ansiedad necesaria para estar alerta a la hora de emprender un proyecto y el miedo, el miedo degradante que desata una confabulación de corrientes hormonales y que puede disminuir el volumen del hipocampo -un órgano cerebral esencial para la memoria-. No puede ser que a mi nieta de ocho años nadie le haya dicho lo que es saber ponerse en lugar del otro. Entiendo que no sepa lo que es la empatía -menuda palabreja-, pero que sepa lo que es saber ponerse en lugar del otro, si no, no habrá convivencia posible. En otras palabras, lo que estoy diciendo es que antes que poner la doctrina pongamos la ciencia.

Les voy a hacer una propuesta que me han sugerido mis amigos los chimpancés. Los chimpancés dedican un 30% aproximadamente de su tiempo al chismorreo. Algunos científicos, un poco dogmáticos, dicen que sólo la ciencia es noticia, y que lo demás es chismorreo -yo casi lo creo-. Un día hace dos años -medio en broma, medio serio- hice una prueba con mi equipo, y al final del día el resultado fue el mismo que con los chimpancés. Los homínidos dedicamos del orden de un 30% de nuestro tiempo al chismorreo. Y mi propuesta es que la mitad de lo que dedicamos al chismorreo, lo dediquemos a la competencia emocional y a la comprensión pública de la ciencia.

Nos han enseñado a ser muy lógicos y razonables tomando decisiones, pero resulta que no hay una sola decisión -lógica, supuestamente razonable- que no esté contaminada por una emoción. No hay un proyecto que no empiece por una emoción. Y no hay un proyecto que no termine por una emoción. Y no nos han enseñado nada sobre las emociones. Si se dedicara a esto algún tiempo, alguna paciencia y algunos recursos, puedo garantizarles que dentro de unos años no sólo tendremos más emprendedores sino una sociedad más feliz.

Consulte aquí el resumen de los comentarios.


79 Respuestas to “Ciencia y competencia emocional”

  1. Francisco Caballero:

    El mercado laboral nos quejamos, pero que es mejor ahora o cuando había feudalismo, todo el poder concentrado en una sola persona con vasallos a su alrededor los cuales no tenían libertad ni opción a elegir. Por supuesto, siempre hay una diferencia abismal entre una y otras épocas históricas, pero todas tienen algo en común ya sea cuando el hombre empezó a saquear y a comportarse de forma negativa, o ahora cuando hay tanta libertad y tanta posibilidad para elegir. Q

  2. Francisco Caballero:

    es igual al fin y al cabo elegir no lleva necesariamente a la felicidad y demostrado está por este programa en sus entrevistas a personajes relevantes que el bienestar que produce la capacidad de elección es inversamente proporcional a la capacidad de ser feliz.

  3. laFaura:

    Creo que somos una sociedad reprimida. Reprimida de amar, de compartir y sentir emociones. Soy profesora de música y musicoterapeuta, una de las mayores dificultades con las que me encuentro en alumnos y en pacientes es la falta de costumbre de ser conscientes de las propia emosiones, la difucultad de permitirnos sentir por nosotros mismos. Cantar una canción y sentir lo que estamos cantando, sentirlo desde el estómago. crear algun sonido y dejarnos invadir y bañar por la emoción que nos puede causar la vibración…. No ternminaria de poner ejemplos…
    Paralelamente tengo clientes con “fracaso escolar”, estas niñas y niños no saben cantar!!! lo vivo y me cuesta creerlo.
    Falta educaión artística y cuando ligo esto no me refiero al conocimiento de las tecnicas artisticas,si no a la expresión artistica, al aprendizaje de la apreciación artistica, a la vivencia del arte, sea musical, plástico, teatral….
    El futuro de la autentica educació lo veo en la educación artistica, con ella se viven las emociones propias y ajenas en solitaio y en armonia, en ella nos expresamos verbal y no-verbalmente lo que semtimos en ella somos totalmente humanos, seres llenos de emocion, en ella estamos VIVOS

  4. Francisco Caballero:

    Para vivir hace falta la música, ver la película “despertares” dice mucho de la capacidad de la música para estimular el cerebro. La música para los sentidos es altamente beneficiosa, te hace entrar en contacto con las cosas sin la racionalidad a la que estamos acostumbrados, activa regiones del cerebro que están muy relacionadas con las emociones. Ser sensible a todo lo que te rodea, es adquirir capacidades de artista, no tengo porque dedicarme al arte para expresar lo que siento, yo creo que ese canal está muy contaminado porque creemos que la belleza está en un cuadro, o en una escultura. No hay que explotar para sentir ira, podemos imaginarnos un estado que nos produzca ira, ni tampoco hay que tener miedo a algo real, podemos imaginarnos que hay un león a los pies de mi cama. La base del arte es la sensibilidad. Las emociones no son secundarias al arte, el arte existe por las emociones, es un vehículo pero no una solución a una educación que ha de ser cambiada. La música debería de formar parte de la educación de las personas pero desgraciadamente no es así, la música es capaz de desbloquear y desatar comportamientos muy diferentes entre sí, activa regiones del cerebro que son muy importantes en las relaciones humanas, es indispensable en la educación de un ser humano. Si la música nos ayudara a entendernos a nosotros mismos, pero creo que puedes estarte toda la vida tocando la trompeta y eso no te ayuda a conocerte.

  5. Francisco Caballero:

    Mientras escucho una partitura soy consciente de la melodía, de las notas surjen emociones y la cualidad del cerebro cambia, cuando escuchas música parece que no existen limites, pero cuando la música se detiene todo vuelve a ser como antes, la música desata experiencias donde el cerebro puede cambiar su estado de consciencia y volverse más sensible, más abierto, la música te alegra la vida un instante, un momento pero luego desgraciadamente vuelve a ser todo igual. El conocimiento artístico es un conocimiento parcial, si tengo conocimentos de música o de escultura eso me sirve para expresar lo que siento, pero eso no elimina la confusión, el conflicto, el dolor, el sufrimeinto de las personas, verdaderamente ninguna canción puede eliminar el sufirmiento humano, y de esto se trata de crear una educación que pueda eliminar ese sufrimiento, no crear un escape sino elinarlo del todo.

  6. Francisco Caballero:

    A través de la música se activan regiones de nuestro cerebro que de otra manera no se activarían, nos hace ser más receptivos porque aumenta nuestra sensibilidad, e incluso puede estimular a las personas enfermas y depresivas a salir de sus problemas, pero no sirve para eliminar todos los problemas del mundo que hay.

  7. Francisco Caballero:

    también habría que aclarar que no existe un solo tipo de música y un solo tipo de arte y aquí abría creo yo divergencias y problemas para elegir, cualquier estilo supone encasillar el arte, aunque el arte provenga de nuestras reacciónes más animales, y nuestros impulsos más inconcientes y suponga un rechazo a la cultura dominante y cosas así el arte forma parte de nuestro condicionamiento también.

  8. monstruoenfermo:

    Pero si es que la estupidez es inherente al ser humano, la crueldad, la maldad, el horror. La masa infecta es mala, peligrosa quiere destruir. Nada hay más temible que una muchedumbre furiosa y motivada por una inmensa idiotez. Tal vez queridos amigos habria que anular las emociones en ciertos especimenes; sobre todo en aquellos que son susceptibles de formar parte de una trba linchadora. Que sientan los pacificos que se emocionen los no beligerantes. LOS DEMÁS NOOOOOOOOOOOOOO

  9. cotillus:

    Parece que en general todos estamos de acuerdo en que necesitamos potencias mejor las emociones y los valores “constructivos” (por así decirlo) en nuestro sistema educativo; este sistema educativo incluye tanto a los profesores de colegios, institutos y universidades como el entorno familiar y el resto de la sociedad (conjunto de gente con la que es esperable que interaccionemos).

    laFaura, me ha dejado de piedra con lo de que no saben cantar. Quizás tenga razón en que debamos empezar por las disciplinas artísticas, en las que es más fácil expresar, compartir y “evalular” las emociones a demás de fomentar la valentía intelectual, el trabajo….Aunque creo que la educación necesita un cambio radical (de raiz), esto no es incompatible con un cambio gradual en el que éste podría ser un buen primer paso.

    Aun saliéndome un poco del tema, me gustaría saber su opinión sobre el que podría se un segundo paso: hacer cada asignatura más “interdisciplinaria”. Me explico mostrar y/o trabajar aquellas partes de una asignatura que pueden perfectamente estar contenidas en otras; ejemplos:

    – en historia: intentar relacionarla un poco más con las ciencias naturales (el entorno naturas de las distintas civilizaciones, que tecnología tenían, qué conocimientos científicos y creencias tenían);, esbozar la música y e arte que tenían…. ; esto se puede enseñar en clase, trabajos para hacer en casa (elegir un tema entre 4 o 5 sobre la ciencia y la técnica, el arte, o sobre ciertos momentos y personajes), con excusiones, pequeñas maquetas de ligares históricos, videos….

    – en gimnasia: intentar mostrar cómo opera la física y la biología en los movimientos que tienen que hacer, y cómo aprovechan los deportistas de élite estos conocimientos científicos
    – quizás una asignatura que fuera cocina (el arte de la fisico-qúimica alimenticia, fácilmente realionable con la historia y la literatura)
    – la física y las metemáticas : relacionarla con el deporte, la informática, las disciplinas artísticas (cómo funciona un violín una flauta, cómo vemos el color, por qué de los distintos tipos de pitura..)
    – las disciplinas artísticas: física, historia literatira (los distintos cuadros, películas… relacionadas con ciertas )

    y muchos otros ejemplos para el resto de las asignatiras…. Tabambién debería intentar relacionarlas TODAS con la vida diaria.
    A esto habaría que darle forma y ver cómo adaptarlo a los distintos cursos, pero si se consiguiera se podría fomentar la curiosidad sobre aquellas materias en las que el alumno no suele prestar mucho interés.

  10. cotillus:

    Querido Caballero (¿no se cansa de la bromita?), sobre mi comentario de l8 Junio 2006 a las 11:19 am :
    en ningún caso me refiero a la autoridad, a ensalzar la imagen de nadie, a imposiciones o algo por el estilo. Voy a cambiar las palabras a ver si así se me entiende mejor lo importante y nos saltamos algunas connotaciones semánticas; consideremos la siguiente situación:

    Queremos (o tenemos que) encontrar un camino hacia uno o varios puntos determinados en un bosque en una montaña; esto no es nada fácil para alguien que no haya estado nunca allí; por alguna razón no podemos o no queremos hacerlo sin algo que nos sirva de guía. Resulta que, en esta situación sólo tenemos sólo dos personas que nos puedan ayudar:
    – Un tendero que te vende el único mapa en la ciudad, y te explica sólo un poco alguna de las cosas que te puedes encontrar porque ha estado allí par de días.
    – Un guía que vive en la zona y se la conoce muy bien; es un poco especial: él sabe que parte del camino lo tendrás que recorrer sólo a partir de cierto punto, te lo dejará claro y te mostrará el tipo de cosas que te encontrarás en el camino; sabrá adaptase a ti; con él aprenderás a adaptarte a lo que te puedas encontrar, aunque sean cosas que él nunca ha visto, e incluso te facilitará un mapa de fácil manejo (una vez entrenado). Lo hace con sentimiento y por vocación y entre este sentimiento, lo que te muestra y lo que te explica te darán más ganas de realizar el camino, y descubrir más cosas sobre los caminos que puedes recorrer y sobre tu meta.

    ¿A cual de los dos elegirías? Yo personalmente prefiero al segundo. Aunque con el primero podrías tener suficiente si ya tuvieras las suficientes habilidades. En esta analogía el camino sería la búsqueda del conocimiento y la sabiduría, el profesor el tendero y el maestro el guía.

    Quizás esta separación sea un poco exagerada, pero, por lo que conozco más gente enseñantes que són más tendero que guía. Espero que haya quedado más claro.

  11. Francisco Caballero:

    Todo lo que plantéeis como un cambio o renovación de este modelo de educación va a ser un fracaso. Lo que tenemos que tener claro es que el individuo está por delante de todo.

    Muy bien, estoy de acuerdo para mi educar significa acompañar nada más. No el que te dice por dónde has de ir. No el que te dice qué has de hacer ni cómo has de hacerlo. Es el que te da libertad para desarrollarte como persona. Una cosa es nuestra educación que te dice qué debes hacer y cómo, la que impone, y otra es la que te permite reflexionar y conocerte a ti mismo y en conjunto evolucionar globalmente a partir de nuevos conocimientos que solo uno puede aprender por sí mismo.

  12. Francisco Caballero:

    no se olvida las matemáticas ni la historia, son necesarias pero indudablemente con una educación así sería otra cosa. Estoy de acuerdo en que se podrían plantear mejoras en las asignaturas, y en que hace falta una consciencia más global para tener un criterio más general.

  13. Francisco Caballero:

    Es un proyecto muy ambiciosos pero hacen falta emprendedores. Emprendedores me encanta esta palabra y se que eso es lo que la hace tan atractiva porque serán gente que tendrán en sus manos cambiar el mundo.

  14. Francisco Caballero:

    Tendrán en sus manos cambiar al mundo sin egoísmo, pero no desde una educación ancestrals sino desde una educación revolucionaria que empieza por el ser humano.

  15. Mª Purificación Carrasco Valero:

    Estimado Sr. Punset,

    Hace tiempo que le admiro profundamente al ver su programa Redes. Acabo de ver esta y otras webs sobre Ud. y quiero comentarle mi situación.
    Yo soy Doctora en Biólogía, por la Universitat de València. Estoy especializada en Biología Molecular. He trabajado con levaduras y con virus de bacterias (bacteriófagos) y con virus plagas de plantas. Todo esto me llena muchísimo, pero hace tres días estuve en unas charlas en el EMBL de Heidelberg sobre “career opportunities”, o sea, sobre carreras para científicos alternativas a la ciencia puramente académica. Uno de los oficios que me pareció más necesario para la sociedad ha sido el de divulgador científico. Por ello le honra a Ud. muchísimo su labor, sin ser científico. Me gustaría que me diese una oportunidad para elaborar algún informe, o artículo, o material sobre materia científica alguna que se le ocurriese, para explorar la posibilidad de escribir sobre ciencia con opinión para que las personas ajenas a este mundillo puedan reflexionar sobre temas que les afectan directamente en su vida diaria, dados los avances de la Ciencia.

    Quedo a su disposición.

  16. Mª Purificación Carrasco Valero:

    Eduard,

    Pero no le he constestado a su mensaje inicial. Me parece que tras leer el libro “inteligencia emocional” y el suyo propio “viaje a la felicidad” encuentro unas referencias donde tratar de encontrar una explicación a nuestra servidumbre a los sentimientos y emociones, que son el leit motiv de nuestros actos, que después dependen de lo que podamos darle al raciocinio. Espero que siempre tengamos amigos, cada vez más fácil a través de internet, que nos animen y comprendan, con los que articular proyectos a distancia y colaborar y formar asociaciones que nos sean provechosas, como es mi caso, elaborando un proyecto de evolución de virus y carabinas moleculares (hsps) del hospedador de Valencia a Texas.

    Yours,

    Puri

  17. Vicente:

    Estimado Eduardo.

    Gracias por su programa “redes”, que gravo en DVD. En este momento estoy leyendo su libro “viaje a la felicidad”. Bueno más que leyendo releyendo, empapándome. Clarifica muchas de las percepciones que a uno le flotan en la mente, en un estilo ameno y creo que riguroso. Muchos saludos a su nieta y a Pastora. Me preocupa especialmente el sistema educativo. Creo que es la base de todo. El cambio de la sociedad y del individuo debe empezar po ahí. Pero creo que las discusiones se quedan en los detalles. Le animo a que publique un libro que aborde este tema. ¿Es el modelo finlandés quizás el modelo a seguir?. Creo que el modelo actual como los anteriores es además de competitivo, ineficaz, hipócrita, victimista (los profesores). Pero la victima real es nuestra juventud. La escuela es un pequeño reformatorio, una pequeña cárcel, que ningún adulto sería capaz de soportar. Las reformas constantes no hacen más que desorientar y crear falsas expectativas e ilusiones. En España somos especialistas en crear normas y leyes que luego no se aplican, o se aplican mal. Tengo la sensación de que esta sociedad odia a los jovenes pero ama a los niños (una contradición).
    Un saludo.

    Vicente

  18. Sergi:

    Por favor quite los comentarios, son pateticos.

  19. Sara:

    Quisiera sugerir la lectura de un autor, Humberto Maturana. Pueden buscarse referencias directas en Wikipedia y utilizar Google con términos tales como : autopoiesis, clausura operacional y naturalmente el nombre del autor. Una versión más en la onda de la “gestión emocional” es la de Rafael Echeverría en su “Ontología del Lenguaje”.

  20. Francisco Caballero:

    Quizás sergio, pero el blog está hecho para que todos dejemos nuestras convergencias y divergencias en el, no para calificarlos.

  21. Sergio:

    Estoy de acuerdo con el señor Punset, habría que dedicar más tiempo (quizás sería más correcto decir algo de tiempo) a “la competencia emocional y a la compresión pública de la ciencia”, por lo menos en los centros universitarios, ya que es el lugar idóneo para intercambiar conocimientos pero, en una sociedad y un sistema educativo en el que lo principal es llegar arriba antes que lo demás o, en el caso del mundo estudiantil, sacar más nota que tus compañeros para que te admitan con preferencia en una empresa, lo que menos importa a la gente es la compresión de las emociones y la ciencia en general, ya que sólo interesa lo de uno mismo sin mirar su alrededor.

  22. Sergio:

    Estoy de acuerdo con el señor Punset, habría que dedicar más tiempo (quizás sería más correcto decir algo de tiempo) a “la competencia emocional y a la compresión pública de la ciencia”, por lo menos en los centros universitarios, ya que es el lugar idóneo para intercambiar conocimientos pero, en una sociedad y un sistema educativo en el que lo principal es llegar arriba antes que lo demás o, en el caso del mundo estudiantil, sacar más nota que tus compañeros para que te admitan con preferencia en una empresa (hablo como estudiante de biología que soy en la universidad de alicante), lo que menos importa, por desgracia, es la compresión de las emociones y la ciencia y, por extensión, de todo lo ajeno a tus propios estudios, ya que sólo interesa lo de uno mismo sin mirar su alrededor.

  23. rocio ramirez barba:

    Hola, estroy trabajando un articulo del proceso de duelo en la perdida de la salud. Ya tengo los datos, muy interesantes por cierto, lo que me falta es encontrar todos los sentimientos humanos y de donde desprender la tristeza de la rabia? por ejemplo, te escribo para obtener tu consejo, ya leí a Sartre, Damasio, etc, pero no encuentro una lista de las emociones y sentimientos humanos.

    Gracias

  24. El blog de Carme Pla » Blog Archive » Competencia Emocional:

    […] También recuerdo haber leído al admirado Eduard Punset hablando de competencia emocional y su importancia en el proceso de toma de decisiones. Como sabemos, el proceso de toma de decisiones es fundamental en cualquier empresa. […]

  25. Juan Carlos Pérez-González:

    Es fantástico comprobar una y otra vez que la gente considera necesaria una buena educación emocional. De hecho, entre los profesionales de la educación se asume también esta necesidad, pero para hacerlo bien es preciso mucho apoyo institucional (de las Administraciones Educativas y de las instancias políticas), y, sobre todo, mucha investigación continuada para ir definiendo los mejores métodos y las mejores técnicas de educación emocional. Estamos en ello. Saludos a todos, y gracias a Eduard Punsed por su papel como divulgador científico y como sensibilizador ante la importancia de cultivar las emociones y la inteligencia emocional en la vida.

  26. Laura:

    Querría decirle, que gracias a su programa de redes (concretamente en el cual habla de la utilidad de las emociones: “para qué sirven las emociones”), me decidí rotundamente a dedicar el treball de recerca sobre este tema.

    Me gusta la psicología y siento curiosidad por la mente humana, pero realmente las emociones es un tema que me fascina.

    Que sepa que el guitarrista del grupo en el que anteriormente canté, se encargaba de limpiar su piscina, y muchas han sido las veces que me quedaba mirando anonanada el gran muro que separa su casa de la carretera por si por pura casualidad le veía salir, pero no hubo suerte en ninguno de los casos.

    Le admiro :).

    Besos!

    Laura

  27. Por qu:

    […] […]

  28. » Una novena competencia: la competencia emocional:

    […] señala Eduard Punset en su blog, “No puede ser que a mi nieta de ocho años nadie le haya dicho lo que es saber ponerse en lugar […]

  29. La clave de la emoción - Andalucia Lab:

    […] “Nos han enseñado a ser muy lógicos y razonables tomando decisiones, pero resulta que no hay una sola decisión -lógica, supuestamente razonable- que no esté contaminada por una emoción.” Eduart Punset […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.