Autor: Eduard Punset 31 enero 2010

Dentro de muy pocas horas salgo para Alemania, donde voy a entrevistarme con paleontólogos de renombre internacional especializados en los mecanismos de la inteligencia. Pero no consigo salir de mi tristeza porque llevo días queriendo descubrir el paradero, tras el terremoto de Haití, de los amigos haitianos que allí dejé como representante permanente del Fondo Monetario Internacional.

Me acuerdo de Origènes, el tonton macoute que me sirvió de conductor y amigo del alma; de Molière, el vigilante de la casa en el barrio de Petionville, en la ladera que conducía a Puerto Príncipe, a los pies; Francisque, el ministro de Hacienda licenciado por la Sorbona y casado por el rito vudú con la diosa Ezsrelé del amor; el inteligentísimo Antonio André, gobernador del banco emisor; Giselle, guardiana y sustento de mis hijas nacidas en París, Londres y Washington; Lourdes, que tampoco tenía un nombre compuesto por padre y madre, o por lo menos no formaban parte de sus vidas. ¿Cómo volver a encontrarlos si sólo los conocíamos por su nombre de pila; si sólo hablaban crêole y muy pocos francés correctamente?

Cuando de regreso a Europa, después de tres años en Haití, hicimos escala en Lisboa, nos alojamos todos en un céntrico hotel y les pedí a Giselle y a Lourdes –que decidieron salir de su mundo y aterrizar en Europa con mi familia– que vistieran a las niñas y despertaran a los padres cuando saliera el Sol para llegar a tiempo al aeropuerto, en la última escala del viaje Lisboa-Madrid.

Una mujer participa en un ritual de vudú en Haití (imagen tomada por el fotógrafo venezolano David Fernández).

A las cuatro de la mañana nos despertaron a los mayores, después de haber arreglado y vestido a las pequeñas, porque confundieron la luz de las farolas que iluminaban la plaza con los destellos del Sol. En Haití, prácticamente, no había luz eléctrica.

Es cierto que, probablemente, no vuelva a repetirse jamás un abandono tan ciego y desconsiderado como el de la población haitiana por parte de la comunidad internacional. Sobre todo, de un pueblo como el haitiano que, al contrario de lo que ocurre en otros países caribeños, nunca dio muestras de xenofobia.

Los haitianos eran muy conscientes de haber disfrutado de la independencia antes que nadie –en 1804 nadie hablaba de estas cosas, salvo ellos– y son lo suficientemente inteligentes para saber que parte de la culpa de su atraso hay que buscarla en sus propios actos y cultura. No fue sólo culpa de las multinacionales o de Estados Unidos, como han repetido gratuitamente algunos a lo largo de esta crisis.

La búsqueda del progreso requerirá también ahuyentar el dogma y el vudú, la cultura precientífica heredada de los tiempos de la esclavitud y que las élites corruptas siguieron alimentando. No bastará la intervención de Obama ni de la solidaridad internacional, que nunca debió haber fallado hasta los extremos que lo ha hecho.

Que nadie se llame a engaño: hará falta que los gobernantes haitianos no repitan, levantando los brazos al cielo –yo he contemplado como Papa Doc lo decía en el balcón del ahora medio destruido palacio presidencial– “je suis inmateriel”, “yo soy invisible”. La cultura vudú está reñida con el progreso.

Es el mismo pensamiento dogmático que sigue amordazando a medio mundo. Hará falta reformar desde cero los sistemas de enseñanza; introducir desde la infancia más tierna el aprendizaje social y emocional; enfrentarse al machismo y restablecer la igualdad de sexos; eliminar la corrupción y las corruptelas características de las sociedades nepotistas; inculcar los procesos innovadores en la población y, a la vez que todo lo anterior –pero no antes–, recuperar la atención y el altruismo del resto del mundo.



47 Respuestas to “Lo que pondrá a Haití de pie”

  1. Anna Huesa Martín:

    Si es triste, que haya tenido que ocurrir una tragedia de tal magnitud para que llegue la ayuda internacional a Haití.
    Este hermoso país tropical tiene un largo y duro camino por delante. Esperamos que de aquí a unos años hayan realizado al menos parte de los progresos tan necesarios que nos explicas.
    Deseo de corazón que puedas encontrar con vida a esas personas tan queridas. Suerte!
    Gracias por enseñarme tanto y además con esa manera tan especial y cálida de comunicar.
    Un fuerte abrazo
    Anna

  2. Cristina Martin de la Hinojosa:

    Eduard, perfectamente de acuerdo con lo que dices, a veces la cultura y la tradicíon estan reñidas con el progreso y, para hacer todo eso que escribes, se necesitarán 1 o dos generaciones. Estas cosas no se pueden hacer de la noche a la mañana, entre otros motivos porque los que ahora son adultos no quieren renunciar a sus ideas, costumbres y opiniones. Todo eso vale para el mundo musulman y para el problema de Africa. Saludos. Cristina

  3. Etnocentrados:

    “La búsqueda del progreso requerirá también ahuyentar el dogma y el vudú, la cultura precientífica heredada de los tiempos de la esclavitud y que las élites corruptas siguieron alimentando.”

    Cambiando “vudú” por “cristianismo” la frase ¿seguriría siendo válida, en este caso, para nuestro entorno europeo? si no es así ¿por qué razón?

  4. Manuel Jose:

    No conozco ningún rincón, ninguna plaza, que haya echo honor a la evolución, representando a nuestros antepasados extinguidos. Hemos despreciado la conciencia de todo lo que somos, que lo somos gracias al esfuerzo persistente, a la necesidad biológica de la supervivencia, a las penurias y visicitudes de nuestros antepasados.

    En contra de ellos, de nuestros antepasados hominidos, de la verdadera fuente de nuestros conocimientos, capacidades y vida ( pensad que todos nuestros ancestros homínidos estan extinguidos y sólo queda el homo sapiens), los hemos despreciado. ¿quiénes son los hombres que desprecian a sus “padres” ?, y que todo lo que son es gracias a ellos.

  5. Daniel&familia:

    Querido Punset, como siempre, anhelamos la trasmisión de los contenidos de este provechoso viaje. Buena singladura, te esperamos con noticias de tus amigos haitianos.

  6. pau:

    ¿Cómo se puede ser amigo de un tonton macoute?
    Solo tú puedes saberlo. Yo nunca estuve en Haití, solo leí lo que era y, la verdad, nunca hubiera imaginado tener de amigo a un asesino a sueldo. Y mira que de amigos raros no me faltan.

    Supongo que, por lo que descubrí en la República Dominicana, Haití no necesita tanto de comprensión ajena como suya hacia el resto del mundo.
    Ya sé que es duro hablar así, también que no es políticamente correcto; pero, mira… es lo que pienso. Lo cual no significa que no necesiten ayuda ni la merezcan sino que, con solo ella no harán nada y sin ella y con un nuevo espíritu podrían hacer algo.
    Así, a simple vista o con la simpleza que caracteriza al que sabe poco, lee algo y se cree listo; uno piensa que parte de la culpa que Haití esté como esté es de su clase gobernante. Más o menos la que cuentas entre tus amistades.
    Espero que pronto encuentres a tus amigos. Este terremoto ha sido tan intenso que, quizá por vez primera, ha afectado tanto a ricos como a pobres; más, como siempre, de lo segundo que de lo primero.
    El tipo de construcción, según tengo entendido, es muy precario; parecido al que, hasta hace poco, se utilizaba en muchas comarcas aragonesas y de la vieja Castilla: barro, paja, escombros…
    Hace poco, ayudando a un amigo reparar una casa en la Franja, encontré un trozo de alpargata en la pared que hacía de fachada.

  7. miguel salas:

    Eduardo, tu artículo es precioso. Te he visto esta semana en Sevilla, en la charla de Cajasol, y te pude conocer en persona. Me dedicaste un libro. Por cierto tu letra es tan mala como la mía. Coincido contigo sobre Haití y su “solución”, aunque soy escéptico sobre la posibilidad de conseguirlo. Ojalá encuentres a tus amigos. Un abrazo.

  8. Frank Romero Duarte:

    Eduardo, no creo que sea sólo la cuestión del reflexionar sobre el papel de la cultura haitiana y sus creencias precientíficas, como le dices al asunto del vodú. Estoy trementamente convencido que las creencias pseudoeconómicas que creen que una “mano invisible” regulando la economía tienen más poder y relación con la corrupción. Ese vodú económico es más tóxico, aunque ninguno a final de cuentas recomendable para el modelo y la planificación del desarrollo del pueblo haitiano.

  9. Pere Feliu:

    ¿Quién se encargará de realizar esto? ¿Quién iniciará un proceso de educación del pueblo haitiano? Los haitianos no son dueños de su destino. No son soberanos en su país. 200 años despues de su independenica siguen estando sometidos.
    Un saludo

  10. Dr.Jorge de Paula:

    Estimado Eduard, muy valiente su artículo, muy oportuno y muy profundo.
    Solo una persona con sus credenciales (haber vivido en Haití), sus conocimientos en la materia, su capacidad de análisis, su capacidad de expresión, su buena intención y una vocación humanista fuera de toda duda, puede introducir el bisturí tan a fondo, sin que nadie pueda refutar la crudeza de algunas afirmaciones y la certeza de su análisis.
    “La búsqueda del progreso requerirá también ahuyentar el dogma y el vudú, la cultura precientífica heredada de los tiempos de la esclavitud y que las élites corruptas siguieron alimentando”…
    Los haitianos son lo suficientemente inteligentes para saber que parte de la culpa de su atraso hay que buscarla en sus propios actos y cultura. No fue sólo culpa de las multinacionales o de Estados Unidos, como han repetido gratuitamente algunos a lo largo de esta crisis.
    “No bastará la aintervención de Obama ni de la solidaridad internacional”
    … “la cultura vudú está reñida con el progreso”… Es el mismo pensamiento dogmático que sigue amordazando a medio mundo.
    Y vuelvo a recordar “su viaje a la felicidad” y los factores reductores del bienestar y el pesado fardo del pensamiento y de las convicciones que no han sido sometidas al análisis de la experimentación así como la necesidad de filtrar escrupulosamente todas las instrucciones inspiradas en la “memoria grupal”… Muchos de estos elementos deberán ser considerados en ese plan de reforma desde cero de los sistemas de enseñanza; introduciendo desde la infancia más tierna el aprendizaje social y emocional.
    Conociendo la influencia de los líderes tribales en estas culturas, es necesario incluir inteligentemente a estos líderes en ese proceso de transformación si se pretende que sea realmente exitoso.

  11. Voluntario A:

    Libertad de expresión VS Libertad de correción con educación:

    Estimado equipo de SmartPlanet, permitidme una invitación a la reflexión, moderéis, y eduquéis o no en la moderación, en vuestro “Planeta Smart” habéis conseguido, de la mano de Eduard Punset, algo de lo que muchos son conscientes, y otros tantos lo serán en y con el tiempo.

    No sE si me equivoco al decir, que este, para mí Maestro Universal, ha logrado acercarse a algunos de los científicos más reconocidos a lo largo y ancho del SmartPlanet de todos los seres humanos (no hace falta que se consideren científicos para serlo (seres humanos) y creo que con lo escrito aquí hasta ahora, debería valer para hacer una reflexión durante 15 minutos como mucho) y junto a vosotros como equipo y con RTVE Company, y junto a las personas que han colaborado con sus comentArios, tenemos la ciencia y la espiritualidad sana, más cerca de lo que se había conseguido en Milenios en España y en Sudamérica o Iberoamérica o el Sur de Estados unidos, o Nuestros Hermanos del oeste (según se mire) principalmente, aunque me consta, que hay personas de otros lugares de la tierra, de otros continentes (diría incluso que habrá quien lo siga desde la estación espacial internacional), que han sabido valorar lo que desde aquí y desde el, a veces “cíclope de la televisión” se comunica.

    Al igual que los dictadores, en origen, consiguieron que las personas más desfavorecidas por el “Smart Planet de todos”, (vamos a llamarlo el Planeta Tierra), tuvieran acceso a los derechos humanos más básicos y que la religión católica, le otorgó (en origen) a la mujer una dignidad, que hoy es considerada como machista, de hecho (in fact) lo es es algunas ocasiones, podemos decir que han existido dictadores que han ejercido la brutalidad humana dejando una huella de pánico y de miseria para la raza humana, que está empezando a borrarse ahora, se eliminará ese pánico y brutalidad, pero no se olvidará jamas lo que lo provocó, que fue la violencia aplicada a la “disciplina”, creo que se puede resumir en cualquier cosa emprendida con violencia (tenga o no en la mente de quien la ejerce, la violencia, una causa que pueda ser considerada noble).

    Probablemente, Papa Doc, hablaba de espiritualidad cuando se dirigía a su público, sus fieles, sus espectadores, diciéndoles “je suis inmateriel”, puede que estuviera “poniendo en palabras” lo que significa una vida dedicada a la espiritualidad, lo que se entiende como persona divina en otras culturas.

    Quiero finalizar mi comentario, manifestando que no me siento mejor ni peor por tener más o menos materia a mi disposición,
    ni un título que me convierta en un analfabeto funcional.

    Con mucha moderación,

    Daniel Ros

  12. Isabel García:

    Necesitarán generaciones para borrar todo lo inculcado. En temas religiosos es muy difícil desarraigar las creencias.

  13. Marcos Fernandez Marx:

    Completamente de acuerdo, pero el problema es el siguiente: El rechazo a la cultura pre-científica no ha de venir del gobierno, sino de la población, de esa sociedad formada por ciudadanos individuales. Es sencillo reclamar que debería ser el estado quien promoviese la cultura, pero también es bien sabido que no sera así, pues eso iría en contra de sus intereses y capacidad de control. A mayor nivel cultural, mayor facilidad para que surja la disidencia.
    Uno de los primeros gobernantes estadounidenses dijo una cita que se me quedo grabada a fuego, mas o menos decía: “Cada estado tiene el gobierno que se merece”. Es decir, en parte la “”culpa”” de los repetidos gobiernos corruptos que tienen los haitianos es de los propios haitianos, al igual que es culpa nuestra tener gobiernos económicamente incompetentes.
    En efecto, en parte es un circulo vicioso: Si el estado no toma medidas para fomentar la cultura en la población, esta sera inculta por necesidad, y por consiguiente permitirá gobiernos irresponsables y corruptos que continúen con el bucle de degradación. Sin embargo, y creo que este es un factor muy importante, en ultima instancia la capacidad de decisión esta en el individuo. Por muy deteriorado, dogmático o supersticioso que sea el entorno, la decisión de “cojer un libro” y aprender cae siempre en la persona, es una cuestión de actitud. Así pues, el primer paso creo que deben darlo las personas rechazando todo tipo de superstición.
    Creo que solo entonces el progreso llegara a Haiti. Pero mientras no exista voluntad por parte de la gente, no se solucionara nada. El que tras el desastre la gente vaya a oír misas en lugar de a retirar escombros o improvisar campamentos es una prueba de que, desgraciadamente, Haiti aun no va a mejorar. Y a este efecto solidario de la comunidad internacional se le acabaran las fuerzas tarde o temprano.

  14. ESTEBAN:

    — ¿Cómo volver a encontrarlos si sólo los conocíamos por su nombre de pila; si sólo hablaban crêole y muy pocos francés correctamente? —

    Entonces imagino que eran “conocidos” y con profundo cariño hacia ellos, porque los amigos si se recuerdan por más datos que sólo los nombres. Pero se entiende la idea, esperemos que en el lugar que estén, no lo pasen mal.
    Creo que en el problema de Haití co existe una profunda oportunidad para reestablecer el orden y comenzar a desarticular profundas distorsiones y diferencias arriagadas en la historia. Esta, no es sino otra posibilidad de “hacer las cosas bien” pero quizás para los economistas no suene tan rentable “la tarea tendrá frutos 30 años después” si comenzamos a educar hoy.

  15. Maximo Carrion:

    Muy buen analisis de la situacion en Haiti. Un saludo.

  16. Cristobal:

    No solo Haiti, hay también muchas sociedades, como algunas africanas, que utilizan esta clase de ritos para dominar al pueblo. Solo la educación y la independencia económica podría erradicar la superstición de algunas personas que creen en ella por que las domina y a su vez las mantiene con vida. La pregunta es, permitirían esto los grupos dominantes locales? O lo verían como un ataque a su status social?

  17. Lo que pondrá a Haití de pie « en primera persona:

    […] gener 31, 2010 · Feu un comentari Lo que pondrá a Haití de pie […]

  18. Jose:

    Hola Eduard!

    Es mi primer comentario en tu blog, aunque te sigo desde hace varios años. Lo primero de todo, te mando un abrazo y te deseo que vuelvas a reunirte algún día con esos amigos que dejaste atrás.

    Hablando de Haití en general, creo que dentro de esta tragedia, se abre quizá una puerta para que este país pueda salir adelante. Si se materializan las ayudas prometidas, éstas pueden suponer un revulsivo para Haití. Es triste decirlo, pero ha tenido que producirse una catástrofe para que la Comunidad Internacional se acuerde de ellos.

    Pero hablando, de la propia idiosincrasia haitiana, donde el vudú está presente en todos los ámbitos, tengo la misma opinión que tú sobre esta religión: ha sido un freno para el progreso de Haití (pero no ha sido el único).

    Sólo espero que las ayudas no se limiten a reconstruir edificios e infraestructuras, sino que se asienten también las bases de un sistema educativo laico y basado en la razón, no en la superchería.

    De todas formas, la mentalidad de un pueblo no se cambia de la noche a la mañana, y ejemplos tenemos varios en los últimos años: Somalia, Afganistán e Irak.

    Un saludo. Jose

  19. Stephanie:

    Por favor! ¿A qué esa gana de homogeneizar al mundo? No es justo que pretendamos que todos los pueblos tengan las mismas creencias, si los haitianos son felices con sus ritos, entonces hay que respetarlos.
    La culpa de la pobreza en Haití no es el Vudú, es el imperialismo (primero europeo, ahora yanqui) que nada más busca su propio beneficio.
    Culpar al Vudú del atraso de Haití me recuerda tanto al predicador que dice que el terremoto sucedió a causa de un pacto con el diablo… Seriedad por favor!!!!

  20. Teresa Figari:

    Acabo de finalizar la emisión de vuestro ciclo REDES en TVE Internacional como lo hago cada domingo con la misma espectativa que me convocaba hace años atrás a ver TV; cosa que ya no ocurre.

    En la emisión de hoy el Prof. Marcus Raichie mencionó la posibilidad de que nuestro cerebro opere como un receptor de ondas de radio.
    A raiz del lamentable terremoto en Haití, he comenzado a urguetear en la lectura que sobre el Proyecto Haarp se publica en Internet.

    Lo expuesto por el Prof. Marcus Raichie pareciera ensamblar tematicamente con algunos de los fines que aparentemente los propulsores de ese proyecto están llevando a cabo.

    La manipulación de las frecuencias radiales concentradas en 180 antenas que en conjunto funcionan como una única que emite 1 GW lo que es equivalente a 1.000.000.000 W, es decir mil millones de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetran en la atmósfera inferior e interactuarian con la corriente de las ráfagas eléctricas que producen las auroras. Consecuencia: Cambios climáticos, alteraciones en las placas tectónicas y otras que aún desconocemos.

    ¿Será esa energía que desde hace muchos años se está emitiendo a nuestra atmósfera la que está provocando tantas alteraciones en la conducta del ser humano? Como docente en los tres niveles de la Educación en Argentina, alarma comprobar la cantidad de niños con deficit de atención, complejidades diversas de hiperactividad y falta de atención, enfermedades neurológicas diversas, etc.

    Solicito a Usted que el tema CEREBRO se siga profundizando con esos estupendos intelectuales y científicos que nos informan y ayudan a interiorizarnos sobre el tema.

    Teresa Figari

  21. Vicente:

    La verdad es que cuando pasan estas cosas uno se plantea la legitimidad de pensamientos como los que me invaden en mis noches de locura filosófica en las que me imagino científicos creando universos, cyborgs colonizando el espacio y los planetas habitables, diseños atmosféricos planetarios a la carta y situaciones de ese estilo. Si no somos capaces de predecir el tiempo con exactitud, si no somos capaces de predecir terremotos, tsunamis, cracks bursátiles que arrojan pobreza y sufrimiento a las personas…No somos capaces de controlar el entorno como dioses. Queremos serlo. Podemos querer serlo. Otra cosa muy distinta es la práctica. Yo soy de los teóricos que abogan por lo que en los debates con mis amigos llamamos la ‘ecuación del bosque’ con infinidad de varibles y de los que piensan que todo puede llegar a predecirse con buenos algoritmos de forecasting. Eventos como el de Haití, me ponen en la tierra. En el mundo en el que vivo. En una era en la que seguimos siendo muy primitivos.

  22. Montserrat Lledó Lomas:

    Señor Punset, yo no he estado en Haiti, y tampoco parece posible que en la actualidad pueda hacerlo, por mi situación personal. Aún así, desde el terremoto siento una tristeza, a la que francamente no sé como neutralizar. Cuantos más reportages escucho, veo y leo, más prufunda es mi tristeza, ni tan solo me siento impotente por no poder hacer nada, solo una profunda tristeza que se afinca en mis dias.
    Para facilitar soporte a Hiti, como bién dice usted, talvez primero, el col·lectivo humano que estamos en el lado del mundo donde fabricamos quilos de basura diarios, también debemos reconvertirnos, enfrentarnos a nuestros dioses y a nuestra caracteristica forma de aplicar “vudu”. Y cuando hablo de dioses no hablo necesariamente de religión, aunque también.
    Talvez tengamos que profundizar, en todo lo que dejadomos atrás, a todos a los que no hemos tenido, ni tenemos tiempo, porque estamos muy ocupados en el progreso personal, en el de nustros familiares: los que nos caen bién claro está… Nuestro miedo de quedarnos fuera, de no sé qué, y de no estar en lo último que nos anima a consumir más y así, seguir la rueda de nuestras fantasias…
    Como componente del col·lectivo humano y desde mi simple vida personal, es todo lo que los puedo ofrecer a mis hermanos de Haiti, desnudarme de mis dioses para poder sentir la profunda humanidad de un pueblo, que se ha quedado atràs porqué otros pueblos han corrido mucho, talvez aún podamos reagruparnos, talvez aún podamos caminar juntos, talvez podamos trabajar juntos, compartiendo el gozo del trabajo realizado responsablente. Esté es el trabajo que enrique…

  23. nacho buendia:

    Muchas gracias señor Punset por esta pequeña perla que nos deja a los que pensamos como usted que la solución para Haití no es la sola respuesta a un momento puntual,ni para Haití ni para cualquier otro lugar en su situación.
    muchas gracias

  24. Henny:

    El voudu es la religion de los ancestros africanos de los Haitianos, esta enraizada hasta su medula y hoy dia mezclada con la catolica, santos y luases conviven en Haiti y eso no lo quita nadie por varias generaciones, si acaso. Pobre haiti, expoliado por las grandes potencias y los pequeños dictadores y politicos, necesita algo mas que buena voluntad y donaciones de los pueblos. La comunidad internacional ha de crear el Estado. Eso no existe. Y los haitianos solos no van a poder. Es necesaria la intervencion-ocupacion de los Estados Unidos? De momento, ponen orden, despues, ya se vera.

  25. Carmen Buró:

    Querido Eduardo, echaba de menos tu opinión sobre Haití. Muchos pudimos amar Haití a través de tus relatos, de vuelta a Madrid.

    El recuerdo de las primeras elecciones y la elección de tu hija Caroline
    ” yo voto Haití”
    En mi pag. web tambien recordamos Haití:
    “Haití es +”
    http://www.muchomasquecine.com

  26. Elizabeth Florez Vazquez:

    Soy cubana y, leyendo tu articulo, me han dado deseos de escribir la variante “Lo que hundirá a Cuba”. Hacen falta un par de generaciones para eliminar las supersticiones, pero quedan latentes y se fortalecen con las crisis, todos lo sabemos. La prueba esta en la Cuba de ahora, que baja vertiginosamente de la cresta educacional de los 80 y prosperan los mismos ritos africanos trasplantados al Caribe que, hace 50 años solo los practicaban un sector reducido de la poblacion. Tienes razon, las religiones, sin excepcion, como arma de poder hunden a cualquier sociedad. Cito la frase de un pensador cubano: “ser cultos es el único modo de ser libres”…(José Martí)

  27. graciela:

    Deseo fervientemente, tenga noticias de esas personas que han corpatido una etapa de su vida y que han dejado, afecto y recuerdo en vuestros corazones.
    Con relaciòn a que Haiti pueda levantarse, roguemos, oremos, vigilemos,no tengo respuesta para ello.
    Buen viaje, y lo esperamos.

  28. Silveri Garrell:

    Referente a la causa de los terremotos, por Internet circula una teoría ilustrada incluso con un excelente vídeo que habla de la “expansión de la tierra”. Solo hace falta poner en Google “tierra expansión” para dar con el vídeo. A lo mejor al Sr. Punset le interesa para en alguna otra ocasión escribir un artículo sobre éllo.

  29. plasticé:

    Hola a todos.
    En primer lugar no entiendo esa manía por situar a nuestro mundo “civilizado” y “científico” como referente de lo que las cosas tienen que ser, de lo que es vivir bien. Me parece de una estrechez de miras “cuasi-científica” No lo entiendo, debe de ser que estais todos muy felices con vuestras vidas, os debeis sentir muy libres “así en la tierra como en el cielo”. Yo sin embargo veo a muy poca gente sonriendo por la calle.
    Veo caras largas, muy poca libertad de pensamiento, muy poca! Somos esclavos del dinero, del poder -por pequeño que éste sea- de una posición social, de la maldita estética. Somos un rebañito, y bien sé que somos seres sociales e incluso está en nuestros genes, pero según mi concepto de lo que es nuestro paso por la vida, vaya un desperdicio….
    Por favor, necesito que alguien me convenza de lo contrario.

    ¿En qué quedamos “menos es mas” o viceversa?

    No vale eso de acomodarse detrás de que la culpa es del vudú.
    Eso pensé yo recien llegado a Africa, fueron mis primeras reflexiones. Pero por suerte pronto me di cuenta de que pensar así no lleva a ninguna parte.
    Eduard permíteme, te lo digo con rabia pero tambien con afecto: Para poner soluciones a los problemas de Haiti, no basta con vivir en una mansión, con guardas y chicas que te cocinan y limpian la casa e ir a hacer la compra al mejor supermercado del pais. Para hablar del problema, y para hilar soluciones objetivas, te tiene que doler mucho la tripa de hambre y diarreas, te tiene que picar todo el cuerpo de las pulgas que se alojan en tu cama, tienes que saber lo que es ir espachurrado en las furgonetas que hacen de autobuses, tienes que sentirte estafado una y mil veces, tienes que sentir la tormenta al otro lado del tejadillo como si fuera lo último que vas a hacer en tu vida. Y solo así, podemos empezar a pensar que la culpa es del vudú y de aquel que se auto-proclama “inmateriel”
    No basta con ver las cosas como si se tratara de un escaparate ¿Tu (TODOS) dónde estás? ¿A este o al otro lado del cristal?

    Salut.

  30. Caremen Mosquera:

    De más está decir que sigo a Punset en la medida de mis posibilidades, en este caso, es parte de los invitados a un programa en la Televisión de Cataluña, sobre Haití, hace unos días.
    Para mi gratísima sorpresa me encontré con Isabel, -quien es la reportera que hace la transmisión en directo desde Puerto Príncipe-, y a quien tengo el privilegio de conocer gracias a amigos en común, quiero destacar que también ella es una periodista y mujer brillante, lo dije desde que la conocí y lo he seguido expresando en cada conversación que he tenido con ella; desafortunadamente nuestra profunda crisis de sentido común (la que vivimos en Venezuela), la lleva a otro paradero pronto, lo cual realmente resiento .por mi, no por ella-.

    Adicionalmente, me gustaría destacar que este programa resulta fascinante, los 4 puntos de vista de los tertulianos son muy muy diferentes y, al mismo tiempo, soy incapaz de no darle la razón a los 4. Es uno de esos encantadores desarrollos, que activan todas mis neuronas y conocimientos. Pero, a riesgo de parecer para alguien parcializada; me gustaría decir que acuerdo con Punset absolutamente, en cuanto a que, sin un cambio cultural, que desde la base de la educación promueva un cambio de pensamiento y por tanto de acción, ningún otro cambio tendrá resultado a largo plazo. Si que se necesita un cambio de estructura, si que se necesita un cambio de inclusión en el mundo, si que se necesita un cambio en la distribución de la riqueza; pero en tanto no se acompañe e incluso se adelante un cambio cultural, los otros no serán posibles a mediano y largo plazo.

    Con independencia de que hablamos de Haití como grupo social, creo firmemente en que lo mas doloroso de admitir es cuanto hablo de nuestro propio grupo social (vzla.).

    Lamentablemente, los cambios culturales son los mas difíciles, pero sin duda la base de cualquier resultado.

    Haití tiene una oportunidad, una gran oportunidad, no sé si lo lograrán, pero me entristece profundamente no saber si nosotros tenemos una oportunidad (vzla.).

  31. Stephanie:

    Que mal que sólo publique los comentarios que lo alaban y no a la crítica… Sí, sigo estando en desacuerdo con su afán de homogeneidad de culturas…los haitianos tienen derecho a sus creencias, los latinoamericanos (los que no nos hemos vendido al imperialismo) luchamos por conservar nuestras creencias. Ustedes europeos vinieron en nombre de dios y violaron nuestras mujeres, robaron nuestro oro y nos esclavizaron…más bien es de admirar que Haití sea uno de los pocos países americanos que logra conservar tan bien su cultura.
    Por supuesto este comentario no será publicado, porque dista mucho de las alabanzas que usted publica. Nada más quería expresar mi gran decepción.

  32. Héctor Carrera Gil:

    Coincido totalmente. Lo que el pueblo Haití necesita principalmente es reconstruirse mediante la educación y somos nosotros, los países desarrollados, quienes debemos fomentarla. Reconstruir la ciudad estaría bien, pero también hay que reconstruir la sociedad con cimientos fuertes, capaces de poner a Haití en el lugar que se merece.

  33. Caremen Mosquera:

    Me gustaría matizar mi opinión a un comentario que habla de homogeneizar culturas, esclavitud, imperios y países europeos. En este sentido, me provoca ansiedad cómo puede ser tan mal interpretada la ciencia; y aún mas, cómo el marketing de cualquier cosa, ideología o desatino puede propagarse de esta manera. Me atrevo a parafrasear lo que quiso decir el Sr. Punset porque mi conocimiento y ejercicio me lo permiten, aunque siento que es una audacia: no se trata en absoluto de homegeneizar culturas, ni promover imperios; lo que quiere decir es que determinadas creencias religiosas y/o pseudoreligiosas, en cualquier grupo social, suelen tener una base cultural muy fuerte que no debe marcar el desarrollo político y económico de ninguna nación, país o continente. Nací y vivo en Venezuela, tengo raices de otro país, pero mi tierra de origen es ésta, y, al igual que en otros países del continente, las creencias religiosas y pseudoreligiosas distorsionan y por hasta destrozan el desarrollo cognitivo de un pueblo. El cambio cultural al que se refiere el Señor Punset, es al cambio individual que supone, el reconocimiento de creencias falsas. que no permiten desarrollo y mucho menos felicidad (que por cierto es nuestro objetivo como seres humanos); desechar concientemente, todo aquello que por “defecto” aprendimos y reconvertir esos valores en acciones adecuadas para el crecimiento emocional individual y social.

    Vaya desgracia que haya que justificar por tantos medios y formas, que de lo que se trata es de que Haitianos, Cubanos, Argentinos, Venezolanos y Senegaleses, sean felices, sin pretender que todos olviden sus sellos y símbolos de identidad.

  34. Guardian en Red:

    Ante todo… autocrítica.

    Esa es la manera de pensar en el futuro: recordando el pasado, viendo los errores (sobre todo los propios) y pensando en el futuro.

  35. Daniel:

    Veo complicada la recuperación. No solo me refiero a que recuperen sus viviendas o a que sigan viviendo como estaban. Eso no es suficiente, el cambio necesario exije grandes sacrificios, tendria que cambiar la élite política, y eso supone cierto intervencionismo. Una lastima.

  36. Manuel Herrera:

    Haití es un país al que se le ha negado la posibilidad de que pudiera ocuparse de otras cosas que no fueran la permanente lucha por la supervicencia. Desde ese punto de vista y sobre todo teniendo en cuenta su historia, la Comunidad Internacional es en gran medida responsable de su extremada pobreza y de su incapacidad para liberarse de sus supersticiones. Un pueblo cuya primera preocupación es la de conseguir comer cada día, no tiene tiempo para pensar en el futuro y la impotencia le lleva a encomendar su destino a quien piensa que puede hacerlo. Dios, los dioses, que no son más que ésto, un producto de la incapacidad humana para encontrar, primero una explicación y luego una solución a los problemas que le surgen cada día.

    Por eso la Comunidad Internacional es responsable, porque debió hacerles llegar hace mucho tiempo la educación, indispensable para comprender y después para solucionar sus problemas. Se lo debe, después de haberles tratado durante muchísimo tiempo como verdaderos animales de carga. Sin la educación Haití como otros tantos países del mundo que carecen de ella, son un caldo de cultivo de primer orden para la superstición y el conformismo ante situaciones inhumanas supuestamente impuestas por divinidades que se fortalecen día a día con la colaboración de gobiernos corruptos, las más de las veces permitidos cuando no impuestos por la propia Comunidad Internacional.

    Creo que no me equivoco si digo que tú, estimado Eduardo, no te sientes especialmente orgulloso del papel que ha jugado el F.M.I. en Haití. Sencillamente porque no es comprensible el estado de miseria de ese país con la presencia en él del organismo con más posibilidades de solucionarlo.

    Espero no haber herido susceptibilidades. Deseo que puedas reencontrarte con tus amigos haitianos y enviarte un saludo y mi agradecimiento por tu inmensa labor de difusión de la cultura y la ciencia, que será lo que definitivamente pondrá de pié a Haití y a todos aquellos pueblos que aún no han tenido la posibilidad de acceder al conocimiento que les permita explicar su situación de miseria, pararla y comenzar a ser dueños de su futuro.

  37. Voluntario A:

    En general y en especial algun@s de los que participan con sus comentarios, bienvenidos y gracias por participar, decía, escribía antes:

    [… ] tenemos la ciencia y la espiritualidad sana, más cerca de lo que se había conseguido en Milenios en España y en Sudamérica […] discúlpame Stephanie se me olvido escribir o Iberoamérica o el Sur de Estados unidos, o Nuestros Hermanos del oeste (según se mire) […] y quizá a ti, se te olvidó leer mi comentario.

    Jesús, (creo que todos saben de quién hablo), dijo: Un mandamiento nuevo os doy: Amaos los unos a los otros
    para mí fue unos de los mejores ingenieros sociales, no conozco del vudú, más allá de lo que puede suponer tomar control de otra persona con amenazas.

    Prefiero que se use el pelo de alguien para poder identificarlo en caso de siniestro tomando una muestra de su ADN, que tomar una muestra de pelo y ponerla en un muñeco para clavarle alfileres por “haber sido malo”.

    Jesús, este para mí ingeniero de las relaciones humanas, no hablaba de amigos o conocidos, hablaba de hermanos y hermanas, probáblemente si somos conscientes de que somos todos nacidos en el mismo planeta, en la misma tierra, entenderemos lo que Jesús o Mahoma o Platón, o Buda o el Dalai Lama, o el Papa, o tantos y tantos que dedican su vida a las humanidades, religiosos, espirituales, científicos, como Leibtniz, como Einstein, como Eduard, como Rossini : ), como Lao, como Confucio (Kung Fut Zu), Voltaire… me dejo a muchos por mencionar (añadid los que consederéis).

    Puede que haya algo que te estés preguntando con respecto al Amor. Todos estos ingenieros humanos (Jesús era de profesión carpintero) han ido construyendo los cimientos de nuestro pensamiento
    y sus discípulos, han tratado y tratan de mantener esos cimientos lo más sólidos y resistentes posibles. Esto nos debería llevar otra cierta reflexión sobre lo que hemos aprendido sobre el Amor.

    Erich From, en su libro “El Arte de Amar” pone en palabras algo que todo intuimos, proporcionándonos unos cimientos, deseables para cualquier ser humano que quiera dedicarse a ello.

    Una frase puede resumirlo todo “Amaos los unos a los otros”
    Otra frase puede contener una sabiduría eterna:
    “Infinite love is the only truth, everything else is illusion,
    Amor Infinito es la única verdad, todo lo demás es ilusión”.

    Esta última, bien podría llevarnos a reflexionar sobre qué es lo que nos ilusiona.

    Mi “apreciado en la distancia relativa” plasticé que ha vivido en primera persona en África, algo que yo he vivido en primera persona en España, sólo hay tener la mala suerte de subir en un autobús de “extrarradio” en hora punta, en el que el personal ha decidido que puede mantener espacio y olfato saturado.

    Sentirme estafado a diario, no deja de resultarme familiar, tenemos a muchos de los cerebros con mayor capacidad (que no inteligencia, insisto) al servicio de algunas de las compañías “mas punteras”. Por no hablar de la estafa que supone vivir en un mundo donde todos somos en mayor o menor medida, criminales emocionales.

    Llevo comiéndome, no ya las uñas, sino los “muñones de los hombros” (en sentido figurado) desde el día 13 de Enero en el que solicité desplazarme a Haití, para en principio, echar una mano con los cuerpos de los fallecidos.

    Han conseguido, desde el gobierno, una extensión amplia de terreno, donde poder construir una vida digna de ser ser vivida para el pueblo haitiano, espero que no pretendan ponerles la etiqueta de campo de refugiados y seamos capaces de seguir la filosofía de Jaques Fresco (conocido como diseñador industrial) para empezar a dejar de ser criminales emocionales inconscientes y no parar, insisto en que cuando lo consigamos, habrá tiempo para hacerlo todavía mejor.

    Abrazos sean

  38. Voluntario A:

    En general y en especial algun@s de los que participan con sus comentarios, bienvenidos sean y gracias por participar.

    Decía, escribía antes:

    [… ] tenemos la ciencia y la espiritualidad sana, más cerca de lo que se había conseguido en Milenios en España y en Sudamérica […] discúlpame Stephanie, se me olvido escribir o latinoamérica o el Sur de Estados unidos, o Nuestros Hermanos del oeste (según se mire) […] y quizá a ti, se te olvidó leer mi comentario, es comprensible, a veces, son muy largos

    No conozco del vudú, más allá de lo que puede suponer tomar control de otra persona con amenazas.

    Creo que es preferible tomar una muestra del pelo (un pelo) de alguien para poder identificarlo (que los alumnos en practicas de ADN ayuden, por ejemplo) y que su familia sepa de el (en caso de un desastre natural como el terremoto en Haití, por ejemplo), que “robar” un pelo y ponerlo en un muñeco para clavarle alfileres por “haber sido malo”.

    Jesús, (creo que todos saben de quién hablo), dijo: “Un mandamiento nuevo os doy, Amaos los unos a los otros…”

    para mí, El fue unos de los mejores ingenieros sociales.

    Ingeniero de las relaciones humanas, no hablaba ni habla de amigos o conocidos, “habla” de hermanos y hermanas, conscientes de que somos todos nacidos en el mismo planeta, en la misma tierra.

    Probablemente, si somos conscientes de esto, entenderemos lo que tantos y tantos que dedican su vida a la “construcción humana”, religiosos, espirituales, científicos, músicos, o anómimos, como por ejemplo, Leibtniz, Einstein, Eduard, Rossini : ), Lao, Confucio, Voltaire, Tesla, Edison, tú que me lees…

    [ya sé que también cometieron errores, tantos, como para valorar lo que aportaron a la humanidad y recordarnos cómo no caer en sus mismos errores.]

    …me dejo a muchos por mencionar (añadid a los que consederéis, por favor).

    Puede que haya algo que te hayas estado preguntando durante mucho tiempo con respecto al Amor:

    Todos estos ingenieros humanos (Jesús era de profesión carpintero) han ido construyendo los cimientos de nuestro pensamiento
    y sus discípulos, han tratado y tratan de mantener esos cimientos lo más sólidos y resistentes posibles. Esto nos debería llevar otra cierta reflexión sobre lo que hemos aprendido sobre el Amor.

    Erich From, en su libro “El Arte de Amar” pone en palabras algo que todos intuimos, proporcionándonos unos cimientos, deseables para cualquier ser humano que quiera dedicarse a ello.

    Una frase puede sintetizarlo todo “Amaos los unos a los otros”

    Otra frase, puede sintetizar un conocimiento eterno de lo que es Amar:

    “Infinite love is the only truth, everything else is illusion,
    Amor Infinito es la única verdad, todo lo demás es ilusión”.

    Esta última, quizá, podría llevarnos a reflexionar sobre qué es lo que nos ilusiona, pero sobre todo a aprender a Amar cada día o como diría, Mr. Eduard, a desaprender lo que entendimos o entendemos por Amor, y “rec_construir” esos cimientos, cada día, primero un segundo al día, después un minuto, después 15 minutos al día…

    Mi “apreciado en la distancia relativa” plasticé, que ha vivido en primera persona en África, [algo que yo he vivido en primera persona en España, sólo hay tener la mala suerte de subir en un autobús de “extrarradio” en hora punta, en el que el personal ha decidido (sin ser muy consciente de esa decisión) que puede mantener espacio y olfato saturado] nos recuerda que queda mucho por hacer consciente a las cúpulas.

    Sentirme estafado a diario, no deja de ser frecuente. Tenemos a muchos de los cerebros con mayor capacidad intelectual (que no inteligencia, insisto) al servicio de algunas de las organizaciones empresariales “mas punteras”, e incluso disponemos a día de hoy a entidades financieras que no dudan en incluir la extorsión y la ridiculización de la persona en sus políticas.

    Esto, por no hablar de la estafa que supone vivir en un mundo donde todos somos en mayor o menor medida, criminales emocionales.

    Llevo comiéndome, no ya las uñas, sino los “muñones de los hombros” (en sentido figurado) desde el día 13 de Enero en el que solicité desplazarme a Haití, para en principio, echar una mano con los cuerpos de los fallecidos.

    Han conseguido, desde el gobierno, una extensión amplia de terreno, donde poder construir una vida digna de ser ser vivida para el pueblo haitiano, espero que no pretendan ponerles la etiqueta de campo de refugiados y seamos capaces de seguir la filosofía de Jaques Fresco (conocido como diseñador industrial) para empezar a dejar de ser criminales emocionales inconscientes y no parar, insisto en que cuando lo consigamos, habrá tiempo para hacerlo todavía mejor.

    ¿Hay alguien dispuesto a ayudarme a desplazarme a Haití?

    Abrazos sean

  39. el Foro » Blog Archive » A favor de la gastronomía molecular:

    […] cultura vudú está reñida con el progreso, sostiene Eduard Punset en un reciente artículo sobre los fundamentos del desastre en Haití. Se tiende a responsabilizar a las multinacionales y a los Estados Unidos del desorden reinante en […]

  40. Alejandro:

    Sr. Punset, en general me gustan todos los planteamientos que nos ofrece tanto en su blog como en su programa, pero en este caso me parece que su artículo hace un flaco favor a la comprensión del verdadero problema de Haití. Adjudicar la mayor parte de responsabilidad de las ya históricas desgracias del pueblo haitiano a sus costumbres religiosas es simplemente obsceno. Obscenamente injusto.

    Estoy seguro de que usted sabe -y no sé con qué autoridad moral obvia- que EE.UU. apoyó dos golpes de estado (en 1991 y 2004) en contra de un gobierno democráticamente elegido, presidido por Jean Bertrand Aristide, con un programa de profundas reformas, que no favorecían a los intereses económicos de las clases pudientes de Haití y sus socios empresariales de EEUU, sumamente influyentes en el gobierno federal estadounidense. El golpe militar de 1991 fue oficialmente negado por la Administración Bush, aunque se comprobó más tarde que tal administración había proveído apoyo a los generales golpistas. La administración Clinton permitió la vuelta de Aristide con la condición de abandonar su programa de reformas, abandono al que Aristide se resistió lo que llevó a EEUU a crear un bloqueo económico que terminó con la expulsión de Aristide del gobierno. En 2000 Aristide volvió a presentarse con su partido a las elecciones y volvió a ganar por gran mayoría. La Administración Bush junior volvió a crear un bloqueo económico contra Haití y una oposición violenta, que concluyó con el golpe de 2004, cuando Aristide fue expulsado del país.

    Esta es la realidad, otra cosa es que no queramos verla.

    Y esto, Sr. Punset, no son afirmaciones realizadas con ligerezas, son hechos constatados y refutados por personas que formaron parte de todo aquel tinglado. El hecho de que no se den a conocer al público en los mayores medios de difusión es motivado por los propios intereses económicos y políticos de estos medios, y una muestra más de su veracidad.

    Progreso es un concepto muy amplio y complejo Sr. Punset. China es el líder actual del progreso y tiene múltiples muestras particulares de “vudú”. Pero nadie dice nada, ¿por qué será?

  41. Maylet Osorio:

    Tuvo que pasar una catástrofe para que los ojos del mundo volteara a Haití, sólo deseo que este país no se vuelva a quedar en el olvido y que la ayuda no solo tenga rostro de paternalismo sino de una verdadera solidaridad que deje oir las voces de los haitianos.

  42. Jose San Nicolás:

    Estimado Eduardo, he leído algo con cierta preocupación, ¿es posible que esto pueda ser cierto?

    Rusos afirman EU causó terremoto en Haití ensayando proyecto HAARP
    La Flota del Norte ha estado monitoreando los movimientos y las actividades navales Estadounidenses en el Caribe desde 2008 cuando los Estadounidenses anunciaron su intención de restablecer la Cuarta Flota que había sido disuelta en 1950, a lo que Rusia respondió un año después con una flota Rusa encabezada por el crucero nuclear “Pedro el Grande”, comenzando sus primeros ejercicios en esta región desde finales de la Guerra Fría.

    Desde finales de la década de 1970, los Estados Unidos han “avanzado enormemente” el estado de sus armas de terremotos y, según estos informes, ahora emplea dispositivos que usan una tecnología de Pulso, Plasma y Sónico Electromagnético Tesla junto con “bombas de ondas de choque”.

    El informe compara además la experimentación de la Marina Estadounidense de dos de estas armas de terremotos la semana pasada, cuando la prueba en el Pacífico causó un terremoto de magnitud 6.5 azotando el área alrededor de la ciudad de Eureka, en California sin causar muertes, pero con su prueba en el Caribe que causó ya, la muerte de al menos 140.000 inocentes.

    Según lo indica el reporte, es “más que probable” que la Marina Estadounidense haya tenido “conocimiento total” del catastrófico daño que esta prueba de terremoto podría tener potencialmente sobre Haití y que había pre-posicionado a su Comandante Delegado del Comando del Sur, el General P.K. Keen, en la isla para supervisar las labores de ayuda si fuesen necesarias.

    En cuanto al resultado final de las pruebas de estas armas por parte de los Estados Unidos, advierte el reporte, está el plan de los Estados Unidos de la destrucción de Irán a través de una serie de terremotos diseñados para derrocar a su actual régimen Islámico. Según el informe mencionado, el sistema experimentado por los Estados Unidos (proyecto HAARP) permitiría además crear anomalías climatológicas para provocar inundaciones, sequías y huracanes.

    De acuerdo a otro informe coincidente, se tienen datos para establecer que el terremoto en Sichuan, China, el 12 de mayo de 2008 con una magnitud de 7.8 Richter, fue creado también por la radiofrecuencia del HAARP.

    Al existir una correlación entre la actividad sísmica y la Ionosfera, mediante el control de la Radiofrecuencia inducida por Hipocampos, en el marco de HAARP, se concluye que:

    1. Los terremotos en los que la profundidad es linealmente idéntica en la misma falla, se producen por proyección lineal de frecuencias inducidas.
    2. La configuración de satélites permite generar proyecciones concentradas de frecuencias en puntos determinados (Hipocampos).

    3- Se han elaborado un diagrama de sucesión lineal respecto de los terremotos denunciados en que casualmente se produjeron todos a la misma profundidad: en Venezuela el 8 de Enero 2010 , profundidad 10 kms Honduras el 11 de Enero 2010, profundidad 10 kms. Haití el 12 de Enero 2010, profundidad 10 kms. El resto de las réplicas tuvieron profundidades de alrededor de 10 kms luego del terremoto.

    El Pentágono dijo que el buque hospital USNS Comfort, que se encontraba anclado en Baltimore, comenzó a llamar a su tripulación para partir hacia Haití, aunque podrían transcurrir varios días hasta la llegada del buque. El almirante de la Armada Mike Mullen, jefe de Estado Mayor Conjunto, dijo que el Ejército de Estados Unidos trabajaba preparando la respuesta de emergencia a este desastre.Fraser, del Comando Sur (SOUTHCOM), dijo que barcos cúter de la Guardia Costera de Estados Unidos y buques de la Armada en la región se enviaron también para ofrecer ayuda aunque tienen suministros de alivio y de helicópteros limitados. El super portaviones USS Carl Vinson será enviado de la base naval de Norfolk, Virginia, con una dotación completa de aviones y helicópteros llegó a Haití a primeras horas de la tarde del 14 de enero, añadió Fraser. Otros grupos adicionales de helicópteros se unirían al Vinson, declaró.

    La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), ya operaba en Haití antes del sismo. El presidente Obama fue informado del terremoto a las 5:52 de la tarde del 12 de enero y solicitó a su personal que se asegure de que los empleados de la embajada estén a salvo y que comiencen los preparativos para proporcionar la ayuda humanitaria que sea necesaria.

    De acuerdo al reporte ruso, el Departamento de Estado, USAID y el Comando Sur de los Estados Unidos comenzaron su trabajo de “invasión humanitaria” al enviar al menos 10.000 soldados y contratistas, para controlar, ahora en lugar de la ONU, el territorio haitiano luego del devastador “terremoto experimental”.

    ¿EEUU tiene la tecnología militar provocar desastres?

    Antenas del proyecto HAARP, que algunos afirman que puede utilizarse para modificar el clima.

    Apenas 48 horas después de que el mundo empezara a conocer sobre las terribles consecuencias generadas por el terremoto de 7,3 grados en la escala de Ritcher, registrado en Haití, ya Barack Obama anunciaba que 3 mil 500 soldados estadounidenses partirían de inmediato a Haití a brindar “solidaridad”.

    La tragedia de Haití generó expresiones inmediatas de cooperación por parte de decenas de países. El pequeño aeropuerto de Puerto Príncipe colapsó, ya Estados Unidos tiene control directo del aeropuerto.

    Según Roger Searle, profesor de geofísica en la Universidad de Dirham (Reino Unido) El terremoto de Haití fue 35 veces más potente que la bomba de Hiroshima. El catedrático también comparó la energía liberada por el terremoto en el país caribeño con la explosión de medio millón de toneladas de TNT.

    Sin embrago, según la tesis de Searle, la energía liberada en el terremoto de Haití es una centésima de la que estalló durante el devastador Tsunami en la denominada Banda Aceh, al sur de Asia. Sin duda ese tsunami y su poder destructor causó una terrible impresión en la humanidad.

    Algunos lectores dirán: esos fenómenos son la consecuencia de la contaminación y la destrucción del planeta; otros dirán: los terremotos siempre han existido y forman parte de la forma como está constituído nuestro planeta; y otros se preguntarán ¿estos fenómenos tendrán únicamente causas naturales o alguna potencia interesada en seguir ocupando espacios estratégicos está detrás de un plan militar imperial de proporciones inimaginables?

    La Fuerza Aérea Estadounidense desarrolla un peligroso proyecto, que parece sacado de una película de ficción, pero no lo es, y que la comunidad internacional no sabe si ya está en ejecución. Se trata del proyecto Haarp, un sistema que puede generar violentos e inesperados cambios en el clima.

    La traducción al castellano de las siglas Haarp es: Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia. Funciona a partir del ataque a la ionósfera con ondas de alta frecuencia con la potencia de 1GW, lanzadas a partir de un complejo de antenas ubicadas en Alaska. Los estadounidenses habrían logrado reproducir artificialmente una aurora boreal. Mediante este sistema pueden utilizar la energía que está presente fuera del espacio terrestre y reconducirla a los fines de generar bruscos cambios de clima. De esa forma se podrían utilizar al Haarp como un arma de guerra.

    ¿Será el Haarp mito o paranoia antiestadounidense?. No, en su resolución de 28 de enero de 1999 sobre medio ambiente, seguridad y política exterior (A4-0005/1999), el Parlamento Europeo señalaba que el programa HAARP manipulaba el medio ambiente con fines militares y solicitaba que HAARP y el organismo europeo, lejano de sospechas de ser antiimperialista, pidió que se estableciera un convenio internacional que prohibiera el desarrollo de la máquina del clima.

    De acuerdo con investigaciones científicas precedentes y relacionadas con la manipulación de frecuencias en la ionósfera, se conoce que mediante satélites u otros instrumentos de reconducción se puede utilizar los llamados hipocampos que generan los Haarp para otros usos distintos al cambio climático, incluso para aspectos que no necesariamente son dañinos a la humanidad, como generar capa de ozono.

    Los Haarp potencialmente tendrían también la capacidad, de desintegrar objetos, generar combustiones espontáneas e inducidas, e incluso cambiar patrones cerebrales, inducir conductas y producir enfermedades biológicas. Investigaciones sobre el proyecto Haarp han surgido desde universidades estadounidenses y centros europeos.

    Uno de los pioneros en la investigación sobre Haarp es Nick Begich, un investigador científico de Anchorage, Alaska, la región donde se ubican las antenas del proyecto. La investigación de Begich no fue sólo científica, sino también política. Descubrió las conexiones entre patentes reservadas y de carácter secreto del gobierno estadounidense, y luego de las empresas conexas que se iban haciendo cargo de patentes relacionadas. Entre ella denunció el investigador, habían algunas que se referían a “cómo hacer “Explosiones de tipo Nuclear sin Radiación”, sistemas radiantes de energía, el radar de sobre-horizonte, sistemas de detección para misiles que lleven cabezas nucleares, pulsos electromagnéticos antes producidos por armas termonucleares y otros recursos de la Guerra Espacial”.

    Entre quienes han escrito sobre proyectos relacionados con los Haarp, se encuentra Zbigniew Brzezinski, quien fuera asesor de seguridad del ex presidente Jimmy Carter, y a quien relacionan con la tendencia política dentro del sistema de poder estadounidense que representa Barack Obama. Brzezinski se refirió a las alternativas existentes para lograr cambios en el pensamiento de los seres humanos y en la guerra ecológica. Dijo que a pesar de las incomodidades que podría generar eso en ciertos sectores, el uso de tecnologías como los Haarp era inevitable.

    ¿Representaba una amenaza Haití para los intereses estadounidenses? , evidentemente no, tampoco es una nación que a simple vista posea recursos naturales indispensables para Washington. Lo que si representa Haití es una posición geográfica clave en el Caribe, en el contexto de una Latinoamérica que está librando los procesos de recuperación de soberanía más importantes desde la Guerra de Independencia.

    Es además Haití, uno de los países más pobres del mundo, tratado tanto por EEUU como por algunas potencias europeas como un campo de experimentación.
    Un saludo

  43. Gladys Gabriela:

    Desde chile, sudamérica, mi profunda admiración por su programa redes, soy una seguidora del mismo y sus opiniones son certeras y profundamente lógicas. por favor siga sí, pendiente de todos los problemas humanos , ilustrándonos, informándonos y contactándonos a través suyo, con los grandes personajes de la filosofía, de la física, química, antropología, etc.
    Sus informaciones sobre Haití, no me cabe duda alguna, ayudarán realmente a este sufrido país, aunque no entendí mucho su relación de amistad con un “tonton macoute” -dando los antecedentes que personalmente y que generalmente muchos sudamericanos, tenemos sobre estos siniestros personajes del la época duvalier, padre e hijo.
    Siga así Sr. Punset, ya que como yo me digo a mi misma “sólo se que nada sé, y aún eso lo se a medias”, y usted es mi apoyo en lo de “a medias”. Gracias.

  44. A favor de la gastronomía molecular « el Foro de la Ruina Habitada:

    […] a los comentarios La cultura vudú está reñida con el progreso, sostiene Eduard Punset en un reciente artículo sobre los fundamentos del desastre en Haití. Se tiende a responsabilizar a las multinacionales y a los Estados Unidos del desorden reinante en […]

  45. flor:

    ¿Quién “Aprovecha las Contradicciones” en la Lucha de Clases?

    […] En primer lugar, las “contradicciones” no son sólo una construcción abstracta, sino que forman parte de relaciones sociales reales y tienen que emerger como tal en la vinculación de los proletarios con su sociedad. En segundo lugar, las “contradicciones” no impiden que el capitalismo se expanda constantemente y que el poder de la burguesía continúe creciendo, pues forma parte de la lógica íntima del capitalismo y del régimen de clases que éstos tengan que desarrollarse en esas condiciones. En tercer lugar, las “contradicciones” pasan a contar como un factor de poder real para los proletarios desde el momento en que se hace posible, para éstos, ensamblar las condiciones de constitución de la clase con las condiciones de lucha con las clases dominantes; de allí en adelante, el desarrollo del capitalismo expresa, de hecho, su naturaleza antagónica y el poder relativo del capital y del trabajo. En definitiva, las contradicciones pueden ser largamente aprovechadas por las clases dominantes y, al contrario, la existencia de una gran masa de proletarios, por sí sola, no impide que esto se mantenga como una especie de rutina. La misma violencia institucional, generada para mantener tal estado de cosas, acaba siendo instrumental, bien sea para multiplicar las ventajas relativas de las clases dominantes, inclusive en la esfera restringida de la acumulación de capital, o para atrofiar la lucha de clases y la capacidad de lucha política de los proletarios, o bien para crear orientaciones conformistas y de acomodación pasiva, por las cuales los proletarios se excluyen del uso consciente y activo de las contradicciones en su provecho colectivo (lo que es engañosamente designado, por las clases dominantes, como “apatía de las masas”). Las burguesías “débiles”, de la periferia, confrontadas simultáneamente por la dominación del capital hegemónico externa y por la presión del trabajo interna, tienden a darle la máxima importancia a la relación interdependiente entre la violencia institucional y una “posición invulnerable” en la lucha de clases, buscando, de esta manera, monopolizar en su provecho el uso deliberado de las contradicciones intrínsecas al crecimiento del capitalismo y del régimen de clases. No pretenden, con ello, “retardar la historia”, sino protegerse dentro de la “historia posible”, pues precisan calibrar el terrorismo burgués, que no inventaron, para lidiar con los accidentes fatales y los riesgos catastróficos del capitalismo salvaje.

    por Florestan Fernandes. (Sociólogo brasileño (1920-1995) Militante de las causas públicas como la educación gratuita y universal, las políticas afirmativas, la reforma agraria, su obra está siendo redescubierta por las nuevas generaciones de brasileños en las universidades y en los movimientos populares, como el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST) y la organización Consulta Popular. Autor, entre otras muchas obras, de: A etnologia e a sociologia no Brasil (1958); Fundamentos empíricos da explicação sociológica (1959); Mudanças sociais no Brasil (1960); A integração do negro na sociedade de classes (1964); Sociedade de classes e subdesenvolvimento (1968); A investigação etnológica no Brasil e outros ensaios (1975); A revolução burguesa no Brasil (1975). )

    fuente: http://www.monde-diplomatique.es

  46. roberto zoquier:

    Después de 4 años del terremoto, todo esta casi igual en Haití, la capital Puerto Príncipe esta abarrotada de familias viviendo en carpas improvisadas, el palacio presidencial aun destruido, no hay servicio de agua potable, no hay servicio de energía eléctrica suficiente, no hay organismos de servicios públicos ni sociales. La comunidad internacional abandono a Haití apenas paso el desastre, solo la república dominicana su vecino eterno que comparte la isla Hispaniola con ellos les sigue dando ayudas, le construyo una universidad gratuita y compañías dominicanas bajo contrato construyen viviendas, escuelas y hospitales. El hambre y la desesperacion lleva a los Haitianos a romper y robar todo, es una lastima. La republica dominicana acoge mas de 2 millones de haitianos en su suelo de forma ilegal, dandole trabajo, por lo tanto sobrevivencia, aun algunos quieran acusar de violacion a los derechos humanos, los haitianos solo son recibidos aqui, ningun pais del area les da acogida.

  47. Enrique de Tomás:

    Un poco tarde he llegado a su blog, pero el asunto sigue plenamente vigente, Sr. Punset.

    Le comento: Haití no saldrá del lugar en donde está sin ayuda. Pero también le diré una cosa ¿sabe por qué los haitianos (se escribe con “h” minúscula) están en la situación de pobreza extrema que Vd. tan cierta -y en ocasiones hasta poéticamente- describe? Yo se lo diré: fue usted quien, con su labor de sicario aventajado de una institución privada como el FMI que usted tan eficazmente representó en Port-Au-Prince entre 1969 y 1973, quien sumió a un país entero, ya de por sí pobre, en la miseria a largo plazo… ¿se acuerda usted de la gran amistad que mantenía con “Bébé Doc”? ¿sabe usted que nosotros sabemos que los ton-ton macoute (“Los Hombres del Saco” en buen español), sus queridos chóferes y amigos del alma, eran los salvajes sanguinarios que componían la “policía política” de su otro amigo Duvalier? ¿sabe que nosotros sabemos que, en connivencia con su sanguinario amigo el entonces presidente, acabó con la cabaña autóctona de cerdos para obligar a importar cerdos USA que no resistieron el ambiente y cuya carne, ahora encarecida, ya muy pocos podían pagar? ¿sabe que también sabemos que entre usted y Bébé Doc, genocida declarado de su propio pueblo, suprimieron literalmente el cultivo del vital arroz en Haití al eliminar la subvención estatal, al tiempo que bajaban los aranceles casi en un 70% al arroz de importación, que ya muy pocos pudieron comprar? ¿sabe que sabemos que ahora hay niños en las afueras de Port-Au-Prince que se dedican a hacer y secar al sol unas galletas de arcilla que constituyen gran parte de su dieta, por no tener otra cosa que comer, gracias en muy buena parte a usted? ¿Ha comido usted alguna de esas galletas? Usted les robó a los haitianos su soberanía alimentaria.

    Y, sabiendo que muchos sabemos todo eso, aún tiene usted la inmensa desfachatez de venir sermonearnos y a hacer de “abuelito adorable y bienintencionado” con nosotros, rasgándose las vestiduras al ver la ruina de un pueblo al que usted mismo hundió en la miseria… Es que se necesita tener la cara dura, muy mala memoria y ningún escrúpulo, junto a una enorme dosis de cinismo para salir ahora predicando “pobrecitos haitianos, que nadie los quiere…” para que todos vean lo bueno que es usted.

    ¿Se acuerda usted de sus correrías venezolanas con Telvent? ¿Y de su paso por Polonia? ¿Se acuerda de que, como delegado de la UE en ese país, arrasaron usted y sus amigos con todo lo arrasable? ¿Se acuerda de que cuando llegó a Varsovia en 2000, el país tenía una deuda externa de unos 40.000 millones de dólares, y de que cuando la abandonaron apenas diez años más tarde y con la misión cumplida dejaron atrás un país empobrecido, con unos servicios de atención social misérrimos y con una deuda impagable de casi 250.000 millones? ¡Qué risa! ¿no?

    Le diré que usted ha sido mucho peor que cualquiera de las plagas que asolaron Egipto; porque por donde usted pasó, sembró el hambre, la ruina y el endeudamiento vitalicio para las personas que pueblan los países que tuvieron la mala suerte de acogerle.

    Señor Punset, usted no es el abuelito venerable que quiere aparentar; usted, con sus amigos del FMI, del BCE y similares, es el causante indirecto de muchísimas muertes por hambre y por desesperación. Usted es un cínico. Y lo que es peor: es usted una mala persona, porque siempre ha sido plenamente consciente de lo que hacía.

    Enrique de Tomás

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.