Autor: Eduard Punset 6 septiembre 2009

Me estremece el espacio tan reducido que va a quedar a los demás para moverse cuando yo me vaya. No hay bestia mayor ni más feroz en este circo que el Estado, que hemos creado entre todos. Se puede uno reír tranquilamente de las multinacionales más poderosas o de países tan ufanos de sí mismos como Rusia o Estados Unidos. Son verdaderos pigmeos, comparado con el Estado de cada uno, que gestiona más de la mitad de todos los servicios y productos generados en nuestro recinto, además de tener los medios para vigilar y efectuar un seguimiento inmaculado de todo lo demás: suspiros, proyectos, productos y sueños.

Es aterrador constatar que la mayoría de la gente se pasa la vida intentando protegerse de amenazas que son risibles –los vecinos, el ruido, un desamor–, comparadas con el poder omnipresente del Estado. El único poder real, de cuerpo presente, es el Estado.

¿Estamos dispuestos a aceptar lo innegable: que el Estado y el ciudadano no son iguales ante la ley, que lo peor que le puede ocurrir a uno es tener al Estado en contra, aunque sea por error y durante un rato? La culpa no es de un personaje atrabiliario o de un partido político anticuado. Es de todos, los de ahora y los que los precedieron modulando un Estado blindado y mil veces privilegiado con relación al ciudadano.

eduardblogillustration06092009

Fue una idea que parecía inofensiva. Nuestros ancestros nómadas no necesitaban para nada al Estado. Fueron los primeros asentamientos agrícolas a los que se les ocurrió la idea de dar a un funcionario poder suficiente para guardar y multiplicar el primer excedente generado, hace unos diez mil años.

Aquel poder incipiente de custodiar los primeros activos colectivos se fue transformando, poco a poco, en un poder avasallador. Hasta el punto de que hoy el Estado está blindado y el ciudadano, indefenso: le puede poner a uno en la cárcel antes de saber cuál es la acusación, bloquear su cuenta corriente o incautarse de un coche que considera mal aparcado.

Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia social que las libertades individuales. Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder.

A medida que se fue perfeccionando la gestión de proyectos individuales y empresariales en el sector privado, se descubrió que elevar los niveles de eficacia por encima de un índice ya de por sí elevado generaba costes insoportables. Si quieres que el porcentaje de avería de una aspiradora disminuya del 2 al 1 por ciento, el coste puede ser demasiado alto para que valga la pena aumentar en tan poco la calidad. Este principio no ha sido aceptado todavía en el sector público, particularmente en los sistemas judiciales y fiscales, donde se continúa persiguiendo la injusticia hasta unos niveles de pretendida eficacia que provocan costes intolerables. En Hacienda, rebajar la cifra de 1 por mil a 0,75 por mil de los que evitan pagar impuestos por dar una conferencia puede suponer un coste tan elevado, que es más rentable aceptar que unos pocos no van a pagar por ese concepto.

Antes de 20 años, incluso en países como el nuestro, se abordarán las reformas para disminuir tanto los atropellos de las libertades individuales por parte del Estado como los cuantiosos dispendios económicos que genera perseguir ciertos niveles de eficacia. Yo ya no estaré cuando esto ocurra y no le digan a nadie, por favor, que lo había anticipado cuando todavía estaba mal visto y casi nadie se quejaba. Como dice el psicólogo Howard Gardner: cuando una idea es fácilmente aceptada es que no es creativa; por este criterio, la mía lo es.



82 Respuestas to “¿De verdad somos iguales ante la ley?”

  1. hernando:

    tema interesantisimo de alto turmeque, muy pocos politicos del planeta tierra entederian este asunto o los que lo comprenderian se harian los bobos, igual y mas marcado pasa en mi pais colombia

  2. Caín:

    Es una historia interesante la que cuenta “el otro Carlos”. Y estoy de acuerdo con él: la biblia es poesía donde cada uno interpreta lo que más le gusta o conviene. Así, los días pueden durar miles de millones de años y uno puede, en la medida que la ciencia avanza, reinterpretar estas poéticas escrituras todas las veces que quiera.
    Por otro lado siempre hay gente que malinterpreta la poesía, y no entiende metáforas ni simbolismos. Estos se toman las cosas al pie de la letra, y pretenden enseñarle a los niños como ciencia las ensoñaciones de muchos viejos poetas. Otras veces por tomárselo también muy a pecho convierten el mundo en un páramo sanguinolento. Es a ellos a los que hay que explicarles que una cosa es la poesía y otra la ciencia, porque si no lo mezclan todo y al final nadie entiende nada y todos nos confundimos.

  3. Tomás:

    Yo también y a mi edad, en ocasiones, siento la llamada de la anarquía libertaria.Lo que otrora fue un modo de vida, hoy es un recuerdo ancestral reivindicado con vitalidad intelectual más otra cosa. El magnetismo es tan intenso que al son del despertador me confabulo para volver a ser, pero rápido que pierdo el metro. En el trayecto planeo la retoma del palacio de invierno y la requema de la Bastilla, desde la trinchera de la comuna me enamoro y me cito con el 1984, siempre fuera del horario de trabajo, tal vez a media tarde, o después de la cena con el aura boheme de mi hijo. Y ahora oiré las noticias del amable Obama que florea al estado omnipresente. Mañana, lo haré mañana. Sin falta.

  4. antonio:

    Estimado “otro Carlos” se ha de tener en cuenta que lo relatado sobre un hecho real no es el hecho real. Es como hacer una foto de un paisaje maravilloso y enseñar la foto. Miles de años después la foto es confundida con la realidad que vio el que sacó la foto. Todos piensan que la foto es real y sin embargo sólo se refiere vagamente a algo real.

    Por ejemplo, leer cien libros sobre la guerra civil nunca ayudará a comprender por qué ocurrió; porque es como llenarte de fotos de diferente procedencia para hacerte una idea de un paisaje. El problema es que las fotos no coinciden, incluso parecen de paisajes diferentes. Pero aunque coincidan, son sólo fotos que nunca ayudaran a ver el paisaje real. saludos

  5. Fran:

    Excelente reflexión, Eduardo.

    No solo el Estado está “blindado”, hay instituciones – ahora convertidas en empresas – que además disponen de “bunquer”. Desde esta concretamente me enviaron una carta contandome que “habian hecho un estudio minucioso y no habian encontrado indicio de sospecha alguna”… lo mas sorprendente Eduardo, es que en ese estudio, no contaron conmigo.

    Blog: ladronzuelosdeproveedores.soy.es

    Un saludo afectuoso.

  6. Christian:

    La discusión sobre la presencia del estado (figura del administrador), no es en esencia muy diferente a las ideas marxistas donde se atribuye constante e invariablemente la buena fe del individuo. Si el administrador, intermediario, arbitro actua de buena fé el resultado es positivo.
    Cuando el capitalismo resultaba es porque dejabamos de arbitro a algo que carece de conciencia o valores, el mercado. No se podia sobornar, ni influir, tiene unas normas claras y si cada uno quiere progresar debe espabilarse y asumirlas, su curva de la oferta y la demanda se antojaba salomonica universalmente.
    El problema es que el hombre encontró la manera de influir en el mercado, de crear instituciones dentro de él donde saciar sus intereses ” haciendo trampas” un ejemplo lo tenemos en las hipotecas subprime, y el chanchulleo de los paquetes misteriosos, sin contenido identificalble, que lo único que sabemos es que es de bajo rating (liquidez).
    Cuando descubrimos el tinglado entendimos que la ley del mercado ya no era tan salomónica, o por lo menos que los juicios que impartía eran más complejos.
    Entiendo por tanto que los modelos social-políticos dependen en buena medida de la voluntad de las personas. Siempre han habido y habrá gente influirá negativamente o tirará el modelo por tierra. Y también por supuesto la buena voluntad de las personas han creado progreso en cualquier ámbito.
    Necesitamos órganos que regulen la convivencia, órganos que controlen la influencia negativa, que se aseguren de que se haga cumplir las normas. Pero también debemos enseñar a convivir con unos valores justos, tolerantes y politicamente neutros, por ejemplo el no apropiarse de una propiedad agena puede ser un valor tanto para la derecha como para la izquierda, para cualquier clase étinica o socio-económica. Crear una voluntad positiva mucho mayor que la negativa, una sociedad educada para saber que vivimos en un modelo imperfecto que hay que mejorar con el transcurso del tiempo, aceptando nuevas garantiás, derechos como obligaciones, esto influye también en el poder del gobierno, cuando hay mucha gente pidiendo una misma cosa se concede, el problema es que al parecer para nuestra cultura eso es una molestia demasiado grande.

  7. nil bartolozzi:

    si ese chip que dice obama, echara reacciones químicas al cerebro del individuo para erradicar la maldad humana, otro gallo cantaría.
    el estado es la masa, que aplasta pero avanza muy lentamente.
    el control químico de las masas es el futuro.
    esta vida es una constante lucha genética.
    seguramente la bondad sea una disfunción cerebral y nosotros la perseguimos hasta morir.
    yo no tengo los medios para averiguarlo..
    fijaos en la piedras, parece que no digan nada, pero si las escucháis os lo dirán todo.
    salut!

  8. Acm:

    La libertad primitiva estaba condicionada principalmente a la fuerza, la moderna lo está sobre todo a la inteligencia; la esclavitud antigua, a los grilletes y cadenas, la actual, a la engañifa y la arenga. La certeza del arma que esclavizaba ha sido sustituida por la palabra disfrazada. De los cuarenta latigazos en las espaldas a los cuatrocientos ochenta de hipoteca. Sí, ciertamente, los del las espaldas no los firmabas.

    La idea del Estado fue buena desde su principio, aunque al final su aplicación sea tan deficiente. Hemos pasado de plebe a administrados y de nobles a burócratas, pero seguimos rebuscando en la basura y pidiendo a las puertas de las iglesias.

    La corrupción y la injusticia no residen en entes abstractos componibles como El Estado, carentes de biología. Anidan en el ser humano, con independencia de todo lo demás, y, como los virus y los parásitos escondidos, afectan, comen, beben y viajan de gorra allá donde se los lleva. El ser humano capaz de ejercerlas, corrupción e injusticia, disfruta sobre los otros de enorme triple ventaja: El Poder que alcanza, la desvergüenza que utiliza, con la que miente y engaña, y la seductora sonrisa con la que se acerca para toserte en la cara.

    Las sociedades modernas donde no se hace justicia, o se hace muy tarde, fomentan el pasotismo y la desidia, dejadez popular que, con ella misma, contribuye a su progresivo propio daño, por el aumento de peso de quienes con más fuerza la volverán a pisar el próximo año.

    Aceptables niveles de educación e inteligencia ayudarían mucho a desenmascarar a los poderes parásitos y sinvergüenzas, precisamente por eso no las fomentan.

    Saludos muchos.

  9. María:

    Hola Eduardo,
    te veo muy atinado en tus temas. Yo venía a decirte que me gustó un programa en que te vi después del cáncer, todo calvorota pero muy tierno, y me subiste otra vez muchos puntos después de lo de tu libro, el viaje del Amor, que con la coca cola me mataste… Estado se parece mucho a Coca Cola, ¿no crees? En fin, que en parte tú me convenciste, y tenemos que dejar de fumar y ya está. Royal Crown en mi caso es mi símbolo del Estado destronado. Besos y ultreia .~)

  10. pau:

    De verdad… no hace falta gastar demasiado para disponer de una administración casi perfecta; y digo casi porque está mal chulear de perfección.
    La actual informática puede, si se quiere, detectar la trampa al 100%; incluso si esta es voluntaria o involuntaria, que para eso están las correcciones.
    El problema, como siempre, es la estupidez de una administración gandula, aborregada y acomodada, con poco interés por ponerse al día.

    Pero a simple vista, al leer el título del tema, no había caído que la cuestión se circunscribía entre el individuo y el Estado. Y es que el “somos” da a entender personas físicas e individuales, porque el Estado ocupa toda la idea, el somos total.

    Es usted un optimista de pies a cabeza. Todos sus estudios, escritos y artículos; los que he leído, lo demuestran.
    Habla de lo que pasará dentro de veinte años con una seguridad y positivismo envidiables. Por mi parte dudo que el Estado cambie tanto en tan poco tiempo, la crisis en la que estamos inmersos y que nos viene, junto a la mala gestión congénita de nuestros gobernantes, lo hacen difícil. También el hecho que nadie sabe dónde estaremos dentro de veinte años ni lo que ocurrirá en el mundo. El Krakatoa puede volver a estallar, adelantarse el deshielo de Groenlandia o que un chino medio loco suba al poder, junto a un norteamericano más convencional de lo esperado… Todo es posible en un planeta de primates adelantados en tecnología y atrasados en lógica.

  11. jorge:

    Señor Eduard , le doy mis mas sinceras felicitaciones porque su programa sobre ciencia es el mas ameno y el mas fascinante que un chaval de 18 años con ganas de ” comerse el mundo ” ( ser alguien importante algun dia) haya podido ver ,esto se lo digo con muchisima sinceridad y que sepa que le admiro muchisimo , espero que algun dia pueda hacer un reportaje usted sobre la doble personalidad lo que sin querer hacemos y se realiza bien y cuando lo tenemos hecho o planeado nunca sale bien o como se esperaba , esa cosa tan fascinante como es la espontaneidad y como actua y se forja el caracter de las personas yo soy una persona muy dual y la verdad se debera a que estoy en una epoca dificil pero le aseguro que esa doble persona que vive en mi esta totalmente de acuerdo de que usted es un genio

  12. El otro Carlos:

    (PARTE I DE III)

    Estimado Caín, y Antonio, muchas gracias por expresar sus nuevas opiniones. Seguimos teniendo puntos coincidentes relativos a que la Biblia contiene mucho contenido poético y no sea precisamente un tratado de ciencias.

    No obstante la cuestión que se había planteado, mayormente se utilizó referencias contextuales de la propia Biblia, (que de forma muy breve, se ha invitado corroborar); para mostrar como un estudio más concienzudo y pormenorizado pueden dejar claro que los “días” de que hablábamos no eran literales de 24 horas sino períodos milenarios. Porque resulta evidente, modestia y aparte, que ustedes son personas con un buen nivel de análisis e inteligencia, estoy seguro que además de ustedes; personas mucho menos cualificadas notan esas relaciones que hemos comentado, ahora en mi opinión, ya no tanto por gusto o conveniencia sino incluso por simple literalidad al relacionar los contextos referidos.

    Por otra parte, siempre me ha persuadido el criterio de cuanto puede beneficiar el aumento de la información, incluso la que pueda resultar divergente, por lo que de ella suele también aprenderse.

    Lo siguiente es una copia textual en resumen de una breve información de un folleto que tuve oportunidad de estudiar y refiere otros datos y detalles interesantes referidos a este tema que notamos, muchas veces, también se suele pasar desapercibido; (perdonen la necesaria extensión del mismo, pero sería difícil sintetizarlo más). Opino, que lo siguiente pudiera tomarse como una manera más de razonar, de otros millones de personas, que seguramente, y quizá estén de acuerdo conmigo, no serían por ello (y por conocer y desde su perspectiva tener claro los hechos referidos,) precisa o necesariamente ignorantes (Cito):

    “La Biblia es el libro más leído de toda la historia. […] Se han distribuido más ejemplares de la Biblia que de cualquier otro libro. Además, se ha traducido más veces y a más idiomas que todo otro libro.” (“The World Book Encyclopedia.” t. 2, 1994, p. 279.) Cuenta con versiones íntegras o parciales en más de dos mil cien idiomas y dialectos. Actualmente, más del 90% de la humanidad tiene acceso a, como mínimo, una porción de la Biblia en su idioma nativo. (Scriptures of the World, 1993, p. 5.) De modo que este libro ha traspasado las fronteras y rebasado las barreras raciales y étnicas.

    Aunque las cifras de distribución y traducción no constituyan por sí solas una razón de suficiente entidad para examinar la Biblia, son, no obstante, una prueba del interés general que suscita. No hay duda de que el libro más vendido y traducido de toda la historia merece ser examinado.

    ¿Concuerda el libro con la ciencia?

    La religión no siempre ha congeniado con la ciencia. En siglos pasados, algunos teólogos se oponían a los descubrimientos científicos si les parecía que contravenían su interpretación de la Biblia. Pero, ¿existe verdadero antagonismo entre la ciencia y las Escrituras?

    Si los escritores de la Biblia hubieran suscrito los postulados científicos prevalentes en su tiempo, tendríamos un libro repleto de errores mayúsculos. Pero aquellos escritores no defendieron tales conceptos erróneos y poco científicos. Por el contrario, sus afirmaciones no solo fueron correctas según la ciencia, sino totalmente contrarias a las opiniones populares de su tiempo.

    ¿Qué forma tiene la Tierra?

    Esta pregunta intrigó al hombre por miles de años. Según la opinión general en la antigüedad, la Tierra era plana. Así, los babilonios se imaginaban el universo como una caja o cámara que tenía por suelo la Tierra. En la India, los sacerdotes védicos pensaban que la Tierra era plana y que solo tenía un lado habitado. Cierta tribu primitiva de Asia la concebía como una enorme bandeja de té.

    Ya en el siglo VI a.E.C., el filósofo griego Pitágoras formuló la teoría de que, puesto que la Luna y el Sol eran esféricos, la Tierra también debía de ser una esfera. Posteriormente, Aristóteles (siglo IV a.E.C.) propuso la misma tesis, y explicó que los eclipses lunares demuestran la esfericidad del planeta, pues la sombra que este proyecta sobre la Luna es curva.
    Sin embargo, la noción de una Tierra plana (habitada solo por el lado superior) no desapareció por completo. Para algunos era inaceptable la implicación lógica de que la Tierra fuera redonda: el concepto de las antípodas. Lactancio, apologista cristiano del siglo IV E.C., se burló de aquella idea. Razonó así: “¿Hay alguien tan ignorante que crea que hay hombres cuyos pies están por encima de sus cabezas? […] ¿O que […] las plantas y los árboles crezcan al revés y que la lluvia, la nieve y el granizo caigan hacia arriba sobre la tierra?” (“Las antípodas […] aluden al lugar del planeta que, con respecto a otro, está diametralmente opuesto. Si se trazara una línea recta entre ellos, pasaría por el centro de la Tierra. La palabra antípodas significa en griego con los pies en oposición. Dos personas que estuvieran en las antípodas estarían más cerca una de la otra por las plantas de los pies.” (The World Book Encyclopedia.)

    (Continúa…)

  13. El otro Carlos:

    (PARTE II DE III) (Continuación…)

    El concepto de las antípodas presentaba un dilema para algunos teólogos. Ciertas teorías sostenían que si había habitantes en las antípodas, no podían tener relación alguna con la humanidad conocida porque, o bien el mar era demasiado extenso para cruzarlo, o el ecuador estaba rodeado de una zona tórrida infranqueable. De modo que, ¿de dónde habían salido? Desconcertados, algunos teólogos preferían creer que no había antípodas, o incluso, como había propuesto Lactancio, que la Tierra no podía ser una esfera.

    No obstante, el concepto de una Tierra esférica prevaleció y terminó gozando de amplia aceptación. Hubo que esperar a los comienzos de la era espacial, en el siglo XX, para que los seres humanos consiguieran alejarse lo suficiente de la Tierra como para verificar por observación directa que nuestro planeta es un globo. (Más exactamente, la Tierra es un esferoide ligeramente achatado por los polos.)

    Ahora bien, ¿qué decía la Biblia sobre este particular? En el siglo VIII a.E.C., cuando predominaba la idea de que la Tierra era plana, siglos antes de que los filósofos griegos formularan la teoría de que probablemente era esférica, y miles de años antes de que los seres humanos la vieran como un globo desde el espacio, el profeta hebreo Isaías dijo con asombrosa sencillez: “Hay Uno que mora por encima del círculo de la tierra”. (Isaías 40:22.) La palabra hebrea jugh, traducida en este texto “círculo”, también puede traducirse “esfera”. (Targarona Borrás, Judit:Diccionario hebreo/español, 1995, p. 367). Otras versiones de la Biblia leen “globo de la tierra” (Evaristo Martín Nieto) y “orbe terrestre” (Biblia de Jerusalén).

    Cabe añadir que solo un objeto esférico ofrece una apariencia circular desde todo ángulo. Un disco plano parecería en la mayoría de los casos una elipse, no un círculo. (Es decir; el círculo es el único contorno que desde cualesquier perspectiva (omnidireccional) de un observador externo, sería coherente con una esfera)

    El escritor bíblico Isaías no hizo referencia a los mitos populares acerca de la Tierra; escribió una afirmación que no ha estado en pugna con los adelantos del descubrimiento científico.

    ¿Cómo se sostiene la Tierra?

    En la antigüedad, al hombre le intrigaban otras cuestiones del cosmos: ¿Sobre qué descansa la Tierra? ¿Qué sostiene al Sol, la Luna y las estrellas? Entonces no se conocía la ley de la gravitación universal, formulada por Isaac Newton y publicada en 1687. Como la idea de que los astros estaban suspendidos en el espacio vacío era desconocida, solía explicarse que ciertos objetos o sustancias tangibles sostenían la Tierra y los demás astros.

    Por ejemplo, una antigua teoría, quizás de origen isleño, era que la Tierra flotaba en las aguas que la rodeaban. Los hindúes creían que reposaba sobre varios fundamentos, colocados uno encima del otro. Según ellos, descansaba sobre cuatro elefantes, que a su vez estaban sobre una enorme tortuga, y esta, sobre una inmensa serpiente enroscada que flotaba en las aguas universales. Empédocles, filósofo griego del siglo V a.E.C., creía que la Tierra se sustentaba sobre un torbellino que causaba el movimiento de los astros.

    Las ideas de Aristóteles estuvieron entre las más influyentes. Aunque propuso la teoría de que la Tierra era una esfera, negó que pudiera estar suspendida en el vacío. En su tratado Del cielo refutó el concepto de que la Tierra reposara sobre el agua, pues afirmó que era “la misma la noción acerca de la tierra y acerca del agua […]. Porque tampoco el agua es apta para permanecer en lo alto, antes siempre está encima de algo”. Por consiguiente, ¿qué sustenta la Tierra? Aristóteles enseñaba que el Sol, la Luna y las estrellas estaban sujetos a la superficie de esferas sólidas y transparentes. Las esferas estaban unas dentro de otras, y en el centro de todas ellas se encontraba inmóvil la Tierra. Al girar las esferas una dentro de otra, los objetos que había sobre ellas ”el Sol, la Luna y los planetas” se desplazaban en el cielo.

    La explicación aristotélica parecía lógica. Si los astros no se hallaban adheridos con firmeza a algo, ¿de qué otro modo podían estar suspendidos? Los criterios del venerado Aristóteles se aceptaron como un hecho durante unos dos mil años. Según The New Encyclopædia Britannica, en los siglos XVI y XVII sus enseñanzas “habían adquirido la categoría de dogma religioso” a los ojos de la Iglesia. (t. 16, 1995, p. 764)

    La invención del telescopio llevó a que los astrónomos cuestionaran la teoría de Aristóteles. Sin embargo, no hallaron una respuesta definida hasta que sir Isaac Newton explicó que los planetas estaban suspendidos en el vacío y se mantenían en sus órbitas gracias a una fuerza invisible: la gravedad. Esta idea parecía inverosímil, y a algunos de los colegas de Newton se les hizo difícil aceptar que el espacio fuera un vacío casi sin materia. (The Planet-Girded Suns, 1974, p. 41.) (Una noción que predominaba en tiempos de Newton era que el universo estaba lleno de un fluido, un “caldo” cósmico, en el que había remolinos que ponían en movimiento los planetas.)

    ¿Qué decía la Biblia sobre este tema? Hace casi tres mil quinientos años, la Biblia afirmó con claridad meridiana que la Tierra cuelga “sobre nada”. (Job 26:7.) En el hebreo original, la palabra que en este pasaje se traduce “nada” (beli-máh) significa literalmente “sin algo”. (Diccionario bíblico hebreo-español, 1994, p. 120.) La versión del Pontificio Instituto Bíblico utiliza la expresión “en el vacío”.

    En aquel tiempo casi nadie se imaginaba que la Tierra era un planeta suspendido “en el vacío”. No obstante, el escritor bíblico se adelantó muchísimo a su tiempo al hacer una afirmación científicamente exacta.

    (Continúa…)

  14. El otro Carlos:

    (PARTE FINAL III DE III) (Continuación…)

    ¿Concuerdan la Biblia y la medicina?

    La medicina moderna nos ha enseñado mucho acerca de la propagación y prevención de las enfermedades. Los adelantos médicos del siglo XIX contribuyeron a la introducción en la práctica médica de la antisepsia: la prevención de las infecciones mediante la eliminación de los gérmenes. Los resultados fueron espectaculares. Se redujo drásticamente la cantidad de infecciones y muertes prematuras.

    Sin embargo, en la antigüedad los médicos no entendían del todo la propagación de las enfermedades ni la importancia de la higiene en su prevención. No es de extrañar que muchas de sus prácticas parezcan bárbaras según los criterios modernos.

    Uno de los textos médicos más antiguos que se conservan es el Papiro de Ebers, una recopilación de los conocimientos médicos de Egipto que data aproximadamente del año 1550 a.E.C. Este rollo contiene unos setecientos remedios para diversas dolencias: “de la mordedura de cocodrilo al dolor en una uña del pie”. The International Standard Bible Encyclopaedia afirma: “Los conocimientos de aquellos médicos eran puramente empíricos, muy influidos por la magia y nada científicos”. Aunque la mayor parte de aquellos tratamientos eran simplemente inútiles, algunos eran muy peligrosos. Uno de los tratamientos que se prescribían para curar una herida consistía en aplicar un preparado a base de excremento humano mezclado con otras sustancias.

    Este texto de recetas curativas egipcias es más o menos contemporáneo de los primeros libros de la Biblia, que incluían la Ley mosaica. Moisés, que nació en 1593 a.E.C., se crió en Egipto. (Éxodo 2:1-10.) Como perteneció a la casa de Faraón, fue “instruido en toda la sabiduría de los egipcios”. (Hechos 7:22.) Conocía a “los médicos” de aquella nación. (Génesis 50:1-3.) ¿Influyeron en sus escritos aquellas prácticas médicas inútiles y hasta peligrosas?

    Todo lo contrario. La Ley mosaica incluyó normas sanitarias muy adelantadas para la época. Por ejemplo, prescribió que en los campamentos militares se enterrara el excremento lejos del recinto. (Deuteronomio 23:13.) Aquella medida preventiva era sumamente avanzada. Evitaba que el agua se contaminara y prevenía la shigelosis, afección transmitida por las moscas, y otras enfermedades diarreicas que aún se cobran todos los años millones de vidas en países donde las condiciones sanitarias son deplorables.

    La Ley mosaica contenía otras normas de higiene que protegían a Israel de la propagación de enfermedades infecciosas. Si alguien tenía un mal contagioso o se sospechaba que lo padecía, se le ponía en cuarentena. (Levítico 13:1-5.) Las prendas o recipientes que entraban en contacto con un animal que hubiera muerto por causas naturales (quizá por una enfermedad) debían lavarse o destruirse. (Levítico 11:27, 28, 32, 33.) Todo el que tocaba un cadáver era considerado inmundo y debía someterse a un procedimiento de limpieza que incluía lavarse la ropa y bañarse. Durante el período de inmundicia de siete días, debía evitar contacto físico con los demás. (Números 19:1-13.)

    Este código sanitario manifiesta una sabiduría de la que carecían los médicos de las naciones vecinas de aquella época. Milenios antes de que la medicina descubriera cómo se propagan las enfermedades, la Biblia había prescrito medidas preventivas razonables para evitarlas. No sorprende que Moisés dijera que los israelitas de su tiempo vivían 70 u 80 años. (Salmo 90:10.) (En 1900, la esperanza de vida en muchos países europeos y en Estados Unidos era inferior a 50 años. A partir de entonces ha aumentado drásticamente, no solo gracias al progreso médico en el control de las enfermedades, sino también a las mejoras en la higiene y las condiciones de vida.)

    Tal vez se reconozca que las anteriores declaraciones bíblicas son exactas en lo que a la ciencia se refiere. Pero la Biblia hace otras afirmaciones para las que no se pueden aducir pruebas científicas. ¿Significa esto necesariamente que la Biblia y la ciencia están en pugna?

    Aceptar lo indemostrable

    Una afirmación indemostrable no tiene por qué ser falsa. La prueba científica se ve limitada por la capacidad humana de descubrir suficientes datos y de interpretarlos correctamente. Algunas verdades no pueden verificarse porque los indicios no se conservan, no están claros o no se han descubierto, o porque la capacidad y la pericia de los científicos no bastan para llegar a una conclusión incuestionable. ¿Pudiera ser este el caso con respecto a ciertas afirmaciones bíblicas que carecen de corroboración física?

    Por ejemplo, las alusiones que hace la Biblia a un lugar invisible habitado por seres espirituales no pueden demostrarse, aunque tampoco refutarse, científicamente. Lo mismo cabe decir de los milagros mencionados en las Escrituras. Tampoco hay suficiente prueba geológica clara del Diluvio universal de tiempos de Noé que satisfaga a toda persona. (Génesis, capítulo 7.) ¿Debemos llegar a la conclusión de que no sucedió? El tiempo y los cambios oscurecen algunos acontecimientos históricos. ¿No es posible que miles de años de actividad geológica hayan borrado gran parte de los indicios del Diluvio?

    Es cierto que la Biblia hace afirmaciones que no pueden demostrarse ni refutarse con las pruebas físicas disponibles; ¿debería sorprendernos este hecho? La Biblia no es un libro de ciencia, pero sí es un libro que dice la verdad. Ya hemos examinado en este folleto testimonios contundentes de que sus escritores fueron íntegros y honrados. Y cuando tocan temas relacionados con la ciencia, sus palabras son fidedignas y están totalmente libres de las antiguas teorías “científicas” que resultaron ser meras falacias. De modo que la ciencia no es enemiga de la Biblia. Hay muchas razones para examinar con mente imparcial lo que dice.”” (Fin de la cita).

    Abogando siempre que sea posible, por el aumento de la información, nuevamente les saludo, El otro Carlos.

  15. Manis:

    Fijate si esta blindado este estado democratico, que ni los integrantes del estado democratico pueden tomar parte ni influir en las decisiones que el estado tome.

    Asi es de “democratico” el estado español, que en el fondo no es mas que una dictadura encubierta con derecho a cambio de dictador.

    El dia que cuando saquen cada ley o vayan a hacer cada accion yo pueda votar para que se acepte o se rechaze sin necesidad de ser politico, entonces ya si estaremos hablando de una democracia.

    Mientras tanto, el estado seguira blindado y los que lo controlan (los politicos) tendran via libre para hacer casi cualquier barbaridad (ponernos a todos obligatoriamente chips como lo de Obama, llenarnos el territorio de centrales nucleares o meternos en guerras como el PP, crear mayor indefension legal del hombre frente a la mujer con las leyes positivas o permitir que se endeude el pais como paso con el PSOE, etc etc etc). Pero lo realmente grave es que todo sera hecho, aplicado e impuesto sin nuestra participacion ni consentimiento.

  16. Victor:

    Eduard,llevo siguiéndo redes desde hace muuccho ,prácticamente has sido mi profesor(y tú sin saberlo,je).
    El tema que propones me ha hecho plantearme el verdadero poder del estado.
    Soy un enamorado del método científico,y últimamente,éste me ha llevado a GRAVES .Me explico:
    -Las torres 1 y 2 del worl-trade center tardaron en caer un segundo más de lo que hubieran tardado en caida libre.¿como explicamos esa velocidad para un colapso?se supone que de la simple acumulación de restos,planta por planta,hubieran tardado mucho más en caer(pero mucho más)¿cómo se explica eso?
    -El edificio 7 del mismo complejo colapsó por un fuego de 5 horas en algunas de sus plantas.También se acercó a la velocidad de caida libre.
    -¿cómo creerme la versión oficial sin traicionar a la ciencia?
    Como tú bien has dicho,me asusta el poder del ESTADO.Sería muy importante para mi saber tu opinión al respecto,por que yo me temo lo peor.
    Un saludo y gracias por haber despertado el pensamiento crítico en mi….La ciencia es lo que tiene,je!

    PD:Te ví en buenafuente diciendo que habías fracasado en tu labor de expandir la ciencia.NO LO HAS HECHO!Has llegado a muchos,a muchos más de los que te imaginas.

    Un saludo muy fuerte,y GRACIAS,

  17. MAKRAS:

    Creo que esa no es la pregunta, sino, ¿qué palabras son utilizadas para pretender ciertos fines? La libertad, los Derechos, la Igualdad… Palabras con las que se nos llenan la boca a cada instante. ¿Qué es la igualdad? ¿Debemos de hablar de igualdad relativa, parcial, absoluta…?

    En mi humilde opinión no somos iguales ante la ley. El derecho penal hace diferencias en atenuantes, agravantes, eximentes completas, incompletas, tipos delictivos… entre hombres y mujeres, entres capacitados y discapacitados, entre menores de 1ª clase (hasta 14 Años -1 día excepto ciertos delitos) menores de 2ª categoría (ley penal del menor), adultos, jubilados, septuagenarios… También nos divide en nacionales y extranjeros, en residentes y no residentes, con poder económico y sin poder económico (ver asistencia letrada de oficio)….

    La igualdad también es despedazada por el derecho penitenciario donde un presunto inocente (detenido o preso) se le aplican modelos de intervención que vulneran directa y flagrantemente esa palabra escondida en el artículo 24 de la “no tan sagrada” Constitución Española. En prisiones, un funcionario de I.I.P.P. sufre la indefensión al no poder recurrir ciertos actos importantes en la instrucción de un expediente sancionador, por no decir que la separación interior en un establecimiento penitenciario en la realidad física dista mucho de la apuesta pseudoigualitaria de la ley orgánica 1/1979.

    En el Derecho Administrativo varios principios constitucionales establecen unos pilares para una Administración Pública más flexible, dinámica e igualitaria para el ciudadano. En la práctica nos encontramos con la cara más fea de la ardua burocracia, más propia de Estados Totalitarios como la Alemania del 33 que de una democracia.

    Pero la herida más reciente es la ley que abarca la violencia sobre la mujer, violencia doméstica o violencia de género, como os guste. Es desigualitaria pues dice la ley que queda prohibida la aplicación analógica (Analogía Legis), por lo cual un hombre no puede ser sujeto pasivo de este delito.

    Esto me hace recordar una tal ley del Adulterio, donde la mujer era la adultera y nunca el sujeto pasivo. Tanto que tiroteamos públicamente la ley del Adulterio y vamos y a ésta de Violencia de género la aplaudimos. Gire por donde se gire la tortilla, sólo en el canto estará la igualdad.

    Por lo tanto mi conclusión es que nunca ha existido una igualdad absoluta, ni la existirá. Tampoco existe una relativa; marginar a los hombres para compensar a las mujeres es cambiar de campo la pelota en llamas. No son más que estrategias políticas, con fines ideológicos, electoralistas, machistas o feministas, religiosos-laicos-laicistas…

    Para la igualdad yo, particularmente me quedo con aquel refrán francés:

    -Los políticos son aquellos que prometen construir puentes donde no hay ríos.

    Y la igualdad no deja de ser otro puente más.

  18. Joe:

    “Lo peor que le puede ocurrir a uno es tener al Estado en contra, aunque sea por error y durante un rato” y yo añadiría que igual ocurre si tienes a un poderoso que no sea el Estado. Se el caso de un empresario poderoso que se enfadó con un camarero y se permitió comprar el bar y poner en la calle a dicho camarero. Realmente la alternativa no podría ser eliminar el estado y sustituirlo por más personajes poderosos que serían aún más arbitrarios pues son los que en muchas ocasiones manipulan a los estados, siendo los que realmente gobiernan en la sombra. La solución no puede venir nada más que del aumento de la democracia, de la transparencia, sobre todo económica. ¿Por qué cuando entro la página Web de un ayuntamiento, por ejemplo, no se pueden ver las cuentas?, ¿por qué un ciudadano no puede saber, mirando esas cuentas lo que cobra el alcalde, los concejales, los empleados de la limpieza, los municipales, lo que se paga en dietas, cuanto se recauda por multas, en que se emplea el dinero de esas multas, cuanto se ingresa por las licencias municipales, etc, etc. Así hasta ver como cuadran o no cuadran las cuentas?. Es necesario que los ciudadanos conozcamos como se lleva la administración de nuestro dinero. Igual debe ocurrir con las demás administraciones del Estado. Dicho esto, también, cualquier ciudadano debería tener acceso a la declaración de hacienda de cualquier otro ciudadano para obrar en consecuencia. El Estado es como una inmensa comunidad de vecinos y cada uno debe aportar en función de su propiedad, en este caso sería de su fortuna si no la comunidad deja de funcionar. Si hay alguna alternativa a que desaparezca el estado por favor que alguien la exponga. Yo la que veo es profundizar en la democracia.

  19. Carlos:

    Muchas gracias.

  20. Valen:

    Realizando un simil, el Estado es lo que el Rey en la época del feudalismo, con lo cual podemos comprobar el poder que tiene, con la única diferencia que ahora no está domindo por una personas sino por unos cuantos. Nos hemos acostumbrado a que el Estado lo haga todo por nosotros y considero esto un gran error, ya que perdemos libertades y no somos dueños de nuestro destino. Aparentemente que Papá Estado nos arrope es muy tentandor, pero con esto no coseguimos más que ser niños malcriados. Es una cuestión, como casi todo, de educación y valores. Espero que poco a poco nos demos cuenta y sepamos organizarnos y cooperar nosotros mismos, para que nos agrupemos del modo que consideremos más oportuno y en beneficio REAL de la mayoría.

    Aconsejo la lectura de los artículos de la web http://www.juandemariana.org, que está dirigida a asuntos económicos, pero que tiene que ver con este artículo. De esta manera cada uno podrá sacar sus propias conclusiones.

    Reflexionando sobre la eficiencia y la productividad, es tan malo no tenerlos en cuenta como exagerarlos. Estos conceptos deberían ir estrechamente liagos a los grados de riesgo y beneficios que se corran y se obtengan respectivamente.

    Gracias Eduardo, una vez más el artículo es fantástico.

  21. Irina Gutiérrez:

    Cuesta trabajo imaginar a un Estado donde, efectivamente y bajo la concepción de su creación sirva y esté al servicio de los ciudadanos. Al fín y al cabo todas las constituciones ( cartas natales de los EStados) establecen como fin el servicio a sus nacionales, es decir, el verdadero y único fin de su creación. Sin embargo y muy a nuestro pesar la realidad es otra. Los que hemos experimentado en carne propia como el EStado se va conviertiendo en un mounstro de mil cabezas y cual saturno devora a sus hijos damos fé de ello. Mi país, Venezuela no es la excepción. Comprometen nuestros afectos al pelearse en nombre de nosotros ( y sin nuestro consentimiento) con otros Estados, comprometen el medio ambiente de nuestros hijos y nietos sin verdaderamente consultarnos…pero de verdad!. Vemos com el barco ebrio llamado EStado zig zagea…mientras como pequeños atacantes utilizamos los pocos recursos legales que permiten a una ciudadana común como yo conservar y atesorar sus libertades individuales. Ciertamente amigo Punset, el tema es medular….mis respetos y me uno a su creatividad.

  22. ninguno:

    Don Eduard, comparto todas las impresiones de su artículo excepto quizás la última. No estoy yo seguro que de aquí a 20 años nos demos cuenta (¡¡incluso en España!!) de que la sociedad civil tiene que organizarse para contrarrestar el poder del Estado (o de los políticos que manejan sin control sus recursos). El Estado es necesario pero debe ser controlado con sus propios mecanismos (separación de poderes) y, sobre todo, por los ciudadanos libres y críticos (no comprados y subvencionados), y por periodistas libres e independientes (no comprados y subvencionados). Para ello el estado debería nacer con estos preceptos (como quizá los Estados Unidos), y no tener un origen totalitario, como ocurre en Europa.

  23. Pol:

    Como los animales. Todos los animales son iguales, pero los cerdos son más iguales.

    Soy un chavalín de 19 años y pienso lo mismo, y yo tengo miedo de cómo nos pueda ir… con lo que avanza la tecnología sino nos damos cuenta nos pueden someter enseguida y dado que como decían hoy en soitu “la actitud más ‘cool‘ del siglo XXI es el sometimiento elegido libremente”…
    Estaba hablando ahora con mi padre, que tiene 57 años y el se cabrea bastante, pero sobre todo dice se apena por mí, y tiene razón, ya no solo por temas económicos, que el siendo carpintero pudo llegar a tener la casa que tenemos ahora, que a ver qué jóvenes ahora pueden llegar a algo así…

    La verdad es que lo hablo con amigos y me dicen que “no flipe” “que a ver si estábamos mejor con franco o qué” y yo no digo eso, solo digo que hay que darse cuenta de que lo que está pasando últimamente no es normal.
    Hoy hasta me sostenía una amiga, muy convencida, que las películas de Saw tenía que censurarlas el gobierno… bueno, es otro ejemplo.

    Me alegra que alguien “de la talla” que usted tiene, jeje, escriba algo así, a ver si se le aviva la conciencia a más de uno, y sobre todo por ver que alguien que es verdaderamente lúcido e inteligente es consciente de esto y le preocupa. Reconforta.

    Lo que pasa es que yo no pensaba en lo que usted dice de dentro de 20 años; pero bueno, quizás tenga razón. Ojalá. La verdad es que por lo menos me hace pensar positivamente, ya que siempre que reflexiono sobre esto, la verdad lo hago de una manera muy catastrófica. Supongo que tendrá que ver que hace poco que he leído por primera vez 1984 y Un mundo feliz, jeje, y me da miedo. No quiero vivir así y por edad de seguir por este camino me toca seguro.

  24. raulma:

    Si bien españa es un pais que pasa mas bien por pena que por gloria por la uion europea,yo personalmente me estoy convenciendo de que los poderes facticos nos estan tomando mucho mas el pelo a los ciudadanos haciendo creer que es necesario su posicion y dependencia en la sociedad,no existen formas actuales en el que el hombre se gobierne a si mismo y es mas…damos nuestra confianza a personas que no se saben que hacen entre bambalinas.
    solo el poder conoce cuales son sus intenciones.

  25. elperinke:

    No creo que meterse con el Estado sea muy innovador. Bastante anticuado diría yo. Y me sorprende tu ingenuidad, Eduard, cuando afirmas que las multinacionales son menos poderosas que el Estado. Eso, en Occidente, es absolutament falso. Son las corporaciones multinacionales las que detentan el poder sobre los Estados, quienes legislan al gusto de ellas. Y también me sorprende que mientras que en tu programa defiendas que llegaremos a conocer todos los entresijos del cerebro, te sea tan dificil asimilar (hasta el punto de afirmar que es imposible) que podamos conocer los ingresos de los que, como usted, tienen ingresos -en su caso, bastante grandes- por impartir conferencias. Sabe, no es tan dificil conocer estas cifras. Lo que pasa es que son las grandes corporaciones las que no quieren que los Estados (que somos todos nosotros juntos, nuestra organización común) controlen los movimientos monetarios, ya que la corrupción es necesaria para la superviviencia del sistema capitalista (al que usted evita criticar siempre). Me temo que, una vez mas, usted hace críticas interesadas amparándose un falso anarquismo intelectual.

  26. elperinke:

    No, no somos iguales ante la ley. Y menos en Essspaña. Aquí hay una monarquía con un rey al que no podemos juzgar, aunque esté demostrado que delinque. Efectivamente, no somos iguales.

  27. Sanjenjo:

    ¿El Estado es el peligro?. El Estado es una institución que debería representar el poder común. Si no lo hace, es que está mal estructurado. Pero no podemos arremeter contra el Estado mientras no hayamos planeado una alternativa que nos represente como sociedad. Lo que nos hace desiguales es que el Estado no está en nuestras manos, como señala Chomsky: http://www.publico.es/internacional/292370/empresas/toman/democracia/eeuu

  28. Maria:

    Buenas . Hace unos dias vi la peli (Celda 21). Aunke al principio os parezca extraño el comentario precisamente akí, no dejeis de verla . Estado , poder, derechos humanos, derechos individuales, derechos co
    lectivos…..Da para pararse en cuestiones ´de las k andamos tratando. Un saludo. Disfrutadla.

  29. Sol:

    En la facultad, el profesor de Derecho Administrativo, nos hablaba siempre de: “El mosntruo de la Administración”. Entre todos hemos contribuido a crear ese monstruo, hemos dejado que la Administración controle todas las facetas de nuestra vida y lo hemos llamado “Estado del bienestar” y lo seguimos haciendo, cuántas personas se quejan de el Gobierno (sea el que sea) no hace esto o lo otro, cuando nosotros mismos podemos poner los medios para solucionar nuestros problemas, en lugar de esperar una ayuda económica, o del tipo que sea ,del Estado.
    Respondiendo a la pregunta que encabeza esta entrada, le diré que no, no somos todos iguales ante la Ley y el ejemplo más palpable, se da cuando pleiteamos contra la Administración (ese monstruo al que se refería mi profesor): si la Administración gana el pleito, se nos condenará a pagar las costas del mismo; si somos nosotros quienes obtenemos una Sentencia favorable, rara, rariiiiiisima vez se condena en costas a la Administración.

  30. Victor Villate:

    Bueno Sol, es que además la paradoja es que si tu ganas el “estado” paga las costas con “tu dinero” osea, la banca siempre gana: literal y figuradamente.
    El rizado del rizo es que la última maniobra del capitalismo con mayúsculas, de ese pequeño gran club de personajes planetarios realmente poderosos, que aunque se reunan – esta vez en Sitges – en su club que “no existe”, existen y mandan de verdad, aspiran ya sin tapujos a convertirse – si es que ya no lo han conseguido – en un para-estado global en la sombra. Y que alguien me llame paranoico en este blog, a la luz de lo que viene sucediendo últimamente: los ciudadanos nos hemos arruinado pagando de nuestro bolsillo un desastre económico que no hemos provocado y de cuyos beneficios no hemos visto sino las migajas. Ahora, la punta de lanza del sistema, los especuladores están intentando adueñarse de paises enteros a través de la deuda de nuestras instituciones nacionales. Imponen las normas que nuestros políticos deben adoptar para evitar que nos hundan más aún en la miseria. El problema es que al cerdo se lo comen siempre en San martín y adivinen quien representa este rol en el cuento; nosotros. Si no encontramos la forma de revolvernos con diligencia e imaginación, nuestros estados solo serán de aquí en adelante el complaciente matarife que se encargará cíclicamente de decidir cuantos ciudadanos sacrifica a la bestia enloquecida de la codicia de unos pocos.

  31. Nuestro enésima vista. Nuestro primer juicio. | …y esto cuando sale!?:

    […] conocimientos de derecho. Porque en lo que sí se parece esto de la justicia a la vida es en que no todos somos iguales, no, tampoco ante la ley ni ante un tribunal. En esto, como en todo, la información inclina la […]

  32. Lic. Alfonso Germán Arreola:

    El gobierno no es el estado, sino la parte menos importante y necesaria.
    Un Estado se integra por los habitantes de un territorio en el que hay normas aprobadas por todos, y que sólo se aplican a quienes actualizan los supuestos correspondientes.
    Somos tan iguales como las diferentes marcas de computadoras que existen; pero cuando uno las adquiere y les agrega o quita programas y escribe lo que le interesa, dejan de ser iguales.
    El medio ambiente, influye más que la herencia en nuestros comportamientos y lo que más nos diferencia, son los hábitos y costumbres que aprendemos o imitamos.
    En una verdadera democracia, existen los Jurados Populares, las asambleas de ciudadanos, la educación y la capacitación para darnos cuenta de las consecuencias que resultan de aplicar o no determinadas leyes y para votar, no por partidos, sino por las normas de convivencia que se traducen en Bienestar para todos.
    Los plebiscitos, referendos, confirmaciones y revocaciones, se hacen con libertad responsable y en las escuelas se capacita a todos los estudiantes para desempeñar un oficio de manera eficiente, quieran o no terminar una carrera profesional.
    Hay personas más hábiles e inteligentes que otras y merecen respeto y reconocimiento cuando ellos lo tienen por la sociedad, y son quienes deben Administrarla con los Supervisores y Diplomáticos respectivos.
    Las máquinas y la tecnología existentes, bien administradas, reducen la jornada laboral y si se emplean para las tareas mas pesadas, insalubres y peligrosas, se reducen considerablemente las enfermedades y los accidentes.
    somos tan iguales y tan diferentes como los dedos y las huellas digitales de una misma mano; pero hay diferencias de sexo, edad, educación, costumbres, idiomas, creencias etc.
    Al comprender lo anterior, nos damos cuenta que es absurdo pelear por nacionalidades, color de piel, raza, banderas, etc. y buscamos los acuerdos y la mejor manera de producir e intercambiar los bienes y servicios indispensables, como son los de salud, educación, alimentos, ropa, muebles, aparatos eléctricos y nos organizamos para que a nadie le falte una casa y tiempo suficiente para descansar, divertirse con familiares y amigos y asistir a las reuniones con los compañeros de trabajo y vecinos para ayudarse mutuamente.
    Hay mucho que agregar; pero ya lo expuse en otras páginas y cualquiera puede ampliar el tema que más le interese, pues hay de todo en Internet.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.