Autor: Eduard Punset 10 enero 2010

“No te dejes matar por lo que dice tu cerebro”, le dije. “Si no defendiera mis convicciones, sería un cobarde”, me replicó con rostro sombrío.

“Lo que te estoy sugiriendo es que la percepción de cobarde puede no coincidir con la realidad, de la misma manera que la palabra gato no tiene, necesariamente, ni el color ni la forma del animal que representa”, añadí.

Un vecino de asiento en el AVE en el trayecto Madrid-Barcelona estaba intentando convencerme de que iba a enfrentarse con quien hiciera falta para defender sus convicciones por alguien ultrajadas y sostenía que estaba dispuesto a todo. Yo intentaba transmitirle, sin éxito, algo que aprendí hace más de una década en el despacho de uno de los mayores neuropsicólogos del mundo, Richard Gregory, en la ciudad de Bristol (Gran Bretaña).

Estamos convencidos de que la percepción que tenemos del mundo exterior es la correcta. Creemos a pies juntillas lo que estamos viendo. La verdad es que no hay nada más incierto.

rotsnake

Ilusión óptica de la página web de Akiyoshi Kitaoka, profesor del Departamento de Psicología de la Ritsumeikan University, en Kyoto, Japón.

Para representar la realidad, nos servimos de palabras o de sensaciones. Es indudable que las palabras, como sugería antes, no tienen ni la forma ni el color de lo que representan: cuando decimos zapato, gato o tenedor, estamos recurriendo a un vocablo que no se parece en nada al objeto que representa. La palabra en cuestión no tiene ni la forma ni el color de un zapato, un gato o un tenedor y, sin embargo, representa esos objetos.

Igual ocurre, o puede ocurrir, con las sensaciones. Puedo sentir la ansiedad provocada por un estímulo exterior o dejarme embriagar por la belleza rojiza de una puesta de Sol. Ahora bien, ¿quién sabe si la realidad de la belleza o la ansiedad representada por la sensación en cuestión es como la mente nos sugiere que es? Sería muy raro y extraordinario que fuera así.

Es posible –estoy dispuesto a aceptarlo– que la percepción que tenemos del universo no sea una ilusión, pero lo que estamos sugiriendo es que la ciencia no es tan objetiva como parece y como a veces se le atribuye. Partimos de algo incierto: una percepción que tiene un soporte material –como unas ondas magnéticas que transmiten un sonido si se trata de un alarido–. Pero dicho soporte material está muy alejado de la palabra o sensación fabulada por nuestro cerebro. Los objetos representados por nuestras palabras o sensaciones son muy distintos del soporte material que los sustenta: fuerzas electromagnéticas u ondas vibratorias.

Partimos de algo incierto y, sobre ese imponderable, la mente lanza una hipótesis que puede o no puede coincidir con la realidad. Lo sabremos recurriendo –para completar este conocimiento– a los datos almacenados en la memoria y a nuestra capacidad para aprender en el futuro. Con estas dos claves urdiremos nuestra visión de la realidad.

Estamos ya en disposición de anticipar dos rasgos que definen la memoria: por un lado, sirve para interpretar una impresión de orden general, pero es, al mismo tiempo, muy imprecisa en el detalle. En otras palabras, no recordamos muy bien los pormenores de un asunto ocurrido en el pasado y, lo que es peor, confundimos la fuente. ¿Quién nos dijo tal cosa o dónde la vimos? Pero, lo que es más grave, está comprobado que el contenido de la memoria está influenciado por nuestras convicciones actuales sobre lo que haya podido ocurrir.

En cuanto a la segunda clave a la que recurrimos para disponer de una representación correcta de la realidad, nuestra capacidad de aprendizaje, resulta que el sistema de enseñanza habría que cambiarlo de arriba abajo, según dicen los especialistas. ¿Alguien sigue pensando –además de mi vecino del AVE– que vale la pena dejarse matar por lo que nos dice el cerebro?



81 Respuestas to “No hay nada más incierto que la percepción del mundo exterior”

  1. Nemo:

    Bueno, a mi modo de ver la mente (entre otras cosas) se comporta como un instrumento estadistico, el cual toma muestras de lo que percibe como realidad y utiliza esos datos para montar estadisticas que luego serviran para cosas cosas tales como predecir, fijar realidades, decidir, etc etc

    Evidentemente uno puede estar seguro al 99’9999% al afirmar que el suelo que esta pisando es solido y aun asi equivocarse. Como por ejemplo cuando uno se pone a pensar que no es mas que un inmenso vacio perfectamente atravesable con algunas minusculas pelotitas dispersas flotando y moviendose por ahi llamadas electrones, protones…

    Y si eso ocurre con las realidades que creemos conocer bien, pues mas complejo es con las otras que no.

    No obstante, lo bueno de la estadistica es que lo mas probable que sea probable, suele ser lo mas probable que suceda (incluso aunque uno se haya dejado la puerta abierta a equivocarse).

    Por tanto, normalmente suele ser bueno fiarse de la mente y las percepciones de uno mismo incluso sabiendo que a veces se puede equivocar. Y por supuesto, mejor aun es buscar ademas todos los posibles puntos de vista de las cosas para tener unas buenas estadisticas mentales internas de lo que percibimos como realidad, para que sea mas probable que nuestra realidad se aproxime mas en lo posible a la que es.

  2. Adolf MacDanielSon:

    Hoy en día, como antaño ocurrió, las iglesias o templos son en su mayoría una pantomima comercial, hay más “mala leche” que espiritualidad o alegría, hay política en los “templos”, en algunos alegría, que sigue siendo en ocasiones interpretada como un falta de respeto, cuando eso deje de transmitirse en los considerados los mayores templos, y mane la espiritualidad y la claridad en la mente de los que a ellos acuden, podremos hablar de las iglesias o templos como de algo útil. Esperan al cultivado y entorpecen al que no lo está. Eso es lo que veo en la mayoría de estos lugares espirituales.

  3. Cristina:

    Sr. Punset,
    La meva mare de 80 anys es familiar directa seva, de Tarragona. Van estar junts en mals moments fa molts anys, a Cistella. Ella el recorda molt. Una abraçada.

  4. mario lópez:

    Bueno se ha puesto el ejemplo del gato, pero yo pongo el ejemplo del toro, no creo que nadie dude que si tiene uno delante de él, no salga corriendo, lo digo por si acaso dudáis. Gracias a todos, en especial al creador de percepciones Eduard Punset.

  5. Pitigrilli:

    Muy interesante post el de hoy. Hace muchos años, cayó en mis manos un libro de L. Wittgenstein que versaba sobre “La lógica del atomismo lógico”. Yo era demasiado joven e inexperto, y no supe captar al 100%, el contenido de ese maravilloso libro.

    Pasados unos años, lo releí con placer. Fuí comprendiendo la genialidad de este filófofo/pensador. Ello me condujo posteriormente a leer las opiniones que Bertrand Rusell, versó posteriormente basadas en las teorías de L. Wittgenstein.

    Para no enrollarme, sintetizo parte de la teoría de Wittgenstein…” Los estados de cosas son mutuamente independientes”. Por el contrario, Rusell opinaba lo siguiente…”Uno de los propósitos presentes a lo largo de todo cuanto he dicho ha sido la justificación del análisis, esto es, la justificación del atomismo lógico:del parecer de que es posible llegar en la teoría, si no en la práctica, a elementos primarios a base de los cuales se halla constituido el mundo; esto es, elementos simples a los que ha de corresponder un género de realidad no poseido por ninguna otra cosa”.

    Este presupone admitir un estricto paralelismo entre el ordo verborum-el sistema del lenguaje-y el ordo rerum-el sistema del mundo real-.

    Como muy bien pregunta el sencillo sabio Eduard Punset al final de su post…nunca debe dejarse matar por nada. Mucho menos, por lo que nos puede decir nuestro cerebro, que piensa y transmite solo tridimensionalmente sus visiones.

    Se tu mismo.¡Vive la vida con estilo propio!.

  6. Daniel F. Carpintero:

    Estamos de acuerdo en que lo que cada uno percibe es su propia realidad subjetiva. Lo objetivo, lo “real”, no comienza a aparecer hasta que no se avanza en la propia comprensión, la introspección. No puedes conocer el mundo exterior si no conoces el mundo interior. Porque, al fin y al cabo, son lo mismo. Un saludo.

  7. Atlantica:

    El cerebro y su funcionamiento es el GRAN DESCONOCIDO del ser humano, nos afanamos por estudiar la tecnologia más puntera y ni hemos sido educados para entendernos y conocernos a nosotros mismos y al “ordenador” más genial que tenemos a nuestro alcance, el cerebro, que no nos miente, es que almacena demasiados datos y nos proporciona la interpretación mejor en cada caso, pero no estamos acostumbrados a escuchar a esa parte del cerebro que yo conozco como “ser sabio”

  8. nachoascanio:

    “…o dejarme embriagar por la belleza rojiza de una puesta de Sol. “ Esto me hace pensar Mr.Punset…
    Creo que en la actualidad se confunde la belleza de la puesta del sol con la del amanecer… Hoy en día la luz eléctrica está siempre con nosotros, pero esto no siempre fue así… Entiendo por belleza a todo lo que nos transmita paz y alegría… y la puesta de sol nos mandaba corriendo a dormir, huyendo del frío y la oscuridad… cuando aún tenía el poder de hacerlo.
    La naturaleza es luz y oscuridad… Esta es una de las principales leyes naturales que hemos quebrantado otorgándonos el poder de crear luz y calor a nuestro antojo… robándole, literalmente, la autentica belleza a la luna.
    Creo que al quitarle misterio a la oscuridad también perdemos la capacidad natural de ver la autentica belleza que nos trae la luz en la mañana… Aprovecho este tema para volver al tema de la educación de los niños… Habría que empezar por regalarles todos los amaneceres que quieran… Los niños están mas cerca que nosotros de la naturaleza… A medida que crecen van, progresivamente, acostándose a dormir mas tarde y a levantarse más tarde también… Creo de la mayor importancia para la sociedad el buen humor por la mañana… Debemos forzar nuestra capacidad de percibir la belleza natural, o lo que es lo mismo… debemos forzar nuestra capacidad de amar… Solo así podremos captar la realidad de la belleza, que siempre ha estado unida a la luz.

  9. nachoascanio:

    ¿Por qué cae la nieve? ¿Para qué cae la nieve? Aparte de explicaciones científicas… La naturaleza es muy sabia… No solo nos regala la luna para que tengamos algo de luz (belleza) por la noche… sino que también nos cubre de blanco (luz), por medio de la nieve, los países que no disfrutan del sol tanto como quisieran…
    No sé si me he explicado… Lo que he querido decir es que todo lo que entra por nuestros ojos no es más que luz… Muy mal camino ha llevado la evolución… “de adorar al sol”, de amar la luz del sol por encima de todas las cosas… pues sin luz… nada existiría (Origen de las religiones).
    ¿Seremos capaces de ir, poco a poco, alejándonos de la luz artificial (electricidad, informática, televisión, música artificial) antes de que nos falle el suministro… o de que terminemos de volvernos idiotas (con perdón)?
    ¡¡¡Buenas noches!!! ¡¡¡Y buenos días a todos!!!

  10. nachoascanio:

    Para terminar me voy a permitir el lujo de retocar, y mejorar, un viejo refrán:

    “AL QUE MADRUGA… LA LUZ LE AYUDA”

  11. El espiritú de Milwaukee « Daniel González Vázquez:

    […] Fuente:  http://www.eduardpunset.es/2883/general/no-hay-nada-mas-incierto-que […]

  12. nachoascanio:

    Para comprender la realidad de los sentimientos es necesario tener cierta experiencia. Solo el que ha sufrido la tortura en carne propia puede comprender plenamente lo que esta palabra significa. Solo el que ha gozado el amor verdadero puede entender plenamente lo que esta palabra significa. Me atrevo a decir, también, que para entender y apreciar plenamente el amor es importante saber algo de lo que es el sufrimiento… Pongamos por ejemplo un cine proyectando la película Hostal… en la que se tortura terriblemente a unos turistas. Hay cuatro espectadores en la sala… un niño, un judío que fue torturado en la Alemania nazi, un señor para el que la vida ha sido un camino de rosas, y un psicópata asesino… El niño se tapará los ojos y verá partes de la película mirando entre los dedos de la mano, el judío saldrá de la sala escandalizado llevándose al niño de la mano, el “niño de papá” dirá que Tarantino es un genio y se tapará los ojos como un niño, y el psicópata estará tomando apuntes. Solo ven la realidad de la tortura… el niño y el judío, el niño porque no la entiende y el judío porque la entiende. Para el niño de papá la tortura no es más que un dolor de muelas, ¿y para el psicópata? Está claro que el psicópata le cortará el cuello al niño de papá en cuanto tenga la idea… para que aprenda lo que es en realidad un dolor de muelas…
    Es posible que habiendo entrado un solo psicópata al cine, salgan dos psicópatas de la sala… El judío no creo que sea.
    Tarantino… ¿Un genio? ¿Un idiota? ¿Ambas cosas? ¿O es un genio que comprende la realidad de la idiotez de las masas de espectadores “niños de papá”?

  13. Marta Aguilar:

    http://dosdiasencolera.blogspot.com
    Comentarios de este blog
    Saludos y felicidades

  14. fabiana:

    hace muchos años (unos 25), época universitaria y de fuerte militancia política, atando cabos llegué a la conclusión de que la realidad no existe. en ese momento, muchos si hubieran podido se me hubieran echado al cuello, y a lo largo de todo este tiempo seguí repitiéndolo encontrando casi siempre escepticismo y hostilidad. mis argumentos eran débiles, proporcionales a mi ignorancia, pero intuitivamete digamos que lo sabía.
    en los últimos años los “avances” de la ciencia no hacen más que darme la razón, sobre todo en la medida en que la misma ciencia se disuelve bajo el giro vertiginoso de la cantidad descomunal de información que poco a poco se hace más difícil de encajar en la realidad oficial, el consenso impuesto y la descripción del mundo que tenemos que acatar si no queremos ser sospechosos de insanía mental en el mejor de los casos.
    hoy, año 2010, todavía es duro y peligroso decir que la relidad no existe, pero sobre todo difícil explicar que lejos de ser una postura destructiva o nihilista, es liberadora del espíritu.

  15. Jose Antonio Cabrera Ramírez:

    No existen calificativos para poder definir con palabras el desastre natural de Haití. Una sola imagen por los medios de comunicación vale más que mil palabras. Realmente uno se siente muy pequeño frente a estos acontecimientos extremos y comprueba lo que es importante en esta vida.
    Creo que no es el momento de hablar sino de actuar y lo podemos hacer de mil forma distintas, fundamentalmente aportando economicamente nuestro pequeño grano de arena en la medida de nuestras posibilidades. Existen ONG dedicadas a ello como médicos del mundo u otras tantas igual de válidas.
    Es hora de actuar y de ello depende la vida de miles de seres humanos.
    Por favor pasadlo a vuestros blogs y que este mundo de la blogsfera se solidarice con Haití

  16. maz:

    Es curioso lo parecido que acaban siendo los diversos sistemas que el ser humano construye a sí mismo. Tal y como yo lo veo, la percepcion, al igual que sucede con la medida, introduce el primer “error” sobre la realidad estudiada. Y entendamos error como desviacion de la realidad, no como contraposicion a la realidad. Hoy en dia no hay aparato de medida que no venga con sus caracteristicas de precisión, el error es aceptado, la incertidumbre se considera parte del sistema. De la misma manera la percepcion, desde sus niveles mas basicos hasta sus niveles mas complejos, nos ofrece una informacion relativa sobre el entorno, relativa a la situacion en la que se encuentra nuestro ser, cuerpo y mente, en ese momento. Bajo una misma temperatura se puede tener frio o calor según se acabe de salir de casa, se acabe de correr una maraton o se acabe de beber un par de copas. Un mismo objeto nos puede parecer pesado pero cargable un dia y excesivo para nuestra capacidad motora al otro.

    Si además tenemos en cuenta que todas las percepciones que tenemos las pasamos por un posrprocesamiento para convertirlas en idea. Aqui vuelve nuestra situacion instantanea a introducirnos un desplazamiento sobre el realidad objetiva, como podria suceder con un procesamiento estadistico de datos o los procesos de generalizacion de las tecnicas aplicadas en inteligencia artificial, que tan solo pretenden reducir una cantidad inmensa de datos a un format mas reducido, en el que la generalizacion realizada nos permite tomar decisiones o reconocer patrones en base a mucha menos informacion que un sistema puramente memoristico, a costa claro está, de una mayor incertidumbre.

    Y tras por sifuera poco, nuestra memoria, además de no ser infinita, ni en capacidad ni en tiempo que es capaz de mantener un dato, funciona bajo los estimulos de nuestras sensaciones y nuestros sentimientos. La impresion que un hecho, un dato genera en nuestra memoria depende de lo impresionan, valga la redundancia, que nos resulte dicho hecho. De esta forma, la primera vez que vemos un elefante puede ser una experiencia que no olvidemos jamas en nuestra vida, pero la quincuagesima vez que veamos un elefante, seguramente la olvidemos, por la poca informacion que parece aportar.

    Nos fiamos de nuestros cerebros como nos fiamos de nuestras maquinas, porque es lo mejor que podemos conseguir, la ota opcion es ir a ciegas por el mundo, ¿a alguno os gustaria?

  17. Sonja de Alcázar:

    Tiene gracia, porque justamente he estado pensando sobre esta cuestión que usted plantea sin haberle leido, y la conclusión que saqué es que hay que confiar en la propia percepción a la par que en la propia razón.

    Cierto que la imagen que usted ha puesto parece moverse a primera vista pero si un@ observa con detenimiento, si racionaliza, ve que no es así, al fin y al cabo el resultado es una percepción final y no deja de ser subjetiva pero ¿acaso tenemos otra cosa?

    Como siempre supongo que en el término medio está la virtud, confiar en la propia percepción sin olvidar que puede ser errónea en algún momento, porque no creer en absoluto en ella es supone la no acción y los seres humanos estamos diseñados para realizarnos actuando en alguna medida.

  18. Antonio del Val:

    Richard Gregory

    Mi primera aproximación crítica al proceso de la percepción la tuve al escuchar la entrevista de Eduard a Richard Gregory en el programa de Redes, Magia e Ilusión. No tiene desperdicio. De hecho, vuelvo a escucharla de vez en cuando. Como dice Eduard, Gregory es fantástico. No se me olvidará la frase: “La realidad son alucinaciones controladas a través de los sentidos”.
    Tengo que reconocer y agradecer lo que me ayudó esta entrevista, sobre todo a desaprender. A luchar contra determinadas respuestas automatizadas de mi comportamiento, a ser más reflexivo, a mirar la realidad desde otros puntos de vista, e incluso, a cambiar de opinión sobre algunas cuestiones que consideraba como principios indiscutibles.
    Y es que esto nos sirve y mucho, en nuestra vida diaria.
    Si la percepción del mundo exterior es “poco de fiar”, y además utilizamos la memoria para interpretarla, entenderse no es cosa fácil. Si nos valemos del lenguaje hablado en la mayoría de nuestras relaciones personales, encontrar espacios de confianza en la comunicación es, como decía mi abuela, más difícil que tropezarse con una aguja en un pajar.

  19. Lady Shiva:

    Menos mal que todos los grandes, fisolofos, fisicos, matematicos, artistas, al fin y al cabo pensadores, del renacimiento no estaban de acuerdo con usted Sr. Punset y preferian morir en la hoguera o ser perseguidos y maltratados por la inquisición a renunciar a sus ideas, menos mal que fueron valientes sino hoy en dia seguiriamos pensado que el sol da vueltas alrededor de la tierra. Gracias a todos ellos por valorar la verdad mas que sus vidas.

  20. Taliesín:

    La cuestión relevante es si es necesaria la certidumbre de esta percepción. A mi juicio no lo es por el momento, es decir, al temprano estado evolutivo en el q

  21. Vicente Signes:

    Referente a la frase: “La realidad son alucinaciones controladas a través de los sentidos”, yo la modificaría diciendo: “La realidad es el acuerdo que establece nuestra mente con nuestro entorno”. Cuando hablamos de entorno, tambíen incluimos el entorno mas póximo que es nuestro propio cuerpo y hasta incluso nuestras emociones.
    No es significativo el grado de alucinación.

  22. Ana Salcedo:

    Y que ocurriría si toda nuestra existencia al fi nal solo fuera una aluzinación, un espejismo o una holografía y nosotros lo vivimos como una realidad???Eso si sería una gran tomadura de pelo y un pésimo chiste!

  23. Juan Reyes Florido:

    Extracto del prefacio del libro “Stories of a planet that needs help”:
    The main tool of science is the brain. Science basically comes from brain activity. Thanks to science it has been possible to demonstrate that everything we see, hear, taste, touch, feel and believe are perceptions from outside that are manifested in the brain. Science has increased the knowledge about what the brain is. The brain uses the brain to explain what the brain is. The brain explaining what it is itself. We trust our brain and accept as truth what it tells us, even knowing that they are interpretations of reality. It seems that it tells us things in a simple way to achieve a fundamental objective: Perpetuation – to continue being alive along time-
    The knowledge of something can vary when it is observed under different conditions and different results can be obtained after testing it, as an example we could mention the measurement of days and years like something relative to the speed of rotation and translation of the planet or the force of gravity on different parts of the planet.
    Considering the brain’s interpretations are determined by external factors, it would depend on the characteristics of these factors the consequences or reasoning the brain will give. In some cases, science may be subject to limitations arising from objectivity and the need to test thoughts, intuitions or ideas. Through science many subjective concepts have been converted into objectives. There are subjective concepts which are very difficult for science to accept perhaps simply because still it is not possible through science to prove them.

  24. Vicente Signes:

    Sr. Eduard Punset, voy a ampliar mi intervención anterior y me gustaría conocer su opinión al respecto:

    Después de estudiar durante largo tiempo el comportamiento de nuestro cerebro, utilizando como patrón de comportamiento el mío propio, he llegado a las siguientes conclusiones:

    Nuestro cerebro, percibe tres tipos de realidades diferentes, a cual de ellas más confusa y subjetiva:

    1º La realidad de nuestro universo físico, que trata de la percepción de nuestro entorno físico, a través de nuestros sentidos.

    2º La realidad de uno mismo, que el conjunto de consideraciones mentales o ideas que uno acepta como propias (lo sean o no).

    3º La realidad ajena, que es el conjunto de consideraciones o ideas de otros que uno acepta como verdaderas (lo sean o no).

    El grado de acuerdo entre estas tres realidades, determinará el grado de estabilidad mental de cada individuo.

  25. Vicente Signes:

    En contestación a Ana Salcedo:

    Si la existencia la percibimos a través de nuestra mente, ¿Qué importancia tiene el nombre que le pongamos? Da igual que la llamemos alucinación, espejismo, holograma, tomadura de pelo o pésimo chiste. De todos modos el universo seguirá siendo lo que es y la existencia será para nosotros una consideración mental.

    Y si es así, ¿por que no llamarlo, ilusión, creación, milagro o magia?

  26. Si quieres mejorar, ponete frente al espejo. « Sabadini & Wolf:

    […] lectura en el blog de Punset me hizo recordar una enseñanza que me ha ayudado mucho en mi trabajo para producir cambios en las […]

  27. La buena costumbre de compartir « MI FOBIA SOCIAL:

    […] No hay nada más incierto que la percepción del mundo exterior […]

  28. Si quieres mejorar; ponte frente al espejo « grandes Pymes:

    […] lectura en el blog de Punset me hizo recordar una enseñanza que me ha ayudado mucho en mi trabajo para producir cambios en las […]

  29. Cristina:

    Estoy contigo, pero al mismo tiempo me resulta difícil entender como sería la vida sino tuviéramos un código con el que poder comunicarnos, con el que nos podamos entender para organizar una vida en común. Lo que planteas me parece interesante desde un punto de vista individual, pero resulta necesario e inevitable, algo que una para a partir de ese momento discutir o no el continuar seguir llamándolo así sino queremos dejar en manos de la providencia el que nos gestione nuestros asuntos comunes. Saludos Eduard y gracias por tu entrada. 🙂

  30. manu:

    si estariamos encerrados no podriamos saber toda verdad la realidad ni tener una base quizas estemos encerrados ,quizas seamos algo de lo que otro se aprobeche

  31. Más que buenas noticias - Iniciativa Debate Público:

    […] el buen camino con toda la incertidumbre y percepción que queramos. Eduard Punset nos dice. “No hay nada más incierto que la percepción del mundo exterior”.  “No te dejes matar por lo que dice tu cerebro”. “Estamos convencidos de que la percepción […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.