Autor: Eduard Punset 3 enero 2010

¿Por qué nadie ha indagado en la arqueología de las emociones? Ni se me ocurriría cuestionar la conclusión consensuada del debate sobre la tesitura de las emociones humanas: que éstas son lo único con lo que venimos al mundo, que son básicas, universales y que todos, desde los gaboneses hasta los indios, las expresan de forma parecida.

¿Pero la ira ha ido amainando con los siglos?; ¿el desamor se disfrazó siempre de conductas vengativas o sólo fue así en los orígenes?; ¿la ansiedad precedió siempre al miedo alertando de lo que venía o antes se desplomaba uno, vencido por el pánico paralizante, desde que explosionaba la amenaza?

Claro, no es baladí lo que habría descubierto la arqueología de las emociones, de haberse dado. En el pasado, como ocurre tan a menudo, podrían estar las claves del futuro. Si la venganza contra el ser amado responsable de la traición amorosa hubiera caracterizado solamente las conductas iniciales que se perdían en los tramos primordiales del sentimiento humano, lo lógico sería esperar que, de cara al futuro, los atisbos de venganza acabaran desapareciendo y que un desamor siguiera removiendo las entrañas, sin despertar ánimos de vendetta y destrucción.


Imagen de una campaña contra la violencia de género de la organización Domestic Violence, elaborada por Saatchi & Saatchi.

Por eso, me ha dejado atónito el reencuentro con un ser muy querido en el otro hemisferio. Ella ha sufrido apaleamientos y maltratos pavorosos, incluidos de orden sexual. Estas lesiones provocaron un cambio sorprendente en su carácter. Aquel maltrato soez y desenfrenado ha hundido sin remisión su voluntad de sobrevivir. Una y otra vez respondía a la humillación y a los golpes con nuevas muestras de connivencia
y perdón.

“Mi vida no vale nada”, repetía. “Con la cantidad de gente que ansía vivir, que podría disfrutar con mi vida, y a mí me sobra”, añadía.

No creía lo que mis ojos estaban viendo. Yo la había conocido cuarenta años antes, en plena juventud. La reconocía todo el mundo no sólo por su belleza, sino por su voluntad indomable y poder absoluto frente al resto de los hombres. Las vacilaciones de estos últimos eran bien conocidas: algunos declarados bravucones, primero, se reían de ella o le gastaban bromas hasta que les cortaba el aliento. Después, la atacaban intentando arrimarse para abrazarla. Pero ella sacaba una daga de cacha blanca con una bolita de bronce en la punta con la que los tumbaba, heridos, en el suelo.

“Mira, hijo de la chingada, no porque veas que soy mujer vas a jugar conmigo; yo con el que quiero hasta me le arrastro, ¡pero a güevo, no!”, exclamaba. ¡Dios mío! ¿Qué es lo que había ocurrido? ¿Qué tempestad, qué lluvia de meteoritos devastadores tuvo que sorprenderla para que dejara de ser quien fue y se convirtiera en aquella alma plañidera? Empecé a indagar en su entorno, preguntando a todo el mundo que pudiera describirme qué cosa o qué persona había sido capaz de cambiarla radicalmente. Tenía que ser algo exterior a ella que la hubiera pillado desprevenida.

Nada de nada de todo eso. Cuando falta la persona amada, se comprueba, en efecto, que el mundo se queda en nada. A mi amiga del alma no la había hundido ninguna daga exterior, sino un gran amor surgido desde dentro.



70 Respuestas to “Venganza y desamor”

  1. miquel casafont:

    gràcies Eduard per la divulgació i comentaris sobre temes tan importants per a la vida emocional.

  2. maría:

    ¿Cuanto hay que no querer a alguien para tener que pasarte días separada de tus hijos? Esto no se cuenta. Y si los padres les echamos de menos el 50% del tiempo, los niños nos echan de menos a uno de los dos el 100% de su tiempo. Esa es la realidad. De aquí se puede nutrir el maltrato y causar que se doblegue la más pintada o el más pintado, que haberlos los habrá.

  3. vengadoraenmascarada.com:

    Yo pienso como alguien ha dicho que el problema de este dolor en su amiga que ya no ama la vida está en su interior, ¿cómo la amaron a ella sus propios padres? cómo puede tener dentro esa pasión de arrastrarse ante un futuro amado, qué habrá visto en sus padres?. Ella no se ha querido nunca, buscaba que alguien la quisiera para amarse a sí misma, ¿porque nunca nadie la quiso, ni le enseño a quererse ? ahí sí o sí la responsabilidad es de los adultos que te educan, aunque sólo sea con la mirada. Eso que es la masa arqueológica, el abono de tu inteligencia emocional, junto con el malquerer, desprecio y posible maltrato de la persona en la que ella se fijó, por debilidad y seguramente con obsesión, la conducen al ODIO hacia sí misma. Si al menos odiara al “otro” el tiempo necesario…y a ser posible sin expresiones de violencia física, quizá, quizá estaría salvada. Salvada del odio y desprecio a sí misma…

    Como dice mi psiquiatra un problema mayor que soporta un ser humano (además de la soledad) es el ODIO, a veces se segrega demasiado, es muy natural, pero hay que saber VENTILARLO; siempre hacia afuera y mejor sería construir algo con esa fuerza NATURAL, por ejemplo cambiar los muebles de lugar.

    Claro que el desamor es más profundo, le deseo que la luz de su inteligencia apueste por ella, por encontrar una fómula para sobrevivir y no instalarse en la pena.

  4. javi valderrama:

    PARA BIEN O PARA MAL TODO ES APRENDIZAJE. A MEDIO LARGO PLAZO TE LO TIENES QUE TOMAR COMO ALGO POSITIVO.A TODOS NOS HA TOCADO O NOS TOCARA PERDER O GANAR. SI ERES UN POCO INTELIGENTE SERAS RESPETUOSO SI NO UN ANIMAL TANTO SI ERES HOMBRE AGREDIENDO FISICAMENTE Y PSICOLOGICAMENTE COMO SI ERES MUJER AGREDIENDO PSICOLOGICAMENTE QUE POR LO QUE HE VISTO ES LO MAS COMUN EN ESTOS CASOS.COMO DIJO GANDHI”EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ”

  5. javi valderrama:

    A UNA PERSONA LE PUEDEN PASAR CALAMIDADES EN SU INFANCIA. PERO ESO NO CONDICIONA QUE SEA MALA PERSONA DE MAYOR O NO DESEE VIVIR.

  6. fabiana:

    tu sentimiento se fusiona con el sentimiento de tu amiga. tus dimensiones personales, tu estado de conciencia abordan la descripción para acercarse, para tocar y saber.
    pero no se sabe y surge la necesidad de expresarlo, de sacarlo.

    una mujer fuerte que se convierte en alma plañidera, que le sobra vida, eligió el corazón, las emociones como eje, eligió la intensidad y descartó la especulación.
    hace años que dejé de lado el determinismo inconciente, es aburrido y pesimista. tu amiga jugó y perdió, posiblemente fue tan grande lo que apostó, fue tan temeraria en la entrega, que ya no le queda energía para recuperarse.
    la emoción no evoluciona, la emoción es la sombra de la sombra y sin embargo ¿qué haríamos sin ella?

  7. Acm:

    Si sobre el papel, o con la calculadora, multiplicásemos tres por cuatro, no importa el lugar de nuestro mundo donde se hiciese, el resultado siempre sería el mismo, ya que las cifras son leales y fieles, no intentan nunca cambiarse a lo que no son. De lo contrario, un tres, envidioso o ingenuo, disfrazado de ocho, podría volvernos locos.

    Razón por la que el cerebro, la magnifica computadora mental o alguna sibilina parte de ella, ajusta primero el resultado que le es apetecible para acomodar a continuación las cifras que lo haga posible.

    Se me escapan los motivos para esta plástica adaptación evolutiva si no ha sido como arma para sobrevivir a la soberbia, el egoísmo o la mentira.

    Saludos muchos

  8. eshteraguilera:

    Yo comprendo que la fuerza de las emociones te lleve a quemar tu propia vida. Las emociones son combustibles altamente inflamables y nos queman el espíritu. La mayor parte de los golpes que recibimos de la vida aún siendo tremendos, no son los que nos quitan la fuerza. La fuerza se vá con las emociones que nos consumen.
    Recuerdo la escena de la película “como agua para chocolate”. Cuando por fin se encuentran los amantes se consumen en una combustión apasionada. Esa es la vida.

  9. subtomas:

    Hola a todos,
    Os quiero sugerir una peli que, desde mi punto de vista, es un ejemplo de (como dice Punset) como ser flexibles para cambiar de opinión es muy útil. Y mucho más en el amor, pienso yo. La peli es “Si la cosa funciona” o “whatever works” de Woody Allen.
    Os gustará.

    Un abrazo grande.

  10. Pitigrilli:

    Gracias a una amistad, he encontrado el Blog de mi admirado Eduard Punset. Dicho esto, entro en harina sobre el contenido del post.

    Tras leer el contenido del post; he sentido una tristeza interior personal; ya que durante muchos años he recorrido con la mochila de mi vida muchos Países y varios Continentes, con el fin de intentar aprender, para luego intentar comprender las diferentes idiosincrasias en las que conviven espacialmente los Seres humanos que pueblan los mismos.

    He llegado a la conclusión-puedo estar errado en la misma-; de que el Ser humano ha evolucionado mucho en el campo de las tecnologías; pero en el campo del pensamiento y de los sentimientos positivos hacia si mismo, y sobre todo, hacia los demás… todavía se encuentra en la Prehistoria.

    Hace unos años leí un libro, que me hizo reflexionar-disculpen que no recuerde al sabio autor, es uno de mis muchos defectos…ser despistado para los nombres-. Mas o menos venía a decir en síntesis que….nosotros somos tanto nuestra mente como nuestras emociones.

    Nuestro destino psicológico-con todas las derivaciones contenidas en el-; dependerá de la relación que establezcamos entre ellas.

    Desde nuestra libertad de pensamiento; podemos elegir un camino que podrá estar repleto de obstáculos, en donde la insatisfacción y el sufrimiento serán sus constantes a cada paso que demos en el. Si por el contrario, elegimos un camino que pretendemos recorrer tranquilos, aprendiendo y con la paz emocional que produce el sentirnos sabia y amorosamente respaldados- tanto por las personas con las que vivamos o convivamos, como por nosotros mismos-; entonces será cuando percibamos que hemos madurado y andamos por el camino correcto.

    ¡Vive tu vida con estilo propio!.

  11. Miguel:

    Nos desequilibran las emociones positivas y negativas a lo largo de nuestra vida y no las podemos controlar pues forman parte de nuestro inconsciente. El amor nos hace mas llevadera la vida. La amistad nos es necesaria. Que sigas mucho tiempo con nosotros.

  12. CATALINA JANUS:

    Querido Eduard, si que se ha indagado sobre las emociones, el doctor Tocayo suyo apellidado Bach, ya lo hizo dejando un legado de 38 flores y un remedio llamado Rescue o rescate, que ayudan a sanar las emociones que usted describe aquí. Sin embargo estoy totalmente de acuerdo contigo en que hace falta hablar más de ello y escribir, así como mostrar al de a pie, como dices tú, yo me dedico a ello en Puebla, México y en Karlsruhe, alemania , a veces voy con los amigos a espania, a madrid o a torredembarra, a conversar sobre las emociones.
    Quiero que sepa que soy su novia infenitesimal y a la distancia.

  13. perico:

    ¿porqué siempre hablais del amor como si fuera un elemento espiritual?
    simplemente es un mecanismo biológico, como es el hambre. El amor, por ejemplo, hacia unos padres, te obliga a mantenerte vivo, aunque haya dejado de existir una dependencia material.
    supongo que lo que origina el maltrato es la dependencia material (en un mayor grado)

  14. pepe tanatos desidia:

    Ahh, claro, osea que seremos una sociedad más feliz por acompañar a los hijos durante un año..

    ( Mas los nueve meses de embarazo, eso es 21 meses, ¿y luego, luego ya es bueno dejar que viva como ahora, no es necesario tener en cuenta las demás décadas?.¿Y antes?, Vaya.)
    ¿No hay que tener en cuenta a los padres?, a los dos, los trabajos, su vida, ¿eso no se tiene en cuenta?

    Plantearse realmente beneficiar a un sexo determinado para crear una sociedad mejor no dará mejor resultado del que ya esta dando el evidenciar que la violencia, no es de género(SEXUAL), si-no social, sociedad, todos, todos, sociedad, vamos más pallá, incluso todo lo demas forma parte de la sociedad.

    Si los adultos fuéramos emocionalmente adultos seríamos mejores padres, pero es mejor ser impulsivo e inconsciente y tratar los problemas desde un modo sexual o aplicando unas diferencias sobre la base del sexo a problemas sociales, osea que involucran a la sociedad, a todos, los vagamundos, inmigrantes, prostitutas, ladrones, violadores, asesinos, proxenetas, y por supuesto y además a personas buenas que viven y mueren y nacen en este planeta, incluyendo a personas buenas como, inmigrantes, prostitutas, vagabundos yvagamundos, ladrones de ricos sin violencia y personajes poco considerados porque el mundo está globalizado y porque a la sociedad la forman muchas cosas, no-solo los sexos, aunque parezca que no.

    Que maten mujeres en África, la India o Asia influye de manera negativa en la sociedad española, aunque a muchos ni se lo parezca ni le den importancia ni realmente les importe, incluso teniendo que preocupar esta cuestión por estar supuestamente encargándose de estas cuestiones, puesto que mujeres tambien matan en nuestra querida y soleada España, además de ser violadas y maltratadas, pero el hacer el problema sexual no hizo más que crear una separación sexual social, cuando la sociedad, somos todos, además de otras cosas.

    Ahora eso sí, ¿No sería mejor no tener hijos?, ó, dejar que los cuidaran por nosotros hasta que fueran adultos, así podríamos dedicarnos a ser más inconscientes e impulsivos, además de superfluos, solo hace falta que nos den más vacaciones y unas drogas mejores, legales, o ilegales, se compran con el mismo dinero, sí y 100 canales más de tele-basurón, con algo de ciencia, pá que no digan que no nos culturizamos..

    Juas, que buena la cultura cuando viene acompañada de ciencia, sobre todo cuando me da la razón, auque no la tenga, puesto que no entendí la idea, simplemente me dí la razón.

  15. Webs, noticias, curiosidades, artículos… » El blog de DROBLO:

    […] Venganza y desamor […]

  16. Anonimo:

    Que chocante me resulta verle hablando contra de la violencia de genero hacia una mujer y tan permisivo hacia a la violencia de genero contra los hombres…

    ¿Que tiene de bueno ir clavando dagas verbales de cacha blanca con una bolita de bronce en la punta para tumbar, herir y dejar en el suelo a nadie? Yo personalmente no creo ni veo bien que haya que ir por ahi hiriendo a los demas, por muy mujer deseada que uno sea… una cosa es ser claro en las intenciones y otra liarse a insultos o ir con los comentarios despectivos o a hacer daño. De hecho, vista la descripcion del pasado de su amiga bien podria haberla puesto a ella de imagen desagradable sacando un puño de la boca para golpear a hombres, y sin embargo curiosamente a esa actitud no le ha puesto ni un adjetivo de reprobacion.

    En cuanto a los telefonos de ayuda y campañas a la violencia de genero, siempre parecen lanzar dos claros mensajes:

    1) La violencia de genero solo existe y solo se deben poner los medios para ayudar a quien la sufre si es una mujer.

    2) Y es el que sufre el maltrato soez y desenfrenado de la pareja que ha hundido sin remisión su voluntad de sobrevivir es un hombre, solo le queda una opcion y esa es simple y llanamente joderse, porque encima estara hasta bien visto o se le dara por merecido o simplemente se vera como un hecho jocoso el que no haya sido capaz de conseguir con su condicion sexual que su pareja le respete.

    En fin… aun nos falta mucho con la violencia de genero si creemos que luchamos contra ella defendiendo y apoyando solo a las mujeres, en vez de defender y apoyar a quien sea maltratado. A ver si se nos graba bien en la cabeza de una vez, que una persona victima de malos tratos por su pareja es igual de vulnerable, desamparado, fragil y necesitado de ayuda siendo hombre o mujer.

  17. Resiliente:

    Sí, algunos desamores son terribles.
    Algo parecido me pasó a mí cuando era un niño.
    Mi madre me agredía varíos días a la semana, con la mano, el palo de la escoba, zapatilla, etc. Todo eso desde que tengo uso de razón hasta que me expulsó de mi casa a las 13 años porque no ganaba dinero. Llevaba trabajando desde los 11 años.
    Aún así nunca le guardé rencor.
    De hecho considero que me hizo un relativo favor cuando me expulsó de la casa familiar porque yo empecé a vivir sin agresiones físicas ni psicológicas.
    Desgraciadamente también mi mujer sufrió maltrato psicológico de su parte. Después de 30 años todavía le guarda un profundo rencor por ello. Nunca lo hacía en mi presencia. Una vez que lo hizo la amonesté por ello. Mi mujer solo tenía 17 y 18 años cuando sufría esto, en pago a que la lleváramos con nosotros a viajes y paseos. Recuerdo que pretendió dormir con nosotros en la misma habitación de un hotel, durante un viaje. Mi mujer se opuso rotundamente y yo la apoyé, aunque no me importaba demasiado.
    Mi pareja aduce que cierta parte de mi carácter de protección excesiva al posible daño sentimental es culpa de mi madre por no haberme proporcionado cariño. Es posible que tenga razón. También creo que la soledad familiar en la que tuve que vivir a unas edades tan tempranas afectaron mi carácter, aunque me defendí a las mil maravillas en lo económico y social. Pero mi madre tampoco tuvo una vida fácil. Padeció una madrastra y su niñez no fue muy feliz, según ella misma me dijo.
    En mi opinión debemos ser menos victimistas y responsabilizarnos más de como se desarrolla nuestra vida, especialmente cuando somos adultos.

  18. Mary:

    Todo fuese tan sencillo si llevaramos a la práctica lo que la madre Teresa de Calculta expresó en muchas ocasiones… “Fuimos creados para cosas más grandes, para amar y ser amados”…

    Por naturaleza, desde que nacemos somos personas con buenos sentimientos y amor hacia los demás… sin embargo, con el paso del tiempo el entorno, la sociedad, los egos y las experiencias desagradables no canalizadas llevan al individuo a experimentar sentimientos negativos.

    Lo interesante no sólo es entenderlo sino también hacer algo para no caer en ello o prevenirlo. Ya que desafortunamente nos estamos autodestruyendo por el hambre del poder, del dinero, del reflector social, del tener más cuando tal vés lo tengamos todo lo necesario para hacer grandes cosas: amar y ser amados.

  19. Eunate:

    Me encanta Punset, cómo habla y cómo me hace reflexionar. Pedro, lo que has escrito es tan cercano para mí, él no ha fallecido, afortunadamente, pero ya no estamos juntos, aunque para mí lo sigue siendo todo. No estoy sin ganas de vivir, pero cada vez es más difícil seguir adelante.

  20. Adela:

    Interesante blog e interesante reflexión para quienes gustamos de pensar:

    http://www.programas.com/blog/ojodebuey/index.php/somos-lo-que-buscamos-iii/

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.