Autor: Eduard Punset 16 febrero 2014

Incluso a finales del siglo XVIII, cuando ya no eran el colectivo más numeroso, los seres sin Estado seguían ocupando el más grande de los espacios disponibles del globo: los bosques, las montañas, las estepas, los desiertos, las regiones polares, los pantanos y las tierras más difícilmente accesibles y remotas.

En esa época, la historia de la humanidad empezó a ver cómo culminaba el «viaje» de esos hombres y mujeres sin Estado, desde esos lugares en que podían sentirse libres, hasta convertirse en una especie reglamentada, sujeta a impuestos, esclava y coaccionada. Su asentamiento en las tierras regidas por un Estado culminó en el caso de Europa en pleno siglo XIX y en el caso del sudeste asiático en el XX. Se instauró así una nueva organización de la vida y de la gestión de la riqueza en el globo terráqueo que acabó por transformar el planeta.

En Grecia y Roma eran contados los señores que disponían del poder necesario para contener a muchedumbres esclavizadas. Las mayorías formaban estados esclavistas hasta el momento en que las circunstancias de la vida les sugerían la posibilidad de poder huir hacia las alturas. Junto a esas sociedades cuyo fin último era esclavizar a la gente hasta que olvidaban su origen, en sus confines se asentaban masas libres de ciudadanos autóctonos.

090.-Lleó-congrés

El aplastante poder del estado, en el Congreso.

Los primeros habían dado un paso atrás en la defensa de sus libertades recurriendo al Estado organizado; en cambio, los segundos –y en contra de lo que pensarían un día los llamados «evolucionistas»– habían huido hacia la libertad. Esta división duró hasta el siglo XVI, cuando el poder se fue concentrando paulatinamente en las regiones con Estado mientras se fueron diluyendo los espacios no sometidos.

¿Cuáles fueron las razones que obraron a favor de los países o regiones que recurrieron a formarse como un Estado? Como explica muy bien el antropólogo James C. Scott, la formación de la sociedad esclavista requiere que la gente se pueda ganar la vida en ella; y eso es lo que ocurrió con el cultivo del grano con regadío, así como con la puesta a punto de las tecnologías necesarias para reducir las distancias que durante siglos habían mantenido al mundo separado: carreteras, puentes, ferrocarriles; y, más tarde, aviones, teléfonos, telégrafos y sistemas para situarse en el espacio.

Hasta finales del siglo XIX, el transporte por carretera era tan caro en toda Europa que ningún país podía suministrar los cereales necesarios si no se disponía de transporte acuático. Ciudades como Madrid o Berlín solo pudieron resolver sus problemas con costes elevadísimos para su interior. No hay duda de que países como Holanda pudieron disfrutar de grandes ventajas con sus canales.

A lo largo de los dos últimos siglos, la hegemonía del Estado nación y el casi exclusivo poder de su soberanía ha podido barrer a los pueblos no allegados. El poder del Estado es, en este sentido, la fuerza coercitiva que puede proyectarse hasta los últimos confines del territorio. Pero no siempre ha sido así. La Historia del mundo es exactamente al revés. La mayoría de la gente hace mil años vivía en el exterior de estructuras del Estado o en situaciones de soberanía fragmentada. Evitar el Estado constituía una verdadera opción.

En España, el desarrollo del Estado de las autonomías es un reflejo histórico y mal avenido de un país en el que su gente siempre quiso estar más cerca de la sociedad sin Estado; es decir, de una sociedad acostumbrada a ir a su bola, a compartir hasta cuatro lenguas oficiales y a huir de todo movimiento que no condujera a las alturas sin Estado.

¿Alguien ha estudiado en serio en este país la fuerza considerable de las diferentes acepciones del anarquismo o, lo que es lo mismo, la huida constante hacia una sociedad no esclavista y no estatalizada?



30 Respuestas to “Seres sin Estado”

  1. Redes para la Ciencia » Seres sin Estado:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  2. Salvador:

    Excelente artículo, recomiendo a este respecto revisar la bibliografía de Oppenheimer (Franz) para estudiar los medios violentos por los que surge el estado. Gratamente impresionado Eduard.

  3. pepeluiscuestatitos@gmail.com:

    La Libertad es un sentimiento. Me siento libre o no me siento libre.

    Si consideramos la evolución humana desde las tribus nómadas del Neolítico, hasta nuestro días, a poco que usemos la imaginación, convendremos que aquellas pequeñas tribus independientes, tenían un alto grado de libertad. A partir de ahí y a medida que el progreso acelera, los núcleos de población se van haciendo cada vez más grandes porque la amplitud de fronteras es diréctamente proporcional al Poder (a los EE.UU, por ejemplo, se les permiten barbaridades humanas que para otras naciones serían motivo de intervención militar externa).

    El funcionamiento de las pequeñas tribus independientes era controlado muy fácilmente y de forma directa por sus propios integrantes.
    Después con el nacimiento de las grandes ciudades esto se hace imposible porque los abusos arbitrarios conducirían al caos (analicesmos el funcionamiento de las mafias). La Anarquía es una bonita utopía.
    Para poder controlar la conducta de los ciudadanos en las modernas urbes, se hace imprescindible un centro organizativo en la cumbre, desde donde se

  4. pepeluiscuestatitos@gmail.com:

    ….( perdonen la interrupción. Continúo) dicten normas que afecten por igual a todos los administrados.

    A poco que observemos llegaremos a la conclusión de que en este estilo nuestro de vida, las normas tanto prohibitivas como coercitivas van aumentando progresivamente, y estas normas son necesarias pero van recortando nuestra Libertad. Ayer podía Vd. hacer cosas que hoy le están prohibidas. Hoy tiene Vd más obligaciones que ayer. Repito, es el estilo de vida de progeso cada vez más aplaudido y bienvenido. Sin duda alguna, las emociones, y no la inteligencia, están al volante de nuestra vida.

  5. Víctor M. González:

    Excelente artículo. Creo firmemente que la historia de los imperios se ha escrito y se sigue escribiendo con la explotación de unos pocos seres humanos a otra mayoría: en la exclavitud. Lo curiosos es que somos los propios exclavos los que renunciamos a la libertad a cambio de seguridad y cierta dosis de comodidad. ¿Hasta cuándo?

  6. Begoña Cebrian Gomez:

    Después de leer este artículo he comprendido claramente mi anarquismo interior. Me ha gustado saber que pertenece a un genomacultural muy arraigado en este país llamado España. Y contribuyo con un pensamiento trabajado. Anarquía implica una dosis alta de auto-responsabilidad. Para vivir en kaos es básica.

  7. Sergio:

    Lo peor es que nosotros mismos nos hemos esclavizado debido a nuestro inmovilismo ante los acontecimientos de la historia. Y cada vernos movemos menos

  8. Aurelio Sot:

    Seguramente si el estado no se hubiera adueñado del territorio nacional son repartir antes la parte correspondiente a cada cual que le pertenece a el y a su familia por derecho propio, obligándole así a ser un esclavo de la tierra en la que vive ahorcado por un sobrecosto excesivo para que sólo unos pocos se enriquezcan, estaríamos hablando de otra situación totalmente diferente.
    Desde el punto en el que nacer en un país “libre”, donde teóricamente tienes derecho a una vivienda digna mientras la pagues a precio de oro puro, y a un trabajo digno, pero te niegan la
    Posibilidad de poder vivir sí no es bajo esas reglas, todo lo que se denomina “libre” tiene unos tintes de esclavitud muy sospechosos.
    Dadme mi trozo de tierra libre que me corresponde por ley divina y humana y seré capaz de estar fuera del estado

  9. Sony Sato:

    Creo que la verdadera revolución de Internet está en la capacidad de difusión de nuevas ideas. Si antes los agentes de tráfico que regulaban la circulación de ideas eran grandes empresas y estados, ahora el ciudadano de a pie ha ganado mucho terreno. Esto significa que circularán cada vez más visiones de cómo organizarse y vivir en sociedad, y por tanto también sus intentos de cristalizarse en prácticas reales. No creo que los estados desaparezcan, pero sí que poco a poco veremos nuevos modelos de organización buscando y encontrando sus espacios.
    Con todo, creo que hay un peligro inherente a las ideologías. Les dejo un microcuento al respecto, pinchen mi nombre si les apetece leer.

  10. Jose Angel Hernandez de Dios:

    Sr Punset me ha gustado su artículo, dificil pero no imposible una regresión a una situación como la anterior a esa fecha, en la que primaba la libertad de los individuos.
    Por otra parte decirle que me ha sorprendido que en el resumen de su biografía fue colaborador de la implantación de las autonomías en España. Quizá es una contradicción o no, o; es una superación este nuevo pensamiento.
    Felicidades por su labor divulgativa del conocimiento y del pensamiento.
    Un cordial saludo

  11. Begoña Cebrian Gomez:

    Leyendo este artículo he comprendido mejor el anarquismo interior que llevamos en nuestros genomas culturales, muchos de los llamados españoles. También he asimilado el porqué, de la desconfianza ancestral que sentimos otros muchos españoles, ante los que nos están gobernando y la alegría que nos da, el que nos dejen hacer!

    Eduard Punset, este artículo me ha dado paz neuronal! Gracias.

  12. j.f.Lacedonia:

    Hola Eduardo,me gustaría invitarle a una conferencia de una cientifica de origen israelí siendo sus orígenes de la tribu de los Levi para que lea em primera persona sobre el origen de este asunto y como se originó.
    Esta científica esta impartiendo esta conferencia en circuito cerrado traduciendo en 17 idiomas sus conocimientos.
    Gracias y cuando desee le indicaré este asunto extenso para que pueda leerlo y sacar sus propias conclusiones.

  13. Alejandro:

    Extremadamente brillante estimado Sr. Punset. Al fín y al cabo, who is john galt?

  14. norberto:

    Para empezar hay que ver el éxito de las sociedades organizadas a la hora de conformar ejercitos/milicia, proveer de alimentos, y otros servicios, frente a otras que viven en organizaciones pequeñas o clanes.
    Ahora bien, eso significa que se inculcan valores de la organización en los individuos para que se sometan a ésta y también luchen por la conservación de ésta. Por lo que, se puede correr el riesgo de no dejar espacio al individuo para su crecimiento y sin embargo, ocupar todas las áreas personales con ideas inculcadas, ya sea en el ámbito social, laboral o espiritual. La respuesta del individuo, cuando el nivel de rechazo de esos valores es importante, es la de no aceptación, que conlleva rebeldía o bien alejamiento, ya sea de su sociedad o bien hacia otras sociedades o entornos que vea más adecuados a lo que cree.
    Eso no significa que el cambio sea para mejor, simplemente que existe una necesidad de cambio que pesa más que el quedarse y aguantar.

  15. Raúl Saavedra:

    España ha sido cuna de las únicas experiencias anarquistas del mundo. Somos amantes del anarquismo utópico y de la diferencia, pero el mundo evoluciona y la concentración de grandes multitudes, lo que en origen eran las sociedades-estado, derivó hacia un deseo de que el papá estado lo resuelva todo. Es el lógico fruto de haber sustituido el concepto de estado totalitario en el estado de la socialdemocracia, el que nos devuelve gran parte de lo que nos quita, ya transformado en una organización social. Lo malo es que ahora la clase política quieren ser el Estado y los españoles no creo que lo lleven bien.

  16. Toni Cardona:

    Eduard…..la diversitat es riquessa..
    Eduard…..la diversidad es riqueza.
    Eduard…..the diversity is riches.
    Eduard…..la diversite ce richesse.
    l ojala hablase i aprendiese mas lenguas ó idiomas…..

    La lengua o el idioma nos interconecta y todo lo que aprendemos nos enriquece…

    Gracias Eduard..

  17. Felix Sanchez:

    Me gustan estas historias.

  18. Mantuano:

    ¿Explica eso la notable influencia en españa de las ideas anarquistas desde mucho tiempo atrás, junto con la desconfianza de las clases dominantes por el pueblo (y viceversa)? Tengo la impresión de que así es.

  19. Curnev:

    Me parece que abandonamos nuestro ego para pertenecer a otro ego mas complejo que nos de seguridad y a la vez lo siga alimentando.

  20. antonio m peña g:

    el articulo está muy bien me ha gustado mucho,pero la reflexión última ,sobre los españoles y como somos,me parece perfecta.gracias.

  21. Oscar:

    Recomiendo leer “El mundo hasta ayer”, de Jared Diamond. Hace un recorrido por los aspectos de las “sociedades tradicionales” que se han perdido al ser absorbidas dentro de “Estados”. Algunos convendría recuperarlos. Otros, no obstante, están mejor guardados en el cajón de la Historia. Nada es blanco ni negro, por lo general.
    De todos modos, gracias de nuevo a Eduard Punset por obligarnos a pensar y reflexionar por nosotros mismos.

  22. Miguel Angel Alcaraz:

    Desde el punto de vista jurídico, la idea de la coercibilidad de la norma, la vis coactiva como requisito indispensable de ésta, que yo explico con la leyenda grabada en los cañones del Rey Sol: “ultima ratio legis”, puede ampliarse con el título de la obra de Tito Livio, “ab urbe condita”. Explica muy bien la expansión de la idea de Estado, hasta su culminación bien entrado el S. XX. Para los hombres, ya no queda ningún espacio libre en el mundo. El Pirata de Espronceda no tiene cabida en nuestro S. XXI. ¿Significa esto que la idea de libertad está en regresión?

  23. un sueño enorme:

    Yo a veces tengo la impresión de que estudiar el anarquismo es, o imposible, o inabarcable.

  24. un sueño enorme:

    Por otra parte, el estado es todo en las relaciones sociales. Los seres humanos se extendieron y con ellos la estructura y el pensamiento social, sin que al final hubiera mayores diferencias entre unos pueblos y otros; entre unas clases y otras. Por eso, un estado que no incluya a todos los seres humanos del globo y todas sus relaciones, será incompleto e insatisfactorio.

  25. Natalia Hughes:

    Increíble artículo Punset! Te superas…

  26. gloria martínez dorado:

    “Meterse en camisa de once varas”, se dice cuando una persona hace o dice algo que sobrepasa su capacidad o conocimientos. Esto es lo que me parece que hace Eduardo Punset en esta ocasión, simplificando y sumariamente condenando “el Estado”, ¿desde los tiempos de la esclavitud? Un poco más de seriedad sr. Punset, que no quisiera dejar de admirarle como divulgador de la ciencia

  27. luis eduardo tcach:

    Muy enriquecedor su articulo igualmente creo que es lo que hay, pero que cada niño que nace trae un pan bajo el brazo o sea que la subjetividad primará por sobre cualquier estructura

  28. Claudia:

    Qué bueno que haya realizado un artículo como este.
    Dejo este extracto:
    “Se necesita de un cambio radical en el pensamiento que deje de sostener ideas enfermas que dictan cómo se debe vivir según reglas que han demostrado ser totalmente contrarias a la naturaleza, y lejos de beneficiar crean caos y perjudican, inventadas adrede, por algunos que saben que esa es la manera en la que se sostienen.

    La gran pregunta es: ¿qué ocurriría con los gobernantes, jueces, policías, jerarcas “religiosos”, etc. si las personas aprendieran a convivir en paz?.

    La miseria de la gente sostiene las instituciones de gobierno y de control, y no nacerá desde estos últimos el solucionarlo porque eso implica su desaparición. Y el temor a desaparecer es uno de los precursores más grandes del caos y el malvivir. El sentido de la supervivencia entra en juego, y ya no tiene que ver con la vida, sino con el haberse identificado con un tipo de vida (aunque miserable e indigna)no quieren que se termine.”
    http://consumasalud.blogspot.com.ar/2013/01/el-modus-operandi-de-los-gobiernos-y.html
    Y éste:
    “La cultura dominante creada e impuesta históricamente por la sinarquía, elite expoliadora dueña de los monopolios, las grandes corporaciones y el Estado, el cual es su gran invento sojuzgador, ha despojado paulatinamente al ser humano de su independencia y soberanía a través del mito mesiánico del Estado, que ha reducido al individuo a una “masa abúlica y desarmada de la que sólo se espera obediencia” – See more at: http://bitnavegante.blogspot.com.ar/2013/10/el-estado-destruye-la-libertad.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+bitnavegante+(BitNavegantes)&utm_term=Google+Reader#sthash.DyG8nEKs.dpuf

  29. J.Carlos Carretero Sánchez:

    Se puede considerar un estado el mero echo de que un volumen de población se considere de la misma opinión, convivencia y disponga de un mismo espacio para convivir pero donde no existan fronteras físicas con otros estados??
    En el mundo animal y vegetal si.
    En mi opinión el echo de constituir un estado implica una frontera…contra más fronteras existentes más conflictos entre países( estados) por lo tantoposibilidad de guerras.

  30. pepeluiscuestatitos@gmail.com:

    Comentario sobre el video de los bonobos:

    La Neurociencia nos descubre que entre nuestras neuronas está pasando una corriente eléctrica o se está produciendo esta u otra sustancia química en nuestro organismo. Esto no ayuda en gran medida al conocimiento de las emociones. De nada sirve andar persiguiendolas escaner en mano. No puedo estudiar las emociones por sus efectos a posteriori. Necesito conocerlas en su origen, y para ello es imprescindible adentrarnos en la vida de nuestros antepasados ya sean simios u homínidos, puesto que las emociones nacieron y se hicieron genéticas para dar solución a sus problemas. Una vez conocida la emoción, la Neurociencia sólo vendrá a confirmar que efectivamente, ante una emoción determinada, se detectó el paso de la corriente o la producción de sustancias. Esto es lo que nos interesa, que la dichosa corriente o sustancia, sepamos acentuarla o atenuarla según nuestra conveniencia, ya se trate de emoción conveniente o de emoción inoportuna.

    Para un mayor y más profundo conocimiento de las emociones
    http://www.emociones-sencillamente.com

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.