Autor: Eduard Punset 9 febrero 2014

Es cierto que la gente, en este siglo XXl, ya no ejecuta sus tareas de una en una, sino que, de pronto, se encuentra hablando por teléfono con su hija en Nueva York mientras paga una factura atrasada de albañilería en la casa; o, a pesar de los peligros del tráfico, no tiene más remedio que conducir mientras su mujer le lee la lista de la compra. La verdad es que la tecnología le permite hoy en día dividir sus acciones en pequeños pedacitos de información que antes requerían el cuerpo y la mente de una sola persona.

A lo anterior los americanos lo denominan ser capaz de acometer tareas multitask; es decir, hacer varias cosas a la vez. Es algo que hemos aprendido desde pequeñitos. Pero, paradójicamente, no hemos sabido tomar nota del diseño de la ejecución que comporta hacer varias cosas a la vez. Hemos aprendido antes el desarrollo intuitivo de las diversas tareas encomendadas que la ejecución concreta de cómo hacerlo.

Multitask

Un joven escribe en su ordenador a la vez que escucha música y habla por teléfono (imagen: Redes).

Me viene al recuerdo un gran sabio y científico que vive la mayor parte de su tiempo en el Tíbet cuando intentaba explicarme cómo fijar la atención al abordar varias tareas; no debía descuidarse ni un segundo para poder llevar a la práctica actividades que no tenían nada en común: ahondar en el corazón de las cosas, dejar que la mente no pensase en nada y aislarse del resto del mundo. Lo que yo no sabía era que todo eso lo iba a hacer «mirando fijamente la punta de su nariz en busca del secreto».

Lo que estaba sugiriendo uno de los mejores biólogos del mundo es que se puede pensar en todo y en nada al mismo tiempo. En este sencillo ejercicio están las bases de las llamadas técnicas mentales para reducir el estrés (mindfulnessbased stress reduction o MBSR), que tienen miles de seguidores en todo el mundo. Para hacer frente a las múltiples distracciones que caracterizan nuestra vida cotidiana, no cabe duda de que la contemplación –incluida, por supuesto, la meditación– es la respuesta y la salida a la crisis permanente en la que vivimos.

A los que miramos los ejercicios de contemplación o de meditación por primera vez, nos sorprende la ausencia del recurso a la espiritualidad. Al contrario, el sentido común es el primer paso indispensable para ayudar a pensar. El segundo paso tiene más que ver con la divulgación científica que con las ciencias del espíritu. Es, precisamente, la divulgación científica aplicada a los resultados de la nueva moda de la contemplación la que ya ha demostrado el poder inconmensurable de la voluntad individual para alterar conductas y propuestas. Los expertos enumeran cinco pasos bien diferenciados, cinco escalones que conducen a la contemplación y meditación.

En primer lugar, adoptar una postura de descanso. En segundo lugar, respirar profundamente gracias a una absorción moderada de aire y su consiguiente exhalación. En tercer lugar, dejar que el organismo supere el acto de respirar profundamente para acariciar, muy brevemente, los pensamientos a los que se renuncia. En cuarto lugar, tomar nota de que el acto de respirar fue interrumpido por algún pensamiento para volver cuanto antes al proceso respiratorio. Basta con repetir durante diez minutos cada día lo anterior –y ese es el quinto paso– para constatar que ha mejorado la focalización de la atención.

Es difícil no sacar partido de lo anterior. Es improbable que se equivoquen tantos científicos que han demostrado que las técnicas MBSR mejoran la atención en un mundo cada vez más pormenorizado y diverso. A mí me gustaría comprobarlo examinando los resultados de este sencillo ejercicio de meditación-contemplación, en lugar de dejarlo al solo criterios de Silicon Valley. ¿Por qué no lo ensayamos todos mis amigos en Facebook, que ya sobrepasan el millón?



62 Respuestas to “Atención plena”

  1. gstavo garcia:

    Se puede aprender a ser feliz teniendo problemas ”

  2. Atencion Plena o Mindfulness | Manuel Soláns García:

    […] Blog Eduardo Punset: http://www.eduardpunset.es/22139/general/atencion-plena […]

  3. Rosario Herrera:

    Soy monitora de Yoga y Hatha yoga y tuve qué empezar a leer libros de Medicina en la biblioteca publica y estudiar medicina alternativa para mejorar mi vida y mi salud gasté mucho dinero y visité a eminentes médicos y gracias a Dios averigüe yo misma mi grave intolerancia a la lactosa harta de contarles qué lo lácteo me sentaba mal.El Yoga y Mindfullness me han devuelto la ilusión y las ganas de vivir y lo mucho que me gusta la lectura y el saber Gracias a todos los que con esfuerzo logran ayudar muchísimo a ésta a veces tan pobre civilización…

  4. Querido Otoño, bienvenido. | Idea Psicología:

    […] Presta atención a tu estado general. Nos gustaría introducir aquí algo que no solemos catalogar como hábitos básicos, ni tampoco como deporte, a pesar de que pueda tener una relación íntima con ello. Para que tu mente y tu cuerpo no acumule estrés, es necesario llevarle conscientemente a un estado de relajación. Los grandes expertos en el área aseguran que para poder tener un estado basal relajado, es necesario dedicarle tiempo a estar relajado, aunque parezca de Perogrullo. Cuanto más tiempo dediques conscientemente a relajar tu cuerpo, más fácil será que llegue a estar relajado. Por eso, te recomendamos que cada día, dediques 10 o 15 minutos al “arte de no hacer nada”, o lo que los antiguos yoguis llamarían meditar o contemplar. Escoge un lugar tranquilo y seguro para ti, coge una postura cómoda, pon una luz tenue y procura que haya una temperatura agradable. Cierra tus ojos y respira. Entrénate en la atención plena. […]

  5. Felipe Arriagada G.:

    Atención plena… ¿para qué? Para continuar con el ritmo desenfrenado al que nos conduce el ego. Estimado Eduardo, te admiro mucho. Eres un hombre brillante y dotado de una equisita intuición y sensibilidad. Todo lo que planteas en tu artículo esta muy bien, salvo que olvidas lo principal: la atención plena es una de las herramientas que emplea la meditación como vehiculo de toma de conciencia del estado en que se encuentra nuestra mente, prisionera del apego a sus propias percepciones, lo que genera la frustración y el sufrimiento.
    No solo existe la agitación mental en nosotros. Tambien esta el letargo, por ello seria conveniente que hablaras tambien de los estados de alerta que se obtienen con la aplicación atenta. Cordiales saludos.

  6. Anissa:

    ¡Estupendo artículo!
    La meditación es una herramienta poderosísima e imprescindible para afrontar el mundo en el que vivimos de estrés, prisas, rapidez, etc…
    Sin embargo es algo que no se explica en las escuelas, ni se le da la importancia necesaria. No se trata de estar todo el día en la postura del loto, pero con tan solo 15 minutos al día puede uno cambiar su vida para siempre. Si 40 millones de habitantes meditaran estaríamos hablando de otro planeta distinto.
    Si quieren profundizar más:
    http://www.aprendeameditar.net

  7. Jessica Marín Soto:

    Muy interesante, lo compartiremos con nuestros amigos. Estamos empezando a leerte, espero que podamos compartir un poco más. Vamos a probar estos 5 pasos, para tratar de lograr estados de concentración y atención más elevados. Gracias por compartir.

  8. Articulo Eduard Punset | educacioemocional.org:

    […] acompañamos un enlace del artículo que Eduard Punset, divulgador científico, escritor y director del programa de TVE Redes, ha escrito sobre la […]

  9. jorge:

    tu no sabes donde puede no digo descargar el libro aprender a practicar mindfulness dado que yo no pedo comprarlo por una cuestion de dinero, tan siquiera leer toda la obra de vicente simon , es decir este libro.

  10. Mindfulness ou a procura do equilibrio perdido - Coolt:

    […] no marco do aquí e agora, a pensamentos, emocións, sensacións corporais e ao que nos rodea. Eduard Punset, ese grande estudoso da psique humana, considera […]

  11. Mindfulness blog:

    En un mundo cada vez más lleno de información es importante saber centrarse en algo. Creo que de ahí nace el mindfulness, desde el bombardeo de datos y distracciones que sufrimos cada día y cada vez más.

  12. Pablo:

    Estimado Eduardo:

    estoy muy interesado en encontrar algún libro o programa que me permita mejorar la atención y concentración, pues considero que pecamos de un peligroso deficit cotidiano de atencion. tengo la sensacion de que tengo un cerebro “infrautilizado” y me gustaria mucho dar solucion a lo que considero un problema. te ruego me recomiendes algun libro o algun programa de ejercicios que mejoren esta faceta.

    muy agradecido

    Pablo

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.