Autor: Eduard Punset 8 diciembre 2013

Lo más sorprendente de Chile es constatar que puede llegar a sorprendernos a todos dentro de poco tiempo. Sin figurar entre los estados denominados «emergentes», se va a colocar como el primer país de América Latina en desarrollo y conocimiento. Hay muchas razones que me llevan a hacer esta previsión tan atrevida.

En primer lugar, las condiciones físicas del país son inigualables, o casi. En Santiago de Chile, la vista se complace con la estampa bellísima de los Andes. ¡Que me digan de otros países o ciudades en donde la mezcolanza de nieve, zonas desérticas o contaminadas sea más cerrada! Con la simple vista estás viendo la belleza inigualable de los cerros nevados a solo pocos kilómetros y una contaminación atmosférica que no deja ver la otra mitad de la cordillera.

Pero en la memoria queda grabado para siempre el recuerdo de la exótica ciudad de Valparaíso, cuyo futuro interrumpió nada menos que el canal de Panamá, cuando ella era la única que podía musitar los secretos de uno de los océanos, el Pacífico, al oído del Atlántico, más lejano y mucho menos frío.

Andes

Los imponentes Andes desde el cielo (Imagen: Buscaciencia / Flickr).

Otra sorpresa que ofrece el país es su gente: es asombrosa, incluso más que el paisaje. Es el primer país que veo en el que la emergencia de lo que viene no tiene nada o muy poco que ver con el pensamiento de la gente. Normalmente, el crecimiento económico va por delante del caudal cognitivo; quiero decir que es muy extraño que la innovación mental se produzca en los países que todavía no son prósperos.

En Chile –que muy pocos observadores catalogan entre los países que acompañarán a los Estados Unidos dentro de muy poco–, la creatividad, la inteligencia, la profundización en el conocimiento, la seriedad en el trabajo van por delante.

Pero es la tercera sorpresa de la que quisiera hablar. La ciudad de Valparaíso quedó relegada en el concierto mundial cuando alguien, allá arriba, puso en marcha el canal de Panamá para unir el mar Atlántico con el Pacífico. Desde entonces, dos países tan fecundos como Argentina y Chile no han tenido un nexo de unión entre ambos: no había manera de abrir las puertas de un país a otro salvo mediante recorridos estrambóticos que atravesaban a ratos la hermosa cordillera que los separaba.

A nivel de ingeniería y obras no públicas, sino privadas, esto ha terminado. Desde hace unos años, los dos países están trabajando en algo que parecía muy improbable y hasta descabellado hasta hace muy pocos días: un túnel ferroviario de 120 kilómetros que unirá la economía de no solo dos países, sino de dos hemisferios.

Unir gracias a un túnel ferroviario bajo los Andes dos países como Argentina y Chile puede parecer ahora todavía visionario, pero no es, en modo alguno, imposible. «La ingeniería no es, ni mucho menos, la parte más difícil –dicen los líderes argentinos del proyecto–, lo realmente difícil es la financiación». El túnel será el nexo de unión entre un número creciente de infraestructuras sobre las que ya se està pensando y que van a terminar revolucionando el futuro: economías acostumbradas la una a la otra, Chile y Argentina van a aprender que el porvenir estará marcado por la apertura de ambos países al océano Pacífico.

El pasado y el presente cultural de ambos llevan a creer que en eso radica justamente su potencial. Las economías de los dos países están cada vez más supeditadas al comercio asiático, y haber sabido anticipar una necesidad como esta es lo que define la capacidad para programar a largo plazo.

Son objetivos como este los que definen el futuro de un país. La discusión eterna entre sindicatos y organismos públicos para sentar las bases de la recolección de la basura puede convertirse en la preocupación fastidiosa de la mayoría; o bien abrir una pequeña ventana al futuro social. Eliminar los inconvenientes de la separación provocada por una cordillera como los Andes hace saltar la imaginación, rentabilizar el esfuerzo pasado y acercar el futuro.



14 Respuestas to “Caudal cognitivo por delante”

  1. Redes para la Ciencia » Caudal cognitivo por delante:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  2. CLARA:

    Ideas para un futuro eso es bueno y si lo publica Eduardo es que puede ser viable Chile es un país de contrastes y de diferencias sociales poco a poco se irán aproximando extremos.

  3. isabel:

    una gran verdad eduard punset tiene toda la razon

  4. Ivo Alfaro:

    Muy interesante, esperemos que se realice algun dia .

  5. Raúl Domínguez:

    “Unir gracias a un túnel ferroviario bajo los Andes dos países como Argentina y Chile puede parecer ahora todavía visionario, pero no es, en modo alguno, imposible.”

    Hombre, tan visionario no parece cuando ya se ha hecho:

    http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%BAnel_del_Cristo_Redentor

  6. Gabriela:

    Siempre es bueno saber que vision tiene una persona como Punset sobre Chile, una vision imparcial, inteligente y con una vision “Macro” de lo que existe en la actualidad.

  7. Vincent Vega:

    “Unir gracias a un túnel ferroviario bajo los Andes dos países como Argentina y Chile puede parecer ahora todavía visionario, pero no es, en modo alguno, imposible. «La ingeniería no es, ni mucho menos, la parte más difícil –dicen los líderes argentinos del proyecto–, lo realmente difícil es la financiación». El túnel será el nexo de unión entre un número creciente de infraestructuras sobre las que ya se està pensando y que van a terminar revolucionando el futuro: economías acostumbradas la una a la otra, Chile y Argentina van a aprender que el porvenir estará marcado por la apertura de ambos países al océano Pacífico.”

    Si será posible que YA existía un túnel ferroviario que conectaba Chile con la provincia argentina de Mendoza y que estuvo en uso hasta 1984, junto al que aún funciona otro túnel para vehículos:

    http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%BAnel_del_Cristo_Redentor

    Sobre el Canal de Panamá y su impacto en la economía chilena, hago notar que Chile ocupó en 2012 el tercer puesto por volumen de carga transportado a través del mismo:

    https://micanaldepanama.com/wp-content/uploads/2012/03/2012-tabla13.pdf

    “A nivel de ingeniería y obras no públicas, sino privadas, esto ha terminado. Desde hace unos años, los dos países están trabajando en algo que parecía muy improbable y hasta descabellado hasta hace muy pocos días: un túnel ferroviario de 120 kilómetros que unirá la economía de no solo dos países, sino de dos hemisferios.”

    Dejando a un lado que el túnel que actualmente se encuentra en fase de adjudicación sólo medirá 52 kilómetros (http://noticias.terra.com.ar/internacionales/ferrocarril-transandino-unira-chile-y-argentina,637ed1cd2f63a310VgnVCM10000098cceb0aRCRD.html), ¿me podría decir qué dos hemisferios unirá exactamente? Porque ambos países están situados MUY en el hemisferio Sur…

    Un saludo.

  8. Vincent Vega:

    Ya si nos aclarara qué pinta esta frase en el cierre del artículo sería la leche, ¿eh, Raúl Domínguez? 🙂

    “La discusión eterna entre sindicatos y organismos públicos para sentar las bases de la recolección de la basura puede convertirse en la preocupación fastidiosa de la mayoría”

  9. Antonio (AKA "Un físico"):

    Para Raúl Domínguez y Vincent Vega. He intentado encontrarle sentido a las dos entradas anteriores a ésta, pero no lo he logrado. Lo peor no son las tremendas imprecisiones del Sr. Punset (que ambos habéis evidenciado en esta entrada), sino la concatenación disparatada de conceptos.
    Como veo que el Sr. Punset es un hombre abierto a las críticas razonadas, diré que su frase: “Normalmente, el crecimiento económico va por delante del caudal cognitivo; quiero decir que es muy extraño que la innovación mental se produzca en los países que todavía no son prósperos”, no tiene sentido. De hecho la innovación mental en una sociedad (dominio del fuego, domesticación del caballo, invención de la rueda, dominio: del hierro, de la navegación marítima, de la tecnología del vapor, …) siempre precede a un incremento de la prosperidad en dicha sociedad.
    Yo ya no voy a seguir al Sr. Punset, pero recomiendo que la gente le lea con espíritu crítico: aprenderán mucho.

  10. Pérez:

    Un artículo en el que los pocos datos que aporta son erróneos, como ya han demostrado otros comentaristas, y el resto son expresiones de deseos que pueden resumirse en “todo parece que va a ir mejor si la mayor parte no va mal”, ¿no es un artículo emocionalmente ineficaz?

  11. Ana María Arancibia:

    Gran valor tiene este comentario ,ya que viene de un hombre de gran inteligencia ,cultura y sobre todo don de gente . Qué viva Chile Dn Eduard Punset …pero que no viva tan lejos !!!

  12. AUGUSTO LEDESMA:

    Hola Eduardo

    Soy argentino, y el cambio que señalas para nuestro hermano pais sera cuando haya educacion gratuita para todos, hasta que eso no suceda muchas flias se seguiran endeudando/hipotecando, algo parecido pasa en España con las hipotecas de los bancos y todos los desahucios.

    Por mientras…hasta que no suceda eso la nueva politica podra cambiar el rumbo y ahi se veran los cambios positivos para toda una generacion.-

    saludos

  13. Benedicto:

    Chile:tiene menos superficie que Argentina, Pero es mas dinámico, y no tiene la corrupción de Argentina. Si Argentina tubiera unos gobrenantes, capaces de erradicar la corrupción, Ese proyecto se podria llevar a cabo, Por que Argentina,tiene un potencial petroleo, ganaderia de la mayores del mundo, una de las mayores d coseha de trigo, buenos viñedos y frutas, y si se asienta definitivamente La democracia, Las dos naciones pueden llevar a cabo ese proyecto ambicioso,. Turquia está haciendo un tunel para unir el bosforo con la parte occidental.son siete km , pero debajo del agua, y luego de viviendas, noes como un tunel que atraviesa los Andes, pero como dice el Sr, Tunset,la madre del cordero está en el coste del mismo, que será de miles de millones de Dolares,

  14. alvaro sanmiguel m:

    La investigación, tiene un altos costo hoy en día, mucho más que a ayer, lo cual es mucho más posible, en países prósperos, pero la riqueza de CHILE, está hoy en su gente y en el conocimiento de esta. Que acertado análisis.
    Que tristeza, que la clase dirigente colombiana, no piense sino es sus intereses que nos llevaran a todos a una vida de miserable.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.