Autor: Admin 15 septiembre 2013

Medio: Onda Cero noticias

Eduard Punset: imagen miniatura de la portada A pocos días para la publicación de “El sueño de Alicia”, el nuevo libro de Eduard Punset, Onda Cero recogió la noticia, destacando que se trata de un texto lleno de respuestas y de preguntas abiertas avalado por los últimos descubrimientos científicos. A través del debate que se establece entre Alicia y Luis, los dos protagonistas de la obra, se descubrirá esa fina línea que separa la razón de la inquietud, la sabiduría y la ciencia de la emoción.

Punset visitará el programa Herrera en la Onda el próximo martes 17 de septiembre, día en que la editorial Destino pone a la venta el libro.

Leer la entrada completa en la web de Onda Cero.

 



9 Respuestas to ““El sueño de Alicia”, en la frontera entre la razón y la emoción”

  1. María Silva:

    Buenos días paz y bien ¿Donde puedo conseguir el en Venezuela?

  2. Rómulo:

    Interesante publicación, es una lastima que ese libro demore o no pueda comprarse en Perú. Pero muchas felicidades por su nueva publicación.

  3. cecilia sosa:

    Podremos adquirir el libro formato papel en argentina a partir de cuando? gracias

  4. Marta Sanches:

    Mi gustaria saber donde encuentro para comprar por internet, el livro El Sueño de Alicia. Vivo en la actualidad en Brasil y me gustaria mucho leerlo porque me encanta Eduado Punset. Gracias

  5. anibal rafael gamarra:

    Aprovecho para enviar el siguiente análisis:
    Los letrados y señaleros tienen una característica muy peculiar, consistente en que sus dichos y actos no tienen conexión espiritual o la tienen en muy escasa medida, o sea que ocurren con escaso o nulo nutrimiento espiritual; las personas hablan y actúan sin la correspondiente carga de sentimiento, siendo el resultado la inautenticidad; puro gran teatro. Quien habla o baila o canta, espontáneamente suele acompañar sus dichos y actos con la carga de sentimiento adecuada a cada expresión verbal o física, eso no ocurre con los letrados o señaleros (más recalcitrantes adherentes de la gran farsa), pues muy pocas veces imprimen sentimiento a sus dichos y actos. En el caso de las expresiones orales, esa carga de sentimiento se refleja en la entonación que se les da; la expresión oral del tarapaino carece de entonación, como si careciera de alma. Por eso aquí no surgen actores cinematográficos ni de telenovelas, los pocos que lograron éxito en esos campos lo lograron porque primero vivieron treinta o más años en el exterior. Los que cantan tratan de reproducir exactamente el modo de cantar de cantantes famosos de otras latitudes, porque no reciben de sus adentros los efluvios espirituales necesarios. Todo por no tener una comunicación lingüística medianamente suficiente. Si no traduces en palabras con aceptable fidelidad tus ideas y pensamientos, tampoco cantarás ni bailarás con sentimiento, pues no habrás logrado conexión espiritual; tendrás muy baja autoestima. En cambio, si sabes sincronizar tus palabras con tus ideas, sabrás sincronizar o enhebrar los movimientos de tu cuerpo con el ritmo de la música. El baile no es solamente físico, en gran medida es espiritual.
    Una característica significativa de la mayoría de los tarapainos (principalmente cuando se expresan a través de radio o TV) es la de que sus críticas o aseveraciones de tono serio son seguidas no por un estado de ánimo o sentimiento acorde con tales manifestaciones, sino por muchas risas, con lo cual prácticamente anulan las reconvenciones acabadas de formular; y así supervive el gran teatro. Cuando es un “normal” el que critica lo hará sin la pretensión en realidad de que el criticado corrija su proceder, tampoco tendrá su voz un tono que indique convicción, y el criticado a su vez sabe que esa crítica no busca realmente tal corrección: el teatro.
    El pensamiento y los sentimientos gobiernan el mundo, y si el ser humano adquirió la cualidad de saberlos expresar en palabras con fidelidad, gobierna el pensamiento y los sentimientos. Ciertos siquiatras que publicaron libros enseñan que uno no debe dejarse dominar por sus pensamientos ni sentimientos, sino que debe ser al revés, uno debe dominarlos. Y una de las formas es identificándolos perfectamente y fotografiándolos así en palabras.
    Si una persona tiene la capacidad de traducir en palabras con razonable fidelidad sus pensamientos, hace que fuerzas espirituales recorran el cuerpo, imprimiendo sentimiento a su accionar. Contrariamente, si expresa sus pensamientos con mucha impresición, sin apreciable fidelidad, dichas fuerzas espirituales no se pondrán en funcionamiento, así como tampoco se pondrá en funcionamiento cualquier ingenio electrónico armado deficientemente. La característica de quienes tienen conexión espiritual es que imprimen sentimiento a sus actos y los realizan con alma y vida. “Los hechos son siempre vacíos, son recipientes que tomarán la forma del sentimiento que los llene” (J. C. Onetti).
    Cómo se manifiesta la conexión espiritual: a) El hombre tiene cuerpo y espíritu, y la manera de manifestarse este es a través del cuerpo. b) La conexión espiritual se logra cuando se adquiere la capacidad de expresar en palabras con razonable fidelidad los sentimientos y pensamientos, oralmente o por escrito. c) Ello es porque las ideas son expresiones espirituales, teniendo entonces el hombre la obligación de acatar el mandato espiritual de expresar las ideas con razonable fidelidad. d) La conexión espiritual se manifiesta con el imprimimiento de sentimiento a las expresiones orales (alocuciones, canto, etc.) y de alma y vida a las expresiones corporales (baile, deportes, etc). e) Hay otros medios para lograr la conexión espiritual, que son: la religión, prácticas filosófico-religiosas, meditación, yoga, etc.
    Al subconsciente se llega inadvertidamente, solamente con traducir una persona fielmente sus ideas y pensamientos. Pero debe ser capaz de traducir con razonable fidelidad no solamente ideas y pensamientos superficiales, sino también los de suficiente profundidad. O sea que las personas que hablan bien o se expresan bien por escrito, pero no tienen capacidad para ahondar en los temas, tampoco podrán llegar al subconsciente. Es como los pozos, que si no son excavados suficientemente no llegan a las napas de agua. Pero hay algo todavía más importante: el horizonte o universo de quien se expresa debe ser la realidad, no la gran farsa. El espíritu debe recibir palabras que expresen la realidad, no que expresen una concepción sustituta de la realidad. Reuniendo estos dos requisitos –capacidad de expresar con razonable fidelidad las ideas y que esas ideas reflejen la realidad y no una concepción sustituta de la realidad- el hombre deja de ser materia prima para convertirse en forma sustancial. “Toda aventura empieza en el ser interior” (Eudora Welty).

  6. ana maria gimenez:

    HOla ! me gusta mucho este blog. Quería saber si el Sueño de Alicia se publicará en modalidad virtual. Muchas gracias !!

  7. mamatilde romero:

    quisiera saber cuanto vale el libro, el diario de alicia pues tengo casi todos los libros suyos y para mi alcance, es un poco caro estan los libros carisimos , como seas pobre no se puede leer por mucho que te guste

  8. bhomar:

    Enhorabuena, espero leer el libro muy pronto.

  9. susana:

    Hola señor Punset, me gustaría hacerle una petición para la nueva temporada de Redes. Soy madre una niña de 7 años con altas capacidades, y creo que existe poca información sobre como funciona su cerebro, y como los padres podemos ayudarlos a crecer. Podría ser un buen tema para un programa. Muchas gracias, un saludo

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.