Autor: Eduard Punset 14 abril 2013

Es asombroso descubrir que apenas sabemos nada de cómo llegamos a convertirnos en lo que aparentemente somos. Uno de los descubrimientos más recientes es haber constatado que hace unos ciento treinta mil años no sabíamos hablar y no teníamos más remedio que confiar en el lenguaje corporal para expresar a los demás lo que sentíamos. Las notas, los ruidos y las melodías eran mucho más importantes que el lenguaje.

El idioma escrito llegó mucho después, cuando se trataba de enredar al resto. Jurábamos que nos podíamos prestar dinero unos a otros porque lo íbamos a devolver. Mucho más útil que el lenguaje fue nuestra capacidad de fabricar utensilios de piedra. Los chimpancés podían utilizar las rocas para abrir las nueces o nidos de hormigas, pero solo nosotros aprendimos enseguida a transformar la roca en un utensilio que nos permitía seguir donde estábamos, sin emigrar en busca de un lugar más adecuado; reducíamos la roca hasta transformarla en un instrumento distinto.

Las llamadas ‘adaptaciones extrasomáticas‘ permitieron a nuestros antepasados liberarse de la evolución biológica. La invención de las herramientas fue la primera gran transformación de la especie humana. Entre otras cosas, nos permitió la conversión en carnívoros, rompiendo una tradición bien asentada en el resto de los animales: normalmente solo se enfrentaban a víctimas potenciales de un tamaño parecido al suyo, mientras que a los homínidos los utensilios de piedra nos permitieron atacar a presas muy superiores en tamaño al nuestro.

Hubo otras transformaciones que nos ayudaron: el sistema de moción bípedo liberó las manos para poder hacer otras cosas extremadamente útiles, en lugar de limitarse a andar con cuatro patas. los humanos aprendimos poco a poco algo que se iba a convertir en una fuente inacabable de innovación; me refiero a la capacidad para domesticar a otros animales, singularmente a los perros hace unos treinta mil años. Según la antropóloga Pat Shipman, fue esto lo que nos permitió estudiar con gran detalle el comportamiento de otros animales, como su capacidad de concentración. Para poder predecir movimientos de las posibles presas, hacía falta haber pasado muchas horas estudiando sus reacciones ante las amenazas. Tan es así que los humanos se convirtieron en competidores directos de los verdaderos carnívoros.

Egyptian_Domesticated_Animals

Domesticación de animales en el Antiguo Egipto (imagen: “Wikipedia“).

Cuando uno se para a pensarlo, lo verdaderamente asombroso es constatar que todo el aprendizaje se produjo en los últimos cien mil años. La utilización de los utensilios de piedra, el lenguaje o la domesticación de animales nos habían suministrado todo o casi todo lo que necesitábamos para sobrevivir. El resto es todo muy reciente y casi por añadidura. Por eso me han interesado mucho las últimas apuestas de algunos antropólogos y especialistas de la evolución, en el sentido de que la capacidad de innovación y posiblemente el grado de inteligencia eran mayores en tiempos pasados de lo que son hoy día.

¿Cuál es esa tesis, aparentemente extravagante? Es muy sencilla: la selección natural se efectuaba en un medio en el que se premiaban, por fuerza, las mutaciones biológicas de tipo positivo, la inteligencia y el espíritu innovador. Los peligros de la naturaleza y la falta de reservas prodigadas por la manada obligaban a agudizar continuamente el ingenio y a apuntalar aquellas mutaciones que favorecían los grandes saltos adelante en la evolución.

Haría falta comprobar si el número de mutaciones negativas es ahora mayor que antaño, porque los progresos tecnológicos y el cuidado de los demás permiten la supervivencia de seres menos preparados para enfrentarse a las dificultades ambientales o fisiológicas.

Se está barajando la posibilidad de que las condiciones actuales de mayor seguridad y justicia social no desemboquen necesariamente en sociedades más innovadoras que antaño. En el pasado, la evolución daba muestras de muy pocas contemplaciones y solo los más arriesgados apostaban por un futuro distinto. Hoy somos más precavidos y aburridos.



21 Respuestas to “Agudizar el ingenio”

  1. Françoise:

    Yo creo que la necesidad agudiza el ingenio.

    Si el hombre primitivo consiguió descubrir lo fundamental e inovar, es porque sus descubrimientos respondian a una necesidad vital para sobrevivir y para poder adaptarse a su entorno. No tenían otro fin que el de la supervivencia de sus congeneres y proteger a la manada.

    Hoy en día, habiendo adquirido lo fundamental, lo esencial, la innovación está enfocada a mejorar -supuestamente- la calidad de vida de las personas. Hoy el hombre no necesita de un par de sandalias para poder andar, ni de una piel para protegerse del frío; necesita tener el armario lleno. El que tiene una vivienda adquiere una segunda en la playa, y después si cabe, una tercera en la sierra. Teníamos el Ipad 1, y ahora nos hace falta el 2, el 3 etc…

    A mi entender, la innovación tecnológica en general -excepto en el campo de la medicina y del medioambiente- está enfocada al consumo exacerbado, que no responde a una necesidad real de las personas sino a una necesidad creada por los poderes económicos y que responde al deseo constante de amasar bienes materiales, de tener en vez de ser. Lo cual no contribuye a su felicidad sino a su insastisfacción.

    A medida que ha ido alcanzando bienestar material, conocimiento y medios tecnológicos, el hombre, que antes buscaba lo esencial para sobrevivir, ahora se dedica a buscar respuestas a la medida de su evolución y del desarollo de su cerebro: respuestas sobre el origen, la magnitud y la extensión del universo; respuestas sobre el origen de la vida; se inquieta por saber si hay vida después de la muerte… Ya no se preocupa por sobrevivir sino por buscar respuestas, fórmulas y medios para vivir mejor y prolongar su existencia. La innovación va a la par con la evolución, se sigue adaptando a las necesidades del hombre, sean materiales o espirituales.

    Enviado desde mi Ipad

  2. Carmelo Lattassa:

    Hola,
    me encanta este artículo. Aprovecho para agradecerle sinceramente su labor como divulgador. Respecto al artículo mismo tengo un cuestionamiento que es una pregunta.
    ¿La existencia de internet y la red en sí misma no nos convierte en potenciales macroneuronas dentro de un juego sináptico global? Es decir, creo que el sentido gregario y de pensamiento, dentro de la era del conocimiento a lo que nos lleva es a una nueva síntesis cultural donde prima lo verdadero de lo falso sin demasiada literatura y a la vez nos interconecta con los demás en lo que podría preverse como un gran cerebro universal en el momento en que se le dote de un propósito.

    Así la creatividad de supervivencia deja paso a una creatividad de la calidad del mensaje por ejemplo, o de la eficiencia de los sistemas. ¿No?

  3. Mark Roberts:

    Nuestro cerebro es fruto de muchos saltos en el proceso evolutivo, pasando por la agilización de las respuestas de nuestro sistema nervioso en la época de los dinosaurios, cuando nos hicimos más pequeños y lo propiciamos, la época en la que siendo tan ágiles nos agarrábamos a las ramas de los árboles como a nuestra propia vida, la época bípeda en la que seguíamos buscando estas ramas porque teníamos miedo y cuando las encontrábamos no sabíamos que hacer con ellas.

    Bueno, esta época es la actual. Las ramas de los arboles las sustituimos por herramientas, pero, nos encontramos ante un nuevo reto: Nuestra limitada capacidad para procesar información. La información nos satura, por lo que aquella mutación que propicie a los individuos una mayor capacidad para procesar información conllevará un nuevo salto evolutivo.

    En realidad, el tamaño del cerebro de los primates está relacionado con el número de individuos de su manada. Para nosotros es en torno a los 150, pero nuestra manada es de 7.072.788.058 individuos y sigue creciendo. Creo que el salto es demasiado grande.

  4. Gustavo Ernesto Martínez Cárdenas:

    Una observación a la apuesta de algunos antropólogos referida a la mayor capacidad de innovar e incluso de inteligencia en tiempos previos…

    … la innovación sigue latente, y por supuesto que hay condiciones de suficiente extremo para no aburrirse, sino dense una vuelta por algunos de los recovecos de ésta su Nicaragua, garantizo vértigo innovador cotidiano, seguro en otras latitudes es igual. También se de la innovación nada aburrida de las sociedades más desarrolladas, sino que me dicen del “transistor biológico” que introduce la computación en células vivas.

    Otra cosa sería pensar que en las sociedades primitivas la innovación de utilidad transformadora, desde el punto de vista tecnológico, era generalizada o común a todos y cada uno de los miembros y/o individuos de dicha sociedad; me aventuro, percibo que no ha sido ni será nunca así, allende de mis ideales más profundos del colectivo humano.

  5. Gisela Montiel:

    Bueno, creo que es asombroso lo poco que tenemos de tiempo de evolución en cuanto a las herramientas que hemos creado para sobrevivir y para comunicarnos con los demás. Pero tengo un pensamiento acerca de la situación actual, y es que si bien las herramientas tecnológicas que son la innovación del momento nos facilitan muchísimas cosas y nos acceden a un mundo que quizás no podríamos tener en tiempo real, pues es cierto que mientras estamos ocupados en eso las personas que están innovando nos están creando una necesidad tras otra y nos hacen creer ademas que serán indispensables para nuestra vida. Pensemos tantito y decidamos cuales son nuestras verdaderas necesidades y enfoquemos nuestra atención en ello. Las “necesidades” las crean otros y te hacen creer que eres tú. Yo no necesito tener el armario lleno… ni tampoco el Ipad 5 o 6…. no sé en que numero va! Excelente como siempre Sr. Punset. Saludos desde México!

  6. Jorge Linares:

    Hola, permítame un comentario, por favor:

    Lo que la teoría de la evolución planteó cuando Darwin es multiplicación entre híbridos: una especie dando paso a otra. Hoy, a la luz del ADN, una obvia frontera entre especies sexuadas, debería revisarse esa línea de análisis; sin embargo, en gran cantidad de literatura, y hasta en los anuncios de calmantes por TV, se presenta la imagen de un simio hermafrodita escalando niveles homínidos hasta llegar al humano. Y eso altera la realidad: que simios y humanos, así como el 99% de los seres eucariotas, son sexuados: necesitan de macho y hembra coincidentes en el tiempo para poder generar las ‘poblaciones’ a las que se alude en la teoría evolutiva.

    De modo que tanto el simio como los homínidos presentados en la hipotetica escala evolutiva exigen la presencia del otro miembro femenino de la especie. Y una vez con eso ante los ojos, lo único que se desprende del resultado final es una serie de hibridaciones: una pareja de simios genera la primera pareja homínida; esta genera la 2ª pareja homínida; esta la 3ª, y la 3ª genera la cuarta, y luego la pareja humana: ¡5 hibridaciones con parejas incluidas!

    Mas la variación genética de ‘poblaciones’ desde el hibridismo jamás se ve en ninguna selva o zoo del planeta; cada vez que surge un híbrido, en cualquier parte del mundo, entre seres de distinta especie, este es incapaz de generar poblaciones pues resulta estéril. Todo animal híbrido resultante de la unión de animales de distinta especie(burro-cebra; caballo-burra; león-tigresa; ) resulta incapaz de hacer que se generen gametos viables para la vida; si se logra un embrión, este se aborta. El híbrido no podrá tener descendencia, la nueva especie que él represente morirá al morir él; jamás se darán las hipotéticas poblaciones que se propugnan. El híbrido es estéril por definición científica; si es macho: no embaraza a ninguna hembra; y si es hembra, no queda embarazada.

    Pese a ese conocimiento científico, perfectamente evidente durante siglos, la teoría sigue insistiendo en que distintas especies generan otras. Pero observamos que existen más de 200 especies de primates, y jamás se ha visto poblaciones híbridas descendientes de ellos; por lo tanto, decir que ‘descendemos’ de algún tipo de mono, simo, primate, o como quieran llamarle, no es apoyado por el empirismo científico. Y por esa razón la teoría (que recalco: sigue siendo teoría porque no posee las evidencias necesarias para describirla como hecho científico) no cuenta con la evidencia científica necesaria.

    Otra cosa es la argumentativa circular con frases científicas, con la que se pretende apuntalar la creencia homínida; pero repito: no hay ni una sola evidencia de que una especie trasmute a otra.

    A día de hoy, los más de 200 géneros primates jamás generan nada distinto entre sí: una tití no se preña de un mono verde, ni un gorila hace nido con una chimpancé, etc, etc. El ADN de todas esas especies tienen las cosas muy claras en cuanto a descendencia. Lo que propugna la teoría evolutiva no se ve en ningún punto del planeta; distorsiona la realidad que explosiona ante nuestros ojos.

    Así, es científicamente imposible que una especie trasmute a otra mediante el proceso de las ‘poblaciones’ que plantea la teoría evolutiva; esa imagen que pretende dar idea del paso de un mono en cuatro patas a humano erguido, que aparece en millones de libros y cuadernos, internet, prensa, y TV, es sencillamente imposible. Lo que se propugna, con todo respeto, y sin ningún otro ánimo que el levantar estandarte a la verdad, es un aplauso a la ignorancia, no un hecho científico.

    Lo verdaderamente científico sería mostrar al mundo la evidencia del paso procariota a eucariota, porque es la base de toda la teoría; sin eso, la teoría es ficción en sí misma. Los laboratorios lo tienen fácil para probar esa evolución en las bacterias, pues su altísima velocidad de reproducción permitiría la observación de algún cambio a nivel molecular que, al menos, indicara un cambio hacia el eucariota a nivel de ADN. En los laboratorios se estudian cepas con millones de ellas; y se sabe que una sola bacteria es capaz de generar casi 100 generaciones cada 24 horas, la cifra impronunciable de casi 20,000””000,000”’000,000”000,000’000,000. ¡Una sola! Ahora imaginemos cuántas posibilidades de ver el desarrollo de la evolución en millones de cepas, con millones de ellas proliferando… las posibilidades tienden e infinito.

    Sin embargo, aunque en miles de laboratorios evolutivos muchos científicos, excelentes biólogos, muy profesionales, buscan con afán y tecnología punta ese descubrimiento que llevaría automáticamente al Nóbel, desde hace más de un siglo, jamás ha podido ser evidenciada tal evolución. Las bacterias siguen siendo tan bacterias como siempre. Se dice que están aquí desde hace miles de millones de años, sin embargo se muestran ante nuestros ojos como siempre lo han hecho, sin el más mínimo síntoma de evolución en ellas.

    Así las cosas, las trasmutación de procariota en eucariota, el fundamento de la teoría (que no hecho científico) de la evolución de las especies, no pasa más allá de las fronteras del mito. No ha entrado en ciencia desde la evidencia, sino desde la argumentativa. Pero no es la argumentativa lo que da la evidencia, sino la prueba física del suceso que se propugna.

    Gracias por su honestidad al publicar mi opinión.

  7. Ton:

    Muy interesante como siempre, habrá que ver cuáles son los siguientes pasos en la evolución. (Aunque no sé si estaremos, o tendremos capacidad para darnos cuenta de ellos.) :-)

  8. Luccianno Ferrrer:

    Desde mi punto de vista, he de decir que a menudo me desesperanzo pensando en que innovación se podría realizar para avanzan en este mundo macro saturado. Y si es cierto que las cosas básicas a se crearon muchísimos años, parten de ideas premodernas al hombre actual(desde una forma de comunicarse como las señales de humo que derivo en el telefono hasta una forma de transporte como la rueda que derivo en el automóvil, sencillas analogías). Pero hay que pensar siempre en lo básico, que es aquello derivado a la satisfacción y bienestar del ser humano, y las cosas básicas aún no se han resuelto, el hambre sigue siendo motivó de muchas muertes en todo el mundo, la adaptación del clima a nuestro entornó sería el gran salto evolutivo pendiente(no tener que evolucionar nuestro cuerpo en pieles mas oscuras y gruesas para paises mas calurosos o ojos mas claros para paises mas frios, una similitud etnica basada en el logro de superar los obstaculos de la evolución, pero en contra de la diversidad) o la temible muerte, el salto para evitarla, aunque inviable para la evolución y el sostenimiento del planeta y recursos.

  9. Eduard Ferran:

    Dentro de cien años ninguno de los que estamos ahora mismo en la tierra va a estar aquí. Esta afirmación que parece un poco apocalíptica es lo que ha venido ocurriendo desde hace miles de años, la renovación total de los seres humanos que habitamos la tierra. Esta renovación conlleva que todo lo que sabemos y hacemos viene determinado en gran modo por la herencia que nos han dejado nuestros antepasados, tanto los más cercanos como los más lejanos. Lo más curioso de esta renovación es la similitud de cada generación con la anterior, algunos pensarán que son muy modernos, que su vida dista mucho de sus antepasados más cercanos, pero si reflexionamos un poco, la realidad es que generación tras generación la vida parece bastante inalterable si la analizamos con detenimiento. Este periodo que nos ha tocado vivir no deja de ser muy similar al de hace unos años, lo que quizás ha cambiado más son los objetos que nos rodean, hoy en día somos muy “modernos”, pero creo que estas frases tendrían el mismo sentido si las leyeran las personas que vivieron en los años 20, 30, 40, 50,60… o en cualquier otra etapa, es evidente que la modernidad de una etapa empieza cuando los objetos de la etapa anterior empiezan a ser obsoletos. En las grandes ciudades son mucho más evidentes estas etapas de “modernidad” y “decadencia”, es fácil ver a personas que se sienten muy satisfechas por poder ir al trabajo con su flamante y “moderno” coche, pero estas personas están haciendo lo mismo que unos años atrás, ir a trabajar con su coche. Si, se pueden sentir realmente “modernos” y en la cresta de la ola de la evolución, pero lo único que diferencia a estos individuos de los anteriores, son los objetos materiales que los rodean. El problema que tenemos hoy en día es que ese ciclo de modernidad y decadencia es tremendamente corto, ya no somos capaces de asimilar los cambios que la industria nos propone, no se está evolucionando hacia el bienestar de las personas, las personas han pasado a ser ellos mismo los objetos de consumo, aparadores que la industria necesita para difundir sus “avances”. El trabajador que se desplaza con su “moderno” vehículo, en el fondo es un anuncio de ese propio vehículo, la verdad, he observado casos en los que la actitud del conductor se asemeja a del actor que conduce el coche en el anuncio de la televisión, la ventaja del actor es que él cobra por ese trabajo y el conductor real es un mero actor que la sociedad de consumo necesita para reafirmar que la modernidad es positiva y genera gran satisfacción.
    La sociedad está cambiando, como ya os decía al principio, dentro de cien años ninguno de los que estamos aquí… pero este cambio, ¿es positivo a nivel personal?. Quizás es una pregunta demasiado amplia…

  10. Ketenji:

    Ya estamos otra vez a vueltas con la famosisima Teoria de la Evolución que no deja espacio para la humanidad y menos para la compasión, en la que sólo sobreviven los mas fuertes o ingeniosos y que llevada al extremo nos conduciria al nazismo.
    Yo no tengo por que creer en ella, ya se que esta ahí, como lo está esa piedra, pero soy libre de creer o no creer. Si creyera podría pensar que en el año 3000 los monos tripularan aviones o tocarán el violín y yo no creo en semejante cosa. Mas bien puedo creer que esta red de redes llamada Internet se convierta en un supercerebro autónomo que demande cada vez mas energía y puede que llegue algún día en que nos quedemos a oscuras en el planeta.

  11. Enrique:

    Basta con analizar los saberes que se consideran fundamentales y la forma en que se transmiten para deducir la concepción del ser humano que tiene una sociedad, para tener una idea bastante aproximada de cuáles son sus prioridades. Así encontramos civilizaciones que han primado lo espiritual sobre cualquier otro tipo de inquietud o necesidad humana, y otras que han antepuesto la subsistencia y la satisfacción de las necesidades materiales sobre las manifestaciones artísticas o místicas, o que han concedido mayor importancia al arte que a la religión o la tecnología.

    Todas ellas tuvieron su momento de grandeza, aquel de máximo desarrollo de la opción elegida. Todas ellas, también, declinaron y desaparecieron víctimas de sus excesos, del desprecio o la poca atención a los otros componentes de lo humano.

    Esto debería hacernos reflexionar sobre nuestra sociedad y su futuro, sobre la ideología que la soporta, que no ve más allá del aumento de comodidades y seguridades, la acumulación de cosas y la preservación y prolongación de la vida. Una sociedad cuya cosmología carece de trascendencia y de poesía, que concibe al ser humano como un accidente afortunado en una evolución ciega, en una batalla perdida contra el triunfo final de la entropía. Una sociedad que sacia pero que no alimenta, que entretiene pero no satisface, que alegra pero que no proporciona la felicidad.

    Todo esto se refleja en nuestras leyes educativas, en las que sistemáticamente se ignoran, se descartan o se minimizan aquellas enseñanzas y experiencias que podrían aproximarnos a eso que podríamos llamar el mundo de los sentimientos y el mundo del espíritu. Y para ello no basta con incorporar una asignatura que se llama Educación Plástica y otra que se llama Religión; no basta, y es contraproducente, con aprender mecánicamente a modelar, bailar o tocar la flauta, ni con asimilar y repetir una doctrina y su catecismo. Me estoy refiriendo a ir mucho más allá.

  12. Ivan Ferrer:

    fascinante. ¿y cómo evolucionaremos de ahora en adelante que hasta un niño puede acceder a todo el conocimiento humano con unos clicks de ratón?
    antes los estudiosos se reunían a charlar con cuatro colegas, hoy día pueden charlar en directo con estudiosos de todo el planeta.
    Hoy día cualquier apasionado no tiene límites en sus proyectos. Puede diseñar y hasta imprimir en 3D sus propios prototipos sin necesidad de nadie más. Puede probar y corregir infinitamente, y si duda, puede preguntar a otros y en cuestión de segundos obtener respuestas sin salir de su taller.
    ¿A dónde llegaremos? ¿Nos dejarán llegar? ¿Valdrá la pena ir? O ¿sería mejor volver? buenas preguntas éstas.

  13. Ivan Ferrer:

    al ser humano le cuesta verdadero trabajo definir su identidad, por eso muchos prefieren ‘afiliarse’ a grupos. Éstos les dicen cómo comportarse, cómo hablar, como vestirse, por qué enfadarse, por qué reconciliarse…
    Unos eligen equipos de fútbol, otros se peinan con rastas, otros se compran el último Iphone, otros las tres cosas… Todos ellos necesitan eso para definir quienes son, y ni les hables de salirse del grupo, pues creen que desaparecerían, que dejarían de ser ellos mismos.
    Una obra creada con esfuerzo y voluntad define quien eres, pero es más fácil decir: “yo pertenezco a ese grupo, yo soy ‘eso’ ¿a que soy guay?”
    La supervivencia requiere esfuerzos, es ley natural, pero la humanidad se ha esmerado miles de años en reducir todo esfuerzo a la mínima expresión. Con poca práctica en el esfuerzo, no es de extrañar que haya cada vez menos identidad individual y a la vez, más necesidad de disimular ese flagrante atentado contra la naturaleza: vivir sin esfuerzo.
    Comprando y luciendo objetos disimulamos nuestra falta de voluntad.
    Sí, eso es definitivamente usar herramientas.

  14. rakhel:

    Agudizar el ingenio para ke=? para el empleo? para dar mas ideas a los ricos que se quedan sin ellas, siempre he pensado poder dialogar con cientificos, y cosas de esas, pero hablar con cientificos para fabricar ideas y vender, no sino todo lo contrario, la vida tiene muchas cosas y una de ellas es tener buenas ideas…..

  15. Miguel - tabaquismo:

    Yo creo que es simplemente una cuestión de necesidad, de adaptarse al medio. Volvemos a la comentadísisma teoría de la evolución, donde los seres más desarrollados sobreviven porque se adaptan al medio. En la actualidad esta teoría difiere con lo que necesitamos. Ya no es cuestión de cubrir unas necesidades básicas ahora la cuestión es manejar circunstancias que mejoren nuestra calidad de vida, aunque por la época que nos ha tocado vivir yo creo que más que evolución deberíamos hablar de involución

  16. aliment:

    Hay respuestas muy interesantes al artículo, en algunos casos contradictorias en su argumentación, pero por eso no sé si estoy seguro de enterderlas. Yo planteo la siguiente ¿es natural la evolución, o la no evolución, es decir, nosotros, no somos seres vivos naturales? ¿es posible que sea mas importante la innovación a la evolución, es decir, es mas importante el descubrimiento y descripción de los DNAs o lo es la supervivencia de aquellos organismos con determinados genes en un mundo sin civilización o de muy escasa estructura? ¿existiria en este mundo seleccionado por la naturaleza fracticida, mentes como la de Einsten, Kant, Stephen Hawking? ¿el descubrimiento de los antibióticos, anteayer, u hoy mismo, según como se mire, es evolución humana no incorporada al DNA, o es innovación de la mal llamada no natural? No sé podría seguir pensando en alto, pero igual canso a alguien. Un saludo a todos. Por supuesto, las comodidades no explican la vida, pero la hacen mas fácil de llevar que hace 30000 años, 10000 años, 5000 años, 500 años, 100 años… La explicación no es accesible al ser humano ni ahora ni antes ni creo que nunca, por ello lo de las creencias, pero plausibles, no las de hace unos 2000 o 5000 años, con todos mis respetos, es mi opinión.

  17. paloma:

    Un buen libro. “Mi derecho a la pereza”. Si todo el tiempo lo dedicamos a poder vivir de la mejor manera posible, que tiempo nos queda para reflexionar. Tengo que pagar esto y aquello, ir de un sitio a otro, comer esto o aquello. Cuando paramos. Cuando nos dejan parar. Cuando nos lo permiten. No interesa que el ser humano piense, solo interesa que sirva.

  18. Carolina:

    Al igual que el biólogo chileno, Humberto Maturana, creo que el ser humano se realiza en el lenguajear. Cuando el hombre – en una etapa de su proceso evolutivo – inventa el lenguaje, se consolida el Homo sapiens.

    educativo.utalca.cl/medios/educativo/profesores/basica/lenguaje_maturana.pdf

  19. María Iris:

    Desde fuera de uno o desde dentro de uno hay situaciones que obligan a agudizar nuestro ingenio.
    Cuando no disponemos de reserva de un material, o medio rápido de conseguirlo y nos urge sustituirlo, ponemos los ojos y la inteligencia en lo que tenemos y parándonos sobre lo que disponemos damos lugar a crear y lograr muchas veces, resultados eficaces y mucho más ingeniosos desde bases sencillas, en las que antes no habiamos parado en la posibilidad.
    Recuerdo un trabajo creativo de un adolescente que por obligación se vio abocado a dejar de lado lo que imperaba como uso y sin esos recursos, tuvo que pensar desde su ingenio, el que mostraba de niño con cualquier cosa que caía en sus manos y habia abandonado por maneras más modernas en apariencia. ¡Que trabajo más original el de aquel día!
    Yo misma, alguna vez, cuando por no llevar al día cosas que siempre tienes para cocinar, te ves de repente que no sabes que poner y te centras en qué hacer. Suelen ser mis mejores guisos o comidas, aparecen mis recursos sobre los materiales.
    No depender tanto de los medios y desear solucionar las situaciones nos abre la fuente de la que disponemos en el cerebro y alrededor.

    El domingo en un programa hablaban de Cervantes y su obra Don Quijote, libro que sorprendió que saliera de dicho escritor, que teniendo una vida algo extraña y no destacando en nada especial, durante bastante tiempo, de repente resulto ser genial con dicha obra.
    Yo pensé en esa mano derecha que un día perdió y con ello su conexión con el hemisferio izquierdo, obligando a mover el otro eje, hemisferio derecho-mano izquierda. La creatividad se le desbordó y el ingenio hizo acto de presencia.
    Con ambos hemisferios movemos la evolución procesando y creando.
    Hay periodos donde manda la lógica, otros el sentimiento, podríamos hacer un rio abundante mezclando ambos, dando vida en equilibrio.
    El genio se inclina siempre hacia un lado y lo paga con la inadaptación social, igual pasa con la vida cuando se persigue lo genial, se carga el opuesto. Materia y conciencia son energía en comunicación, tiempo y espacio lleva la inteligencia en manifestación diferente o conjunta. Integrar todo da equilibrio. Los periodos inclinados hacia avazar sin tener en cuenta las bases de las que disponemos y se apoya todo, tienen carencias. Unos y otros tiempos son circunstanciales, mientras no dominemos nosotrosel saber reconociendo lo que aporta cada posición.
    La adaptación no siempre es limitación, ni la mutación evolución. La flexibilidad nos hace grandes
    Mezclar la politica con lo anterior queriendo mostrar inmovilismo es ver al hombre sin su verdadero potencial.
    Sobran slogans externos. Pongamos conciencia a la inteligencia y veremos el cambio del hombre hacia una salud existencial y evolución con vida. Hay que profundizar, observar y respetar el origen.
    El cuerpo y el cerebro con el Cosmos se relacionan, nos necesitamos, nos alimentamos de la energía que envuelve a toda la naturaleza. Abrir y compartir las leyes que funcionan de origen es el mejor código a seguir.

  20. Carmen Garcia:

    Los seres humanos se han transformado ,biologica ,cultural y socialmente a traves del tiempo y en diferentes sociedades que han tenido que adaptarse a los diferentes tipos de cultura y sociedades desde el inicio de la vida el ser humano tuvo la capacidad de sobrevivir a su hábitat aprendio la habilidad de cazar y alimentarse aprendio a elaborar herramientas que luego le sirvieron para su defensa , luego con la globalización sobrevive a mas cambios , sigue su evolución a las diferentes culturas que se dieron cuando el hombre exploro otras tierras y trajo diversidad de conocimiento y pensamiento.

  21. johnny:

    Una ciencia que ignora por completo el método científico.

    Que da por hecho sucesos que sucedieron hace cientos de miles de años hasta miles de millones de años.

    Da igual decir evoluciono hace 150 mil años que decir evoluciono hace 3 millones de años.

    O también decir que evoluciono hace 149mil años.

    O también decir evoluciono hace 148mil años.

    Por qué abundo tanto en esta idea.

    Porque se está dando por hecho algo que no se puede evidenciar claramente;

    Si hoy en día vivimos una vida aburrida es porque la maldita violencia e inmoralidad sexual y abuso de sustancias químicas ha destruido.
    Tanto los árboles como los ríos como los animales en fin una extinción total.

    Por qué si los hombres tienen la razón que las criaturas inteligentes superiores no existen.

    Entonces el diablo no existe ni El creador de todo lo que vemos tan poco.

    Pero por que se da el caso que la evolución le da la razón a la filosofía de la criatura inteligente superior satanás y sus aliados.

    La evolución promueve exactamente lo que a Satán le gustaría que la humanidad hiciere.

    A. ser violento (la criatura superior en inteligencia y poder y sabiduría y justicia odia la violencia) Salmos11:5

    B la inmoralidad sexual El ser superior que creo todo odia que se utilice su invención de una forma que cause daño. Proverbios 5:7-10

    Por qué esa criatura superior en inteligencia y poder siempre ha estado en rebelde oposición a el gobierno del ser superior y más poderoso y más inteligente y más sabio que lo creo.

    Job 1:7-12

    Pero este tiempo para que se pruebe quien es mejor gobernante del planeta tierra y sus criaturas y sus organismos y su belleza.

    No durara mucho más, pronto El Creador Jehová por nombre cuyo nombre significa el hace que llegué hacer.

    Cambiará muchas cosas en la tierra.

    Proverbios 2:20-22

    Es cierto que muchos científicos aceptan la evolución pero no es cierto que todos la hayan aceptado.

    Aún quedan bastantes que están convencidos que toda la evidencia apunta a un diseño inteligente.

    ¿Creó Dios la vida mediante la evolución?

    ¿Es la evolución una realidad?

    Con esto me despido les deseo mucho éxito en nuestro viaje hacia la iluminación científica eh intelectual.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.