Autor: Eduard Punset 15 mayo 2009

Hace muy pocos años, nadie pensaba que lo que les pasaba a los niños influiría en cómo se comportarían cuando fueran adultos. Nadie veía esta relación misteriosa entre la infancia y el comportamiento de los adultos. Lo que hemos descubierto -y esto todavía no se sabe en la calle de manera suficiente- es que, una gestión deficiente, privada de cariño y de inteligencia, de las emociones de un niño, en edades muy cortas, incide de manera muy directa en el comportamiento de este niño cuando es adulto.

Por ello, este domingo, 17 de mayo, hablaremos en Redes con Jay Belsky, psicólogo de la Universidad de Londres y uno de los mejores especialistas del mundo sobre psicología familiar, para que nos enseñe a ser mejores padres.

Os dejo algunas reflexiones que grabé en Londres después de hablar con Belsky.



115 Respuestas to “Aprendiendo a ser padres”

  1. Gissela Olivares:

    Por casualidades de la vida y en un momento en el cual doy gracias de poder estar con mi hijo de 2 años, estar con el y cuidarlo, vivo e Perú, aqui la cosa no es facil, aqui el gobierno no ayuda en nada a la madre que no trabaja, ni siquiera a la que trabaja, solo a las que cuentan con un seguro social y eso no todas las personas acceden a este tipo de seguro, en este seguro si trabajas estas en planilla y tienes tus beneficios y sales embarazada al dar a luz el gobierno por unica vez te da un monto que es en soles peruanos s/ 800 esto convertido en euros seria 200 euros, y es un unico pago que da, aqui en Perú a aparte de eso no hay otro tipo de apoyo a la madre por parte del gobierno, cosa diferente lo que sucede en España y Alemania. toda esta introduccion es para llegar el siguiente punto, que aqui en mi pais la pareja tiene que trabajar y a veces los niños se quedan a cargo de un familiar o una persona que los cuida, las famosas llamadas nanas, y aveces las mas de 8 horas de trabajo delos padres hacen que solo disfruten de su hijo los sabados y domingos, y porque digo eso, porque como los padres trabajan todo el dia cuando llegan a casa, encuentran al hijo durmiendo y asi sucesivamente todos los dias hasta que llega los dias no laborales(bueno para algunas personas son laborables de lunes a domingo), no disfrutan tanto de los hijos, y esto lo que dice el sr eduardo punset es muy cierto es necesario que el gobierno ayude y de legislaciones mas flexibles a las madres que trabajan.
    Yo soy Economista y gracias a Dios estoy disfrutando los mejores años de mi hijo, pues soy d ela idea que si traes un hijo al mundo no es para que otros lo crien por ti, es indispensable a parte de la calidad en los moemntos que se comparte con el hijo, tambien es importante el tiempo y los valores que se les de. Saludos cordiales a todos

  2. paloma:

    Me parece muy interesante el tema.

    Creo que la sociedad actual “no permite” a muchos padres educar a sus hijos como querrían. Siempre quedan en manos de otros.
    ¿Cçomo conjugar educación y demandas sociales?
    ¿Cómo hacer posible una educación familiar, sin condicionamientos laborales?

    ¿Llegan, realmente las familias a conocer las necesidades de sus miembros?
    Deberia existir una “red” de instituciones que favorecieran la formación de los padres en la educación de sus hijos.
    Por otra parte me preocupan mucho los derechos del menor. A modo de ejemplo: ¿Por qué en los lugares habilitados para fumadores no se acompaña de una una pegatina prohibiendo el paso a menores?

    ¿Son realmente responsables los padres? ¿Velas las autoridades por los derechas del menor en estos casos?

    Es un tema sin fin. Pero muy interesante

  3. Quila:

    creo que es cierto lo que se dice en el artículo y me siento tranquila al pensar que al haber acogido en mi familia a mas de una docena de niños, apartados de sus madres por motivos diversos, quizás he contribuido a que el día de mañana sean adultos mas felices y serenos, ojalá que haya podido aliviar la separación de sus familias biológicas hasta que llegó el momento de encontrarse con sus familias adoptivas. Sin duda debemos cuidar mas a nuestros niños desde su nacimiento.

  4. Lucía:

    No sé si este sea un sitio en donde uno pueda preguntar y recibir respuesta, pero tengo una inquietud con respecto a este tema que me gustaría resolver. Yo ya había escuchado en varias ocasiones de estudios similares, de cómo la carencia de atención y afecto a un niño repercute de manera significativa en el desarrollo emocional de la persona cuando llega a la edad adulta. Yo soy una persona que fui criada en una familia totalmente desintegrada, y que lejos de recibir cariño por parte de mis padres, recibí maltrato físico y psicológico. Claramente, la consecuencia ahora es que soy una persona muy insegura de mí misma, totalmente incapaz de relacionarme en la sociedad, normalmente suelo fracasar en cualquier cosa que me proponga por el simple hecho de no logro hacer amistad con la gente de mi entorno, eso me sucede a pesar de que soy muy inteligente, de tener talento para realizar algunas actividades y de ser muy dedicada y constante en lo que hago. La pregunta entonces es la siguiente: ¿puede corregirse este trastorno de alguna manera?.

  5. Acm:

    Con tu permiso, por cierto tu nombre significa “resplandeciente”, te daré mi opinión, Laura.

    Tu has sido víctima, luego esas consecuencias no deberían ser tuyas sino de tus verdugos. Así que devuélveselas a ellos, para que como causantes vivan con ellas.

    Y tu sola lo habrás corregido.

    Suerte para tí y saludos

  6. Acm:

    Perdona, Lucía, tengo que corregirme:

    Con tu permiso, por cierto tu nombre significa “resplandeciente”, te daré mi opinión, Lucía.

    Tu has sido víctima, luego esas consecuencias no deberían ser tuyas sino de tus verdugos. Así que devuélveselas a ellos, para que como causantes vivan con ellas.

    Y tu sola lo habrás corregido.

    Suerte para tí y saludos

  7. Rosa:

    Hoña Hermanxs:
    El miedo es el peor compañero de viaje que podemos llevar. Está estrechamente relacionado con los siguientes desajustes: espasmos, abortos, acidez, amigdalitis, amnesia, apendicitis, bulimia y anorexia, ataques de axfixia, dolores de cabeza, problemas de caderas, calambres, calvicie, mareos,,ciática, colesterol, diarrea, distrofia muscular, efisema, enfermedades crónicas de las encías, enuresis, eructos, dolores en la parte baja de la espalda, esterilidad, problemas de estómago, fístulas, frigidez, nudo en la garganta, dolores por gases, hemorroides, hiperventilación, ileítis, impotencia, indigestión, inflamación, insomnio,, problemas de la menopausia, miopía, nausea, nerviosismo, extravismo divergente,,presbicia, olor corporal, parálisis, enfermedad de Parkinson, úlcera péptica,,exceso de peso, problemas de las piernas y pies, psoriasis y problemas de la piel, problemas de la respiración, úlceras, urticarias y problemas de Vejiga.
    La ira, la frustracción, la resistencia (oposición) al cambio, falta de amor, confusión,verguenza, sensación de fracaso, orgullo, egoismo, preocupación, culpa, aferrarse a viejas ideas y la no pertenencia ( sensación de estar fuera) son el resto de causantes de casi todas las enfermedades del planeta tierra, sobre todo cuando estas sensaciones conviven con nosotrxs.
    Si podemos controlarlas, podemos vivir muchísimo más sanos felices y predispuestos.
    HAY QUE TENER MIEDO AL MIEDO.

    Salud !!

  8. Kiketxu:

    Lucía a no dominar la mente y la alimentación le llaman enfermedades, en mis intervenciones doy sencillas nociones de ello que ni nutricionistas desinformados ni psicólogos interesados lo explican. Te imaginas un mundo sin ellas, pues con amor y una alimentación ecológica nos valdría. La personalidad se puede desarrollar a base de leer libros de autoayuda antes de dormir, pues estarás con tu mente inconsciente madurando durante toda la noche esos aspectos vitales que por si solos son capaces de lograr todo lo que te prometí. Lo mismo pasa con la nutrición, desde pequeños debiéramos saberlo, tener y consumir nuestra producción ecológica y no venderla a franceses y alemanes el 80% de ella, cuando por unos euros más nos proveen de cien veces mas nutrientes. La cosa es muy sencilla, pero los ogros del bosque acechan en todo lugar, sobre todo en forma de tele. Thank you.

  9. Quila:

    Lucía, yo no crecí en una familia desestructurada, pero si bajo el dominio de una madre muy poco emotiva y muy dictatorial y un padre cariñoso pero sometido a las decisiones de mi madre, no fui consciente de lo mucho que me afectaba el autoritarismo de mi madre hasta que llegué a la madurez, mi pareja y mis hijos me ayudaron a liberarme de mis miedos
    y he procurado dar a mis hijos todo el afecto que a mi se me negó (sin saber porqué) siendo niña. Tambien me ha reforzado el acoger niños en situación de desamparo (lo que llevo haciendo desde hace varios años) y leyendo mucho y procurando rodearme de gente con una visión positiva de la vida. Tú no eres responsable de lo te ha sucedido en tu infancia y seguro que tienes la fuerza suficiente para afrontar la vida sabiendo que eres mucho mejor persona que quienes no supieron quererte ni valorarte como te mereces.
    Puede ser cierto que lo que ocurre durante la niñez, nos afecta en nuestra vida de adultos (yo asi lo creo), pero los que hemos vivido experiencias negativas somos supervivientes y eso nos da el carácter y la fuerza para saborear lo mejor de la vida.
    Mucho ánimo y disfruta de todo lo bueno que tienes que seguro que es mucho.

  10. mario-sunderland:

    Recomiendo como buen libro el de Margot Sunderland ¨La ciencia de ser padres¨ recomiendo leerlo ya que esta escrito con el neurocientifico Jaak Panksepp

  11. Kiketxu:

    Lucía nunca me sentí bien cuando en pedagogía estudiaba estas cuestiones en las que se ponían un 90% de lo que iba a ser el niño según lo que era en los primeros años,… ahora se que no es cierto, para mi es un alivio, esa predeterminación tan limitante, pareciera que fuésemos ovejas de un redil y para ir a la matanza de Navidad, pues no,.. en tu caso puedes eliminar absolutamente esos problemas que tanto gustaban a los psicólogos para elucubrar modos de vida,… Hoy en día se sabe que el cerebro subconsciente actúa segun las emociones que metamos en el antes de dormir especialmente, lo vengo repitiendo un montón, pero es algo que siempre se hizo y no se puede perder, ese estar con los padres antes de dormir cambia el caracter de una persona totalmente y en tu caso es facilísimo, te lees los 5 minutos antes de dormir libros de autoestima y tu personalidad, tu caracter, tu seguridad, el amor a las personas, carencia de estrés, miedo,… lo vas a notar, lo notarán tus conocidos y amigos. Agur.

  12. Mar Gayu:

    Desde mi experiencia de madre e hija, puedo entender desde la madurez, el que podemos sentir antes y después de concebir a nuestros hijos y lo importante y valioso que puede marcar a un ser humano el acto de ser madre o padre.
    Mi experiencia vista después de 27 años nunca puede compararse a la que puedan vivir los padres que puedan empezar este bonito camino que le llamare vida.
    Estamos en la era la los avances de todo tipo y gracias a profesionales médicos podemos tomar mejor conciencia de todo como ocurre, cuando en nuestro cuerpo se produce un cambio tan importante como ser la portadora de desarrollar una personita y poder sentir directamente día a día todas las sensaciones que tenemos el privilegio que nos dio la naturaleza de ser madres.
    Al ser madre tan joven, no pude tener el gran regalo de los avances médicos, de poder ver a mis hijos con una simple maquina llamada ecógrafo. Yo notaba cambios, sí; y era como una ilusión pero no tomé conciencia de ello hasta que después de ver a mi hija por primera vez llorando todos los que estaban en aquella habitación intentaban consolarla sin éxito hasta que la pusieron en mis brazos y dejó de llorar. Es inexplicable el sentimiento que me inundó y que ira conmigo toda mi vida; es algo único y que las mujeres tenemos la suerte de tenerlo.
    Al casarme con José Javier y largas conversaciones de su trabajo pude ver lo importante que es el padre y la madre en el acto de la vida.
    Me quede sorprendida cuando me dijo que un bebé tenia 46 cromosomas 23 de mama y 23 de papa, me sentí un pelín culpable por haber tenido un instinto animal básico porque no soportaba que me tocaran a mi bebé.
    Cual equivocada estaba. Nuestros hijos son embriones, fetos ,bebes, niños, adolecentes y adultos y desde el primer momento le debemos el mismo respeto que nosotros queríamos recibir de ellos, empezando a aprender como hacer feliz y transmitirle ya desde el vientre materno sensaciones de calidez, cariño, protección, amor y seguridad como hacemos conjuntamente papa y mama cuando ya ha nacido.
    Pienso que gracias a la tecnología y conocimientos seria mucho mejor empezar cuando se concibe este hijo compartir mamas ese sentimiento a su papa y a vuestro hijo formando un triangulo inquebrantable la vida entre vosotros y entre vuestros nietos y así progresivamente
    Una de las formas más fáciles seria que pudiera sentir a su papa lo más cerca posible cuando está en seno de su mama.
    Y desde nuestra propia experiencia como profesionales y padres poder enseñaros a que ese acercamiento es posible
    Entendido como reúne toda una serie de cualidades humanas tales como la fortaleza, templanza, prudencia, equilibrio, sobriedad y constancia, se consigue a muy diferentes etapas.
    Las personan jóvenes en muchas ocasiones no han tenido tiempo de consolidar las condiciones que requiere la mente para adquirir esta madurez y en esas situaciones vamos dirigidos directamente a un conflicto interno y externo que, por norma general, desemboca en un desarraigo emocional, en el que no somos totalmente capaces de asumir nuestros papeles de madres y padres, ni en ocasiones pareja.
    Por tanto es esa falta de madurez la que nos induce a obtenerla de manera traumática y no de una forma más racional en el tiempo.
    La estructura familiar, tan fuerte antaño, en nuestra actualidad se desmorona; y no nos llama la atención hoy en día la existencia de segundos y terceros matrimonios o parejas, con su correspondiente dotación de hijos, lo que ha transformado en poco tiempo unas relaciones padres-hijos tradicionales y protocolarias, en unas relaciones contractuales, reglamentadas por un código civil surgido de normas generales y que adolece de un tratamiento individual que transforma a los hijos, habitualmente en fases intelectuales precoces, muy sensibles e influenciables, en personas incapaces de procesar correctamente la información convirtiéndolos en personalidades desestructuradas.
    Imposibilitadas para encontrar su correcta posición en su entorno familiar. Son como piezas de ajedrez en un tablero del juego de la oca, movidos frecuentemente por padres o madres despechados que utilizan y secuestran emocionalmente a sus hijos sustrayéndoles de la realidad biológica y psicológica de quién es su madre o quién es su padre, y los relega a desarrollar su estructura emocional de un modo inconexo convirtiéndolos en individuos carentes de la conciencia de sus propias raíces repitiéndose de generación en generación.
    Muchos niños de hoy no tienen unos abuelos ni papas que les cuente cual notorio fue un personaje de su familia y el orgullo de sus raíces y el respeto de ser quien somos y de donde venimos.
    Para el tratamiento de estas psicopatologías, incluso la Psicología convencional tiene sus problemas y encuentra límites. Por ello lo importante y de lo que se trata es de la prevención de estas situaciones, dado que la terapia es en demasiadas ocasiones ineficaz y no logra corregir las erróneas personalidades que provocan las alienaciones infantiles.
    Uno de los caminos que mi experiencia y de personas afines revelan como correcto es la integración del niño en el seno de la madre y el padre desde muy jóvenes y aún más: desde antes de nacer; entendiendo el tiempo del embarazo como uno de los periodos más críticos para lograr este fin.
    La mujer, como madre tiene la suerte de integrar en su propio cuerpo el futuro hijo, durante el embarazo, el parto y la lactancia; el padre, sin embargo, biológicamente termina su papel en el acto de la fecundación y debe recurrir a otras estrategias para la asunción de la realidad de la paternidad, que si está bien afianzada evitará en un futuro la influencia nociva de la alienación infantil o, en cualquier caso, reforzará la unión padres-hijos independientemente del devenir futuro de la pareja.
    La estrategia que perseguimos es la de promover herramientas y métodos para compartir el desarrollo del futuro bebé por ambos cónyuges para establecer un nexo de unión fuerte entre padre, madre e hijo a fin de que en el futuro de su historia personal ese vínculo establecido no pueda ser manipulado por ninguna circunstancia indeseable y el futuro hijo o hija pueda pisar fuerte conociendo quién es su padre y quién es su madre.
    En cualquier caso el hecho de compartir a vuestro futuro hijo antes de nacer, crea una impronta en el futuro bebé que le servirá de auto-reconocimiento, y le permitirá realizarse de una manera mejor y más completa complementando su educación y mejorando su capacidad de gestión de sus recursos emocionales.
    PODRIAMOS LLAMARLO RESPETO A NUESTRO HIJO
    Mar Gayú.

  13. jonuen:

    Muy interesante, esta es una decisión compleja , es por ello que aquí te damos algunos consejos para saber si etas listo http://supermujer.com.mx/Familia/Ser-padres/Cuando-ser-padres.html
    saludos!!

  14. Elena:

    He descubierto recientemente este artículo y me ha parecido muy interesante, no solo por la información aportada por el autor, sino también por todos los comentarios de los lectores. Estoy de acuerdo en que la figura de los padres es fundamental para los niños, ellos deben aportar el cariño necesario desdel principio.

  15. ComoSaberSiEstoyEmbarazada:

    Recomiendo como buen libro el de Margot Sunderland ¨La ciencia de ser padres¨ recomiendo leerlo ya que esta escrito con el neurocientifico Jaak Panksepp

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.