Autor: Eduard Punset 11 mayo 2009

La semana pasada estuve en Boston y en Nueva York para conversar con científicos de la materia y de la mente. Me siento lejos de todo. Oteando en la distancia; a veces, ni eso. Me gustaría que mis lectores compartieran conmigo, como ha dicho un especialista en las técnicas de meditación, “un estado de atención pura que se da antes de pensar”.

Punset como Darwin “Cometimos el error de echar la culpa a los yanquis sin analizar lo que habíamos hecho mal nosotros mismos.” (Imagen: Photobucket.)

¿Qué estoy constatando antes de pensar? Primero, que los europeos cometimos una equivocación increíble al considerar que la actual crisis o recesión mundial era algo esencialmente norteamericano, que iba a afectarnos a nosotros sólo en segundo término. Todos los datos aflorados ahora están sugiriendo que –en el mejor de los casos– la crisis es tan europea como americana y, muy probablemente, más europea que americana. Por eso, los expertos internacionales apuntan a una recuperación más rápida en EE.UU. que en Europa.

Una vez más, aquí cometimos el error de echar la culpa a los yanquis y sólo a ellos. Nadie analizó lo que habíamos hecho mal nosotros mismos. Actuamos de forma parecida a algunos gobernantes de países del Tercer Mundo que, lejos de imputar a sus prácticas corruptas y falta de transparencia los males que padecen sus gentes, se satisfacen con echar las culpas a las multinacionales, a los de fuera. «Los culpables están lejos y no tienen nada que ver conmigo», éste es el refrán que repiten.

La segunda cosa que estoy constatando antes de pensar es, justamente, que se está iniciando un cambio radical en este sentido. En determinadas partes del mundo, como Estados Unidos y América Latina, cuando surge un conflicto o estalla una crisis individual o colectiva se está empezando a dejar de buscar fuera al culpable. Lo primero que la gente más innovadora está haciendo es prescindir de los esquemas heredados que no han servido; ya no se busca a los culpables fuera de nuestro propio entorno. Igual ocurre con las decisiones ulteriores: se empieza por analizar la conducta o el pensamiento propios y se instrumenta una respuesta colectiva después.

La tercera cosa que estoy constatando antes de pensar es, justamente, que esa respuesta en Europa ha sido mucho más lenta que en el resto del mundo. Se empezó negando la existencia de la crisis, se dijo que era otra cosa luego y, finalmente, se recordó que la culpa era de la economía norteamericana y, muy particularmente, de su sistema financiero. A propósito de ese sistema financiero y del intento inicial de rescate del primer banco en crisis, Merrill Lynch&Co, en EE.UU. –al contrario de lo que ocurre en Europa–, se está incriminando ahora a aquellos rectores del sistema que impusieron a otros el silencio como respuesta para «no alienar el sentimiento popular y exacerbar así la crisis». Entretanto se perdió un tiempo precioso para evitar las primeras quiebras y diseñar la respuesta a la crisis.

Por último, en los sectores sociales más innovadores y rompedores con las prácticas pasadas se está huyendo de los viejos esquemas evolutivos que configuraban la conducta del futuro en términos de ‘combatir’ o ‘huir’. Parece que por fin, con un cierto efecto retardado, como ocurre siempre con los cambios del pensamiento, se asume que es posible no acatar lo que se nos impone sin necesidad de huir para protegerse. Ghandi mostró la manera de combatir la violencia mediante respuestas comunitarias no violentas. Pero respuestas, al fin y al cabo. Estamos asistiendo al comienzo del final del desapego popular por los temas comunitarios. Es la cuarta cosa que estoy constatando antes de pensar.



60 Respuestas to “Buscar fuera al culpable es un error”

  1. Webs, noticias, curiosidades, artículos… » El blog de DROBLO:

    […] http://www.eduardpunset.es/blog/?p=197 […]

  2. Ana:

    A mi entender, desde que empezamos a vislumbrar la crisis hemos estado cometiendo error tras error.
    Como apuntaba Eduardo Punset, en primer lugar la negación de la crisis, y tras esto la negación de nuestra responsabilidad, achacándola a otros países primero y luego a nuestro gobierno.
    Creo que sería muy positivo dejar las críticas de lado y actuar. Pienso que una crítica requiere de una alternativa. Tenemos derecho a un bienestar social y si el gobierno no está capacitado debemos empezar a organizarnos y proponer otros caminos. Del mismo modo, si el sistema no funciona deberíamos empezar a plantear nuevos sistemas.
    Actuar tanto individual como colectivamente.
    Saludos

  3. Frank:

    ¿Crisis? ¿Qué crisis?
    Se habla de crisis cuando se resienten los bolsillos de los que los tienen llenos a rebosar. Antes no había crisis, antes había desajustes en la economía, claro que estos no afectaban de manera negativa a los que tienen los bolsillos llenos.
    Ahora que los bolsillos acaudalados se resienten se castiga con el despido a los de siempre, se intenta reducir el salario, facilitar el despido… Claro, hay que facilitar la reactivación del flujo monetario a los de siempre.
    Hay que comprar de manera compulsiva!!! Hay que trabajar doce horas al día o más!!!
    Claro, ahora las ayudas a los países subdesarrollados tendrán que reducirse, pobres, pero es que la crisis…Nuestro sistema los explota, los hunde en la miseria, en la cual los sabe mantener muy bien, y ahora, les niega un poco de ayuda para comer un simple plato de comida…ya de medicamentos ni hablamos… Pero es que hay crisis…
    Yo solo se que el sistema crea tipos de personas y que los que más sufren son la mayoría. Luego, donde está el desajuste, el motivo, quien se beneficia de ello???
    Para terminar, ayer vi una película en la que el poder lo ostentaba quien poseía el control de una especie…de ella es esta frase:
    – “No es quien controla la producción de la especie quien tiene el poder, es quien tiene la capacidad de interrumpir la producción”.
    Saludos.

  4. Mario Luna:

    Evidentemente, nuestra realidad la fabricamos a medias con el entorno.

    Por tanto, cada vez que eludimos nuestra responsabilidad en cualquiera de nuestros problemas estamos renunciando a un enorme poder.

    Personalmente, los mayores pasos de gigante en mi propia vida los he dado siempre que he asumido la gran responsabilidad que tengo en cuanto me ocurre y obrado en consecuencia. Y, cada vez que miro a la gente que me rodea, observo patrones similares.

    Gracias por ilustrarnos esta verdad con la crisis, Eduard. Dudo que nadie que haya saboreado los frutos de llevar a cabo el ejercicio de su responsabilidad alguna vez pueda estar en desacuerdo con usted.

  5. Elias Grima:

    Estoy leyendo su libro viaje a la felicidad y me esta gustando mucho. Habla de que los hominidos aceptan el ejercicio abyecto del poder en varias paginas pero no explica el porque y tengo una teoria que me gustaria compartir con usted a ver que le parece pero no se su email para enviarselo

  6. Manuelito:

    La crisis financiera actual es el resultado de cada una de nuestras decisiones personales a la hora de decidir que tenemos que hacer con el dinero. Desde un centimo hasta 1 millon por ejemplo.
    En las decisiones personales no interviene la política, pequeños cambios de costumbres son grandes cambios el dia de mañana.
    Una mentalidad distinta en cada uno de nosotros hara que esto cambie el dia de mañana.
    No hay mayor esfuerzo que el de uno mismo y solamente a través de la voluntad habra un equilibrio, tenemos que anticiparnos a todos estos problemas de forma que en cuando lleguen ya no sean problemas.

  7. Kiketxu:

    La crisis para unos es oportunidad para otros, todo es cuestión de saber colocarse en un lugar y no en otro. Los bolsillos llenos de los terratenientes dieron lugar a bolsillos llenos de políticos y banqueros, la agricultura dio paso a la industria y ahora vivimos en un mundo eminentemente de servicios que hacen ser más amables, más emotivos, positivos, ponerse en los zapatos de los demás, saber utilizar el mar de informaciones,… Es una pena que algunos se centren en conseguir subvenciones para mantener monstruos industriales o parcelas de tabaco, viñas e incluso intenten sembrar marihuana. Mas sencillo es vivir en el mundo del servicio que mueve el 90% del dinero, justa medida de dar a cada uno lo que se merece y no como antes lo que te quería dar el jerarca. La agricultura se centrará en sudamérica, pues allí la lluvia ácida hace posible la ecología de la que se puede alimentar todo el mundo, la industria en oriente, pues esas herramientas estarán donde reside casi todo el mundo,… pero los servicios se dan en todo el mundo y nosotros tenemos el mayor potencial en el turismo, tenemos una mina de oro y es una pena que todo el mundo desprecie la naturaleza, estropee esa maravilla que nos podía hacer con otras cosillas a las que no se da importancia lo que llegará a ser todo el mundo una población con oportunidades sin límite, pero si alguien piensa que todo ello te lo van a explicar e incluso que va a vivir sin trabajar, lo siento, pero se acabó el tiempo de los aprovechados, de los que viven a costa de los demás, todavía les queda algo de vida, pero espero que cuanto antes desaparezcan mejor para la humanidad. Adeu.

  8. Jorge de Paula:

    Muy interesante análisis que me recuerda a las reflexiones que entrega el Ing. Carlos Slim Helú a los universitarios en una visita hace unos años:
    El daño emocional muchas veces no viene de terceros, sino que se fragua y desarrolla dentro de nosotros mismos

    La fortaleza y el equilibrio emocional están en la vida interior y en evitar aquellos sentimientos que corroen el alma, tales como la envidia, los celos, la soberbia, la lujuria, el egoísmo, la venganza, la avaricia, la pereza, y son veneno que se ingiere poco a poco.
    Cuando den, no esperen recibir. “Queda aroma en la mano que da rosas”, dice un proverbio chino.
    No permitan que sentimientos y emociones negativas dominen su ánimo. El daño emocional habitualmente no viene de terceros, sino que se fragua y desarrolla en nosotros mismos. No confundan los valores ni menosprecien sus principios.
    El camino de la vida es muy largo, pero se transita muy rápido.
    Vivan el presente intensa y plenamente, que el pasado no sea un lastre, que el futuro sea un estímulo.
    Cada quien forja su destino y puede influir sobre la realidad. No la ignoren.
    Vivan con sentimientos y emociones positivas como el amor, la amistad, la lealtad, el valor, la alegría, el buen humor, el entusiasmo, la paz, la serenidad, la paciencia, la confianza, la tolerancia, la prudencia y la responsabilidad. Los opuestos que no invadan el alma, que duren poco en su ánimo, no los dejen alojarse, aléjenlos.
    Muchas veces cometerán errores, es usual y humano, traten siempre que sean menores, acéptenlos, corríjanlos y olvídenlos. No se obsesionen por ellos, el cielo y el infierno están en nosotros.
    Lo que más vale en la vida no cuesta y cuesta mucho: el amor, la amistad, la naturaleza y lo que sobre ella ha logrado el hombre de formas, colores, sonidos, olores que percibimos con nuestros sentidos, sólo puede ser apreciado cuando estamos anímicamente despiertos.
    Vivan sin miedos y sin culpas; los miedos son los peores sentimientos del hombre, lo debilitan, lo inhiben a la acción y lo deprimen, y las culpas son un lastre enorme en nuestro pensar, al actuar y en la vida. Hacen difícil el presente y obstruyen el futuro. Para combatirlos, seamos sensatos y aceptémonos como somos, con nuestras realidades, nuestros méritos y nuestras penas.
    La ocupación desplaza a la preocupación y los problemas, al enfrentarlos, desaparecen. Así, los problemas deben hacernos cada vez más fuertes.
    De los fracasos, aprender y los éxitos deben ser estímulos callados. Actúen siempre conforme les dicte su conciencia, pues a ésta nunca se le engaña. Los miedos y las culpas, entonces serán mínimos.
    No se encierren, ni arruinen su vida, vívanla con la inteligencia, el alma y los sentidos despiertos y alertas; conozcan sus manifestaciones y edúquense para apreciarla y disfrutarla

  9. Admirador incondicional:

    El enunciado superior se lo he mostrado a mi esposa, pero ella continúa culpabilizándome a mí por todo, ¿Qué debo hacer?

  10. agustin fernandez del castillo suardiaz:

    El sentimiento de padres e hijos , ha mejorado sensiblemente en calidad al ser ahora un sentimiento menos distante con respecto a ellos . Da gusto ver hoy a nuestros hijos, cómo se llevan con nuestros nietos. La calidad del sentimiento, es hoy más cercana que la del siglo pasado

    La sexualidad, ha salido de todos los armarios. ¡que bien! La persona empìeza a subir su energía desde abajo hacia arriba, al quitarse tapones que obstaculizaban a la sexualidad, ser simplemente una forma más de una única energía que al llegar más arriba se conviertirá en emocion, en sentimiento compartido , en idea y finalmente, en AMOR en acción incidiendo ya en un mundo exterior.

    Todo nuestro interior se ha ido mejorando. Solo quedaba por salir esa parte de la codicia humana, que muchas veces situábamos en banqueros y multinacionales, pero que en realidad, no es más que el reflejo de nuestra propia codicia que aún, no había salido del armario.

    Todo parece haber salido para bien, sin embargo, nuestros hijos y nietos tienen un lema por todos conocido : “ESTO ES LO QUE HAY” y detrás de ese ” hay” no hay nada; pues dioses y valores, están con la prejubilación anticipada y los contratos basura de usar y tirar al individuo, no les permiten planificar sus vidas.

    Está en nuestras manos, las de los adultos, tras esta lavativa que ha supuesto el sigo 20, empezar a construir un mundo, que por partir de la nada, por lo menos está limpio y por crear.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.