Autor: Eduard Punset 3 febrero 2013

La soledad se solía diagnosticar como una variante de la depresión. Hoy se le ha reconocido lo que se atribuye a las nuevas disciplinas: sustantividad propia. El universo de cada individuo está atiborrado de luces que pueden cada una de ellas activar, neutralizar o retardar el sentimiento de rechazo o aceptación de los demás.

¿Cómo habían podido las primeras comunidades sobrevivir un millón de años desconociendo la naturaleza gravitatoria de la soledad? La soledad solo surgía cuando se perdía el centro de gravedad, que todo parecía arremolinar a su alrededor; se alejaba la manada y dejaba al individuo solo consigo mismo. Si la historia de los sentimientos hubiera precedido a todo lo demás, como hubiera sido lógico, el primer gran sinsabor, la primera catástrofe, hubiera sido la expresión de la soledad: la ausencia de algo de lo que todo dependía, como el sentimiento de pertenencia a la manada.

De ahí arranca el origen de la empatía, que surge como el acicate principal del comportamiento prosocial. Al contrario de lo que han predicado la mayoría de los autores y, muy especialmente, el etólogo austriaco Konrad Lorenz, las tinieblas del pasado no eran pura violencia y agresividad destilada por la trama genital de los primeros antepasados de los humanos: los chimpancés, junto a sus allegados opuestos, los bonobos. Los niveles de violencia heredados, lejos de explicarlos el entramado genético, resultan ser la pura tergiversación de la experiencia individual.

bonobo1

Bonobo en soledad (imagen: Grupo Punset Producciones).

La soledad sorprende a la víctima indefensa y totalmente desacostumbrada. Nadie está solo al nacer ni a medida que va creciendo. La naturaleza se encarga de que tanto en el ejercicio del sexo como en saciar el hambre, prodigar cuidados o ser sociable se garantice la reproducción y supervivencia. Si lo único que contara fuera la aversión a la amistad y la inclinación a la violencia, los soldados en la guerra se sumirían en ella con pasión.

Todos los experimentos efectuados demuestran absolutamente lo contrario: el rechazo inicial al uso de la violencia es innato. Los soldados deben aprender a matar si no quieren sucumbir al miedo. Tal y como sugiere Frans B. M. de Waal, los conatos de violencia anteriores a los grandes asentamientos agrícolas de hace doce mil años se pueden atribuir a mentes degeneradas o efectos de desórdenes postraumáticos de crisis de estrés. Nuestros antepasados eran, en promedio, gente pacífica que solo se sentía segura cuando formaba parte de la manada. La soledad no solo era difícil imaginarla, sino la fuente de todos los desvaríos y maltratos. Solo la muerte, la pérdida de la encrucijada de regreso o la expulsión de la manada podían incubar la soledad viciosa y desesperada. Parece absurdo pretender que la soledad es la fuente de inspiración, como se ha sugerido tantas veces. Pero también es absurdo pensar que la soledad condena en todos los casos al ostracismo y la infelicidad. Anthony Storr, el médico psiquiatra inglés, supo esbozar ese mundo con desusado dramatismo: se refería al testimonio de un prisionero.

¿Puede imaginar lo que implica ser prisionero para toda la vida? Los sueños se transforman en pesadillas y se descomponen los castillos que solo la imaginación sustentaba; solamente puedes imaginar fantasías y al final aborreces la realidad y prefieres vivir en el reducto contorsionado de un rincón que no es real. Se rechazan las leyes que rigen la vida ordinaria y se aceptan solo aquellas que determinan la vida aparte del resto. Pero en tu pequeño mundo no caben ni la luz ni las sombras; solo hay la oscuridad necesaria para vivir en un mundo traspuesto y fingido.



47 Respuestas to “La soledad, esa gran catástrofe humana”

  1. marian sanchez:

    ¿Donde se encuentra el límite entre la soledad escogida y el abismo de la soledad sobrevenida?

  2. francisco:

    Tengo una duda:

    “La soledad”, ¿es vivir apartado de todo, aislado o una forma de llegar a la creatividad, la inteligencia y el amor?.
    Creo que soledad y aislamiento, se suelen confundir. Claro está que el rechazo social conduce al aislamiento, pero yo creo que eso no sería “soledad”, sería la consecuencia de vivir aislado, rechazado. Eso creo no sería “soledad” sería rechazo social que conduce al aislamiento el cual desemboca en sentimientos negativos, contradictorios, perniciosos, de desazón, de abatimiento…todo eso lo mezclamos con la palabra “soledad” y creo que la soledad no es para nada aislamiento, pero en todas la culturas existe esta confusión. La soledad interior no es mala, al contrario es inteligencia creativa, es amor, es entenderse uno mismo, hacia adentro, pero sin aislamiento en la relación diaria con todo el entorno, sin juzgar, solo pura atención, y para ello es necesario este sentimiento que llamamos “soledad” no aislamiento social.

    Muchas gracias.

  3. Patxi Zayas pérez:

    Interesante articulo. Me ha encantado. Aunque la soledad elegida puede llegar a ser terapéutica. Y trataré de explicarme
    Yo, hace tiempo me construí un Castillo de Cristal. Para defenderme de las grandes piaras de frías bazófias humanas.
    Esa fortaleza era como el hospital de mi mente. Lo comencé a construir mientras atravesaba la adolescencia, lo mantuve durante la juventud, y como comprobé que fue el centro de mi salvación, lo he mantenido siempre en pie, y dispuesto a utilizarlo. Construirlo fue una decisión de auténtica necesidad. En él busqué y encontré mi independencia y mi emancipación del rebaño y me predispuse a buscar la perfección más allá del momento y la realidad actual.
    El porqué del nombre tiene una sencilla explicación: lo de “Castillo” es el símbolo de una defensa infranqueable y lo de “cristal”, porque es el único elemento que tiene una forma pre-establecida en su propia composición química. Su estructura atómica es ordenada y periódica en las tres dimensiones del espacio. Podrá o no cristalizar en su forma (según los casos), pero nunca tomará otra forma que la propia. Al verlo sabemos lo que es. Es inconfundible. Por eso, de igual manera que el cristal en una solución saturada provoca nuevas cristalizaciones semejantes a si mismo, creando así formas de su propio sistema geométrico, yo, quería encontrar (de forma análoga al cristal), el clima propicio para convertirme en núcleo de energías positivas. Proyectando sobre el medio mis características propias, para poder salir reforzado en mis virtudes, reconocer mejor mis defectos, y evitar ser como tantos tipos que carecen de línea propia y que van orgullosos por la vida luciendo su domesticidad y que por las prebendas echan el cerrojo a su dignidad y castran los nobles y dignos sentimientos de los demás; amoldando su corazón a los prejuicios y su inteligencia (si la tienen), a la rutina.
    Me negaba a pertenecer a esa calaña de gente compuesta por frías bazófias humanas, que van por la vida cuidando su “sombra” e ignorando a la “persona”, no siendo capaces nunca de individualizarse, y que ignoran el placer de exclamar “¡soy yo”!, e incapaces de servir a una causa justa, a una fé o a una pasión.
    Así que, acudía a mi “Castillo de Cristal” cuando me faltaba la autoestima, cuando me sentía solo ante la multitud, cuando estaba falto de moral, cuando necesitaba ahogar determinadas melancolías, cuando era injustamente tratado y malinterpretado y cuando la mediocridad trataba de engullirme. También me refugiaba en él para huir de servilismo, del abellacamiento y para sentirme libre ante los convencionalismos que los demás pretendían y querían imponerme. Dentro de él convertía mis fracasos en valiosa y útil experiencia y fundamentaba mis ansias de perfección en ella (la experiencia) y el conocimiento. Y me refugiaba en fin…, cuando me sentía vacío y tenía auténticas ganas de llorar, cuando me robaban mis ilusiones, y ¡como nó!, cuando tenía que hacer un examen de mi conciencia por las malas acciones (conscientes o inconscientes) que pudiera haber ocasionado a los demás, o por las buenas acciones que (consciente o inconscientemente) no hice pudiendo haberlas hecho. Así, pues, en mi “Castillo de Cristal” es en donde me regeneraba, me autoanalizaba y reflexionaba sobre mis defectos y mis virtudes. No era muy frecuente que recurriese a él, porque resistía bien los golpes y poseía personalidad y un carácter recio y tenaz. Pero a veces los golpes eran tan duros, violentos y continuados que al final caía irremisiblemente. El tiempo de permanencia en él, dependía (lógicamente), del grado de crisis por la que atravesaba y del momento y la forma en que esa crisis se producía. De ahí que, en muchas ocasiones, cuando estaba saliendo de mi “castillo”, algunas malas conciencias que estaban al acecho me asestaban otro golpe y… otra vez “pa’dentro”.

  4. David Moreno Pérez:

    Buenos días Eduard, comparto con usted la necesidad de manada tal y como lo describe, además de ser un medio de protección, proporciona al hombre numerosas consecuencias derivadas, pero creo que la soledad, nunca impuesta por privación, es tan necesaria como la agregación. Quizá el aprendizaje sobre el control de la soledad no provenga de la manada o conjunto compartido, más bien es un ejercicio individual que requiere perseverancia. Recuerdo una entrevista que realizó a Ken Robinson en la que esbozaban los parámetros de la creatividad, en ella hablaban de la imaginación, que bajo mi punto de vista es un instrumento que necesita de momentos de soledad para su completo desarrollo. Asimilo la soledad a una especie de fase REM consciente, bajo ese íntimo auspicio se reconfiguran pensamientos y conocimientos. Éste estado de introversión íntima facilita la creación de conexiones internas difícilmente explicables pero tan necesarias como la manada.
    Gracias por su atención y dedicación.

  5. PIKIMA VALLES:

    Fantastico articulo, como todo lo que tu publicas y yo leo, tambien te dire que la soledad en ciertos momentos es genial, yo con un buen libro y el sol que toque mi cara soy la persona mas feliz del mundo en mi soludad, pero en momentos puntuales , ya que gozo de amigos y amigas fantascas, muchas gracias por tus articulos

  6. Ana María:

    Yo creo que el único problema con la soledad es dotar de significado emocional a algo que es un simple hecho: “estar sin compañía”. Se le dota de un significado negativo cuando decidimos que es una desgracia no tener compañía, y positivo cuando decidimos que eso nos presta libertad, glamour, inteligencia…hay tantas versiones emocionales como humanos. El asunto, creo yo, estaría en dirigirse a despojarlo de ese contenido emocional. Simplemente, unas veces aporta ventajas estar en compañía y conviene, y otras trae ventajas estar sin compañía, y conviene.

  7. ¿Puede imaginar lo que implica ser prisionero para toda la vida? « Crónicas de lluvia:

    […] http://www.eduardpunset.es/19665/general/la-soledad-esa-gran-catastrofe-humana […]

  8. hector hernan:

    Tema interesante, como todos los tratados por Eduard Punset. La soledad es es el desconocimiento del otro, la indiferencia con el otro; el creer que somos auto suficientes y que no necesitamos al otro…es el silencio mortal de toda ausencia.

  9. andres:

    dos observaciones:

    1- no descendemos de los chimpaces, más bien somos primos con un acestro común, aqui : http://www.youtube.com/watch?v=sYxKI74Y7Bc lo explica Richard Dawkins claramente, y en algun otro video hace incluso el arbol genelaógico

    2- creo que la mayoria de los que responden no entienden a que soledad se refiere el articulo, que habla de la soledad como el corte radical del vinculos con el grupo, a la perdida del sentido de pertenencia.

    el aislamiento temporal para leer o meditar o enfocarse en un trabajo o proyecto no es la soledad !

    saludos

  10. Sara García:

    Me ha gustado mucho el comentario de Patxi. Creo que necesito algo similar y no sé muy bien cómo hacerlo. No encuentro el equilibrio para poder huir sin ser herida y al mismo tiempo no aislarme de un mundo que en gran parte me parece maravilloso. Busco protegerme, pero en su justa medida.

  11. María Iris:

    La sustantividad propia, sin compartir, es potencialidad cerrada.
    El universo de uno, sin contar con los demás no es universo, es agujero negro en uno.
    Nuestros antepasados no estaban solos aunque se quedarán rezagados o alejados del grupo, porque el hombre primitivo y el hombre llamado después del campo, siempre ha estado unido a la naturaleza desde las entrañas. Ha sabido todo de ella y la ha respetado, ha hablado con el paisaje, con los rios, con los frutos, con todo ser vivo, ha descifrado sus señales, las ha utilizado. El sol era quien les orientaba, el aire les anunciaba cambios, las nubes avisaban de tormentas, eran amigos de la naturaleza pura y todo les acogía porque se entendían. Había disfrute en la soledad llena, estaban vacios de contenido superfluos y la inspiración reinaba en sus vidas, gozaban observando. Amaban su entorno y vida.
    Entre el hombre en sus principios, en su origen y el místico, hay denominador común, ambos se nutren de lo sencillo, lo natural, lo importante y se sienten parte del mundo que les rodea, aunque estén solos.
    El místico (sano) nunca se sirve a si mismo con su vida. Vive inmerso en la unidad. Si reza reza por todos, si descubre o devela misterios, los pone al servicio del saber generosamente y si está con alguien está con los cinco sentidos.
    La creatividad cuando llega, necesita sitio, vacío de otras cosas, que su espacio esté libre, entonces da igual que estes acompañado o en soledad. Entre gente a veces un gesto, una palabra de otro, te da motivo para recoger respuesta a muchas cosas: música para una letra, o letra pra una poesía. Y siendo la misma persona lo mismo ocurre sin compañia.
    La soledad es un sentimiento que tiene que ver más con el alma, por ello, si el alma está ahogada, esa persona está triste, encarcelada, aislada, o en una nube, o con miedo a compartir, por temor a perder, a no ser. Entonces todo lo vé desde su esclavitud a una falta de equilibrio. Su espíritu esta mal porque se aisla.

  12. Isabel Soler:

    Soledad es tener que afrontar muy duras batallas, de esas en las que a menudo el único soporte es el afecto del entorno más próximo…pero sin que haya nadie en ese entorno…(y por más que te preguntas no encuentras un porqué);
    y la realidad es que no hay nadie…ni siquiera esas personas que por ley natural (ley de la manada?) me vendieron de pequeña que siempre iban a estar.
    Soledad es sobrevivir cada día arañando coraje, no se muy bien de donde, para seguir adelante aunque se sienta que se camina a ciegas, y sin ningún punto de apoyo.
    Soledad es tragarte ese sabor agrio y amargo y seguir pensando que algún día se mostrará la belleza, y desaparecerá.

    Y todo el tema “mental” y psicológico, empieza después.

  13. taganana.wordpress.com:

    La soledad, paradójicamente, fue el origen del lenguaje. El hombre solo tenía la necesidad de comunicarse, de informar al resto del grupo de la llegada de un animal peligroso. Porque la manada, como conjunto, no necesitan del lenguaje: bastaban signos, ruidos, usos sociales.

    Fue una idea interesante que leí en una novela también fascinante, El inocente de Ian Mc Ewan:

    http://taganana.wordpress.com/2012/11/14/ian-mcewan-y-la-invencion-del-lenguaje/

  14. pao:

    Me identifico muchisimo con el número 3!.

  15. pao:

    Soy una persona muy sociable, no tengo miedo a establecer contacto con nadie, ni por raza o religión, edad o sexo; pero la sociedad en la que estamos me decepciona, me asusta y hace que ame cada vez mas mi soledad, una soledad que he buscado y que amo cultivar, y solo cuando realmente lo necesito, salgo y busco a la persona adecuada para compartir una conversacion o un café. para mi hay demasiada frivolidad y tonteria absurda rodando por la calle.

  16. Susan:

    Nosotros,como dice el articulo, formamos parte de la manada, y la soledad, viene de la incomprensión, en mi opinión.

  17. scientificwayoflife:

    La soledad total no es buena para nadie, pero un poco de soledad a veces sienta de maravilla. Muchas veces el estar rodeado de tanta gente, por ejemplo en fiestas navideñas, hace que en algún momento desees un poco de soledad, de paz, de sosiego, de recogimiento, de poder hacer lo que deseas sin tener que estar de acuerdo con los demás, etc. Sin embargo, a veces esa compañia de tus seres queridos, de algún que otro amigo, también te ayuda a compartir, a expresar lo que sientes, a ayudar, a ser ayudado. Las relaciones, a lo largo de la vida, han contribuido mucho a que evolucionemos, a descubrir cosas nuevas. Después de todo, geneticamente hablando somos muy parecidos y esto hace que los demás nos sirvan de espejo donde mirarnos.
    “Ni tan solos, ni siempre acompañados” Tengamos nuestro propio momento para compartir, pero también permanezcamos solos para poner un poco de orden en nuestra cabeza, por ejemplo “meditando”.

  18. Candido Serrano:

    Patxi Zayas Pérez, a ese “castillo de cristal” que te refieres, es lo que otros llaman Dios. Tu haces autoconciencia y otros buscan autoconcienciarse a través de un tercero (Dios), haciendo una abstracción personal y llevando el límite de la conciencia a lo divino y así buscar esperanza más allá de lo que el mundo le plantea y de lo que los demás pueden cohibir sobre esos que buscan respuestas y otras soluciones más acorde a sus sentimientos que a los del rebaño. Opino que tu solución a la esperanza innata en los seres humanos, ya que somos seres ansiosos de conocer y de ampliar nuestros horizontes, es más correcta que la de buscarlo en Dios, aunque ambos en el fondo son lo mismo, pero uno con tono místico y otro con tono realista, pero también respeto a los que lo buscan en el ser divino, porque esa cuestión es más bien social que innata al ser humano, ya que la esencia en todos es la misma, ya que usando una frase religiosa “somos semejantes ante los ojos de Dios” o usando una frase científica “somos semejantes porque nuestros pares de bases del ADN son en su mayoría idénticos en nuestra especie”. Creo que todos hemos acudido a ese “castillo de cristal” que has mencionado en nuestra vida en más de una ocasión y de forma rutinaria, por lo que considero que la soledad es necesaria, en su cierta medida.
    En cuanto a lo que se pronuncia Eduard de la soledad, estoy completamente de acuerdo en que la solución ante el hecho de que aparezca la soledad es la empatía, ya que buscamos el estar presentes en la manada, en ser uno más del grupo, de sentirse uno mismo integrado en la vida con los demás y así juntos llegar a buen puerto. Queremos entrar en ese rol de autojustificación de las acciones con los demás y de cerciorarnos de que “lo que hacemos en vida tendrá su eco en la eternidad” (como Máximo Décimo Veridio apunta en la película Gladiator), porque necesitamos que haya un por qué cuando hacemos las cosas, porque nuestra esencia es la de tener respuestas lógicas ante las múltiples preguntas ante la vida que se nos suscitan en nuestro día a día, porque tenemos instinto de supervivencia pero mente para asegurarnos de la solución correcta para lograr esa supervivencia.
    Muy buen artículo Eduard Punset y muy buen comentario Patxi Zayas Pérez.

  19. sonia:

    Y los que nos aislamos por estar enfermos crónicos? Los que queremos estar con los demás pero estamos tan cansados, que a lo máximo que llegamos es a no perder el contacto mediante una red social? Los que vemos que poco a poco familia y amigos se van alejando, y aunque sabemos que es por “nuestra culpa”, no podemos hacer demasiado, porque hacer vida social es más difícil que subir el Everest… igual no se entiende lo que estoy escribiendo, pero cada día somos más los afectados de ESC (fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, electrohipersensibilización, sensibilidad química múltiple), que sufrimos este gran problema.

  20. lizzie ojeda gil:

    Excelente interpretación, la soledad de los seres humanos es como usted lo describe vivir en un mundo transpuesto y fingido, para realizarnos crecer y sentirnos plenos necesitamos arroparnos, compartir, reír, llorar y disfrutar en compañía, la soledad nos recluye nos aísla, puede llevarnos incluso a la muerte, no estamos diseñados para vivir en soledad, salvo por momentos puntuales en nuestra vida.

  21. MAR CALVO:

    Me encantó leer la reflexión de Patxi, falta el detalle de la edad para posicionarme más. Es verdad que la cruel y mundana vida nos hace buscar en nuestro interior, ¿qué sería de nosotros si no existiera? y refugiarnos frente al frío acero que nos acecha. No es autosuficiencia como dice Héctor, precisamente porque necesitamos de los demás, es imprescindible salir cada día renovado y con fuerzas para sobrellevarlo y poner nuestro atrevido y altruista granito de paz y coherencia que necesita el mundo. La necesidad de acudir y buscar en mi interior huyendo de tanta indecencia, egoismo y falta de ética me transforman continuamente en la persona de la que estoy orgullosa de ser, aceptando y reparando día a día mis defectos y soportando mejor los de los demás. La relación social es tan necesaria como el respirar, sólo que en muchas ocasiones nos llega ahogar.
    Gracias Eduard por estar y ser como eres, menos mal que siempre hay quién ofrece su inteligencia para bien de los demás…

  22. Miguel Ángel:

    Buenos días a todos, en primer lugar felicitar a Eduar Punset por el artículo y en segundo comentar que todos los que han comentado sobre el tema de la soledad llevan razón, pero creo que cada uno de los que han escrito aquí y muchas más personas, tienen su propia opinión de soledad.

    El arquetipo de soledad siempre a sido el de la persona sola o despreciada por la soledad, bajo mi punto de vista. Pero pienso que es algo mucho más profundo, Personalmente para mi la soledad es lo mio, es decir, ese espacio impenetrable en el que soy libre y en el que se que no me pasara nada, la libertad de decidir aquello que quiero cuando lo quiero, romper de alguna manera con las cadenas de la monotonía y encontrar a mi yo interior.

    En lo que llevo de vida la soledad a sido mi amiga, no mi enemiga y no quiero decir con esto que sea un hombre solitario o que desprecie a los demás, nada de eso. Expongo aquí que a veces ante la complejidad del mundo en el que vivimos, en el que todo es superficial y solo (en muchas ocasiones) nos mueve el propio interés que el echo en si de ayudar, como dice el refrán, más vale solo que mal acompañado.

    No quiero enrollarme tampoco y decir que lo que han dicho los demás a sido equivocado, simplemente, como resumen, cada uno tiene su propia opinión de la soledad, podemos elegir o no estar solos, no es algo malo, siempre que la elijas por propia voluntad, y te sirva para encontrarte a ti mismo y mejorar.

  23. Borja Sarria:

    La soledad sumado la longevidad de las perdonas, asi como el escaso nexo matrimonial o de union, la distribucion de los asentamientos y forma de vida, causa una sobrepoblacion que contra su propia naturaleza de manada, debe vivir en soledad; practicamente por el dia y por la noche, dia tras dia, esperando visitas antes de que llegue la ultima visita en el caso de l@s ancian@s que dificilmente pueden ser atendidos como en una sociedad anterior menos agresiva y mas solidaria. No creo que haya solucion a este problema, ya que no nos interesa solucionarlo, cada un@ sigue un ritmo frenetico sin rumbo, en estampida.. Dejando a muchos por el camino. Escapamos desordenamente del desorden del desconocimiento, de no saber nada y seguir como si todo fuese logico. Yo gracias a Dios tengo mucha fe y se que aqui no acaba la historia, pero aquellos que creen que si, como pueden vivir… Como pueden dejar a sus seres queridos marchitarse y ni siquiera ir a verles,,,, muy dificil solucion.

  24. Guillermo S:

    Cuando la forma de ser de una persona o los gustos y aficiones hacen que la comunicación con el resto sea difícil, ¿no es más saludable elegir la soledad como medio de vida y dejar expandir todo lo que uno lleva dentro que vivir reprimido solamente por pertenecer a la manada? La pertenencia al grupo me parece algo necesario y natural pero en según que condiciones. Uno busca la felicidad y ésta se encuentra en el disfrute. También he de decir que si el disfrute se lleva a cabo dentro de un grupo el grado de éste es mayor.

  25. Guillermo Sánchez Madruga:

    Cuando las aficiones y gustos de uno no son compartidos por una mayoría, ¿no es mejor elegir la soledad donde pueda permitirse la expresión natural que pertenecer a la manada solo por el mero echo de no estar solo? Estoy de acuerdo de que el disfrute en compañía es más satisfactorio pero el individuo deber ser individuo y proyectar su gozo, independientemente de que ésto genere compañía o soledad.

  26. María Iris:

    No me gusta que se emplee “manada” al referirse a los seres humanos, siempre se ha entendido que los animales en grupo, llevados por un pastor, o por impulso de huida juntos, responden a esa palabra.
    Sin embargo hoy está de moda seguir ese comportamiento entre personas, no siendo tan propio de los humanos. Las personas han dejado de ser responsables eligiendo. Han abierto la puerta a un movimiento de masas a través de las redes y cultura, dirigidas por agentes diversos, manipulando el pensamiento maduro y libre.
    Desde una television que solo quiere audiencia, desde industrias y servicios diferentes, endiosando la palabra democracia, se impulsa, se dirige a que se responda como manada a cualquier pregunta, de cualquier campo, valorando unicamente la cantidad de respuestas, en esos dos espacios, de mejor o peor, de bueno o malo, sin mirar si quienes responden con sus comentarios, son humanos lógicos, maduros e informados. Todo les vale, solo la suma númerica cuenta.
    ¿Es rentable para la persona el tiempo que dedica a eso? ¿o no se está provocando adicción a la televisión y los medios, huyendo de lo importante, dejando vacios familiares, profesionales, de relaciones sanas compartiendo?.
    En esa manada moderna, no hay vínculos de calor, no hay cooperación de nuestras capacidades con finaliad común que no sea recoger muchas respuestas para llenar el tiempo. Para mi es construir un muro a la seriedad de asuntos muy serios algunos.
    El entretenimiento donde una parte está especulando con otra, muestra abuso.
    Pedir opiniones: de abogado, médico, escritor, político y creer saber de todo, es no conocer la autoridad de otros con autoridad. Otra cosa es que obliguemos a que nos muestren y expongan, que exijamos, que se nos de calidad informativa, con profesionales de todas las ramas con historia personal y facultad.
    Hacer popular todo, ha hecho de la sociedad corderos dirigidos por lobos, que necesitan alimento.
    Menos corderos, menos lobos y más hombres en este mundo, donde nos cuidemos unos de otros. No tenemos que agruparnos por temor, tenemos que encontrarnos conociendonos unos a otros, no deberia ser necesario vivir escondidos, ni en manada protegiéndonos, hay que estár ahí respetando los límites y las leyes que nos amparan y nos den tranquilidad porque se respetan y aplican.
    Nos separa la oposición, el desencuentro, no entender nuestra propia naturaleza, la mala valoración de unos con otros compartiendo.
    No hay sociedad que fracase cuando cada uno pene lo mejor de si mismo, pero todo se rompe si alguien quiere guardarse sus legados y vivir del otro.

  27. Mario Fernandez:

    Cada uno de nosotros es capaz de tolerar un nivel de soledad. Cuando la vida nos desborda ese límite, es cuando empiezan los problemas. La soledad no es algo absoluto. Cada uno tiene su propia definición y que puede cambiar con nosotros. Resulta de la falta de satisfacción de las propias perspectivas. La presencia física y el contacto físico no resuelve el problema a menos que las perspectivas sean bajas.

  28. Mario Fernandez:

    Ya veremos si las redes sociales enriquecen nuestras vidas o no. Yo mas bien pienso que profundizaran en la soledad del ser humano. Nos alejan de esa manada de la que procedemos

  29. Mari Carmen:

    La soledad elegida puede ser buena, pero la impuesta no, y eso yo creo que no tiene discusión.
    Como muy bien dice Mario no todos aguantan la soledad a los mismos niveles, hay gente que no es capaz de estar sola (se sienten ahogados, deprimidos…) y hay otra gente que sí, que es capaz de pasar tiempo en soledad, y disfrutando de ella haciendo diversas actividades, en todo caso es cuestión de actitud, personalidad y fortaleza de cada uno.

  30. Jose Luis Jimenez:

    Terrible catástrofe la del preescolar que no se siente parte de algo, sea familia, grupo escolar o grupo de juego. Allí han fallado todas las estructuras. Deambula, se aparta, pasa el tiempo ensimismado. Y sí, acumula algo que se parece mucho al rencor. Explota, patea, insulta, desafía… Tal vez esa familia sea también una isla con muy escasos recursos, tal vez la escuela se sienta igual de sola. Esos grupos tan básicos ejercen su poder formador empleando unos pocos y repetidos recursos… y tal vez por eso sienten que tienen muy poco. Gracias.

  31. Cristina:

    La soledad como sentimiento opuesto a sentirse formar parte de un grupo. El sentido de pertenencia a algo que es mas grande que uno mismo. Mi idea es que las personas somos imperfectas pero cuando unimos fuerzas hacia algo positivo, el sentimiento que emana de ello nos completa. Nos hace perfectos. Es la psicologia de grupo, nos sentimos mas fuertes en grupo, mas capaces, estamos hechos para coopeerar, colaborar, y unirnos enfrente de todo tipo de dificultades. En mi opinion, hoy en dia la tendencia general o el pensamiento que circula con mayor tirada es el de la independencia personal. Vemos como las personas mejor valoradas son aquellas que logran sus objetivos de forma individual. Tal persona descubrio esto, o aquello,.. Prima el valor individual a su exito, olvidandonos de todas aquellas personas que les abrieron el camino y les facilitaron el exito precisamente equivocandose. Es la tendencia a lo individual lo que precisamente nos lleva al fracaso, sobretodo en la economia y en la politica. Hay ciencias que al ser sociales no pueden llevarse a cabo de forma aislada y que deberian impregnarse de los valores de grupo, el sentido de hacia donde queremos ir, segun nuestras necesidades como especie humana, forjadas en un sustrato social. En conclusión, el sentimiento de soledad nos hace debiles y manipulables enfrente de organizaciones tanto economicas como gubenamentales, es mas creo que es algo que fomentan porque sencillamente les conviene. Solos no podemos hacer frente a los grandes cambios. A parte es una de las principales causas de depresion, suicidio, entre otros variados problemas psicologicos que a su vez deriban en problemas fisicos. Saludos a todos!

  32. chayan:

    Hola hoy les voy a contar mi historia de mi soledad vueno todo en peso ase 10 años cundo yo tenia 12 años cuando me en peso a salir acné todos en la escuela se burlaban de mi por mi aparecía sobre todo la chavas muchas veces intente ye garle a una solo se reían de mi t vurlavan de mi y cuando cumplí 15 años seguía siendo lo mismo al paso de los años me acostumbre a las de secciones que teda la vida me toco ser feo.vueno ahora tengo 20 años y el amor toda vía no yega sigo esperando que algui me diga que si pero ya me acostumbre a estar solo por eso cada dia que pasa los veo y gual

  33. El miedo a la soledad:

    […] soledad es uno de las mayores factores que desencadenan depresiones, y ser consciente de la situación que vive uno mismo es el principio para no llegar a un extremo […]

  34. Pablo:

    El problema de la soledad no es cuando deseas estar con gente, y te sientes frustrado porque estás solo. Ahí todavía tienes esperanza.

    El problema de la soledad es cuando ya no deseas estar con gente, cuando sientes aversión por la gente, cuando realmente quieres y deseas estar solo. Ahí es cuando definitivamente pierdes la esperanza.

  35. isabel:

    Respondiendo a Pablo se elige soledad porque sabes que es la unica manera de que no te podran hacer daño ni tu a ellos.Esperanza solo cuando encuentre a alguien que le importe que los niños y adultos se mueran de hambre cuando alguien se preocupe de acabar con las guerras…

  36. Cómo hacer un buen uso de mi soledad? | Françoise VS el mundo:

    […] http://www.eduardpunset.es/19665/general/la-soledad-esa-gran-catastrofe-humana […]

  37. Pablo:

    El ser humano si puede estar solo, por lo menos yo disfruto estando solo y no me agobio o amargo. Puedo estar meses así que no pasa nada, obviamente hablo algo pero conversaciones cortas y sin mucho sentido con la gente con la que me cruzo, por lo demás hago mi vida en soledad y soy feliz.

  38. La soledad afecta mucho a las personas | adrianadimart:

    […] (2) Punset E. La soledad, esa gran catástrofe humana. 2013 febrero. Disponible en: http://www.eduardpunset.es/19665/general/la-soledad-esa-gran-catastrofe-humana […]

  39. La soledad afecta mucho a las personas | Escritura y conocimiento LPC2:

    […] (2) Punset E. La soledad, esa gran catástrofe humana. 2013 febrero. Disponible en: http://www.eduardpunset.es/19665/general/la-soledad-esa-gran-catastrofe-humana […]

  40. Esperanza moreno:

    A mi me esta matando la soledad y tengi maruido 3 hijas y 2 nietos

  41. Prisionero | Imaginary:

    […] http://www.eduardpunset.es/19665/general/la-soledad-esa-gran-catastrofe-humana […]

  42. valentin:

    Cuando te das cuenta de lo miserable que es la vida y las relaciones humanas. Cuando trabajas once horas diarias llegando a casa agotado y no te puedes permitir vacaciones, ni coche, ni calefaccion en invierno. Cuando ves que no puedes compartir momentos con tu hijo, que no puedes darle valores ni transmitirle la vision de la vida que uno tiene, y qu acoge con los brazos abiertos los valores de la chuleria, la apariencia, la cursileria, el pelotazo … que sus personajes favoritos de las series en las que no aparecen padres y viven a todo tren en pisos de lujo haciendo el mamarracho todo el dia.
    Cuando ves que la ciencia esta al servicio de los grandes grupos de inversion. Cuando ves que estamos detruyendo nuestro campo, nuestra agua, nuestros recursos, … cuando ves que vivimos consumiendo como cerdos arruirando y dejando sin futuro a otros paises en los que se produce lo que consumimos sin ningun control ni cuidado. Cuando los medios de prensa estan tan endeudados que ya no tienen su propia voz sino que son la voz del acreedor. Cuando sientes que no se produce ni se consume de forma sostenible , que la comida que come uno es de peor calidad, que el agua tiene peor sabor …. que nuestros hijos no tienen futuro…. Disculpa punset. O tienes un estomago tremendo, o no te das cuenta de nada, o estas rodeado de jente que te da cera todo el rato y no eres capaz de sentir ira ante esta monstruosa manera de desarrollo del ser humano… Pareceis la patetica orquesta del titanic.Tocando musica para encubrir la catastrofe cuando evidentemente esto se va a la mierda. Por culpa de la prepotencia de los “elegidos”. Aun nos diran algun dia que nos estan salvando de nosotros mismos. …. por dios punset … se que en los medios no vende alguien catastrofista y enojado. Se que estas haciendo lo que puedes. Si fueras duro se apagaria el mimo que te tienen los medios y por ende los ingresos y tu forma de vida. … Entoces que hacemos? ponemos buena cara… esto es y sera insostenible. Y los medios lo empeoran. Yo ya no creo en la prensa, ni en los politicos, … ya me cuesta creer en mi…. como para creer en lo que dice otro….
    Aqui no se elige al que hace las cosas sosteniblemente. Se elige al que creemos que nos va a proporcionar mas oportunidades (negocios, dinero, trabajo … productos y energia mas baratos,… servicios sociales casi decentes…) sin importarnos las consecuencias (explotacion y abuso laboral, invasion de paises por sus recursos, …. ) . Por dios… si vivimos en una masacre constante… cuantos mas medios se le proporcionan al capital mas voraz es. …Una vez estemos abiertos en canal apunto de morir vendra la ciencia a poner tiritas…
    Aqui todo el mundo estamos quietecitos subidos en el castillito de cartas que construimos nos da la sensacion que si nos movemos o decimos mu esto se va a la mierda, vemos a otros caer constantemente y vivimos con la esperanza de que a nosotros no nos va a pasar. Estamos fatal… Un abrazo Punset.

  43. valentin:

    La conclusion que saco al final … vamos…. que en la especie humana el que mejor sobrevive no es el mas fuerte ni el mas inteligente sino el mas cafre. El que el capaz de someter y explotar a sus semejates. Acumulando recursos. Sin reparos ni remordimientos para con sus semejantes ni con el medio donde vive.

    Saludos.

  44. Leo:

    Nadie elige la soledad. Simplemente cuando no encajas en ciertos parámetros que tenga el otro, te rechazan socialmente. Nadie vive contento en la auténtica soledad. Nos acostumbramos a ello…

  45. Angeles:

    Soledad, soledad del alma mia, compañera en muchos momentos de mi
    vida, Caminando y reflesionando sobre los ultimos acontecimientos que
    me habia tocado vivir, senti una gran tristeza, esclava de las obligaciones
    y los deberes, no tenia tiempo para mi, o no supe encontrarlo.
    Al regreso me di cuenta de que no iba sola , me acompañaba la esperanza.

  46. veronica:

    alguien quien viva en suiza, desee ser mi amigo? m deshago de soldad

  47. Carlos:

    Hola eduard
    Soy un chico joven con mucha ambición, pero al ver a la persona que cuido de mí cuando era muy pequeño, cuando mi madre trabajaba. Que es mi tia segunda, y su marido murió hace unos años. Me he sentido fatal, muy mal por la soledad que vive, usted que es una persona mayor, y muy inteligente, podría aconsejarme. No sé cómo rehacerme, ayudarla, estar con ella, hacerle la vida más fácil en los parámetros de mi realidad. Estoy maldiciendo la sociedad actual, y creo que me equivoco, que el fallo es mío. Por no dedicarle parte de mi tiempo, que se merece. Estoy pensando en dejarlo todo, mi futuro, trabajo, vicios, aficiones….
    Creo que debo estar con ella y acabar con su soledad.
    Agradecería un mail eduard!mucho!
    Arriba las mentes libres

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.