Autor: Eduard Punset 20 enero 2013

Estoy en Londres, como en los viejos tiempos, para saludar el Año Nuevo. Esta semana hemos entrevistado a cuatro científicos que irán alimentando otros tantos programas de Redes, de Televisión Española.

Hubo un tiempo, hace ya casi veinte años, en el que Redes era una ventana abierta al mundo exterior: oíamos hablar por primera vez de científicos como el biólogo Richard Dawkins, máximo exponente del científico ateo y sabio; como el neurólogo Oliver Sacks, narrador incipiente entonces del cerebro asediado hoy por el conocimiento cognitivo; como el geógrafo Jared Diamond cuyo libro sobre las armas, los genes y el acero descubrieron a millones de electores su propio mundo por primera vez; o como Nassim Nicholas Taleb, que empezaba entonces a abordar la ciencia de la toma de decisiones bajo el paraguas de la extrema opacidad.

¿Ha cambiado el mundo en el que vivimos tanto como se pretende a menudo? O por el contrario, ¿seguimos en el dintel de un mundo nuevo cuyo fragor nos ensordece pero que nunca acaba de llegar? Esa es la eterna cuestión. No tiene uno la impresión de que Richard Dawkins haya convencido al resto del mundo de que el «alma está en el cerebro», como sugería ya un investigador del siglo XVII, y no en un velatorio del que se ocupa Dios, el todo creador.

Es curioso, pero cuando intento comparar los poquísimos que estaban convencidos entonces de que el alma está en el cerebro con los que han abandonado toda creencia sobrenatural ahora, no veo grandes diferencias. Es probable que menos gente vaya a misa ahora, pero no parece haberse producido un cambio total de mentalidad, sino más bien haber substituido unas prácticas de creyentes por otras, sin entrar en el tema de quién manda en el universo, si manda alguien.

Grabación para Redes en el puente de Brooklyn de Nueva York. (imagen: Grupo Punset Producciones).

Sí parece probable que la realidad cuántica se haya impuesto en la vida cotidiana. Hasta comienzos del siglo XX el mundo se dividía entre los convencidos de que no había efectos sin causas –es decir, que el futuro del mundo era siempre predecible en función de lo que ocurría ahora-, y los cuatro gatos que comulgaban con el principio de incertidumbre en virtud del cual nada era predecible porque estábamos muy lejos de entender porqué no todo se podía explicar razonablemente.

Frente al dogmatismo imperante, se abría paso el imperio de la incertidumbre. Pero en el trabajo y en el transporte público tengo el presentimiento, a veces, de que sigue habiendo muy pocos cuánticos. Oigo demasiadas veces a gente que levanta su tono de voz para decirle al compañero de viaje: «yo sé muy bien que tengo razón», o «ni idea tiene de lo que está ocurriendo» o «te he dicho mil veces que eso es justo al revés de lo que pretendes», como si ellos –en contra de la física cuántica- lo supieran todo.

Lo lógico sería pensar que tienen razón los neurólogos que están descubriendo la importancia de la intuición con relación al pensamiento racional o meditado. Las pruebas son tan sobradas en el sentido de que el cerebro alberga tantos resortes cognitivos que tienen poco que ver con la razón y casi todo que ver con la intuición. Me encuentro todos los días amigos que no han tenido tiempo para estudiar a fondo una cuestión determinada –hasta comprobar que están en lo cierto-, y que no tienen más remedio que recurrir al acervo inacabable de sus sentimiento e intuición para decidirse ir en un sentido u otro. ¿Tanto cuesta aceptar que la intuición es una fuente del conocimiento tan válida como la razón? La ciencia descubre que casi todo es intuición porque no hay tiempo o argumentos para otra cosa. Pero la mayoría sigue convencida de que solo la razón cuenta. ¿Cambian más o menos la cosas de lo que tendemos a creer, o de que no cambian?



29 Respuestas to “Una ventana al mundo exterior”

  1. Françoise:

    El eterno debate…, ciencia y religión…, aunque mejor sería decir ciencia y fe.

    Yo creo que si Richard Dawkins no ha conseguido convencer al resto del mundo de que “el alma está en el cerebro” es porque la mayoría de la gente prefiere aferrarse al dogmatismo religioso que no explica nada pero lo justifica todo, y por otra parte porque la ciencia no consigue explicarlo todo, entre otras cosas la consciencia, el alma…

    Yo he leido tu libro Eduardo, “El alma está en el cerebro”, he leído también “El espejismo de Dios” de Richard Dawkins, y acabo de leer, incitada por un participante en este blog a quién doy las gracias, “Consciencia más allá de la Vida” del Dr. Pim Van Lommel. Y la verdad, me siento cada vez más insegura de todo. Procuro informarme, escuchar, leer con la mente abierta, rehuyendo de prejuicios dogmáticos. Y me parece que, quedando tantas cosas por explicar y entender, es una forma de dogmatismo querer imponer su ateismo. ¿Dónde está la Verdad? ¿Sobrevive la consciencia a la muerte? Según el Dr. P. V. Lommel, sí, y los argumentos y las pruebas que aporta en su libro son realmente impactantes. Hace unos días leía una entrevista que le hicieron al nieto de Marie Curie en la que decía que él y toda su familia eran agnósticos (incluso Marie Curie, su abuela) y en la que decía que tenía amigos científicos que sí creían en una dimensión superior.

    No hablo de religiones, en eso le doy la razón a Richard Dawkins. Las religiones no han hecho más que fomentar divisiones, guerras y sufrimientos, desde la Inquisición hasta los fundamentalismos y fanatismos de todo tipo. No hablo de folklore de Semana Santa y Vírgenes de Rocío y demás, hablo de la otra dimensión que nos sugiere el Dr. Van Lommel, donde no existe el tiempo y se funden pasado, presente y futuro.

    La ciencia usa la razón y la explicación por el método científico empírico y comprobable, según las leyes de la física que conocemos, pero no consigue explicarlo todo. Quedan preguntas fundamentales a las que no encuentra respuestas, sin contar que la historia de la ciencia se reinscribe constantemente y que lo que era válido, admitido y comprobado hace siglos ya no lo es hoy en día y los nuevos descubrimientos echan por tierra los antiguos….

    Por lo tanto, y dado que está comprobada la importancia de la intuición en la toma de decisiones del ser humano, dado que es una fuente de conocimiento tan válida como la razón aunque inexplicable según los métodos científicos, ¿por qué no aceptar y extender sus posibilidades a todos los campos? A mí me parece contradictorio valorar la intuición cuando a uno le interesa y negarla cuando no.

  2. Mmas:

    Qué Interesante!! Nos trae la vida Sr. Punset

  3. aliment:

    “La intuición es tan válida como la razón”. Sí, quizás, pero sólo la razón puede validar esta afirmación (método científico). La intuición puede suponer que el sol y el agua son necesarios para que crezcan las cosechas, pero sólo la razón puede demostrarlo, y solo así podremos avanzar y modificar las condiciones apropiadas de crecimiento. El principio de incertidumbre de Heisenberg, sí, claro que intenta entender los fenomemos observados a nivel nuclear, y darle una explicación (causa/efecto) de lo observado. Por otra parte, hoy en día, grandes físicos, como Stephen Hawkings cuestionan que la física cuántica vaya en contra del determinismo, pero claro todo esto hay que demostrarlo con el método científico. Sin embargo, los dogmáticos ya lo dan por eliminado. La intuición, por sí sola, jamas hubiera elucubrado el teorema de Pitágoras, ya se sabe, hipotenusa al cuadrado es igual a la suma del cuadrado de los catetos, simplemente porque las matemáticas no son intuitivas, y menos la rama de las probabilidades, en la cual se basa la mecánica cuántica. Y ya que estamos aquì, me pregunto, por si alguien me lo explica: parece probado que, se ha demostrado, nuestro cerebro toma las decisiones conscientes antes de que la parte de corteza cerebral responsable de las decisiones conscientes las tome, y lo que no sé si se ha demostrado que, análogamente, el cerebro que hace la pregunta consciente, también tenía la pregunta elaborada antes de que se activasen la zonas cerebrales conscientes…, bueno no se si me explico, pero…todo es tan sencillo, es tan facil ser dogmático, que cualquiera se puede contagiar, aun pregonando el principio de incertidumbre en un mundo indeterminado, por este camino no se puede continuar, yo no al menos ¡que sigan los grandes físicos!. Un saludo a todos, es una pequeña reflexión a una hora intempestiva de la noche. Perdonen Uds.

  4. María Iris:

    Me gusta ver y sentir lo mucho que podemos decir de este artículo.
    En principio para mi, un sabio, es aquel que tiene la ciencia de integrar abrazando para sus demostraciones, la mente concreta con la mente abstracta. Es poner conciencia más allá de su lógica personal, incluyendo todo lo que hay fuera, a veces siendo una experiencia que le rompe su estructura y deja de lado su conocimiento asentado, para abarcar, definir y concretar algo mayor y más puro en su verdad; la que le exigirá entender que todavía no ha terminado de saberlo todo.
    Richard Dawkins, si no se encontró con Dios, es porque no llegó a ser sabio, sólo fué cientifico.
    Deteniendome en este punto, me gustaría que nos acercaramos ya, a poder concretar a lo que llamamos Dios y por qué.
    Dios es la fuente de la ley que envuelve la composición del nacer de la vida. Él está en la química, electricidad y fusión, “en la esencia pura que llevan los géneros”. Las resistencias que malogran la vida, están fuera de Dios siempre, suelen venir de la mente del hombre cuando interviene queriendo controlar manchando por dudas o no aceptando lo que ES.
    “Dios no está donde no está Dios”.
    Estos géneros cuando se encuentran, tocan la piedra fundamental de la vida, es pilar para que todo sea sagrado, infinito, milagroso. Es el misterio único y mayor de la vida, el que lleva y es principio y fin de todas las cosas. El que sostiene al Universo, el que explica al Orbe y su composición. Es la ley de origen con meta que obliga al átomo a ser solo en la unidad existencia.
    En principio se dice que Dios es el HACEDOR de la vida en el Universo. Y somos hijos de Dios por la vida que se nos ha dado desde Él, cuando respetamos la energía pura que le envuelve, pero nos salimos de su naturaleza limpia, cuando atacamos a la vida no buscando dar vida viviendo.

    Del alma hablaré en otra respuesta.
    Hay mucho para reflexionar.

  5. un sueño enorme:

    Es posible que para mejorar nuestra inteligencia debamos ser conscientes de nuestra propia inconsciencia. Y luego habrá que saber qué y cómo actuar con ese conocimiento. El porqué nos cuesta es una buena pregunta que quizá conduzca a una fuente útil para los científicos: no solo hay que averiguar por qué ocurren las cosas; también hay que saber por qué no ocurren otras.

  6. Enrique:

    Lo que llamamos razón o razonar consiste en el desarrollo de una conversación, habitualmente con nosotros mismos, en la que se intenta seguir las reglas de la lógica; por ejemplo, cuando algo es verdadero su opuesto es falso, algo no puede ser verdadero y falso al mismo tiempo, etcétera. Es un tipo de pensamiento binario o dual en el que continuamente hay que elegir entre dos opciones, descartando una, hasta llegar a una conclusión.

    Lo consideramos el rasgo distintivo de la especie humana y creemos que es lo que nos permite elegir y obrar de un modo inteligente. Pero es bien sabido que muchos de nuestros actos y de las decisiones que tomamos son inmediatos, están determinados por causas desconocidas y responden a motivos más poderosos que los que pueda dictar nuestro intelecto.

    Es otra forma de pensamiento, sin palabras ni razonamientos, en la que intervienen emociones, intuiciones y sensaciones de las que ni siquiera somos conscientes, pero que muchas veces nos proporcionan la certeza o seguridad de que estamos haciendo lo adecuado; lo cual no siempre implica que lo sea.

    http://www.otraspoliticas.com/educacion/educar-para-la-belleza

  7. scientificwayoflife:

    “Somos muy duros a la hora de cambiar nuestras propias creencias”
    “Nos ha costado mucho trabajo el llegar a descubrirlas”, Sinembargo todo ha ocurrido y sigue ocurriendo en nuestra “cabeza”. Todo está ahí: cómo soy, lo que me gusta, lo que deseo, de lo que me acuerdo, mis reflexiones sobre las cosas, mis sentimientos sean religiosos o paganos, todo, todo se origina y almacena en las neuronas y éstas agrupadas y conectadas entre ellas han hecho un trabajo increible a lo largo de toda nuestra existencia.
    Que pensamos que nuestro sentimiento sobrenatural nos viene del cielo, vale, pero…¿cómo lo imaginamos?. Se ha basado en cosas vividas, inculcadas, cambiadas, transformadas, lo que queramos pero, todo ha tenido lugar en nuestro “cerebro”. Que el sentimiento lo ubicamos en otro lugar de nuestro cuerpo, vale….todo nuestro cuerpo es controlado por él. ¿Es esto bueno ó malo? Lo uno o lo otro, nada cambia. Es simplemente así.
    La intuición tambien radica en esa parte de nuestro cerebro que siempre se adelanta a lo razonado. Ambas cosas, tambien forman parte de la materia gris. Yo, cuando lo he leído en algún articulo científico, lo he comprendido de una manera fácil y no me ha importado el haber tenido que cambiar un razonamiento por otro, porque además pienso que tendremos que seguir cambiando a medida que la Ciencia nos va descubriendo nuevas cosas. !Ay, si los antiguos levantaran la cabeza!

  8. María Iris:

    ¿Qué es el alma?
    El alma aparece o desaparece conforme lo material y lo espiritual se abrazan o se alejan de esa proporción equilibrada donde saben vivir cómodos y sin dominar en cantidad de presión uno queriendo tomar más sitio del otro..
    De ese encuentro, la sensibilidad, las emociones, los sentimientos hacen nacer al alma, mostrarse; es desahogo viviendo, porque la forma que tiene hueco, espacio intangible donde se recoge la materia, donde los opuestos se dan, encarnándose se integran ambos.

    El espíritu que lleva la vida nace de la aspiración e inspiración, es la respiración necesaria para vivir, en ella se toma y se deja aire, hay renovación. Es el soplo que Dios dio al hombre, ello mueve fuego y aire, impulso y deseo.
    Hay fuerzas que engendra el propio Universo que se unen formando las leyes que crean y mantienen.
    Movimiento, avance con principio y finalidad dando vida a la vida, respiración oxigenando la mente y el cuerpo usando al corazón.
    Necesitamos metas con principios, donde no dejemos de estar atentos a que no se ahogue nuestra alma.
    Poner lo material como principio y fin destierra al espíritu, aparece la posesión domo debilidad, pero deshacer o deformar la materia, es crear vacío poniendo sombras donde hay forma, nos hacemos irreales y ahogamos el alma con un espíritu denso.
    Salvar el alma es poder llevarse bien con ambos campos. ¡Cuidar los límites!
    Cualquier cosa que hagamos, en cualquier espacio, siempre nos sentiremos bien y no nos agobiaremos, cuando nuestra alma se pueda mostrar, sin confundirla con nuestras sombras. La proporción nos la dá la madurez, la evolución.
    La materia integra también la forma de pensar. Si nuestra manera de ser, va hacia una forma demasiado personal, práctica y lógica, si el marco que nos define es demasiado grueso, pasa a convertirse en cerco de limitación que puede restar al dibujo. Si lo que envuelve a nuestra esencia no tiene poros y linea fina, la expresión con vida es ganada por la impronta de la forma que le envuelve.
    A veces damos servicio a la materia excesivamente, no dejando fluir a ese espíritu que necesita la forma para dar vida a la vida expresando. La forma debe acoger, servir y el espíritu impulsar y penetrar.
    Los dones que traemos si están alineados para dar vida, sirven y valen para todo lo que sea nacer y en cualquier momento, el alma entonces disfruta porque nada le ahoga, pasa a ser humedad dentro de la naturaleza. Los sentidos se alimentan, el corazón sigue con vida y todo puede ser y darse.
    El alma está en el SER no en el cerebro.

    Volveré al tema para analizar la intuición.

  9. Mmas:

    dios no existe nada más que en la cabeza del que quiere creer que existe, y basta de explicaciones.

    A esto, se le llama adoctrinamiento; cuando desde pequeñitos te repiten una y otra vez una idea absurda que no hace más que crear prejuicios en contra de la misma realidad y que hace más complejas las autentica realidad.

    Maria Iris, predica en un desierto, el desierto de su interior.

  10. Mmas:

    hay otras formas de pensar y usted nos las esta descubriendo, pero intuyo que tiene alguna otra forma de pensar que puede ser revolucionaria y que quizás no la diga porque no estemos preparados para asimilar. Como dijo en algún libro suyo; ir un paso por delante de todos puede ser que tetomen por chalado. Por eso mejor no andar tan deprisa.

    De todas maneras queremos escucharla si es que la tiene, que seguro que sí.

  11. Borja:

    Buenas noches, le tengo gran aprecio pues cuando le conoci por la television, lleno muchos huecos que en ese momento necesitaba y me alegro el alma. Estimado Eduard, sin entenderlo muy bien creo haber podido interpretar que es el tiempo. Distinguiria un tiempo al que denomino real o tiempo de Dios en el que siempre es la misma hora en el punto A y en el punto B. Este tiempo es inalterable al espacio y velocidad recorrida. Es a mi entender un tiempo superior donde no confluyen los elemetos que veloz o trasnochadamente van llegando de A a B con distintas velocidades y recorridos. Seria muy pretencioso pensar que el tiempo real es por el que nos regimos nosotros, en base a lo cual; si de una estrella emite un haz de luz que viaja a la velocidad logicamente de la luz a las 9:00 y 5 dias antes ha habido una exlplosion que viaja a la velocidad del sonido del mismo punto A a las 12:00 por ejemplo.. Estos llegaran a B la tierra en distintos tiempos y se mezclan tantos tiempos como posibilidades hay en el universo. Pero por casualidad, comprobando la camara de vigilancia que emitia la imagen con 4 segundos de retraso, vi que una persona llegaba a mi mesa en la realidad y en la camara todavia no se habia levantado de su mesa, y comprendi que ambas realidades ocurrian a la vez, en un solo tiempo, aunque yo las percibia en pasado y presente. El trayecto entre A y B le denomino tiempo transaccional, que es el que vivimos nosotros a lo largo de nuestra vida. En el existe un viaje de A hacia B ya definido, en el que nos ha gustado definirlo como pasado, presente y futuro; pero solo es un trayecto. El destino existe? Sin lugar a dudas, no puedes salir del trayecto. Existe el instinto? Capacidad de anticipacion del trayecto. Quien define el tiempo transaccional y el trayecto? Quien gobierna el tiempo real o tiempo de Dios. No lo entiendo bien, pero queria contartelo. Un saludo, Borja

  12. María Iris:

    Mmas, yo no he escrito ningún libro y tan sólo me muevo en este foro, por hoy.
    Mi experiencia reflexionando, observando y viviendo, es mi escuela para hablar de Dios, del alma, de la intuición, de todo lo intangible.
    Aunque he de decir que he dedicado mucho tiempo a pensar y compartir situaciones que son las que enseñan.

    Quien busca saber, con nobleza y sin miedo del universo, se encuentra inevitablemente que la física, Dios y el hombre, tienen mucho que ver juntos.
    Para mi ha sido un placer descubrir las leyes en su esencia y sencillez, ver que todo está relacionado y que hay argumentos donde se develan los misterios de la vida, donde Dios es Dios por leyes que lo reflejan.
    Los físicos, astrofísicos, investigadores, podrían haberlo visto igual y recogerlo ya en sus escritos, pero estos ultimos años, su punto de mira ha estado centrado en los avances tecnicos dentro de la materia para seguirla y observarla.
    Ahora ya, ni la Iglesia ni los científicos, deben atacarse con escusas dogmaticas, doctrinales, o de ateismo. Ciencia y Religión (Fé), son parte a integrar por naturaleza de origen.
    Es difícil explicarlo, pero ellos si buscan saber, pueden desarrollar pequeños comentarios que se han ido haciendo aqui.
    Polos, opuestos y géneros, dan la explicación.
    La cuántica es el salto, integrando esos tres puntos.
    La incertidumbre ya no es incertidumbre con la cuántica como centro, porque está dirigido todo hacia ahí.

    El mundo no cambia, porque nada hay nuevo bajo el Sol, nos pide descubrirlo en su unidad procesando. No es la mentalidad sino la posición la que nos hace estar más cerca o lejos de su esencia, para disfrutar de la vida según usemos sus recursos.
    Otros tiempos hubo que habiendo avanzado luego retrocedieron.
    Lo importante es conocer como se mueve. Y la vida pide creación, alinearnos a la vida viviendo dando vida, porque así uno hace fuerte a la fuente.

  13. JeoLand:

    Siento escribir para preguntar y no para aportar otras luces a los varios debates que pudieran abrirse o ya se hayan hecho en esta secuencia de comentarios sobre determinismo/incertidumbre, fe/ciencia, intuición/razón. A mí me interesa muy especialmente el último (intuición/razón) y necesitaría ayuda para conocer mejor a que llamamos “intuición”. Necesito aclarar un poco este concepto para comprender mejor las reflexiones y poder atreverme con alguna propia. En cualquier caso diré que aún escaso de conocimiento, datos y descripciones sobre el asunto me aslata a la consciencia la idea de que razón e intuición deben ser acciones complementarias que consigan optimizar y entregar eficacia al proceso del pensamiento. Bueno es solo una posibilidad. Gracias a todos de antemano por ayudarme a conocer mejor el témino “intuición” y por supuesto a usted Sr. Punset.

  14. Mrlemú:

    “La esfera y la cruz” de C.K. Chesterton, escritor cristiano y libre pensador francamente recomendable.
    http://fulgoresliterarios.blogspot.com.es/

  15. Ana Roblrs:

    Este artículo no tiene desperdicios!

  16. María Iris:

    La intuición pura, para mi, es luz con plenitud hacia el hecho u objetivo, dando vida real.
    Pero el diccionario dice que es conocimiento inmediato de una cosa sin el concurso del razonamiento. Vista anticipada de las relaciones que se presentan en una teoria matemática.

    La intuición puede estar más o menos limpia, con momentos o percepciones má o menos puras, depende ya no sólo del acceso a la fuente, sino también del servicio directo al objetivo o a lo subjetivo.
    Por ello en su estudio se la ha recogido manifestaciones en diferentes direcciones o campos.
    – Intuición sensible, es el conocimiento sensorial cuando se halla en estado puro sin la intervención de conceptos. Ejemplo, una luz viva, una emoción.
    – Intuición psicológica: introspección que descubre la consciencia.
    – La invención: está constituida por la sintesis de la intuición sensible y la inteligencia, conocimiento sensorial muy agudo puesto en acción por la inteligencia.
    – Intuición de evidencia, intuición racional o intelectual, “razonamiento abreviado”. (Lógica matemática).
    – Intuición metafísica: permite considerar la realidad, sea cual fuere, de modo inmediato y en conjunto, sin ayuda de conceptos. Esta podría ser la forma más alta del conocimiento. La única que puede revelarnos los principios.
    Yo relaciono a la cuántica con esta manera.
    Sin tiempo y espacio, el presente es vida, la voluntad autónoma y en conexión a la unidad, ejerce como inteligencia mayor, principio y fin son meta única. Causa y efecto desaparecen y lo que se muestra ES y tiene forma.
    Yo me he servido de ella por inclinación natural, pero también he trabajdo la pureza de intención por encima de todo.
    Desde estructura básica, sin razones prácticas, por asociación, sorpresivamente, como una pieza que falta y aparece, en asuntos díficiles, extraños o incomprensibles, de repente se me hace el puzzle, apareciendo el punto clave.
    Pero hay que ser observadora, disfrutar del análisis y querer saber desde una posición con libertad frente a la lógica, no tenerla en cuenta siempre.
    Buscando el equilibrio y medida en uso, de repente se abren puertas del inconciente ayudándote a poner con la intuición, lo que no podias hacer y saber desde el razonamiento de otros o de ti mismo.
    Me ha gustado recoger lo que sigue:
    Intuitivo: predominio de la intuición, dicese de la visión de una persona o cosa, sin ningún intermediario y particularmente de la visión de Dios en el Cielo. La visión intuitiva es el conomiento de Dios que tendrán en ese espacio los bienaventurados. Supongo que de ahí viene la relación de la mística (verdadera) con el acercamiento a la Física y filosofia de algunos.

    La sencillez no acumulando tanto saber nos dejaria usar mujor los recursos. La Iglesía tendría que volver a las bases del Evangelio dejando tanta teologia, y la Ciencia tendría que volver a los principios básicos como meta hacia todo avance.
    En realidad los grandes descubrimientos de las leyes importantes, se han dado en espacios de lo más simple de esos investigadores, o en personas muy sencillas.

    Debido al servicio que demos desde nuestro cerebro, el termino intuición cubre hechos extremadamente diferentes y es indispensable, al emplearlo, pensar de qué clase de intuición se trata.
    La inteligencia a de etener dos poderes, el de pensar para ver lo que hay en ella, y el de ver lo que hay más allá de ella misma, apareciendo plenitud.

  17. Por que lo llamas dios si quieres decir...:

    Sobrevuela entre los comentarios la archiconocida idea de “a falta de una palabra mejor para definirlo”. Es un topic de lo más recurrido, “a falta de…”, pero es tramposo. Es una forma de trampa hacia nosotros mismos. La palabra “dios”, tiene una serie de connotaciones semánticas, estas hacen referencia a una dimensión humana de la palabra, a un ser, de alguna manera, bondadoso, con capacidad para juzgar, adherido irremediablemente al imaginario colectivo. Es como si alguien se empeñase en dar (y perdonen el ejemplo, pero por lo extremo me parece especialmente ilustrativo) a la esvástica, una significación distinta, “no, no soy nazi, me baso en el hecho de que la esvástica representa esto y lo otro, del nazismo no elijo el razismo, claro, si no la exaltación nacional…” Pues no elija usted una esvástica. Por que existen una serie de poderosas significaciones adheridas a esa palabra y más a ese símbolo.

    ¿Quiere usted referirse a una extraña verdad de carácter cuántico, (quién sabe si responderá a una rama de la ciencia aún no descubierta) qué explique de alguna manera el origen de esta extraña realidad en la que vivimos, o de cualquier realidad embrionaria? Bien. Pero por qué llamarlo dios, si no guarda ninguna relación con ese concepto, si no juzga, ni se nos asemeja en nada, si igual es un cambio en un porcentaje de algo, resultado de la infinita aleatoriedad, si igual es un hecho subatómico que no ha vuelto a ocurrir por su excepcional rareza. “A falta de un concepto mejor…”, piense que por esa misma reflexión hace 200 años, le habrían señalado y satanizado, síntoma innegable de que esta usted practicando la trampa semántica. ¿Por qué? Por el miedo a desembarazarnos de una palabra protectora, de un padre, de un escudo que durante milenios ha sido útil. Inventemos otra palabra, no se “cosa_la_mar_de_rara” o “eso_que_no_vamos_a_entender_los_que_somos_de_letras”… No hay piedad en la naturaleza, podemos maquillarla, pero seguirá siendo cierta su infinita indiferencia. Y por narices tiene que llamarse “dios”.

    El primer comentario se quejaba de como la ciencia cambiaba de opinión, y no he podido evitar acordarme de la mordaz apreciación que hizo un Isaac Asimov mágico y adelantado a su tiempo, no puedo recordar las palabras exactas, pero la idea venía a ser esta: la ciencia no cambia de opinión, se acerca gradualmente a una versión más cercana a la verdad, más exacta, conforme mejoran los instrumentos de medida y los conocimientos teóricos, se tiende a pensar en la verdad como en una cuestión de verdadero o falso, cuando es una cuestión de grado; en un momento se creyó que la tierra era redonda, pero que era el centro del universo, más adelante, esta dejó de ser el centro, aunque mantuvo su supuesta forma esférica, más adelante aún, se supo que la tierra no era exactamente esférica, si no achatada por los polos… es una cuestión de grado, la primera hipótesis, era “menos verdad” que las siguientes, pero todas eran más ciertas que aquella ancestral creencia de que la tierra es plana.

  18. monica gasner:

    Me pregunto si alguien esta experimentando con un chip que se aplique en algun sitio o al cerebro para leer libros directamente con la mente sin necesidad de tener el libro o la compu adelante?

  19. un sueño enorme:

    7. scientificwayoflife:
    Bueno, lo de que todo ocurre en nuestra cabeza, no estoy tan seguro. Parece claro que en el resto de nuestro organismo hay comunicación al menos entre células, o entre grupos de células. Quizá, no sé, ocurra como con nuestra consciencia, en la que un grupo de células (neuronas) de una parte de nuestro organismo (el cerebro), son capaces de comunicarse entre sí, o con otros grupos de neuronas en otros organismos, o son capaces de comunicarse también con el resto de nuestro organismo. Un resto de nuestro organismo que, junto a parte de nuestro cerebro, conocemos como inconsciente, imagino que por no poder acceder a esa comunicación, o a esa ‘vida propia’, si es que existe. Quizá lo que llamamos nuestro inconsciente conste a su vez de algún tipo de consciencia, o de distintas consciencias que, desde luego, a nosotros nos son ajenas, entendiendo por ‘nosotros’ a esa consciencia que, parece ser, se genera en una parte de nuestro cerebro.

  20. scientificwayoflife:

    He leído los comentarios de mis colegas sobre este tema y, es normal que existan tantas y tan variadas opiniones, muchas de ellas coincidentes, otras diametralmente opuestas.
    !Que dificil es aceptar que todo este “tinglao” haya surgido de la nada!
    !Que dificil es, al mismo tiempo, que esa “nada” no haya sido creada por alguien!. La verdad es que aún queda muchísimo por descubrir. De ninguna forma lo sabemos todo. Lo que yo si creo que se, es que todo lo que sabemos está en nuestro cerebro. Todo, todo, todo, incluido las diferentes versiones que a lo largo de nuestra vida hemos tenido sobre lo que es el cielo, el infierno, el todo, la nada, etc.
    Cuando ya hemos variado tanto, la luz que aporta la ciencia, hace que a una deterinada edad y después de cambiar tanto de ideas, saquemos conclusiones mas maduradas.
    Yo si creo que todo lo que somos y seremos está en el cerebro, pero también estoy convencido de que sabemos muy poco.

  21. Ivan:

    hola familia. maestro eduard punset esta es mi pregunta de las muchas que le doy vueltas, ¿hay alguna posibilidad de encontrar un planeta habitable en el futuro o (pasado), al que llegariamos a la velocidad o tecnologia adecuada para dar tiempo a ese planeta a crearse o para que sea habitable. ya que nos topamos cada vez mas y nos estamos dando cuenta que muchas cosas de las que pensamos terminan pasando, inventandose o creandose? y esta es mi otra pregunta, ¿un neutrino lleba informacion en su interior y si ese neutrino no parace de atravesar gases, materias, etc… en el espacio recogeria la informacion en su interior y la almacenaria de todos lo que atraviesa o le afecta. si me contestara alguien que sepa del tema le daria las gracias. paz para todos y mi espacio es el vuestro

  22. Mmas:

    Con todo el respeto

    Su escuela habla cuentos, que satisfacen un imaginario que provoca sensaciones y emociones a partir de algo irreal. Algo así como un sueño, pero todavía más imaginario y lúcido, aunque de deja llevar por pautas automáticas ha estados de semiinscosciencia. Diría que es como una alucinación de baja intensidad y controlada, apoyada por elementos físicos, humanos, escritos, leyendas, etc que apoyan la existencia de este imaginario. No llega a ser un sueño lúcido porque estos son un estado incosciente. Diría que la meditación o la oración religiosa donde aparece figuras imaginarias es un estado semiincosciente alucinatorio.

    Creo que es mal camino, y que se puede conseguir estos mismos estados de complacencia con otras muchas ramas del saber. Por ejemplo, con una secuencia de imagenes simétricas de colores, con una música y ciertos efectos de zoom, sería tanto como una comunión religiosa con aquello que a los religiosos les hace gozar.

    En resumen, la religión y sus ritos, lo que se vive y se siente cuando se práctica, es un estado mental provocado por una serie de prácticas repetidas durante mucho tiempo, al igual que hacían nuestros antepasados en la cueva cuando se quedaban anonadados mirando el fuego, o comenzaban a danzar porque había rayos y truenos.

    Eso sí, lo religioso no tienen la verdad por muchas veces que la repitan. Es falso la creencias de una vida después de la muerte, dioses, santos, milagros, y que sé más. Es la estupidez más grande aceptada por la sociedad y que ya está bien de ir predicando chorradas

    Gracias por su lectura.

  23. EJNavarro:

    Cada quien elige que creer, yo creo, tu crees, ellos creen, nadie cree, nadie tiene porque manipular a nadie y todos debemos respetar las creencias de cada quien. yo no creo y punto.

  24. María Iris:

    Buscando el equilibrio y encontrando el equilibrio en uno, uno se topa con la esencia en todo.
    El equilibrio lleva a la esencia y la esencia exige equilibrio.
    Una persona “sabia” es una persona buena, justa, madura y con fé;
    conoce la ciencia (leyes) y la aplica en sus actos, busca siempre ese punto medio. Dá respuesta a todo y lo sabe porque piensa en todos y todo. Se mueve circulando por la vida con todos los radios. Los que responden a todo desde ese centro de donde salen, porque todo tiene respuesta desde ahí.
    El sabio unirá a la Religión-Fé con la Ciencia, es el único que puede hacerlo.
    Nadie está fuera de esa posibilidad, puede ser un científico-sabio, un sacerdote-sabio, o una persona normal-sabia.
    Entonces aparecerá “El rostro de Dios”
    Será un sabio quien abra los ojos hacía ese sendero de encuentro entre Ciencia y Fe. El que se dará desde sus argumentos con ciencia justa y aspiración, donde el alma se muestre libre de la forma que ahoga. Donde las leyes universales sean protección del SER, demostrando su necesidad aplicación y aceptación.
    Composición y vida hacia la esencia. La que solo se toca depurando la energía que mueve al hombre y al mundo.

    Conocimiento y sabiduria no van juntos siempre, el sabio termina quedándose con el conocimiento de los príncipios básicos integrando a la ley viviendo, se apoya en lo importante que sirva de impulso a la evolución del hombre.

  25. María Iris:

    La mente es buena ante un problema, haciendo “defensa” para salirse, huir, o lavarse las manos. La meta que escoge es no perder en identidad, que nadie le quite espacio, o le ensucie su terreno, sobre todo está compitiendo queriendo ganar para si mismo.
    La intuición va más allá, elige destapar “avanzando en perpectiva”, acercar lo que se ha expandido, hacer síntesis, reunir las causas, encontrar la esencia.
    El práctico, el lógico, tiene y usa armas de defensa.
    El que no tiene miedo a la primera línea, el que busca la verdad, arriesga perder avanzando en la oscuridad, no de la incertidumbre, sino del túnel con salida, dirigo hacia un resultado que abra ventanas a todas las leyes y fuerzas, acogiéndolas e integrándolas. Presencia y entrega plena al proceso de unidad queriendo servir a la verdad y el bien por encima de todo. Lo que siempre se ha llamdo poner conciencia. Razón y Fe juntas, estrategia o inteligencia sabia necesaria para logros seguros. Un acto primero de rendición con acción victoriosa al encuentro después.
    Habiéndose manejado la razón y la fe, la ciencia y la religion, por serparado en estos últimos tiempos, han creado una guerra en la cultura, en la política, en la moralidad, una guerra primera en uno mismo, una desintegración en el hombre, división que ha producido mucho dolor miestras se rasgaba el SER, valorando mal el poder de la materia y el espíritu, que la vida pide llevar siempre en proporción equilibrada para no ahogar él alma.
    2012 ha sido duro, pero nos ha traído la oportunidad de poder ir esclareciendo y reorientando el destino hacia un futuro limpio y mejor.
    Cuando la mente es necia y no quiere ver el error en el que ha participado, por no perder derechos o imagen, el retroceso es evidente, pero el giro es fuerte y obligado, para empezar de nuevo. Hoy más que nunca debemos poner esperanza.
    A veces un mal es necesario para cambiar lo que la mente y sus hábitos no pueden.
    Seguramente más adelante nos alegremos de esta crisis existencial, porque habremos dejado de competir, carga pesada, para ocuparnos de existir y cuidarnos unos a otros.

  26. María Iris:

    Entre la tierra y el cielo: punto medio para encontrarse el cielo en la tierra.
    Más allá de la tierra se encuentra el cielo, pero lo tocamos buscando el punto medio en todo.
    Ese es el punto también para tocar el centro del universo, el centro del hombre. Es el encuentro con la fuente de vida y vida viviendo.
    Cuando somos buenos y valientes cumplimos destino hacia la madurez y evolución, el equilibrio es la medida. Aparece la energía limpia, sin resistencias que frenen ese encuentro.
    Ser buenos solamente da lugar a angeles caidos. Ser valientes solamente hace rebeldes a veces tiranos.
    En ese punto medio, sin embargo, hay integración donde muere todo exceso hacia un lado.
    Todo tiene centro, y desde ese centro los conceptos se unen, se encuentran con la misma esencia, lo que estaba separando se abraza, desde ahí se aprecia la verdad.

    La Iglesía debe buscar su centro. Los Evangelios nos muestran un Jesús sabio, persona madura, ” buena y valiente”, así se entiende y se muestra bien el amor. Usar solo misericordia para el debil, no enfocarle con orientación para el cambio, hablar de pobreza material, no integrándo la pobreza que dá también el egoismo, es estar alejado de la verdad de los Evangelios. “Punto medio” no perfección hacia un lado.
    Dios no está donde no está Dios. Y está en ese centro que lleva todo lo justo y se llama fuente de vida con vida. Hay que ser buenos y valientes, justos con todos.

    La Ciencia también tiene que poner como partida y llegada ese punto centro que llevan las leyes. La fuerza de gravedad se altera cuando los polos se desajustan.
    Dicen los cientificos que la tierra hoy está en ese punto de distancia del sol en el que se está arriesgando, según vaya para alejarse o acercarse, siendo un peligro para la vida, salvo que de marcha hacia mantenerse en el espacio que asegura, y eso pide buscar ese punto de calor que pide abrazo de la tierra con el calor justo que respeta las leyes.
    Necesitamos influir con nuestro trato a la naturaleza para que las estaciones no se alteren.
    Expandirnos demasiado en una dirección que no sea la del centro, es provocar lo contrario de la vida, la que se da y se mantiene respetando las leyes de origen, generos y temperatura.

    La felicidad nace en el camino a ese punto medio, que se ha ensuciado con la palabra mediocridad menospreciandolo, cuando es de sabios dominarlo y de personas inteligentes no rechazarlo.
    El mundo necesita poner la mirada hacia ahí. Si todo se une en esa dirección, la vida será protección de la vida, creando un destino común.

  27. María Iris:

    Al abrir los ojos, ante la luz que uno dispone, aparece la forma de la materia, pero a la vez nace nuestra forma, cuerpo con visión desde esa luz.
    Esto nos dice que todo lo material, lo que tiene forma en esta tierra, depende para apreciarlo bien, no del angulo, sino de la “altura y ascenso justo” donde nos posamos.
    La luz lo cubre todo porque está más allá. Si el angulo de visión que tenemos no nos permite ver todo, eso nos dice que hay otros planos que tenemos que aceptar, que están bajo la luz aunque nosotros no los vemos.
    La luz siempre será la herramienta para ver la realidad. Elevar nuestra posición mental es lo necesarioy y obligado para adquirir el plano que nos permite ver el conjunto. Ascender es dejar lo que impide ver desde ese raso de sujeción. Desprenderse del exceso de forma, para darle mayor visión a la materia, acogiendo lo que la envuelve.
    Sin materia, sin forma no tenemos ojos para ver, pero con mucha forma no podemos aspirar más que a ver lo que hay delante de nuestra mirada. Lo cercano es la única meta.
    La luz lo abarca todo, sólo la negamos desde el hombre mirando desde un plano bajo.
    El peso y la altura justa elevándonos, es la que nos permite ver todo, sin perder poder apreciar y disfrutar de la forma, naciendo el punto ahí, porque al perderla, por ascender demasiado, perdemos nosotros también, el punto de luz con medida que exije mantener, para no deslumbrarnos, cegarnos o crear sombras.
    “Y Dios hizo la luz” porque su Universo tiene entrañas que la acogen.
    Luz y oscuridad dan vida a la vida con vida.
    Cuidar la luz, cuidar el Sol es vital, es alinearnos con la vida del Universo.

  28. María Iris:

    Agrego, completo a lo anterior del nº 27 lo que sigue:
    La antimateria se muestra al buscar o vivir a la luz en el plano que nos hace estar en la materia, pero a la vez poder dominar la forma, sin que nos domine ella para ir más allá viendo todo lo que hay bajo la luz. Oscuridad y luz, con vida a la luz, recogiendo respuesta.
    No hay nada nuevo bajo el Sol.

  29. Caorate13:

    Y en eso se basa, Eduard, para calificar a un charlatán como Uri Geller es “ciencia pura”, ojalá lo que usted escriba acá no sea un argumento para justificar el atropello que anda dandole a la ciencia hoy en día con divulgación bonita pero vacía

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.