Autor: Admin 9 diciembre 2012

Medio: Web de RTVE

Eduard Punset responde a las preguntas que los niños y jóvenes ciegos o con discapacidad visual grave, y sus compañeros de colegio, le hacen en el espacio «Pregúntale a Punset», de Redes.

Esta semana, en el capítulo 136 de Redes, la pregunta fue «¿Puedo fiarme de mi memoria?».



Una respuesta to “«¿Puedo fiarme de mi memoria?»”

  1. María Iris:

    Si grabamos, si procesamos todo, sin elección dejando lo que no nos gusta, la memoria fluye bien. Elegir elimina parte de lo vivido. No hacemos copia.
    Suelen darse también imagenes fijadas bloqueando y alterando la historia de uno. Imagenes unas por delicadas y bellas a las que alguien quiere aferrarse deteniendo ese punto, otras por dolorosas o tristes (muertes de seres queridos o rupturas) que no supo asimilar un niño, joven o mayor y que deforman por no haber hecho el duelo bien en su momento, siguiendo en el fondo siendo mural de lo todo lo que pasa después.
    Una imagen vale más que mil palabras, y sólo otra imagen puede borrar o darle vida a la memoria, permitiendo que entre en nuestro cerebro todo, pero hay que hacerlo sin elección, imagenes del presente, que por ser del momento y reales toman más valor y exigen atención, pero que dan movimiento y que deberian ser las preferentes por ser el ahora.
    Si uno llena su mente de recuerdos del pasado, y bloqueos, no se vacía nunca su copa para que entre lo nuevo también.
    Es decir todo ha sido, es y será una historia personal, pero dejando sitio para gravarlo se podrá contar bien.
    Los mayores pierden la memoria muchos, con esa enfermedad nueva, porque han tenido seguramente el hábito de eliminar lo que les hacia sufrir, y que queriendo a los suyos a pesar de todo, hoy en la vejez viven mucha decepción y tristeza, aunque les cuiden, los mayores no entienden como se van comportando, nietos, hijos, amigos, familas divididas, padres separados, cercanos. La unidad y afecto dá mucha seguridad a los mayores y cuando no la tienen huyen dejando la memoria, para ser niños que les cuiden. Yo creo que les asusta mucho la manera de vivir y moverse de este mundo, porque ellos tuvieron valores que hoy se han perdido y sin ellos todo es un riesgo.
    Habia menos dinero, pero más tiempo para la bondad y fraternidad.
    Yo lo he observado.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.