Autor: Admin 3 diciembre 2012

Medio: Web de RTVE

Eduard Punset responde a las preguntas que los niños y jóvenes ciegos o con discapacidad visual grave, y sus compañeros de colegio, le hacen en el espacio «Pregúntale a Punset», de Redes.

Esta semana, en el capítulo 135 de Redes, la pregunta fue «¿Qué es la antimateria?».



9 Respuestas to “«¿Qué es la antimateria?»”

  1. Cony Castellanos:

    Muchas gracias por transmitirnos sus conocimientos.

  2. Meritxell Castells:

    La definición está clara, la misma partícula con carga opuesta y es descrita perfectamente por el lenguaje matemático. A veces las definiciones esconden las bases desde donde parte realmente lo que es. Me refiero al pensar en una partícula y no en una expresión de “carga”. Ésta última es más compleja, sí, pero nos invita a añadir comprensión, y ello favorece nuestro desarrollo. Pensemos en el concepto de carga, ¿qué es realmente? Es una característica de algunas partículas sub-atómicas y se expresa con atracción-repulsión. Estamos hablando de interacciones, la manera que tienen de contactar estas partículas. La interacción es intercambio, ¿de qué? precisamente eso, de más o menos carga. Entonces, ¿en qué consiste exactamente una carga? ¿de qué está hecha? ¿qué substancias lleva?
    Según el modelo estándar intercambian más, o menos fotones.
    La materia, para diferenciarse en las múltiples expresiones individuales necesita la expresión de las cargas. Cada expresión sólida, por ejemplo está delimitada en una forma. Es su identidad, perfectamente definible y diferenciada de otra para no “fusionarnos” cada vez que tocamos algo.
    La interacción es lo más importante después del existir. Favorece la continuidad de la evolución. Toda unidad de expresión ha de vivir cada interacción que existe como posibilidad, para ser integrada. Conocer todo lo que hay en nuestro campo en un momento determinado es esencial para ubicarnos, nos da consistencia, identidad.
    Una interacción expresada con atracción-repulsión es expresión binaria, con más o menos intensidad. La atracción tiene su lógica ante la novedad o lo no-interaccionado todavía. La repulsión sería la expresión natural del registro de lo ya integrado, que sostiene un evento de nula entropía, la ley del mínimo gasto que expresa sabiamente la naturaleza.
    La materia elemental ya se expresa como cargas que definen sus partes diferenciadas. Podemos pensar que la analogía es en todo. Veámoslo en los más cotidiano. Sentimos atracción hacia lo que no conocemos o está en nuestra lista de asuntos por integrar. Y repulsión real sobre lo ya integrado. Atracción y repulsión…pura química. Es la ley de la materia.
    Otro aspecto a analizar es el papel de las matemáticas. Describen cualquier fenómeno, incluso algunos no manifestados, además de paradojas y singularidades. ¿Es el único lugar donde las vemos? Para mi las matemáticas describen la mente, es su lenguaje. El cerebro es un gran misterio todavía. Hay en él características que podemos relacionar con todo este asunto. Por ejemplo, se encuentra en situación diferente al resto del cuerpo con respecto a la fuerza de la gravedad. Podemos decir que en nuestra cabeza tenemos un espacio no-gravitatorio, y donde hay espacio hay leyes… Lo mismo pasa en el vientre de una madre. Puesto que el cerebro todavía se está formando, parece que hace falta un espacio que aísle de la gravedad a aquello que entra en el mundo de las formas. Y es la forma es la máxima expresión que prevalece ante la incertidumbre…la identidad, lo que definen las cargas… ¿Os suena?
    De todas maneras esto no explicaría del todo la necesidad de una expresión dual. Vamos a ello.
    La dualidad se expresa en el comportamiento de la mente en sus primeras fases de desarrollo. Estamos ahora en este punto, y las leyes a las que accedemos son precisamente éstas. Aprendemos mediante diferencias, que no es separar sino definir (definir = llevar a lo finito). La expresión de la materia en estos momentos se comporta hacia la multiplicidad. Definir crea riqueza de intercambios, ello favorece la expresión de lo múltiple y por lo consiguiente más oportunidades de interacción. Es una manera de dar continuidad a la existencia en algo diferente a la expresión cuantificada.
    Pero la materia tal como la vemos se expresa de una manera asimétrica con la antimateria. De hecho pasa algo similar con la expresión de los espacios gravitatorios en nosotros. Parece que hay más materia que responde a la fuerza de la gravedad que la que queda aislada de ella. Ésta última es la expresión diferenciada que nos permite entender (en-tender…la comprensión con la mente es un asunto de tensiones, de sopesar valores) la expresión más tangible.
    Existen expresiones de antimateria en los cinturones de Van Allen. Este evento fue descubierto en enero del 2011. Se crean a partir de partículas muy energéticas que vienen del Sol y que chocan generando antimateria, concretamente antiprotones, que rápidamente desaparecen ante tanta presencia de materia. Y quizá sea por esto mismo por lo que no se encuentra casi. No olvidemos que estamos experimentando la materia, y las condiciones para que permanezca antimateria ante tanta materia son casi imposibles. De todas maneras, si buscamos una analogía con su aparición en los cinturones de Van Allen, vemos que se dan en condiciones de tanta energía que es lógico que dé lugar a la aparición de manifestaciones que obedecen a “otros” asuntos. Son condiciones excepcionales a los eventos conocidos.
    De todas maneras, la expresión de interacciones queda delimitada en una química perfecta que protege a la materia, y le da continuidad exacta. Esto asegura una evolución ordenada. Las matemáticas expresan leyes que veremos en cada fase del desarrollo de la mente, y son su expresión las que determinan su descubrimiento. El cerebro es todavía un misterio, aunque todo esto está en nosotros y lo iremos revelando con la evolución.

  3. María Iris:

    Me parece muy interesante la entrada y la exposición del Sr. Punset.
    Pero desde fuera de la física y el estudio, yo diría que la antimateria, es la acción de la energía pura, es decir, sin resistencias, y con ello por lo tanto, sin tiempo y espacio.
    El anti-yo que el nombra, y nos hace peligrar según él, sería como no dejar entrar a la mente y los pensamientos que dan densidad al encuentro de ese efecto, hoy incontrolado y con vida, al que la mente todavía no conoce del todo su origen, porque está fuera de su alcance, dado que se dá sin mente.
    Va más rápido, sería como el deseo cumplido. El milagro donde su fuerza es la fé que crea y la mente que sabe no cree.
    Sería un eejmplo quizá la luz, que cuando se dá ya no hay resistencias se ve.
    Pero el positrón ha saltado hasta la integración de dos, es energía limpia y de unidad, creo que lleva todo y nada. Es impulso a lo posible.
    Me atrevo una vez más a simplificar pero desde una observación de lo intangible, que lleva sus exigencias. Un vacio de ese yo, que hay que saber soltar para develar lo que ES más allá de la mente y sus razones conocidas.

  4. María Iris:

    Mi respuesta no es fácil para niños ni adolescentes, es para sus profesores y quienes tienen interés en cuestionarse los misterios de la vida. Pero el tema antimateria sólo se responde urgando en la antimateria.

  5. María Iris:

    Quería poner HURGAR, me he dejado la H

  6. Adamar:

    Me encanta Eduard Punset.

    Me he leído varios libros de él, he visto algunas conferencias y, también su programa, Redes.

    Me fascina, sabe tantas cosas que pienso que yo nunca llegaré a conocer ni la mitad de lo que este hombre conoce.

  7. Joaquín:

    Excelente pregunta.
    No quiero imaginarme cual podría ser cuando se aplique la nueva reforma educativa.

  8. Xavier:

    Al respecto de la antimateria i del comentario que hace el dr. Punset acerca de que el eminente físico mencionado afirma que no deberiamos dar la mano a una persona identica a nosotros (porque seria nuestra antimateria, que al tocarse generaria la descomposición mútua para transformase en todo en energia), cabe pensar que esa supuesta persona, por supuesto, puesto como ejemplo de lo que pasa a nivel subatómico con las partículas idénticas de signo contrario, es decir, cabria pensar que esa supuesta persona no tendria que ser igual sino totalmente diferente, puesto que su signo es totalmente contrario al nuestro, es opuesta a nosotros en todo? si es opuesta a nosotros en todo, por tanto, no se parece en nada a nosotros, verdad? puesto que estamos hablando de antimateria, de signo opuesto o carga opuesta, no deberia parecerse en nada a nosotros, sino ser precisamente todo lo contrario a nosotros. Por lo tanto, siguiendo el ejemplo del porfesor, más bien podriamos darle la mano sin saber que es nuestro opuesto, pues no lo abriamos visto nunca delante del espejo.

  9. Reto de esta quincena…trabajo práctico sobre propiedades de LA MATERIA, cambios físicos y químicos, mezclas y sustancias básicas y ácidas. | La morera de Elena Martin Vivaldi:

    […] http://www.eduardpunset.es/19420/punset-en-los-medios/que-es-la-antimateria […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.