Autor: Eduard Punset 18 noviembre 2012

Y si la causa del último quebranto de los jóvenes en Madrid la noche de Halloween no tuviera nada que ver con los problemas de seguridad planteados por celebrar una fiesta en un local cerrado sin apenas vigilancia?

¿Cómo es posible que casi nadie haya mencionado el hecho patético e indescriptible de que la tasa de desempleo juvenil más alta de la Unión Europea la tiene España? ¿Y cómo es posible que apenas se haya comentado esta tasa como una de las posibles razones que expliquen la tragedia nocturna de Halloween en Madrid?

Lo extraño, de verdad, es que los comentarios de todos los observadores no se hayan concentrado en el análisis de la crisis juvenil que atraviesa el país o en lo que pasa en el cerebro de los adolescentes y en la historia de España para que ocurra lo que ocurrió. No me digan que no es raro que veinte mil jóvenes españoles decidan celebrar la fiesta de Halloween –una fiesta que ni les va ni les viene– a altas horas de la madrugada.

Ha cundido la sospecha –corroborada por los análisis científicos– de que los mayores no se acuerdan de lo que los caracterizaba cuando eran jóvenes: suelen contar tantas tonterías que los jóvenes han dejado de creerlos y se ha generado, simultáneamente, un rechazo a la autoridad de los mayores, digan lo que digan.

A lo mejor nadie ha estudiado cuidadosamente –me refiero en España– las diferencias explicables al haber descubierto que el sueño es distinto en el caso de los jóvenes y en el de los mayores. Tanto es así que en muchas instituciones educativas norteamericanas se está ensayando un nuevo horario para que, en el caso de los jóvenes, su primera clase por la mañana empiece a las 11 horas. Al parecer, los resultados son positivos por haber aceptado simplemente que los jóvenes tienen más sueño por las mañanas que unas horas más tarde. El ritmo de la absorción de melatonina es distinto en unos que en otros.

A los más jóvenes les cuesta levantarse temprano. No es pereza; es algo fisiológico (imagen: Angiebaby1622 / Flickr).

Sería extraño realmente que la edad en la que el tamaño del cerebro es el mayor de todas las edades y en la que la plasticidad cerebral es la óptima –quiero decir su adaptabilidad a las nuevas condiciones de la vida– no se puedan prevenir los desencuentros entre mayores y jóvenes.

¿Acaso alguien está estudiando el impacto de que, durante la adolescencia, los jóvenes tengan que decidir a la vez cuestiones tan clamorosas como de qué forma tratar el acné, administrar los efectos del alcohol, aprobar exámenes que van a decidir su futuro, apreciar y controlar el efecto de los senos del sexo opuesto sobre su ánimo y organismo, sobrellevar la depresión, aprender a conducir, tomar o no drogas, experimentar por primera vez todo el efecto de la empatía, vivir en la independencia, saber no masturbarse pero disfrutar de los orgasmos, no acicalarse con peinados demasiado raros, controlar el tabaco y, sobre todo, trabajar para los demás haciendo lo que a uno le gusta?

Hasta que la ciencia nos lo ha demostrado no sabíamos que los jóvenes y los mayores tienen actitudes distintas ante el placer, el riesgo y las costumbres adquiridas. El «respeto» no es el mismo; lo entienden de manera distinta. En España ni siquiera se han puesto de acuerdo en saber cuándo se alcanza la mayoría de edad. ¿Por qué el agresor de una persona de solo 13 años de edad es condenado a penas distintas que si hubiera maltratado a otra de 12 años?

En el futuro, los políticos y las instituciones estarán menos obsesionados de lo que están ahora fijando los detalles del supuesto orden –que tanto respeto solo aparente merece– y se volcarán en las reformas educativas y neurológicas que ayudarán a los jóvenes a modelar su propia libertad… y a los mayores a salir de su asombro.



31 Respuestas to “Desencuentros entre mayores y jóvenes”

  1. Redes para la Ciencia » Desencuentros entre mayores y jóvenes:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  2. Françoise:

    Totalmente de acuerdo con esta opinión y de hecho me sorprendió a mi también que nadie relacionara este triste y patético acontecimiento con los indices de paro juvenil.

    Sin embargo, no creo que se trate de un choque generacional entre mayores y jovenes. Creo más bien que se trata de una crisis de valores consecuencia de unas enseñanzas erróneas e incoherentes, tanto en el ambiente familiar como institucional. Muchos jóvenes han renunciado a la cultura del esfuerzo, actitud tolerada, aceptada, tanto por parte de los padres como de las instituciones, premiando o asistiendo en todas sus necesidades a los que han elegido la vía de la facilidad.

    Yo creo que los problemas a los que se tienen que enfrentar los jóvenes de hoy (alcool, droga etc…) son los mismos a los que teniamos que hacer frente los de mi generación; lo que ha cambiado desde entonces hasta ahora es quizá la tolerancia, la aceptación. No se puede aceptar todo en nombre de la libertad individual. Vivimos en comunidad, por lo tanto tenemos que establecer y respetar reglas de convivencia, las que no ponen en riesgo el equilibrio colectivo y la felicidad de los demás. ¡Tanto Halloween y tanto botellón! Me asombra esa tolerancia, sabiendo de los riesgos y del impacto del alcool sobre la salud. Lo increible es que los educadores, los padres y las instituciones, han renunciado a su papel, no lo asumen.

    Y digo yo, en vez de iniciar los alumnos norteamericanos su primara clase a las 11 de la mañana, no sería mejor que recuperasen un ritmo circadiano acorde a las leyes de la naturaleza? ¿O es que los demás nos vamos a tener que adaptar al desmadre colectivo?

    Me niego.

  3. Ana Sueiras:

    Mil Gracias, Dr. Punset,
    Por ayudarnos a ver el bosque y no quedarnos unicamente con el árbol.
    Es un punto de vista muy esclarecedor

  4. Aleix:

    Creo que estamos viviendo una transición generacional aguda de valores y principios generado por la sobredosis de información, provocada en mayor parte por la revolución tecnológica. Uno de los problemas es que los jóvenes primero experimentan y luego valoran, cuando debería ser al revés!

  5. Gabriel Vázquez Torres:

    Y otra vez la misma pregunta, ¿ qué tenemos que hacer nosotros, las personas anónimas de a pié para empezar a contribuir en el cambio de este sistema anacrónico ?

  6. Luis:

    ¡¡ Cuanta razón, Eduardo !!; por desgracia, la clase dirigente no se preocupa de lo que mencionas en tu último parrafo. Ni siquiera la sociedad en general, en mi opinión. Basta comprobar que lo que se busca es la culpa, el responsable y nó la causa. Ciertamente, me dá la impresión de que la sosiedad que hemos creado entiende que siempre hay alguien al que hacerle responsable, sin darnos cuenta que todos somos participes de sus consecuencias, al menos en la parte que nos toca.
    Gracias !!!

  7. JOS CARLOS:

    Te desvías del hecho no me convences en tus analisis tengo 60 años , vas por otros derroteros que no bienen al caso

  8. RAUL ALESANCO:

    Hola Eduardo, coincido plenamente con la nota y la comparto entre mi red del Programa de Buen Humor Productivo.
    “Sería extraño realmente que la edad en la que el tamaño del cerebro es el mayor de todas las edades y en la que la plasticidad cerebral es la óptima –quiero decir su adaptabilidad a las nuevas condiciones de la vida– no se puedan prevenir los desencuentros entre mayores y jóvenes.”
    Creo particularmente que la actual “crisis global” que por supuesto es muy amplificada en España, no tiene que ver (en esencia) con economìa ni politica a secas, sino, que es una crisis de comportamiento, un verdadero choque generacional entre los paradigmas que estructuraron nuestros abuelos (tengo 65 años) y los que tecnologia mediante, estan construyendo nuestros nietos…

  9. Txus:

    Cuando nos daremos cuenta de que si se quiere cambiar no se puede tener mentalidad conservadora? Supongo que cuando aprendamos que a lo que verdaderamente hay que temer es a la vejez espiritual y no la superficial.

    Gracias por todo Sr. Punset

  10. J-ZAPATA:

    todo eso me gustaría que me lo explicara, por ejemplo el ministro wert, pero ya que no lo hace, ni el ni el sistema educativo y ni siquiera el sistema sanitario, no nos queda más remedio que quedarnos mirando, como se destruyen vidas de mayores y como se arruinan vidas de jóvenes.
    En España no existe el derecho a la vida, existe el derecho (y no siempre) a vivir, pues el autentico derecho parece ser y cada vez más se va trasladando al “malvivir” y cuando se entra en la dinámica del malvivir, entonces es cuando entran en juego asesinatos, suicidios, depresiones, falta de respeto a todo y a todos, robos, droga, alcohol, agresividad, paro, carencias básicas, miedo, terror, ansiedad y un largo etc. del cual nuestro gobierno parece sentirse orgulloso y certero.
    sería una pena ver como todo esto desemboca en una guerra con muchos muertos, pero si defender el derecho a la vida se tiene que conseguir poniendo en riesgo el simple echo de vivir, tristemente tengo que asumir que vale la pena.

  11. Francisco Bel Gomez:

    Los jovenes han dejado de tener una referencia en la sociedad en la que viven.Los politicos son los verdaderso culpables de lo que sucede.No es concebible que se reunan efectivamente 20000 jovenes en un sitio con la excusa del Halloween.Estan desocupados y trasnochan porque ni respetan a los mayores debido a que han visto que los mayores pasan de ellos ni tienen que levantarse ni tienen obligaciones,ni lo que es peor perspectivas de futuro .La culpa no es de los jovenes .Estamos pasando la peor sociedad que se ha podido tener en España,por la irresponsabilidad de los politicos en no tener previsto un futuro para los que vienen.

  12. maria Dolores:

    Los jóvenes, no es que no tengan respeto o valores sociales si no que tengan otros valores morales diferentes .Diferentes por otros motivos primero no es que no tengan respeto sino que su valor de respeto es distinto al que tenemos el resto de la sociedad ,en que vivimos y de la que ellos forman parte .Porque cuando uno es mas joven tiene tendencia a creer que todo lo puede normalmente es el desconocimiento ,y esto solo se cura con el tiempo.y dentro de quince años o veinte serán estos mismos jóvenes los que dirán lo mismo ,diciendo que los jóvenes de hoy en día no respetan nada y ese día comprenderán a sus mayores. Un abrazo Punset

  13. Carmen Martínez Morales:

    Tiene razón Sr. Punset.
    Creo que la juventud está muy desilusionada porque tienen ante ellos un futuro poco prometedor. Y en cuanto a los mayores, por experiencia en mi trabajo con adolescentes y jóvenes, he podido constatar que a veces los padres mienten más que hablan, cuando recuerdan su juventud. Creo que a veces por miedo a ver reflejados en sus hijos los errores cometidos por ellos mismos. No son conscientes de que son personas distintas a ellos y que les conviene aprender de sus propias experiencias.
    Gracias por ilustrarnos con sus reflexiones. Soy fiel seguidora de usted.
    Enhorabuena por tantos y tan buenos trabajos.

  14. Victoria Chocano Aguilar:

    Gracias Sr. Punset por su artículo, por dar un enfoque distinto al politicamente correcto.
    Creo, que en futuro sólo los educadores que hayan dedicado el tiempo suficiente a estudiar-se alcanzaran, sin necesidad de manuales, la madurez suficiente para trasmitir a sus alumnos información y a aprender viviendo.

  15. Jacinto Castillo:

    Creoq que el concepto de juventud que se utiliza el discurso político es meramente cultural. No tiene nada que ver con la realidad, ni con la condición humana. Mucho menos con los nuevos paradigmas alumbrados desde la neurociencia.

  16. UTOPÍA:

    A mi me educaron bajo la inquebrantable norma de respetar a los mayores… y esta norma sagrada se me vino abajo, un día, trabajando de camarero…
    Estaba atendiendo una mesa de mas de diez ancianos alemanes… cuando me di cuenta, de forma intuitiva, de que eran nazis de la segunda guerra mundial…
    A partir de ese día comencé a preguntarme por que narices tenía que respetar a un desconocido… por muy anciano que fuera… Y no estoy hablando de comenzar a faltarles el respeto, sino de que desde entonces no permito que ninguno pretenda ponerse por encima mío.
    Hoy día, tal y como está la sociedad, no me extraña nada que la juventud piense que los mayores son una panda de ladrones y de incompetentes… totalmente incapacitados para ofrecer soluciones a problemas que ellos mismos han creado.
    Se ven muchos vídeos y se leen muchos artículos de “expertos” que explican las causas de la crisis… pero hasta ahora no he visto ninguno que exponga claramente cuales son los pasos necesarios para solucionarlos… No creo que tenga uno que ser un catedrático superdotado de Oxford para hacerlo. ¿Porqué no lo hacen?
    Yo solo veo un camino para salir de ésta crisis por las buenas… y es el de comenzar a consumir como se hacía antes de la llegada de los grandes almacenes, de la publicidad y de las grandes marcas… Pues son estas las principales raíces de la crisis (en mi opinión) Coger mas la bici y menos el coche… comprar en la tienda de la esquina y no en el hipermercado… Salir mas a la calle y ver menos la televisión… Comprar un pantalón porque te gusta y no por la marca que tenga… etc.
    Por otro lado hay que protestar y luchar contra las “leyes que permiten” a los peces gordos y a las grandes marcas que el dinero evada los impuestos y termine en paraísos fiscales… hay que protestar contra la pasividad de los inspectores de hacienda contra los peces gordos… Hay que protestar e indignarse a tope con cada caso de corrupción… Hay que protestar e indignarse con cada caso de injusticia… Parece que al sistema le interesa que siempre queden ladrones en la calle… de este modo la gente seguirá metiendo todo el dinero en el banco.
    Hay que indignarse y protestar, si, pero también hemos de cambiar los hábitos de consumo… Todos tenemos algo de culpa.

  17. María Iris:

    No pongamos más caretas al mal que hoy está abusando de los jovenes haciéndoles victimas por no defenderlos y cuidarlos bien los adultos, con orientación desenganchándolos de ser manada dirigida por el ambiente de consumo que dá dinero a unos pocos.

    Si a los 20.000 que asistieron a la fiesta de Halloween les hubieran adelantado que moririan varios jovenes y no les hubiesen dicho el nombre, no habrían ido la mayoría, porque la muerte es algo muy serio y con consecuencia de dolor muy grave para las familias y cercanos.
    Ello indica que los adolescentes siendo inteligentes, no tienen conciencia para valorar por si sólos en algunos momentos y circunstancias con acierto. Necesitan la ayuda de los padres y personas maduras.
    El error mayor es permitir que el ocio de hoy tenga tanto riesgo y tan poca vida de disfrute verdadero.
    ¿Qué hace ese cerebro del joven encharcado de alcohol? anular la voluntad.
    ¡Gritos que no son música, saltos que no son baile, mezclas de sonidos que no les dejan comunicarse ni recrearse escuchando!…ruido, bebida, drogas, que no dejan estar con la mente despierta. Eso hacen de nuestros jovenes hoy quienes ofrecen fiesta. Pero la cobran y bien cara.

    ¿Si no tienen trabajo, porque no buscan un medio de disfrute al aire libre donde su ingenio y edad expresen y busquen relacionarse sin hacerse daño?.
    La luz es un servicio muy caro y la noche necesita mucha luz, empecemos por aprovechar la luz del día si queremos de verdad ganarle a la crisis. Camareros, bares, salas de fiesta abiertas cuando se ve, darán su rendimiento. Seguro que sobraban esos policias que nos cuestan dinero, esas personas de seguridad que encarecen, esas mediciones de alcohol. Hay mucho gasto de mantenimiento buscando un orden y seguridad posterior que termina con muchos muertos en carretera por abusos de sustancias.
    La noche de fiesta, altera el ritmo del sueño al estudiante, al trabajador, a los padres que se quedan preocupados.
    Muchos suspensos de universidad vienen de no dedicar tiempo al estudio y al descanso necesario (pero se exigen becas y ayudas).
    Bajas por depresión y otras causas producidas por cambios emocionales.
    Seamos serios, estamos engañando a nuestra juventud permitiéndoles creerse que ellos así son más libres o más felices.
    Las estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, siemprre han existido en la naturaleza y el hombre, y quienes hemos pasado antes por alguna de ellas conocemos de que van, no nos distancian los años, hoy nos separa la valoración erronea que se está haciendo de la realidad, permitir hacer creer que una primavera es eterna y que los frutos no tienen cuidados. Los jovenes para mi hoy, están más manipulados que nunca, pero hacia un abismo donde lo primero que pierden es su capacidad de poder mostrarse con voluntad eligiendo lo que no se lleva y si lo que le conviene y le gustaria.
    ¡no depender de tanta gente y tantas cosas programadas por quienes no buscan más que lucro!.
    El ocio puede ser gratis y mucho más cálido, no nos dejemos engañar.

  18. scientificwayoflife:

    La Ciencia sabe ya bastante cómo somos y cómo nos comportamos. Sabe que el efecto del alcohol en nuestro cerebro nos hace ver la realidad de forma distinta y todos sabemos (porque hemos sido jovenes) que nos gusta pasarlo bién, socializar, ligar, gustar a los demás, que te gusten, etc. Hasta ahí todo bien (bueno….lo ideal sería que para pasarlo bién, las personas de forma natural tuvieran esa energía, ese contento, esas ganas de vivir y pasarlo bien como para no tener que necesitar recurrir a métodos etilo-drogo-artificiales para que se te quite la verguenza). Pero las cosas son como son y, los responsables de estos eventos han de saber que todas estas desgracias ocurren por falta de previsiones, falta de profesionalidad, no querer gastarte el dinero necesario para contratar al personal de seguridad suficiente, irregularidades en la organización, en el aforo, en las salidas de emergencia, pero sobre todo, todo….!muchas ganas de querer ganar dinero, pagar impuestos por un aforo inferior y además hacer negocio con los jovenes (mayores de edad o no) que al no poder pagar la entrada para ver a su ídolo se quedan en las afuera del recinto, escuchan la musica, hacen botellón, se colocan, les cobran 10€ por estar allí aparcados y…..no poder hacer nada para evitar que esa mezcla de euforia+alcohol+droga+su dj preferido hagan lo que sea necesario para entrar (lamentablemente por la única salida por donde otros querían salir).
    Ciencia si. Explicaciones sociologicas si. Pero sobre todo “pedir responsabilidades a los estúpidos que pensaron que no iba a ocurrir nada y ahora ua es demasiado tarde para arreglarlo”.

  19. David:

    Creo que en efecto es un problema generado por la crisis, pero la crisis de un sistema que ya no se sustenta. El consumismo llevado a tal límite que ya sólo puede causar alienación y desembocar en la frustración y, después de la frustración, viene la falta de motivación de los jóvenes que no conocen otra sociedad que la actual, en la cual tener más y mejor que sus semejantes es lo único que puede aportar cierta satisfacción y si ese día lo más y mejor era estar celebrando una fiesta de Halloween, lo raro es que no hubieran 50.000 jóvenes allí enlatados.
    Eso sí que es la culpa de los organizadores por no tomar las medidas necesarias para evitar esa catástrofe… una buena analogía que señala una falta total de principios o, como bien dice alguien más arriba, el árbol que no permite ver el bosque. Pero esta falta no es por parte de esos chavales sino de las fuerzas que nos gobiernan. Los mismos que formaban parte de la organización y que por ello tapan al máximo las causas de fondo, igual que son los promotores de un sistema que sólo les beneficia a ellos y que defenderán con uñas y dientes llevándose por delante a cuantos jóvenes en cuantos festivales sea necesario.

    ¿Principios? Opino que son finales lo que hacen falta…

    Gracias Eduard y a todo/as por este momento de reflexión.

  20. UTOPÍA y flopy:

    Es triste ver hasta que punto está presente en el cerebro el miedo… un miedo totalmente desnaturalizado… pues es el miedo la causa de ésta catástrofe… ¿Que fue lo que provocó el pánico? El miedo que nos meten día a día… Yo andaba por la ruta del bakalao hace veinte años… y era muy raro ver una palea o encontrar a alguien con mal rollo. ¿Cuantos chavales habrían muerto si el motivo del pánico hubiera sido real y “todos” los presentes en el recinto hubieran corrido a buscar la salida?
    Como no cambien las cosas este miedo va a rebosar el vaso y va a provocar una revolución… basta que uno empiece a correr asustado para que todos le sigan.

    http://pijamasurf.com/2012/10/top-10-experimentos-psicologicos-que-salieron-de-control/

  21. UTOPÍA y flopy:

    Si me lo permite Sr. Punset… quisiera dejar un mensaje aquí para la juventud que está sin trabajo y, por lo que parece, sin futuro.
    El cambio está en manos de la juventud… Es la juventud la que tiene que luchar contra el sistema. Hay que luchar contra la pobreza, y solo hay un medio de luchar contra la pobreza y es luchando contra la riqueza.
    Os propongo dedicaros a hacer vídeos en contra de la riqueza… vídeos del tipo del francés Remí Gailliard… Y tenéis que seguir con las acampadas de indignados… No se puede parar!! No basta con un simple día de huelga general. Hay que cambiar el sistema y solo vosotros podéis hacerlo !!
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=TKnrP9xdFR8

  22. Pepe:

    Esto es una mierda, con 22 años no llego a un año cotizado, y de mi circulo sin embargo, soy de los que mas días tiene en la S.S. Ahora estudiando de nuevo, que remedio, que no digo que esté mal pero necesitamos una independencia económica. Encima, se aprovechan las empresas de nosotros, los jóvenes, por necesidad nos toca bajarnos los pantalones. Contratos de un día mal pagados, y llamadas para “trabajos” que previamente tienes que asistir a un curso valorado en “X.XXX €” o Empleos de Comercial a comisión son las únicas llamadas recibidas en el ultimo año…
    PD: Comentando a las 4:05 de la mañana de un dia laborable, mañana tengo clase por la tarde. Hace un año, a estas horas me estaba levantando para ir a trabajar :'(

  23. María Iris:

    Este tema se presta a volcarnos y enfrentarnos a tanta divagación deformante, primero sobre desencuentros entre mayores y jóvenes, que sólo existe, desde que algunos les hicieron creer a los jóvenes que la jerarquia y edad no debia respetarse. Que el saber está en los libros y en la inteligencia que uno tiene, haciendo de menos la historia de la conciencia, que integrada lleva a un buen uso de la inteligencia.
    Pero el mapa que los primeros hicieron, se sustenta en cuatro puntos cardinales: norte, sur, este y oeste, creando referencia y eso es básico y de mucho valor. Desde ahí siempre sabes donde estás y a donde vas.

    Al joven alejado de los suyos, de los mayores que saben y no cobran por su saber, lo está usando la calle, el ocio, la política, la divulgación disfrazada de ciencia, los medios de comunicación en redes, esa cultura de tiempo corto que dura solo con la moda del momento, pero sobre todo el joven se ha convertido en comodín de poderes que sólo pueden darse sin normas, sin límites, sin responsabilidades claras, dado que los fines son oscuros, ambiciones extremas en el terreno que sea.
    ¿Cómo van a modelar su libertad si no son libres porque los acosan por todo los lados con lucecitas que brillan?.

    El cambio climático no vino de la noche a la mañana. Los cientificos iban estudiando y tomando nota de su alteración, pero no supieron o no quisieron particiar en parar sus efectos negativos, antes de que llegaran, aunque lo iban viendo. Otros han tomado la responsabilidad de informar y exigir medidas.
    Con el hombre está pasando lo mismo, mucho se debate. Los cientificos de las distintas ramas se recrean recogiendo distintas manifestaciones, hablando de un joven diferente y mejor, pero no quieren ver que va hacía un alejamiento de su ritmo natural con deformación y alteración en el proceso, que pedirá tomar medidas.
    Regular los cuatro elementos de la naturaleza será necesario para que el clima no ataque a la vida. Y regular la información científica, poniendo tamiz e imponiendo medidas, tendrá que hacerse para que el hombre no se confunda y si se respete y se cuide.

    La temperatura es lo que mantiene el Orbe y la temperatura es lo que dá equilibrio al cuerpo y mente del ser humano. La medida no se puede dejar.
    El abuso hace las leyes y las leyes hay que aplicarlas. Un buen Cientifico lo sabe. El avance no se puede cargar lo básico nunca.

  24. María Iris:

    Quiero decir, que el abuso y la falta de límites, hizo que el código naciera y se tuviera que aplicar para regular la sociedad. Y que hay leyes naturales que el cientifico conoce o deberia conocer, las cuales cuando se descuidan degeneran la naturaleza del hombre. Éstas se deben aceptar, explicar y no cuestionar.

  25. Mª Àngels:

    Sr. Punset: realment, cregui que els que tenim adolescents a casa i tractem de compendre i compartir la seva visió del món actual, ens fem perfecte càrrec de la immensitat de presions externes que tenen que soportar.
    El seu viatge per la immensitat pot resultar molt frustrant o molt exitós, però gràcies a Déu compten amb moltes més “eines” i recursos que nosaltres no teníem a la seva edat.

  26. maricarmen:

    En algunas cosas estoy con usted,pero hoy en dia,al joven se lo dimos todo hecho,todos fuimos jovenes,y si en nuestra tierra no podiamos trabajar,a emigrar, no son luchadores,y los padres, quieren que estudien,todos a estudiar, aunque no les guste,les parece vergonzoso, por ejemplo, pener un hijo fontanero,y es tan respetable como un medico,en cuanto a celebrar,la fiesta,esa,es que en españa no tenemos,fiestas,sin copiar a los de fuera,igual pasa con la comida,que mania,

  27. Estrella:

    De acuerdo con partes de lo que se dice pero creo que son muchos , al menos mis hijos y sus compańeros que se esfuerzan mucho en sus estudios de bachiller y ESO a pesar de la inutilidad y falta de calidad en lo aprendido. No hay motivacion en la enseńanza , no se aprende disfrutando . Con el ocio pasa igual , ni es de calidad pues todos como borregos ni es eficaz la diversion , se ha de estimular con la bebida , la masa humana, y el ruido . ¿Comi se podria estular a la juventud en in ocio mas rentable y saludable para ellos y la sociedad ?

  28. ameba:

    Políticos e instituciones en el fondo muy en el fondo son personas, así que la solución puede que tenga que ir encaminada en el cambio personal que cada uno de nosotros podemos hacer, es tan absurda la sociedad que hemos construido que puede que tenga razón el cientifico que nombras a veces y habla de la vida como un accidente…… aunque siempre me queda el principio de incertidumbre para conservar el lado romántico …

  29. Marta:

    Creo que lo del Madrid Arenas, podría haber pasado en un campo de fútbol, en el Festival de San Sebastián o en el Salón de la Infancia, en cualquier sitio que se venden el doble de entradas del aforo y quien las cobra no le importen los daños que pueda causar. Tampoco a la policía, que avisada o no, debería estar pendiente de un evento, aún cuando se respetara el aforo, por si pasara algo, porque para eso está la policía, pero hoy está cargando contra las manifestaciones, y si al día siguiente se hubiera hecha una para reclamar este asunto, allí estaría para reprimirla, entonce sí. La misma policía ya se plantea que no está para eso, ya lo está diciendo su Sindicato.
    En cuanto a los jóvenes con las personas mayores, recuerdo cuan incrédula y crítica fui con mis mayores, no me extraña que ahora mis hijas lo sean conmigo, pero el resultado es que yo misma fui dilucidando cuanto me dijeron y me encuentro con el enorme cariño que me tuvieron y que yo les tuve también, y la historia se repite en la primera parte con mis hijas y la segunda confío también.
    Los jóvenes son el alma práctica del futuro, esto lo sabemos, y de nuevo queremos sean mejores que nosotros y sobre todo que no sufran lo que nosotros padecimos. Es bien difícil, por eso ellos se rebelan y quieren que su vida no sea prestada por los mayores, quieren identificación de origen personal, ser ellos mismo, a lo cual tienen todo el derecho. Lo único que nos falta es que ese derecho sea respetado más allá de nuestros hogares o del círculo de amistades, que se extienda a toda la sociedad, en donde lo que hagan también pueda ser respaldado, y que ese mundo nuevo, el de ellos, se vea cubierto de más bonito colorido que el que tuvimos.
    Frenarnos los mayores en contar batallitas cuesta mucho, lo peor es que dudan o no creen incluso de las más ciertas, pero, eso, el mismo tiempo les dará la respuesta.
    En un sociedad, o en un entorno en que todo se pueda manifestar más distendido, todo irá mejor.
    También decir que hemos de evitar el desencanto en nosotros y en ellos, para que ellos y aún con nuestra ayuda, puedan tejer ese mundo que todos queremos, que de seguro será.
    Gracis Punset por estos temas tan necesarios

  30. Enrique:

    Esto debería hacernos reflexionar sobre nuestra sociedad y su futuro, sobre la ideología que la soporta, que no ve más allá del aumento de comodidades y seguridades, la acumulación de cosas y la preservación y prolongación de la vida. Una sociedad cuya cosmología carece de trascendencia y de poesía, que concibe al ser humano como un accidente afortunado en una evolución ciega, en una batalla perdida contra el triunfo final de la entropía. Una sociedad que sacia pero que no alimenta, que entretiene pero no satisface, que alegra pero que no proporciona la felicidad.

    Todo esto se refleja en nuestras leyes educativas, en las que sistemáticamente se ignoran, se descartan o se minimizan aquellas enseñanzas y experiencias que podrían aproximarnos a eso que podríamos llamar el mundo de los sentimientos y el mundo del espíritu. Y para ello no basta con incorporar una asignatura que se llama Educación Plástica y otra que se llama Religión; no basta, y es contraproducente, con aprender mecánicamente a modelar, bailar o tocar la flauta, ni con asimilar y repetir una doctrina y su catecismo. Me estoy refiriendo a ir mucho más allá.

    http://www.otraspoliticas.com/educacion/ni-celeste-ni-terrestre

  31. María Iris:

    Hoy hemos tenido una nueva noticia en la prensa de la muerte de otro jovén por una pelea alrededor de una Sala de Fiestas en Cataluña.
    Pienso que nos desviarnos mucho al devatir, cuando queremos hacer política de todo esto que está pasando con la juventud. Los hechos aparecen en el tiempo de ocio y ligado a la música bastantes veces, espacios donde se está permitiéndo que los excesos se den, es decir, entretenimiento y cultura de hoy, donde la muerte se está haciendo normal.
    ¿Pasarlo bien tiene que terminar con el fin de una vida?.
    La juventud tiene que despertar, ella también es responsable de lo que apoya con su presencia y tolerancia quedándose impasible ante la perdida de control de unos y otros sin actuar para poner medidas en su ambiente con criterios que cambien hechos tan tristes.
    ¡Respeto a la vida de quien vive!, no se puede cargar la libertad el derecho de vivir como está pasando, entonces desaparece para alguien la libertad y la vida.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.