Autor: Eduard Punset 7 octubre 2012

miniatura del sitio webEs una alegría de la que nos podemos beneficiar todos, leer en la recién estrenada sección de «Cuídate con ciencia», en el apartado de divulgación del portal de la Fundación Eduardo Punset, el abecé de las políticas de prevención en materia de salud. Como es sabido, la Fundación ha propuesto las mil maneras de esquivar que la inevitable y justa generalización de las prestaciones sanitarias redunden en un colapso o merma de las prestaciones futuras. En «Cuídate con ciencia», se adelantan los modos de anteponer las políticas de prevención en materia de salud física, mental, ejercicio, y dieta entre otras. Los organizadores quieren alimentar el portal con las últimas novedades en materia de prevención para disponer de un banco de datos singular a disposición de todos los usuarios.

Visitar «Cuídate con ciencia»



3 Respuestas to “Cuídate con ciencia”

  1. Françoise:

    Gracias Eduardo por esta magnífica idea y esta nueva sección “cuídate con ciencia”. Todos sabemos ya de la importancia de la higiene de vida en la salud, pero conviene ir recordándolo constantemente para reducir los problemas de salud pública y su impacto socio-económico.

    Doy fé de la importancia del deporte en la salud física y mental desde una temprana edad. Personalmente, llevo practicando deporte desde muy joven; mis primeros recuerdos de deporte colectivo me remontan a la edad de 11 años, practicando football con los chicos del pueblo… (la única chica entonces pero no había desarrollado todavía el sentimiento de vergüenza…), y después en el colegio, volley ball, triatlón de competición. No era brillante, no destaqué a nivel nacional, solo modestamente a nivel regional, pero me gustaba tanto y me entrenaba tanto que me permitió evadirme de un ambiente familiar devastador, además de fortalecer mi personalidad y familiarizarme con el esfuerzo.

    Y ahora, con casi 61 años, sigo practicando deporte de forma regular. Me gusta mucho pasear por la sierra madrileña, me relaja un montón estar en contacto con la naturaleza, y voy a nadar una vez por semana. A veces me cuesta arrancar, como ayer, pero con pensar solamente en el bienestar físico y emocional que me aporta, se me va la pereza y disfruto como un pez en el agua.

    En cuanto a medicinas, me aterra ver la cantidad de recetas que se lleva la gente -joven y mayor- de la consulta del médico. Personalmente (disculpad por hablar de mí de nuevo, pero no veo otra forma mejor para demostrar la importancia de una buena higiene de vida que a través de mi experiencia personal), solamente tomo una medicina para una deficiencia del tiroides (sindrome de Hashimoto que parece ser de origen genético); no tengo problemas ni de colesterol, ni de tensión, ni de depresión…. El estrés, cuando veo que se desborda o va camino de ello, lo resuelvo tomando unos días de reposo y me escapo, a la sierra, a la playa si puedo. Y procuro relativizar mis males y tomar conciencia de todo lo que tengo y de que, en comparación con tantas desgracias como las que ocurren a mi alrededor, las mías resultan ínfimas. Mientras esté bien de salud y tenga una cabeza para pensar, unos brazos para abrazar, un corazón para sentir y emocionarme, me sentiré enormemente privilegiada.

  2. Divulgación cientifica - cuidate con salud:

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Divulgación cientifica – cuidate con salud http://www.eduardpunset.es/18788/general/cuidate-con-ciencia  por lantonio1980 hace […]

  3. mils:

    Bueno, como ya sabemos bien, siempre es mejor prevenir que curar, y siempre viene bien leer artículos del tema, pues siempre encuentras algo nuevo que te permite saber más. Gracias por el artículo, Eduard.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.