Autor: Eduard Punset 5 agosto 2012

Era amigo de verdad y querido a pesar de su voz ronca, pese a su falta aparente de brillantez; en el mundo latinoamericano fue asesor personal de todos los dirigentes que retrasaron la llegada al poder de Pinochet, que torció el rumbo de Chile durante un rato. En esta despiadada batalla, Luciano Tomassini aprendió todo de los unos y de los otros.

Acaba de ser premiado a título póstumo como el mejor autor de ensayo sobre la teoría y práctica de la política; recurrió en vida para ello a las enseñanzas del escritor británico Hugh Whitemore describiendo, simplemente, el tesón y la inteligencia de un grupo interdisciplinar de los aliados en la guerra contra el fascismo, supuestamente localizado en Bletchley Park.

Rompiendo Códigos se llamaba el grupo y fue, precisamente, gracias a esa ruptura que la impecable y portentosa Alemania de Hitler sucumbió ante la deshilvanada Gran Bretaña y sus aliados. Luciano Tomassini no pudo elegir mejor título para su ensayo que el de Rompiendo Códigos.

Bletchey Park, en Buckinghamshire (Reino Unido), donde los aliados descifraron los códigos alemanes en la Segunda Guerra Mundial (imagen: Wikimedia Commons).

Siento de veras haber estado distraído estos últimos años y haber perdido la ocasión que tuvimos tantas veces de haber repasado con Luciano lo que nos estaba ocurriendo, sin que lo notáramos. En conversaciones variadas mantenidas en Madrid, París, Londres o Washington se me estaba deletreando la ruptura necesaria de códigos por parte de los que deberían haber defendido de manera consecuente la libertad, la igualdad y la justicia del estado de bienestar.

Luciano Tomassini supo antes que muchos de nosotros dos cosas: que cambiar de idea puede ser no solo preciso algunas veces, sino absolutamente necesario. Lo más difícil, no obstante, es aceptar que a veces no hay más remedio que romper los códigos a los que nos acostumbraron. Que me perdonen mis lectores si les digo sin miramientos la verdad, si les revelo lo que sin querer y después de muerto me ha dicho Luciano.

La izquierda, pero no solo la izquierda española sino la izquierda europea, no ha sabido ni podido darse cuenta de que la gente de la calle le estaba reclamando que rompiera los códigos que la inducían a interpretar de una manera simplista y mecánica la libertad, la igualdad y la justicia por la que habían luchado sus antepasados.

En la crisis actual estamos contemplando hasta qué punto la izquierda no ha sabido romper los códigos heredados del pasado, causando un daño enorme a los ciudadanos y hundiendo el respeto del resto de los países hacia nosotros. ¿Cómo es posible que los abanderados de los más modestos de antaño no hayan sabido cambiar, ante una situación absolutamente nueva, la manera de defender la libertad, la igualdad y la justicia?

¿Cómo es posible que no quisieran ver que la suma de los endeudamientos privados y públicos representa porcentualmente más del cien por cien de la riqueza generada? Nadie le ha dicho a la sociedad española que no contaba con los recursos necesarios para devolver el dinero prestado.

Lejos de mirar la realidad, se ha puesto el grito en el cielo cada vez que el Gobierno aumentaba los impuestos en lugar de reducir los gastos. Es probable que no hiciera falta subir tanto los impuestos, pero lo consecuente habría sido disminuir drásticamente los gastos improductivos del propio Gobierno y su manera de gobernar.

Yo no he visto en las manifestaciones callejeras una sola pancarta llamando la atención de que estamos en la bancarrota ni aportando ideas sobre la mejor manera de salir de apuros. Desde la calle habría agradecido cualquier pancarta que, en lugar de insultar al Banco Central Europeo o quejarse de la insensibilidad de los países europeos, hubiera despotricado, en cambio, contra los derroches cometidos por los españoles, la corrupción solapada de estos mismos o el salto al vacío dado por tantos gestores españoles del dinero público.



41 Respuestas to “Rompiendo códigos”

  1. Françoise:

    Totalmente de acuerdo con este análisis y creo que si no ha habido ninguna pancarta en las manifestaciones callejeras contra los derroches y la corrupción cometidos por los españoles es porque le cuesta a la ciudadanía asumir su parte de responsabilidad en ello, como si la culpa y la responsabilidad tuvieran que recaer exclusivamente en los dirigentes políticos.

    Por supuesto que tienen una mayor responsabilidad porque actuaban con conocimiento de causa y a sabiendas de que las arcas del Estado estaban vacías. Pero y la ciudadanía, ¡con qué facilidad y entusiasmo se apuntó a la “presunta” bonanza económica! ¿Falta de conocimiento? ¿Comodidad o inercia? ¿Irresponsabilidad? ¿Falta de madurez política?

    Hace ya tiempo que los profesionales de la economía y la prensa nos alertaban de los peligros que se avecinaban; hace ya tiempo que las cuentas no cuadraban pero mientras no iba bien…, para qué preocuparnos!

    Tenemos que asumir todos nuestra parte de responsabilidad, dejarnos de victimismo y dejarnos de una vez por todas de guiarnos por ideologías caducadas que, si bien tuvieron sentido y vigencia en otras epocas, hoy en día ya no lo tienen. Tenemos efectivamente que romper códigos y dogmas, y buscar ideas nuevas adaptadas al rigor que los tiempos y las circunstancias nos imponen.

  2. scientificwayoflife:

    El problema de los políticos, de la politica es que los gobernantes saben desde el primer momento que van a estar en el poder por un tiempo determinado. No es como la econimía familiar: aquí sabemos que de la buena o mala administración de los recursos, ingresos, gastos, etc. dependen la vida de la familia en el presente y futuro, por lo tanto la sensatez y el sentido común impera y, normalmente se inta no vivir demasiado por encima de sus posibilidades.
    ¿Cómo van a tener en cuenta los politicos que se estan gastando mas de lo que tienen?…sus amigos los banqueros siempre han estado ahí para ayudarlos….¿qué problema hay?
    Yo creo que pretender que algunos de los gobiernos en el poder hubieran tenido en cuenta el tema de la deuda, habría sido tarea ardua. ¿Cómo no iban a seguir gastando para seguir haciendo construcciones innecesarias, para seguir perpetuandose en el poder? Nos tendríamos que haber dado cuenta todos, no solamente “Luciano”….y, seguramente han habido muchos lucianos pero, “who cares?” cuando había café en abundancia para todos.
    Para mi, todos somos culpables en alguna medida de lo que ha ocurrido, pero los que más han sido los políticos y banqueros. “El binomio mas peligroso que jamas se haya dado” : Codicia y poder, juntos nos han llevado al lugar donde ahora nos encontramos.
    !Lo que hay que romper es lo que no funciona, no a nivel colectivo, sino individual!

  3. Purificacion Mañez:

    si el mundo se uniera prodriamos conseguir todos los derechos y libertades pera el ser humano

  4. maria:

    Eduardo en cunto a las pancartascreo que te equivocas. Realmente puede que no hayas visto pancartas. Primero, porque algunos medios evitan que salgan pero creo que si miras cualquier red social veras que la gente si despotrica contra eso. Que no se haga nada al respecto, si bien es cierto pero no sabemos que pasara en el futuro porque las redes sociales estan ardiendo y seguiran asi hasta que no se solucione.

  5. mercedes:

    Hola seños Punset soy una seguidora suya y me hace pensar,que con el ritmo de vida que tengo a veces me es dificil hacerlo,yo creia en la izquierda ciegamente ,soy una enamorada de Felipe Gonzalez y creia en Zapatero pero la realidad me ha superado y me ha decepcionado de la izquierda que se ga comportado muchas veces en la derecha y no ha estado a la altura de la circunstancias.Yo pienso que la economia es al final como la de tu casa en la que yo no puedo nada más que que ihipotecar solo la vivienda ,lo demás lo tengo que conseguir ahorrando poco a poco,pero ahí estan los bancos para ofrecernos lo que necesitamos,y nosotors saber decir nooo.Un cordial saludo y me encanto su casa.BESOS

  6. Mercedes Gómez:

    Mi querido y admirado Punset, creo que no ha estado en ninguna manifestación, ya que hubiera constatado que todo eso que ha echado de menos aparece continuamente en las pancartas. Un saludo

  7. Nilo:

    Buenos sr. Punset, soy un español adoptado como dice una religiosa en HH.
    Desde hace algún tiempo atrás he seguido el programa de redes, la verdad es que la primera vez que lo vi me impacto. Se trataba sobre las plantas, el sentir de ellas.
    Soy de Ecuador un país muy rico en Biodiversidad.
    Sus comentarios y programas señor Eduardo me parecen interesantes.
    Solo me queda humildemente darle las gracias por su aporte a una sociedad un poco mejor “Gestionar los sentimientos” Dijo usted una vez, asignatura de primer orden……tiene razón. Un abrazo señor.

  8. Mark Roberts:

    Sr Punset

    ¿Qué opina sobre el capitalismo cognitivo? ¿o sobre la idea de Moulier Boutang de imponer una renta básica financiada mediante una tasa polen? ¿debería el pueblo reclamar democráticamente una medida de este tipo?

  9. rafael tomás vidal:

    Soy un admirador suyo en cuanto se dedica a comentar Ciencias.
    Cuando se mete a comentarista sociopolítico, como en este articulo, no
    puede evitar la cuestión principal: el Medio que le publica es de derechas. Es cierto que parte de la izquierda E. se entregó al capitalismo
    total y abandonó consejos de austeridad a los electores (nadie votaba a
    quienes hablaran de burbujas en los años 80….) Ahora bien, escribir que la Crisis socieconómica más grave desde 1929 es solo culpa de la Gauche, parece algo bastante parcial. Y no creo que el sr.Punset sea como los JJsantos y compañía. En cuanto a Bletchey Park, sería bueno para la verdad histórica lo que les ocurrió a los ángeles de Cambridge. pasaron de ser ángeles luchando en contra de los nazis pero al final de la guerra, pasaron a ser caidos….Igual que quienes lucharon en las brigadas internacionales. En fin, que ni el gran Punset puede huir del money y acercarse un poco a la verdad empirica.

  10. supernova:

    Señor Punset, en cierto modo tiene razón. Pero es para lo que fue creada esta sociedad en la que vivimos aborregados. Derechas o izquierdas. Llámalo X, la cuestión era crear una sociedad aborregada que no se preguntara y si…? Teníamos lo elemental PAN Y CIRCO. Ahora el gobierno dice hay que ceñirse el cinturón, claro que obvian que que no se ceñirán el suyo. Hoy en día quizás nos deberíamos plantear una reforma de las cortes. Menos políticos pero más eficientes, una burocracia más dinámica, recordemos que ahora los despachos son virtuales.
    Hay que reaccionar y darnos cuenta de que el pan bueno se mantiene varios días y el circo pueden ser los museos y las calles de la ciudad o de los pueblos. El gasto indiscriminado nos hace vulnerables.

  11. maria Dolores:

    Sr Punset :He leído y oído muchas cosas no se en realidad en que año empezó la crisis , en mi familia todos hemos sido trabajadores ,cuando nos a sobrado nos hemos dado caprichos y cuando hemos ido justos hemos hecho recortes .La mayoría nunca a ahorrado porque no creímos ívan a llegar estos momentos tan duros.Yo creo que la culpa es de todos ,pero se podía haber evitado ,si los economistas gobernantes y la gente que nos dirige lo hubieran previsto ,que para eso cobran y para eso los votamos ¿ como vamos a tener confianza en ellos? Un abrazo Punset

  12. Pep Peragón:

    Totalmente de acuerdo Eduard!!!
    Pep
    http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com.es/

  13. Salvador:

    Lo que pasa es que el estado del bienestar es antilibertad y la igualdad que proporciona también, la autentica igualdad es la igualdad de coacción, que ha de ser 0, no se igualarán los resultados pero será justicia.

  14. Gabriel Vázquez Torres:

    ¿A qué izquierda se refiere el texto? ¿a la que ofrece el PSOE? Según mi conocimiento, eso no es la verdadera izquierda.

  15. juanfra:

    Sr. Punset, si vd. que es una persona muy inteligente (sin sarcasmo alguno), que está en contacto con expertos relevantes en muy diversas materias, que ha tenido la oportunidad de observar como evolucionaba económica y socialmente este país desde Madrid, París, Londres o Washington admite y lamenta haber estado distraido estos últimos años y no haber percibido “lo que nos estaba ocurriendo, sin que lo notáramos”, póngase en la piel de la mayoría de los ciudadanos que hemos tenido que aprender lo poquito que sabemos de economía a marchas forzadas para intentar comprender minimamente que leches estaba pasando a nuestro alrededor.
    Hay tantas realidades como observadores. Yo la única responsabilidad que admito en esta crisis es haber creído ingenuamente y durante mucho tiempo que la macroeconomía era algo complejísimo de la que se encargaban unos tíos muy listos que hablaban un metalenguaje que el común de los mortales eramos incapaces de comprender. Yo, a mí trabajo y a mí hipoteca, que no le falta nada necesario a mi hijo y poco más. No tenía ni idea de estar poniendo en riesgo el sistema financiero internacional. No sabía que estaba viviendo por encima de mis posibilidades. Aún a día de hoy, convencido ya de que estos tíos no son tan listos y de que la economía no es algo tan complejo como nos querían hacer creer, sigo sin saber como puede una persona vivir por encima de sus posibilidades. Me encantaría probarlo, de verdad, saber que se siente. Ignoraba también que la suma de los endeudamientos privados y públicos representan porcentualmente más del cien por cien de la riqueza generada. Se me pasó por alto, estaba distraido. Yo. Mi realidad.
    Los que tenían que velar por nuestros intereses, los que tenían que poner freno a este sistema perverso de endeudamiento continuo (que es a los que creo que se refiere vd.) no es que no se dieran cuenta, es que son parte imprescindible del engranaje.
    Sinceramente le admiro y soy fiel seguidor de Redes. Lo veo siempre, entenderlo ya sería nivel 2, pero nadie puede saberlo todo sobre todo y en este artículo o post o como se diga este año y en otros de similar tenor escritos por vd. discrepo en muchos aspectos. No es ninguna crítica. Es su observación. Su realidad.

    Saludos.

  16. Ana:

    No estoy de acuerdo con su opinión, he visto pancartas en las que se decía , yo no tengo deuda yo no pago, una solución por ejemplo, ya que el banquero Alemán presta grandes sumas de capital, sin certeza de cobrarla, quiere decir que es inepto, por otro lado se lo presta a los mismos que nos han dejado sin la naturaleza en el litoral, o lo que es lo mismo los amigos de Aznar constructores generadores de la burbuja inmobiliaria.
    También he visto pancartas en las que reza proclamas hacia la Iglesia, concretamente hacia la Católica, para que pague los impuestos equivalentes a los que debemos pagar cada ciudadano, también he visto pancartas en las que podemos leer, casa real parásita, cierto es que suponen un gasto aproximado de unos 400000000 € de las arcas públicas y a mí no me representa un Rey que caza Elefantes, y su yerno supuesto evasor, etc.
    En definitiva no creo que no se aporten soluciones, lo que ocurre es que nuestra mente sólo ve lo que quiere ver, eso usted y yo lo sabemos.
    Saludos

  17. Lola Carrasco Barrado:

    Para llegar a la conclusión a la que ha llegado Punset se necesita cierta clase de inteligencia de la que por desgracia carecen los políticos; y de esto sí que tenemos la culpa los ciudadanos por votarles.

  18. Pedro:

    Este gobierno es como la Naranja Mecánica, los mismo de hace 30 años

  19. Pedro:

    A cuantos de nosotros nos han enseñado cómo funciona? , cómo vamos a intentar siquiera opinar sobre los dirigentes y sus decisiones si conceptos básicos se me escapan al firmar un documento bancario.
    Siempre me enseñaron, si no sabes calla…ahora a fuerza de malas notícias, empezamos a entender una pequeña parte, nos damos cuenta de que la economía a gran escala no difiere mucho de aquella que debemos gestionar a diario.
    La política y sus gestores de un país emergen de la misma sociedad, son realmente tan diferentes de la cuidadanía?.
    Prueba-error, ese fántástico método natural de enseñanza, es el que nos lleva al éxito sólo después del fracaso.
    Bendita clase magistral en la que nos encontramos.

  20. subtomas:

    Chapó.

  21. Montserrat Lledó:

    Hay mi respetado Eduardo… Quizas antes de sali a la calle a protestar, se tenga que dar un repaso al “dietario” domestico, es un elemento que, por mis conversaciones com las personas de mi entorna habitual, no conocen ni lleva, dicen que es una perdida de tiempo. Em casa, con las diferencias pertinentes, siempre se ha equiparado la economia domestica con la del país… Tal vez sea un error. Honestamente le dire, que, me ha costado mucho poder trabajar, tengo un grado de discapacidad en mi mobilidad, que me lo ha puesto complicado, gracias a las politicas de inserción laboral, al fin he podido trabajar hasta donde mi cuerpo me lo ha permitido. La politica de Bienestar Social de reinserción, funciono, pero nuestros sueldos son y han sido, en ralación el sueldo mínimo interprofesional. Porqué los sueldos de nuestros politicos y de los gestores de empresas publicas no se rigen por este mismo patron. es que ellos no trabajan… Porque ellos no se rigen por el sueldo minimo interprofesional, teniendo en cuenta las justas dietas que por su cargo puedan necesitar, pero, eso, si, rigiendose por la más estricta honestidad. Tarde o temprano tendremos que repasar nuestra etica personal

  22. María Dalurzo:

    Mas allá del comentario sobre las razones por la que la izquierda se haya o no dejado arrastrar por la vorágine del “gasto” y la impudicia y la desverguenza de la corrupción, decirle señor, que yo no he cometido derroches, que yo no he sido una persona corrupta, que no he vivido por encima de mis posibilidades. Y como yo muchisimas personas de bien que no nos merecemos lo que pasa. Así mejor que nos apliquemos el cuento donde toca… el poder es el corrupto, el que ha gastado mas de lo debido, y los bancos quienes han ejercido de corruptores… ante un sistema que cae por su propio peso, vitoreando al que pisa mas fuerte, al psicopata de turno que se monta sobre la deslealtad y el afan desmedido de ganar mas y mas… y que sobre todo, tiene leyes muy a proposito para evitar cualquier cambio dentro de el.

  23. Raúl:

    Es precioso el recuerdo de este hombre al que usted referencia, sin embargo el resto de la entrada habla de algunas cosas que poco tiene que ver con lo dicho anteriormente

    “Yo no he visto en las manifestaciones callejeras una sola pancarta llamando la atención de que estamos en la bancarrota ni aportando ideas sobre la mejor manera de salir de apuros”. Mire usted, no sé si es que dependiendo el lugar se llama la atención sobre otras cuestiones, sin embargo, yo he visto pancartas sobre las 2 cuestiones “llamando la atención sobre la bancarrota” y por supuesto “aportando ideas sobre la mejor manera de salir de los apuros”, y que curioso que en visión de este humilde que escribe esto, una de las soluciones es detectar a los causantes de tales atrocidades, a saber, el Banco Mundial (BM), Banco Central Europeo (BCE) y la insensibilidad de países europeos, o más bien (sin generalizar), gobiernos europeos tan insensibles como para guiarse de nuevo en guerras, esta vez económicas que evidentemente son las que causan estas bajas ciudadanas en motivación, ganas y cada vez más frecuentemente en vidas.

    Fuera de etiquetas políticas de izquierda o de derecha, el derroche no suele estar perpetrado por una persona con limitados estudios y que entra a trabajar en la construcción de antaño. A estas personas se les daba la posibilidad de tener una vida, y comprarse un coche a lo sumo, formando una familia puede que fuera un derroche poniéndose en mente de clases trabajadoras. Pero el verdadero derroche, está perpetrado por aquellas personas que verdaderamente han derrochado. Personas que han estafado a hacienda, teniendo sobresueldos y sueldazos para pedir ayudas, por ejemplo teniendo un gran patrimonio de pisos sin declarar. O aquéllos que pertenecen a dinastías de antaño que todavía no se han demolido y que encima, tienen los favores de todos los gobiernos y gobernantes que han habido.

    Me parece todo oportuno, excepto advertir que sólo la izquierda no ha sabido cambiar. Entonces llamemos a cada grupo por su nombre. Porque los “demócratas” entonces no son aquéllos que se hacen llamar demócratas, así como, tampoco tienen por qué ser considerados de izquierda aquéllos que se hagan llamar así y liberalicen mercados. Otra excepción al artículo con la que disiento es la anterior mencionada: En la calle si se han mostrado pancartas aludiendo a lo que hay gente que puede haber no visto, pero que sí se han mostrado. Es más, soluciones se intentan confeccionar a diario desde algunos grupos trabajando sin paga para ello (trabajo que es remunerado a políticos que siquiera se pasan todos los días a debatir las leyes que se aprueban).

    Siento la extensión de mi comentario y me alegra saber que su amigo se lleva palabras de reconocimiento y recuerdo de usted.

  24. Eduardo Maza:

    Comparto plenamente su reflexión Sr. Punset, mientras el comportamiento de la izquierda no rompa códigos y siga amparándose en las visiones reducionistas, parciales y sesgadas de las demagogias incompetentes y se adhieran a esas manifestaciones masivas e impersonales seguirán dándole méritos a la incompetencia, y en este vida quien escribe ésto, le tiene mucho miedo a la incompetencia, pero nada de miedo a la competencia. Propongo que entre todos y desde el poder de lo pequeño, iniciemos cada un nuevo código de comportamiento: competencias creativas, innovadoras, las hay, yo me apunto, ¿quien más……?

  25. jose:

    No hay ninguna pancarta te aseguro que si todos los responsables estuvieran en la carcel tendrias tus pancartas con nuevas ideas.

  26. MNQ:

    Quizás las pancartas en la calle no dicen mucho, aunque yo si he visto alguno. Donde sí se ven más comentrios sobre este tipo, denunciano los gastos del gobierno, es en las redes sociales, sobre todo twitter.

  27. bigkerman:

    Lo siento, a mí es tu interpretación la que se me antoja simplista.
    No se puede considerar el movimiento izquierdista el culpable de las desafortunadas políticas llevadas a cabo. Los responsables de ello son los políticos y partidos que han ostentado y ostentan los poderes ejecutivo y legislativo. Esas personas que, lejos de verse afectadas por las políticas que ellos mismos han aplicado, han seguido más o menos igual dado su amplio margen de maniobra pecuniario.

    Si ha habido un problema en la izquierda, ése ha sido que los partidos y representantes políticos que supuestamente debían posicionarse en ese terreno no han sido lo suficientemente izquierdistas, por haberse sentado en una posición moderada y centrista, conservadora, lo que nunca fueron “sus antepasados”. El problema es que esos “abanderados de los más modestos de antaño” de hecho han cambiado “la manera de defender la libertad, la igualdad y la justicia” de antaño: han dejado de hacerlo.
    No han querido ver ni mostrar a la ciudadanía “que la suma de los endeudamientos privados y públicos representa porcentualmente más del cien por cien de la riqueza generada”, no les ha interesado que la población tuviera esa información porque sabían que ello podría generar cambios en su propia situación (como, espero, debería ocurrir en lo sucesivo).
    El problema no ha sido la izquierda, sino que los representantes políticos han asumido un papel de clase social, y que como tal han observado que les es más conveniente posicionarse y actuar de una forma conservadora, es decir, a la derecha.

    Otra puntualización:
    Los impuestos son aportaciones que hace la población para realizar gastos por un bien común. Sería lógico que aportase más quien mayores posibilidades tuviese. Reducir impuestos trae consigo no poder llevar a cabo algunos gastos, lo que a su vez significa menos derechos para los ciudadanos, especialmente para aquellos con menos recursos ya que en ellos se sustentan los gastos sanitarios, educativos y sociales públicos. Mucho ojo, por tanto, con quienes ofrecen reducir gastos e impuestos.

  28. miguel valentin:

    Le recomiendo que lea este artículo si cree que la propuesta derechista sí es una solución.
    http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2012/08/07/el-coste-social-del-primer-rescate-blando/
    Un saludo.

  29. CARLOS HOLGADO:

    Gracias Sr. Eduardo Punset por decir las cosas con la claridad necesaria …..

  30. angelsrosell:

    Estoy en parte de acuerdo con usted, pero el ciudadano medio es básicamente inmaduro, como demuestra continuamente en sus actos y actúa por impulsos poco pensados, por lo tanto, esta inmadurez ha de ser suplida, por los poderes que pueden fiscalizar y controlar éstas actuaciones y reconducirlas hacia actuaciones lógicas que no pongan en peligro su propio bien y el general. Por lo tanto, el responsable último son estos poderes no los ciudadanos poco responsable de sus actos en su mayoría.

  31. Paloma:

    Sr Punset, leyendo su comentario “Yo no he visto en las manifestaciones callejeras una sola pancarta llamando la atención de que estamos en la bancarrota ni aportando ideas sobre la mejor manera de salir de apuros …” me hace pensar que ha estado en pocas manifestaciones e ignora bastante todo lo que se está trabajando desde abajo con muchísimas personas dejándose la piel y ofreciendo alternativas. Creo que al igual que los políticos está bastante alejado de la “calle”. ¿O cree que el empoderamiento del pueblo se consigue en 4 días con un bipartidismo que no hay quien lo rompa y es el que está impidiendo que se escuchen voces nuevas con alternativas, que sí las hay pero ni al PP ni al PSOE les interesa.

  32. Raskolnikov:

    Sr. Punset:

    La izquierda no está en eso, la izquierda está en desvalijar supermercados, haciéndonos quedar como un país del cuarto mundo.

    La derecha directamente no está… y a estas alturas ya no se la espera. Ha abdicado de hacer nada y solo piensa en sus Olimpiadas en Madrid y su Ave a Galicia.

    Nuestra propia autoceguera facilitará que la necesaria catarsis del país sea dirigida por un grupo de tecnocratas alemanes. La ruindad y la cortedad de miras que tiene toda la clase política harán el resto…

    Tenemos el país y la clase política que nos merecemos, no hay duda…

  33. Laura Rey:

    Me gustaría destacar que en todas las manifestaciones callejeras en las que he acudido, y non han sido pocas, si se alude a la bancarrota en la que estamos y se ofrecen soluciones como el disminuir el gasto militar, impuesto a grandes fortunas… Desde luego lo ultimo en tocar debería ser la sanidad, educación, y I+D… Tendremos un ejercito que nos defienda pero antes nos va a matar el hambre.
    Y dejeme decirle, que los ciudadanos votamos a personas para que nos gobiernen y busquen soluciones, que para eso tienen muchos asesores( aquí tb podríamos hablar de recortes) y no se puede responsabilizar a los ciudadanos a que busquen salidas a la crisis. Los ciudadanos de a pie queremos trabajar y que nos nos roben y estafen políticos y miembros de la familia real y banqueros…. Cuando descubrimos que nos están robando todos estés que tendrían el deber de protegernos salimos a la calle a pedir que nos devuelvan los que es de todos.
    Un saludo.

  34. Marta:

    Creo que sí lo ha hecho, Eduard, pero sucede que como llevamos varios años sufriendo sobre nuestras carnes la crisis, con remordimiento por nuestros errores, que cuando los dirigentes vienen a recortar, nos recoran de nuevo a nosotros, ls que ya llevamos en el paro años, pasándonos por la cara, no nuestras facturas que las hemos pagado con sufrimiento, si no las facturas de esos dirigentes con sueldos imponentes y sin humildad para reconocer, que después de la ruina de nuestros, ellos son los culpables de que la sigamos teniendo. deberíamos hacer como en Islandia y mantener la Asamblea como medio de discusión y de tomas de decisiones para el país. De momento, seguimos en un mar enardecido cada vez más, y la respuesta de los dirigentes es que aún no reconocen que ocupan sus lugares con el dinero, no solo de los que trabajan si no de todos los ciudadanos. Ni siquiera los ciudadanos son conscientes de quien es quien y por esa fala de unidad y de sentido de solidaridad aún la misera sigue adelante. No hay interés de los dirigentes para solucionar el problema de los ciudadanos, solo piensa en pintar las paredes sin observar que la despensa está vacía para los más necesitados de la casa. Una buena gestión, con solidaridad y calma, esas han de ser hoy nuestras herramientas. Suerte a todos

  35. Enrique Zafra:

    Vivimos en un sueño y por fin alguien se atreve a decir lo que se considera tabú en muchos ámbitos sociales.

  36. Maria:

    Yo sí he visto una pancarta significativa contra la corrupción, gráfica y breve: “No hay pan para tanto chorizo” ¿que le parece???

  37. Marg:

    Me suele ser complicado leer artículos de política o ámbitos similares, supongo que por mi inconformidad con la clase dirigente independientemente de su color o símbolo. Aunque reconozco que me puede mas bien el tedio, pero leer sus artículos por alguna razón se me hacen amenos, sencillos de entender y de gran capacidad expresiva. Gracias

  38. Ana Suárez:

    Estoy de acuerdo con este análisis de la crisis.

    No sólo es cierto que la izquierd ha perdido una oportunidad de oro, lo es también que ha establecido mecanismos económicos y políticos que lejos de beneficiar a los más débiles les ha perjudicado.

    Fue el PSOE el que introdujo la figura de las SICAV, en las que los grandes patrimonios tributan al 1%, así que para qué ir a un paraíso fiscal si en España pueden hacer lo mismo, e incluso más que en algunos de ellos, en los que se tributa a tipos reducidos, que suelen ser mayores que ese 1%. Por supuesto hay que tener unos 3 millones de euros para poder tener una SICAV, lo que la mayoría de los españoles obviamente no tenemos, mientras tributamos a tipos impositivos que comparados con ese uno por ciento pueden ser calificados como mínimo de broma pesada.

    Recomiendo el documental la Doctrina del Shock, que se pasó en la 2,seguida entre otros por Pinochet y su amiga Margaret Thatcher, y cuyos coletazos siguen provocando tremendos perjuicios en Gran Bretaña, y que en España nos están imponiendo desde hace tiempo.

    Como dijo Roosevelt sólo tenemos que temer al miedo.

    En este enlace puedes ver el documental completo en español de la Doctrina del Shock

    http://elmetodosedona.blogspot.com.es/#!/2012/07/la-doctrina-del-shock.html

  39. Lorena:

    … desde el respeto profundo, pero he de decirte Eduard que se te ha ido un poco… lo que es verdad para un individuo puede no serlo para un grupo y viceversa (¿te suena?), el que tú no hayas visto ciertas pancartas o escuchado ciertas asambleas con ciertas propuestas, el que tú no hayas entrado en foros donde se proponen esas “soluciones” no quiere decir que no las haya (y no pondré un solo enlace a alguna de ellas porque me daría vergüenza poner algo que con ayuda de un buscador web se hace en un minuto)… otra cosa es que quienes tienen que escucharlas no quieren…
    … en una cosa te doy la razón y es que la culpa es nuestra, de todos, pero no por los motivos que esgrimes, no pretendas cargarme a mí (y a much@s otr@s ) el suicido y asesinato de inocentes cuando he sido su defensora…

  40. Gina:

    Suscribo al completo lo expresado el día 5 de agosto por Juanfran, creo que ha expresado concisa y claramente la situación del común de los ciudadanos.
    Solo añadir que en el desarrollo diario de nuestro trabajo (el de cada uno de nosotros) se nos exige eficiencia y resultados, de no ser así lo perderíamos.
    Los ciudadanos, como empresarios de los políticos, exigimos eficiencia en su gestión, pero por los resultados que vamos viendo podemos afirmar que desde hace muchísimas legislaturas nuestros asalariados no han hecho bien su trabajo. Muy al contrario han defendido y protegido a sectores que les ayudan a pagar las campañas electorales (con las consecuentes contrapartidas), en lugar de defender los intereses de quienes les pagan y mantienen.
    La política no es sino una agencia de empleo, donde sus élites van de la mano de las económicas, religiosas…etc.
    No he visto un solo partido político que presente para el pais un proyecto integral de crecimiento sostenible y justo.
    Por otro lado hay un problema importante para los ciudadanos, la indignación, quejas, frustraciones, etc. no encuentran un canal único de convergencia que aune esfuerzos y pueda llegar a impresionar a los políticos.
    Desde el sistema económico imperante todo está muy bien enlazado y las élites de instituciones de todo tipo tienen sus propios intereses de perpetuación en el poder, por lo que no sirven para canalizar los intereses y protestas generales. Este es quizá el principal prolema.
    Las redes sociales están incendiadas de indignación, pero no hay unidad de canalización de dicha indignación. Y si aparece algún conato de unidad el sistema lo fagocita, lo suprime o lo desprestigia.
    Pese a todo lo anterior no soy pesimista y creo que otro mundo es posible.

  41. Maria de I:

    Gracias por este artículo, señor Punset. A mi me parece que no sólo Ud. estuvo “distraído” por mucho tiempo, cuando se ha educado a la gente que comprar es la finalidad de la vida… la gente se sumerge en esa (agradable) distracción, y si firmando aquí y allí se obtienen cosas hermosas, nuevas y aceleradamente renovables… pues allí va la masa: a endeudarse que la vida es hoy y todo el mundo lo está haciendo !
    Yo soy vieja y poco moderna. Vengo de una infancia pobre y no me creo que artículos nuevos me harán mejor persona… pero no se imagina Ud. cuánta gente me ha dicho que si todos fueran como yo… aún estaríamos en la edad de Piedra! La gente se compara unos con otros, si aquél compra y yo no.. seré “menos” ¡qué vergüenza! . Qué dirán mis amigos! ¡Que soy un tacaño! Así que por cara que esté saliendo, amigo nuestro, ésta es una magistral lección de vida ! … Y que el que pueda aprender que aprenda .

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.