Autor: Eduard Punset 3 junio 2012

No es que no me guste; normalmente es que no me apetece. Hay gente que se pasa la vida hablando todo el rato de sí mismos en lugar de limitarse a relatar lo que les pasa a los demás. «¿Está probado?», acabo interrumpiendo a los que no se cansan de hablar de uno mismo. «¿Qué dice este?», contestan. Ni se les ocurre que, por decirlo, ellos también debieran probarlo.

Pero esta vez voy a hacer una excepción; no sé por qué, pero no importa. Por lo menos lo que voy a divulgar está probado. El expresidente del Gobierno Adolfo Suárez quiso que formara parte de su último Gobierno hacia el final de la Transición y llamó por teléfono a lo que era entonces el número privado de nuestra casa en Aravaca.

Había figurado en su primer Gobierno democrático como secretario general técnico del Ministerio de Industria, que iba a dirigir el abogado del Estado y gran amigo Alberto Oliart; la idea de mi inclusión no era solo de Alberto, sino también del primer vicepresidente del Gobierno Enrique Fuentes Quintana, economista, porque él estaba convencido –estaba probado– de que a los industriales españoles les convendría tener en el Ministerio de Industria a alguien no necesariamente implicado en intereses industriales, sino puramente en la consecución del equilibrio económico. En aquel primer Gobierno de la Transición se firmaron los famosos Pactos de la Moncloa, y todo funcionó bastante bien.

Eduard Punset con Adolfo Suárez (imagen: Grupo Punset Producciones / Fotografía Zais).

Alguien había convencido al presidente del Gobierno Adolfo Suárez de que yo figurara también en el que iba a ser su último Gobierno, justo antes del golpe militar del teniente coronel Tejero. Las conversaciones con la Unión Europea estaban totalmente encalladas y no estaba claro si España podría alcanzar, a pesar del prestigio de haber sabido salir de la dictadura y entrado en la democracia, el objetivo de ingresar también en la Unión Europea.

El que iba a ser vicepresidente del último Gobierno de Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, había sido hasta entonces ministro de Relaciones con Europa y no se cansó de insistir ante el presidente Adolfo Suárez –de quien dependían los nombramientos– en que quien lo sucediera podía hacerlo con la categoría inferior de secretario de Estado. Nunca entré en el detalle de la cuestión, pero tenían cierto sentido los argumentos de Leopoldo: si el inminente vicepresidente del nuevo Gobierno acababa de desempeñar el cargo de ministro para las relaciones europeas y conocía, por lo tanto, los entresijos de la negociación, ¿para qué necesitaría un ministro para desempeñar estas funciones? Le bastaría con un secretario de Estado, venían a decirle sus asesores.

¿Para qué quería el Gobierno un ministro de Relaciones con la Comunidad Europea si ya tenía un ministro de Exteriores en toda regla? Por dos razones muy sencillas: primera, porque la entrada o salida de Europa era ya tan esencial como es hoy; por ello, la propia Unión Europea exigía al país candidato que su interlocutor tuviera la categoría de ministro. Segundo, lo que yo expliqué a los propios asesores de Suárez y que lo llevaron a este a descolgar el teléfono para llamarme con el siguiente saludo: «De acuerdo, ministro».

La negociación con Europa nunca fue sobre el texto aprobado de la Unión Europea, que estaba escrito en la pared. De lo que se trataba era de negociar con las instituciones, los empresarios y los grupos de interés españoles para que asumieran los cambios necesarios de su apertura en el exterior. Se necesitaba un responsable en el Consejo de Ministros no tanto para negociar con Europa como con los españoles. A veces me da miedo que se olviden de ello mis amigos Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro, De Guindos, Rubalcaba o medio país.



20 Respuestas to “Escrito en la pared”

  1. Redes para la Ciencia » Escrito en la pared:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  2. José Luis:

    Me temo que de los españoles sólo se acuerdan en las elecciones, cada cuatro años, nos mienten de nuevo y durante cuatro años más sólo se acuerdan de sus propias familias, banqueros, que suelen serlos mismos y de agradar a la parte germana de , la parte esa que se llama Angela Merkel.

  3. Eduardo García:

    Estimado tocayo,

    mucho me temo que la política ha cambiado enormemente desde aquellos tiempos. El sentido de estado y la responsabilidad que demostraron los gobiernos de Suárez y la oposición democrática del PSOE y del PCE creo que hace tiempo se han perdido para siempre. No solo eso, las instituciones que nacieron en aquellos años llenos de esperanzas, hoy en día atraviesan su peor momento, o al menos así lo percibimos los ciudadanos, como demuestran las encuestas. Quizá esta crisis económica solo está destapando una crisis más profunda, una crisis sistémica como ya he escuchado decir, en la que mucho ha tenido que ver el desapego de la clase política hacia la sociedad por una parte, pero también el desinterés de la ciudadanía por la cosa pública, algo que en aquellos años setenta y ochenta no habría sido comprendido, tras años de lucha por conseguir que el destino del país lo decidieramos entre todos, y no un puñado de oligarcas. Creo que todos, representantes y ciudadanos, hemos traicionado el legado de aquelos años de transición, y eso es algo que, aunqe está por probar, estoy casi seguro que la Historia refrendará.

  4. Marina Sedó Manzano:

    Tan interesados estamos en innovar que utilizar, o simplemente recordar las pautas o métodos que anteriormente funcionaron no nos atrae. Quizás, por eso, lo fácil está dando paso a lo complejo en demasía, en algunas ocasiones. Emplear la simplicidad puede ser efectivo y constituye una complejidad en sí misma su utilización muchas veces. Sí hablar de uno mismo puede llevar a los demás a encontrar soluciones efectivas o mayores aprendizajes, no paremos de hablar, aunque sea de uno mismo. Gracias, Sr. Punset.

  5. Françoise:

    Querido y admirado Eduardo,

    Creo que hoy pecas de humildad cuando te refieres a los Pactos de la Moncloa. No es que funcionó “bastante bien”, sino que funcionó de maravilla, de la misma forma que la Transición pacífica conducida por el presidente Adolfo Suarez, gracias a la unidad de todas las facciones políticas, incluído el reciente legalizado Partido comunista. Y si fueron entonces capaces de unir sus voces y sus acciones partidos de ideologías tan opuestas y contradictorias, yo tampoco entiendo como hoy, vistas las enormes dificultades y los peligros que acechan a este país, no sean capaces de adoptar la misma actitud.

    Lo más sorprendente de todo es que los ciudadanos de a pie, los que no tenemos formación política ni académica (hablo por mí), sí percibimos el peligro, y más los que hemos vivido estos episodios anteriores de la historia de España, dictadura y Transición. Por eso personalmente agradezco las pocas voces de reconocido prestigio y experiencia que se alzan para avisar del inminente peligro y recordar el pasado, entre las cuales incluyo la del ex presidente Felipe Gonzalez que se manifestó en este sentido hace pocos días en el transcurso de un acto público.

    No es que convenga recordar los episodios trágicos de la historia del país por que sí – entre ellos la guerra civil y la dictadura – pero sí para tomar conciencia de que la paz es frágil, el equilibrio también, y que lo que se consiguió con tanto sacrificio y esfuerzo de todos, se puede “ir al carajo” (perdón si el término ofende, pero me parece apropiado).

    Y volvemos a lo de siempre, al antagonismo ideológico de unos y otros, donde prevalece el interés personal o partidista y no el del país. Como soy de naturaleza optimista, confío en que nuestros dirigentes se darán cuenta antes de que sea tarde, aunque eso sí con un coste emocional, sociológico y económico acrecentado por el retraso en tomar las iniciativas adecuadas que ellos, al estar a la cabeza del país, deberían de ser capaces de identificar mejor que nosotros, los ciudadanos de a pie. Y como bien dices Eduardo, lo peor es que tenemos que luchar contra nuestros propios demonios interiores y no los del exterior. El problema es interno y las soluciones tienen que venir de España.

    Esperemos que vuelvan a recuperar la memoria, el sentido común y el sentido del Estado tus “amigos” Eduardo… Por cierto, menos mal que has incluído en la lista a Perez Rubalcaba y media España sino, la que te iba a caer!!!!!!!

    Yo espero que la vida siga siendo generosa contigo y te conserve entre nosotros durante mucho tiempo. Hacen enormemente falta voces críticas y lúcidas como la tuya.

  6. Antoan Montignier:

    Me encanta Adolfo Suarez, es mi ídolo, el tipo de hombre que yo quiero ser. Y me encanta Eduard Punset, que alimenta mi espiritu científico, inferior al del economista y político jejeje que por algo estudio economía. Espero algún dia llegar a ser eurodiputado y acabar de formar una europa fuerte y comprometida con el medo-ambiente y con sus ciudadanos. Franceces, italianos, ingleses… todos nosotros hemos sufrido durante la segunda guerra mundial. espero cn ansias el dia en el ue la gente valore el sacrificio de millones de combatientes, soldados de la libertad.
    La vida es un regalo, no un privilegio.

  7. Françoise:

    En cuanto al tema de hablar de uno mismo, pienso que, mientras no sea con afán de lucirse y vanagloriarse de los éxitos conseguidos, tanto personales como profesionales, no me parece condenable sino todo lo contrario, imprescindible como fuente de enseñanza para uno mismo y para los demás.

    De hecho, en este blog cada uno expresa sus ideas libremente y, estemos de acuerdo o no con lo expresado, ello nos obliga a reflexionar y hasta reconsiderar posturas a veces intransigentes y radicalizadas.

    Por otra parte, a nivel emocional, hablabamos hace poco de la dificultad de ciertas culturas en expresar sus emociones, reprimidas durante demasiado tiempo en nombre de una educación errónea. Por lo tanto, creo que es bueno expresarse uno mismo, soltar lo que tenemos dentro, siempre y cuando no nos consideremos el ombligo del universo y sea con el afán de compartir experiencias con los demás, en beneficio de todos.

  8. Rakhel:

    Querido edudard, lleva cuidado a quien llamas “amigos”, desde mi punto de vista, de lo que sé, y así interpreto la información que recibo, que en este mundo el primer puesto se lo lleva el dinero, el segundo puesto se lo lleva los ricos, que son los que se creen que mandan en este mundo, y los terceros, somos el resto que habitamos este mundo, y sarcasticamente hablando y con mi humor que me caracteriza, pienso que en este mundo manda el Sol y que sin él, nada existiría hoy en dia en este mundo, ahora bien, nadie hace caso de eso, lo sé, pero ¿y si al mundo le dijeras lo que sabes que va a pasar?, EL pensamiento cambia, se activa un pensamiento en pensar, es hereditario?, o depende de cuando y como se diga?, pregunta de una alumana. una saludo eduard….

  9. Miguelillo:

    Igual que cuando desde el espacio la Tierra se ve redonda porque las montañas se diluyen en la distancia, así pasa con nuestros políticos, que cuesta ver uno decente entre tanta corrupción.

    La caja boba de hoy en día se llama internet, Iphone o Android. Antes veíamos el mundo tergiversado en 21″, ahora en 3 ó 4″.

    ¿Levantará el pueblo algún día su mirada del móvil y verá que pasa alrrededor? y, sobre todo, ¿habrá tiempo de remediar el desastre?

  10. Deirvi:

    Corrígeme si me equívoco Eduard, pero creo que poco ha cambiado la política entonces. Me acabo de enterar leyendo ésta entrada que usted tuvo carrera política, dada su tendencia a hablar poco de usted y la mía de no querer saber demasiado de nadie. Quiero decir, que después de leer la entrada, he mirado la Wikipedia y me he puesto medio al corriente de su vida, lo que me ha hecho pensar que han cambiado muchas cosas desde los años ochenta, ahora tenemos herramientas que nunca hubiéramos soñado, pero lo que entonces estaba escrito en la pared sigue escrito aún hoy, y esas herramientas sin usar.

    Si hace casi treinta años sólo se necesitaba un ministro de exteriores para convencernos de entrar en Europa con sus reglas, y no para acordar los términos en los que se entraba, ahora más o menos estamos igual. Jugamos con las reglas de otros, en el mundo de otros. Y nuestras ideas y forma de pensar, que si han cambiado mucho, y las manera de relacionarnos e informarnos, que han cambiado aún más siguen sin usarse, usemos esas herramientas de una vez y cambiemos el mundo. Cambiemos lo que está escrito en la pared.

  11. Salvador:

    Opino que la política española actual está totalmente estancada. Se centran en seguir unas pautas europeas basadas en realizar recortes económicos ( los cuales son necesarios ) pero, a la hora de aplicarlos, pero los aplican mal.

    En vez de recortes en sanidad o en educación, deberían recortar en los sueldos de los políticos, las pensiones de por vida y demás gastos políticos que no llevan a ninguna parte.

    Es muy fácil decirle al español medio que se ajuste el cinturón, cuando el que lo dice no tiene que hacerlo.

    Mientras, las personas normales se ajustan el cinturon, cada vez se quejan menos y algunas lo ven hasta normal.

    Pero oye, ningun problema, este verano hay eurocopa…..

  12. Antonio Javier Gómez Bancalero:

    Estimado Eduard :

    Gracias por compartir tu dilatada experiencia con tu audiencia, entre la que muy gustosamente me incluyo.

    En estos momentos necesitamos más que nunca a personas como tú. Personas que nos inciten a entrenar nuestra mente para tener nuestras propias ideas y sacar nuestras conclusiones, sin necesidad de que algo o alguien lo haga por nosotros.

    Esa es la verdadera Democracia. ¿No crees que hemos perdido muchos valores como seres humanos?. Puede ser que necesitemos Empatizar mucho más con cada uno de nuestros vecinos, amigos, familiares y clase política.

    De nuevo Gracias y Saludos.

  13. alberto:

    Que lejos han quedado esos tiempos en los que las ilusiones de entrar en una democracia y poder formar parte de Europa ha quedado tan relegado a un segundo plano por culpa de las políticas derrochadoras e individualistas.
    Creo que hubiera sido un acierto tener a mandatario político con la visión en una materia opuesta a la de su cargo.
    Mientras seamos un país en crisis gobernado por una clase política superior en número a la suma de profesores y médicos, y con unos sueldos deshorbitados, estaremos predestinados al fracaso.

  14. SCM:

    Yo no viví la transición, pero mi poca cultura (nunca se tiene suficiente), y la información que tengo me hace ver a Adolfo suarez como el mejor presidente que ha tenido España, hoy en día, por desgracia, la corrupción y el egoismo se deja notar en todos los sitios y la política obviamente no se queda atrás.

    Resumiendo, en mi opinión tendría que haber más personas como Adolfo Suarez.

  15. scientificwayoflife:

    Estoy de acuerdo contigo. Era importante el tener un…”llamalo como quieras” ministro, secretario, subsecretario de relaciones con la Comunidad Europea”. Alguien se tenía que enterar bien de lo que entrar en la CE suponía para los españoles.
    De todas formas Eduard, en esa foto con Suarez, me recuerdas a Antonio Alcantara en la -no se sabe si volverá- serie de Cuentáme como paso. Tú lo estas contanado en primera persona, y eso merece todo el repeto.
    Un saludo Eduard…por cierto, algún dia deberías de contar que es lo que te llevó de ser un político en esa época a ser ahora, un entrañable divulgador científico.

  16. Euard Punset: Escrito en la pared:

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Euard Punset: Escrito en la pared http://www.eduardpunset.es/18208/general/escrito-en-la-pared  por eixampop hace […]

  17. Maluca:

    Qué distinta aquella oposición de entonces, colaborando con el país, de ésta de la última legislatura, cuando trabajaban incansables para echar a Zapatero a costa de destruir el país. Recientemente lo ha contado una diputada canaria en el Congreso poniendo un ejemplo: Montoro le rogó que no votara con el gobierno las primeras medidas de austeridad impuestas por Europa. La diputada le dijo que si no lo hacía el país caería, a lo que Cristóbal Montoro le contestó: “que se caiga, ya lo levantaremos nosotros”.

  18. Mª Dolores:

    En 1981, tenía 14 años. Pongo esa fecha, porque el intento de golpe de estado de Tejero como a casi todos, se nos grabó para siempre. Mi padre tenía entonces, más o menos mi edad actual, aunque su experiencia vital, sus sufrimientos, su lucha por conseguir una España en libertad, sin miedo a expresarse, yo no la he vivido; aquella noche del 23-F yo la pude sentir en su angustia por ver que todo se perdía. Ahora cuando veo en qué se ha convertido la política, cómo ha evolucionado la tan ansiada Democracia, me pregunto, ¿es que los que ahora ocupan el Parlamento no tienen memoria? Lamentablemente el más admirado de aquellos tiempos sí la ha perdido. Sólo han pasado 30 años.

  19. Sonne:

    Recuerdo la sensación que tuve cuando teniendo 7 u 8 años nos dijeron que nos íbamos a un colegio recién construido. Y tuvimos la gran suerte de tener los mejores profesores de aquella época. Porque éstos estaban entusiasmados con toda la movida del país….Una democracia, esperanza, sensación de libertad. Las gentes estaban entusiasmadas al sentir la libertad de poder ser y estar en un nuevo lugar. Recuerdo en el colegio que se nos contaba que España iba a ser de la CEE, por aquel entonces. También recuerdo que había gente que no quería que estuviéramos dentro. Me alegro que aquellos políticos no estuvieran pensando en otra cosa que no fuera el bien de su país y de sus conciudadanos. No se donde se ha quedado esa semilla y ese espíritu de luchar por un país, o por una población. A lo mejor deberíamos haber guardado los genes políticos de aquella etapa. Ahora cada uno hace su guerra, los intereses no son los de país sino las de las grandes riquezas enmarañadas en empresas. Comentando en un grupo de padres de colegió decía en este país solo nos quedan leyes que imponen, prohíben y sancionan. La lógica se ha ido por el water. No sientes que la gente haga esfuerzos superiores a ellos porque la esperanza también se ha ido por el water. Pero si para recuperar nuestro espíritu tenemos que leer lo escrito en la pared hagamoslo, antes de que sea tarde. Se vive mejor que antes, eso no hay duda, pero se vive mas vacío…y de eso tampoco hay duda.

  20. Xavier:

    Estimado Eduard, y personificaciones de este blog:

    Soy un pensador que siempre trato darle a la vida el sentido puramente científico y coherente de lo que realmente es lógico y viable. Desgraciadamente el ser humano es un individuo egocéntrico, que a de aprender a gestionar con sentido común en unas leyes universales. Estas leyes las marcan científicos de todos los gremios, pues en la naturaleza terrestre, como en el universo, esta el equilibrio de la gestión divina.

    Para mi la democracia es una gestión muy digna de estudiarla aunque la política no me guste y llegue a detestar las ansias de poder. Veamos que es para mi la democracia, en mi mas humilde pensamiento.
    Primero hay que mirar al pasado, ¿lugar?, la Grecia de los grandes pensadores y divulgadores; para mi esto es un aspecto importante ya que es uno de los cimientos de la sabiduría universal y por lo tanto respetable, teniendo que analizar el origen y el nacimiento de aquellas ideas que para mi es la clave para una buena gestión, me refiero al nacimiento de la universidad en sociedad y comunidad de mentes. Ahí nace la democracia, en esas tierras de lucidez y sin extenderme en que deriva su vocablo dirá que es un poder de artesanos y campesinos, donde no solo tienen deberes la nobleza y otros tantos, sino que todos tenemos el deber de contribuir. Visualicemos la naturaleza y el universo, todo tiene conexión, todo es una cadena que trabaja para existir y sobrevivir sin perecer en su evolución y expansión. Los artesanos y campesinos, son clave en esta idea de democracia.
    El presente percibido por mi, en cuanto a democracia, es total mente diferente en cuanto a gestiones realiza el gobierno. Ahora el campesino y el artesano, están ahogados por un senado votado por el pueblo, es lo que nos queda de participación en este triste pero que fue un gran pensamiento. Banqueros y políticos juegan a dar o quitar sentido a la tierra y a las manos que la trabajan, el mundo científico también ahogado, en los foros se discute mas la crisis, que no propulsar la invención creativa, solo unos pocos vivimos con la ilusión de seguir pensando aunque sean pocos los medios. No me importa el poder, la naturaleza tendrá en la humanidad la ultima palabra.
    Cierto es que hay que desaprender, coger lo bueno que nos aporto a la humanidad y potenciarlo, desechar toda gestión errónea, seguir sin codicias poco a poco …, pero sin predecir el futuro puedo afirmar que, los que nos precedan verán este tiempo como grandes “cagadas”. La ciencia y los historiadores espero que expliquen a las generaciones venideras que la vanidad si es pisando acabara en auto-destrucción, pero si la vanidad es otorgando una mano, para unirse en progreso es algo digno.

    Finalizo diciendo que aunque la humanidad me defraude bastante, yo seguiré plantando arboles por ella, aportando ideas y cuidando toda la diversidad del planeta.
    Eduard no cambies nunca, la ciencia es mucho mas, que la política y la banca.

    Firma un presente nacido en la noche del 15 al 16 de junio en 1977.
    Evolucionemos.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.