Autor: Eduard Punset 26 febrero 2012

Me gustaría decirle a la gente las dos o tres cosas que he aprendido y me han servido a lo largo de muchos años. Lo primero es que es cierto que más de un veinte por ciento de las personas están aquejadas por una tristeza inexplicable. Se levantan con la cara compungida por un mal sueño; no saben qué hacer ellos solos durante horas en casa viendo la tele; no les quedan ganas de atisbar en otros países la posibilidad de una ida sin retorno.

Se nos dice, con razón, que la profusión de las redes sociales puede ayudar sobremanera. Yo mismo digo que es mejor la compañía de un buen amigo que un fármaco. Pero no quisiera compartir la tristeza profunda que puede seguir corroyendo el ánimo después de haber probado y conseguido aumentar los contactos en las redes sociales o de haber sustituido un fármaco por la compañía de un buen amigo, sin que los niveles de tristeza hayan descendido.

Lo que hemos aprendido después de tantos años de espera es que la tristeza no es la expresión de que nadie nos quiera, sino el impacto negativo de no quererse uno mismo; en la adolescencia y en la mayoría de edad, la tristeza es el resultado de odiarse a sí mismo sin saberlo, y no la falta de cariño de los demás. Estamos tristes y sin ganas de hablar porque los demás no comprenden lo que nos pasa por dentro, no entienden nada de lo que queremos decir; cuando les decimos algo es para acosarlos, intimidarlos, asustarlos y reprocharles, en definitiva, que no nos entienden, no nos quieren y que en el fondo nos odian o desprecian.

La tristeza es el impacto negativo de no quererse uno mismo (imagen: Jerry Ferguson / Flickr).

Lo que hemos descubierto es, sencillamente, que el origen de nuestra tristeza no es el odio de los demás, sino el desprecio de uno mismo; no nos queremos nada, nos despreciamos; eso es lo que nos pasa. La gran suerte es que ahora hemos descubierto el motivo de esos sentimientos autodestructivos.

En la mayoría de los casos, el origen de este mundo atormentado hay que buscarlo en la ausencia de cuidado, de afecto y de amor en los primeros años de nuestra vida. Basta con dar un paseo por la calle para ver ejemplos de situaciones radicalmente opuestas: es fascinante ver la cantidad de amor y sonrisas derrochados sobre los pequeños para que en ellos arrecie la autoestima necesaria, para consolidar en el futuro su curiosidad. La curiosidad suficiente para proseguir en la aventura del amor a los demás.

Arruga los sentimientos y destroza el corazón, en cambio, contemplar los ejemplos interminables de gritos, esperas sin resultado, abandono en el mejor de los casos y palizas inmerecidas a niños violentados, sin que hayan tenido tiempo ni ganas de cometer un delito. Hoy sabemos que la mala gestión de las emociones durante la infancia es el germen abonado para la droga y el comportamiento desvariado durante la juventud.

Lo extraño es que los sabedores de que esto ocurre no se manifiesten en la calle para reclamar que se aplique una solución. La existencia del problema está comprobada. Se ha investigado durante años con acierto la solución. Se ha experimentado en muestras piloto para que los gobernantes y los educandos pudieran enterarse. Pero están o parece que están todos ocupados en asuntos, supuestamente, más importantes.

Una mayoría desconcertante de los centros de decisión en nuestras sociedades no acaba de creerse uno de los descubrimientos más importantes de la neurología moderna. Hasta ayer mismo teníamos el debate infructuoso entre los partidarios de que los genes determinaban la conducta del promedio y aquellos que, por el contrario, creían que solo la experiencia individual contaba. Ahora se sabe que «estamos programados, es cierto, pero para ser únicos».



152 Respuestas to “Contra la tristeza, autoestima”

  1. Cristian:

    Completamente de acuerdo. Yo quisiera aportar un matiz optimista: cuánta gente próxima a nosotr@s conocemos que han sufrido maltratos de crí@s, se han sobrepuesto (en muchísimos casos sin ayuda alguna de ningún profesional) y son adultos alegres y felices… yo conozco a varios y muy cercanos. Quiero pensar que somos capaces de lo mejor.

  2. JRTTTTTTT:

    Estimado sr Punset, claro que lo saben, y desde hace muchos años, porque la psicología del cuidado en las primeras etapas de la vida no nació ayer. Con ayuda de la religión, sea cual fuere, y del estado que merma las oportunidades de conocimiento de la gente, y al mismo tiempo lanzan mensajes incorrecto sobre el cuidado en estas primeras etapas, tienen el abono echado para justificar cuerpos de seguridad del estado, agencias de vigilancia privada, carceles que tardarán en privatizar, etc.

    En cualquier otro caso, faltaría solo un granito de voluntad para enseñar a ser padre y madres a aquellos que no gustan leer ni escribir. Pero siempre la excusa etenerna; ¿en qué valores se enseñan a la familia?, y al final se queda en nada.

    Le aconsejo escuche el programa “A lomos de gigantes” de rne, domingo mañana, o se lo descarga en podcast, porque este año es el año de la neurociencia en españa.

  3. JRTTTTTTT:

    A hombros de gigantes, perdón

  4. Dr.Jorge de Paula:

    Es muy valorable la intención de Punset en estos sanos consejos: contra la tristeza… autoestima. Nosotros en Uruguay atravesamos por una crisis quizá similar a la que están viviendo en España y también en parte de Europa, y una enorme enseñanza que me dejó esa tremenda crisis, es que habiendose reducido nuestros ingresos a la tercer parte, pudimos seguir viviendo, por supuesto que aprendiendo a no seguir derrochando dinero en gastos prescindibles, superflujos o compulsivos.
    Aprendimos a aniquilar el presupuesto para hacer rendir los pocos ingresos mensuales que nos llegaban, y si bien con la mejoría progresiva que presentó la economía del Pais a partir del año 2004, muchos han vuelto a olvidar la lección.
    Comprendí en aquellos años, cúán llena llevaba la mochila con cosas innecesarias, y Paulo Coelho me lo enseñ{o en uno de sus libros: “viajar liviano”, cosa que este mundo consumista, materialista y hedonista no nos lo facilita para nada.
    Ver los 3 pilares en los que se asienta la autoestima: Autovaloración, Competencia y Afiliación.
    http://drgeorgeyr.blogspot.com/2010/02/autoestima-como-hacer-para-sentirme-mas.html

  5. Ana Maria Claramonte:

    Cuanta verdad hay en esas palabras. En toda nuestra vida lo unico que buscamos es el amor y lo único que nos mueve.

  6. Françoise Dronet:

    Emocionada al leer hoy su artículo señor Punset, y como siempre, me pregunto qué se puede añadir a un analisis tan acertado, quizá un simple comentario sobre mi experiencia personal.

    Yo también he aprendido a lo largo de mis años (60) el significado y la importancia del equilibrio emocional proporcionado por el cuidado de los padres y el afecto; pero en mi caso, lo aprendí porque no lo tuve, o por lo menos no en la medida en que un niño necesita para crecer y desarrollarse de forma sana y equilibrada.

    Crecí en un ambiente violento (padre maltratador) y falto de afecto; mi pobre madre no supó demostrar el cariño que sin duda alguna sentía por sus 4 hijos, tenía demasiado ya con intentar sacarnos adelante y hacer frente al drama cotidiano. Además, ella también fue víctima de una educación errónea, austera, cuando era casi mal visto expresar sentimiento y afecto. En aquellos tiempos, los niños no eran “ciudadanitos” con derechos propios, los padres mandaban y los niños callaban…

    No fueron evidentemente unas circunstancias idóneas para crecer: infancia trágica, adolescencia triste, con muchos miedos, inseguridades y verguenza (en un pueblo pequeño y de mentalidad estrecha, señalan facilmente con el dedo…).

    Sin embargo, y a pesar de ello, algo me salvó. Fue jurarme a mi misma, cuando tuve edad de poder tomar las riendas de mi vida (con la misma intensidad que lo hizó Escarlet en la película “Lo que el viento se llevó”), que yo sería feliz, que había nacido para ser feliz y que lucharía para encauzar mi vida.

    No fue fácil, partiendo de una base tan poco sólida, pero creo que he conseguido ser una persona razonablemente feliz y optimista. Siempre miro hacia delante y como Ud bien dice Sr Punset, “cualquier tiempo pasado fue peor”.

    Yo tampoco entiendo porque las autoridades y los educadores no hacen nada para enseñar, desde la infancia, una buena gestión emocional. O quizá si. Están demasiado ocupados en sus luchas partidistas y dedican, cuando están confortablemente instalados en el poder, sus energías en remediar situaciones conflictivas y nefastas para la sociedad, en vez de anticipar y proporcionar a todos los ciudadanos las bases idóneas para su desarrollo y equilibrio personal.

    Todo funciona al revés, igual que en la sanidad pública, remediamos en vez de prevenir.

    Si se diera a cada niño o niña, desde la primera infancia, la ayuda necesaria y adaptada a sus necesidades personales, tendríamos una sociedad equilibrada, justa, productiva, y sobre todo ciudadanos motivados y felices… Pero claro, ¿Qué sería entonces de nuestros políticos? Qué justificación encontrarían para sus luchas de poder?

    Un cordial saludo a todos y todas, o un abrazo afectuoso, como quieran.

  7. Domu:

    Como siempre Eduard Punset no hace mas que registrar la realidad que nos rodea. Es bueno tener un emisor tan claro del mensaje.

  8. Rosana:

    Tus palabras siempre me dejan pensando

  9. maria luisa rohan jimenez:

    gracias. su articulo llego en el momento preciso que lo necesitaba

  10. Jordi Diaz:

    Autoestima??? no lo creo, perdón por mi osadía…
    Hoy día, la tristeza de la sociedad, desanimada…., en su mayor parte es por la falta de oportunidades laborales, progresión académica, el desarrollo profesional, dedicarse a la vocación de uno mismo, la aspiración a un primer puesto de trabajo…., la falta de economía para tu primer hogar, para tu independencia, para el viaje de tus sueños, para otras aspiraciones personales…. ¿Desprecio a sí mismo? de nuevo perdón pero no lo creo…, frustración de uno mismo, de nuevo perdón pero no lo creo…… Los jóvenes de hoy día, la generación más formada y con más capacidades sin posibilidad de su desarrollo personal, laboral y familiar…. eso evoca directamente a la frustración como individuo, la tristeza como humano.
    Creo qe deberían distinguir mejor, la causa de la tristeza y del desprecio así mismo…. la falta de oportunidades en esta sociedad.

  11. Lola Juan:

    Muy de acuerdo, no solamente en el trato violento de los padres hacia los hijos, si no también, la sensación de molestar a los adultos porque están cansados, lo que sencillamente creo que produce en el niño una sensación de soledad y de incomprensión. Como experiencia, soy la sexta hija de siete y la madre de cuatro hijos.

  12. Paula:

    Su reflexión es tan real como que estoy escribiendo en su Blog. Sé de primera mano lo que tan sabiamente ha reflejado Usted en este artículo. Mi lucha diaria es que mis pequeños no vivan de esa manera. Espero conseguirlo, al menos un poquito y poder verlo, eso sí que me haría extraordinariamente feliz.

  13. Albert:

    La mala gestión en la formación de las personas especialmente cuando son pequeños o están en la etapa de la adolescencia repercute y marca el carácter cuando se es adulto. La ausencia de un referente paterno/materno, o educar a los niños con violencia, falta de valores y de respeto marca la falta de autoestima cuando se es mayor, y éstos, tristes porqué no saben el por qué les ha tocado vivir así no saben cómo arreglar estos desajustes emocionales que lamentablemente dudo que se puedan corregir. No pueden estar igual de equilibrados que una persona que sí lo ha tenido y ha crecido con estabilidad en el hogar. Lamentable, pero cierto

  14. jesusmetalheart:

    Muy interesante y sobre todo muy cierto, la manera de volcar nuestras frustraciones sobre quien tenemos cerca, y no mirarnos a nosotros mismos

  15. juliana:

    que pasa si lo que leo lo entiendo pero no se llevarlo a la practica en mi vida

  16. Marigel:

    Y enotnces , ¿qué hacer cuándo el daño ya está hecho? ¿cómo aliviar esa tristeza a los adultos , que un día fueron niños en un medio/entorno no ideal?

  17. Ruth:

    Gracias Sr.Punset por recopilar y compartir tanta sabiduría con el resto de mortales.Sus documentales y libros,entre otras grandes mentes y personalidades,han sido mi fuente de inspiracion…Ayudándome en el camino hacia la evolucion de mi propio ser,y ayudándome a conseguir cosas y logros insospechados.Gracias por aportar,tanta luz a nuestras vidas ;)!!!!!!Saludos y mucho ánimo para seguir con la gran labor que lleva a cabo.Mis más sinceros deseos de amor y felicidad para sus vidas!!!!

  18. EzequieL:

    A fin de cuentas, como afirmaban los Beatles, todo se resume en una palabra: amor.

  19. Isabel:

    Me gustaría saber si se ha estudiado qué efecto tiene esa falta de afecto durante la infancia en el caso concreto de menores, que han sufrido un abandono y que han pasado, más o menos tiempo, durante sus primeros años de vida en instituciones, como son los orfanatos.
    Un saludo.

  20. namikage:

    Si bien es cierto todo lo que comenta, la tristeza también la pueden suscitar agentes externos durante el transcurso de nuestra vida. Y no quiere decir que no nos queramos. La puede suscitar una situación en la que eres el observador y te entristece lo que estás viendo, y eso no quiere decir que no nos queramos.
    Pero, le vuelvo a comentar, me ha gustado su artículo y tiene toda la razón, aunque puntualizando hay más agentes que nos hacen entristecer.
    Reciba un saludo.

  21. M T V:

    “La mala gestión de las emociones durante la infancia es el germen abonado para la droga y el comportamiento desvariado durante la juventud.” Totalmente de acuerdo, pero hay que tener cuidado con no dar un mensaje de doble interpretación y saber a quién se lo da. Me refiero a que, a veces se mal interpreta esa expresión de amor con una permisibidad absoluta, que evidentemente degenera así mismo en comportamientos desvariados con otro tipo de características en la adolescencia y posteriores etapas de la vida.

  22. veet mansha:

    Me hace sentido esto de que la amargura es producto de un profundo vacío interior. Este vacío se nutre con el amor que fluye desde lo esencial de nuestro ser y que se derrama a través de una actitud de apertura y entrega a lo que el contexto vital nos ofrece. Las personas carenciadas culpan a otros del mal-estar que les aqueja y donde quiera que van exigen de otros lo que no se dan a sí mismos. Todo esto sucede dentro de una condición de adormecimiento producto de la desconexión con el propio ser interno. Lamentablemente estamos tan atiborrados de conocimiento inútil que no facilita el “darse cuenta” que vamos perdiendo la posibilidad de disfrutar nuestra vida. Inconcientes de la infinita abundancia de posibilidades de ser féliz y de experimentar realización aumentamos la sensación de “vacío” e insatisfacción. Por esta razón y puesto que todos pasamos por el necesario einevitable proceso de “despertar” a nuevos estadios de conciencia, es que agradezco la labor de “pepe grillo” de personas como Eduardo Punset.

  23. Laura Prats:

    Estoy totalmente de acuerdo. Tal y como les digamos o les hagamos ver a los niños que son se verásn ellos y serán felices consigo mismos o no quizás el resto de su vida. El reto de hacer esto es para los adultos que heredamos una tristeza de niños… ¿como superamos esta herencia para librar a nuestros hijos?

  24. beschiri:

    me parece que las prisas, las peleas por todas las cosas y rivalidad feroz por todo nos han echo vivir una vida rapida y sin sentido.

  25. la maga:

    ¿Y no crees que hay mucha gente que no se puede meter en el saco de los niños maltratados de pequeños y que están igualmente tristes? ¿Cúal es la causa de esta tristeza en ellos, entonces?

  26. alba lucia:

    La tristeza continua puede ser el resultado de ver las conductas de los demas hacia nosotros, y ver la poca capapacidad y fuerza de respuesta positiva nuesra hacia ellos.

    Cuando se pierde el valor por nuestra dignidad se pierde el valor para salir a volar por cuenta propia, pero si se busca algo que de ganas o fortaleza, cuando sales al exterior descubres que eres mas fuerte y puedes mas de lo que te creias, y es alli donde nacen los luchadores y los lideres positivos. y personas humanas asi son las que necesita la sociedad, pues los lideres del gobierno solo piensan en enriquecerse ellos, y se olvidan que son humanos y deciden por humanos, pero cuando termina su era de poder, sus almas quedan vacias y llenas de tristeza, aunque aparenten vanidad.

  27. maría ángeles:

    como usted diría, ¿eso está probado?. Pienso en tantos casos que no me encajan, la primera yo, he tenido y tengo cariño, soy feliz y ,aunque parezca una contradicción, llevo casi veinte años tomando benditos fármacos . No me pesan, me ayudan a vivir como soy. Es posible que sea un autoengaño, y, desde luego, sólo es una opinión, hallar una explicación en el determinismo genético me parece un peso más fácil de llevar que ese determinismo ambiental, aunque no necesite que la ciencia me confirme mi absoluto convencimiento de que todo el cariño, aceptación, buen humor,ayuda…que uno recibe en la infancia nos hace más felices, más fuertes, más seguros…pero no creo que sea una vacuna contra todo, y menos contra la enfermedad. Creo que comentarios así pueden cargar un peso extra (quizá el mayor) que hunde todavía más al que lo está. No puedo aceptar comentarios así de simplistas de usted, le admiro y quiero demasiado. Cuando escucho o leo sentencias como esta, pienso en la lacra que fue (y sigue siendo) el psicoanálisis freudiano (no podré llegar a entender como semejante secta pudo colarse y ser aceptado, y temido, en el ámbito intelectual y científico durante más de un siglo, y no un siglo cualquiera…), en el daño particular hecho a tantas personas, convenciéndolas de los daños que sus malvados padres les habían hecho en la infancia…,¿ se trata de ayudar o se trata de hundir definitivamente? Con mi cariño y mi admiración, soy más feliz porque usted existe, aunque disienta con frecuencia de sus valoraciones. Saludos.

  28. Octavio:

    Hola Eduardo

    Soy estudiante de psicología social y me gustaría saber que opina usted sobre porque la psicología social no puede llegar a ser una carrera universitaria, después de todo lo que ya se sabe a ciencia firme. Muchas gracias

  29. Antonio del Val:

    Estoy de acuerdo en que la autoestima es un potencial enorme en el que necesitamos apoyarnos cuando atravesamos situaciones difíciles en la vida. Pero no es una fuente que aparece en el momento de esquía emocional.

    El desarrollo de la autoestima comienza con el inicio de nuestra propia vida, con un entorno emocional en el que la empatía y el respeto por el niño como un ser único, sean una constante. Además de los factores que enumeras, como la ausencia de cuidado o de afecto, también es importante en este terreno las comparaciones que se realizan por parte de los padres, entre hermanos. Frases como: “Al lado de tu hermano serás algo en esta vida” pueden causar limitaciones en el desarrollo de la autoestima que pesan como un lastre a la hora de hacerse cargo de uno mismo. De afrontar nuestro propio futuro con confianza y esperanza en que podemos mejorar.

  30. eva:

    Estoy totalmente de acuerdo, después de pasar casi la mitad de mi vida, creo; triste y sin poder desarrollarme profesionalmente y personalmente como una persona normal; después de un largo y profundo trabajo personal de mis primeros años de vida familiar sobretodo, con ayuda (de una gran profesional a la que siempre se lo agradeceré); mi vida a dado tatalmente un giro de 360º, sin darme cuenta en todos los campos.Aunque tengo que estar alerta en prestar atención en no bajar la guardia, es muy distinta mi visión de la vida, de los demás, y mi capacidad, ya que tengo otras herramientas en mi cerebro distintas a las pasadas a las que puedo recurrir… también doy gracias ya que por lo vivido puedo entender mejor a las personas que atiendo.Tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta y nunca hubiera imajinado estar haciéndolo, espero que mucha gente que sufra tenga las ganas y la fuerza necesaria para trabajarse a sí mismo y poder llegar a transformarse de una forma mas positiva siendo el mismo individuo.Gracias Eduard

  31. Beatriz San Millán Pérez:

    Estoy de acuerdo con la educación emocional. Durante los dos primeros años de la vida de una persona es cuando se afianza el vínculo del apego que es imprescindible para un correcto desarrollo emocional posterior. El tipo de vínculo que se establezca en este período marcará nuestras relaciones durante el resto de nuestra vida. Pero no siempre el apego es un vínculo seguro como tampoco la ausencia de un adecuado apoyo emocional es un determinante para la tristeza, o para que más adelante, la persona caiga en la delincuencia.
    Se puede recibir una educación emocional muy buena pero los avatares de la vida pueden cambiarnos de una manera radical. Por otro lado, existen personas que han sido víctimas de malos tratos o han crecido en unas condiciones de vida bastante indeseables pero, actualmente, tienen una buena calidad de vida emocional.
    Por un lado, tenemos la educación, en este caso emocional, que todos deberíamos recibir y, por otro lado, existe la resiliencia, ese término que ayuda a explicar “las excepciones”. Parece que se trata de una capacidad con la que nacemos pero como toda capacidad se puede desarrollar o no y ésa es la clave.
    Ser capaces de afrontar lo que nos ocurre y las emociones que se derivan de ello y darles un significado que no nos haga ser esclavo de ellas sino que nosotros seamos quienes las controlemos y aprendamos a tomárnoslas en su justa medida. Si nos dejamos desbordar por una felicidad desmedida ya no seremos capaces de querer otra cosa y lo que no nos haga sentir de esta manera ya no tendrá sentido. Igualmente si nos dejamos llevar por la tristeza nos arrastrará hacia un pozo del que no seremos capaces de salir.
    Todo depende del significado único y personal que cada uno de nosotros le da a su vida, a su entorno, a los sucesos, a sus pensamientos, etc. La educación sería la herramienta deseable pero no siempre es posible en este aspecto, es más, muy poca gente le da la importancia que realmente tiene y creemos que eso se aprende sin más, con la experiencia. La educación no pasa por la simple instrucción sino que también consiste en ser capaces de enseñar con nuestro propio ejemplo que es la parte más importante. Si no somos capaces de hacer frente a nuestras emociones no podemos enseñar a otros a afrontarlas porque diremos una cosa pero nos comportaremos de otra manera muy distinta.
    Y por último, la propia capacidad de aprender de la persona. No todo lo que enseñamos es lo correcto, por eso, es fundamental la capacidad de pensar y razonar de una forma crítica. Esto es lo que actualmente se nos niega desde los altos cargos que representan a la sociedad, e incluso, mediante los medios de comunicación que se doblegan a estos altos cargos para subsistir gracias a sus prebendas.
    Todo ello repercute en nosotros mismos que muchas veces nos dejamos arrastrar. Y, lo más grave, en la educación de los niños que están a merced de cada legislatura y de los “gastos” (¡no inversión! -Hablo sarcásticamente-) que se quiera hacer en ellos. Porque una sociedad que no piensa es una sociedad ignorante y dócil y, por tanto, esclava de los deseos de unos pocos.

  32. Carlos:

    Que buen análisis de lo que es el origen de la trsitesa.

  33. Inés:

    Estoy tratando de entender lo que le ocurre a una persona que tuvo mucho cariño y una infancia feliz, peroya en la adolescencia y juventud, al abrirse al contacto con sus pares, tiene problemas para que la valoren, por lo menos como ella necesita. Creo que sufre el choque entre lo que recibió y recibe en su casa y lo difícil de lo exterior. Tiene reacciones como las descriptas en el informe, pero especialmente contra su madre. Sumado a que no tiene una vocación fuerte por algo como para que entre en el mundo de una profesión que es donde se puede crecer y fortalecer. ¿ Es posible darle esta explicación?

  34. Manu21:

    me apasiona este tema,mi postura respecto al debate sobre si los genes determinana la conducta es que, nadie nace malo,en cuanto a comportamiento,pero si creo en una mala gestion respecto al individuo en cuestion,y cuando digo una mala gestion es no tener en cuenta que cada individuo somos diferentes y unicos,con lo que si estoy muy de acuerdo,y si en esa gestion del individuo no se tiene en cuenta eso,comenzaremos a fracasar en su desarrollo y en no sacarle todo su potencial si pretendemos guiarle por un camino en el que en un momento dado y expresado de una manera coloquial, “…a mi me fue bien asi…”,gran error,no estoy de acuerdo,la experiencia individual de cada uno es lo que hara de ti el dia de mañana que seas de una manera o de otra,dependiendo del entorno en el que te desarrolles,dependiendo del entorno que te rodee,del cariño,la comprension,el apoyo,el que crean en ti como persona y te dejen ser lo que tu quieras…todo eso es lo que determinara tu conducta en un futuro,en ningun caso pienso que se trate de una cuestion genetica.Lastima que a estas alturas aun se tengan dudas sobre este tema.Gran Post,enhorabuena

  35. Joselyn:

    Este es el diagnostico. Faltaria el tratamiento. Cuando estamos sumidos en pensamientos negativos y en un entorno de soledad, es dificil encontrar motivos para alegrarnos y sentirnos apreciados y apreciarnos a nosotros mismos. Para mi, en estas circunstancias, solo he podido salir de la depresion por medio de la fe en Cristo y de su evidente amor y aprecio por mi a traves de manifestaciones de afirmacion y bondad.

  36. Gww:

    Me quedo con esta frase que me ha hecho pensar bastante:

    “la tristeza no es la expresión de que nadie nos quiera, sino el impacto negativo de no quererse uno mismo”

    Saludos.

  37. Concha Barbero:

    No puedo estar más de acuerdo en toda tu exposición. Esta misma mañana he escrito estas dos frases en mi twitter:

    -La felicidad se basa en la certeza de que los otros son inocentes de tu infelicidad.

    -Observad que las personas más inseguras y egoístas han tenido falta de atención en la infancia, y eso se solventa aprendiendo a amarse.

    Un saludo y gracias por tu gran labor.

  38. María Jesús Herranz Palacios:

    Leer sus artículos y ver sus programas es siempre una lección de vida que me encanta y con la cual disfruto mucho. Estoy completamente de acuerdo con Ud. respecto a la autoestima muchas veces frustramos nuestra baja autoestima en nuestros hijos sin permitir que ellos se desarrollen libremente y nos resulta más sencillo en lugar de razonar con ellos el motivo de por qué no se pueden realizar ciertas cosas, el soltar un grito o un manotazo creyendo que así los protegemos mejor, pero ellos sólo se quedan con el grito y no con un razonamiento lógico y coherente de lo que están haciendo mal. También muchas veces nos limitamos nosotros mismos creyendo que no somos capaces de realizar ciertas cosas y eso nos conlleva a más frustración y más falta de autoestima sin haber siquiera podido intentarlo. Gracias a su programa, a sus comentarios y a los de su hija en otro programa, he ido aprendiendo a ver otros puntos de vista que por mi misma jamás habria descubierto. Gracias infinitas.

  39. Blog de Eduard Punset » Contra la tristeza, autoestima « Pedalogica:

    [...] la tele; no les quedan ganas de atisbar en otros países la posibilidad de una ida sin retorno.Via http://www.eduardpunset.es Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. [...]

  40. Juan Carlos:

    Pienso que es un planteamiento muy interesante. Cuando algo no nos sale bien por culpa externa nos provoca ira contra el objeto o persona que nos ha perjudicado, esta ira la terminamos descargando contra elementos externos. Cuando algo no nos sale por culpa nuestra, no podemos luchar contra nosotros mismos y nos surge una sensación de impotencia que nos bloquea y nos desanima generando tristeza. Que esta tristeza sea profunda e intensa o superficial y pasajera depende de la causa que la halla provocado y en que momento de vulnerabilidad personal nos halla afectado. Por tanto no se puede atacar a la tristeza en si, sino ir eliminando o corrigiendo sus causas. La sensación de impotencia general se produce por un cúmulo de fracasos grandes y pequeños que acaban generando una visión general de nosotros mismos negativa, sólo se puede corregir paso a paso generando un cúmulo de pequeños y grandes triunfos que consigan compensar o superar a los fracasos sufridos, son grandes acumulaciones de pequeñas cosas. Un saludo.

  41. Esther:

    Durante los primeros años de vida se establece un molde, por supuesto plástico y modificable, pero un molde al fin, que servirá de guía para futuros aprendizajes. Por ello, la importancia de las primeras etapas de la vida.

  42. Contra la tristeza, autoestima:

    [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Contra la tristeza, autoestima http://www.eduardpunset.es/17436/general/contra-la-tristeza-auto…  por nin_hao hace [...]

  43. Tatiana:

    Eduard, quisiera saber si es que el aburrimiento tiene algo que ver con la tristeza. Es una consecuencia de esta o son dos cosas diferentes?? Si pudiera tocar el tema del aburrimiento en un post aparte, sería genial. Graciasss!!

  44. carmen:

    creo que todo es mucho mas complejo que estar programados.porque sino que nos queda seguir la programación y echarle la culpa de nuestra dicha o desgracia .saludos de una amiga que si necesita que la quieran

  45. Rodolfo:

    Excelente artículo, hay cosas que son sumamente importantes para la sociedad pero al parecer nadie le importa, ¿para qué está la ciencia?

    Si no cultivamos como sociedad el desarrollo de la inteligencia emocional de los niños vamos a tener enfermos emocionales cuyas consecuencas son mucho más graves, es un tema incluso económico, ¿cuanto cuesta un hombre drogadicto para una sociedad, no solo por lo improductivo (salvo excepciones) si no el costo de mantenerlo, peor aun si extrema su adicción para convertirse en un criminal?.

    La tristeza y muchos males emocionales comunes como el “estrés” pueden reducirse con niños cultivados emocionalmente estables lo sabe la ciencia, pero los políticos no quieren enterarse porque solo ofrecen “soluciones” de corto plazo, porque la sociedad misma exigen de los politicos “recetas” y soluciones inmediatas sino no vota para las sigueintes elecciones.

    Si el ciudadano comun entendiera lo importante de plantear una politica clara en este sentido entonces estaría dispuesto a apoyar por ejemplo que la televisión tenga más restricciones para los niños, que las entidades publicas deberian estar organizadas para valorar a los niños su magnitud verdadera, claro son cosas que no se ven tangiblemente será el hombre del los siguientes 15 o 20 años.

    Debemos acostumbrarnos a pensar a si en el Largo Plazo, en construir politicas sabias para tener seres humanos sabios, quizas entonces serán ellos lo responsables cambiar el sistema económico tan injusto pero mientras tengamos hoy mismo niños sacrificados por la incompetencia de los padres, profesores y toda la sociedad, ¿que podemos pedirles? por eso hay cientos se seres humanos avaros, inseguros, materialistas, etc.

    El sobre apego a las cosas materiales nace de una profunda inseguridad, y se relaciona con el programa generado en su niñez, el cambiar esto será un verdadero cambio de las raices de la sociedad.

    El Ser humano debe amar a los hombres y solo usar las cosas materiales la sociedad actual produce seres humanos que en su mayoria aman a las cosas y usan a sus semejantes.

  46. Ana Maria:

    No creo que la tristeza sea el odio hacia uno mismo en todos los casos. Tengo un hijo de 15 años al cual criamos con mucho amor y le educamos para que fuera solidario y generoso. Sólo digo que se ha llevado inmensas decepciones con los amigos pues él esperaba ser correspondido. Resultado: lleva un año y medio con una profunda depresión (en la cual ha estado tres meses ingresado en el hospital debido al lamentable estado físico y emocional en el que se encontraba). Ahora mismo sigue con su tratamiento terapeutico y farmacológico pero no avanza nada y es que está sólo. Acaso es culpa de él? que me lo expliquen por favor

  47. Antonio Molino Esparza:

    Hola, buenas tardes,hace muchísimo tiempo que le sigo, que leo sus libros, sus comentarios, su programa redes…. Bueno Usted para mí es una especie de gurú. Por cierto soy tan despistado que me he quedado sin invitaciones para verle mañana lunes en Zaragoza, pero qué le vamos a hacer.
    A mí me interesa mucho el tema de la inteligencia emocional, porque entre otras cosas en muchas ocasiones no canalizo bien mis emociones y esto me ha creado algún problema de convivencia, pero sobre todo problemas conmigo mismo. Tengo una hija de 11 años y en el colegio es una pena que sólo les “enseñen” conocimientos, pero además cargándoles de mucho trabajo. Seguimos igual que cuando estudiaba yo, aprender cosas de memoria pero sin comprender nada.
    Me gustaría saber qué podemos hacer los padres para solucionar este grave problema que tenemos en la educación y que los políticos no se hacen eco de las nuevas investigaciones y tendencias. En su libro viaje al optimismo he leído que la máxima responsabilidad la tenemos los padres, y eso es verdad, pero le diré algo y es que los padres no tenemos los medios adecuados para educar a nuestros hijos y además parece que tenemos a los demás agentes sociales en contra: Los maestros dejan de enseñar y su trabajo ya no es vocacional, y sobre todo los programas de televisión ayudan bien poco. Ya podemos estar los padres diciendo a los niños que tienen que obtener soluciones dialogadas y todo esto se contrarresta con cualquier programa de debates en la tv. en los que la educación y el saber estar brilla por su ausencia.

    Bueno, no le doy más la murga.

    Le deseo lo mejor y le agradezco todo lo que está haciendo por acercarnos la ciencia a las casas. Espero que vuelvan a emitirse cuanto antes nuevos programas de redes. Por cierto ¿Cómo está ese tema?.

    Lo dicho gracias y reciba un cordial saludo

  48. Carlos:

    La verdad es que parece asombroso como ciertas cosas relacionadas con la gestión de las emociones no se trabajan en los colegios y no digamos ya, sean materia del curriculum. Yo soy un simple estudiante de psicología al que le gusta reflexionar sobre las cosas y aunque todavía he aprendido pocas, ya he conocido varias que son de gran utilidad, por no decir indispensables para conocerse a uno mismo y tener más capacidad para tomar mejor tus decisiones, tengas la edad que tengas. Pero tomarían una importancia transcendental si se aplicaran en edades tempranas.

  49. maria Dolores:

    Sr Punset: Yo siempre he dicho que todo viene de como han sido tus emociones en la infancia.Yo siempre he tenido mucha ilusión por todo cualquier cosa me hace feliz no se lo que es el aburrimiento a veces parece que me falte tiempo,sin embargo mi hija que ha tenido mucho cariño de pequeña y a sido una niña muy deseada yo no la veo con la misma ilusión por las pequeñas cosas como me pasa a mi.El otro día cuando vino a verme le comente tengo yo mas ilusión por las cosas que tu y me contesto ,pues si.Yo no se si sera porque la adopte cuando tenia dos meses pero ahora ha cambiado bastante yo no la veo feliz ni con ilusión y a veces me contesta bruscamente,cuando de pequeña nunca me contestaba cuando la reñía se quedaba callada.
    Pienso que serán los genes pues no se que pensar yo lo de la adopción ya se lo fui diciendo desde muy pequeña para que lo fuera entendiendo y no fuera un trauma para ella y nunca me ha preguntado nada ni quiere saber nada del tema.
    Bueno que le vamos a hacer, con los hijos ,siempre se sufre, pero el amor por los hijos es incondicional.
    Un saludo Sr Punset

  50. Manuel:

    Totalmente de acuerdo con este artículo, sobra tanta violencia a nuestro alrededor y más paciencia y cariño recriproco.

  51. Elba Ramírez:

    Excelente articulo. Ciertamente estamos programados para ser únicos, pero con el “pequeño detalle” que estamos insertos en una sociedad de la, sin embargo, si no hay que escapar tenemos que reconocer la importancia de aplicar límites. Suelo sentirme a legre, en una oportunidad sentí tristeza por el trato de algunos a quienes creía compañeros y amigos, pero recordé una frase de un profesor español de Mercadeo: No eres tú, son ellos y pensé: procedo bien, y respecto a los demás que han sido egoístas, paso la página y sigo adelante, cuando reflexioné a cerca de la acción de esos, pude ver que alguien sucumbió ante las insinuaciones de un tercero, pensé lo tiene bien merecido, pero también pensé que saldó su cuenta. Por eso cuando me siento triste, analizo si es por mi o es por otro, si es este último, Corto y libero de inmediato.Lo seguiré en Twitter

  52. Jone:

    Hola, me ha gustado el artículo pero tenía una duda. Ya en la edad adulta, ¿cómo puede una persona solucionar esta problema para ser una persona adulta de verdad?

  53. cristina:

    En nuestro afán de buscar la felicidad estamos gran parte del tiempo tristes, deprimidos, ansiosos, nerviosos y agobiados; tenemos a nuestro alcance montones de “cosas”, pero nunca es suficiente, el sentimiento de insatisfacción es tremendo en nuestras sociedades tan desarrolladas, tal vez el desnudarnos y ver quienes somos, que es lo que realmente queremos y cómo conseguirlo, nos ayudara a sonreir, y empezar a dejar de estar tristes, deprimidos, ansiosos, nerviosos y agobiados.

  54. Luis Utrilla:

    Hola Eduardo, soy un gran seguidor suyo, me encanta la ciencia, así que por su trabajo gracias. Mi pregunta es:
    Siempre me cuestiono mucho en que porcentaje nuestra conducta, de mayor, esta definida por el entorno en el que crecemos, y en cual por los genes?
    Genéticamente estamos programados para ser de una manera? O son mas como encimas que se puedan activar según sea el entorno en el que se crezca?

    Un gran gran saludo, mucho animo con su trabajo y muchas gracias de parte de todos a los que somos curiosos y queremos saber

  55. Dr.Jorge de Paula:

    “Lla tristeza no es la expresión de que nadie nos quiera, sino el impacto negativo de no quererse uno mismo”, otra sabia reflexión de Punset en este artículo, se corresponde con una frase también muy cierta: “el que no da… no recibe”. Sucede lo mismo en muchas situaciones que tienen relación con la sobrealimentacion (> 65% de la población está “sobrealimentada”), y si bien se conocen los consejos y las técnicas para luchar contra esta sobrealimentacion, (especialmente cuando alcanza el rango de obesidad), si la persona no se quiere a sí mismo, es dificil que caiga en la cuenta de las diferentes formas de autoagredirse que se pueden dar.

  56. denisa:

    Hola, Eduard! la verdad es que este blog te hace poner las neuronas a trabajar. Me remonto a mi adolescencia y si estoy deacuerdo con vos. la tristeza es producto del odio a uno mismo. Es que de pequeños vemos constantes ejemplos de los adultos y aprendemos a no querernos. yo luego de descubrir que la autoestima es algo muy importante para las metas que deseamos y hacer lo que nos gusta es quererse. Gracias a los libros de autoayuda he aprendido a considerarme valiosa, el autoboicot es lo peor, te puede llevar a hacer cosas locas y terribles. no he llegado a ese extremo , pero se que el aceptarse, aprobarse y motivarse uno mismo es importante ya que si lo esperamos de los demas, esperemos sentados ya que ellos estan con sus propios problemas. Gracias Eduard por compartir estos pensamientos que dejan abierto al debate, a las diferentes opinion en que tanto enriquecen nuestro punto de visa. Hay miles de maneras de ver las cosas.
    Saludos desde Argentina.

  57. Fabian:

    Y que hacer para cuando ya se es adulto? no hay remedio?

  58. sheyla:

    La personalidad autodestructiva del ser humano siempre será evidente… y se sabe que todo ya está predestinado….

  59. Pilar:

    Por si a alguien le ayuda a entenderlo: mis amigas me dicen que están tristes o “están mal” y se sorprenden cuando les digo que estoy muy bien, porque ellas piensan en mi separación, mi paro laboral y que he perdido mi casa. Soy feliz porque soy tan buena gente que mis amigos me han acogido en su casa sine die y sin pedirme nada a cambio, desde hace más de dos años. Soy feliz porque el paro laboral me ha dado la oportunidad de mirar dentro de mí, quererme y reconocerme y prepararme mejor para el resto de mi vida. Y soy feliz porque la vida me obligó a aprender a desamar a una persona que no me respetaba. Ahora sé lo que quiero y eso me hace feliz. No me aburro nunca, tampoco compro cosas que no necesito ( y necesito muy pocas) y todos los días me levanto con ilusión y esperanza. En mi infancia fui una niña despreciada y abusada y dicen de mí que soy una gran resiliente. Lo que sé es que llevo dentro una niña pequeña a la que todos los días le digo que la quiero mucho. Que si sus papás y sus hermanos no la quisieron, yo la quiero, la respeto y quiero que sea feliz. (Mis familiares no tuvieron tanta suerte y siguen despreciandose a sí mismos. Espero que algún día se perdonen). Sé que la vida es muy bonita y corta y la aprovecho.
    Gracias por tu tiempo.

  60. Maria:

    Como Inés (comentario número 33) también me pregunto qué ha pasado en un caso que conozco muy bien, de las mismas características.

    No le gusta su vida y se inventa una nueva, donde es protagonista y donde llega a abusar de su entorno. Cuando el entorno pone límites se revuelve, amenaza, y busca un cabeza de turco, su madre, a la que le ha perdido toda consideración y respeto. Cuando sus hermanos piden que afloje, que se está equivocando, los ningunea, les dice que son marionetas que bailan al son que marca su madre. Ella dice que su madre la odia, pero no es así. Un día le dijeron que tenía un enemigo peligroso en su entorno cercano y ella fué descartando hasta decidir que era su propia madre. Y empezó una guerra cuyo único objetivo era el acoso y derribo de su madre. La culpa de todo, de lo que ha pasado en esta vida y en otras (ella cree en esas cosas).

    En el fondo, no se quiere a si misma. Parece que no ha sabido asimilar las dificultades de la vida, sobretodo las pérdidas de seres queridos. Y arremete contra los demás, porque los quiere tristes y desválidos como ella. No soporta la alegría de su núcleo familiar, no comprende como ese entorno pudo superar la muerte del padre y seguir adelante.

    ¡Es tan fácil decir y sentir que no tienes culpa de nada de lo que pasa! ¡Que todo es culpa de tu madre que ha puesto a todos contra tí!

    Hay algo en su cerebro que no le permite admitir la culpa y que la lleva a actuar contra su entorno. Lleva triste muchos años y ahora ha decidido alejarse de su entorno. Pero sigue con ira y odio. Dice que es feliz si no los ve, si no los tiene cerca. Pero no es así. Sigue triste y sola porque no es capaz de establecer relaciones de iguales: o ella es superior o ella es inferior. Acaba mal con todos con los que convive, con todos con los que trata.

    Estoy de acuerdo con la frase que empieza este artículo, también con la mala gestión de las emociones, pero no en la infancia (no es el caso), sino en un momento de su vida en el que se sintió sola (la muerte del padre) porque no quiso demostrarse débil con los suyos (que también lloraban esa pérdida). ¿Por qué lo quiso así? No lo sé, no tengo respuesta.

    Y así no se supera la tristeza. Además, desde que el odio está focalizado en una sola persona, es muy vulnerable. Se aprovechan de ella y esos aprovechados le dicen que la culpa es de su madre. Y ella lo cree y sigue aumentando su odio hacia ella.

  61. María Iris:

    El opuesto del amor es el vacío.
    Y en ese vacío pueden entrar muchos estados: resentimiento, tristeza, desamor, baja autoestima, falta de paz, odio, venganzas, inseguridad, miedo.
    Vacío de sentido y de dirección de centro, vacío de amor, porque el calor sólo se mantiene con ecuador, el que hemos perdido porque lo que nos rodea o nos ha rodeado, por circunstancias, nos ha debilitado, de una manera muy directa, consciente o inconsciente desde el entorno familiar o social, atacando al punto que nos dá vida, el corazón, haciendonos heridas por un tiempo, porque si nos situamos nuevamente buscando desbloquear esa fuente vital, lo curaremos porque el corazón, que en lo físico no se enferma de cancer, tampoco se paraliza para siempre en su capacidad de recibir y dar amor.
    Una manera sería llenar el vacío, desde un movimiento personal con destino a recuperar ese punto medio, motor del giro de la rueda, la que desbloquea para rotar en la vida sin miedo, porque desde ahí no hay puerta cerrada para avanzar con amor y paz, sin exceso que invada. Es diana con flecha que señala para no perdernos ni dejar que nos engañen.
    Dejemos de culpar a la infancia, tópico facilón, pudo ser para algunos un sello triste no lo niego, pero en la adolescencia hoy sufren mucho, es un paso que ha agravado la desorientación, la incertidumbre, donde por soportar tanta presión llevándoles a todas partes se han quedado sin identidad clara o con identidad perdida.
    Psicólogos, maestros, medios de comunicación se han hecho dueños de la divulgación variada del pensamiento, dirigido con libros y charlas hacia los niños, los jovenes y los padres, sin respetar la necesidad obligada siempre de esa marcada dirección hacia nuestro punto medio que nos refuerza frente a las dificultades de la vida, poniendo proporción que no deja que las emociones se desborden. Muchas veces los contenidos han sido hechos al gusto del paladar del momento y lo que la gente queria leer o escuchar en su oscuridad, para no perder lo que quizá más prima hoy en la filosofia, que es ganar prestigio o dinero, pero que nos han inundado a los jovenes de confusión.
    Frenemos a algunos adultos que por usar cualquier medio se han cargado orientando el punto medio. Porque desde ahí siempre hay verdaderamente libertad y no se dá vacío. Y la valoración no permite el engaño, ni todo vale.

  62. Jesl:

    Como siempre estos enlaces me hacen reflexionar….
    Provengo de una familia desestructurada hija de madre soltera y he vivido muchos episodios en mi infancia con poco o casi nulo cariño, rechazo y se me culpaba de todo lo que salía mal, siempre me persiguió el estigma de que seguiría lo mismos pasos de mi madre por simplemente ser su hija. Esto ha influido mucho en mi carácter y aunque hoy en día tengo muy buenas relaciones familiares y de amistad, si tengo muchas conductas negativas y aunque no tengo enfrentamientos si suelo tener malas reacciones con la gente que mejor se porta conmigo y me ayuda, intento corregirlas pero algunas veces no lo consigo y es como la pescadilla que se muerde la cola pues entre mas lo hago peor me siento. He logrado romper esa idea de que no conseguiría nada en la vida, pero sí creo que llevo además de mis vivencias que han moldeado mi carácter pues la predisposición a tener este tipo de comportamientos, trato día a día de corregirlos pero estoy totalmente de acuerdo en que las vivencias de la infancia moldean el autoestima y personalidad de los niños pues soy un ejemplo, después también influye el carácter de cada uno las experiencias a lo largo de tu vida, la reflexión y autocritica para seguir ese patrón en el futuro o no.
    Hoy en día estoy casada mi marido me quiere mucho y me lo demuestra y yo a él nuestra relación es muy buena y nuestro hijo es ahora mismo la razón de todo lo que hacemos , a mi hijo le doy todo el cariño y buen trato que creo que necesita confiando en que aunque no es todo lo que hay que hacer para que sea buena persona sí que creo que es una gran ayuda para su futura personalidad y relaciones personales, además que no concibo un minuto sin hacerlo me he prometido a mi misma darle todo el amor que él se merece y todo el que no tuve yo, así voy rellenando mi vacío.
    Un saludo

  63. Majebur:

    Estoy bastante de acuerdo con la tesis de E. Punset. Si no al 100%, una alta autoestima contribuye a que la senda de nuestra vida sea mucho más hermosa que si creemos de nosotros mísmos que valemos menos que un pimiento.
    Y el planteamiento es válido para, creo, casi todas las circunstancias, es decir, si a lo largo de nuestro vivir, perdemos seres queridos, si erramos en nuestra elección de pareja, si tenemos que afrontar la enfermedad de un hijo o una deficiencia, si nos quedamos sin trabajo etc. ¡seguro! que cada dolor que nos proporcione la vida, lo superaremos mucho mejor si nos amamos a nosotros mísmos.
    Y por descontado, es fundamental que tratemos con amor a nuestros niños para que aprendan a amarse ellos. Primero en el entorno familiar, también en el colegio, por supuesto, pero al respecto, sería un tema a debatir monográficamente, por su complejidad. Tema, por lo demás, que el Sr. Punset trata con frecuencia y no con argumentos, a veces, que a mí me convenzan del todo,
    También considero, por algún comentario que he leído entre los anteriores a éste mío, que ciertos estados de tristeza y dolor, pueden ser motivados por causas que nada tienen que ver con la autoestima.
    Gracias Eduardo Punset por la suerte que nos regalas al tenerte entre nosotros.

  64. fran:

    Siento discrepar de algunas de las aportaciones del Sr. Punset, pero no creo que la tristeza y la depresión fundamenten su origen exclusivamente en la infancia. La adolescencia y otras fases de la vida adulta son igual o mas imporantes que la falta de afecta existente en la ñiñez para provador sentimientos de pesadumbre en un individuo. Y mas aun si considera el autor el desprecio a uno mismo como el principal precursor del mismo.

    La adolescencia es la etapa en la que el autoconcepto se perfila y define de modo tal que el individuo se identifica como ser singular, diferente de los demás. Las experiencias van siendo más intensas y se aproxima a la vida y responsabilidad adultas, el adolescente va adquiriendo un mejor conocimiento de sí mismo, se forma una opinión más ajustada de su personalidad y se preocupa por conocer los rasgos que le definen.Nos encontramos en esta etapa con un problema fundamental, la búsqueda de la propia identidad. La maduración física que tiene lugar en estos años hace que el adolescente se centre en la imagen de su cuerpo. La nueva imagen corporal marca las relaciones con los compañeros de ambos sexos, siendo el autoconcepto de su realidad física una de las claves de su integración en el mundo de su grupo de iguales. Esta imagen de su realidad corporal contribuirá decisivamente a la valoración de sí mismo y a la afirmación de su identidad.

  65. mArc:

    cuantos rollos mas largos.
    Interesante tema, la verdad es que la confianza en úno mismo, en la mayoría de los casos, se refleja en nuestro éxito personal.

  66. Jose Manuel:

    Estoy un poco cansado de leer y escuchar a el señor Punset sus disquisiciones positivas sobre las redes sociales, como si tuvieran una connotacion beneficiosa sobre todas las personas para poder fomentar su vida social. Totalmente en desacuerdo.

    La proliferacion de las redes sociales en internet han provadado una mayor diferencia entre aquellas personas integradas en la sociedad con respecto a aquellas con dificultades de asociación y adaptacion. Las redes acrecientan la produccion de vinculos interpersonales en aquellos individuos que ya los peseen, aumentan los lazos ya existenten con amigos, facilitan el conocimiento de terceras personas, posibitilatan aumentar uniones con mas seres humanos de las ya creadas en su vida cotidiana.

    Quiza Punset desconoce en profundidad el mecanismo de las redes sociales que se encuentran disponibles en el ciberspacio. Para aquellos que están solos y con dificultadas de entablar relaciones humanas, no van a encontrar ayudam ninguna en estas plataformas web. Hablo por experiencia propia. La gente solo agrega a personas ya conocidas previamente, agregan a su vez a personas populares o con prestigio social, reconocidas. También famosos que aparecen en medios de comunicacion, deportistas, artistas celebres. A su vez agregan a personas apetecibles y llamativos por la configuracion de su espacio personal, o aquellos/as con fotos que provoquen el deseo y la atraccion en invididuos del sexo opuesto, si hablamos del uso de la interaccion de estas redes en el ambito de la seduccion y busqueda de pareja.

    Quiero recordar al Don Eduardo Punset, como ya bien sabrá, que la familiaridad y semejanza son atributos fundamentales para la aceptacion social de un individuo en un grupo cualquiera. Así mismo la belleza es un factor básico para la interacción social. Por lo tanto dificilmente una persona puede progresar en la sociedad e integrarse a traves de una red social. Se ponen de manifiesto mas aun las diferencias entre populares y solitarios. Las redes excluyen a los ya de por si excluidos o con menos proximidad humana. La gente quiere conocer y añadir en sus redes solo a sus amigos, conocidos, personas deseables por caracteristicas esteticas o por tener un perfil semejante, personas que tienen ya muchos amigos y los consideran mas capacitados y normales desde su pespectiva.

    No nos engañemos, la redes sociales solo han hecho que los que mas solos estaban sigan estando aun mas lejos de los que disfrutan de la compañia humana, del afecto, de la comunicacion, del amor,etc..y que éstos gocen de la oportunidad de evolucionar exponencialmente mas en su riqueza social y su magnifica vida.

  67. Macapiesga:

    Sr. Punset.

    Las emociones se gestionaron mal y crecieron pequeños monstruos alrededor, frustraciones, inseguridades, miedos y mas miedos… Y una gran soledad, y un odio que no se sabe que es odio porque se mezcla con el dolor.

    Pero cuando se deja la infancia? ¿hay una segunda infancia?. Cuando se toma conciencia de la mala gestion que alguien hizo de tus emociones, es posible volver a jugar, a sentirse niño a reponer emociones, a buscar quien verdaderamente tenga tiempo y ganas de escuchar. Hay una segunda oportunidad. Si eres consciente. Queda la autogestión de tus emociones, la reposición del dolor, el cambio de sentido y el camino a la normalidad, a la felicidad.

  68. Sandra:

    Mi vida afectiva no ha tenido cariños normales, mi niñez, adolescencia,..no creoq distinga la palabra Amor, estoy como incapacitada, para comprenderla. Cuando alguien falta a mi confianza mi pequeño mundo se hunde, y eso que trabajo cara el publico, no estoy sola pero me siento perdida, percibo el dolor ajeno poseo empatia para aliviar la carga a los demas,pero despues ya no soy necesaria, y se me olvida. Eso es tristeza.

  69. ameba:

    Muy duro.

  70. Elena:

    Desde luego que, si aplicaramos los conocimientos que tenemos sobre psicología en todos los ámbitos, pero sobremanera en la educación, ese porcentaje(20%) bajaría de manera muy notable, me atrevo a decir que se quedaría en el 5 %….seguramente menos…Una solución, bueno lo primero educar a los padres y profesores para que al comprender la importancia que tiene para todos adquirir una buena inteligencia emocional….al entender que la mejor vacuna para que nuestros hijos no caigan en las drogas y tengan recursos para ser felices es cuidar su autoestima, sobre todo, en los primeros años(e incluso ya desde que estan en el vientre materno)sienta la necesidad de llevarlo a cabo, en los colegios, en sus casas.Todos nos tenemos que educar en este sentido, yo, incluso siendo consciente(además soy psicologa..para mas inri)a veces me veo repitiendo patrones de mis padres, se me escapan porque lo tengo tan integrado que necesito práctica para adquirir la destreza de educar a mi hijo sin recurrir a lo”fácil”, a la violencia verbal(desprecios..etc)ni física, pero voy aprendiendo a controlar las emociones y a llevar a la práctica mis conocimientos con mi hijo(porque con los hijos de los demás siempre lo he hecho, es menos complicado)y, una vez que entras en la dinámica, en la buena senda, ya va saliendo todo mas fácil, el camino se despeja y todos nos beneficiamos.Lo que quiero decir es que, al principio, a todos nos cuesta porque tenemos otro modelo aprendido(integrado), pero, igualmente, todos somos capaces de salirnos del error y mejorar.

  71. Balsa:

    ¡Bienvenida!

    Y no lo es. La tristeza no produce un odio hacia uno mismo ni se puede afirmar que sea una falta de amor propio. Estar triste es algo natural, como estar alegre, pues todos nos sentimos tristes de vez en cuando. Cuando la tristeza se mezcla con otros sentimientos más intensos si se puede llegar a confundir y adjudicar emociones que no le son propias, como el odio o la culpa. La tristeza no es mala y no tiene intención de culpar a otros, por lo que tampoco se culpa uno mismo. Es una manera oportuna y benévola de mirarse jejeje el ombligo. Además de ser pasajera nos sirve como autoexamen para dar valor a las cosa que nos importan o creíamos importantes, cosas que no valorábamos en su justa medida o cosas que no teníamos (como comenta Françoise Dronet). Nos permite interiorizar y comprender los acontecimientos que la han causado de otro modo, dando valor a aquello que hemos perdido o tenemos. Puede decirse que la tristeza es uno de los mecanismos mentales que nos ayudan a dirigir la personalidad hacia los valores personales y sociales que teníamos por importantes al dar un enfoque diferente a nuestras preferencias en la vida. La tristeza también sirve como detonante ajeno del altruismo o la empatía.

    Aunque no siempre es así. Como estimulante de vitalidad la autoestima es muy adecuada para reactivar una personalidad o conducta anteriormente optimista, o en un estado… común, pero no es la panacea correcta a toda pena, pues puede obtener un resultado contraproducente (como nos enseña maría ángeles, que tiene toda la razón… y, permíteme, valiéndome de Freud -que no era del todo ignorante, jeje, ¡eran otros tiempos!- a veces un puro es solo un puro; la ayuda ha de ser sacrificio constante). Si una persona no puede evitar el daño anímico prolongado de la tristeza debe tratar de buscar ayuda por mucho que cueste el esfuerzo, apoyándose en un familiar, un amigo, una mascota, un libro, en los servicios sociales… y, si no queda otra, por la propia voz de tu conciencia, Pinocho, esa que siempre está ahí (anímate a pedir que te echen una mano, Juliana, y si no trata de ayudar tú a tus conocidos con pequeñas cosas, ya que la ayuda es un acto recíproco, no solo recibe bienestar a quien se ayuda sino también quien ayuda; lo más difícil que hizo Superman fue ponerse el traje). La autoestima no se inyecta y se soluciona el problema, lleva tiempo confiar en uno mismo y aunque no se solucionan todos los problemas se pueden mitigar con ayuda (ni siquiera los héroes pueden solos son el peso de su destino, jeje); que yo sepa no hay un fármaco que nos haga olvidar el pasado y un amigo por bueno que sea siempre aguantará menos que un profesional (aunque ese profesional sea el amigo), como dice eva, jeje.

    La tristeza es un sentimiento que se da en situaciones cotidianas no deseadas de pérdida de algo importante cuya duración e intensidad son coherentes con el desencadenante de la pena, algo normal que tooodo el mundo padece en más momentos de los que se cree cuando fracasamos en llevar acabo alguno de nuestros deseos; altera nuestro estado de ánimo y es pasajera y dura escasos días a lo sumo, además de ser un sentimiento empático identificable y comunicable “fácilmente” a otra persona. (Bueno, siempre que esa persona…).

  72. Balsa:

    Punset habla más bien de la tristeza denominada patológica que afecta más que al ánimo a nuestra manera de sentir las cosas, por lo que es un pena que afecta al sentimiento del que cada cual está hecho. La patológica altera ese estado de ánimo pasajero que es la tristeza (que lo normal es que desaparezca por sí sola) y lo hace perdurar en el tiempo. La tristeza patológica suele sobrepasar la causa que provoca la tristeza normal y termina por no ser coherente, o estar vinculada, (no es tristeza provocada por un hecho aislado sino algo relacionado con la remembranza inconsciente de algo no deseado de nuestra personalidad) con el motivo que originó la tristeza si es que se logra identificar el origen de la patología, ya que suele ser inexplicable y difícilmente comunicable por el apenado que puede llegar a no sentir tristeza, o no reconocerla, (de ahí que no sea ya tristeza normal) ante un acontecimiento que en circunstancias normales le había entristecido solo temporalmente (de ahí –en parte- la culpa interior e incomprensión social tanto propia como ajena). Es esa tristeza vital que parece apoderarse del cuerpo. La melancolía, que es algo así como… una melodía o canción diferente al resto de “tristezas” vitales, porque expresa una cualidad concreta (no sé, pena, vacío, culpa…) que puede no ser entendida por otra persona -incluso melancólica- por ser particular. (Era, es, algo sobre el eco…, ………¿resonancia? afectiva, no sé, no lo recuerdo bien). También está la tristeza desadaptativa que se sitúa entre la pasajera y la prolongada y que es algo así como una tristeza “exagerada” en relación a la causa que la provoca… no sé si hay más. Desánimo (?).

    Los efectos subjetivos que pueden producirse por una continua y prolongada tristeza están relacionados con la pérdida de energía, como melancolía, desgana, abatimiento, soledad… Tales penas (que no la tristeza normal en sí pues ya no es tristeza, sino otro tipo de estados “depresivos”) pueden dar lugar al alejamiento (soledad), al sentimiento de fracaso (desgana), la desesperanza, la impotencia, la decepción, la falta de control… que apaga o paraliza a la persona privándola de las ganas, ya que no se ve capaz de afrontar dichas situaciones. Aflicciones autodestructivas que si no se solucionan llevan a la persona a otro tipo de estados como el desconsuelo, el pesimismo y la desesperación, que son algo así como un horizonte de sucesos de la personalidad de los que no se puede salir de ellos sin ayuda cualificada y que terminan derivando en depresión. (Más o menos que yo no estoy cualificado). La tristeza patológica, la prolongada, abre el camino a la depresión, que no la tristeza normal, la pasajera, que no es lo mismo, pero no sin antes pasar por esos efectos subjetivos que pueden afrontarse con solo hablar de ello con alguien cualificado para ayudar sin que vayan a peor.

    Los adultos también tienen sus miedos e inseguridades, y como todo lo que somos, muestra personalidad, carácter, temperamento, comportamiento, conducta, idiosincrasia, genio, temple, humor… también son pasado, un pasado del que provenimos y sobre el que nos sujetamos, dependemos y desarrollamos; efectivamente una infancia, nuestro cimiento, es vital; la adolescencia, nuestra estructura, es lo que nos da sustento; pero las demás etapas de la vida también tienen su importancia y dejan su impronta en la configuración de la personalidad al relacionarnos del modo que sea. Obviamente la tristeza es a veces solo tristeza y no tiene por qué tener la influencia de una determinada infancia o adolescencia. Simplemente uno se pone triste por cosas como del mismo modo nos alegramos por otras; no hay que olvidar que reaccionamos a determinados estímulos y que sin ellos no seríamos como somos. Sí, ya sé que cuesta. Sin embargo, siempre hay opciones, y la personalidad que uno tiene no tiene que ser forzosamente es el destino de la persona (“normal”) si esta no está a gusto con ella, ni de aquellas cuyo temperamento no fue bien encauzado en la infancia o corregido en la adolescencia o en la juventud… Creo que hoy se da por hecho que los genes sí influyen en la conducta así como otros… factores del organismo: el temperamento (infancia) se entiende que es -en cierta menera- heredado y que a medida que la persona se desarrolla y madura, la personalidad (aprendizaje social) tiende a tomar el control de nuestro carácter primigenio (temperamento infantil, incluso yo diría que para el resto de la vida) y por tanto cincela mientras moldea nuestro comportamiento social adulto al tiempo que esculpe la personalidad que queremos definir para nuestra manera de ser. Lo que no quiere decir que por saber cuál es el origen de un problema anímico, la persona por sí sola pueda identificarlo correctamente y erradicarlo aun en sus primeras fases, que sería lo bueno. Por eso hay que pedir ayuda, ¡queeess bueno! Y ayuda a tener una autoestima en forma.

    En realidad, sobre la tristeza pasajera no hay mucho que decir y es positiva; siempre que se lee algo sobre esta te remiten a estos y demás estados anímicos problemáticos que traspasan los límites de la tristeza pasajera como si te fueran a operar mañana mismo del alma, y ya ves, cualquiera pega ojo esa noche. Cuando se habla de estados negativos es mejor evitar las palabras y actos negativos, y centrarse en las rutinas diarias ayudan a desviar la atención a otras cosas más saludables y más si se incorpora una nueva que sea de agrado. Si solo es tristeza, es reconocible claramente y se recomienda llorar, compartir y dormir… pues sí. Suele pasar por sí sola y no hay de qué preocuparse. Si no, analiza con ayuda las posibles causas porque no será tristeza. Pero bueno, siempre es mejor que te lo explique y ayude una persona cualificada.

  73. omar:

    Muy buena nota,como todo lo q uds. publican. Ahora bien, existe alguna soulución o ejercicio neurocientifico que ayude a recomponer el daño causado en la infancia.

  74. j.r.c.:

    Poco se me ocurre añadir después de lo leído, pero si siento la necesidad y la utilidad de prestar, o mejor dicho regalar, mi apoyo a las personas que en algún momento lo pasan mal o siguen teniendo dificultad para digerir la tristeza, pues no hay mejor medicina que afrontarla con entereza y buen humor, aunque cueste.

    Creo que dar ánimo es también una buena forma indirecta de autoayuda para así intentar estar prevenido con una especie de vacuna contra el malestar del alma. Algo así como espantar los males para que por pura simpatía se pierdan juntos, los propios con los ajenos.

    Bien, para contrrarrestarrr con algo de buen humor, pero en serio, que alguien me diga cuantos políticos y gobernantes en general se preocupan de la asignatura, en el cole, dedicada al equilibrio emocional, el buen humor, el respeto, el amor, la asertividad y todo aquello que se aleje del absurdo de adquirir tantos conocimientos que solo sirven para obtener una titulación con la que ganarse un buen enchufe, poder añadir en la cuenta otro master con el que demostrar lo cualificado que se está para ganar más dinero con el que poder adquirir un mayor número de cosas inútiles con que adornar una supuesta autoestima basada en la imagen que determina la ley del marqueting (perdón) y estar bien situado en el ranquing (perdón, ¿se escribe así? ) de los nuevos héroes sin, por supuesto, acordarse de los que lo pasan mal, tan mal que ni siquiera tienen tiempo de quejarse y por lo tanto no padecen el mal del estres, reserva de las élites, por que a esas personas nos se les permite padecer tan elegante mal.
    Tampoco disfrutan de la misma información que los privilegiados del primer mundo, inundado de satélites y de adelantos como el internet.

    Los marginados no padecen la crisis, ahora de moda, por que no la conocen, no saben en qué gastarse el dinero por que no tienen ni les preocupa el cambio climático, por ejemplo. Tienen preocupación de sobra con el hambre que los supuestos civilizados les proporcionamos.

    Tenemos motivos para sentir tristeza por lo que, en general, somos, cuando fracasamos en perjuicio propio o ajeno, pero siempre estaremos a tiempo de enmendar la autoestima con la alegría constructiva de ayudarnos a nosotros mismos ayudando a los demás.

    El amor, solo se encuentra cuando se regala y se siente

  75. María Iris:

    Que bien describe Maria (Nº 60), un comportamiento que hoy en día se dá, de una manera más frecuente o en cantidad mayor de lo que se habla y se sabe:
    un hijo que procesa mal la muerte del padre, que no entendiendo el vacío, que asustado por el desgarro producido en él, busca un culpable, porque no ha admitido o entendido lo ocurrido, porque quizá para no hacerle sufrir más, erroneamente, o porque era pequeño, no se le explicó bien en su momento que en la vida y en nuestra naturaleza hay limitación a la que nos exponemos sin poder hacer nada más que cubrir con responsabilidad y cariño el hueco, y eso le toca hacer al que queda.
    Y por no asumir el hecho, cuando no se comprende bien, la culpa anda suelta entre él y hacía su madre dirigida desde su inseguridad y apoyada, esto es lo triste, por el entorno que elige, y que hoy está teniendo eco importante en posición contra las madres, injustamente.
    Por ello es hora de que los Psicólogos dejen ya de relacionar todos los males y problemas que la vida dá, mientras uno crece y madura, con relación a la influencia nefasta de la madre, porque habrá situaciones, pero no la mayoría. La sociedad se lo ha creido, sin separar casos y hoy la madre normal, la buena mujer que sólo cumple con su obligación está siendo desprestigiada y desamparada. Hay una responsabilidad personal que el hijo tiene que ir descubriendo, de integrar los opuestos, conforme vive y en ocasiones se niega creando confusión y sin que nadie le ayude, al contrario son vulnerables a elegir parejas o amigos que les desintegran más.
    Antes cuando alguien se quedaba sólo, educando y criando a sus hijos, era admirado y cuidado por todos, se reconocia el esfuerzo que llevaba ser pilar doble, se tendía a comprender la dificultad, pero hoy con desprecio se envuelve a ese entorno con la frase de entrada:
    Esas madres son culpable de posesión, se dá por hecho ya, por estar sola, y verse obligadas a cubrir lo que falta, a esa inclinación cruel de opinion sobre ellas, y seguidamente toman el consejo de, apartemos a los hijos (lo he observado en charlas donde con ironía se habla así de ellas, frases que no ayudan, separan y salen de boca de los profesionales).
    Y es que algunos no han elegido la carrera por vocación, la han elegido porque se sintieron incomprendidos en sus limitaciones y buscando comprenderse con estudios de Universidad, lo que han andado hasta el presente, se ve que sólo ha sido hacia la conquista del título y no en superación personal, comprensión y madurez que exige la carrera por lo que demanda.
    ¡Cuidado porque se está haciendo mucho daño, trabajais con niños y familias!. Y ellos, los hijos os están demostrando que necesitan a ambos, padre y madre, porque sino no son felices y sufren.

    ¿Por qué hay tanto dolor? porque no se sabe curar el alma, se queda en estudiar la mente y sin ese ajute de las dos, el cuerpo no rinde en acción equilibrada. Para ello hay que ser un poco tres cosas: psicólogo que conoce la mente, médico que quiere curar y sacerdote bueno (no cualquiera) que regala tiempo e interés por esa persona llegando a lo profundo, poniendo esperanza.

    Mi espoxición sólo pide autoridad que responda a lo que se ejerce.
    Niños y jovenes, se averguenzan de que su madre no sea admirada y si juzgada como bicho raro.
    No tenemos tanto progreso, ni vamos tan bien, si los profesionales que tienen que ayudar a entender la vida y curar corazones, por no haber curado el suyo están ahi de esa manera.
    El miedo deforma la realidad en el niño y en el joven muchas veces, por eso, por no querer sufrir o por calmar su desajuste afectivo inventan. Empiecen por él y unan a ambos hijo y madre o hijo y padre, porque sino serán errantes. De las entrañas nacieron y ellas son su faro mientras se hacen hombres de bien, porque si predomina la desorientación nos dice que no hay sociedad amiga
    .

  76. Rubén:

    Hola Sr. Punset,

    la sociedad que estamos creando y que lleva varías décadas con el mismo estilo de vida nos está pasando factura. Es cierto que la falta de cariño en forma de maltratos como caso muy extremo o simplemente con ausencia durante todo el día del padre o la madre, teniendo que estar en guarderías, abuelos, niñeras y demás hace que el niño pueda tener en un futuro problemas como depresión, neurosis, inseguridades, autismo y una interminable lista de enfermedades psicológicas en más o menos medida. Es por eso que hay que replantearse el actual sistema en el que se trabaja todo el día y no se juega e interactúa con los más pequeños de la casa y encima lo hacemos a última hora del día y cansadísimos. ¿Cambiaremos este modelo alguna vez? Recuerdo que en uno de sus vídeos se comentaba que el futuro tiende que todos trabajemos la mitad de la jornada y ocupemos más tiempo con nuestros hijos, seremos más productivos y lo más importante, más felices.
    Encantado de poder contactar contigo aunque sea por el blog. Deseo que se mejore.

  77. ameba:

    Nuestra libertad es patética.

  78. Carolina:

    Por qué los políticos no hacen nada al respecto? Pues porque los niños no votan, está claro. Y porque los efectos de este tipo de medidas sólo se observarían en 15, 20 ó 30 años, entonces el equipo de gobierno que puso en marcha los cambios en educación necesarios para el cambio, ya no estaría en el poder, obviamente, así que no les serviría de nada (a ellos, claro), no se traducirían en votos.
    Un abrazo a todos y animo, que de cualquier crisis se sale con determinación e ilusión

  79. Julie Wetterslev:

    Es muy facil manifestar que la gente este triste porque odían a si mismo, y que sólo tiene que ver con los primeros años de la vida. Es el tipo de psicología que omita totalmente a todos los factores externos en la sociedad que nos rodea. Sí uno nace en una familia rica, tiene otras posibilidades, que uno que nace en una familia donde no tienen que comer. Sí uno es maltratado, por los padres, por el estado, por compañeros de trabjo, va a afectar el humor y la experiencia de vida. A veces hay razones por las que sentir tristeza, porque sí existen las injusticias y el dolor en el mundo. La compasión real (y el camino a la verdadera felicidad) está en tratar de entender que es así, en tratar de sentir solidaridad con alguién que sufre, en vez de burlarse de él, y esperar que en tu momento negro también alguién te va a apoyar a tí. No siempre podemos entender la escala de los desatres de otros, pero decirles que so,o están tristes porque odian a ellos mismos me parece demasiado arrogante.

  80. roberto:

    hola sr. punset.yo le tengo como un hombre sabio.uno de esos que salen en las peliculas orientales,que con una frase deja helados a los demas.
    un saludo.

  81. Fernando:

    Comparto mucho y me quedo con la idea de la curiosidad. Y también seguro que el Sr Punset que siguiendo literalmente sus palabras nos podemos instalar en el excesivo proteccionismo a los hijos, que pueden conducirlos a seres sin capacidad para ser autónomos.

  82. Diego Emilio Zegarra:

    Y bueno en el presente podemos decir que al menos en este tipo de problemas…tenemos más información, ahora ya sabemos. El conocimiento nos hace responsables y no podemos negarnos. Hay que establecer academias y programas que eduquen a las familias respecto al manejo de las emociones. La educación emocional es calidad de vida. Ahora no es necesario viajar tan lejos para contar con las herramientas y las personas adecuadas. Hoy en día tenemos la internet para informarnos. Gracias Eduard, y gracias a todo tu equipo. Cuando logremos nuevos avances por estos lados, les avisaremos. Saludos desde Cochabamba-Bolivia.

  83. Alguien:

    Yo también he sido una niña maltratada, insultada y despreciada, porque no encajaba con los pensamientos y conductas “normales”. Mis padres pensaban que tenían que “salvarme de mí misma”. Yo aún necesito salvación de todo lo que me han hecho ellos y el colegio en el que estuve hasta los 18 años. El ambiente era opresivo y asfixiante, lleno de tradiciones y costumbres que tratan de destrozar cualquier atisbo de evolución. Cuando leí por primera vez “La Regenta” pensé que era imposible encontrar una descripción más exacta del lugar donde nací…
    Aún sigo intentando ser feliz. Pero lo intento :)

  84. Maria Iris:

    Este fin de semana en Redes se expuso la influencia que puede tener el comportamiento y estado, de la madre en el embarazo, con influencia sobre el niño o niña y sus posibles problemas posteriores.
    Embarazo, niñez, adolescencia, es periodo donde todo interviene en la formación del caracter y personalidad, aparte de la salud del físico, por ello tenemos que tener clara la acción y sus consecuencias. Pero lo que de verdad hace daño a un niño es encontrarse creciendo en una sociedad vacía de preguntas por lo fundamental.
    Donde la tecnica es un dios, la fama es otro dios, el cuerpo y la imagen son dioses, donde hay bulimia de novedades y donde nadie se para a pensar qué vale lo que tienes.
    Ideas con consecuencia de destrucción porque no se sabe vivir dando vida a la vida, porque hay una caridad y tolerancia que encubre un miedo terrible al compromiso con todo.
    Proyectos que se cargan la raiz de legados importantes como son valores, que hoy no se tienen en cuenta y son la madera noble que pueden ayudarnos a expresar nobleza, fidelidad, honradez, de uno con uno mismo y luego con otros.
    Se ha podido educar sanamente y respetando y ver con alegría como han crecido esos jovenes y de repente encontrarte que ser así está siendo un gran problema para ellos porque no se estila.
    La gente, el grupo, la mayoría no permite más que iguales y si destacas por tu voluntad sana o responsabilidad, comienzan a menospreciar a la raiz, la familia, usando algo tan anormal como que hoy, se deja de ser moderno y avanzado por tener respeto y creer en uno mismo, es decir se ataca acomplejando y menospreciando.
    En más de una familia ha ocurrido que como si fuera un DRAGÓN todo un buen trabajo se lo ha llevado esa moda que pide subordinación a los vicios, donde hoy en tiempo de ocio no hay límites y mucho menos punto medio.
    La gente huye de todo, pero quiere compañia porque el silencio les hace pensar.
    Hay angustia, mucho miedo a vivir con futuro, porque eso pide poner finalidad clara y hoy se quieren vivir tantas cosas que no se puede concretar.

    Elegir lo bueno, lo material, rechazar lo dificil y lo que no gusta, buscar una imagen y querer sujetarla sin integrar los opuestos, ha desajustado la balanza, y hoy tenemos, una cultura bipolar, una politica bipolar, una Iglesía bipolar, muchas profesiones con gente bipolar, porque una cosa es lo que dicen y escriben y otra lo que son capaces hoy de ajustar y hacer si tienen que desandar, ayudando y dirigiendo este mundo hacia ese punto medio, bueno para todos, que necesita valientes y gente madura y sobre todo gente con fortaleza aprendida al no escaparse de la realidad de la vida.

    Aún queda gente con ganas, sería bueno sumar para que dejen de ofender a la incencia y trabajo que algunos padres e hijos han hecho y quieren seguir haciendo.

  85. Ana Muñoz:

    Creo que la tristeza tiene muchas caras, y muchos motivos. Tal vez algunos se sienten tristes porque se odian a sí mismos, como dice el artículo, otros porque no encuentran sentido en unas vidas monótonas y vacías, otros porque sienten un miedo que le impide vivir como desearían, otros por las circunstancias externas, que a veces son demasiado duras; en otros casos la causa es la insatisfacción con una vida equivocada, y luego están esos otros que aún tratan de descubrir el motivo de su tristeza.

  86. LuisMi:

    Pero quererse uno mismo, en ocasiones es arriesgarse a que la mitad de los que te rodean te lo empiecen a reprochar todo…

  87. Salva:

    Psicología: respeto, autoestima y asertividad. Fundamental una asignatura en Primaria (quizás en 4º, 5º y 6º), ESO y FP. Lógicamente después potenciarlas en las carreras universitarias.

    Muy bueno el artículo, como todos.

  88. Raquel M:

    Lo que he aprendido de la tristeza es gracias a los demás, yo soy muy sensible, y cuando veia alguna situacion injusta, o alguna discusión, y sabía el motivo, y por ser pequeña (menor de edad) y no poder hablar por ser mujer, me causaba tristeza, y más aún cuando hablaba y sin escuchar me mandaban callar, en público o en privado, mientras no lo hicieran mis padres, yo no obedecia, así me han criado y me siento orgullosa de poder seguir mandando callar y juzgando cuando siento o veo ciertas situaciones que son injustas, siempre le digo a todo el que me rodea, la verdad y la sinceridad, hace la paz, un corazon libre, y la tristeza que ya se lo que es gracias a madurar como persona, yo no la sentire, que cada cual sienta su propia tristeza, yo diré sin dolor el alivio a ese corazón.

  89. Raquel M:

    Sobre el Aborto diré, que cada mujer debe (es un derecho por naturaleza), ya que es la que concibe, tener plena libertad de su vida y las futuras vidas que pueda procerar, un hombre o las hormonas de una mujer para mí es lo mismo en la adolescencia, la falta de información en el sexo es la que provoca los embarazos no deseados, si los adolescentes tuvieran educacion sin pudor por parte de todos los que lo hemos practicado, con libertad y educación hablando, sería la solución de tomar una decisión de forma correcta ¿quieres placer y satisfacción o lo quieres todo, el bombo al completo? que cada cual responda…. y actué segun la información y todo, lo que engloba el sexo y las hormonas.

  90. Mª Pía Valdés-Hevia:

    Siempre me lo dijo mi padre, pediatra, ante esa moda de no tocar a los niños que no duermen, etc. “Los besos y las caricias engordan. No dudes nunca y no temas pasarte. Haz lo que te diga el corazón”

  91. Lídia_TuPotsPsicologia:

    Deberíamos tener la autoestima siempre en mente porque afecta mucho . Ya recogía Cyrulnik Boris en su obra “Los patitos feos” que debido a que cada situación vivida es posteriormente interpretada por nosotros mismos (o con la ayuda de los adultos cuando somos pequeños), cuando la situación es difícil, que se convierta o no en trauma dependerá mucho de como la entendamos. Yo creo que detrás de estas interpretaciones personales está la autoestima, ya que nuestra visión de lo que está fuera está teñida por nuestro estado más interno. Y no hay nada más triste que una tristeza permanente así que no hay nada más motivante que intentar construir (o reconstruir) nuestra propia estima.

  92. María Iris:

    Elegir nos dá libertad pero nos exige responsabilidad, actitud que para quien no quiere tener culpa, debería ser algo muy tenido en cuenta.
    La libertad no se llena en significado real sólo por decidir, hay una exigencia que pide conocer la naturaleza y sus leyes donde entra también nuestra naturaleza personal y el respeto que hemos de tenernos no mintiéndonos y eso siempre pide ser fiel a la autoexpresión sin esclavitud de pasarnos rompiendo límites, o no participando, que suele ocurrir cuando muestra inteligencia está al servicio de los temores huyendo del compromiso de aceptar ese momento, con punto medio, que siempre exige toda relación o viviencia compartida para que nadie pierda y todos sean tratados con dignidad y atención.
    La libertad nunca vá sóla, tiene su opuesto, por ello nunca puede ser META exclusiva.
    La libertad mal entendida se carga muchas veces el amor.
    Y sin amor la vida no tiene sentido, tiene vacío.

  93. Molina:

    De igual modo que la felicidad está en “la ante-sala de la felicidad” como bien dices Eduard, la infelicidad se encuentra en “el miedo al dolor”, el sufrimiento es mayor e la sala de espera de un quirófano y los días previos a la operación que en el quirófano en sí. ¿Por qué nos asusta tanto el dolor? me he preguntado una y otra vez, no llego a comprender como el miedo a sufrir nos atenaza de tal manera, que somos incapaces de imponer la racionalidad en las decisiones que tomamos.

  94. Maria Iris:

    Infelicidad, dolor, sufrimiento son estados que nos asustan, y si pensamos… ¿en que familia o casa no ha habido una muerte, un desamor o una enfermedad?. La vida no está esenta de ello, pero si que hoy es más abundante en algunos la carga, porque hay quien elige no estar en las dificultades y otros tienen que llevarlas. Y compartir las dificultades las hace más llevaderas.
    El bien y el mal se muestran en el grado de consciencia que tienen las personas y hoy la consciencia falla en mayores y jovenes.
    Se mueve una imagen de bueno, pero no se centra la vida en hacer el bien. Ello nos ha hecho comprobar que no se puede esperar mucho de los semejantes.
    Y es que el movimiento central en la mayoria es uno mismo y sus gustos, necesidades, proyectos. El otro es el que puede servirte para lo que quieres y luego ya se suelta.
    Descaradamente estamos apoyando al egoismo en la vida, y eso si que es malo para la vida…
    Por mucho que expliquemos y expongamos lo que nos lleva a la felicidad, si no nos atrevemos a poner el volante en dirección hacia una meta de ser responsables, desde la posición de creer que todo el mundo es merecedor de salud, amor y dinero, no sintiendonos cómodos ante la debilidad que algunos sufren, o la tiranía que se dá en otros, seguiremos dando alas a lo que hay. Si nuestra sensibilidad no se quedara indiferente, estariamos movidos por el corazón y desde él no admitiriamos tantos desmadres y excesos de unos con otros, tanta indiferencia.
    No es verdad que hoy se es bueno y sano, no, hay un ambiente muy enrarecido en la conciencia.
    Nadie es culpable, muchos se lavan las manos y ultimamente entre las masas se mueve oculto un poder de todo menos de cuidado por el pensamiento limpio y maduro.
    Las redes sociales, el movil. Vida sintetica en las vidas humanas.
    El mundo parece una gran ciudad movida desde un ordenador que hace manada, con los mismos gustos, los mismos gestos (manos ocupadas) y las mismas metas: No perderse lo que dicen otros, ver la vida a través de una pequeñísima pantalla, y olvidarte de lo que tienes al lado.
    Cuando lo urgente hoy es “Aprender a pensar”, para lo que se necesita espacio en silencio, sin tecnica y reflexión.
    No soy pesimista, pero sé el camino que no nos lleva a lo que tanto anhelamos….No nos llevará la dispersión. La que nada tiene que ver con la unidad, la unidad que pide un punto de encuentro en todos para lo importante, lo que nos falta: integración personal y capacidad para
    amar a los demás.

  95. Ycy:

    Está bien saber que la causa está en la infancia, así sabremos criar mejor a nuestros niños. Pero ¿qué hacemos con los que ya han crecido? y sobretodo ¿cómo actuar cuando un adulto está triste?

    Por que si alguien muere de pena, decirle “quiérete más” no le va a servir de nada. Y mucho menos “deberían haberte querido más de pequeño”.

    ¿Qué puede hacer uno mismo para despreciarse menos?

  96. Noemi:

    conocer el odio que uno siente hacia uno mismo fomenta aún más las ganas de destruírse, al conocer de cerca aquellas palabras que antes eran simplemente una melodía de fondo.. mi pregunta es cómo luchar cada día para quererse tanto, por no decir por odiarse cada vez menos a sí mismo

  97. María Iris:

    Ycy…
    ¿qué puede hacer uno mismo para despreciarse menos?…
    Lo más rápido y efectivo sería: volver a nacer, tocar el origen inocente de uno, energía que no tiene miedo, ni marcas, y eso no es imposible si de verdad uno muere a su pasado, a sus recuerdos, si los anula con un despojar lleno de ganas.
    Sería borrar de un plumazo una historia para permitirse y permitir la llegada de lo que cuando tenemos esperanza, lo creemos y ponemos las manos, está ahi para nosostros, pero hay que trabajar esa actitud de sentirnos merecedores de lo bueno, nos pide no haber dado espacio a lo contrario, viene a ser eso que dice: si no os volveis como niños no entrareis en el reino de los Cielos.
    (Y el Cielo son esos momentos buenos entendiéndo bien la vida aquí, sin resistencias que son cargas).
    Con inocencia, pureza y energía primera, nada nos puede hacer daño; ahí hay protección de uno mismo, la que sólo se alimenta de la unidad con ese espiritu bueno y sabio que cuida y que providencialmente nos saca o nos evita lo peor.
    ¿Cuantos niños se caerían muchas más veces, sino fuera por esa energía natural que les envuelve y les lleva fuera del peligro?. Es la desconfianza desde la mente, de la que nos rodeamos o nos rodea, la que iinfluye para que los periodos no sean más cortos en sus dificultades.
    Es época de comenzar a tener fé, fé en la vida en armonía, que sólo se tiene integrando y procesando todo bien, abrazando los opuestos. Elegir ha hecho alimentar más el ejercicio de la mente y la inteligencia, apartando a un lado la fé, creando muchas dudas, y quitando mucho valor con ello al ser humano, le han bajado las defensas, creándole muchos temores.
    Ello nos frena la concreción de los sueños, anula los deseos y perdemos un sentido especial para nuestra existencia. Quizá la fé en uno mismo unido a la naturaleza y su poder mayor, nos salvaría de bloqueos y limitaciones. Nos pondría alas para volar y motivos para dejar lo que pesa. Sin olvidar que tenemos raiz para volver a descansar y tomar de la fuente. Nido que acoge.
    Somos dueños de nuestro corazón y su función es oxigenar la sangre, para darnos vida.

  98. Yilva Kalmanson:

    No podemos pasarnos los dias culpando a los otros por las adversidades que nos ocurren durante la vida. Hay que tomar las riendas de nuestra tristeza por nosotros mismos. Estoy de acuerdo de para eliminarla tenemos que buscar las causas pero de una manera positiva. El amor por ejemplo….alarga la vida. Soy feliz por ejemplo, porque trato de rodearme de seres amados y no trato de evadir a los otros pero simplemente los ignoro. Gracias Sr.Punset.

  99. ana:

    La autoestima en su punto medio es lo fundamental. :)

  100. Carlos:

    Eduardo, excelente tu artículo, quiero hacer hincapié en las metas, que es uno de los temas principales de mi blog http://www.cratilo.com, creo que la mala fijación de metas es un punto fundamental en esto, hay personas que andan por la vida entendiendo que van detrás de algo deseado y al final se dan cuenta de que no es así, como digo en uno de mis artículos, es como que con mucho esfuerzo subas una escalera de madera y al llegar al final te das cuenta de que la has colocado en el lugar equivocado, en ocasiones nos fijamos metas que nada tienen que ver con nuestros valores y principios o es probable que si están fundamentadas en estos pero no han sido bien planificadas, en lo particular creo que uno de los elementos más motivadores en la vida es el logro, este arrastra mas logro y este a su vez trae felicidad.

    Saludos,

  101. Maria Iris:

    Muchas veces se planifica bien, se fijan metas, pero ocurre que llegado el momento uno no consigue dar forma.
    Y hay un motivo muy escondido y sin reconocer en estos días entre bastante gente: “El miedo al compromiso”.
    Ese miedo está muy ligado a no permitirse la persona, involucrarse, pararse y entregarse afectivamente atendiendo a lo que le atrae y en el fondo quiere, que unas veces tiene que ver con el trabajo y otras con el amor.
    Ser tan universales, querer vivirlo todo, no entender bien la libertad, no comprender el fruto de las obligaciones, pensar de la autoridad, desde uno y en otros, que es algo que tiraniza siempre cuando se ejerce o se permite aceptar, son demasiadas razones para poder estar ahí sin temor, el miedo es mayor que la motivación, y es una pena porque todo cuesta mucho esfuerzo, a veces dinero y años, y hay aptitudes que se pierden por no permitirse mostrar.
    En definitiva, muchas veces no se tiene lo que se desea, porque algo nos ahoga desde uno mismo impidiéndolo. Y eso necesita ser reconocido y trabajado.
    Ha sido tan ensalzada la elección personal en todo, estos ultimos años, se ha engañado tanto haciendo creer que solo por elegir desde uno se tiene lo mejor, que partiendo de ese concepto y libre albedrío, eligiendo no sufrir, no tener límites, se ha esclavizado al ser humano, en un porcentaje alto, no pudiéndo hoy, participar libremente y sin angustia en todo lo que lleva sistema, estructura o proceso.
    De ahí viene esa rebeldía, que no sólo es juvenil, es algo más limitador.

    Pero la vida dá vueltas y las herencias culturales során recogidas por los hijos de estos jovenes y los hijos siempre obligan, sólo por crecer a nuestro lado y quererlos, a aprender muchas cosas, que nos llevan a aceptar y recuperar el sistema que todo proyecto con finalidad buena necesita.
    Casi siempre vienen con el caracter que nos pide poner límites a nuestras limitaciones obligándonos a actuar hacia la compensación y regulación.
    Satisfaciones cortas se llevan logros que nos harían muy felices.

  102. Maria O.:

    Como puede una persona aprender a amarse a si mismo?…Por evitar a mis hijos los maltratos que sufri en la infancia, adolescencia y demas…..no termine la asignatura de como aprender a amarse a si mismo?
    Como puedo aprender ahora a amarme a mi misma?

  103. Maria Iris:

    María O.
    En el blog del Sr. Punset, tema ¿qué es la vida para ti?, en el número 19 se menciona la asignatura del amor.
    Aprender a amarse se consigue, se sabe cuando uno entiende lo que es el amor.
    Dar y recibir exige el amor cuando funciona.
    Si sólo has dado y no has recibido… te faltaba entender que en las entrañas de uno, hay una puerta que cuando se abre para ser bien para otros, se abre también hacia el otro lado, para que entre el bien que nos merecemos en nosotros.
    Esa puerta la mueve el contenido, la fuente, de reconocimiento del valor que damos a lo que movemos apreciando desde nosotros nuestra manera de dar vida.
    Somos merecedores ya sólo por nacer a la vida de compartir el amor de esa vida con vida, ¡que nadie se lleve lo que nos pertenece!. Eso lo conseguiremos siendo justos con nosotros mismos permitiéndonos aceptar ser herederos de ese bien, si nos hemos reconocido legitimando ser dueños.
    ¡Ánimo!.

  104. Guadalupe:

    Me encantas, siempre quieres llegar al fondo de todas las cosas cada vez que veo el programa tuyo me sabe a poco, siempre me quedo con ganas de más a veces como la TVE2 lo repite procuro verlo otra vez nose que decir no te conozco pero como te veo siempre, ya hasta me pareces familiar, tambien quiero decirte que te admiro muchisimo eres una persona muy inteligente y además aprendo mucho con tu programa.
    Gracias

  105. monika:

    Cuanta razón tienes, a veces la tristeza no viene de sentirte solo o creer que nadie te quiere,el problema principal está en tu autostima, la principal persona que se ha de querer, és uno mismo.

  106. Mercè:

    Totalmente de acuerdo con este artículo. Me quedo con la frase:” La felicidad se basa en la certeza de que los otros son inocentes de tu infelicidad”.
    Gracias.

  107. María Iris:

    Aunque es dura la frase que sigue es verdad:

    “Uno deja de ser culpable cuando se hace responsable”

    Desde ahí, nada es para siempre.

  108. rmp:

    Me encanta su artículo señor Punset, y viene muy bien leerle con frecuencia, estoy totalmente de acuerdo con su análisis tan acertado.

    Yo también he aprendido a lo largo de mis años el significado y la importancia del equilibrio emocional proporcionado por el cuidado de los padres y el afecto; yo si lo tuve y es imprescindible para que un niño crezca y se desarrolle de forma sana y equilibrada.
    Hay que quererse mucho así mismo.

  109. obdulia:

    Entiendo que la tristeza sea en definitiva un odio a sí mismo,pero no puedo acceptar que lo sea siempre.Hoy, estoy muy triste me siento demasiado sola y creo que de alguna manera soy culpable de los derroteros de mi vida.No he sido capaz de ser más feliz pero también he tenido mala suerte con mis padres:que me llamaban bastarda,con el padre de mis hijos,con mis hijos.tengo que sobreponerme y entenderles en una sociedad que no me gusta.tengo 50 años y estudio y voy consiguiendo mis metas ,pero los demás no me permiten ser feliz pq a nadie le importa mi felicidad.Esa autoestima de la que hablaís,no la entiendo,yo creo que me quiero a ratos
    .No tengo depresión,estoy triste por que .mi vida está rodeada de muchos tarados. Menos mal que puedo leer cosas como las que habeís escrito.No todos somos iguales.

  110. Blog de Eduard Punset » Contra la tristeza, autoestima « blogdeformacionvirtualindependiente:

    [...] on http://www.eduardpunset.es Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaBe the first to like this. « Previous [...]

  111. Nico:

    Lo que somos hoy es resultado como dice usted de la interconexión de nuestra historia personal con nuestro sustrato biológico innato. Es central preocuparse por las etapas mas tempranas de la vida de nuestros niños, pero son variables en su mayoría exentas de nuestro control. Yo por ejemplo vivo en Argentina, y la cantidad de villas inhospitas que hay, la corrupción, el crimen organizado, las drogas asesinas como el paco, y la fragmentación social estan haciendo destrozos con los psiquismos.
    En el caso de mi pais por ejemplo el tema de raiz sería mas bien economico y politico. No obstante quienes tenemos la posibilidad de enterarnos de los factores que atentan contra la estabilidad emocional de nuestros niños tenemos que poder transmitirlo a nuestros pares….. Hace poco escribi un articulo sobre mejorar nuestra autoestima, como parte evaluativa del autoncepto el cual es maleable tambien en la edad adulta, espero que me pueda dar su opiñon: http://seduccionlatina.blogspot.com.ar/2012/06/como-mejorar-nuestra-autoestima.html .
    Si bien escribo un blog de seducción trato de no dejar de hacerlo con criterio y conocimientos científicos actuales. Espero que le guste saludos!

  112. Gorka:

    Pues sí que es cierto todo sí… la verdad que lo que a mi siempre me ha ayudado a llevar esto es hablar… hablar y hablar, y a poder ser con “desconocidos” que no puedan llamarme exagerado.

    Es una pena que en una vida en que lo podemos tener todo estemos insatisfechos con nosotros mismos… impotentes… de hecho, sigo pensando que esto que nos pasa se debe a que pensamos demasiado, está comprobado que pensar en exceso no funciona para nada productivo, es más, es un tipo de tortura pasiva muy agresiva y peligrosa, por que las conjeturas en las que pueden derivar las cosas sin alguien que le de cordura al asunto puede acabar muy mal, en la mayoría son depresiones, o tristezas “inexplicables”, pero en según que casos me arriesgo a hablar de psicosis.

    Puede parecer un argumento un poco pirado… pero así pienso yo!! jejeje

    Un abrazo a los que estén depres!! y a los que no también!!

  113. Iván Ayala - Autoestima Positiva:

    Hola Don Punset!
    Yo no tuve la suerte de desarrollar una autoestima positiva ya que no tuve una infancia muy feliz que digamos, y puedo dar fe de ello que los primeros años de nuestra vida es clave en el desarrollo personal de un niño. He tenido que pasar situaciones muy duras hasta que después de muchos años encontré la paz conmigo mismo, y ahora tengo la confianza suficiente en mi mismo para afrontar la vida con pasión y optimismo sin quejarme ni echándole la culpa a nadie.

  114. Banial:

    No estoy de acuerdo en que la tristeza sea el impacto negativo de no quererse a uno mísmo. Tal vez, esa sea la pretensión de quienes no nos quieren. Hacernos creer que nosotros somos los culpables cuando estamos tristes. El muchacho que en el colegio se ve sólo, apartado de sus compañeros, no creo yo que sea una persona triste por odiarse o no quererse a sí mísma, sino que lo está por precisamente no sentirse querido por quienes se supone deben ser sus compañeros. El problema de todo esto es que el mal no se olvida. Tan es así, que para quién lo ha sufrido el paso de los años y la llegada de las famosas redes sociales, no puede hacerle olvidar que aquellos que le denostaron o maltrataron psicologicamente, siguen siendo los mísmos. Más mayores pero iguales por dentro, porque lo que uno conserva de ellos es lo que de ellos vió y observó siendo niño. E imagino que lo mísmo les pasará a ellos. Mientras para uno el problema son ellos…para ellos el problema es uno.

  115. María Iris:

    Hoy leía:
    La causa primaria de la infelicidad nunca es la situación, sino lo que piensas sobre ella.
    Ejemplo: decir “Estoy en la ruina” es una historia. Te limita e impide que emprendas acciones efectivas. Decir “Me quedan cincuenta centimos en mi cuenta Bancaria” es un hecho. Enfrentarse a los hechos siempre da fuerza.
    Dice el libro de Eckhart Tolle “Todos Los Seres Vivos Somos Uno”: en lugar de ser tus pensamientos y emociones, sé la conciencia que hay detrás de ellos. La conciencia es la inteligencia mayor de la vida, es el espacio en el que tiene lugar el pensamiento, la emoción o la percepción sensorial.
    Con conciencia se abarca más allá de nuestra propia manera de pensar, se integra y se hace sintesis con la unidad de conjunto.

  116. noni boni:

    holla me preocupa mucho una amiga .siento que tiene una gran tristesa y culpa y se lo causa ,que quiere ayudarle a todo el mundo y sufre mucho cuando a algun ser ,seaquien sea le pasa algo y en esto momento esta enferma y se me a puesto mas triste todavia ,es los que mas quiero aparte de mi familia ,y nunca me ayaria si algo malo le susediera ,por fabor ,es el motivo por los que busco algo de ayuda ,grasia seria un plaser tener algo d repuesta ,

  117. Lau:

    Ojalá todos encontráramos ese cisne rápido! desde pequeña era rellenita, y toda mi infancia se basó en mi personalidad porque era muy graciosa, pero conforme fui creciendo y adelgazando seguía con la misma idea de que no merezco a alguien porque soy fea o no me veo bien, ya tengo 19 años y hace 2 años tenía el pelo más abajo de los hombros y me lo corté yo sola, corto corto como el de Hally Berry, ese dia me sentia horrible asi que me lo corte todo, el pelo largo me hacia verme fea porque era un pelo muy maltratado ya que toda mi vida me lo he planchado porque me acomplejaba el hecho de que fuera muy grueso y frizz, así que lo tengo corto y la gente más cercana me dice que me veo super bien y bonita y mejor que con el pelo largo, y que era de las pocas mujeres que se veían bien con pelo corto, la verdad tuve mucha confianza mis 1eros meses, porque me sentía renovada y mejorada, pero desde que entre a la universidad a la carrera de medicina engorde 8 kilos, peso 70kg y mido 1.70 así que no estoy en sobrepeso pero si me siento muy insegura. Hay mujeres que a pesar de que tienen más peso se ven hermosísimas pero la diferencia es que ellas tienen un alta autoestima, si uno se siente bello los demás lo ven bello, pero cuando no, las personas mismas reflejan lo que sienten y los demás no serán capaces de ver la belleza, es algo que he aprendido con los años. Como: porque la tipa más fea tiene novio? o tiene un montón de hombres detrás si no es tan bonita? pero es por esa misma razón se creen y actúan como si fueran bonitas, claro que todos tenemos nuestras cualidades y nuestra belleza, ya que la belleza está en el ojo del espectador. Lo malo de todo esto es que yo no he logrado encontrar esa belleza externa! y en este momento me siento muy mal, sigo comiendo porque tengo pensamientos negativos como diciendo que porque me merezco adelgazar! si igualmente voy a seguir siendo fea o seguir viéndome mal… además yo sé que la solución no es adelgazar sino aceptarse como es uno o mejorar un poco no radicalmente hasta llegar a un punto de confort personal y quererse, apreciarse, y verse al espejo y sentirse bien. Lo mas difícil es que yo sé lo que tengo que hacer, se porque me siento mal: por mi mala autoestima, y sé que tal vez no me vea tan mal como me siento, todo eso lo sé, pero yo lo entiendo en 3era persona, cuando me lo digo a mi misma no me lo creo, y sé que está mal, porque yo misma no me quiero abrir a conocer chicos de mi edad ni nada, osea NUNCA he tenido novio, ni he besado a nadie ni nada, me da miedo siento que nunca le voy a gustar a alguien y que no merezco a nadie, y siempre meto mi peso en la situación, diciéndome a mi misma que es porque no soy tan delgada como las chicas de mi edad y que a los hombres no les gusta el pelo corto, o que de seguro piensan que soy gay, o excusas y otras cosas que de fijo no son ciertas, pero que yo si me las creo. A veces siento o veo que algunos compañeros o chicos se me quedan viendo pero la verdad me genera incertidumbre de porque? lo más normal es que vean a una chica porque es bonita, pero a veces pienso que tal vez es por pura curiosidad o por mi personalidad que es muy llamativa y escandalosa, porque por cierto soy super extrovertida, razón por la cual la gente se extraña de que no haya conocido a mi chico ideal si yo hablo con todo el mundo, excepto con los chicos que me parecen guapos, más bien cuando los veo me comienzo a sentir insegura, no hago contacto visual o quito la mirada, y los ignoro completamente hasta que este segura de que no me puedan ver; cuando se trata de chicos me vuelvo la persona más introvertida del mundo, y como nunca he tenido novio no sé nada acerca de como interpretar las conductas masculinas y me cuesta entenderlos.
    En fin espero que algún día este post se haga realidad para mí y las demás personas del mundo!

  118. María Iris:

    Lau, a veces hay un miedo a los vínculos que se disfraza con argumentos o reflexiones que son un propio ataque para no estar disponibles.
    Es verdad que hoy las personas, sobre todo los jovenes se cuidan mucho y los cuerpos parecen algunos de molde perfecto, pero cuando el físco es el centro mayor de alguien, se nota, falta vida en la expresión de esa persona y su imagen.
    Los chicos como las chicas unos y unas, a veces prefieren felleza, otros buscan estilo, hay quien prefiere gente interesante, otros necesitan compartir inteligencia y también hay quien busca gente buena, sencilla y sana.
    ¿No me digas que no tienes alguna de estas cualidades?, porque todos tenemos algo especial que atrae, seguro que si, pero todavia no lo sabes.
    ¡ Además no conoces todavía lo que puede dar de si una persona si lo desea!…hay cambios que llegan en su momento, que con menos esfuerzo nos hacen vernos o mostrarnos con una soltura o seguridad natural que todo fluye de maravilla a esa edad, hasta el amor.
    No te compares ni te exijas tanto, vive el momento disfrutando de lo que eres. Hay personas que emiten un encanto especial y no es con la forma, son sus gestos, su risa, su alegría, su clase desde la elegancia del alma, hasta la cara cambia cuando alguien lleva armonía por dentro. La bondad dá belleza, quita esos rictus serios que dá la rebeldia permanente, o anula el gesto de huida que dá el miedo que no confia.
    No temas y comparte, a veces no gustarse es tener demasiado en mente la imagen personal queriendo resultados impecables. Sé humana y disfruta de tu edad, te queda mucho por vivir con calidad.
    Vienen tiempos donde se va valorar mucho más el comportamiento, la integridad y nobleza.

  119. Lau:

    María Iris
    Muchas gracias por el comentario agradezco tu tiempo por haber leído el mio y de responderlo, la verdad tienen razón en todo lo que dices soy muy joven aún y obviamente quiero alguien que me valga por lo que soy no por como me veo por que al fin y al cabo el físico no perdura, y posiblemente tengo que dejar de pensar tanto en mi físico, en realidad yo creo que no lo hago mucho pero a la hora de pensarlo no me gusta lo que veo y como me siento y eso fue por que no desarrolle la autoestima necesaria cuando era niña pero en fin ojala que con el tiempo encuentre más auto aceptación y alguien que me quiera por lo que soy.
    Muchas gracias!

  120. Lizza:

    Pues, en mi caso, mi infancia fue prácticamente “color rosa” a menos a que haya algo que yo inconcientemente omíta, pero por lo que yo recuerdo, eran pocas las veces las que mis padres me trataban de una manera “inadecuada”; aún así, mi tristeza es variante, un día estoy feliz y otro estoy triste, no soporto a nadie ni nada e incluso lo que pienso o hago me irrita…

  121. María Iris:

    Tuviste mucha suerte Lizza, por comenzar viendo y teniendo la parte bonita y buena de la vida, es referencia de que se puede dar una manera armonica y con afecto de vivir, tienes que estar agradecida por ello, naciste a la luz rodeada de lo que nutre, más eso también tiene su riesgo, a veces se puede quedar uno pegadito a esa manera rechazando la otra parte, su opuesto, el que también lleva la vida: esfuerzo, lucha y sufrimiento, que deja de ser dolor, cuando reaccionamos aliniándonos, no rindiéndonos ni rebelándonos, sino aceptando por un tiempo lo que es, algo que pasará…si no nos ponemos a la defensiva y alargamos el estado de tristeza o malestar.
    Lo que nos desajusta es no saber integrar todo; eso se dá cuando creamos oposición por elegir una de las partes y rechazar la otra, ahí nace la hostilidad que invade el caracter de uno, sino se reflexiona y se intenta cambiar percibiendo la vida.
    Hablar de una infancia perfecta de amor y comprensión, puede hacer débiles más tarde, es fantasia exagerada educando, algo se ha escondido porque la vida no es así, como tampoco todo tiene que ser oscuro y de miedo o recuerdos duros para la infancia, pero todavia estamos a tiempo de usar ese mapa donde se incluyan montañas, valles, carretaras lisas y con curvas.
    Lizza, hazte montañera poniendo tu caracter en forma, verás como se limpia tu energia, en la vida se puede salir de todo, la carcel mayor es nuestro pensamiento. Y nadie es responsable de tu vida de hoy, sólo tu y tu decisión en el presente.
    ¡ánimo!…que el bien se haga latente en tu entorno.

  122. Silvia:

    Hola, mi nombre es Silvia. Buscando ayuda en la web, vine a parar a esta pagina. No se como empezar lo que se es que me siento muy triste, aveces me siento que estoy viviendo en el momento equivocado. Tengo una hija de adolecente que no vive conmigo, mi pareja no me trata muchas veces como you quisiera. No tengo amigos, vivo en un pais extranjero lejos de mi hija y mi familia. No se por donde arrancar…..

  123. María Iris:

    Silvia, sabes lo que tienes y no tienes.
    Acción rendida (comprendiendo), acción poderosa.
    Hoy puedes decidir lo que será mañana, dejando lo que no te hace bien y poniendo todas tus fuerzas y metas en recuperar a los tuyos, en unirte y estar con los que te quieren.
    Vuelve a encontrarte con ellos, juntos saldreis de todo. El amor crea y dá fé para mover montañas, o periodos difíciles.
    Que sea tu regalo del 2013.

  124. nelly carrasco:

    por favor necesito ayuda…….siento que todo el mundo me odia….hasta mis hijas, en mi trabajo me llevo mal con todos, no tengo amigas…..todos se alejan de mi…….he buscado ayuda e informaciòn y nada me llega al corazòn…..aveces pienso que soy un ser muy malo….todo lo pienso en negativi…inconcientemente….quiero sanarme….tengo muchos temores….tuve una infancia horrible, que me atormenta toda vez que recuerdo, por lo mismo es que trato de borrar el pasado, pero tengo hermanos que vivieron casi lo mismo y son normales……….siempre llego a la misma conclusiòn…..estoy sobrando en todos lados……..me duele el alma de tanto dolor……….saberse despresiada por todos es lo mas doloroso que puede sentir el ser humano

  125. María Iris:

    Nelly, ¿Quieres salir d ese estado?…, a ver, te voy a dar unos trucos.
    Para cambiar la forma de pensar negativa, no hay que atacar continuamente al mal hábito que uno tiene, hay que partir de dar preferencia al momento, al ahora, a lo que tienes entre manos, entonces no cabe ese temor, ni ese miedo o esa angustia, sólo cabe lo que estás haciendo.
    Te explico:
    ¿Qué estás viendo una película?, centrate en ella nada más. (Al principio fallarás pero luego lo dominarás).
    ¿Qué haces la comida?, entregate disfrutando mientras la haces, te saldrá divina.
    ¿Qué comes?, saborea lo que comes, como nunca te sabrá de buena.
    ¿Que no puedes dormir?, sigue tu respirción, verás como te calmas.
    ¿Que paseas?, disfruta de los sentidos con el aire, el olor de lo verde, los colores, los niños.
    Cuando te centras en tu presente y en lo que te toca hacer en ese momento, durante cada momento del día, sin esfuerzo, pero lentamente vas aprendiendo a descubrir el placer que lleva lo que haces y a recoger el buen resultado de ti.
    Dejarás de depender ya de lo que los otros muestren, aparte de que les darás tanta paz que querran estar contigo, pero no busques eso, ni lo apartes, hazte independiente entre la gente, pero humanamente persona.
    Empezarás a valorar mejor la vida y con ello tu vida y también comprenderás a los que te rodean, entendiendo sus errores y sus carencias.
    Tu estado de hoy no es fácil para tu familia y los tuyos. Si no te han podido ayudar, hazlo tú contigo, de la manera que te sugiero, dejarás de ser victima si comienzas a ser responsable manejando tu capacidad.
    Contra la tristeza, presencia de los sentidos percibiendo más allá.
    La autosuficiencia es fria. La afirmación de uno desde uno, es otra cosa y para ello hay que contar siempre con lo que uno puede y demuestra.
    Aprende a estar ahí, de esa manera que te aconsejo y verás como se desintoxica todo tu entorno, recibirás lo mismo que tu has aprendido a dar.
    Y si no se arregla tu ambiente, ten serenidad porque lo que falta por llegar aún será mejor, tu estarás más preparada.

    No quiero ser única contestando, aparte de que aqui ya hay respuesta casi para todo. Quien desee ayuda aparte de ti y desde hoy, la encontrará repasando los comentarios.

  126. luna lopez:

    pero que hacer con esa tristeza que se siente ese vacio, esa sensacion inexpicable de no concuerdar con nadie ni querer hablar con nadie… Que hacer cuando no confias en nadie? Tienes tantos sueños pero no sabes por donde comenzar y sientes que no puedes cumplirlos ni puedes hacer nada bien? He intentado subir mi autoestima pero como si no te sientes suficiente o cres hacerlo pero no mejoras nada hacerca de ti

  127. María Iris:

    La tristeza hay que sacarla de las entrañas y del corazón. Hay que llorarla. Las lagrimas limpian, pero hay que hacerlo con todas las fuerzas del momento, para que el aquí y ahora la venza. No ser grifo que gotea dolor llorando alargando el tiempo. Expresa lo que tu corazón siente, que no sea tu imaginación quien desea sentir desde las sombras.
    Una vez limpia, respira, coge oxigeno y no vuelvas a dejar que salga de ti y entre a ti nada que no sea esperanza, nada que no sea lo mejor que hay en tu fondo y en el mundo, tienes derecho; verás lo fuerte que te sientes y lo poco que te va a importar tu pensamiento; tu alma libre compensará, estarás acompañada por tu propia inocencia, con lienzo en blanco serás dueña de pintar con colores alegres, dinámicos, haciendo imagenes con forma. Puedes adelantarte a una realidad llena de vida.
    Un vaso para que se llene de lo que nos gusta o necesitamos, hay que vaciarlo primero. Somos responsables de ese cambio de alimento.

  128. Maria Esperanza Grau:

    Claro, acertado y enriquecedor el comentario de la señora Françoise Dronet. La felicito, y coincido con su pensamiento.

    También recojo el valioso consejo de María Iris.

  129. Marcos:

    ¡Hola! No recuerdo cuándo aunque, un buen día, me convertí en la persona, más, feliz, dentro de mi entorno. Había logrado la máxima felicidad posible, a la que podía aspirar un mortal. Todos me lo decían y repetían: “¡Vos sí, que estás bien!”, “¡qué bien se te ve!”, “¡qué joven estás!”, etcétera. Es curioso, porque, todavía, extrañamente, algo de aquellos tiempos, persiste. Tengo 45 años y aparento menos de 30 … Y, todos, me lo dicen. Son frecuentes las largas noches, en que sueño aventuras, fantasías vívidas y, sí, con la felicidad. Toda la jornada siguiente; luego de que me despierto; está embebida por esa magia, que se renueva noche a otra. Creo, que es un regalo de Dios y, nunca, pude explicarme, por qué, soy tan dichoso. Sin embargo hay infortunios, en mi existencia. También los afectos ocupan un lugar muy importante, con sus sacrificios. Empero prefiero olvidarlos y concentrarme en mis ensoñaciones, mientras brego. Amo en mí esa capacidad de gozar, valiéndome de, casi, nada. Con esto postulo, que, la tristeza, es un sentimiento, que se puede experimentar, simultáneamente, con la alegría. Por ejemplo, puedo estar llorando, mientras saboreo una golosina. Ahora, cuando me vengo a autocancelar y obligar, a lo que es ponerme y “tomarme”, demasiado en serio, como si, esta vida, fuera la gran cosa, me autodesprecio y … me pongo triste … y no paro de llorar (y no como dulces, mientras gimo). Entonces vuelvo a lo básico; a lo que me hace más feliz; a mis sueños oníricos. Me preparo para una larga noche reparadora. El misterio de mi cerebro hace el resto. Entonces despierto habiendo olvidado todo, lo que sé. ¡Es maravilloso! Cuando, algo, me viene a impedir el olvido de “mi memorabilia”, acudo a alguna droga poco adictiva, como es el alcohol, la sal o los dulces … o la música. La tristeza tiene mucho de rutina, repetición, recuerdo, monotonía (ruido, sinsabor), cansancio con uno mismo, con trabajar o vivir. Cuando vengo a estar muy alegre, me desconozco (es al revés, que con la tristeza) y no sé, realmente, quién soy. Me siento enajenado; poco consciente de mí mismo. ¡Ignoro, que si me estimo o no! Pues estoy en “otra frecuencia”. Como conclusión, quizá, la autodepreciación (baja autoestima entristeciente), sea el resultado de “alguien inteligente, que vivencia una excesiva (y obsesiva) autoconsciencia”. La idea es romper con dicha obsesión, distrayendo la mente, como son cultivando (solo o acompañado) el ocio, la cultura, el descanso y, ¿por qué no?, acudiendo al consumo, de alguna droga de esparcimiento (café, mate, té, alcohol, sal, dulces, grasas) o al arte. Desaconsejo, enfáticamente, las drogas muy adictivas (sexo, alucinógenos, psicógenos), porque aumentan la autoconciencia, la cual acontece durante la abstinencia, y, si se fuera muy analítico, esto, haría sentirse “poca cosa”, lo cual entristecería. También dudo, que beneficie 24 horas seguidas de cálculo matemático o lo que es abordar temas científicos, que excedan, hiperbólicamente, la capacidad mental, que se tiene. ¡Abrazos!

  130. Manejo del Duelo:

    Gracias por compartir este bello artículo para reflexionar. Un saludo

  131. Carmen:

    Y q solucion nos queda a los incomprendidos, q sin ninguna culpa de una infancia triste y descuidada no sabemos apreciarnos? Yo lo he intentado muchas veces, pero sigo sin sentirme querida por los demas, siguen sin entenderme….

  132. María Iris:

    Carmen: No hay amor sin fe, ni fe sin amor.
    Es verdad que en nuestra sociedad relativista, hay carencia de esa admiración confiada ante el ser humano. Ha caido la integridad general y con ello ha nacido la desconfianza, ha menguado ese impulso inmediato que mueve respeto por alguien que sabemos es persona, ya no se estila valorar y respetar lo que pueda tener en potencia, si de entrada no la hemos elegido. El temor está ahí porque la nobleza ha sido desbancada ultimamente, por un permisivo engaño tolerado.
    No obstante alguien tiene que comenzar a devolverle al hombre y mujer, su capacidad de inocencia, lealtad y grandeza.
    Empecemos por incluir en nosotros: deseos, sueños, esperanzas de que nos merecemos encuentros con amor. Allá donde se pone la fe se pone la fuerza y nace lo que las entrañas desean.
    Necesitar amor no siempre dice que sepamos amar, pero se puede comenzar un aprendizaje con resultado de alabar.
    En las relaciones de vida con todos y todo primero hay que morir a algo para que se quede lo mejor y hagamos alquimia nueva, con vida.
    ¿Por qué no empezar?… como tú la sociedad está a falta de afecto y comprensión. Hoy para reir y ser feliz se ha puesto de moda beber y otras cosas. Hay carencia de aspiración natural, de impulso personal desde dentro. Tenemos la llave aprendamos a usarla.

  133. Javier1954:

    A mi parecer, valen todas estas ecuaciones:
    Tristeza = [Vigilia humana]
    Y también:
    [Felicidad humana, plena] = [Sueños de los bebés, recién nacidos, totalmente ajenos, a la vigilia humana]
    Y por tanto, la tristeza de una persona, solo es posible, el curarla, si esa persona, concilia, unos sueños, cuyos argumentos, se parezcan mucho, a los sueños que tenía esa persona, cuando era, un bebé, recién nacido.
    ¿Y como se puede conseguir, que una persona, concilie, esos sueños?
    Pues sometiendo, a esa persona, a una fuerza implosiva, extra, muy grande, asociada, a un mineral, muy duro, o cobijando, a esa persona, dentro de una pirámide, cuya forma geométrica, se parezca mucho, a un mineral, de gran dureza.

  134. María Iris:

    Javier, el mundo necesita personas maduras con intenciones limpias, con esa pureza de un niño. Pero detenernos o añorar los sueños de los primeros meses o años, es frenar la potencialidad del ser humano, es detener las estaciones de la vida.
    Un niño se expone porque confia, se fusiona porque es feliz compartiendo, lo da todo porque no compite. Ese niño cuando es de meses necesita adultos sanos, que le quieran y le cuiden.
    Para nosotros es bueno copiar su alma limpia y para ellos es bueno que no les mostremos el miedo que no tienen, y que juntos crezcamos integrando las dos partes de la vida: bondad y fortaleza, donde es probable que abunde la justicia y mengue la tristeza.
    ¿Hay mejor meta o sentido bueno, que cuidar nuestro mundo y con ello cuidar del hombre?
    Usando la balanza, la medida, el punto clave, el punto medio, nuestras realiones fluirian sin tantos problemas.

  135. Javier1954:

    La vida humana, cainita.

    Si el cosmonauta, atlante, Caín, no hubiera aterrizado, jamás, en el interior tenebroso, del planeta Tierra, jamás, hubiera asesinado, a su hermano, Abel.
    Y por tanto, si las personas, jamás, hubiéramos aterrizado, en el planeta Tierra, por medio, de los vientres de unas mujeres, jamás, ninguna persona, habría asesinado, a otra persona…..
    Entonces….¿A que nos debemos de dedicar, las personas?
    A / ¿A adecentar, a nuestras vidas, vividas, en el planeta Tierra, cuidándolo exquisitamente?
    B / ¿A abandonar, el planeta Tierra, o mundo, lo antes posible, por medio, de las mismas naves, en las que vinimos, es decir, por medio, de las mismas naves, en las que vinieron, al planeta Tierra, Adán, Eva, etc., etc., etc., hace diez mil años, aproximadamente, para que ninguna persona, vuelva a asesinar, a ninguna otra persona, jamás, como, Caín, asesinó a Abel?

  136. Javier1954:

    La vida humana, enferma, envejecida, y mortal.

    Si los cosmonautas, atlantes, Adán, Eva, y todos dioses, y diosas, de la mitología, griega, no hubieran aterrizado, jamás, en el interior tenebroso, del planeta Tierra, hace unos diez mil años, jamás, hubieran, conocido, que era, una enfermedad, una vejez, y una muerte cadavérica….
    Entonces….
    ¿Qué debemos de hacer, las personas, con nuestras vidas mundanas, en el planeta Tierra?
    A / ¿El cuidarlas exquisitamente?
    B / ¿El abandonarlas, lo antes posible, por medio, de las mismas naves, en que vinimos, hace diez mil años, para que, ninguna persona, vuelva a conocer, jamás, que es su vejez, o que es, una enfermedad?

  137. Javier1954:

    Quien no se alimente, de la carne, de un cosmonauta de Dios….

    Viajero, libre, por toda la Creación…
    Es decir, quine no se alimente, del cuerpo de Cristo….
    ¡¡¡No tiene, vida eterna, en sí mismo, sino, que, esa persona, morirá, en el planeta Tierra, o mundo, de forma inevitable!!!
    Pero, quién se alimenta, del cuerpo de Cristo, aunque, solo sea, una sola vez, en su primera comunión, de niño….
    ¡¡¡Ya tiene, la vida eterna, en sí mimo, y por tanto, esa persona, ya sea, completamente viva, mediante su salvación (Como, Enoc, Elías, y la v. María), ya sea, por medio, de su muerte, y resurrección, posterior (Como Jesucristo, resucitado), se alimentará, del cuerpo, de un cosmonauta, viajero, libre, por toda la Creación, y por tanto, al alimentarse, de este cuerpo de Cristo, se alimentará, asimismo, de una vida eterna, inmortal, o incorruptible, que tiene, su única casa, permanente, en Dios, mismo.

  138. jl:

    Un tratamiento diferente de la tristeza ligada a la muerte:
    rumbointerior.com/blog/max-y-su-sombra/

    Saludos

  139. fernando:

    Creo que la tristreza es creada por los vacíos interiores, por la incapacidad de aceptar la realidad tal y como es, por la falta de capacidad de vernos y conocernos a nosotros mismos, por la pobreza tanto material como espirittual, por la falta de conocimientos. No es solamente un asunto de la infancia, estoy de acuerdo que el factor emocional es fundamental en las primeras etapas, pero no debemos ser deterministas como lo fue Freud. Solo me queda decir que si nos llenamos interiormente con mucha voluntad, mandaríamos para siempre a la basura a esa especie de parásito que es la tristeza y a su hermana mayor la depresión que carcome la vida de muchas personas. Pienso en esos casos en que hay gente extraordinaria que no tiene brazos ni piernas, que sin ciegas y sin embargo nos dan un ejemplo. Viva esos seres luminosos que nos dan ejemplo así como el pensar en un dios de amor que está en nuestro corazón, eleja esta peste de la mente. seamos valientes siempre con nototros mismos y no nos dejemos corroer por el pesimismo, otra hermana de la tristeza

  140. ygpbt:

    Hoy es 17 de julio de 2013, acabo de leer este artículo a pesar del tiempo que hace que se publicó. Cada vez que leo este tipo de cosas siento alegría y pena a partes iguales, me explico, se que analizando la conducta humana, siempre se encuentra una respuesta científica y una solución relativamente sencilla para solucionar el problema analizado. Generalmente se estudian problemas como la depresión, la autoestima, el ser introvertido o no……….pero nadie parece creer que la avaricia o la envidia sean motivo de estudio…….. en una sociedad como la actual, en la que no hay mas que gente codiciosa, si encontraramos la forma de educar a nuestros hijos y a los demás de forma que nos conformaramos con lo que tenemos, no me refiero al campo intelectual, o a las metas profesionales, pero si a lo material. Al final todo se mueve entorno a las posesiones, lo que podemos decir a los demás que tenemos y, si es mas de lo que ellos pueden llegar a tener, mejor que mejor. En fin, alguien tendría que decir como solucionar también estos temas que hacen tanto daño.

  141. ANA:

    Tengo algunas dudas: ¿Tienen la culpa las religiones de que creamos en cosas extrañas?¿Hay que ser creyente para creer en cosas indemostrables, como los poderes de la mente?

  142. Isa:

    La tristeza nos viene a informar de ¿ Qué hemos perdido?
    – Nuestro amor propio
    – Nuestra seguridad
    – Nuestra adaptación al mundo

    La tristeza es una de las emociones que mas nos ayuda a calmarnos y enseñarnos el valor que tenemos en nosotros, en los que nos rodean … hagamosla caso y demos valor a lo que realmente es importante que somos nosotros mismo como seres humanos y la relación con otros seres humanos…. hasta que no aprendamos eso…seguira la polaridad de las emociones y esta será la depresión
    Gracias por estos artículos y más ejomplos para que sepamos aprenderlo mejor y luego enseñarlo.
    Un abrazo al corazón
    Isa

  143. Isa:

    Contesto a tu pregunta Ana, espero que te ayude, ya que es lo que yo pienso y seguramente este equivocada porque no soy experta y nadie tenemos la verdad absoluta de las cosas.
    Pero no creo que la religión no tenga la culpa de nada…. ¿ estás resentida con alguna religión? La religión, yo la entiendo, como una filosofía de vida de valores que te motiván y te ayudan a tener una fe inexplicable que hace que se mueva el mundo. No todas dicén lo mismo pero si todas tienen el mismo fin: creer en algo.
    Las personas necesitamos creer para no tener miedo a la muerte o miedo a la vida, que son miedos básico que se nos creean al nacer ( en el momento que salimos al mundo se nos crea una especie de ansiedad por no saber que pasaraá con nosotros si ya no estamos protegidos en nuestro liquido tan a gusto) ahora ya depende de como te ayuden a relacionarte al mundo, a darte una confianza y una seguridad para sobrevivir que es lo que aprendemos hacer todos de una manera natural y según nos convenga elegimos un camino u otro.
    La religión es un camino que tú eliges, o te imponen, para sobrellevar la vida de una manera aceptada en la sociedad, no creo que esto sea la culpable de las cosas, si no de como lo interpretemos o nos enseñen a interpretarlo.
    El creer nos da esa seguridad de que pertenemos a un todo, a una sociedad y a un mundo igual que los demás… de hay que seamos sociales.
    Ahora depende de tí si quieres que sea para ti un bien, un beneficio o sea algo a lo que echar la culpa y el resentimiento de las cosas.
    Como bien dices el poder de la mente es incalculable y para mí que nos lo han tapado tanto y nos han echo creer que nuestras emociones son malas para no dejar desarrollar toda nuestra capacidad mental y así tener más control sobre nosotros, metiendonos miedo, odio, ira y rabia que nos va a costar mucho salir de esto que hemos creado desde hace miles de años y no solo la culpa de las religiones… si no del ego del hombre.
    Solo hace falta creer en lo que a ti te sea beneficioso para ti y para los demás y aprenderemos otros caminos para ser más felices sin miedo, enfado o tristeza…. gracias a la inteligencia emocional puedo hablar y comentar esto que intento decir pero que no sé si sera comprensible y si te ayudará a enternder las dudas que planteabas.
    Gracias y un abrazo al corazón
    Isa

  144. juan manuel sosa:

    No es justo achacar al individuo la responsabilidad total de sus problemas afectivos. “Quiérase un poquito” se ha vuelto la panasea del discurso moderno. Hay que tener en cuenta que la sociedad ha maleducado a ciertos extremos donde quienes mejor se sienten son las personas que poseen belleza convencional Y/o que tienen grandes habilidades sociales, formando un estándar único de persona exitosa afectivamente; y a las personas tímidas, serias o solitarias se les da trato de minusválidos existenciales. Contestar “bien” cuando te preguntan “¿cómo estás?” es un deber cuyo incumplimiento raya en el delito, nadie parece saber que la tristeza existe y que nadie está excento de sentirla y que no es obligación ocultarla. La tristeza es más motivo de discrminación que cualquier otra condición. La soledad (no tener pareja o parejas) te pone en el banquillo. La actitud positiva se vende en radio y TV como si fueran aspirinas. ¿Alguna vez se han intentado poner en los zapatos de alguien que se siente mal, y la única ayuda que encuentra es “quiérase un poquito”?
    ¿Puede ser tan simple declarar que la tristeza y la melancolía son culpa del que está triste? “Quiérase un poquito, no se odie” resume toda la verborrea y chapucería modernista en la que el “yo” todo lo puede sin necesidad de los demás. “La felicidad está dentro de tí” también tiene mucho mercado. Pero resulta que hay quienes todavía esperan algo de sus semejantes, puesto que el sentido de la vida misma está en ello, pero el estilo de vida indivualista y competitivo de nuestra era ha hecho de estos especímenes en vía de extinción, individuos que sufren de soledad existencial, tristeza, o el favorito de hoy por hoy: “baja autoestima”.
    Atención lectores, he aquí un hereje. No coman todo tan entero. La manera en que se maneja el concepto de autoestima corresponde no más que a un modelo de pensamiento, a un paradigma bajo el que vivimos. No juzguen a quien se siente triste, a quien llora, ni siquiera a quien se suicida. Es común hacer gestos de deploración y rechazo ante una escena de suicidio, precisamente porque lo “in” es sentirse bien consigo mismo y amar la vida, como si fuera para todos igual.
    Si atendiéramos (lo cual reconozco, es una infantil kimera) a las realidades que hacen que las personas estén tristes, dejando de ver la autoestima como un interruptor interior aislado del entorno; podríamos combatir la tristeza. Por ejemplo, dejando de aceptar el “Primero yo, segundo yo, tercero yo…”, combatiendo el egoísmo y la prepotencia de la sabiduría popular (“¿no te caigo bien? siéntate y espera a que me importe”), dejando de defender encarnizada y obedientemente las luchas supuestamente igualitarias que a fin de cuentas, lo único que hacen es separarnos más (machismo y feminismo, partidismo, creencias religiosas y políticas, de preferencia sexual, cultural o racial, etc. Dejando de promover el espíritu de competencia por el éxito, el crecimiento económico, el sexo y el consumo. Situaciones que hacen que aunque un individuo se ame a sí mismo (debido a no haber caído en mucho de eso) no se halle entre sus semejantes, y se sienta triste.
    Recuerden, siempre hay otro punto de vista.

  145. Montse Tubert:

    La tristeza como falta de amor a uno mismo, interesante reflexión. Pero también es importante saber que podemos cambiar nuestros estados de ánimo, podemos aprender a querernos, generando nuestros propios pensamientos en positivo. No es fácil, la vida (la realidad) no nos lo pone nada fácil, pero es posible. Podemos hablar con el niño/a que llevamos dentro y que se siente poco querido/a o maltrado/a y amarle, hacerle saber que queremos cuidarle, que le vamos a dar amor siempre que lo necesite, aunque suene todo ello un poco esquizofrénico. Esa criatura sólo necesita amor no hace falta razonarlo basta con sentirlo. Todos llevamos al niño/a que una vez fuimos con todas sus carencias y podemos hacerle sentir que el amor lo cura todo. Siempre existirán patologías que necesitarán otro tipo de ayudas pero, en general, hablar con uno mismo, con el niño/a que fuimos, nos hará bien. Y, evidentemente, el cariño, la amistad, el amor, la sexualidad, también nos ayudarán a superar baches de tristeza, pero el primer paso siempre es hacia nuestro propio ser (interior) para poder ser (hacia otro ser). Sólo quería compartirlo con todos vosotros.

  146. ROSA:

    Lau,
    siento decirte que estas muy equivocada; por muy guapa que tú te sientas, no vas a conseguir ser/estar más feliz cuando veas cómo, finalmente, los demás van a elegir estar antes con una más guapa que tú o más joven, o que se haya puesto pechos postizos para no perder su empleo. En estos días solo se valora la belleza, la juventud o el dinero. si no los tienes, estás abocado a no existir. Y si no, pregunta a cualquier mujer de más de 45 ( que no sea rica y se pueda operar ) o a cualquier hombre de más de 45 que no tenga dinero. Es triste pero es así.
    Por muy feliz que te sientas, la realidad es siempre cruel. Esnormal que haya tantísima gente infeliz, viendo lo que hay. Te puedes amar mucho a ti mismo y tener autoestima para que ello no te afecte, pero no vas a cambiar la realidad.

  147. ROSA:

    Maria IRIs:
    siento disertar, también contigo:
    cuando los demás ven que estás feliz, no hacen sino echar m—-a encima tuyo, intentando criticarte y ponerte mal, porque te ven feliz y diferente y ellos no lo pueden conseguir.
    Aunque a ti no te afecte y no les hagas caso, siembran un ambiente muy nefasto para tí y ante el que tú no puedes hacer nada excepto ignorarlo.
    Y cuando ves cómo esto se contagia al resto de las personasque están a atu alrededor, es desesperante.
    Si que es cierto que siempre hay “alguien” que se pone de tu lado o que está contigo, pero qué impotencia se siente al no poder evitar que la mayoría se dejen guiar por esos “lobos” … vivir/trabajar en esas condiciones día a día, año tras año… mina la moral a cualquiera, por mucha autoestima que uno tenga.

  148. María Iris:

    Rosa, hacía tiempo que no entraba en este apartado, pero viendo que te diriges a mi, te comento.
    Hay un libro, sencillo, seguramente poco interesante para los que prefieren temas científicos, que a mi me ha servido mucho. Habla de la “gratitud” de una manera muy especial, se centra todo en ella. Es como de mesilla y para ojear de vez en cuando aunque se haya leído. Te aseguro que si llevas a la practica sus consejos, cambia para bien la vida de uno, la tristeza es lo primero que desaparece. Poco a poco se nace a otro estado de ánimo de seguridad y alegría. Y compruebas que lo que no esperabas llega porque lo atrae tu nueva actitud.
    Se titula “La Magia” y está escrito por Rhonda Byrne.
    (Ediciones Urano).

  149. club de la luz:

    “En realidad sólo existen dos emociones: AMOR (el placer) y MIEDO (el dolor): o se siente bien o se lastima. Amor significa que queremos acercarnos a algo porque pensamos que nos dará placer; temor significa que queremos alejarnos porque creemos que nos producirá dolor. Piensa que la vida es como un río con dos orillas: placer en una, dolor en otra. La mejor manera de navegar por ese río es mantenerse en medio, avanzar a la misma distancia de las dos orillas. Si te acercas demasiado a alguna de ellas, pierdes velocidad y corres el riesgo de encallar. Demasiado placer produce adicción; demasiado dolor puede eclipsar tu goce de la vida.”

    Deepak Chopra en Sincrodestino

  150. VIOLETA:

    mi infancia , recuerdo llorando apesar que pasaron añosssssssssssss tengo73 y no me olvido las tristezas de soledad ,cuando era niña, por que mis padres no pensaron en un mundo deferente que nos iba a tocar en este pais MARAVILLOSOS QUE ES ARGENTINA cuando llegamos de PERÚ, eramos 6 hermanos todos chiquitos ,llegamos con dinero ,y perdimos todo por que mis padres no supieron defenderse comercialmente , y pasamos a una inmensa pobreza ,donde viviamos x suerte en un espacio alquilado arriba en una terraza, en una pieza tan chiquita que todos dormiamos en el suelo fuí alcoholíca, tomaba mucho tenía 15 años y nadie estaba a mi lado para cuidarme me salve yo misma con mis pensamientos un día dije basta y no teme mas nunca mas sino estaría muerta , sacabamos la ropa sucia para taparnos todos , creci con una madre muy exigente ,ella retomado su negocio vender ropa en las villas y la única que la siguio fuí yo ,, mis hermanos agarraron otros rumbos ,se fueron a vivir solos a todos lados vendiendo asta que compro una casita ,y fuimosa vivir ,ahi , mi madre me hacia ir a cobrar a l salada donde tenía clientes tenía que traerle la plata si O SI , si no paliza en puerta tenía 12 años , me moría de miedo parada a las doce de la noche en una esquina donde cobrar y el dinero me lo metia en la bombacha para , que no me roben cuidarlo , por que si benia sin el dinero , me esperaba un paloy las piernas ya no resistían mas de las palizas ,tenía que seguir adelante era muy chiquita ,tenia que cumplir , me acuerdo cuando mi padre decia que no era su hija y lo que yo compraba un bife chiquito y un tomate me lo tiraba a la basura ,lo encontraba ahi lo sacaba limpiaba y comía , me acuerdo que en reyes mi regalo era lo que yo me hacia ,una muñeca de trapo ese mi regalo hermosooooo, las lagrimas me rodean mi ojos , me da bronca , por que ‘?? que les paso a mis padres , es muy larga mi historia la pase muy mal en mi infancia tengo dos hijos hermosos maravillosos me case en la vida con un hombre italiano , inteligente los dos yo la facultad de la calle y la vida el estudio estuvimos juntos muchos años padre de mis hijos buena persona pero muy mujeriego me traiciono y me separe de ahi mi libertad excelente ,me diVorcio despues de muchos años juntos lo deje de amar y el ami por su traición y trabajé muchoooooooo y ahora con esta edad hermosa sigo luchando con hijos nietos hermosos mi vida es un placer luche muchooo me considero inteligente tube muchas empresas de todo me encanta tener proyectos ahora vivo bien , pero mi corazón sigue pensando en este dolor MI INFANCIA DOLOR DEL ALMA

  151. Del sentimiento de tristeza al sentimiento de felicidad | pro CreArte Vida:

    […] Contra la tristeza: La autoestima La tristeza es una de las emociones básicas junto con la cólera, la alegría y el miedo. La perdida de un ser querido, el conocimiento de una enfermedad, la pérdida del trabajo, el sentirse incapaz de algo, etc., pueden desencadenar estados de tristeza a veces muy profundos, siendo esta una respuesta natural ante las situaciones dolorosas de la vida, y como tal, debemos…seguir leyendo?….has click aquí […]

  152. Mery:

    Estaba buscando algo que me diera alguna dirección sobre mi tristeza,leí muchos de los comentarios,y lejos de ver cual es verdad o no,me quedo con la sabiduría del escritor del texto principal,que me abrió los ojos en muchas cosas que yo creía,tengo una estima muy dañada desde la infancia,hoy soy adulta aún lo sigo sufriendo,yo lo cuento,pero se que hay gente que no vivió algo así,y tal vez esta triste igual o no lo esta,en mi casa había mucho maltrato de todo tipo,moral,psicológico y físico sobretodo,es muy triste y difícil crecer con seguridad,confianza,amor,cuando no lo recibiste durante muchos” años,te marca,tenes que ir a terapia y vivir luchando enfrentando todo lo que te hicieron ,y no lo buscaste,provocaste ni deseaste,esta bien que no hay que culpar y seguir adelante,pero les puedo asegurar que aún apoyando me en Dios aún lucho ,creo que no hay una clave que encierre más todo,que no sea el amor, aunque ya el amor no se conoce, sólo se busca sentir,sentirse amado, y el amor, entendí que es dar,que es decisión, y alguien dejo por ah,la falta de pensar en los otros, y creo que nos pasa, somos más egoístas,pero nadie esta aquí para juzgar,ni yo,solo les cuento sin dar detalles tan dolorosos y triste,que sufrí y si creo que la falta de estima propia nos hace mucho mal ,y así como para marcarnos tanto y dejarnos débiles ,inseguros y vulnerables, han trabajado por años los que nos maltrataron,así hay que trabajar para fortalecernos,amarnos,confiar y contrarrestar esas marcas,y hacernos personas,más sensibles ,más dadivosas, más amables y comprensivas ,en una aparente sociedad en qué queda poca tolerancia ,sobre todo para con los débiles

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.