Autor: Admin 23 febrero 2012

Rescatamos la entrevista que en el 2009 la Revista de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión realizó a Eduard Punset junto a otros testigos del golpe de estado del 23 de febrero de 1981. Durante el golpe de estado, Punset era Ministro de Relaciones para las Comunidades Europeas y ocupaba uno de los escaños del Congreso.

El entonces ministro Punset estaba dentro del hemiciclo en el momento en que las tropas de Tejero hicieron su irrupción. En la entrevista, Punset plasma algunos de sus recuerdos de ese episodio de la transición junto con Fernando Castedo, director de RTVE en ese momento, Pedro Erquicia, subdirector de servicios informativos de TVE, Matías Prats, peridista de TVE, y Ángel Flores, cámara de TVE.

El 23-F usted era una de las personas que se encontraban en el hemiciclo. ¿Cómo recuerda la irrupción de Tejero?

Yo acababa de regresar después de veinte años en el extranjero. Pensé que había elegido un mal momento para hacerlo.

¿Qué le pasó por la cabeza en los momentos posteriores de incertidumbre?

Nunca se ha hecho referencia, y la verdad no sé por qué, a una pila de sillas y sillones destripados que se montó dentro, en la entrada del Hemiciclo. Alguien dijo y muchos pensamos que se trataba del soporte de una hoguera si las cosas iban mal: se cerrarían todas las puertas y se prendería fuego.

¿Cómo eran las noticias que les llegaban del exterior?

Apenas llegaban. Yo creo que estábamos todos ensimismados pensando en lo que pasaba dentro del Congreso, en nuestra memoria. No noté miedo alrededor; por primera vez pocos elucubraban sobre el futuro y si lo hacían, lo hacían sin miedo.

¿Destacaría la actuación de algún diputado durante el secuestro?

Creo recordar a uno que pudo echar un sueño. Me recordaba a los gatos que en casa escapaban a la persecución de los perros y se dormían imperturbables en un hueco elevado de la pared mientras los perros acechaban.

Alguna anécdota de aquel día…

Algunos diputados promovieron una huelga del hambre cuando por la mañana los guardias decidieron hacernos llegar bocadillos. Yo no estaba a favor, pero ganaron los huelguistas.

¿Qué papel jugó la televisión ese día?

Recuerdo vagamente una cámara solitaria que rodaba por su cuenta: sólo ella, Suárez y el General Gutiérrez Mellado sabían lo que estaba ocurriendo y podían, por lo tanto, rescatar el futuro. Lo hicieron y les estamos agradecidos: a la máquina por el amor al detalle que solemos olvidar y a ellos dos por su valentía.

Leer el artículo completo «Testigos del 23-F»



3 Respuestas to “Hace 31 años”

  1. Antonio:

    Ahora que usted ya sabe quien era el elefante blanco, su papel e implicación, y como las gasta el resto de la manada, que opinión tiene de nuestra evolución democratica como subditos de esta tribu, descrita en terminos darwinianos, claro. Gracias.

  2. juan pedro:

    Yo termine la mili el 23 F…justo a las 6 de la tarde salia por la puerta del cuartel con unas ansias locas de respirar, sin saber (ni sospechar siquiera) que las proximas horas serian una cruel pesadilla…

  3. María Iris:

    Si hablamos de ese asunto hoy, ponemos rasgos de colores oscuros al lienzo del presente. Con ello no se curan heridas ni recuerdos. Sin embargo con la copa vacía para acoger lo mejor, somos libres en el momento y podemos poner futuro limpio.
    Es lo que se merecen nuestros descendientes, porque yo al menos los creo merecedores de un mundo nuevo, el cual después de un
    claro-oscuro trae frutos sanos.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.