Autor: Admin 6 enero 2012

Medio: Qué leer

La revista sobre libros Qué leer dedicó en su número de diciembre una entrevista a Eduard Punset, con motivo de la publicación de su último libro, Viaje al optimismo.

Destacado:

No hay duda de que es mejor estar acompañado de muchos amigos supuestos que estar solo.
Mi sueño sería escribir una novela toda de ficción, sustentada por la actualidad científica.

Leer Informado y aun así optimista



8 Respuestas to “Informado y aun así optimista”

  1. Laidelis Baptista S.:

    !Claro que lo busco,lo compo yo leo …mira que me hace falta una buena dosis de optimismo!.
    !!!Me encanta ese señor!!!
    Lo podré comprar en el Corte Ingles????

  2. Sergio Campos:

    Buenas noches. No he podido leer la entrevista ya que mi ordenador no lleva muy bien lo del pdf. Pese a todo, le doy mucho valor a la cita de esta entrada. ¿Desde donde vemos las cosas?, ¿Hasta donde hay que llegar?,,, creo que son dos preguntas fundamentales para poder vivir, disfrutar y analizar a la sociedad. Perdón por si he metido la pata, pero como ya he dicho, no he podido leer la entrevista completa.

    Gracias, y un saludo.

  3. Ana:

    Nunca llego a tiempo para ver su programa en TV, por eso le doy las gracias por compartirlos en este medio.
    Saludos,
    Ana

  4. María:

    Siempre he admirado al Sr. Punset, en mis noches de vela él es mi compañero y poco a poco he conseguido optimizar algunas acciones en mi comportamiento. Gracias

  5. antonio:

    no estoy de acuerdo, posiblemente las personas con más capacidad de comunicación, negociación y colaboración son las que evolutivamente hallan tenido más, éxito pero nada que ver con la felicidad, en la variedad encontraremos cada uno nuestro lugar, hay personas que serán mas felices con un circulo reducido de relaciones, y habrá otras que justo lo contrario, también hay que tener en cuenta que dependiendo de las circunstancias, el entorno y las capacidades personales hay personas que consiguen rodearse de otras que comparten con ellas su sistema de vida que les proporciona a si mismo felicidad y coherencia, en el caso contrario están las personas que eligen estar al lado de otras que son perjudiciales para su estado de bienestar… es inutil generalizar que algo es mejor o peor cuando sabemos que nada es del todo cierto.

  6. MARGARITA SANS:

    Me encantó el programa de Punset y Buenafuente. Da gusto poder ver a dos hombres tan inteligentes y con tanto sentido del humor. Gracias: Marga

  7. Elena:

    estoy de acuerdo con Antonio,,,es la primera vez que leo algo de Punset y no estoy de acuerdo,,, la soledad más aterradora para mí es aquella que se siente estando con personas de las que no te acerca nada sustancial, quizás una amistad de la infancia que ha ido evoulcionando en caminos divergentes y de repente te encuentras en un grupo diciendo ¿qué hago aquí? y cuántos de nosotros amamos la soledad, que a lo mejor no siempre se entiende por otros, de caminar solos en el Camino de Santiago, de pasar un dia solos en Madrid visitando museos,,, de regar las plantas en la terraza,,,y todo ello siendo optimistas e informados. Ser optimista creo que también te lleva a ser selectivo en tus compañias y actividades con otros,,, y como dice Antonio,,,cuánta gente necesita la parobación de los demás para que les suba la autoestima,,, y esto se puede convertir en hacer actividades que realmente no te gustan o meterte en mundos inclusos peligrosos para tu salud,,, bueno,un abrazo a todos: pesimistas, realistas y optimistas,,, todos tenemos nuestro rol 🙂

  8. Rosa Cobos Asteguieta:

    Querido Eduard….
    He comprado y leído “Viaje al Optimismo”. Mientras buceo incansablemente en el “Viaje al Poder de la Mente”. Encuentro que hay anécdotas que en tí son importantes, puesto que se repiten casi con pelos y señales en ambos. No me importa, porque están dentro de un contexto. Es cómo escuchar la música de un “autor” y saber enseguida que tal forma musical es utilizada en otra sinfonía…en otra cantata..
    Es el alma del “artista”.

    La idea de ser “un optimista informado” es buena, solo que la información , yo entiendo , la verdadera es la que uno elige. Es la que desea. Una persona se deja informar de aquello que le produce conexión. Y existen muchas personas que rechazan lo que no conocen, de plano. Y además se jactan de que no quieren conocerlo. Pienso que la tecnología se ha visto con superficialidad hasta ahora. Acabo de leer el libro de Steve Jobs..y me he dado cuenta de lo valiosa que ha sido la adquisicón de nuestro último Mac. Siento respeto por la creatividad, y creo que la información que he recibido acerca de esta persona, sus logros y los que le han ayudado, nos ha ayudado a todos. Pero luego hay otros, que colocan fotos en una red social en la que por poner una foto de un niño famélico, y advertirnos de nuestra falla por “llorar por millones ante la desaparición de Steve Jobs y no llorar nada por la desaparición por hambre de millones de niños”. Tal información que además es falsa..(nunca sabes quien llora por los niños o no…y además los niños necesitan comida y no lágrimas) es “biased” o simplemente demagójicamente interesada. Es decir…que el optimismo es interesado..y por ello tenemos que aguantar el talante “activo-optimista-bio-energético” de los presentadores de secciones deportivas en la tele…así para cargar las pilas de los forofos o de cualquiera, mientras que al segundo siguiente cambian de sección y nos vemos alarmados por la famosa “prima”…la bolsa o cualquier cosa. Tengo la sensación de que el optimismo no va por ahi.

    En cuanto a lo de solos o no solos….No creo que el optimismo venga de la decisión personal de “hacer muchos amigos”….sino de la percepción de poder “conectar”. Las “redes sociales”…son consideradas tales como elementos de distracción y “mangoneo”…e incluso “mamoneo”…(mamar de la ubre de la distracción y el aquí estoy yo…quiéreme”. No están mal…pero también creo que se necesita mucha educación e interés por los demás. Yo participo de varias…y he decir que todas tienen su personalidad y sus”ciclos”. Pero invariable ente, hay una “ley de toma y daca” que cuando no se ejercita, hace perder completamente el hilo de la comunicación. Y además añado que nadie se libra de las emociones y encontronazos en ellas. Positivamente…he aprendido de mí misma mucho más en ellas, que de los demás…por la sencilla razón de que la asequibilidad no te previene de tus demandas…de tus proyecciones. Al final…la primera y más básica información es la que proviene de tu alma..de uno mismo. Y ahí…los demás son los espejos inmaculados. Bueno…eso es todo. Merece la pena el libro una y mil veces.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.