Autor: Eduard Punset 18 diciembre 2011

A veces, el legado milenario en forma de pauta cotidiana –mens sana in corpore sano– lo confirma la ciencia veinte siglos después. Hoy, la ciencia ha demostrado de mil maneras que la salud física es un requisito indispensable de la salud mental. Claro está que en ciencia nunca podemos olvidar que lo que es verdad de un promedio puede no serlo de un grupo de individuos; el grueso de los átomos puede ir lanzado en una dirección determinada, mientras que una corriente significativa de ellos va en dirección contraria.

Puede haber alguien con una salud de hierro que sea un perfecto idiota, pero no es lo normal. La ciencia moderna tiende a demostrar que los inventores de esa pauta –en ese caso, los romanos y antes que ellos los griegos de hace más de veinte siglos– tenían razón, aunque no pudieran probarlo. Por eso disfruto tanto viendo por las mañanas a jóvenes y mayores disfrazados de deportistas corriendo por la playa antes de ir al trabajo. Están disfrutando de que la ciencia les haya confirmado la tradición milenaria de que no pierden nada haciendo un poco de deporte antes de salir para el trabajo y de que pueden ganar mucho.

La investigación reciente también ha venido a confirmar las implicaciones de ciertos rasgos biológicos. Cuando se era un embrión en el vientre de la madre, se produjo una descarga hormonal que, en promedio, es responsable de que los varones nazcan con el dedo anular netamente más largo que el índice. Eso lo sabíamos desde hace unos cuantos años. Lo que no sabíamos, en cambio, es que los ejecutivos de Bolsa agraciados con ese rasgo genético ganan diez veces más dinero en su profesión que los ejecutivos sin señales de la descarga de testosterona.

Achuchones en Wall Street (imagen: MojoBaer/ Flickr).

No es extraño que la testosterona haya marcado a las personas afectadas por ella con un espíritu más agresivo, arriesgado y batallador que el resto. Todo lo anterior tiene lugar en un contexto, el actual, en el que la capacidad de alterar la biología heredada mediante el impacto de la experiencia individual abre posibilidades insospechadas de cambiar nuestra conducta sin necesidad de esperar interferencias potenciales debidas al conocimiento genómico. Es decir, antes de desvelar con conocimiento de causa los secretos de la genómica, ya podemos alterar la fisiología y estructura genética o cerebral recurriendo a la experiencia individual. Como dicen los genetistas, “es cierto que estamos programados, pero para ser únicos”.

Resulta, además, que ahora sabemos cuándo debe interferir la experiencia individual con la estructura genética o cerebral para ser eficaz. Para poder contar con jóvenes que estén dispuestos a profundizar en el conocimiento de los demás y en el amor del resto del mundo, para poder contar con mayores de edad que quieran empatizar con los demás y saber gestionar sus emociones deben aprenderlo entre los cuatro y los diez años, después de haber vivido una infancia en la que se les confirió la suficiente autoestima o sentimiento de seguridad, llenándolos de afecto.

¿El proceso necesario? Llenarlos de afecto en la cuna. Enseñarles a gestionar sus emociones después. Y darles luego las posibilidades de hacerlo. El resultado a nivel mundial es indiscutible: un declive de los niveles de violencia y un aumento de los niveles de empatía y altruismo. Empezamos a saber hoy lo que nos pasa por dentro, y por ello podremos decir lo opuesto de lo que mantenían nuestros abuelos: “Cualquier tiempo pasado fue peor”.



27 Respuestas to “Marcados por la testosterona”

  1. Redes para la Ciencia » Marcados por la testosterona:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  2. }~{:

    Que importante es profundizar cada vez más en la conducta del ser humano, principalmente para no dar argumentos a los jueces y abogados para encubrir y apoyar a corruptos, ladrones y banqueros

  3. Dr.Jorge de Paula:

    Tenemos muchos “legados milenarios” como el de Hipócrates que hace 24 siglos afirmó que la mayoría de las enfermedades son causadas por nuestra mala alimentación, de ahí su reflexión: “que el alimento sea vuestra medicina y no la causa de vuestra enfermedad”.
    Hoy se hace cada vez más necesario ir a los textos y a las enciclopedias, ya que en nuestro mundo tan mediático, tan acelerado, tan superficial no hay tiempo para reflexionar ni hay marketing para recrear esos legados milenarios.
    “Estar enfermo cuesta dinero y resta calidad de vida” por lo que debemos invertir nuestro tiempo y energía en el cuidado de nuestra salud física y también psicológica, de ahí la importancia de esa educación emocional desde temprana edad como se señala en el artículo de PUnset.
    1) Construir salud es mucho más importante que prevenir la enfermedad:
    http://drgeorgeyr.blogspot.com/2011/02/construir-salud-es-aun-mas-importante.html

  4. aicke:

    Lo interesante sería ver que porcentaje de personas tienen el dedo anular más largo que el índice. Me pregunto si será el .1%, e hipotéticamente si este fuera un hecho, haría bastante interesante la evolución de una sociedad capitalista regida por una minoría, agresiva, arriesgada y batalladora mientras el resto no más que míseros esclavos empáticos y con aspiraciones paradójicas a su propia naturaleza, ser más agresivos, arriesgados y batalladores para pertenecer a aquel .1%.

  5. David v:

    Después de leer la entrada completa, la idea del final me cuadra más de la siguiente manera: “Empezamos a recomprender lo que los antiguos ya sabían”. En ese sentido (y al margen de esa idea ilusoria o no de progreso), “cualquier tiempo pasado es una lección”.

    Los antiguos (y por antiguo no me refiero a hace cincuenta años, ni cien, ni mil), antes de que Grecia hiciera florecer esos valores que tantos admiramos, sabían poco de química, física, de las partículas subatómicas y del metabolismo de las células… pero sabían mucho sobre lo que el ser humano es (era y sigue siendo). Al menos, aquellos que lo sabían y nos han legado ese saber a través de adagios, mitos, ideas…

    Que el ser humano, lo que como personas somos, es algo que “tiene que ser” cuidado, trabajado, cultivado… ¿cuándo se olvidó? ¿Cuándo se llegó a la idea de que funcionamos solos, como una máquina, por no se sabe qué mecanismos? Porque los últimos tiempos parecen regidos por el “Dios los cría y ellos se juntan”. Cada uno tiene poco que hacer consigo mismo o con otros.

    Poco a poco, gracias personas como las de aquí, preocupadas no por los objetos de la ciencia, sino por sus sujetos, recomprendemos que es el cuerpo el que hay que cuidar, que es el pensamiento el que hay que cuidar, que son las emociones las que hay que cuidar.

    Las de cada uno, porque (¡por fin nos vamos dando cuenta!) los moldes no son cerrados, sino que “estamos programados para ser únicos”.

  6. Ivan de la Jara:

    No me queda claro si ser mas agresivo se ve como algo bueno pero al mismo tiempo precursor de la paz mundial? No tiene lógica… La gente agresiva es mas peligrosa…

    Tampoco me termina de quedar claro en que afecta eso a la sexualidad, porque según tengo entendido los gays tienen una descarga mayor de testosterona en la infancia. A pesar de tener “un cerebro femenino” se les presupone un “masculinidad extrema (hasta pasarse) en la pubertad.

    Mi concepto de “bueno” es diferente al de la media pero igualmente esto es bastante contradictorio y aunque me considere Taoista…. No termino de verle ni siquiera una lógica inversa a esto…

  7. Ignasi Marco:

    Como siempre el amor gana la partida a la genética, sin el amor no hay transformación no hay desarrollo humano, no nos dejamos educar por la vida. El amor es la arma de destrucción masiva del egoísmo, de las ansias ilimitadas de poder y dominación del otro. Por eso, es más importante dar amor que recibir, sólo podemos querer lo desconocido si nuestras experiencias, nuestros primerizos contactos con el mundo exterior han estado presididos por el amor incondicional. Así el amor debe preceder a la razón y al conocimiento del mundo exterior, sólo así podemos aprender y dejarnos educar por todo aquello diferente a nosotros y tan valioso precisamente por eso, porqué es diferente y único y sin embargo podemos aprender de ello.

  8. carmen:

    Que hacer cuando la parte emocional esta a cero?.
    Que hacer cuando has convivido 32 años con un individuo y te deja de hablar de golpe y te ignora y lo niega?
    Que hacer cuando te cambia por un chat o un par de amigas y encima dice que deja todo si le doy una oportunidad?
    Que hacer cuando te enteras que se mensajea , lo pillas y te comenta que es una pobre mujer , que tiene un problema y que el , la esta ayudadando?
    Que hacer cuando , se va de viaje y te enteras que se ha visto con una amiguita? Y !º lo niega y después te dice que como ya no hay nada entre nosotros , el necesita , señores entonces porque juega a doble juego , porque no se va de una puñetera vez?
    Voy a ser yo, la que tenga , que dar el paso y tengo que hacerlo porque esto me esta matando.
    Que hacer cuando , te sientes tan vacia? Tan poco valorada? Tan perdida…
    Y porque me siento tan mal? Tan indefensa, tan pequeña.

  9. Ángeles:

    Cualquier tiempo pasado fue peor sin duda alguna y el ejemplo lo tenemos en la incapacidad o gran dificultad de gestionar las emociones el gran conjunto poblacional de nuestro país que no recibimos amor sino castigos, reprimendas y represión física, mental y espiritual. Sin duda nuestros hijos cuentan con mejores herramientas emocionales.

  10. MARIA DOLORES:

    Es cierto, que importante es la genética pero cuanto más importante es la infancia que puede revolucionar o pulverizar esa parte genética que tan marcados nos manda al mundo; de hay cada día la menos discutida “inteligencia emocional”.

  11. rosa:

    … después de haber vivido una infancia en la que se les confirió la suficiente autoestima o sentimiento de seguridad, llenándolos de afecto. ¿el proceso necesario? llenarlos de afecto en la cuna.

    No estoy de acuerdo, Sr. Punset, o no lo he entendido.
    Hay que personas carentes de autoestima, que han tenido una infancia traumática que sólo les ha aportado inseguridad y sin embargo poseen una capacidad de empatía, una entrega y una preocupación por el bienestar de los demás que no tienen los que han sido muy queridos. Hay personas que han nacido desde el profundo amor y deseo de sus padres (deseo de tenerlos, digo) que terminan siendo unos auténticos narcisistas y se convierten en verdaderos tiranos, donde la empatía brilla por su ausencia, personas que terminan queriéndose sólo a sí mismo, al contrario de las otras, que quizá nunca terminen por quererse.
    En la serie Dr. House, éste pregunta a Cameron qué le ha ocurrido (de malo) en la vida para tener esa capacidad de empatía.

  12. maria Dolores:

    Sr Punset
    Desde luego que la salud física es un requisito de la salud mental,yo siempre digo que tenemos de hacer jimnasia y ademas también va bien para adelgazar,yo he prometido que a partir de este año cada día voy a cojer la bicicleta y me iré desde mi casa hasta la plaza españa y otro día caminando.
    Es verdad que el cariño de la infancia es muy importante cuando son Bebes,y luego como usted dice enseñarles a gestionar sus emociones,Yo a mi nieto que tiene ahora 4 años, las veces que esta conmigo que no son muchas pues ya va al colegio y no vivimos cerca de ellos,siempre procuro enseñarle a querer a los animales,a compartir las cosas,aunque todavía no entiende cuando le explico según que cosas.
    Yo con usted cada día aprendo mas,no sabia yo eso de la testosterona.
    Estoy muy contenta de haberlo conocido aunque sea por internet pues a mi siempre me ha gustado aprender,desde que era niña ya me gustaba las personas que me aportaban sabiduría aunque en mi entorno no hay mucha gente como usted,por eso digo que he tenido mucha suerte de tenerle a usted.
    Un saludo y Felices fiestas!!!

  13. Helena:

    Soy una XX pero siempre me he considerado bastante masculina en mi forma de proceder y en el tono de mi voz. Conocía la tesis del dedo anular por programas anteriores de redes; mi dedo anular es aproximadamente 0,5cm más largo que el índice. Mi primer hijo también comparte este rasgo, pero el segundo no (debo reconocer que su carácter también concuerda con la teoría expuesta, independientemente de los sesgos que pudieran surgir por otros motivos). ¿Es unrasgo heredado o sólo es efecto de una mayor concentración de testoterona placentaria? A propósito, mi marido también tiene el índice más pequeño pero en menor grado, y las manos del niño son iguales a las de él. Actualmente, y de manera figurada, no sé si podría distinguir entre mi cerebro femenino y el masculino, pero supongo que dependerá de mis variables concentraciones hormonales….

  14. Isabel Loz:

    La teoría del carácter agresivo, arriesgado y batallador de ¿las personas o los hombres? que tienen el anular ma largo que e índice, ¿está estudiado únicamente en varones?.
    ¿Qué pasa con las mujeres que tienen el anular mas largo que el índice?

  15. Miguel | Organo Gold:

    Pues en mi familia si que se da el caso de la teoría del dedo anular. Curioso, muy curioso y fascinante. Un saludo a todos.

  16. ameba:

    Pues sí vamos a dedicarnos a querer mucho a nuestros niños e intentar ayudarles que la física cuántica ya se encargará de deconstruir el mundo que tenemos en nuestras cabecitas

  17. josep:

    Ahora empiezo a entender la razón de mis fracasos!! Ni puedo presumir de grandes longitudes, ni estoy ya a tiempo de reprogramar mis afectividades anteriores a los cuatro años.
    Lo que si preveo es un nuevo negocio para las clínicas de estética consistente en implantar dedales de diferentes tallas para los anulares (ademas de las ya clásicas extensiones a otros miembros).
    Algo que, no obstante, no suele tener repercusión en ningún apartado cerebral, más allá de sus efectos colaterales al sur de la cintura.

    http://josepnogue.com/index.php/2011/12/07/elogi-de-la-inutilitat/

  18. Balsa:

    Tal como lo cuenta Dean Hamer. Estamos hechos de historias que queremos contar; por eso necesitamos pertenecer a alguien, por eso necesitamos amar y necesitamos ser amados, y por eso necesitamos alejarnos todo cuanto podamos de la tristeza, la soledad y el dolor; por eso necesitamos ser felices mientras se espera. (Como Sumita)… Escapar de la realidad como bien dices Punset, para tener una historia merecedora que contar. (Necesito la pastilla roja… ¿o era la azul? ¡Caray! Es como decidir qué cable cortar).

    (Si la testosterona se asocia comúnmente a los hombres, ¿no crees que sea un título que pueda “distraer” a las mujeres?) De cualquier modo creí que hablarías del “albedrío”, de esa voluntad contrapuesta a la omnipotencia divina. Arbitrio, del ser vivo o imaginaciones de la alquimia de su mente.

    Somos esclavos de la herencia genética, esa que no me cabe duda de que predispone un futuro posible de tantos como hay; de la cultura oral -y escrita; de las ambiciones que nos extienden sobre la tierra; y de las personas encontradas que bifurcan las ramas del árbol de decisión de la vida… que es al final, esa bifurcación, la que determina nuestra historia. Haremos trampas, sin duda, si es preciso; eludiremos las reglas necesarias para seguir apostando -amoralmente- en el juego.

  19. Alfredo:

    Punset

    Mire he estado tratado de entrar de forma directa en su blog, pero me consigo con la advertencia:

    “This page can hammer your computer”

    Revise sus link. Mi navegador es Google Crome.

    Con respeto al post. Yo que trabajo en el area aqui en USA, y trabaje en la misma en Sur America. Mis experiencia es totalmente difierente a la que expone en el programa. Se asume un mundo de la bolsa ideal, donde hay decisiones frias y calculadas, cuando en realidad hay otros factores mas mundanos que son los realmente determinan las desciones en bolsa.

    Yo suguiero de forma muy humilde y respetuosa que se oriente en el sentido de que estas ideas son opiniones en base a estudios de una sola persona. Ya que no existen al menos otros 5 estudios que contrasten con el del ponente. Yo revise en detalle y no hay nada absoluto ni conclusivo.

    Favor no borre el post. Entiendo que es su blog, pero censurar porque no comparte el criterio es un acto de intolerancia de ideas.

  20. Pep Peragón:

    ¡Brillante artículo Eduard!

    ¡Más empatía y menos testosterona!

    ¡Feliz año 2012 a tod@s!

    http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/

  21. juanjop:

    Punset muy interesante me gustaria añadir que ganan un 10% pero tambien pueden perder ese 10% o mas debido a su testosterona.

  22. Ramon Martínez:

    Yo soy uno de los que salen a correr antes de ir a trabajar porque el cuerpo me lo pide. No sabía que era cosa de la testosterona pero me alegro de que la ciencia demuestre que saludable ya que mucha gente me decía que no era bueno hacer deporte tan temprano y que con el paso del tiempo me iba a arrepentir.

    Compartiré este artículo con todo esos “entendidos” que opinaban sin fundamento científico ninguno.

    Gracias.

  23. Los Hermanos Cervantes:

    Me recuerda el concepto de Napoleón Hill llamado “Transmutación Sexual” que es convertir la testosrena y su impulso sexual en un deseo por tener éxito en otros ámbitos distintos al de Eros.

    http://www.comodiablos.net

  24. Dr. Vorhis:

    Llevamos tiempo observando como las nuevas tecnologías, van invadiendo progresivamente el ámbito lúdico de los niños, concretamente en esas edades tan criticas de lo tres a los diez años (infancia). Estamos en plena época de regalos, Navidad y Reyes, las wii, nintendo y demás juegos electrónicos, acaparan la atención y el interés de nuestros pequeños, muchos de ellos han alcanzado un nivel de expertos como resultado de muchisimas horas de práctica. Estos juegos normalmente se practican aislados del entorno, las horas pasan volando, algunos estan al filo de la psicopatología, roban horas al sueño e incluso al estudio, pronto pasarán ineludiblemente al uso de la informática, las habilidades motrices no se desarrollan adecuadamente, las limitaciones de espacios libres y seguros en las zonas metropolitanas obviamente son escasas, la comunicación cada vez más reducida…
    Resumo: Este es un tema preocupante, ¿Hasta que punto la mente se beneficia…? ¿una “mente sana” en “un cuerpo sano”..? ¿empatía, altruismo, amor…? No veo ni con el mayor optimismo a los niños de hoy, corriendo o haciendo deporte ni antes ni después de incorporarse al trabajo… ¿pesimismo…? ¿realismo…?

  25. Descartes:

    Estimado Punset

    Trabajo en ventas desde hace tres decadas, y si eso fuera cierto mis vendedores fueran un 10% mejor que mis vendedoras. Y la realidad es que mis equipos de vendedoras venden un promedio de un 25% mas que los equipos formados por caballeros.

    Por lo demas no se ofenda, lo felicito y sigo su programa que en estos tiempos ayuda a levantar el animo

  26. javier:

    Estimado Eduardo, como llevo varios años queriendo dedicarme a operar en los mercados financieros, desde que vi el capitulo de Redes nº 113 ”Sabemos que no sabemos lo que decidimos” no paro de mirarme los dedos:). Bueno ya en serio y acerca de éste tema de los operadores bursátiles, el libro que más me impresionó el año pasado fue ‘Las trampas del azar’ de Nassim Taleb, en el que su autor ofrece una tesis que, resumida, viene a decir que aquellos operadores con mejores resultados lo son gracias a la suerte, y no a sus habilidades. Si seleccionamos unos miles y vamos descartando a los peores, al final tendremos a dos o tres individuos a los que pondremos un traje y sacaremos en televisión como los últimos gurus del mercado. Quizás al Sr. Taleb le vendría bien observar los dedos de estos gurus. Empiezo el año con su Viaje al Optimismo, los Reyes Magos son tan inteligentes. Abrazos.

  27. Marcados por la testosterona « La Senda del Guerrero:

    […] leer el artículo completo en http://www.eduardpunset.es/15463/general/marcados-por-la-testosterona Comparte estoFacebookTuentiTwitterLinkedInMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.