Autor: Eduard Punset 21 julio 2008

La vida en pareja tiene una explicación meramente evolutiva: fue el resultado de una contradicción que parecía insoluble; el crecimiento paulatino del tamaño del cerebro del feto en una época –hace dos millones de años– en que el homínido se empieza a poner de pie fue, desde un punto de vista energético, un avance fabuloso, pero, desde un punto de vista fisiológico, acarreó un estrechamiento de la pelvis.

La contradicción de un cerebro cada vez mayor y una pelvis cada vez más estrecha sólo tenía una solución: que el feto naciera prematuro. Y es lo que ocurre, nacemos prematuros. Un ser prematuro es un ser absolutamente indefenso y por eso necesita el cuidado de dos, porque uno solo no puede.

ecografía 4D
Ecografía 4D de un embarazo de 30 semanas. (Imagen: InversorSalud)

Hasta ahora no sabíamos nada de lo que les pasaba a los bebés por dentro. Resulta que una de las primeras cosas que hemos descubierto en la irrupción de la ciencia en los procesos emocionales es que casi todo se decide desde que el bebé está en el vientre de la madre y hasta que tiene cuatro o cinco años. Cuando digo casi todo, se deciden dos cosas que hemos aprendido a identificar y que son fundamentales en la vida de cualquier persona. Una es un cierto sentimiento de seguridad en uno mismo que permite lidiar con el enemigo más atroz que tenemos los homínidos: el vecino, el otro homínido. No hay desafío mayor en la vida que el del otro homínido.

Los grandes especialistas neurólogos de la inteligencia explican claramente que la inteligencia es un subproducto de la relación social. Lo que nos hace inteligentes es el contacto con los demás, es el tener que intuir lo que está pensando o cavilando el cerebro del que tengo enfrente; no sea que me quiera ayudar y no sepa cómo, no sea que me quiera manipular y lo sepa demasiado bien. Necesitamos una cierta autoestima para poder, en su día, irrumpir en el resto del mundo, el de los mayores.

La segunda cosa importantísima que hemos descubierto en los bebés es la curiosidad, que no hay que perder nunca. La curiosidad para lidiar adecuadamente en lo que todos estamos empeñados, aunque no lo queramos admitir, que es conseguir el amor del resto del mundo. Cuando eres pequeñín, la tieta, la abuela, el padre, la madre, hasta la vecina, todos dicen que eres fantástico, que tienes unos ojos que se los comerían, que eres el más alto, el más inteligente… Pero cuando sales de casa, hay que demostrarlo.

La gente no lo da por hecho, ni mucho menos. Y es esta negociación maternal, este afecto primario que se desarrolla hasta los cinco años, que te puede dar la suficiente curiosidad para seguir profundizando en el conocimiento de las cosas y de las personas cuando irrumpes en el mundo de los mayores. Porque puede ocurrir, y ocurre todos los días, que llegues a este mundo con una cierta indiferencia: “No me atrae nada, no me gusta ni Rajoy ni Zapatero”. Puede ocurrir que lejos de serte indiferente, te cree cierto rechazo, no quieras saber nada de este mundo que te rodea. O puede suceder, como pasa una vez por mil, lo que ocurre con los psicópatas, que llegues a este mundo de los mayores con ánimo de destruirlo en lugar de acariciarlo.

O sea que uno de los descubrimientos esenciales en esta reflexión es la importancia de este entorno afectivo que perdura desde la concepción hasta, más o menos, los cinco años.



108 Respuestas to “Casi todo se decide en los primeros cinco años de vida”

  1. Los primeros cinco años « Blog de chinachana.com:

    […] http://www.eduardpunset.es/blog/?p=143 […]

  2. Webs, noticias, curiosidades, artículos… » El blog de DROBLO:

    […] Casi todo se decide en los primeros cinco años de vida […]

  3. Olga:

    Una pregunta, ¿qué opináis del libro de Lawrence Shapiro?

  4. sandra monge de perez:

    no se si es problema pero mi hijo estaba programada que naciera la segunda semana de julio y nació la tercena semana de abril estuvo en la encuba dora por 40 dias el me costo que caminara el camino al dos 2 años y hoy en dia tiene 11 años pero me cuesta que se concentra en la escuela hay que repertiles las cosas y no se concentra la maestra me recomendo un sicologo no se que otra cosa puedo hacer aparte del sicologo por favor su ayuda

  5. curro sevilla:

    Pienso,que desde que se nace,marcan las circunstancias,la vida,es algo asi,como un cinta magnetica virgen,en ella,se van quedadndo grabadas,las vivencias de cada uno,tras la muerte,lo que se entiende por mente,se va vaciando de contenido,hasta quedar,virgen de nuevo,hasta una nueva existencia corporal,puedes nacer,con un don,pero al final,quie potencien,dicho don,seran las circunstancias,en que vivas,de las mismas dependera,el exito o el quedarse atrapado,en los miedos,la incertidumbre,los temores,las dudas,ect.

  6. pan duro:

    Punset , quería preguntarte, si la mujer tuviera una pelvis enorme, o no tuviera pelvis, ¿ podría crear a un ser humano superior? un ser humano 2.0? tal vez dentro de unos años los niños de las escuelas estudien a los serus prematurum? aparte, ¿ si se tiende ha estrecharse la pelvis, significara que dentro de cientos de años, los niños tienden a tener menos capacidad de desarrollo mental o serán los partos mas doloros?

  7. ¿Para qué educas? - Maestra de Corazón:

    […] Mamá, papá, educadora… Tu niño no va a ser más inteligente porque sepa colorear por dentro de la línea a los 20 meses, o porque sepa decir de memoria los números del 1 al 10. ¿Quieres ayudarle a ser más inteligente en todos los aspectos? Pues presta atención: Lo que nos hace inteligentes es el contacto con los demás. […]

  8. A.G.H:

    Siento pensar, que jamas ningun ser humano, podra descubrir el misterio de la vida, hasta el fin de nuestra esistencia, sin duda por mi parte que la hay y con algun fin, pero mas alla de lo que simplemente ( con todos mis respetos) puedan pensar
    algunas personas, osea: nacer, parir y morir.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.