Autor: Eduard Punset 22 julio 2011

Realmente, es cierto que las redes sociales nos han hecho distintos del resto de los animales. Es una fuente de aprendizaje sorprendente, incluso cuando su contenido es crítico de las decisiones que uno toma. Tal ha sido el caso de la publicidad de pan Bimbo para garantizar el aprendizaje social y emocional en la pareja, la enseñanza y las empresas; se trata de uno de los objetivos prioritarios de la Fundación Eduardo Punset, Redes para la Comprensión Pública de la Ciencia.

A este propósito me encanta aportar algunas aclaraciones. (1) De todos los comentarios aparecidos en el blog o Facebook me interesan, sobre todo, los de aquellos que han hecho algo o están haciendo por los demás. Es difícil que puedan empatizar con la decisión de la Fundación de impulsar el aprendizaje emocional de los niños y ejecutivos, aquellas personas que no están haciendo algo por los demás. (2) Es probable que despierten mayor interés también las críticas de aquellos que no disponen de una fortuna, de una familia acomodada, de un padrino o empresa que podría aportar los fondos necesarios para ejercer la obra social. Tal es el caso de la Fundación Eduardo Punset y es más plausible juzgar sus decisiones desde los supuestos antes mencionados. (3) También me despiertan mayor interés los comentarios críticos de aquellas personas que como nuestro colectivo de redes sociales confían más en el conocimiento propio que en los recursos presupuestarios de los demás. (4) Por último, son más seductores los comentarios de los convencidos de que la aplicación del aprendizaje social y emocional vale la pena porque ya se ha probado que disminuyen los índices de violencia y aumentan los de altruismo.

Así y todo, podrían tener razón los que mantienen la opinión contraria, porque se podría profundizar más en la experiencia de los que, aparentemente, no pueden aportar algo a los demás; rezar para que nos toque la lotería que permita disponer inmediatamente de los fondos necesarios; solicitar una subvención adecuada del Gobierno a pesar de su obcecación con otros asuntos; también cabría la posibilidad de que se aportaran pruebas de que no está probado el impacto negativo del desprecio de los demás, la no contención de los instintos primarios, dejarse llevar por la furia y el rencor; las carencias, en definitiva, en la gestión de las emociones básicas y elementales.

Eduard Punset

Leer la entrada relacionada “Grandes pasos de nuestra obra social”



9 Respuestas to “Aceptar alguna publicidad para disminuir los índices de violencia y aumentar el altruismo”

  1. ProRedes:

    Javier:
    19 julio 2011 a las 1:01 pm
    Sobre la última supuesto; el impacto negativo, ya comentó en algún programa Redes dos resultados opuestos de la misma situación dadas unas condiciones:

    Una persona va a un examen y durante el camino…

    1er caso: otra persona que le acompaña le dice diez cosas negativas. se comprobó que la puntuación en el examen era más baja.

    2do caso: es persona le dice diez cosas positivas. Se comprobó que la nota del examen mejoró.

    amedina:
    19 julio 2011 a las 1:34 pm
    ¿Pero hacía falta acaso justificar una iniciativa publicitaria como la de Pan Bimbo?… pero qué perra le ha entrado ahora a todo el mundo con el Pan Bimbo!!!… nunca se habló tanto de un anuncio, lo que no deja de ser buenísimo para la Fundación y sus futuros patrocinadores. Pero es que además resulta que estamos hablando de un producto que consume todo Cristo!… hasta el mismísimo Eduardo Punset, que es humano y mortal, come pan de molde como el resto de los homínidos… y ¿qué problema hay en todo eso?. A mí no sólo me encanta el anuncio, sino que además me parece que para la Fundación, hacer publicidad con determinados productos, es una oportunidad para conseguir sus objetivos y acercarse más a “la manada”. Maravilloso.

    Aceptar alguna publicidad para disminuir los índices de violencia y aumentar el altruismo | Resultados:
    19 julio 2011 a las 2:31 pm
    […] Aceptar alguna publicidad para disminuir los índices de violencia y aumentar el altruismo Posted on julio 19, 2011 by qVer var addthis_product = ‘wpp-261’; var addthis_config = {“data_track_clickback”:true};Por Eduard Punset […]

    JJ:
    19 julio 2011 a las 4:00 pm
    Paseandose por la web uno se encuentra las opiniones de la gente, y es impresionante descubrir como la mayor parte de la población tiene una enorme desconfianza tanto ante la publicidad, como a las fortunas privadas (incluso a las más pequeñas. Yo suelo bromear diciendo que para considerar a alguien debe cumpir esta ecuación: su sueldo mensual > el nuestro +250 euros).

    La mayoría de la gente que navega en las redes sociales suele pensar que la solución a los problemas de la sociedad parece ser confiarse plenamente en manos del estado. Y es curioso, ya que no tienen tampoco confianza en la clase política. Probablemente, pasemos muchos años poniendo y deponiendo, cambiando las cosas, quizás hasta a capricho, hasta que nos demos cuenta que puede que quien tenemos al lado no sea del todo de fiar, pero es quien tenemos al lado, vamos a soportarle de igual modo, y que la solución no es esperar de aparatos gubernamentales que puedan arreglar el más nimio detalle de nuestras vidas, y mucho menos, darles el poder de controlarlas.

    Bien Común:
    19 julio 2011 a las 9:37 pm
    El asunto es muy relevante: ¿es lícito participar de algo, la publicidad, que en el mundo actual representa de modo general a empresas privadas que incurren en muchas ocasiones en prácticas poco éticas a costa de aumentar beneficios?. En su caso concreto, es más representativo el caso de Coca-Cola: ¿justifica el que financien estudios sobre la felicidad el que incurran en las prácticas mencionadas?. La cuestión es si se pueden destacar y participar de los aspectos positivos sin llamar la atención sobre los negativos a corregir. Como usted nos ha dado a conocer, los niveles de altruismo aumentan de modo general, pero este no es un proceso pasivo en el que destacar los aspectos positivos vaya a conllevar de modo automático la comprensión e intento de control de los negativos;creo que este es un proceso activo que debe llevarse a cabo de modo paralelo.
    El condicionamiento emocional general que nos lleva a todos a buscar aumentar de modo imprudente e insolidario la riqueza individual está en el otro lado de la balanza en la que contrapesa el altruismo. Pero esta relación tiene sus propios condicionantes internos que hacen que ambas tendencias emocionales del cerebro tengan su necesidad y sus maneras concretas de relacionarse. Determinar estos condicionantes es lo que permitiría inclinar la balanza hacia el lado del altruismo de un modo real, pues lo haría desde la comprensión de las causas, del mismo modo en que se avanza en las psicoterapias para cambiar pautas emocionales; creo que este es el reto más importante al que debe enfrentarse la irrupción de la ciencia en la cultura popular.

    Mark Roberts:
    20 julio 2011 a las 12:59 am
    A mi también me gustaría que alguien financie el proyecto que pretendo exponer en el blog, que claramente no persigue un interés personal sino colectivo. Pero además, un entorno colaborativo enfocado en este sentido puede ser una potente herramienta de aprendizaje social y emocional.

    amigoplantas:
    21 julio 2011 a las 1:27 pm
    Un tema complejo y ambibalente, Señor Punset, como por otra parte no desconoce. Uno de los problemas que se nos echan encima, y que usted mismo trataba hace bien poco, es el del fomento del autocuidado (ejercicio, alimentación…) para un mejor bienestar físico. Y dentro del capítulo alimentación está el pan. Y dentro de los panes los de molde incorporan (como toda la bollería industrial), por motivos obvios, grasas de las que se enrancian más lentamente. Y esas grasas no son buenas para nosotros. Y…

    Son objetivos contradictorios entre si:

    – Aportar perricas para programas de educación emocional está muy bien
    – Por otra parte, sacar esas perricas de la promoción de alimentos que se deberían enseñar a utilizar muy poco está muy mal

    Y ambas afirmaciones resultan ser ciertas a la vez (sospecho).

    Javier:
    21 julio 2011 a las 6:08 pm
    Estimada amedina,

    No sólo lo que dices en tú comentario, sino que tenemos una multinacional en España que puede garantizarnos que el pan es bueno, como todo lo que suele decir el maestro.

    Marc Martínez:
    22 julio 2011 a las 8:36 pm
    Sinceramente el primer sentimiento que tuve al ver el anuncio, fue de de momentáneo desconcierto, con algunas motas de estupor…
    Pero como suelo merodear de forma asidua por este blog, mi mente lo justificó pensando que podría ser una contribución de fondos a esta institución; como así lo ha manifestado Eduard.
    El problema está en que la mayoría de personas no tiene ni idea de que esta fundación existe, no estaría mal que se modificara el anuncio, haciendo referencia directa a esta obra social. Si los comerciales de la marca están convencidos del éxito que les proporcionará la reputación de Eduard Punset, deberían ser mínimamente altruistas promocionando esta fundación.
    Dicho así casi parece una obligación, que restaría méritos a su propia iniciativa, por lo que no me enfadaré si este mensaje desaparece misteriosamente…
    No conozco personalmente a Eduard, (aunque me consta que ha residido como quien dice “ en el pueblo de al lao”, aquí en el ampurdán). Pero cuando escucho algunas criticas… es como si se metieran con uno de los sabios de mi pueblo, igual no entendemos ni palabra de lo que dice… pero es de los nuestros i con eso basta.
    Apa salutacions desde Torroella… 

    elika:
    27 julio 2011 a las 6:47 pm
    Pero Javier, ¿hay alguna industria agroalimentaria multinacional, sea española (multinacional¡?) o no, que comercialice pan que no sea bueno en la UE?. No, claro, el 99,99% del pan es bueno, saludable? (mas o menos, y segun qué no?, y cumplen todos los requisitos tecnicos especificados en la legislación. Y esto es así, y mas para las multinacionales. Pero el asunto, bajo mi punto de vista, es otro: si es estético (ético, no me cabe ninguna duda, y por supuesto lo de lícito, obvio) el utilizar la imagen de un maestro, con una autoridad reconocida, aunque no pertenezca al aparato del Estado, o más por ello, para infuenciar, condicionar la compra de un producto tan bueno como cualquier otro en el mercado. Estou con Bien común, y por tanto también con Eduard. Lamentablemente el mundo se mueve por dinero, y no por altruismo, bien común o amor al próximo, por tanto, valerse de los medios actuales para obtener dinero y cambiarlo es una brillante idea,y además eficaz. Un saludo a todos.

  2. Cristina:

    Hay cosas mas graves que el pan bimbo para llevarse las manos a la cabeza… A mi me parece estupendo que anuncie lo que le venga en gana y mas aun si es para algo que puede beneficiar a la sociedad, los futbolistas por ejemplo anuncian natillas para llenarse aun mas el bolsillo y a nadie parece importarle, y no son precisamente mas saludables que el pan bimbo… Sin ánimo de ofender a nadie, es que se le saca punta a todo eh…

  3. David Alcocer:

    Ánimo Eduard!!!

    Eres el mejor, y has ayudado mucho a despertar cabezas, ojalá un amigo científico de los que conoces por el mundo te entregue el secreto de la inmortalidad, y te quedes simpre con nostoros!

    Mucho ánimo!

  4. Eduard y Mª José:

    Hola Eduard,

    Mi mujer y yo acabamos de ver el anuncio de Bimbo que has protagonizado.

    Nos ha parecido una idea de marqueting espectacular por parte de Bimbo, ya que, pensamos que si tu anuncias esto es porque realmente el pan es 100 % natural. Nos nos entraria den la cabeza pensar que lo has hecho solo por dinero sin estar convencido de la veracidad de lo que anuncias.

    Le damos un 10 al departamento de marquering de bimbo porque seguro que acabaremos comprando este producto.

    Muchas gracias por tu atención

    Eduard y Mª José

  5. Lidia:

    Lamento disentir con la propuesta, independientemente que sea real la propuesta publicitaria, estoy segura que la imagen que tenemos del “Punset científico” que tiene muchísimos seguidores, no es el “Punset comercial” que esperamos quienes confiamos en su sabiduría.

  6. Pan Punset Bimbo | Lo que no te han contado:

    […] ha emplear su blog para justificar su intervención publicitaria. Os recomiendo accedáis al texto completo, pero lo más destacado de su alegato puede que se resuma en este […]

  7. Ingrid castellanos:

    Don Eduardo punset…sólo para decirle que me encantaban los programas de REDES, los peronajes que entrevistaba eran interesantísimos y usted mismo me parecia una persona creible…pero después de ver los anuncios DS y BIMBO…para mi perdió toda credibilidad, ya ver sus programas no es lo mismo….lo siento no lo puedo evitar.

  8. Angel:

    Yo quiero salirme del debate publicidad si, publicidad no, para centrarme en el contenido del anuncio de Bimbo. Cada vez que lo veo, si tengo el mando a mano, cambio de canal. Y es simplemente por el diálogo. “Pero si comemos sin pan”, “¿Por qué no, si es natural 100%?”. ¿A nadie más le destroza los oídos?. A una afirmación (afirma la chica que comen sin pan) se le ha contestado refiriéndose a una negación que no se ha producido. O se dice “Pero si no comemos pan”, o se contesta ¿Por qué, si es natural 100%?… No se cuanta gente habrá trabajado en el spot, ni por cuantas manos habrá pasado, incluyendo las suyas…

  9. A.Maneras:

    Al pan pan y a la neurona, un espejo.

    Yo creo que las críticas al spot vienen de la ‘difusa’ relación entre un bloque de pan muy popular y un señor famoso por su conocimiento de la mente humana.

    Si al menos dijese algo que conectara: “las ideas son el pan del cerebro” o “los programas del corazón te dejan el cerebro tan blando como este pan” 😀

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.