Autor: Eduard Punset 29 mayo 2011

Algunas personas, cuando hablan, lo hacen con tal convicción que para interrumpir momentáneamente su inacabable discurso suelo preguntarles: “¿Eso qué dices está comprobado?”. Su actitud pasa, en un instante, de un desenfrenado optimismo a una mueca de pocos amigos; ni siquiera se habían planteado que, en la medida de lo posible, las hipótesis que uno adelanta debieran haber sido probadas.

Quiero decir que la mayor parte de las veces, si uno lo pensara, lo mejor sería callarse o, cuando menos, adelantar que lo que iba a decir no estaba totalmente probado. Todo, menos hacer gala de una gran seguridad agresiva al hablar de un tema determinado, no porque hubiera sido sobradamente probado, sino porque esa era su convicción pura y simple.

Tres cuartas partes de la humanidad se pasan la vida recordando en voz alta el talante de sus convicciones; para ellos, no tuvo ninguna influencia sobre la cultura humana la revolución científica; es decir, la sugerencia de que, antes de articular una opinión, lo más correcto era adelantar una hipótesis, intentar comprobarla luego y, si resultaba probado, emitir la conclusión en forma de conocimiento, hasta que otros más tarde demostraran lo contrario.

El paso del tiempo es igual en todo el planeta pero no en todo el Universo (imagen: usuario de Flickr).

La dimensión temporal del espacio es uno de los conceptos más complejos; los niños no dominan esta dimensión hasta que tienen casi los cuatro años. Igualito que un gusano, resulta que un niño de tres años ya gestiona la dimensión espacial de ir para adelante y atrás; la de ir de un lado a otro y, finalmente, cuando ha crecido lo suficiente para caerse un día de la cuna, la última dimensión espacial, de arriba abajo.

Ahora bien, está lejos todavía de dominar la dimensión del tiempo; a los tres años sigue sin saber si los Reyes Magos ya han pasado o están a punto de llegar. A los cuatro años –yo lo he descubierto con mis nietas– ya dominan perfectamente las tres dimensiones espaciales y la cuarta del tiempo. Pues bien, el más renombrado de los científicos, Isaac Newton, declaró, porque creía haberlo demostrado irrevocablemente, que el tiempo era absoluto en el sentido de que era idéntico para todo el mundo. Ya podía uno ponerse como se le antojara que el tiempo seguía siendo lo que era, hiciera uno lo que hiciera. Otro científico no menos reconocido universalmente como el gran sabio de Occidente Albert Einstein descubrió, y pudo comprobar, que el tiempo era relativo; que dependía de la velocidad a la que iba uno y de la masa gravitatoria que lo envolvía. El tiempo no era absoluto.

Tres cuartas partes de la humanidad no se han parado a pensar si se han comprobado o no cosas mucho más sencillas que la naturaleza del tiempo. Comparado con la complejidad de la dimensión temporal –que no hemos tenido más remedio que cambiar a raíz de comprobar que no era absoluta, sino relativa–, resulta mucho más sencillo comprobar de quién es la culpa del elevadísimo índice de paro entre los jóvenes, por qué los electores han cambiado de parecer con relación al pasado, cuáles son las motivaciones concretas de nuestro endeudamiento exterior, las causas que pueden adjudicarse a defectos de las políticas inmobiliarias o de las deficiencias de las políticas de prevención y previsión en la tragedia de Lorca. Es incomparablemente más fácil detectar las dimensiones apuntadas que descubrir la compleja dimensión temporal.

Tres cuartas partes de los ciudadanos, sin embargo, se obstinan en aducir su pertenencia al sector público, o a la empresa privada, o alguna convicción que sustentan desde que eran pequeñitos –“yo siempre he pensado…”–, dicen, como si esto tuviera más fuerza y mereciera más respeto que lo probado y comprobado mil veces.



86 Respuestas to “¿Lo que dices está comprobado?”

  1. Crizal:

    Que ganas tengo de que el conocimiento y el razonamiento pudiesen copiarse en vez de estar cuatro horas sobre un libro.

    Un saludo!

  2. Marcelo Rubal:

    El tiempo CONVENCIONAL, aquel con el que nos manejamos, sobre todo los banqueros y los estados, no es otra cosa que espacio contado. El tiempo que percibimos como sensación, escapa a cualquier definición, ese tiempo es poético, indefinido, con el que a veces algunos artistas se identifican. Recuerdo un soneto de San de la Cruz, que metricamente sus versos no coinciden, pero musicalmente es perfecto. Y es porque la belleza escapa a cualquier medida. Esto puede parecer un misterio, que seguramente lo es; pero lo resulta de ello, es que el tiempo no se deja medir, y cuando el tiempo CONVENCIONAL se instala en nuestras vidas, éstas se convierten en insoportables, y enseguida surge la necesidad de evadirnos de él.

  3. teresa rosa mª garcia:

    Sr. Punset: todavía no se ha dado cuenta de lo que adolece el ser humano? Y, de todo lo que le sobra? Somos una nano fracción menos ignorantes en el siglo XXI, pero mucho más prepotentes, más sobraos, como se dice, y, padecemos unas fobias tremendas que pueden ser provocadas por nuestra sufinsuficiencia. La humildad es una palabra que hemos “oído” muchas veces pero que no practicamos o, nos interesa, hacer . Mis felicitaciones por Redes.

  4. davidgg:

    Estimado Sr. Punset:

    Nada que decir.

    ¿Lo que dices está probado?
    Un instante por delante del olvido.
    La hipótesis de lo que quiero decir,
    en la medida que callo mis dudas.
    Hablar despacio,
    al tiempo que se detiene la vida.
    Y en lo correcto y exacto,
    demostrar lo equivocado,
    si por convicción,
    no hemos sido “nadie”.

  5. Punset: ¿Lo que dices está comprobado? | Las Olas' Blog:

    […] entrada en el blog de Eduard Punset: ¿Eso qué dices está comprobado? En ella se pregunta sobre la tendencia que tenemos a defender con vehemencia nuestros argumentos en […]

  6. NOTICIAS DESTACADAS 30 MAYO 2011 « cibernoticias EXPRESS:

    […] “¿Lo que dices está comprobado?” […]

  7. Josep Bonnín Segura:

    “Lo unico que no cambia el el cambio”. Dijo un sabio. El tiempo es relativo i forma parte de un continuum pasado-presente-futuro de imposible medición. Un ser humano durante un solo dia, su organismo, provoca millones de reacciones químicas, electromagnéticas que afectan directamente a la mente que és quien fabrica los pensamientos. Para comprobar algo, en qualquier técnica de laboratorio, las costantes a comprobar tienen que seria igual a las costantes exteriores que queremos comprobar. És esto posible? El cientifismo y cantidad de terorias “comprobadas” han perdido su vigència en el tiempo. No existe a mi entender nada ni ningun concepto que con els transcurrir del tiempo no sea modificable. Por tanto en que bases nos asentamos para “comprobar?

  8. rafael gracia:

    Yo no me canso de repetir en los foros que no hay que dar credibilidad a una información sin contrastarla primero con fuentes indudables. Creo que era ayer que me remití a The Lancet , para certificar una información sobre el cáncer.

  9. maria:

    Este articulo viene como anillo al dedo en el dia de hoy, españoles!! Esto mismito habia que decirles a la sanidad alemana, acerca del presumible contagio via vegetales y hortalizas q presumiblemente vino de nuestro pais…….. Señores alemanes, solo una anotacion: ¿Eso que dicen, esta comprobado?.

  10. Alfonso:

    El texto es más que correcto, hay mucha gente que se pasa la vida hablando y hablando puras tonterías, afirman saberlo todo, cuando lo que más saben es nada, si bien es cierto tampoco hay que ser tan exigente o intransigente que en que todo lo que se diga tiene que estar comprobado, por que podríamos cometer un garrafal error, hasta la más absurda tontería es posible en este universo, puede ser que en este universo no sea así, pero es posible en cualesquiera de los múltiples universos paralelos, además la ciencia es un conjunto de conocimientos temporalmente aceptados por lo que hoy esta comprobado y afirmamos como cierto puede ser que el futuro nos demuestre todo lo contrario y que nos habíamos expresado en el más grande error de la ignorancia, por lo que de vez en cuando una estupidez o una hipótesis seria hasta divertida para liberar la tensión, lo peligroso seria afirmar que estas se repitan, se tomen como verdad y se divulguen por medio mundo, un ejemplo clásico es como el discurso político de que acabaran con la pobreza, esto jamas he visto que pase, pero lo repiten a perpetuidad y lo malo es que hay millones de gente que se lo cree y que los apoyo ciegamente.

  11. Carolina Echevevrría:

    Cuidado, tanto si lo que dices está comprobado o no, ante todo prudencia. Muchas teorías son refutables. Siempre es mejor un “Yo opino…”, “Tengo entendido que…”, “Según mi punto de vista…” “Según mi información…”, “Según los estudios de…”

  12. ameba:

    Quizás sea porque estamos programados simplemente para sobrevivir, el método cientifico no ha sido muy cercano a esas tres cuartas partes de la humanidad, y nuestras cabezas se han dedicado a arañar de donde podían y fabricar mundos en los que les permitían levantarse cada día.
    A lo mejor y siendo tan optimistas como el método cientifico dice, gracias a las redes sociales podemos arañar de una mejor información.
    Lo digo esto en voz baja ya que viene desde el sentido común. Asi que no hagais caso!!!!!

  13. Tezelan:

    Los políticos no son seres extraterrestres, son seres iguales que nosotros que tienen nuestras características, viven en nuestro mundo, antes de echarle la culpa a los demás tenemos que analizar nuestras conductas y comportamientos, hoy ocupamos las plazas porque queremos cambiar la sociedad por otra mejor, por ideales mejores?, o solo ocupamos la plaza porque añoramos como vivíamos derrochando hace un par de años y queremos volver a aquellos tiempos, cuando no nos importaba lo que pasaba ni en España ni en el mundo, cuando lo que nos importaba era nuestro ombligo, salvarnos nosotros y los que se mueren de hambre en Africa que se embromen?

  14. Mónica:

    El tema no es que la gente hable y hable y lo que diga esté o no esté comprobado (lo suyo es que sí lo esté y además bien fundamentado); el problema es que la gente se cree todo lo que oye o lee sin comprobarlo.
    Este artículo viene muy bien para reflexionar…
    Y para reflexionar se necesitan tiempo y, sobre todo, ganas. La conclusión es que la gente no tiene ni tiempo ni ganas de comprobar. (No todo el mundo ehhh!).

  15. Pedro:

    Bueno, bueno; no savia que eres tan conservador. Creo que todas las teorias del mundo han sido habladas de primero en un circulo mas o menos amplio y luego comprobadas. No somos especializados o academicos pero la democracia nos permite hablar de …..cuosas. Por comprobar las cuosas(teorias) estan los cientificos y estan bien pagados para haserlo.

  16. Pep Peragón:

    “Por tanto de los que perciben cosas bellas, pero no ven lo bello en sí ni pueden seguir a otro que a ello los conduzca y asimismo ven muchas cosas justas, pero no lo justo en sí, y de igual manera todo lo demás, diremos que opinan de todo, pero no conocen nada de aquello sobre lo que opinan.”

    La república, Platón

    http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/

  17. Carlos B.:

    Supongo que también en este caso la relatividad es el eje sobre el cual oscila la falsedad o veracidad de las afirmaciones.

    Si nos ciñéramos estrictamente a los hechos comprobados seguiría toda la humanidad subida al mismo àrbol del “centro de África?” descalabrando a todo el que osara afirmar que a unos pocos metros había otro árbol y se podía alcanzar andando por el suelo.

    En cambio, si creyéramos todo lo que afirma cualquier vecino sin bases empíricas, estaría toda la humanidad ingenuamente a merced de cualquier aspirante a político, creyendo sus discursos por más absurdos que fuesen, simplemente porque los divulga alguien “creible”.

    Ni 3/4 ni 1% ni 100% Cada persona a lo largo de su vida emite afirmaciones con convicción. Unas son empíricas por experiencia propia, otras por aprendizaje y otras por propia deducción. Por eso se evoluciona.

    Lo importante es saber reconocer los errores y saber enmendarlos. Si no son los pepinos los culpables ¿qué lo es?

  18. SORAYA:

    Sin embargo hay razones que el corazón conoce y la mente ni se atreve a sondear .creo firmemente que e paradigma mentalista esta poco a poco descubriendose ineficaz ya que no satisface a esa parte profunda del ser , hay una inteligencia que va más allá y se ha demostrado efectiva ya que une a pueblos y une almas y es la inteligencia emocional .

  19. joanic:

    mestre punset…
    com puc provar una intuïció filosòfica pura o el que més m’inquieta, com puc afirmar amb rotunditat un acte creatiu que poguera perdre força o dimensió en el procés de mesura? En l’acte de contrastació…
    discórrer i barrigar l’experiència creativa m’ha portar a l’anarquia elaboratòria, al nedar a la recerca de química de l’ameba… i davant d’una realitat emotiva simple, només puc fagocitar…
    …si ens trobem a l’aeroport no gosaré preguntar-vos
    atentament

  20. Diego:

    En mi opinión, la mayor parte de las personas que emiten juicios como losas denotan primero autoritarismo y muy probablemente incultura. Desconozco como se puede entender esto en un marco científico, pero en cualquier caso el evitar o impedir cualquier tipo de contraste -ya sea en un experimento o en un enunciado, por ejemplo- supone no querer enfrentarse a un problema y por lo tanto a un juicio crítico. Un saludo y gracias por su trabajo.

  21. Jorge:

    El problema es que el sistema de validación del conocimiento científico esta también viciado. Los datos observables de la realidad son expresados matemática o lingüísticamente (construcciones humanas), y claro esta, no todos son observados. Ademas toda creación de conocimiento esta sujeta a una interpretación, o sino que le pregunten a los físicos que estudian temas como la teoría de cuerdas….la hermenéutica esta tan presente en este campo de estudio que son mas filósofos que físicos. Ciertamente la metodología a ido evolucionando en el campo de la ciencia, pero a mi entender estos cambios se corresponden mas a la adaptación de un sistema de validación del conocimiento, que a un real interés de que el usado sea el correcto.
    Es decir, ” lo científicamente probado” puede ser tan erróneo como lo “científicamente inventado”, por el simple hecho de pensar que el método científico solo produce verdad, realidad, certeza, etc.
    Creo que Redes nos debe un programa sobre epistemología y metodología en la ciencia actual, y como esta ha ido evolucionando desde el positivismo mas ingenuo.

  22. Baricelli:

    Por cierto…Muchas Gracias!
    No hay nada mejor que dar una respuesta a su pregunta,
    brinda la oportunidad para exponer ideas u opiniones
    que luego puedan ser comprobadas por los científicos.

  23. Piedad Alvarez Maestre:

    Me satisface verificar que a otros les irirta, casi tanto como a mi, la agobiante certeza de la ignorancia. Comenzaré a usar:”¿lo que dices está comprobado?”

  24. Françoise:

    Pienso que el problema radica en la prepotencia y el sectarismo, tanto de los individuos como de los grupos a los que pertenecen.
    Parece que siempre tenemos que elegir entre 2 opciones y que no existen alternativas, no solamente en el aspecto político, izquierda (progressistas todos y que tienen el patrimonio de la defensa del bienestar social) y la derecha ( “fachas” todos y reaccionarios). ¿
    Qué necesidad tiene la gente de tener una etiqueta de identificación? ¿Por qué no se otorga el derecho de cambiar de opinión?
    ¿No se atreve por el qué dirán, por el miedo al cambio, por perder a sus amistades, por ser rechazada por el grupo al qué pertenece?
    También es cierto que tendemos todos a defender nuestras ideas, a compartirlas. Lo malo es cuando intentamos imponerlas, incluso en el seno de la propia familia, a nuestros hijos. Muchos padres no dejan a sus hijos forjarse sus propias ideas, sus propias opiniones.
    A ese respecto, me van a perdonar que comente un hecho personal de mi vida. No pretendo dar lecciones a nadie pero creo sinceramente que es importante y que en algún momento tuve una decisión acertada en cuanto a la educación de mis hijos.
    Mis hijos fueron los dos alumnos del Liceo francés de Madrid (tienen ahora 35 y 32 años respectivamente). Cuando eran pequeños, la religión era optativa en el liceo. Tanto su padre como yo eramos ateos (o por lo menos agnósticos y fuertemente anticlericales); por lo tanto los niños no fueron a la clase de religión y se iban al estudio (eran 2 en el estudio, todos los demás niños iban a religión…).
    Al cabo de un tiempo (unos meses), mi hijo mayor me dijó que quería ir con sus amigos y amigas a la clase de religión. Le pregunté el porqué y me dijo que quería estar con ellos para “hacer la comunión” y porqué se “aburría en el estudio”.
    Le contesté que bien (su padre estaba gravemente enfermo por lo tanto asumía sola la educación de mis hijos), que si a él le apetecía y le parecía bien, pues que iba a ir, aunque a mamá no le parecía lo mejor pero bueno, él era libre de elegir.
    Se fue a religión.
    Al curso siguiente, me llega un día del colegio diciendo que no quiere seguir en la clase de religión.
    Me extraño y le pregunto el porqué y me contesta que no le gusta el cura y que no cree nada de lo que le dice (tenía unos 7 u 8 añitos), que no se “creía lo de la multiplicación de los panes y de los peces….” etc… etc…. Le contesté que entonces tendría que volver al estudio y que no podría hacer la comunión como sus amiguitos. Me contestó que le daba igual, pero que él no quería volver… Y hasta entonces….
    Se rie cuando lo comentamos y se sorprende que haya actuado de esta forma, sabiendo de mi profundo anticlericalismo…
    ¡Cuánto me he alegrado de no haberle negado a mi hijo la opción de elegir, aunque fuera tan pequeñito y aunque iba totalmente en contra de mis convicciones personales! ¡Cuánto me he felicitado (perdonen la falta de modestia) de haberle dejado formarse él solo su propia opinión! Sinceramente, pensé en aquel momento que no tenía yo el derecho de negarle algo a mi hijo, de negarle una opción, aunque no me gustara.
    Creo que allí radica la solución. En reconocer a cualquier ser humano, a cualquier edad, en la medida en que es un ser racional capaz de emitir un juicio o un pensamiento, el derecho a expresarse libremente y sobre todo el derecho a elegir, aunque vaya en contra de la opinión de uno.

  25. virginiawoolf:

    Una norma no es verificable, es decir, una norma no es ni verdadera ni falsa, por tanto, lo único que podemos decir o establecer es la proposición que justifica la validez de la norma y en base a que cumple unos procedimientos de validez de la norma, y que casi siempre se basan en preferencias valorativas de carácter intersubjetivo. Por tanto todo lo intersubjetivo está relacionado casi siempre con preferencias valorativas, buenas o malas pero no falsas o verdaderas, en todo caso, falsables. Hoy día, desde Wittgenstein, desde Carnap, la “pragmática” es la que juega un aspecto fundamental en el lenguaje, de modo que podemos hablarnos dentro de distintos códigos lingüísticos y entendernos dentro de ellos, porque se entiende que cada código puede ser asimilado a un paradigma científico.

    Esto es lo que dice un filósofo alemán, Karl Otto Apel: “El bloqueo cientificista de la ética normativa puede en verdad ser quebrado (hasta en alianza con el “racionalismo crítico” de Popper); pues puede demostrarse que, conjuntamente con el cuestionamiento de la validez de las normas éticas, se derrumba también el cientificismo qua absolutización de la objetividad valorativamente neutra; pero este resultado no permite todavía salir del sistema de complementariedad ideológico sino que, según parece, conduce nuevamente sólo al cambio del cientificismo en el decisionismo existencialista: La validez de la ciencia y de la ética depende -así parece ahora- en última instancia de nuestra decisión de voluntad pre-racional. Efectivamente, la argumentación precedente sólo consigue conferir obligatoriedad a la siguiente conclusión: Si queremos ciencia -más exactamente: si queremos considerar como posible la validez intersubjetiva de los resultados científicos, que ha de obtenerse in the long run- entonces consecuentemente tenemos que considerar posible, al mismo tiempo, la validez intersubjetiva de una ética que ya está presupuesta en la comunidad de los científicos.”

    De esta idea puede deducirse el motivo de una crítica radical de la ciencia y de la filosofía, a saber: la sospecha de que ha sido precisamente la forma de pensamiento de la metafísica occidental -la forma de pensamiento del ocultamiento del ser en la forma de ideas (Heidegger) o conceptos referidos al logos- la que ha hecho posible el problemático saber de dominio de la ciencia moderna o, dicho de otro modo, la técnica. Esto es una forma de salvar a la metafísica o a cuanto debe la ciencia al discurso dogmático occidental.

    Ciertamente mediante el análisis de ejemplos se puede oponer un eficaz correctivo a los prejuicios apriorísticos y las generalizaciones precipitadas de la filosofía sistemática. Pero de este modo no es posible hacer inteligible la pretensión específica de validez de toda proposición filosófica también de las proposiciones en que se sustenta la crítica del lenguaje o del sentido. Es decir, no todo es verificable. Y no estoy diciendo nada verificable con esto tampoco, que plantea una crítica de sentido o de lenguaje. Ni tampoco en la validez de una norma ética.

    Una crítica coherente de la metafísica en la modernidad deberá evitar la crítica “total” de la razón. Sólo le estará permitido criticar lo que la metafísica tradicional tenía de dogmática y de acrítica porque se enunciaba sin reflexionar suficientemente sobre las condiciones de posibilidad de la propia validez.

  26. virginiawoolf:

    Sobre la consigna de silencio wittgensteniana: Los neopositivistas que aplaudieron la consigna wittgensteiniana de silencio la interpretaron en el sentido de que en efecto más vale callar mas no porque haya algo acerca de lo cual guardar silencio, sino porque en rigor no hay nada que decir. Lo que ellos aceptaron es la inmersión de la ética en el más absoluto irracionalismo o en el emotivismo de la persuasión psicológica.

    Pero Wittgenstein no era un irracionalista ético más bien se vio obligado a poner límites a la racionalidad científica para así hacer un hueco a cosas más importantes que la ciencia.

    La filosofía analítica surge -como el resto de las filosofías auténticamente contemporáneas- de ese contexto de crisis del pensamiento de la burguesía. Pero en el siglo XVIII la mística todavía tenía un digno refugio en la poesía romántica. Y lo filosófico y lo científico estaban unidos por el racionalismo y el lenguaje, una lógica jorística pero que no se desató la una de la otra, hasta precisamente la escuela del positivismo o neopositivismo. Escribió el filósofo austríaco:”es ist allerdings das Mystiche”, (“existe ciertamente lo místico”). Y a través de una especie de ventana invisible, parece volviera a colarse la combatida Metafísica.

  27. existe lo místico | Estherllull's Blog:

    […] existe lo místico Publicado el junio 2, 2011 por estherllull virginiawoolf: 2 junio 2011 a las 2:32 pm […]

  28. gaia07:

    El otro día vine y leí. Hoy con más tiempo he vuelto a leer y mientras lo hacía iba haciendo un gesto afirmativo con la cabeza. Cuando he terminado, sin embargo, me ha quedado una sensación liviana de desacuerdo y he vuelto a leer su texto.

    No me cabe la menor duda que, creerse lo que se piensa razonándolo consigo misma y solo consultado con la almohada, no es para comerle la cabeza al prójimo como si fuera un atisbo de clarividencia que ha de creer todo el mundo.

    Pero trasladado a esas “tres cuartas partes de la humanidad” comprobarlo y probarlo puede ser también muy relativo.
    Dado el caos que gobierna el universo y la genialidad de la energía que administra todo este montaje, por su capacidad para aprovechar, modificar, destruir y generar nuevas formas de subsistir, desde nuestra posición el azar es el rey.

    El hecho de que la gente de a pie pueda pensar que la culpabilidad de sus males están en éste o aquél punto cercano puede ser más probable y que se demuestre en la historia del siglo que viene, que en todas las estadísticas, estudios y deliberaciones hechas desde el sillón, atril y probetas, de mentes muy preparadas.
    De hecho me merece más confianza el pastor o agricultor que mira al cielo azul y limpio y dice: “hay que guarecerse, va a caer piedra”, que la agencia AEMET con todos sus análisis y comprobaciones.

    Un cariñoso saludo

  29. rafael gracia:

    ¿ No habéis comprobado que los que opinan taxativamente sobre ciertos dilemas, generalmente carecen del sentido del humor como para reírse de si mismos? Esta falta de sentido del humor, es un detector del grado de fanatismo en muchas de sus formas.

  30. Helen:

    Y yo, yendo un poco más allá, me pregunto :

    ¿Comprobado por quién? ¿Comprobado por qué esfera superior de conocimiento?

    ¿Por la ciencia quizás?¿Tan sólo la ciencia,como paradigma de objetividad, puede decir lo que sucede y lo que no sucede, lo que es y lo que no es?

    ¿Acaso la ciencia no ostenta también ideología al contrario de lo creemos?

    Por poner un ejemplo (desgraciadamente yo no se nada de ciencia pero leí esto en un artículo de prensa): los alemanes nazis físicos y premios Nobel Philipp Lenard y Johannes Stark defendían una supuesta física aria y desechaban,repudiaban las teorías de Albert Einstein.

    ¿En base a qué comprobación defendían aquellos físicos una física aria?

    Resalta el artículo una cita del químico Primo Levi:
    “Es difícil deslindar las fronteras entre la ciencia y la ideología”

    Así que llego a la conclusión de que,en algunos casos, no sólo en la opinón sino en el propio conocimiento, las inferencias de los hechos que analizamos son el resultado de los intereses de nuestras propias conveniencias.Observamos y estudiamos los hechos en relación a lo que nos gustaría que fuese más que a lo que es.
    (Esto lo advierte Bertrand Russell ,aconsejando a los jóvenes estudiosos que no caigan en esa trampa )
    De ahí la coletilla que vd. comenta :”Yo siempre he pensado que …” que en realidad lo que quiere decir es “yo siempre he querido pensar que…”

    De todas maneras y volviendo a la exigencia de su artículo, creo que más que pedir comprobación a la opinión de las personas, que por supuesto también, habría que pedírsela además a quien genera sus corrientes de opinión.

    un saludo.

  31. ¿Lo que dices está comprobado? – Eduard PunsetSoy Ateo | Soy Ateo:

    […] http://www.eduardpunset.es/12702/general/%C2%BFlo-que-dices-esta-comprobado […]

  32. Omar Matos:

    Creo que el señor Punset cuando entrevista a alguien es porque ya sus planteamiento de alguna manera han sido sustentados sobre la base argumental de alguna prueba científica. Parecería un poco descortés que luego de haber decidido hacer entrevista a alguien para conocer sobre ese algo, el señor Punset se muestre quizá rudo al hacer esa interrogante. Está claro que alguien sin un fundamento científico para sus planteamientos sería descartado por el entrevistador. Les puedo añadir a pesar de todo que la forma en que Punset entrevista es una forma única y a veces me da la impresión que él mismo domina el tema del entrevistado.

  33. ANTON ZARAUZ:

    Yo creía, yo pensaba… hijos de Doña Ignorancia y de Don Tiempo Perdido.
    Ambos dos, una pareja de toda la vida, hacen en nuestra ideas una frecuente discusión sobre las mismas… cuando al final resulta que estábamos equivocados.
    Pero también es posible que no lo estuviéramos tanto, que simplemente nos confundíamos.
    Personalmente soy muy Socrático en las cosas, en cierta manera la imaginación me sirve de escaparate para “mirar” a las cosas mediante unas gafas tridimensionales… creo que la ciencia ha aprendido a hacerlo también… Y ese espacio imaginativo va a ser lo que realmente nos sirva para saber que todavía no sabemos nada…
    Gracias Eduardo, esta vez confío en que a pesar de que la ciencia sirva para un análisis, también ofrezca “otras ideas” sacadas desde una décimo tercera dimensión: la imaginativa… es la que nos dá derecho a pensar lo que queramos… aunque es verdad que de momento no podamos “demostrar”. De niños aprendimos mucho con aquella.

  34. Luis:

    Mi abuela decía “consejos vendo que para mí no tengo”. La mayor parte de lo que dice Punset son reflexiones, hipótesis y opiniones personales, y no hechos probados. Desde aquí sigo su consejo y le pregunto: ¿Eso que dice “tres cuartas partes de la humanidad se pasan la vida recordando en voz alta el talante de sus convicciones”, ¿puede probarlo?”. Gracias.

  35. Juan:

    Las personas sabias tienen mas preguntas que respuestas y por eso nunca se sienten en posesión de la verdad, ni siquiera si esta comprobado, puesto que el método científico no es infalible.
    Un saludo

  36. María:

    Al hilo del debate de las comprobaciones sobre lo que se argumenta, me pregunto Sr Punset cómo comprobó usted que Juan Carlos Aguiar era un monje acreditado por Algún templo Chino y no un farsante. Desde luego su psicología e intuición brillan por su ausencia,pero si no explica cómo se le coló ese sujeto ….
    Salud

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.