Autor: Eduard Punset 18 marzo 2008

Se ha dado poquísima importancia a un hecho que la tiene, y mucha. Éste es un país sin tradición ni pasión por la participación ciudadana. Llevamos apenas 30 años de práctica democrática. Los toros, hasta hace bien poco, y el fútbol, todavía hoy, arrancan más fervores populares que la política. ¿Cómo se explica, entonces, que 13 millones de personas se hayan precipitado a la televisión para seguir los debates electorales entre Zapatero y Rajoy? Los niveles de audiencia superaron todas las expectativas. Fueron, sencillamente, increíbles.

Descartemos primero las razones que parecen más obvias y que constituyen la respuesta que da la mayoría cuando se les plantea ese interrogante. El sentimiento más común es recordar el impacto mediático. “Nos han avasallado con la perspectiva de los debates entre presidente de Gobierno y líder de la oposición.” La gente ha acabado asumiendo que tiene tanta o más importancia que una final entre el Real Madrid y el Barcelona. Ahora bien, una final como la mencionada no la seguirían 13 millones de personas. Por lo demás, si los impactos mediáticos tuvieran el efecto que se les está atribuyendo, la publicidad marcaría de verdad nuestros comportamientos y pocos profesionales del ramo perderían su puesto por culpa de campañas fallidas.

Zapatero y Rajoy en debate

Rajoy y Zapatero en pleno debate. (Imagen de TV)

Tampoco se trata de justificar los altísimos niveles de audiencia por las pasiones que levantan los modelos económicos propuestos por los candidatos. Desde la caída del muro de Berlín se terminaron las diferencias entre los dos modelos de crecimiento económico: el de la propiedad pública de los medios de producción y el capitalismo adosado al estado del bienestar. No hay diferencias en ellos. Como corroboró en un momento determinado el principal periódico económico del país, “en la Bolsa no se ha reflejado para nada el debate”.

En tercer lugar, otro factor al que se recurre es el recuerdo histórico de la guerra civil, que nos habría separado en dos bandos irremediablemente. Cuesta tomar en serio este argumento cuando uno habla con las generaciones jóvenes, cuando se constata que la guerra civil se inició hace 72 años, y cuando los neurólogos nos han enseñado que, con guerra o sin guerra, lo que uno recuerda, por encima de todo, es lo que le ocurrió cuando tenía 25 años. Si queda alguno vivo de esa edad, está a punto de cumplir los cien años. Por tanto, se hace difícil pensar que este colectivo imaginario pueda conmocionar a la opinión pública de toda una nación.

No tenemos todavía –no hubo tiempo– una democracia transparente y desinteresada. Como ocurre siempre en las primeras décadas de la instauración democrática los favores, sobre todo políticos, se pagan y dan lugar a clientelas interesadas. Un cambio de Gobierno afecta mucho menos a la economía individual de los diputados que a las economías de los sectores imbricados en el sostén del Gobierno y la oposición. Un cambio de gobierno en las democracias primerizas supone un cambio o pérdida de trabajo para mucha gente. Al interés ideológico debe añadirse el de supervivencia.

La primatóloga Jane Goodall lloraba cuando veía a sus queridos chimpancés embarcarse en guerras fraticidas, matándose unos a otros sin piedad. A los tiempos de convivir en familias de unos 150 individuos –ellos y nosotros–, sucede a veces la división en sólo dos grandes familias (derechas e izquierdas). Cuando eso ocurre en los países sin tradición democrática, se derrochan pasiones más afines a las peleas familiares que a colectivos con puntos de vista políticos diferentes.



72 Respuestas to “El triunfo de los debates”

  1. pepe:

    Sr Punset, sin entrar de leno en su cuestión, me gustaría puntualizar el significado de “democracia”, puesto que ese debat 2famoso” iba dirigido a la “masa votante”…
    “democracia”, pues es el poder ejercido por el pueblo. La inventaron en Atenas hace 2500 años un tal Temístocles: los representantes de los “demos”o partes del pueblo ateniense, se sentaban a discutir las cuestiones de la ciudad-polis. cada representane sabía bien lo que cada demo decidía y lo transmitía a la “enklessia”o asamblea. Lo hacía así porqque él mismo (el representante ERA también PUEBLO en tanto que parte de él (del demo), de manera que lo que se decidiera allí le iba a afectar DIERCTAMENTE. Por eso se tenía ciudado en no decidir cosas distintas de las que decidían los mienmbros del demo….
    ¿algo parecido con la actualidad? Zapatero, Rajoy, Aznar, Blair,….el gobernante X de hoy día, es pueblo? ¿ES UN IGUAL A LA “MASA VOTANTE”? NO. En este punto la democracia en si NO existe.
    Los gobernantes de las democracias de hoy son elite. Nunca pdeceran las consecuencias de susu propias decisiones,…. conducen el barco, pero nunca se hunden,…. aunque éste vaya a pique…. así apuesto yo tambien,…
    Se ha perdido, además el pricipio que enunció Platón en la República de la función específica. Hoy no manda el que más sabe sino el que más poder tiene: “es- decía Sócrates- como si el capitán de un barco sometiera a votación entre la tripulación como conducir éste” El que más sabe de naútica es el capitán y su palabra deja de ser “opinión” para ser la verdad sobre nautica.
    Lo mismo decía Platón sería en la ciencia de gobernar. Hoy no mandan los que más saben sobre gobernar,… sino los que más pueden.. y creo que no son Zapatero ni Rajoy, sinceramente creo que el voto que vale hoy día es el voto del que paga por votar: es decir el del miembro del consejo de administración de una miltinacional…
    El voto de la gente, del pueblo es GRATIS, por lo que no vale NADA.

    Se afanan en convencernos en que votemos, porque si no se quedan en paro las elites…. !qué faena! La clase política goza de una de las mayores antipatías de la gente,…. pero la gente sigue votando: es como si yo fuera a una pastelería y me ofrecieran una pastel podrido, otro con heces y otro con orín,… “pero tienes que elegir uno…” no perdón me quedo sin pastel,… no compro, entonces el pastelero (si nadie compra pasteles ) se esmere más…. Esta sería una nueva “revolución” NO VOTAR”
    Ah! no soy anarquista, porque nosé lo que era el anarquismo, no spy de izquierdas ni de derechas,… son palabras del siglo pasado, o alguien dice todavía “pon el U.H.F…..

  2. pepe:

    P.D. gracias inmensas por poder desahogarme aquí,… aunque usted no me lea…je,je, Platón decía que el gobernante no querría gobernar por ser la tarea más ardua y pesada de la polis…. como ahora…

  3. Falete:

    pepe, lo que dices es muy interesante. más aún cuando un servidor que acaba leyendo tu comentario se da cuenta de que realmente, sabes de historia clásica, y pones la guinda con lo de ”las izquierdas y derechas son del siglo pasado”. No te cortas un pelo en decir que no conoces el anarquismo… En fin, un tio sensato y estudioso. Por aquí vagan muchas almas sin un conocimiento elemental de la historia, que opinan con lo que les dicta la tele (un medio breve e inmerso en el presente) y lo peor, votan, es decir, tienen el mismo poder que otra gente que dedica su vida enteramente a la politica y a los problemas de su país.

    No obstante, estoy en desacuerdo contigo con lo de democracia. No voy a empezar con aquello de: ”está comprobado que es el sistema de gobierno mejor en la actualidad… bla bla”. Voy a ir directamente al grano. Hoy, realmente, hay más democracia que en la Antigua Grecia. Para empezar, porque en Grecia sólo podían votar hombres libres: varón, no esclavo, mayor de edad (25 años, supongo) y no se que otros requisitos. Hoy, aunque realmente haga falta un examen previo a la votación del ciudadano en conocimientos de actualidad (esto es realmente necesario para que funcione una verdadera democracia) puede votar cualquiera.

    Tienes razón de todas formas en cuanto a la figura del presidente. Y no me refiero a ZP, sino a todos los presidentes del mundo, que concentran el poder en sí mismo hasta el punto que en los medios de comunicación se les compare entre ellos (Gonzalez y ZP, Aznar y Rajoy, etc) para saber quién gobernaría mejor, quien esta mejor preparado….. cuando en realidad todos son del mismo partido, la misma papeleta que depositamos en la urna. En cualquier caso, la democracia en Grecia se basaba, como bien dices, en Asambleas, que representaban a pueblos (polis) de no más de 10.000 habitantes. Eso evidentemente es siempre más eficaz que un Gobierno supranacional que destine dinero a los diferentes consistorios (con la consiguiente premacía de Cataluña y Pais Vasco sobre otras comunidades como Extremadura o Cantabria, en el caso español, por puras razones históricas, o debería decir románticas).

    En cuanto a los pasteles, tienes razón, quizá pondrían más esmero. Yo sin embargo, y aunque pueda resultar arriesgado y fanático, el voto de castigo es lo mejor para el cambio de gobierno, siempre que esté justificado y no manipulado, claro (marzo de 2004). ¿porqué? pues porque el no comprar pasteles puede resultar, y ha resultado siempre, en un golpe de Estado a la pasteleria, y eso es sin duda lo peor que puede tener el conjunto de un país.

  4. plasticé:

    Con mucho amor para Aj y Falete:
    En este blog no nos gustan las peleas!
    Y mucho menos sobre política.
    Y mucho menos bipartidistas,
    Si no quereis quedar mal ante la gente que lee el blog no escribais lo que escribís y punto.
    Saludos.

  5. Falete:

    plasticé, en ese caso voy a empezar a aprender sueco.

    Por Escandinavia hay muchos blogs, tan lúcidos como estos, en los que nadie insulta a la verdad, y sobre todo el sectarismo no pasa de la cienciología, a la sazón bien escasa por ahí arriba.

    Un abrazo y siento haberos molestado en lo que considero una defensa de la razón y la opinión de mi adversario, que confunde el tocino con la velocidad, según su definición de ‘nepotismo’.

  6. Laura Ogando Sobradelo:

    Volvamos a la Grecia clasica.Yo ademas de no ser fisica,neurologa,tampoco soy historiadora,pero lei en una revista de historia varias cosas sobre Grecia.Resulta que el teatro y la democracia nacen alli.La palabra persona esta relacionada con el teatro,la sicologia y tambien ,como no,con la politica.Persona tiene su origen en las mascaras que ponian los actores para que se oyera su voz ya que de aquellas no habia megafonos y la propia construccion de la mascara era para amplificar la voz.PER SON.Son de sonido,de voz.El que no es persona no existe en el teatro porque no se el oye.En politica no tiene ni voz ni voto.Creo que hay muchas cosas en el lenguaje que se escapan a nuestra consciencia y nos dicen mucho mas de lo que podamos pensar.Pero creer que en Grecia la cosa funcionaba muy bien es un poco ilusorio.No estoy muy segura de que el poder no fuese en realidad privilegio de una minoria,como lo es hoy.Ademas eran ciudades estado y ahora vivimos en un mundo globalizado,claro que los medios de comunicacion cumplen su papel…

  7. pepe:

    Amigo Falete, tienes razón en cuanto a lo de que ahora hay más “democracia”… entrecomillo pues la palabra a emplear es “libertad”. Hoy, efectivamente hay más libertad que antes. Sin embargo “democracia” era aquello, no esto. Sí, hoy día hay más libertad, pero… siempre con peros… pero, a veces “parece” que no nos sirve para nada. Hemos llegado a una fase (en ocasiones) de dilución: podemos quejarnos contra una injusticia, manifestarnos, votar… pero al no tener continuidad en nuestra vida cotidiana- volvemos despues de la manifestación al trabajo, a casa,… _ esta libertad se diluye, pero la injusticia de la que nos quejábamos, no; un ejemplo de lo contrario(el NO tener libertad y tener continuidad) lo tenemos en GANDHI: sin que le dejaran boicoteó todo lo inglés, deafiando al imperio PACIFICAMENTE, hasta que los echó. El mantuvo su queja en su vida diaria, él arengaba a los Indios pero era el primero en la manifestación…
    Quizá precisamente porque nos dejan nuestras quejas son pasajeras y tienen mucha menos contundencia (aunque algunas sí…)
    Efectivamente, no voy a entrar en política,.. entre otras cosas porque creo que no existe. Lo que hay hoy día es elitedinerocracia: Los paises del primer mundo entre los que sfortunadamente para nosotros y desafortunadamente para los del segundo y tercero, estamos, se rigen por lo que le interesa a unos pocos que no son ni ZAPATERO ni RAJOY: ellos son la liebre detrás de la cual corremos nosotros como galgos: yo propongo como mínimo que cada galgo se pare en su carrera y espere a la siguiente vuelta… pare la liebre a ver si es de verdad o de plástico(indagando en lo que ES un partido político_de dónde saca el dinero y por qué hacen mítines y para qué y cómo los hacen, por qué todos los políticos hacen los mismos gestos , entonan igual,… qué significan sus siglas..y si se deciden a votar que no lo hagan por inercia.) Lo que rige nuestro primer mundo es la multinacional: el voto gratis (el vuestro) no vale nada: vale el del miembro del consejo de administracion de la multinacional por que HA PAGADO para votar.

    Por supuesto no me creo conocedor de la verdad, pero si alcanzo a notar ciertos chirriamientos (no sé si existirá la palabra,,,) en ESTO que se ha dado en llamar “democracia”.

    P.D. ah! no pretendo ir de culto ni de nada, sólo compartir con vosotros y APRENDER, de vosotros, por eso, gracias.

  8. Ángel Argüelles:

    Quizá haya que comparar el debate con algo muy seductor para analizarlo con el punto de vista de esta época que alguien ha motejado de “posmoderna”: el cine. Hay una película norteamericana de hace unos años titulada “Heat”. Interpretada por Robert de Niro y Al Pacino, contiene una escena en la que los personajes que ambos escenifican (el ladrón disciplinado y el policía agobiado) se sientan a tomar una taza de café en plena pesquisa que llevará a uno a detener al otro. De su discusión deducen que ninguno de los dos sabe hacer otra cosa, ni tener una vida hogareña, ni llevar una vida estable…. sólo perseguirse recíprocamente ad aeternam. Quizá lo que nos atrae del debate es eso, la posibilidad de estar fuera de lo social, asistir al combate heróico por encima del bien y del mal. Quiero decir, que en el debate, en la forma de escenificarse, veíamos una simbología familiar, una semiotica muy cinematográfica.

    Quizá nos identificamos más con la apariencia que con la realidad. Puede que eso signifique que cada vez somos más masivos, que cada vez estamos más cerca de convertirnos en una mayoria silenciosa que huye de la socialización pero que golpea con ferocidad en las audiencias y en las encuestas.

    Si nos identificamos con estos valores propios de la sociedad de masas (la simbología que la industria cultural ha desarrollado en los últimos treinta años desde la maladad de las multinacionales hasta la preocupación por el hambre del mundo) podríamos preguntarnos si no estamos desbordando lo social, si no estamos describiendo con mitologías burguesas del siglo veinte (como la democracia, la plutocracia y demás cracias) unas estructuras mucho más salvajes y seductoramente predemocráticas.

    Esto podría calificarse como el fin de la política. Por lo menos de la estructura de poder que correspondía a las reglas de lo social: el Estado Social. Se ha planteado aquí el contraste con el modelo de la democracia griega, se ha esbozado, también, la explicación elitista. Ambos son temas muy caros a los nuevos análisis politológicos de la sociedad de masas: la representación y la élite. Pero ¿y si estuviéramos en presencia de una corriente subterránea de la historia, de un microproceso vaticinador de un marco general acuchillador de lo social?. ¿Podemos preguntarnos si la democracia ateniense no es otra simulación más fabricada culturalmente en el siglo XIX?, ¿podemos afirmar que hay una élite económica si no estamos seguros de los vínculos que nos hacen conformar una sociedad?. Si AJ no confía en Falete ¿cómo vamos a confiar todos en Zapatero?. ¿Dónde está los que Daniel Bell lamaba “el cemento social”?.

  9. Laura Ogando Sobradelo:

    Y no sera que estamos asistiendo al parto de un nuevo ente?Un ser mayusculo que esta por encima de lo humano?Porque donde esta el “cerebro” que rige este macroorganismo que cada vez nos resulta mas ajeno?Somos seres sociales?Estaremos empezando a formar parte de un nuevo sistema que puede mandar al (?) nuestra humanidad?

  10. Laura Ogando Sobradelo:

    Os habeis dado cuenta de que la enfermedad,la muerte,la basura,las armas y algunas cosas mas… que nos destruyen… son los negocios mas boyantes en los que muchos gobiernos se sustentan?Que clase de mundo estamos fabricando ?¿estamos seguros de que estos gobernantes a quienes nos vemos obligados a votar o pasar de votar ,responden a nuestras aspiraciones?

  11. Falete:

    A Pepe y Argüelles, lo primero, sois dos personas muy agradables y con inquietudes, lo que os da personalidad y más encanto si cabe. Con esto no pretendo crear un preámbulo pelotero para que os traguéis de golpe lo que os diré a continuación, que para ser sinceros, sí que lleva algo de persuasión (¿algún discurso no lo lleva?). Realmente, es la percepción que me dais en vuestros comentarios.

    Pepe: por supuesto que no vas de culto, ya te lo he dicho antes; sabes de la Historia que has leido, analizado y compartido. Por tanto no eres ningun ‘enterao’, si no sabes de anarquismo pues no sabes y punto, pero al menos puedes apoyar tus argumentos en la Grecia clásica, a la sazón cuna de la política de gestión humana.

    Has dado en el clavo con lo de libertad, pero si me permites, un apunte: ¿Acaso existe más libertad ahora que en la Era clásica? (para elegir el voto o un simple ideal). No. Y no quiero parecer el tipico estudiante (que lo soy) que irrumpe en clase y dice a bombo y platillo que la libertad no existe, bla bla. No señor. Esque no hay libertad oiga. En la Era Clásica, lo sabes muy bien, los mítines políticos (que haberlos habíalos) se celebraban en ágoras (amplias plazas griegas), y se celebraban por unos señores con un don de la palabra exquisito, capaz de convencer a la muchedumbre que en ese espacio reducido al que llegaban las ondas sonoras pasaban al momento. Es importante conocer esto, porque allí la gente escuchaba si quería. Al que no quería saber nada de política, pues no se le cortaba la mano, y al que sí, se le deleitaba, simplemente, con un bonito discurso vespertino.

    ¿Qué pasa actualmente? Que no hay ágoras. Bueno, sí, pero tambien hay radio, y tele, y prensa gratuita. 3 cañones propagandísticos de una importancia mórbida para el sostenimiento de un sistema de la información. No soy tan cínico (para cinismos ya tengo mi blog, en eso coincido con AJ) como para ponerme aquí a deciros que la izquierda polanquista (franquista en la época) controla el 80% de las emisoras públicas y privadas de España (y no de informacion, tambien musical y radioformula, que en los programas matutinos tipo ‘andaya’ tambien le dan caña a una derecha que se encargan de denominar antigua, totalitaria y congénita de los males franquistas, con el consiguiente adoctrinamiento de los chavales que, en este pais de cachamba, botellón y dominó, acuden a la Facultad con susodichos programas de entretenimiento matutinos), que abundan en España gente como AJ, llamando ‘nepotismo’ al caso tamayo y saez (vamos, como si yo llamara ‘cohecho’ a la construccion de una autopista), etc etc y otras cosas que yo sé que os aburre. Pero sí creo que existe un problema (y aquí contesto a Argüelles de paso) en el mundo, y en este país muy en concreto, que es el borreguismo (no sufragio universal, como así ‘lo’ llama AJ, como si tuvieran algo que ver una cosa y otra). De este problema se deriva el desonocimiento total por la política, que en una mitad de legislatura se manifiesta con el dato estadístico y REAL de que sólo al 19% de los españoles le interesa la información política.

    Yo no estoy a favor del abstencionismo, pero escuchando a gente como AJ, que confunde constantemente términos de nuestro vocabulario más básico para la dispositia argumental, acusándome de ”meter a Telemadrid y SER en el mismo saco” (cuando yo lo que intento es ser plural con la manipulación de ambas cadenas) lo que menos me da ganas es quejarme por nuestra ley electoral representativa, sino que me resigno simplemente a que haya gente que vote SIN SABER, y por tanto, con un desnivel importante con los que leen 2 o 3 periodicos diarios. Que sí, que nuestra Le D´Hont es mu mala mu mala mu mala, pero que los que se sientan en el parlamento es lo que nos merecemos: unos señores, la mayoría sin carreras universitarias, que no dimiten ni por fumar porros ante la camara, como sí lo hacen en los otros politicos ante la menos malversacion de fondos europeos, simplemente porque a la gente, en el fondo, lo que le interesa es comer y tener coche, y no cómo se llama el ministro de economía.

    Si AJ no confía en mí, Argüelles, es porque hay alguien que le dice que no confíe en mí. Aunque ese ”alguien” sea su muy peligrosamente lavada conciencia.
    Un saludo para los dos!

  12. plasticé:

    Madre mía!
    Camarada Falete, perplejo me quedo ante tu ultimo comentario.
    No es una cuestión de ser sueco, quizás sea cuestión de tu edad. Te perdono. Pero es lamentable seguir y seguir con la cantinela de poner a caldo a otros participantes del blog.
    Si no lo hubieras hecho yo en particular me habría planteado prestar atención a tus palabras. Pero ni eso. Como periodista tendras éxito.
    Tu solito te descubres.
    A los compañeros Aj incluido, se les convida a unas cañas cuando querais. Entre tanto falete creo que no te vendría nada mal un poco de eso que tanto te escandaliza que hacen los políticos delante de la cámara, pero por favor no dimitas.
    Ademas, como puedes olvidarte se los compañeros Jiménez Losantos, Luis del Olmo, que tipos mas míticos, tan sanos para la sociedad. da gusto oirlos verdad? Fuentes de opinión sensibles, avanzadas y muy humanas.
    Desprecias tu momento, este segundo que ya se te ha pasado. Reniegas de tu medio ambiente, de muchos de nosotros y te quedas ahí, sin proponer otro discurso. Hay algo mas que eso.
    Hay gente que al igual que la religión, la condición social o el dinero nos da igual la política. No se si lo somos, pero nos sentimos libres. Lo demas quedó atras.
    Si soy un místico será de carne y hueso, con hipotequilla y utilitario. No hace falta irse al Nepal.
    Mr. Punset, creo que una de las conclusiones que se puede sacar de este post sobre los debates y la política es que mas allá de derechas e izquierdas, hay un grupo importante de gente en este blog que ya no cree en la fórmula política.
    El debate final es locos de la política versus escépticos al sistema optimistas o no.
    Las consecuencias las desconozco.
    Tambien se tambalea la religión, ciertos valores vitales arcaicos y desadaptados a nuestro grado evolutivo.
    Saludos familia!

  13. Falete:

    Plasticé! lo siento, ahora estoy esperando la retroalimentación de Argüelles y Pepe. No tengo tiempo para gente que aprovecha el tópico rechazo de la que sé, es la peor profesión valorada del mundo, junto con el militarismo, claro, y que además odia las ”peleas, y menos políticas, y menos bipartidistas”, para discordar con el otro. La verdad que visto lo visto no sé quien es ese loco y quién el escéptico que dices. Más bien me pareces un/a aséptico/a refunfuñador/a.

    Yo me siento muy libre de haber visto la semana pasada una charla increible de Punset. Me siento muy libre de haber entrado en el blog de Punset horas después y poner mi humilde opinión, como cualquier otra. Me siento muy libre, después de que ese individuo (AJ) entrara en mi blog y, como acostumbran los cerebritoslavados, atacara mi opinión aquí plasmada relacionándola con las entradas de mi portal, de defender la cordura (y no la legitimidad de las derechas o izquierdas, ahí Pepe deja muy claro a donde lleva esa lucha).

    Pero en fin, como ya he dicho, no tengo tiempo para perderlo contigo.

  14. Ángel Argüelles:

    Para que Falete se retroalimente con fundamento dos cuestiones. Por una parte usted habla de borreguismo. Es una manera de replantear las tesis elitistas: la formación como medida de la jerarquía social. Es un planteamiento válido siempre que se acepte que se está reflexionando sobre la sociedad de masas, que causa un tremendo cambio en la sociología de los ciudadanos, alejándolos de la ordenadamente estructurada sociedad industrial europea. Por otra parte, esto que algunos llaman “posmodernidad” tiene un rasgo muy curioso que se podría etiquetar como “política de lo cotidiano”. Hoy en día hay más política en un late night show que en las páginas de política de un periódico. Se han rebasado las fronteras de los canales de socialización tradicionales. Hoy el adoctrinamiento se ha transformado en márketing y ya sabemos que la publicidad está en todas partes, sobre todo la subliminal que se disfraza de seducción: una estrategia mortal.

    Para la señorita Ogando. Desde luego el papel de la conciencia en todo esto es una cuestión de primera magnitud. El porqué las conductas que en otro tiempo se catalogarían de “anómicas” se terminan convirtiendo en seña de identidad o en tendencia resulta ser muy interesante. Ese macrocerebro del que usted habla se parecería mucho al subconsciente colectivo. La cuestión es ¿si ese subconsciente colectivo es cada vez menos respetuoso con los vínculos y estructuras sociales, cómo resolverá el individuo los conflictos, de manera social o antisocial?. Respecto a la “inmoralidad” internacional, resulta algo paradójico. ¿Qué país occidental estaría dispuesto a renunciar a buena parte de su poder para transferirselo a un gobierno mundial que tuviese medios suficientes para imponer la “paz perpetua”?. Si George Bush fuese Alfonso Guerra diría que Kant se murió hace mucho tiempo.

    Un saludo a ambos y gracias por su intercambio de ideas.

  15. Laura Ogando Sobradelo:

    Y no sera que el mundo,la humanidad entera,sufre de” esquizofrenia”,una division entre lo que deseo y lo que hago?Pienso que el inconsciente colectivo nos llevaria por un camino(deseo),mientras que el poder (lo que hago),va por otro muy distinto.A fin de cuentas el macroorganismo manifestara a grado macro,lo que un individuo vive en grado micro.Yo que se…gracias Argüelles.

  16. qbit:

    El aumento en el seguimiento de los debates es una consecuencia del aumento de la polarización bipartidista.

  17. Dimitri41003:

    A mi modo de ver super-valoramos a los políticos. Sabiendo que nos mienten – bárbara y literalmente: nos mienten -. Sabiendo que todos barren para casa, que tener el carnet de uno u otro partido es mejor que un enchufe con San Pedro, una garantía firme de hacer buenos negocios, de aprobar unas oposiciones autonómicas – especialmente -, de conseguir un buen trabajo, aquí o allí, etc …; pues bueno, sabiendo todo esto nos prestamos voluntariamente a anular, en términos teatrales, nuestra “incredulidad” y tragarnos todo lo que nos echan. Yo, personalmente, empezaré a “”creer”” en los políticos – y hablo en general – cuando España empiede a parecerse más a Finlandia, o a Islandia, o a Suecia, por poner unos ejemplos. Y, por cierto, por que no se pueden fichar – como en el fútbol – ministros, alcaldes, presidentes de otros países … fichajes extranjeros …. como hacen el Mílan, el Chelsea, el Barça o el Real Madrid … trabajadores eficaces que hubieran separado este nivel naif e inepto – hablo en general – de los políticos españoles. Fichajes de buenos administradores, de personas que hubieran superado la fase “carnet”, la fase “sectaria”, la fase “a mí la legión”, y se dedicaran, verdaderamente, a lo que se tienen que dedicar los políticos, a administrar nuestro dinero de la emjor forma posible atendiendo a nuestras peticiones. Es nuestro dinero. Nuestro. Y lo hemos puesto entre todos, a escote, para que nos resuelvan los verdaderos problemas. Yo no quiero políticos “laicamente santos”, sino políticos eficaces. Estoy cansado, aburrido de discursitos estupendos. Mi otra alternativa es nacionalizarme finlandés, claro, pero me han dicho que el idioma es dificilísimo de aprender.

    Dimitri41003

  18. julius:

    La gran audiencia tubo varios fátores clave: A;El no aguantarlo supondria casi un acto anticonstitucional dada la precampaña por los medios realizada.
    B:Al dia siguiente habria estado de muy mal ver en el entorno laboral quedar al margen de opinión en el almuerzo.
    C:El teatro aportado una vez más fué el de siempre;uno dice que el caballo es blanco y el otro que es negro.
    d: Y el fundamental: No coincidió con una final de la copa de Europa entre Madrid y Barcelona,en cuyo caso habria sido un debate con la misma audiencia que un documental sobre el origen de la patata.

  19. julius:

    Hola Estimado Amigo;Según citas;La gente ha acabado asumiendo que tiene tanta o más importancia que una final entre el Real Madrid y el Barcelona. Yo apuntaria:Que para los proximos debates las cifras bajaran a tenor del desencanto que parece apreciarse en los comentarios, siempre que no coincidan en horario televisivo con una final del campeonato del mundo de fútbol entre España y Argentina.Que entonces si podriamos valorar realmente las cifras de audiencia y yo apostaria a que de 13 millones bajaria a 3.Saludos Cordiales.

  20. julius:

    Una forma de adelantarnos al futuro lo resolveria una encuesta, con una pregunta y dos opciones de respuesta: Ante una final de la copa del mundo, de fútbol, o de su deporte favorito, siendo finalista España y teniendo a la misma hora un debate entre Zapatero Y Rajoy ¿Que haria? A:Veria la final
    B:Veria el debate

    Saludos Amigos.

  21. manel:

    Politica, politicos, ciudadanos, ciudades,.. todo es lo mismo, todo nos es propio, no debemos renunciar ni desistir a la politica. No es un derecho, es una obligacion. Detesto toda esta generacion, actualmente padres, que trapasan el anti-valor del “paso de la politica” y lo inculcan a toda una generacion, mientras arrastran el carro de la compra de manera maquinal en el centro comercial. Gran triunfo de los capitalistas, idiotización creciente del populacho, que, engreído de saberlo todo, va a causar perderlo todo. Nos faltan las causas, nos falla la voluntad, nos pervierte el consumismo, nos arrastra a la esclavitud,…

  22. Qué le pediría Punset al nuevo presidente | Página personal de Javi:

    […] Ya que hablamos de Punset, también recomiendo la lectura que hace hace de los famosos debates entre los candidatos Rajoy y Zapatero, explicando que no hay diferencias sustanciales en los modelos económicos y analiza los motivos para que tuvieran la audiencia que tuvieron. […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.