Autor: Eduard Punset 23 febrero 2008

Ahora caigo en la cuenta, después de años reflexionando sobre la teoría de las decisiones –sobre los motivos por los que la gente de la calle opta por una cosa en lugar de otra–, de que no sólo no hay manera de predecir lo que va a ocurrir, sino de que es absolutamente imposible.

Nos enfrentamos a diario unas veces a la agobiante elección entre la vida y la muerte y otras a la intrascendente elección del camino de vuelta a casa tras el trabajo. Supuestamente, estamos decidiendo todo el rato hacer una cosa u otra. ¿O alguien decide por nosotros?

Hace muy poco tiempo descubrimos que en la toma de decisiones pesaban mucho los mecanismos característicos de la neurofisiología; en mayor medida, incluso, que los procesos funcionales, cognitivos y psicológicos –a los que me refería hace unas semanas en este mismo espacio– puestos de manifiesto por el poder de las imágenes o por el propio psicoanálisis. Ahora sabemos que a niveles distintos y más profundos, la memoria genética individual y la neurobiología toman decisiones constantemente por nosotros sin que nos enteremos siquiera.

Ariely, Hauser & Gigerenzer

Dan Ariely (a la izquierda), profesor de economía conductista del MIT; Marc Hauser (centro), profesor de psicología en Harvard; y Gerd Gigerenzer (derecha), director del Centro para la Conducta Adaptativa y la Cognición del Instituto Max Plank. Desde las ciencias sociales, la neurología o la psicología, científicos vanguardistas como Ariely, Hauser o Gigerenzer -que estarán en REDES pronto- comienzan a desentrañar los verdaderos caminos de la toma de decisiones. (Fuentes de las imágenes: www.predictablyirrational.com, Kris Snibbe/Harvard News Office y Oliver Hartung/The New York Times.)

El proceso de cambio de nuestras propias convicciones ha sido fascinante. Estamos hablando de un campo de actividad –el de la toma de decisiones– que era un coto cerrado para los economistas y, especialmente, para los especialistas en la teoría de juegos. La decisión individual, aseguraban, era fruto del interés económico o psicológico que arrojase un mayor beneficio personal. Si a la hora de elegir la decisión tomada no comportaba ninguna ganancia y sólo mayor riesgo, se desechaba inmediatamente. Si gano con ello, entonces adelante. Si pierdo, busco otras alternativas.

Después vinieron los neurólogos y, por primera vez, alertaron sobre el hecho de que razones morales o innatas conducían en un gran número de ocasiones a optar a favor de una determinada alternativa en detrimento de la que habría supuesto una ventaja objetiva. En experimentos de laboratorio se descubrió que cuando el socio capitalista se quedaba con más del 80 por ciento –le dejaba ganar al otro menos del 20 por ciento–, el perdedor prefería romper la baraja y que los dos se quedaran sin nada.

Las decisiones, como las percepciones, simplemente ocurren, aunque sea a raíz de la actividad neuronal. Así ocurre incluso cuando se intenta manipular el tipo de decisión mediante estímulos eléctricos. Yo mismo me sometí, encantado, en la Universidad de Harvard al experimento de mover mi mano en un sentido u otro en función del estímulo magnético aplicado a mi cerebro. Mi mano se movía indicando una dirección específica sin que me enterara ni pudiera decidir en un sentido u otro.

Por último, los físicos también han efectuado su propia contribución a la teoría de las decisiones analizando las implicaciones de lo que es un número aleatorio y del funcionamiento de los llamados ‘sistemas caóticos’, como el clima o la física cuántica de partículas. Los resultados de estos análisis difícilmente podían ser más frustrantes.

Un número aleatorio es un número que es imposible predecir; los hay incontables y son la materia prima de los códigos secretos que se quieren indescifrables. En cuanto a la física cuántica, está claro que es imposible predecir al mismo tiempo la posición y el movimiento de un átomo. Cuando se contempla el espectro de miles de millones de átomos –de esto estamos hechos los humanos–, no se puede ni pensar en la palabra ‘predicción’. Después de todo lo anterior, ¿alguien sigue pensando que elegimos pausada y racionalmente el camino de regreso al hogar después del trabajo?



142 Respuestas to “¿Decide alguien por nosotros?”

  1. Pilar.C:

    Después de leer este artículo tan interesante, después de leer la mayor parte de las respuestas, tengo algo que decir. Aquí estoy tomando la decisión de intervenir en lugar de ser espectador.
    Soy consciente de que tomamos todo el día decisiones, a veces incluso las reflexionamos. Otras veces, suceden cosas en las cuales tu no decides en absoluto, alguien decide por ti y te ocurre algo que no tenías previsto que pudiera suceder….Como un infarto cerebral por ejemplo y en ese instante cambia tu vida por completo y tu no tomaste esa decisión pero de algún modo todo estaba de antemano planeado para que sucediera.
    Yo creo en las infinitas posibilidades mas allá de los genes y de las creencias con las que nos hicieron prisioneros y condenados a vivir en una pequeña caja de zapatos donde siempre hay alguien que la emprende a puntapiés con otro solo por que su vida no tiene mas sentido que destacar aunque sea faltandole al respeto al prójimo. En este momento decido enfadarme por sentirme decepcionada de ver que ni en este foro donde se supone que hay tanto personaje muy culto, se respeta las opiniones ajenas.
    Y esto lo dice alguien que no tiene grandes titulaciones pero que está doctorada en la vida, acostumbrada a afrontar sus decisiones con valor y a respetar las demás con cortesía.
    Por cierto, de la caja de zapatos se puede salir. Cuando veas lo insignificante que puede llegar a ser el ser humano, lo imperfecto que es con respecto a la naturaleza y el universo, entonces abres la tapa y sales. Eres libre y decides sin condicionantes exteriores y te preguntas a cada momento que es realmente lo que tu quieres para ti y en lo que puedes elegir tomas la decisión, en lo que no puedes elegir……solo te queda aceptarlo.

    Un saludo Eduardo. Te admiro.

  2. laura ogando sobaradelo:

    segun un siquiatra que parece de cierto prestigio,al acabar un programa sobre enfermedades mentales,la locura,dijo a modo de resumen,una frase que se me quedo en la mente como gravada a fuego:la locura es la patologia de la libertad.
    libertad,toma de decisiones,locura,saber,reflexionar….¿podemos considerar decisiones aquellos actos que no van precedidos de reflexion y una conclusion que nos impulsa conscientemente a un acto concreto? vaya jardin…y hasta que punto la conclusion que se toma es el final de un proceso en el que la informacion necesaria esta a nuestro alcance?hay alguna ecuacion que conteste esto?

    gracias a eduardo punset y a todos los que lo admiramos,desde nuestro pequeño mundo.

  3. laura ogando sobradelo:

    oye,a proposito de la locura,la toma de decisiones,el saber,la teoria de juegos,no es ese cientifico chiflado de una mente maravillosa el que llevo un premio nobel?cuantos hay con trastorno bipolar,cuantos son dislexicos…?cual es el cerebro perfecto que pueda evaluar a los otros?por lo visto algunos emigrantes gallegos se desequilibraban al aparecer en culturas ajenas pero al volver a su tierra desaparecian aquellos sintomas.tendra que ver con paraisos perdidos?sera que la naturaleza es nuestro medio”natural”.¿no es la depresion una enfermedad de civilizaciones occidentales supertecnologicas?estaremos hechos para despertarnos y ver mas alla de la distancia de la pared de enfrente?no es que la gente urbana ha descubierto un espectaculo fantastico en las orillas del jerte y hasta ahora sin tener que pagar entrada se podia apreciar?a donde vamos?

  4. Verónica:

    Hola,
    Vamos a ver, yo estaba por internet entreteniendome (ahora ya dudo de que fuera una decisión mía o de unas complejas redes neuronales… pero al fin y al cabo mías ¿no?; quiero decir, las redes neuronales ¿son mías o no son mías? ¿de quién son?. Porque si son mías, entonces la decisión es mía ¿No?. Porque, ¿yo qué soy?… Ale, lístos: Explicad qué somos cada uno de nosotros.), y en eso me he dicho “Che, voy a ver qué ha escrito el Punset que hace tiempo que no me meto en su blog”. Y va y me encuentro con ¡102! comentarios. Entonces he decidido (yo, o las redes) leerlos… ¡Coño! , yo apuesto 5 a 1 para Josep frente a Aj.
    Recuerdo el título de la entrada de Punset: “¿Decide alguien por nosotros?”
    Y también recuerdo su última pregunta: “¿alguien sigue pensando que elegimos pausada y racionalmente el camino de regreso al hogar después del trabajo?”
    Mis opiniones:
    A la primera pregunta: “Sí” algunas veces y “no” otras. Ejemplo: yo decido las sillas que me he comprado para el comedor y no importa por lo que haya sido estimulada. La decisión final ha sido mía.// Yo no decido mi sueldo.
    Comentario: “alguien” no es un átomo. Ni unas complejas redes neuronales tampoco son “alguien”; ¿vale?
    A la segunda pregunta: con semejantes blogueros habrá que definir y consensuar los terminos “pausada” y “racionalmente”. Ale, con eso ya tenéis para un año. O para lo que os queda de vida (Porque, os pongáis como os pongáis, en algún momento, decida quien decida, os tendréis que morir. Y ojalá que sea dentro de muchos, muchos años. Sí, yo también me moriré)
    De todas formas, Sr.Punset, yo soy representante, y el camino de regreso al hogar pues es que me lo sé. Es cierto que tengo varias posibilidades cada vez, pero suelo elegir el más habitual. No sé, yo no me paro a pensar pausada y racionalmente el camino de regreso ¿o sí lo hago pero no me doy cuenta?.
    En general, a mí me encanta tomar decisiones, por eso sé que no seré nunca jefa. Y sé también que hay personas que detestan tomar decisiones (tengo ejemplos con nombre y apellidos pero no voy a darlos) y, casualmente, son jefes/as.
    Es que he flipado con los comentarios. Si a mí alguien me dice: “Lo que acaba usted de exponer es como el álgebra de la arqueología del conocimiento. Es como una visión matemático – filosófica de la espectralidad de Derrida. Es una manera algebráica de llegar a la arqueología del saber de Foucault.”, me voy la pata abajo y me busco inmediatamente un abogado. Primero para que me explique qué significa todo eso; y segundo para que me defienda ante los tribunales.

    Por otra parte me gustaría llamar la atención sobre la maravillosa ortografía castellana. Por ejemplo, “echar” es sin “h”; y “elegir” es con “g”. Esto no es más que un apunte.
    Y recordad que la verdad no suele ser más que una mentira que aún no ha sido descubierta.
    Ale, aludiendo a un ídolo mío cuyo nombre no desvelaré:
    “Salud hermanos, que lo demás se arregla en el camino”

  5. Sergio_ferrero:

    Es la primera vez que escribo en este Blog y para empezar quería darle la enhorabuena a Eduardo Punset. Me parece usted o me pareces, no sé como prefiere que le traten, un hombre interesantísimo. Su carrera es admirable, pero lo que más me llama la atención, es sus ganas de seguir aprendiendo y seguir escuchando las opiniones de otros. Yo estudio comunicación audiovisual y me encantaría algún día hacer un programa tan bueno y útil como el suyo. Además me parece admirable que conteste y pregunte en un blog sobre contenido que me parecen transcendentales e interesantísimos. Deberían hacer más programas como el suyo y a una hora más temprana. No quiero hacerle la pelota. jeje. Simplemente creo que ya cansa que en la televisión solo pongan temas triviales a debatir, mientras que los temas que realmente importan se queden aquí escritos. Yo creo que las imágenes tienen un poder sobrecogedor, por ello quiero dedicarme a la comunicación. Las revoluciones sociales suenen fracasar, porque se valen de las armas y la fuerza bruta. La revolución cultural es la que realmente creo que vale para cambiar el mundo y mejorar la situación de todos sus habitantes. La empatía es, en mi opinión, el mejor atributo del hombre y la comunicación hace que brote la sensibilidad necesaria para darnos cuenta de que no estamos solos en el mundo.
    Relacionado con el tema que están comentando. Yo opino que nadie el libre al 100 por 100. Los impulsos muchas veces nos pueden, pero creo que el hombre tiene el poder de no dejarse llevar por ellos, gracias a la razón. A parte, todo lo libre que somos lo hemos aprendido de unos agentes sociabilizadores, que han influido mucho nuestra conducta, pero aún así, poseemos la libertad de informarnos, de seguir aprendiendo y guiando nuestra conducta, asi que, mientras más informado, creo que hay más libertad de decidir y elegir. La libertad de uno acaba cuando empieza la de otro. Es una frase muy conocida y sencilla, pero que es importante y muchas veces nos olvidamos de ella.
    -Un cordial saludo a Punset de un profundo admirador.

  6. Laura Ogando Sobradelo:

    Me he preguntado muchos domingos a la noche,aguantando estoicamente el sueño y la programacion de TVE quien y por que ha decidido poner REDES a las tantas y ademas un domingo.Sera interesante saber que pensamientos pausados y racionales llevaron a esa decision.

  7. Ángel Argüelles:

    A pesar de que alguna persona ha amenazado con no se qué acciones ante los tribunales de prospección y de defensa, creo que hay alguíen que ha captado perfectamente el giro posmoderno que he pretendido ver en la teoría de la simulación que nos ha explicado Josep. La señora o señorita Ogando ha conectado inmediatamente con el tema de la locura y de la normalidad. Esta fue la base de los estudios “arqueológicos” de Foucault. En el fondo de todo esto subyace la denominada “french theory”, una crítica literario-cultural que pone en cuestión la universalidad de algunos de los principales conceptos que manejamos los occidentales. Respecto a la normalidad, el carácter “textual” de la misma es un gran campo de debate para la psiquiatría. La toma de decisiones sin duda está teñida por el contexto de cada individuo, pero ¿qué ocurre si los conceptos con los que se analiza su conducta también son “contextualizables”?. Por eso me ha sorprendido tanto la teoría de la simulación de la que habla josep, porque también Braudillard se sirvió de la simulación para poner en tela de juicio tanto el sistema político como el dogmatismo académico. Creo que a partir del texto del señor Punset hemos trenzado un puente entre la neurofisiología y la filosofía social: no sólo nuestra mente puede ser una simulación.

  8. Josep:

    Ayer en redes, en la charla con David Cronenberg salieron las palabras competición, colaboración y muerte entre otras. Ante estas cuestiones uno puede filosofar y llegar a la conclusión de que la muerte no es más que el precio que tiene que pagar la materia por estar viva. Que si no existiera la competición, es más que seguro de que aun seriamos seres unicelulares y que la competición y la colaboración no son más que las dos caras de una misma moneda. Las hormigas y las abejas son sociedades complejas muy organizadas y sin embargo no disponen de conciencia propia, a lo que nos conduce a un resultado indudable de que no poseen decisiones propias, sino de actos heredados y automáticos. En sus genes está escrito su comportamiento y se refleja como una manera de interactuar frente al entorno, pues durante miles de años con un mismo comportamiento han conseguido perdurar aun en nuestros días.

    Un auténtico éxito evolutivo. Nuestro cuerpo está constituido por millones de células organizadas que constantemente se reproducen, toman decisiones y mueren gracias a la apoptosis. Esta muerte y organización celular constituye un todo, dando lugar al éxito y a evolucionar hacia un complejidad mayor, un organismo dotado de cerebro, que no es más que la organización superior de si mismo. Esto es, los actos inconscientes y automáticos quedan relegados a su cargo, para poder dar un paso más en la evolución. Una organización y sociedad de nivel elevado de organizaciones. Una manera de interactuar superior. Es como si todas las hormigas, que en si son sociedades, se unieran y formaran una sociedad. Dando lugar a esto, el cerebro puede permitirse el lujo de dejar espacio para decisiones no automáticas, esto es, decisiones libres del consciente. Palabras muerte, vida, competición y colaboración no son más que un todo de una ecuación cuyo resultado es ya más que evidente. La materia toma la decisión inconsciente de convertirse en algo vivo, lo vivo en algo duradero y una vez llegados a este punto puede permitirse el lujo de dar un paso más hacia la conciencia. Debatimos el por qué de poder decidir entre un color u otro, pero no somos conscientes de que en el interior de nuestras células hay enzimas que están constantemente decidiendo como encajar aminoácidos para fabricar ADN. Esas encimas no tienen cerebro. No lo necesitan, pues estas moléculas solo tienen que hacer lo único que saben y para lo que han sido creadas, perdurar en la vida. Una vez dominado lo elemental, puede darse paso a lo trivial.

    Haciendo un esfuerzo mental, podríamos considerar que nuestro cuerpo es como una colmena de abejas, no somos algo unitario, somos un colectivo. Una decisión lo vemos como algo unitario, una expresión o idea única, pero recordemos que esa toma procede de una sociedad, la sociedad celular que compone nuestro organismo. La materia se asocia para formar una unidad mayor, esto es, el Universo. La materia viva se organiza para dar un resultado, un ser vivo, un ser vivo se organiza de forma superior para dar resultado a la conciencia. Detrás de cada decisión hay un trabajo muy elaborado. Tomamos decisiones dentro de un universo celular y este a su vez pertenece a un universo material. Poder tomar una decisión no es más que el proceso biológico final de lo necesario, la ecuación que da un resultado definitivo de lo esencial para dar paso a la probabilista y a una conciencia que yo llamaría ”conciencia cuántica”.

  9. Acm:

    Cerebro es la palabra inventada por el lenguaje humano para denominar y localizar al espacio que nuestra anatomía utiliza para computarizar datos y registrar información, y más cosas. Pero opino que sería prematuro asignarle esa capacidad intelectual sólo a él.

    Si nos gusta tanto la evolución como respuesta o solución para lo que todavía no tiene total explicación, sería muy importante, al menos, descubrir dónde se ubicaban los centros o espacios de procesamiento y decisión en aquellos átomos, moléculas u organismos primigenios que, sin las divisiones o áreas de Brodmann, hicieron posible al hombre y lo que es hoy.

    Recurrir al azar es común en personas, entre ellas yo, que, por no saber, no saben casi nunca ni dónde aparcarán, pero no me parece propio de la ciencia actual, que, por saber tanto, ha sido capaz de resolver incluso aquel misterioso origen del Universo con un Big Bang.

    Saludos

  10. Alias:

    Pienso que los margenes de decisión son limitados, y hay personas que tienen más capacidad de decidir que otras, pero vivimos en un contexto social y biologico que nos da poco margen en nuestras elecciones diarias.
    Puede ser que alguien decidiera (en el pasado remoto) por nosotros.

  11. Verónica.:

    “no somos conscientes de que en el interior de nuestras células hay enzimas que están constantemente decidiendo como encajar aminoácidos para fabricar ADN. Esas encimas no tienen cerebro. No lo necesitan, pues estas moléculas solo tienen que hacer lo único que saben y para lo que han sido creadas, perdurar en la vida.”
    No estoy de acuerdo.
    Las enzimas no deciden nada. El ADN se “fabrica” siguiendo unas instrucciones exactas, en realidad ni siquiera se fabrica; se hereda y se duplica mecánicamente, no existe decisión ninguna (Si estamos dudando sobre si las personas decidimos, ¿cómo puede pensarse que una molécula “decida”?).
    Por otra parte, ninguna molécula ha sido creada PARA algo. Esta idea sólo tiene sentido en el campo de la Fe, pero no de la ciencia.
    La naturaleza como mucho lo que hace es “bricolaje” con los restos genómicos ya existentes. Recomiendo que se haga con un ejemplar del discurso de investidura de Dr.Honoris Causa a la unversidad de Valencia de Francoise Jacob. Ahí lo explica todo clarísimo.
    No señores, la naturaleza no diseña, no decide, no crea para; simplemente le pasan cosas; suceden cosas porque PUEDEN suceder y porque siguiendo las leyes de los mapas epigenéticos PUEDEN perdurar. Pero no hay un motivo. No hay un SIGNIFICADO.
    Salud hermanos.

  12. Josep:

    Nueva teoría. El ADN se fabrica o replica por el amor al arte. Reflexiona un poco e intenta mirar un poco más allá.

    Decir que el ADN se fabrica simplemente por unas instrucciones y que en la naturaleza solo pasan cosas, sencillamente es como en psicología decir que un proceso pertenece al inconsciente o es formación reactiva. Intenta por un momento hacer un ejercicio mental e imagina a esas enzimas construyendo el ADN. Para seguir una instrucción hay que saber que existe una instrucción. Un matojo de átomos no decide entre azul o rojo, pero constantemente toma decisiones de si encajar una citosina con una guanina o una adenina con una timina. No es algo automático, prefiero llamarlo semiautomático. Las hormigas lo hacen, no son conscientes y deciden en cada momento aun dentro de su automatismo. Y cuando hablo de decisiones, hablo de decisiones a nivel molecular.

  13. Ángel Argüelles:

    Hay un ámbito del mundo que vivimos diariamente en el que la toma de decisiones es fundamental y del que aquí no hemos hablado. La justicia, se basa en la decisión de un tercero imparcial sobre un conflicto entre las partes. Se trata de una decisión importante por sus consecuencias. Cabría preguntarse por el análisis neurofisiológico de las decisiones de un juez. No hay una teoría de los juegos para la justicia. La diferencia con el ámbito de la economía es que se trata de deicisiones no directas, sino que los conflictos de la vida se pasan por el tamiz del derecho: la calificación jurídica. En suma, el problema de las decisiones no es tanto porqué se decide sino sobre qué se decide. En el caso del derecho se reconducen los conflictos de la vida a las categorías con las que se construyen las leyes, para así aplicarles las consecuencias reguladas. En el caso de la economía se trata de decidir si se compra o no se compra, si se invierte o no se invierte, en definitiva se reduce la vida a un cambio de manos del dinero. Si la técnica lo permitiera sería posible sustituir a jueces, abogados y fiscales por unos superordenadores que automáticamente revisaran una base de datos de supuestos de hecho legales y encontraran las consecuencias correspondientes. No harían falta más que informáticos que introdujeran los datos y que actualizaran los programas para recojer los cambios legislativos. Las sentencias en vez de firmarlas el tribunal serían acreditadas con el copyright de Microsoft Law 3.0. En este campos creo ya hay estudios, en EEUU, que se sirven de la teoría de las redes neuronales para analizar la jurisprudencia, formando “árboles” de sentencias. Respecto a las decisiones de compra exste software para hacer presupuestos familiares y la gente utiliza internet para conocer precios y catálogos, incluso para comprar, saltándose así el mecanismo de la publicidad que induce a la compra. Pero, al margen de estos cuentos de ficción, ¿sería lo mismo si preguntáramos si alguien decide por un juez o si alguien decide por un consumidor, que preguntarnos si alguien decide por nosotros?.

  14. Laura Ogando Sobradelo:

    Gracias Argüelles por leer mis mensajes.Debo decir humildemente que no tengo ni idea de fisica cuantica,de lo que dijo Foucault,ni entiendo muy bien lo de los universos paralelos,ni siquera lo de big bang, y todo eso tan extraordinariamente maravilloso que se escapa a mi mente.Solo para que te des una idea estoy leyendo desde el lunes el ultimo libro de Punset sobre el amor,y creeme que me cuesta lo mio.Pero hay algo en este señor que comparto y es su curiosidad y su afan por compartir su saber.Muchas veces cuando estoy en clase me doy cuenta que digo.:Oye y si….,porque….y resuena en mi oido la voz de Punset.Este domingo no pude resistir la decision y me fui a cama y me quede sin ver el unico programa que me interesa en la television que puedo ver en mi casa.
    Pero sobre lo de las decisiones (que tambien puede ser algo asi como un invento util(?),como la libertad,el derecho,el dinero…) creo que la capacidad de decidir es directamente proporcinal al saber adecuado al asunto a tratar.De este modo el azar pinta poco en las decisiones.A no ser que no haya tal,como no hay libertad,ni numeros…,segun en que plano nos pongamos…en que plano de mundos paralelos???
    Por lo visto ya Leonardo penso,y yo tambien pero no me atrevia a decirlo hasta que lo oi en el programa de Julia Otero,que tranquilamente nuestro planeta tierra podria ser un atomo de una pelusa metida en el dedo gordo del pie derecho…porque resulta que el universo es vacio,lo mismo que los atomos…incluso nosotros somos vacio.
    Mi padre,un hombre de fe,de ahi mis citas a la Biblia,decia una frase que me hacia sentir muy mal porque anulaba en mi la capacidad de pensar,ya no digamos de decidir(siendo como somos imagen de dios…):”no le corresponde al hombre que esta andando siquiera dirigir su paso” o esta otra”nosotros somos el polvo que dios levanta cuando va andando”.
    Pero y que si una lee en el Pais de hoy un señor que dice que los astros ,el macrocosmos y el microcosmos estan relacinados y recurre nada menos que a la astrologia para hacer su tesis..o lo que sea.
    En fin…cerebros elucubrando.Felicidades Josep.

  15. Josep:

    Muchas gracias Laura.

  16. Josep:

    Para Ángel Argüelles:

    Que exponga aquí una teoría de la simulación no significa que esté de acuerdo totalmente con ella. Solo es una inyección de hidrógeno en una estrella.

    En cuanto a los abogados, sobre cuestiones asi… a los últimos en recurrir. Prefiero comprarme el libro de François Cusset y descubrir por mi mismo la semántica de dichas palabras. Las críticas las acepto por igual que los aplausos.

    Un saludo Ángel.

  17. Acm:

    INSTRUCCION: Acción de instruir(se). Conjunto de los conocimientos científicos o literarios que se tiene.

    INSTRUIR: Proporcionar conocimientos científicos o prácticos. Realizar gestiones o actuaciones establecidas en un expediente o proceso. Enterar, informar, adiestrar, adoctrinar, aleccionar, avisar, poner al corriente, documentar, enseñar, saber ……………….

    Saludos

  18. Ángel Argüelles:

    Dos palabras para la señorita Ogando. Respecto a la curiosidad, es el don más maravilloso que pueda enseñorear una persona. Decía Francisco Ayala que envidiaba a la persona que leyera en El Quijote por primera vez, saciar la curiosidad por primera vez es algo casi místico. Respecto a las citas bíblicas que usted ha recibido, recuerde a Quevedo, “polvo somos, mas polvo enamorado”.

    Reciba un caluroso abrazo Laura

    Para Josep. No le atribuyó el compromiso con la simulación, pero lo he resaltado porque me parece muy provechoso establecer puentes de contacto entre personas que cultivan campos del saber diversos. Trato de poner en práctica lo que decía el sociólogo Lamo de Espinosa “la fertilización cruzada”. Esperemos que su inyección de hidrógeno sea el quantum necesario para que la estrella rebase su masa crítica y se cree una supernova cultural. La sociología del conocimiento es una de las sendas por las que tendrá que caminar la ciencia del futuro. Coincido con usted, el libro de François Cusset es muy bueno y una puerta abierta a una multitud de areas de conocimiento.

    Reciba un cordial saludo Josep.

  19. Margarita Ponte Albo:

    Para Angel Arguelles:
    Muchas gracias por hablar de esa bonita forma,para la mayoria de las personas es dificil comprender que somos naturaleza, y si nos unimos a ella,élla nos aporta todo lo que posee incluido su saber y conocimiento, es lo mas sencillo yo lo vengo utilizando durante muchos años sin haber estudiado nada, solamente observando mi cuerpo y mi psique, el potencial lo llevamos puesto (todos).
    Dejemos de una vez de llamar cosas raras a nuestra psique (alma,espiritu,milagros,emociones, etc.) seamos realistas y que cuando nos observemos no creamos que estamos tocando el pie a alguna divinidad.
    gracias por ser la voz de muchos un abrazo.

  20. Chiki Chiki:

    Quien diga que alguien no decide por nosotros…que me diga que hace El chiki chiki representando a España….

  21. AJ:

    perrea!! perrea!!

  22. Laura Ogando Sobradelo:

    Gracias Angel.Si que la curiosidad es importante,lo mismo que la imaginacion,la fantasia,la intuicion.Einstein decia algo sobre el saber y la intuicion,el como nuestro cerebro establece una conclusion sin que sea el racioncinio el que la explique,como si se produjese un salto en el proceso mental y de repente sin saber muy bien como la conclusion convincente ha aparecido.Otro dia buscare su cita textual,ahora no la recuerdo exactamente,pero es curioso que una persona con su capacidad intelectual dijese esto.Pero que seria del saber si no fuese por la capacidad para imaginar?INVENTARSE un puente sobre la razon y hacer un atajo para llegar a algo que de otro modo seria inalcanzable.El Quijote es un libro que me regalaron a los quince años y lo he leido la primera vez con cierta dificultad porque cierto vocabulario ya esta en desuso,pero las veces siguientes que lo lei me causo un placer mucho mas intenso,incluso cuando conociendo la personalidad de los protagonistas y viendo venir las situaciones podias hasta imaginar como se sentian antes de pronunciar los dialogos,o la forma en que el autor se explica y va dibujando las escenas (la de los carneros y el del arremangado brazo) .Es unapena que no tenga el tiempo para dedicar ahora a las cosas que gustan y encuentre tantas cosas intersantes que leer.El pobre libro se partio en dos de tanto leerlo.Hace muchos años que no lo he vuelto a leer;quiza lo haga,quiza encuentre una edicion de bolsillo manejable y aparte otras cosas para darle un nuevo vistazo;seguro que me producira nuevas sensaciones aunque el libro sea el mismo.U n saludo.

  23. Karlos Sierra:

    Si, por supuesto que dentro de nuestro cerebro hay algun sistema de alarma que de forma inconsciente nos indica el camino a seguir teniendo en cuenta los peligros que pueda haber. Qué peligros? ninguno, o cualquiera. A veces no escojes un camino porque la alarma se enciende pero en realidad ha sido una falsa alarma. Sí que a la gente en general se la manipula de un modo aparentemente inocente pero que ahí están las estadísticas. Siempre pensé que la publicidad es el arte de engañar. Y menudos artistas pues… merecen otro nombre porque a la larga provocan en las personas confusión, falta de personalidad, y etc etc etc, es una cadena interminable. En fin, solo quería decir que a todo esto que nos provoca tomar una decisión u otra lo llamo instinto. Teniendo en cuenta que nuestra especie carece de eso (en relación a la gran mayoria de especies animales que existen) se comprende mucho mejor el porqué somos tan manipulables.

  24. Meritxell:

    Elección es lo último que nos dejan…
    En este gran engaño, en este teatrillo en el que nos hacen participes que son las elcciones.
    Asi nuestra sociedad se mantiene entretenida, engañada pensando que dirige su vida con o contra la mayoria elegida.
    Nada más lejos de la realidad…
    Detras de esta pantomima en la que uno cree escoger a un partido politico, en la que cree que dicho partido escogido va a seguir sus ideologias…detras de todo este puro y burdo teatro, se esconden los hombres más poderosos delplaneta que toman sus decicisiones sin tener a ninguno de nosostros en cuenta, sin escuchar al pueblo. Alianzas secretas de poder.
    NO han pensado ustedes nunca en pq participamos en una guerra que nadie queriamos..

  25. Acm:

    Me sería de gran utilidad saber qué guerra de las 120.320 que se han librado en el mundo es la que nadie quería.

    Saludos

  26. eltres:

    Creo que la solución a todo es el amor y su busqueda.
    Pero, y si… no estás deacuerdo, poque estás mal situado y porque estas en desamor.
    Entonces el problema será la “comunicación”.
    Y si… piensas en como viven los demas y tambien lo desapruebas… serás un zizañero.
    La publicidad, nunca, se detiene, esta formada de particularidades, es comunicación, vivimos en una gran tienda y nuestros cerebros se tienen que empapar de ella, muy diferente es, a la vida real, para eso, están los sueños.

  27. Nancy Cruz:

    Este nuevo descubrimiento es asombroso. Mis profesores de economía siempre se han enfocado en las decisiones de los humanos y los riesgos que cada opción tiene. Por ejemplo, la teoría de la económica dice que todos hacemos un análisis mentalmente de todo los posibles reuntados para escoger el mejor. Aunque yo todavía pienso que nosotros si mantenemos en cuneta los riesgos de cada decisión es muy interesante aprender que la memoria genética individual y la neurobiología toman decisiones constantemente por nosotros.

    Creo que la toma de decisiones es una combinación de la teorías de económica, psicología y ahora neurobiología. Unas decisiones tal vez sean mas a causa de una teoría que la otra. Por ejemplo, la caminata a la casa o el manejo a la casa uno ya se sabe de memoria y no es necesario pensarlo. En este caso pienso que la memoria genética individual tiene mucho mas que ver en saber come llegar a casa que la teoría de economía.

  28. tere:

    Sr. Punset, me quedo con el final de su tesis…
    ¿Cómo podemos tomar decisiones por nosotros mismos, si, en este mismo momento, yo, puedo tener en mi cuerpo al menos un millón de átomos que estuvieron en el cuerpo de…vale, voy a nombrar a mi preferida…Juana de Arco??
    En menos de un año, se calcula que uno renueva el 98% de los átomos del cuerpo.
    Walt Whit, poeta americano dijo:
    Cada átomo que os pertenece tambien me pertenece.
    En una sola inspiración, absorbemos 10 elevado a 22 átomos del UNIVERSO, la misma cantidad ocurre cuando se expele.
    ¿Cómo voy a saber que camino elijo para llegar a mi casa?
    Todo ésto que expongo es, aparte de verdad, una nota de humor para todos aquellos que estais más arriba comentando.

    “El pasado tiene sus códigos y constumbres (ya sabeis quien lo dijo).

    Sólo un inciso…qué banquero “decidia” en las dos partes…en los del norte y los del sur, en la guerra de secesión?? aiiiiii…madre de dios!!
    saludos.

  29. JUANKRY:

    Creo que estáis explicando el funcionamiento de todo desde nuestras teorías (física cuántica, teoría de juegos, física caótica, economía…), cuando el camino es el contrario: nuestras teorías tratan de acercarnos a un modelo imperfecto del Universo.
    Personalmente creo que las decisiones de un ser humano varían entre las importantes y las banales. Por una cuestión de economía energética y de tiempo no nos interesa perder mucho tiempo y energía en buscar nueva soluciones a problemas banales y actuamos según nuestro entorno nos dicta (p.ej. compro el pan donde veo que todos lo compran y no realizo un estudio de mercado sobre la mejor panadería).
    Cuando mi vida está en peligro sí me interesa invertir tiempo y energías en buscar una solución óptima y esto da lugar a tomar decisiones generadas por una busqueda (estudio, análisis, prueba y error…). Creo que esto es lo más cercano a una decisión propia.
    Cualquier ser es fruto de una historia y un entorno, eso es evidente, pero la libertad personal es consecuencia de la enorme cantidad de variables que aparecen en nuestra vida.
    No se puede pensar que las personas somos una enorme ecuación matemática o un ordenador muy complejo, pues eso supone no entender que los modelos que se emplean para estudiar el Universo son aproximaciones más o menos burdas a una realidad que hasta ahora no hemos alcanzado a entender (¡y personalmente nunca creo que la lleguemos a entender!)

  30. DAVID BRUNNER:

    Pienso que no decido lo que hago,porque no decido lo que me apetece hacer simplemente llega como un autobus a la parada,ahora me apetece dar una vuelta o escuchar musica,todo eso lo decide el cerebro que está programado y sigue programandose durante mi vida
    ¿Porque me gusta la musica Disco,Dance y Trance y no el Heavy?
    A mis padres les gusta la musica Disco,ellos tienen dentro ese programa y me lo han heredado a mi por los genes

  31. DAVID BRUNNER:

    Pienso que decidir es algo que se confunde si en un ordenador sale un mensaje mucha gente dice que el ordenador ha decidido mostrar un mensaje,¿como va a decidir un ordenador?,la decision solo la pueden tener las personas,que pienso que es falso
    Como se confunde pienso que las personas son realmente robots pero muy complejos,todo son robots las plantas,los animales,todo esta programado
    Podemos reconocer imagenes y sonidos cosa dificil en los ordenadores,por eso es dificil de creer que somos robots muy complejos,tan complejos que puedo diferenciar si una voz es de persona o no,o si alguien esta operado,hasta si estoy hablando con una persona o no por el chat
    Quiza algun dia hagan un programa que imite a una persona,solo es un programa pero tiene que grabar,he visto algunos muy sencillos que no lo hacen y cuando les pregunto lo que les dije no contestan
    Mas que una persona parece una base de datos que solo contesta a preguntas y no hace caso a lo que le digas,como una enciclopedia
    Tiene que ser una base de datos que grabe y que pregunte como el cerebro

  32. agdisti:

    somos totalmente libres, y nadie nos dirige,yo me quiero matar ahora mismo y nadie me lo impediria,ahora,con limitaciones,las que nadie puede
    cambiar como las leyes universales,tanto las que conocemos como las que no conocemos,y tanto las que conocemos como las que no, tampoco no las
    impedirian cuando ya las sabemos dominar o conocer.gracias,agdisti

  33. DAVID BRUNNER:

    Hay 2 tipos de libertad con respecto a los demas y respecto a uno mismo

    1.Con respecto a los demas eres libre porque nadie te dice lo que tienes o no tienes que hacer
    2.Con respecto a ti mismo no porque no decides lo que quieres hacer,eso esta programado en tu cerebro

    Hay un caso en que parece que eliges pero es engañoso:
    Si una canción que no quiero porque no la conozco no la escucho,seguiré sin quererla,pero si la escucho puede que si la quiera tener,parece que he decidido querer o no una cosa que normalmente no se puede cambiar porque no se pueden cambiar los gustos,nadie puede decir ahora me gusta esta cancion ahora no o ahora me gusta una chica ahora no y la gente cambiaria sus gustos para que les gustase mucho mirar una pared que es barato en vez de querer un cuadro muy costoso,asi ser felices facilmente,que si fuese posible tampoco serian libres porque no han decidico el querer cambiar sus gustos,tampoco han decidido no ser ricos

    Aunque parezca que yo decida que me guste una cancion con escucharla o no,no lo decido porque no decido el querer escucharla o no,por eso no soy libre,puedo pensar:
    1.No la escucho porque me gustará y tendre que comprarla,vale 30 Euros
    2.La escucho porque si me gusta,tendre otra cancion buena aunque sea cara
    Yo no decido seguir la opcion 1 o 2

  34. Acm:

    El cerebro lo dirige todo. Absolutamente todo. Canales iónicos, cromatismo de las imagenes, grabación de sonidos, crecimiento del cabello, uñas, huesos, todo. Lo hace antes de nacer, y lo hace antes de morir. El cerebro sigue siendo enigmático. Ser libre para saltarse un stop no implica que las señales no existan.

    Si yo soy mi cerebro mi cerebro decide y me dirige, pero sino es así …… ¿Desde dónde decido y lo dirijo yo?

  35. DAVID BRUNNER:

    El cerebro no decide porque no existe decidir,es solo un programa y tu no diriges al cerebro el te dirige a ti
    Ayer estuve intentando convencer a una testigo de jehova de que no se elige y me contesto para que sirve la conciencia si no hay albedrio,no la pude convencer de que no lo hay,dice que si una persona quiere robar un banco y lo roba es porque no se ha quitado la idea de la cabeza,yo la dije que no es facil quitarse las ideas de la cabeza,a ver si puede quitarse las ganas de predicar por las puertas o rezar,seguro que no puede
    Lo que dice es que la idea de robar un banco no la decides,pero robarlo o no si lo decides
    Es una buena pregunta lo de la conciencia,nunca lo habia pensado,pero yo no veo mucha diferencia a hablar de pensar,pensar tambien es una manera de programarse,si no pensaramos no seriamos tan inteligentes,al hablar tambien pensamos,pero si estamos solos para que hablar,mejor es pensar,es curioso que en el pensamiento parece que hay 2 personas una que pregunta y otra que contesta,entonces nunca estamos solos,siempre alguien nos pregunta,pero la respuesta aunque parece que la decidimos no es asi

  36. Acm:

    PROGRAMA: Dícese de la distribución y orden de un plan.

    Cuando después de punto escribimos con minúscula, el programa nos la escribe automáticamente con mayúscula.

    El hecho de programar implica necesariamente el hecho previo de decidir.

  37. DAVID BRUNNER:

    He dicho que esta programado no que yo lo haya hecho

  38. jar.io:

    O vírus do Amor…

    Ainda que eu falasse as línguas dos homens e dos anjos, e não tivesse amor, seria como o metal que soa ou como o sino que tine.
    ……

  39. Hombres de Bronce:

    […] Eduard Punset, después de años de refección sobre las […]

  40. Mercedes Miyashiro:

    El tema de la toma de decisiones involuntarias, aún no me queda claro.

    Lo que si creo, es que cuando, una acción se repite una y otra vez, queda grabada en nuestro subconsciente como hábito, en ese caso la desiciones que se toman están basadas en actos reflejos, no lo pensamos solo actuamos en consecuencia.

    Es posible que la neurofisiología, la neurología y nuestra genética y el campo de la física cuántica, sitengan una participacíon en decisiones intrascendentes, que ocurren como actos reflejos.

    De lo último, que si coincido es con respecto a la teoría del caos o la incertidumbre en el universo, y que detrás de ese caos hay siempre un orden, que si actuamos con responsabilidad con nosotros mismos, es posible que encierren las semillas de las mejores oportunidades.

    Opino, que nuestra conciencia si tiene la capacidad de elegir, y de tomar decisiones y que nuestra situación vital esta llena de pequeñas decisiones por elegir a cada momento y otras involuntarias, que ya son hábitos adquiridos.

  41. Rafael Morera:

    Para poder decidir sobre algo se debe tener poder absoluto sobre ese algo. Para tener poder absoluto sobre algo se debe poder imponer la voluntar absolutamente sobre ese algo y está claro que, el ser humano, no tiene esta capacidad ni sobre sus circunstancias sociales, ni sobre su cuerpo, ni sobre sus pensamientos, ni sobre sus emociones.
    Para poder decidir sobre algo completamente se debe ser su gobernante, y la única forma verdadera de poder gobernar algo es ser su verdadero creador. El ser humano no se ha creado a sí mismo; no ha creado su cuerpo ni su personalidad etc. De esto se deduce que el ser humano no puede ser el que decida sobre sí mismo, más bien debe decidir sobre él aquello que lo haya creado. Podemos decir que es la naturaleza, o el universo, pero la naturaleza y el universo también son una obra, una parte de la creación. Por este motivo tampoco es la naturaleza la que decide, ni el universo el que nos gobierna. Sea lo que fuere lo que existiera antes de la creación, le pongamos el nombre que le pongamos, debe ser, razonablemente, el verdadero gobernante de todo cuanto existe.

    Saludos a todos!

  42. Con más sentido del humor, las cosas serían distintas - La Mente es Maravillosa:

    […] virtud es tan difícil por no decir casi imposible, podemos intentarlo, eso sí sin tener en cuenta lo que digan los […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.