Autor: Eduard Punset 24 abril 2011

Cuando muchas personas se empeñan en explicar lo que creen o piensan –la mayor parte de las conversaciones trata de eso–, siempre tengo la tentación de sugerirles que me hablen solo de lo que ya está probado. “¿Se ha podido demostrar? ¿Lo que dices se ha comprobado ya?”

Claro que podríamos hablar de cantidad de cosas que no se han podido probar todavía: por ejemplo, ¿existen los extraterrestres? ¿Creó Dios el universo? Y de ser cierto que un tercio de la materia que existe es oscura –es decir, no tenemos ni idea de lo que es–, ¿llegaremos un día a saberlo? Este tipo de preguntas son propias del segundo gran grupo de dogmáticos: los científicos.

El primer gran grupo, en cambio, lo forman los que nunca han considerado como hechos sorprendentes los grandes descubrimientos científicos. No les interesa la ciencia, que han opuesto siempre a la filosofía, su disciplina predilecta. “Mire por donde –suelen decir ellos–, he tenido un sueño esplendoroso que anticipaba con un detalle increíble lo que me iba a ocurrir hoy”. Es la misma gente que no suele querer cambiar de opinión, porque lo considera una especie de confesión de que se habían equivocado; no desean por nada del mundo dejar de ser quienes son.

Eduard Punset: Aferrados a la eternidad

En la actualidad desconocemos la naturaleza de la materia y de la energía oscuras que constituyen la mayor porción de aquello que compone el Universo (imagen: cúmulo de galaxias MACS J0717; fuente: Wikimedia Commons).

Los del segundo grupo –el de los llamados a sí mismos “científicos”– pueden ser tan dogmáticos como los primeros. Actúan como si nunca hubieran oído el principio básico del que arranca todo el método científico: “Les voy a sugerir una tesis que he podido comprobar de momento y que, por lo tanto, hasta que otro no me demuestre lo contrario, va a misa”, dijeron los fundadores del método positivo. “Yo afirmo –dijo un día el gran científico Newton– que el tiempo es absoluto e igual para todo el mundo”; esta fue la tesis por él comprobada de la naturaleza incólume del tiempo. Hasta que vino Einstein poco después y comprobó que el tiempo era relativo; que su duración e identidad dependían de la velocidad a la que se desplazaba el sujeto cuyo tiempo se medía y de la masa gravitatoria que lo rodeaba.

El primer grupo, sin embargo, se aferra a la eternidad. Las verdades y medias verdades lo son para siempre. Los dogmas no pueden alterarse pase lo que pase alrededor nuestro. Los dogmáticos están reñidos con la humildad necesaria para aceptar que las cosas pueden cambiar, empezando por sus propias convicciones y ellos mismos. ¡Dios mío! No me digan que no es sorprendente que la mayor parte del género humano, sumida en un mundo cambiante de géneros, etnias, estaciones, edades y pensamientos, se haya aferrado a unas cuantas ideas básicas de carácter supuestamente permanente. “Lo que te digo siempre fue así y siempre lo será”.

A los dogmáticos del segundo grupo, a los que se llaman “científicos”, en cambio, les cuesta admitir que un día, en el futuro lejano, la ciencia pueda terminar diciendo que ya ha descubierto todo lo que podía descubrir y que el cerebro no da para más. A lo largo de los últimos tres millones de años el cerebro humano, medido en relación al cuerpo, se ha multiplicado por tres. Ahora mismo no sabemos si ese cerebro, que la evolución ha ido pergeñando para sobrevivir y no para descubrir el origen de la materia y el universo, seguirá siendo una especie de chapuza bastante indicada para protegernos de los terremotos sociales y de la naturaleza. O si, por el contrario, nos permitirá adentrarnos en todos los secretos de la vida y del universo.

Lo que sí sabemos es que se puede ser dogmático en cualquiera de los dos grupos, en el de los creyentes y en el de los científicos, en el de derechas y en el de izquierdas.



130 Respuestas to “Aferrados a la eternidad”

  1. Mou:

    Sr Aitor

    ¿Avanzar a donde más rápido?, si no te das cuenta de lo que tienes tienes alrededor queriendo buscar algo que no tienes, estas en las mismas. Avanzar sería sufiente con cumplir las misma prerrogativas que nos aplicamos a nosotros mismos y dar de comer y medicidas a esos niños que muere cada 6 segundos, y tomar de una vez cartas en este asunto tan abominable que dirigentes están permitiendo mientras invaden a gadaffi por su petróleo.

  2. Mou:

    Sr. kissu:

    También los hay que son muy muy imaginativos

  3. Mou:

    Sr. Ini_Sensei

    Si tiene o tiene previsto tener hijos, supongo que ellos bien le van a recordar y estudiar y tratar de compreder estos ensayos sociales por qué duraron tanto tiempo, y lo que debieron sufrir muchos.

    Ahora, ya no nos subimos a los árboles, ni vivimos en cuevas, ni tenemos que enfrentarnos con fieras en la selva

  4. Mou:

    Sr. INO FEIJOO

    Dice: “El articulo nada predice y menos asegura, solo expone opiniones. Se puede decir lo contrario o lo inverso, y dará igual resultado. Ninguno.”

    Precide una cosa muy importante; y es que la forma de pensar, el modo funcional del cerebro e incluso su biología, puede verse transformada por la irrupción de la ciencia en la sociedad.

    Ya se han evidenciados cambios en sólo una generación; por ejemplo, la alimentación de los padrés influirá en el desarrollo de los hijos, y lo mismo, si los padres son personas cultivadas o no. Tambien se sabe que la personalidad de los hijos tienen un componente genético para advertir que no sólo la los genes conforman un mecanismo biologico, sino que información también conforma nuestros genes.

    Lo contrario y lo inverso es lo que piensa usted y posición dogmática.

  5. Mou:

    Lo contrario y lo inverso es lo que piensa usted y es posición dogmática.

    sr. FEIJOO

  6. Mou:

    Sra. julia maria rios sagredo:

    Yo tambien creo que Punset es un sabio, que tiene un grado de conocimiento muy superior al de cualquier cientifico. A estado por todo el mundo, a recogido conversaciones (privadas) con los pensadores más conteporaneos, que utilizan tecnología y métodos cientificos más avanzados, y al mismo tiempo puede caminar por la calle y encontrarse con sus semejantes. Es el Oráculo, por eso hay que dejar de hacerles caso a los equivocados.

  7. Mou:

    Sr. Begoña Carbelo:

    Si quieres contestar esas preguntas creo que deberías hacer lo que dice Matthie Ricard; mira las cosas pequeñas que tienes a tu alrededor.

  8. Puri:

    Interesante post. No sé si debieramos introducir un tercer tipo “el hombre/mujer común” .Retomando palabras de Eva Muchinik ” …el hombre común no suele cuestionarse la realidad de su vida cotidiana ni tiene dudas acerca del isomorfismo entre el mundo real y su representación de éste. Suele vivir su sentido de la realidad como la única posible. Sin embargo, la historia de la ciencia nos
    permite evaluar las transformaciones profundas en el pensamiento
    humano, cambios en la forma de percibir el mundo
    y la realidad”.
    La amalgama de ideas y pensamientos que brotan de las aportaciones de la filosofia y la ciencia, aferrados en sus metodologias, contrapuestos, nos devuelven la idea de un Mundo, el mismo para todos que trata de ser absorbido por nuestra identidad para entender el sentido y la ubiquidad de la vida, del tú y el yo, en el Universo. El pensamiento humano en evolución constante se define por ser curioso y mientras la curiosidad permanezca como seña de identidad de la Vida creo que tenemos asegurado que, de una u otra forma, y a pesar de estar asentados en nuestras más profundas ideas simepre seguirá habiendo luz para seguir “adentrándonos en los secretos de la vida y el Universo”. Felicidades al Sr. Eduard Punset por acercarnos la Ciencia al “hombre/mujer común”, por hacer que la curiosidad siga despierta.

  9. virginiawoolf:

    yo creo que puede influir el concepto de autopóieses de los sistemas vivos y organismos, que tienden a reproducirse a sí mismos, como dicen Marurana entre otros, es la condición de existencia de los seres vivos en la continua producción de sí mismos. De esta forma hay una tendencia a pensar que siempre será lo mismo, que no puede cambiar, que se regenera y en parte así se sostienen los sistemas de legitimación y definición dogmáticas de muchos cuerpos del saber.

    Y por otra parte, está lo que dice el mismo Kuhn, descubridor de los paradigmas científicos y de sus cambios y revoluciones, él mismo hacia la madurez de sus estudios abandona casi por completo el discurso acerca de los paradigmas, y restringe el concepto de revolución científica al de un proceso de especiación y especialización por el cual una disciplina científica va acotando los márgenes de su objeto de estudio, alejándose de los horizontes de otras especialidades. En este último sentido, como una forma de holismo restringido que afecta las distintas ramas del desarrollo científico, reaparece el concepto de inconmensurabilidad teórica, el único que Kuhn parece haber mantenido incólume hasta el final de sus días.

  10. paradigmas científicos | Estherllull's Blog:

    […] virginiawoolf: Tu comentario está esperando ser moderado. 26 abril 2011 a las 6:09 pm […]

  11. Mou:

    Sr. Nacho.

    Creyente; por que así los adoctrinaron y conformaron su pensamiento en una sóla dirección., y los que esperan encontrar algo saludable en que creer; que no ateos

  12. Manuel:

    El principal dogma válido para los de la derecha y los de la izquierda debería ser el del viaje a la felicidad … en el que había que buscar emociones, atención por las cosas, tener expectativas y las relaciones personales ( sacado de ‘El vaje a la felicidad’), todos ellos conceptos que deben vivir en la materia oscura -esa que no entendemos-.
    Y este como de todos los anteriores, es un dogma del que dudo, y si cabe con mayor intensidad, porque como en la camiseta de kukuxumusu, la neurona en vez de no importarle tendría que preguntar al cerebro ¿eres feliz?
    ¿Vivimos en un mundo feliz o para hacer un mundo feliz?
    Dar ese primer paso en el largo camino. Creo que la mentalidad humana está poco interesada en ese ejercicio, sobre todo cuando hay “demostradores” que dicen que el grado de felicidad se mide sobre el grado de infelicidad del entorno. Creo que por naturaleza no integramos, esta idea nos supera y hemos de dogmatizar.
    Por suerte quiero no creer en lo que acabo de escribir.

  13. enrique:

    soy autodidacta,pero hasta llegar aqui fui religioso,dogmatico,y fanatico
    soy actualmente alumno de darwin y su teoria de las especies,creo en la
    reencarnación,porque es un dogma que con la razón te da la respuestas
    a la pregunta de porque me pasa esto a mi, si yo no he hecho nada a na-
    die y creo en un ser supremo porque yo sueño y nadie me ha dado la res
    puestas a lo que veo,excepto yo,y lo que aprendi de todo lo escrito y que
    yo compruebo dia a dia.y ahi esta la diferencia que hay algo que nadie ve
    y la materia es una cosa y lo eterico es otra,me costo muchisimo hasta
    llegar aqui y hasta estas conclusiones.gracias.

  14. Mou:

    Manuel:

    Una vez oí a uno que había abandonado el Opus Dei porque su cuerpo enfermaba (seguramente retraido al maximo por las normas y la rigidez de los dogmas) decir; que cuando salío a la calle, aunque tenía 40 y tantos años, era como un niño, asustado y temeroso de hablar con la gente, aunque dentro de su antiguo ambiente se sentía seguro y confiado al con los demás de la orden. Contó, que depues de unos años de haber abandonado la Orden, tenía que superar día a día esa inseguridad, flacidez o temor que le acompañaba al hacer cosas tan simples como comprar en un supermercado.

    !! ¿¿ Hasta que punto restricciones dogmaticas coartan la naturalez de la mente?? ¡¡

  15. Mou:

    Disculpa Manuel, el post va dirigido a Enrique basado en su comentario

  16. Mou:

    Quizás Manuel te pueda interesar este articulo que acabo de ver. Debe confirmar lo que dice Punset; que la felicidad está en la antesala de la felicidad.

    http://www.tendencias21.net/Los-paises-mas-felices-registran-las-mayores-tasas-de-suicidios_a6364.html

  17. Françoise Dronet:

    Yo creo que esta lucha por imponer sus propias creencias se debe a la necesidad que tiene el ser humano de sentirse seguro y de encontrar explicaciones y razones que den un sentido a su existencia.
    Los creyentes, con un dios supremo que no explica nada pero lo justifica todo, lo bueno y sobre todo lo malo, el sufrimiento, el dolor, la muerte. Además, le otorga al ser humano una importancia, una trascendencia que resulta muy reconfortante y tranquilizadora, mucho más que cuestionar los hechos y aceptar las teorías evolucionistas según las cuales tenemos como primos hermanos… a los chimpancés y los cerdos…. y como abuela lejanísima….. a una bacteria!
    Los científicos no me parecen dogmáticos. Sus conocimientos se basan en pruebas científicas verificables y por lo tanto irrefutables. Por otra parte, en la medida en que prosiguen con sus investigaciones, se cuestionan a sí mismos constantemente y adaptan sus conocimientos al ritmo de los nuevos descubrimientos científicos.

  18. LLeva:

    Me gusta mucho el programa de redes

  19. Trueno:

    Pero si algo es verdadero es que dentro del Universo reina lo Absoluto

  20. Vicente:

    la diferencia fundamental es que los científicos tratan de dar respuesta al porqué de las cosas y los filósofos al porqué del porqué de las mismas.. el tema esk a los científicos les suele disgustar entrar en bucles de lógica circular..

  21. Linda:

    Creemos en lo que queremos creer y somos lo que podemos ser. Por tanto, y como seres humanos que somos , aunque estamos en proceso de evolución todavía tenemos muchas limitaciones.
    Desde mi punto de vista, tendríamos que hablar de magia para darle a la ciencia el poder de descubrir y probar todos los cuestionamientos del ser humano y de la vida.
    Hoy por hoy, entiendo que estas son las reglas del juego.

  22. enrique:

    no me siento aludido por nadie,el dia que me llegue la hora de morir,ten
    dre la fortaleza de la razón y espero ese mundo eterico, pero sino tuviera
    la idea de la reencarnación mi vida no tendria sentido,pues me espera un
    sinfin de planeta habitados y a un nivel evolutivo más grande que el que
    tenemos y seguir evolucionando más y más.y sino fuera así me llevo lo
    comido y tendria motivos para ser cada dia mejor de cara al projimo y
    aquel que no conoce estas verdades ya trae consigo el hacer el bien por
    el bien ensi mismo,no hago proselitismo porque cada uno tiene lo que
    se merece y actua por lo que es, en su estado evolutivo.gracias

  23. espiral:

    Una de las definiciones más acertadas de ciencia creo fue la que dio Antonio Escohotado cuando en una entrevista fue preguntado por tal cuestión: “La ciencia es un mito, solo que es el mito mas hermoso, el único generalizable a toda la especie y quizás el más digno de respetarse. La ciencia es un mito, y cuando pretende decir que está más allá del mito está mintiendo. La ciencia es la humildad en la búsqueda de lo verdadero y en cuanto pierda esa humildad ya no es más que una forma de embaucamiento.”

  24. Balsa:

    Pues no te diría yo que no, Mou.

    Venga va me doy por aludido, de Paula. ¿60.000? Fiiiu!! Pero no estoy de acuerdo, yo pienso… ¡Ah!, pues sí, sí; no anda muy desencaminado este científico. Bueno, valga mi elogio.

    Pues yo también pensaba así, Ana Isabel, pero cuanta más atención presto a quienes no son adultos, más cuenta me doy de que lo que soy desde que era pequeño es que lo que en verdad sigo siendo. Creo que los pensamientos se reconocen desde que se tienen consciencia, como las emociones o sentimientos. Es como empezar a ver algo que estaba delante de las narices, como si ya vinieran programados varios aspectos del carácter mental de la persona. Ya tenía o más bien podía distinguir mis propios pensamientos dentro de las ideas que me llegaban desde fuera, luego surgieron las incomprensiones hacia esas creencias, hacia los adultos, y de ahí a la duda en ellos y en su doctrina. Ya lo tenía ahí, solo que era impreciso, confuso, como argumenta Mou. Intuyo que (permíteme, Punset) aunque mi creencia cambie mi doctrina siempre será la misma.

    Puede que los dogmas científicos de hoy sean elecciones necesitadas, ante la incertidumbre constante y el revoloteo de ideas divergentes, ante la definición de la persona frente a lo que cree; aunque vengan coaccionadas por las raíces de lo que estamos seguros que somos o engullidas por el adoctrinamiento social, pero si no podemos dar validez a nuestro pensamiento ¿qué nos queda? Yo creo que el dogma está en quien lo acepta, no en quien defiende o difunde el dogma. Valorar el miedo o la necesidad de un dogma cualquiera, en este sentido, es un impulso de barbarie dirigido no hacia el dogma sino hacia la persona que se aferra a este; solo porque no nos infunde validez para creer en otro pensamiento por considerarlo un acto de la imaginación, la superstición o error. Quizá por esto Punset no quiera ni oír hablar de lo que no esté probado, porque tal vez su dogma sea creer en lo que se considera universalmente que es cierto, sin artificios sacados de la chistera de un mago que sin ella no pueda obrar su magia.

    Tampoco es para tanto ser dogmático. ¿La libertad hoy no es también un dogma? Muy arraigado, tanto que se funde con la imaginación, pues la libertad puede que nunca haya sido como necesitamos que sea. La libertad de no elegir el dogma establecido sea también un adoctrinamiento social. Yo creo que para nada tiene que ver un dogma científico (aunque sea firme y cierto puede ser derrumbado por investigaciones posteriores) con el dogma de fe, o espiritual, o anímico o mental, si se prefiere, (independiente de la validez de cualquier ciencia sobre lo observable, pues no está sujeta a ninguna realidad material comprobable y que por tanto su dogma es imperecedero y no admite réplica aunque se “adapte” a lo innegable). El dogma es pues hoy por hoy y más que nunca, me parece a mí, una elección de la persona “libre”, y es precisamente esa cualidad subjetiva, lo que le confiere su carácter colectivo y fuerza su validez ante el nuevo creyente. (Yo soy de un grupo; yo de otro; de ninguno de los dos; o del mío propio. Volvemos a pertenecer a algo o a alguien, por quien todavía no estuviera convencido de que hay verdades absolutas, jejej). Siguen siendo válidas, más lo espiritual que lo científico, cuando surge la necesidad de cuestionarse la creencia, pues la única verdad a la que puede aferrarse es lo que considera que es real, en lo que se cree. Tiene carácter adoctrinador pensar que lo espiritual solo se remite a lo divino, la fe no solo es todo lo que hace referencia a lo religioso, hay todo un universos de sensaciones que continúan por encima de cualquier dogma, en las que las personas tenemos fe `religiosa´ o `científica´. La moral, el optimismo, la cabezonería, el hambre, la necesidad de pertenencia, el influjo de la luna,… cuando la ciencia responda a todas las incógnitas nos habrá robado el ánimo, el alma, la razón, y la misma esencia sea lo que sea. El dogma es el sedimento que queda cuando dejas de revolver el tarro, pero si este sedimento no fuera posible que se asentara en algún momento, no disfrutaríamos de los lugares necesarios para dejar descansar la mente y el alma. Puede que la ciencia no demuestre nunca la existencia de esta última, pero es un dogma al que tanto el religioso como el científico tienden a aferrarse.

  25. Balsa:

    Pues yo no veré la peli hasta que salga en la tele, está muy caro el cine y estoy esperando a que den THOR… para dejar de pensar un rato, que el cerebro también necesita descansar… Sííííiiiii, claro, puede que no se use completamente el cerebro, pero tanto como despreciar biológicamente la naturaleza un 90%, es demasiado. Otra cosa es que desaprovechemos un 90% de su capacidad real para optimizar sus posibilidades cuando es más absorbente, pero claro, dicen que a los niños hay que dejarles que sean niños (pues ya ves, otro dogma más)… Es una leyenda científica, no urbana, no olvides que son los científicos quienes cuentan estas cosas, no toda la culpa va a ser del respetable, ¿no te parece? Pero creo que eso está un poco olvidado,

    María Dolores, ¿no crees que cuando uno mira al firmamento termina embelesado por la imaginación de cómo será y olvida que vive en una de esas estrellas? Siéntete orgullosa mujer cuando vuelvas a contemplar el cielo estrellado, que la vanagloria te llene, que en su medida (como todo) también es buena.

    Yo estoy convencido (y este es mi orgulloso dogma) de que para aprender hay que ser egoísta; cuando ese deseo de posesión de algo nuevo no empuja dentro de la cabeza, es cuando uno se resigna, Constantino Cuesta, ni que decir tiene que no es mi intención no reconocer tu acertado comentario. Recordemos la cara de imberbe desconcertado pero curioso y asombrado que pone Punset ante una de las revelaciones de Mark Pagel en su entrevista acerca de la evolución de las especies. (¡Dichosas “singularidades”! A ver si al final resulta que el eslabón perdido no está perdido sino que es un salto evolutivo, debido a la necesidad del individuo ante un cambio natural brusco. En fin, no quiero tirarme flores, pero como se demuestre -?- ya me está invitando alguien a una piruleta). Un niño es cuanto menos humilde, creo yo, porque no siente la necesidad de `apreciar´ el valor ¿moral? que el adulto da a sus virtudes, propias o ajenas, quizá porque se insiste en proyectar los fracasos, o los éxitos, en los niños como si así fuéramos a perdonarnos por nuestros errores o evitáramos que ellos caigan en estos (no necesita serlo -¡vamos!, es mi manera de verlo- porque a este no le acecha el egocentrismo que oculta la humildad – un “afecto forzado” a mi entender- que sienten, a veces, los adultos); honesto con sus inquietudes, pues no oculta nada que no sea un inconsciente reflejo de los actos adultos, porque para aprender como adulto sea tal vez mejor no creer nada que uno tenga por dogma. Puede que el ser humano tenga poca agilidad cuanto más… crece para aprender cosas nuevas de memoria, pero puede actuar bajo esos nuevos códigos sin tener presentes esos conocimientos nuevos o diferentes en su memoria. Todos filosofan aunque no sepan qué es la filosofía. Y juzgan hechos aunque no sepan qué es la ciencia.

    ¿No es eso lo que quiere “decir polvo de estrellas”?, materia al fin y al cabo que no encuentra dónde agarrarse fuera de su imaginación, quizá por ello sea necesaria también la ciencia. Yo creo que la fe no es dogma, es esperanza inconcreta del pensamiento de que haya algo más que lo aparentemente evidente, a lo que, como expresa Punset, a fuego vivo estamos aferrados: “…una mota de polvo suspendida en el cielo de la mañana.”, que decía Sagan (da escalofríos esperanzadores, reconfortantes, incluso, su voz doblada. ¡Caray!, como Raquel M). Pues sí Manuel, pero no creo que Punset quiera ser el único dogma, jejeje. Menuda carga.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡Cómo que no, Francisca M. Yepes!!!!!!! El dogma es una elección, esto lo entiendes; es sentimiento, esto también; y es emoción, ¡nos ha fastidio! Ya estás preparada. Es más, sabes lo que es ser cabezota y tener miedo. Si quieres hablar de dogmas hablas de necesidades del alma y de la mente humana y de eso sabes tanto como cualquiera. Exprésate, mujer… si quieres claro, jejej. Y si no aprueba un comentario, o continúalo… Pregunta. Que siempre puede haber alguno al que no le importe responder, jajjajaj. Saludos para ti también.

    Yo creo que con el tema del dogma científico Punset hace referencia sobre todo a hechos científicos que confirman algo y que perduran, en el que se da por hecho que es así. Por ejemplo, decir que usamos solo el 10% del cerebro. O, por ejemplo, que la conducta humana es inequívoca y únicamente aprendida. O, que las teorías de Darwin son sencillamente conclusas. La mecánica clásica… Es algo que se da por hecho. Personalmente los `nuevos dogmas´ científicos hoy pueden verse como “modas” o profecías, precisamente porque la tecnología permite descubrir, no cosas nuevas, que lo hacen, sino cosas que sin esta no sería posible saber, Jose Miguel González.

    Pues no lo pillo, si la ciencia se basa en el criterio… ¿Qué relación tiene la ciencia con el mito?

    Aferrados…

    Tanto si me gusta como si no me encierras Punset, en el ¿laberinto del Minotauro? No hay manera de escapar, ¿eh? Tanto si me decanto por uno u otro grupo como si me veo fuera de estos soy dogmático, porque me aferraré a mi convicción de… ¿cabezota? Poco importa el afán del aludido por repeler ambos mundos, su flexibilidad empática hacia ambos, su capacidad racional, su inteligencia, sus artimañas, pues no hay escapatoria de mi creencia. Lo que sí parece una verdad absoluta. De todos modos, no me cabe duda de que se debería tener en cuenta que estamos empezando a abrir los ojos, científicamente hablando, claro. Lo que sí parece suceder es que el dogma científico erosiona lo suficiente como para ganar terreno al dogma de fe, pero también para ir desterrando sus propios dogmas.

  26. elika:

    Querido Wats.., perdón Balsa… dije “tal vez”, lo que sí parece una verdad absoluta, pero encierra falsedad ¿no?. Por otra parte frases de tipo “o es árbol o no es árbol” no las consideraría verdades absolutas. Pero, bueno, dejándonos de florituras, te diré (creo que sí buscas picar a la gente) que en la tesitura de ponerme del lado de alguien (algo harto complicado dado mi carácter ¿innato?, esto está de moda) estaría del tuyo. Es reconfortante oir, leer tus escritos (no digo que digan muchas cosas nuevas, no), pero el modo, esa frescura que destilan y la pasión, sí, que creo que es necesaria a la hora de debatir, con respeto, pero forzando los razonamientos a extremos, porque de ahí, de esa tormenta de bucles y rebucles, artimañas y artificios, salta la chispa, y ¡ah! descubrimos el fuego. ¡Bravo!

  27. Balsa:

    [¿Falsedad? Pues no lo sé. Si es una indirecta hacia lo que digo, (que no me lo he tomado a mal, no me entiendas mal, de veras) pues espero que no, porque me estaría engañando. (Si te soy franco cuando comento algo solo pienso en mí en la posición de los demás, nada más). Pues ahí estoy contigo, nada de verdades absolutas, visto como cambian las cosas. Pero es difícil no pensar que pueda haberlas si relacionas algunos de los artículos de Punset. Lo sé; decía Savater que casi nadie tiene ideas nuevas, hasta de Paula lo cuenta al principio, al menos la gente normal como yo (pero por lo visto alguna parece que sí, jaja) ¿Fuego? ¿He dicho que se inventó? Bueno es igual. Sí, me enrollo mucho, pero es que si no… Yo contesto algunos comentarios porque me surge una respuesta espontánea no porque mi respuesta sea mejor que otra, no para buscar conversación, pero si se inicia pues no pasa nada (aunque no sé si aquí dejan hacer eso; ¿tú qué opinas moderador?), para eso también hay que estar, no solo para ser cabezotas (o sea, yo; a eso me refiero, no pienso en nadie, solo en mí, si alguien se da por aludido yo no puedo hacer nada, si no, no se podría comentar nada).

    Si lo de picar lo dices por algo en concreto, tienes mi palabra que mis comentarios si bien pueden no ser del todo correctos, no son ofensivos; ten en cuenta que se pierde, dicen, un ¿75%? de información al escribir: gestos, ademanes, tonos… que no vemos. Yo todos los comentarios me los tomo a bien, además hay que tener en cuenta que los malentendido se dan; que hay un moderador y esta no es una ¿página web? cualquiera. Pues se agradece el peloteo, jeje. Hasta otra.]

  28. elika:

    Vale Balsa, explicaciones: cuando me refería a falsedad me refería a mi frase, (no a las tuyas), a mi frase “Quizás crea que no hay verdades absolutas”, porque bajo mi punto de vista, implica falsedad, no encierra ninguna verdad absoluta, sino todo lo contrario, incertidumbre y punto de partida para la discusión, lo mismo que “ser o no ser”. Con toda seguridad me expresé mal, muy ligeramente, al indicar que no es que diga que digas muchas (recalco lo de muchas) muchas cosas nuevas. Lo siento, y entiendo cual es tu interpretación, por supuesto no lo dije en tono peyorativo, me faltó decir, o me falta decir, para explicar mi opinión: como todos, (donde no hace falta pero por si acaso: incluido yo), excepciones aparte, y sobre todo, excepción de Punset cuando habla en nombre de la ciencia (nuevos experimentos y hallazgos). Por lo demás, yo tampoco creo que esta página sea para conversar ni dar pie a contestaciones, sin embargo me dio la impresión de ello en la tuya. Evidentemente estaba errado y me di por aludido con lo de las verdades absolutas. Rectifico. En cualquier caso espero no haberte molestado, como así lo creo inferir de tu escrito, créeme que lo sentiría. Ah!, lo del fuego era una metáfora, y no se refería a ningún contenido de tu argumentación, sino a la validez, al valor que tiene la discusión argumentada para llegar a las conclusiones realmente válidas lógicamente. Un placer leerte (no es peloteo, es admiración) y gracias. Hasta otra.

  29. Balsa:

    Perdona mi afán de protagonismo, elika, di por hecho que las “verdades absolutas” eran las mías, jeje. (Pues a mi modo de ver, entonces, no; no encierran falsedad… sí esa incertidumbre a la que te refieres. Pero claro, no puedo saberlo, son solo conjeturas. Yo desterraría ese pensamiento por el de expectación, es más excitante.)… O yo lo leí peor. No seas tan humilde, no es ecuánime que te atribuyas todo el mérito de la minucia o que me atribuyas a mí lo que considero… ¿ecos? de lo que sé (por lo de Savater)… Nada de qué disculparse, y no lo entendí a mal, de veras.

    Pues deberías cambiar de idea, elika. Un blog es y debe ser para compartir o ese es el pensamiento inicial de la iniciativa, claro que también pueden servir como muestra de estudio, que no es nada malo. Punset es un personaje mediático y tiene otros menesteres que atender, cosa que ya sabemos todos, así que si él no puede responder a las preguntas de sus lectores, ¡qué menos que echarnos una mano entre nosotros! Yo sí creo que sea para “conversar” y dar pie a respuestas; ten en cuenta que un blog no solo sirve para vender al autor. Siempre y cuando sean relacionadas sobre el tema, más que nada porque esto no es… una mensajería personalizada, que a eso me refería concretamente… pero si se cuelan detalles “personales” en las conversaciones o discusiones no veo que le moleste a nadie si se habla del tema en cuestión, que para eso intenta averiguar Punset, en este caso, los pensamientos del respetable; no olvides que además, aunque sea por cortesía, Punset nos menciona hasta en la tele: “Cuando mis lectores me preguntan…”. O cuando habla de “la gente” también habla de nosotros. Me imagino que aunque no todo, algún vistazo le echará a su blog.

    Pues no, no me ha molestado nada, de verdad te lo digo. El peloteo era una manera de agradecer los halagos, es que me da algo vergüenza que me agradezcan las cosas. Pero tanto como admiración, no te pases, jajaja.

  30. carmen cereceda:

    Hoy he tenido una reflexión sobre el tiempo que me gustaría compartir vosotros.
    Lo que conocemos por agujero negro solo es un desagüe de matenergia. Son trituradoras que lo descomponen todo en sus partes más pequeñas, son el paso a través de las cual el tiempo vuelve a su origen, a su estado original indiferenciado. Al oceano del tiempo.
    Nosotros vivimos en un tiempo más joven de lo que hemos llegado a observar. Dónde una gravedad amable nos sostiene en una danza, y permite la lentitud que requiere la vida orgánica compleja. Como las aguas en la superficie. Pero vamos cayendo. Aunque nuestra primera parada está en el sol, como el del sol estará en cualquier tiempo lugar más denso que él.
    Todo lo que nos compone ha atravesado ese umbral quien sabe cuántas veces. Por observación fractal, todo decae en una estructura más grande.
    Los científicos afirman que el universo se expande y yo intuyo que cae. Parece que se expande, pero también provocaría la misma ilusión de expansión lo que cae más deprisa que tú. Podría ser que lo creemos que es el pasado astronómico también fuera lo que estar por venir.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.