Autor: Eduard Punset 23 diciembre 2007

Siempre lo sospeché. Tendemos a creer que el resultado particular será mucho mejor que el promedio. En medio del desorden generalizado pensamos que las posibilidades de perder el trabajo son pocas. No se trata de que al recordar el pasado seamos más pesimistas que al anticipar el futuro. No es una cuestión de pasado ni de futuro; se trata de que el futuro deja más puertas a la imaginación y, sencillamente, las aprovechamos.

Lo que estamos descubriendo en los laboratorios es que nos comportamos de forma optimista, aunque la realidad esté indicando lo contrario. Somos optimistas por naturaleza. Es decir, que pecamos invariablemente de optimistas para no sumirnos en los avatares íntimos provocados por la depresión y el pesimismo. Evolutivamente, las cosas han sido tan duras que aquellos organismos modelados por corrientes optimistas llegaban en mayor número a buen término. Para poder sobrevivir nos engañamos a nosotros mismos haciéndonos creer que el futuro será más fácil que ahora. Al esperar noticias positivas y generar con ellas imágenes mentales seductoras, desempeñamos una función adaptativa: modelamos el comportamiento presente en función del objetivo futuro.

optimismo
“Somos optimistas por naturaleza”.
(Imagen: JC)

Estoy seguro de que a mí y a muchos de nuestros lectores, lejos de reconfortarnos, ese descubrimiento sobre el comportamiento humano nos preocupa. Se puede dar gracias al cielo de que la sobredosis de optimismo nos ayude a deambular mejor por la vida o bien, por el contrario, reventar de indignación ante la perspectiva de tanto escollo atrabiliario que sólo se puede salvar engañándonos a nosotros mismos. En otras palabras, ¿por qué es tan difícil para la gente ser medianamente feliz?

Esta semana he vivido de cerca tres historias de amor en los aeropuertos que me han impresionado y que tal vez nos ayuden a calibrar el porqué de la sobredosis de optimismo en nuestro comportamiento. Un encuentro fortuito entre dos personajes da lugar a un amor profundo, desinteresado y bello. Tanto ella como él constatan que las de su encuentro han sido las horas más bellas de su vida. Pero ella pone término a la historia de amor a la mañana siguiente, invocando un compromiso previo y estable con su pareja.

La segunda pareja en busca del amor también lo había encontrado. Fue irresistible y todo parecía conjugarse: su libertad respectiva y una capacidad de amar generosa. El único problema fue que la educación de los dos –¡ojo!, no sólo la de ella– les impedía hacer el amor a las pocas horas de haberse conocido. Este hecho supeditaba el nacimiento de un amor tierno a las coincidencias impredecibles de la vida moderna.

En el tercer caso, los dos habían asumido su amor y la infidelidad hacia sus parejas respectivas. Se veían en los aeropuertos de pascuas a ramos y conservaban el calor de sus respectivos hogares. El problema, en este caso, era que cada vez les resultaba más difícil encontrar un hueco en el espacio/tiempo.

En el vuelo de regreso volví a sumergirme en la lectura del experimento de los neurólogos que demuestra que funcionamos con una sobredosis de optimismo que nos ayuda, evolutivamente, a salvar los malos tragos. No me extrañaba lo que estaba leyendo. Acababa de vivir tres experiencias de amor seguro, sin engaños, ideados para siempre y que, no obstante, no habían podido cuajar. «Si esto pasa con el amor verdadero –pensé para mis adentros–, ¿cómo se resiste la trama de fracasos cuando se confunde amor con deseo, dinero con seguridad o engaño a secas?» Definitivamente, hace falta mucho optimismo, a menos que se adapten las reglas del amor a las exigencias de la vida moderna.

.


55 Respuestas to “Nuestra naturaleza optimista”

  1. Scientist and Saint:

    “Hay amores tan bellos que justifican todas las locuras que hacen cometer.”, Plutarco.
    Omnia vincit amor et nos cedamus amori..
    Ea, hay queda eso..! felices fiestas a tod@s y en especial a usted Eduard Punset. Gracias

  2. MARIA:

    No parece que haya grandes traumas cuando solo la pareja se disuelve. El amor se vive mientras dura y luego se vuelve a vivir cuando surge de nuevo, sin traumas insuperables.

    Son, yo creo, los “frutos del amor”, los niños, los que planean como espadas de Damocles sobre las cabezas de los enamorados/des-enamorados. De no ser así ya se habrían cambiado las reglas. Mientras la ruptura/divorcio pueda convertirse en una pesadilla juridico-económico-emocional hace falta mucho valor para dejarse llevar por ese instinto de fusión con fecha de caducidad biológica que llamamos amor y se invocarán razones, principios etico-morales, conveniencia o auto-engaño que quizás no se invocarían si las circunstancias nos fueran algo más favorables.

    Ya lo dice el refrán: Mas vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Sin una buena organización de base que permita reproducirse sin esos conflictos que surgen cuando el amor de pareja se acaba y la familia se considera rota, no habrá cambios en las reglas del amor. Seguiremos pensando que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. El miedo a lo desconocido, aun viviendo en esa nube rosa de optimismo que la realidad contradice, es una emoción poderosa.

  3. asombrado:

    hola a todos!creo que hay una base en general para todos para el enamoramiento,pero cuando esa fase pasa no todas las parejas coinciden en el ideal creado en nuestra mente.Hombres;guapa y algo mas.Mujeres;guapo,sincero,fiel,trabajador,detallista y etc…El hombre tiene que sentir que su pareja se mantiene atractiva para el y los demas.La mujer segun los tres ideales basicos que creo que son los mas generales exige o quiere de un hombre son simetria de belleza,valor social y proteccion.Dificilmente o pocos hombres reunen esto y las mujeres que todos los hombres desean no estan al alcance de todos los hombres.Vamos a seguir donde esta ese hombre o mujer maravilloso/a.Solo los valientes son capaces de creer en el su propio optimismo y caminar con sus converdaderos sentimientos.Cuantos hombres casados tendrian una ralación con una bella mujer si no cambiara su vida problematicamente?

  4. Neurotransmisores:

    En los en tres ejemplos de las parejas, no se les ve mucho optimismo cuando no siguen adelante.

  5. Adolfo:

    El cerebro humano no es bueno calculando probabilidades. Cuando se pregunta a un gran número de ciudadanos cuál es la probabilidad de que en una reunión de cincuenta personas haya dos con el mismo día de nacimiento (sin contar el año) casi nadie da respuestas cercanas a lo real (mayor del 90 %). La selección natural parece que no ha premiado esta característica de la mente. Normalmente los individuos con un cerebro mejor calculador suelen ser menos propensos a actuar. Se necesita cierto grado de osadía no reflexiva para buscar soluciones a los problemas que el día a día de la vida te plantea. Tal vez sea la buena intuición y no la reflexión la característica que ha sido favorecida por la madre naturaleza.

    Saludos y feliz Navidad

  6. FERNANDO PLAZA RUIZ:

    Buenos dias, Tiene Ud razón, somos optimistas cuanto peor estamos para poder superarlo, debe ser el espiritu de supervivencia.
    Sobre los enamorados, pienso que tenemos muchos perjuicios de educación que no nos dejan ser libres en la relación con los demas, el pensar que la familia es para siempre, que cuando alguien quiere a otra persona estando con nosotros, es algo malo. nos ciega y no nos deja ver que todos somos libres y que en el mundo somos muchos y el amor esta en el aire, querer a alguien no significa no poder querer a otras personas, lo mas bonito es saber que alguien esta a tu lado solo por que te quiere no por ningún contrato ni porque hace muchos años te prometio amor eterno, con esa libertad que nos debemos, cuando estes que alguien sera por puro placer de estar contigo.
    Del placer de lo prohibido, que puedo decir si le quitamos el morbo de hacer algo que no debes se pierde todo el encanto y descubres que realmente no es para tanto y pierde su interes, si nos es verdadero.

    Un saludo y Felices Fiestas

  7. antonio:

    ¿que es lo que hace sacar ese optimismo en la vida? mis dos abuelas tienen vidas parecidas, han vivido traumatizadas por asi decirlo con matrimonios en los que el era de todo menos padre, y una es lo mas optimista, la que mas, con 90 años las maximas ganas de vivir, y la otra, gallega ella, y pudiendo estando explendida a su edad, es lo mas negativo. Somos lo que nuestro celebro quiere
    el amor, que extraño sentimiento, yo aún lo busco, que bonitas historias, en cualquier esquina lo podemos encontrar, lo importante es estar abierto a el, la vida nos lo pone, unos los cogemos otros nos quedamos a mirar, nose qeu pero nos limitamos a mirar, como miramos las olas, como miramos la niebla,

    ALEGRIA Y MUCHA FELICIDAD PARA EL PROXIMO Y VENIDEROS A¿OS

  8. Edu:

    Quizás nuestra naturaleza es optimista, pero como dice Saramago:
    “Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay.”

    Bon Nadal!

  9. Mj:

    El amor(aunque sea imposible), como el optimismo(aunque sea mentira), es a veces lo único que tenemos. Razones de sobra para sobrevivir:imposibles y mentiras.

  10. ikiru:

    Grandes palabras las de Edu haciendo referencia a Saramago. Yo incluyo estas de Sábato para todos aquellos que ven la botella medio vacía: “¡Qué ternura sentía en mi alma, qué hermosos me parecían el mundo, la tarde de verano, los chicos que jugaban en la vereda! Pienso ahora hasta que punto el amor enceguece y qué mágico poder de transformación tiene. ¡La hermosura del mundo! ¡Si es para morirse de risa!”

    Por otro lado, el amor es algo que, en mi opinión, depende de las situaciones. La persona con la que vives lo que ahora te ocurre no tiene por qué ser la que quieras a tu lado cuando estas cambien, o viceversa. Un beso legal nunca vale lo que uno robado.

  11. Seicke_McLeod:

    Entonces el cerebrote (superlativo inexistente en castellano_XD_) nos engaña para ambos lados, prediciendo un futuro optimista y al mismo tiempo recordando un pasado de acorde a sus necesidades.

    Y a todo esto cito una famosa frase de una película donde pone “¿La verdad? No puedes manejar la verdad” XD_ o

    Feliz Navida…!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  12. euridice-v:

    El amor nos hace sentir felices y transformados. Cuando estás enamorado deseas que tu pareja esté bien, los sentimientos que estas viviendo son más importantes que cualquier otra cosa, vivir ese sentimiento te da fuerza.

    Pero el día a día te merma, subyugados a un destino no menos tedioso_según casos, nuestro amor se ahoga si no nos esforzamos por cuidarlo.

  13. SIPASO:

    Hola a todos!
    El optimista hace planes para evadir los problemas, es decir buscamos soluciones a problemas inexistentes para ir allanando el camino antes de caminar y si nuestra elección fue la correcta, me refiero al amor, y éste sigue creciendo, seremos optimistas porque nuestro pasado cercano nos sigue empujando a creer en la felicidad.
    Don Punset, siempre he buscado un lugar para poder escribir mis reflexiones y hasta hoy no había encontrado nada tan “apetitoso”, Gracias por este regalo de navidad!!!!!
    FELIZ NAVIDAD y espero poder seguir en contacto con las ideas que son la gasolina del avanzar.
    GRACIAS.

  14. antoniorme:

    Pienso que esa proyección optimista del futuro es lo que nos hace la vida un poco más fácil y la destroza por completo a la vez…

    Nos hace levantarnos por las mañanas pensando que las probabilidades de que aparezca “algo” que cambie nuestra vida para bien son grandes, cuando en realidad no estamos haciendo nada real para cambiar nuestra situación…

    Yo creo que generamos nuestra propia realidad, que proyectamos en el futuro lo que queremos, solo que normalmente la gente no es capaz de disfrutar del camino, que en el fondo es lo más bonito.

    Ayer llegue a la conclusión de que las metas que nos plateamos guardan una relación con la vida…
    Nos fijamos un objetivo y luchamos por él hasta que lo conseguimos, y una vez conseguido es como una pequeña muerte ya que al tenerlo dejamos de desearlo y vamos en busca de otro objetivo, por lo cual si no hemos disfrutado del camino él echo se queda en nada y sirve de “motor” irreal para nuestras vidas ya que perseguimos algo inalcanzable.

    La relación un tanto pesimista, es que el objetivo final de la vida es la muerte… por lo cual si no disfrutamos del camino… nada tiene sentido.

    El sentido más negativo de la proyección, en mi opinión, es que nos impide ser felices por completo ya que al estar proyectándonos somos inconscientes del presente y por lo tanto incapaces de tomar decisiones que afecten a nuestra vida presente.

    Entonces se plantean dos caminos, uno “fácil” y cómodo ya que esta adoptado por la mayoría de la gente y uno difícil e ilimitado, pero mucho mas arduo para adaptarse a la sociedad.

    Un abrazo
    Antonio.

  15. Janario:

    Me parece interesante este tema, y quisiera conocer su opinión sobre el optimismo, pero aplicado a personas que tienen responsabilidades.

    Me refiero en concreto a los políticos. En ellos, ¿el optimismo es privativo o miran también con optimismo la vida de los demás? Lo digo especialmente pensando en que en función de sus acciones las personas pueden ser más o menos optimistas, más o menos felices.

    Por ejemplo, yo no soy catalán, pero vivo en Cataluña. Tengo hijos no nacidos aqui que son inmersionados y perseguidos brutalmente por los nacionalistas para que sólo se expresen en catalán, pues los menores de 8 años no tienen ni un minuto de español (inmersión total, lo llaman), y los mayores dos horas a la semana.

    ¿Es posible ser optimista ante la desculturización y el lavado cerebral de los propios hijos?

    Por otra parte, me gustaría conocer su opinión acerca del bilingüismo. Sé que usted no hace un programa político, pero la ONU ha tachado en algunos momentos de racista a Cataluña y la UNESCO la ha censurado por prohibir la educación en la lengua materna. Hay muchos estudios que indican que existe un enorme fracaso escolar en Cataluña porque no se educa a los niños en su lengua materna (el 51% de los niños tienen como lengua materna el castellano), y los nacionalistas los presionan demasiado para asimilarlos.

    ¿Para cuando un programa sobre el bilingüismo en la educación? ¿Sobre los efectos en el cerebro del unilingüismo impuesto en sociedades bilingües?

    ¿Para cuando un programa (volviendo al inicio de este comentario) sobre la posibilidad que tienen los políticos de influir sobre el futuro de los individuos y de las sociedades? ¿De cómo influye en los cerebros y en la conciencia social cuando un político actúa de manera flagrantemente sectaria?

    En todo caso, gracias, Eduard, de verdad, usted sí que me ha dado siempre esperanza, alegría de vivir, y de conocer, que vienen a ser lo mismo.

  16. plasticé:

    Hombre, un buen chute de Fe (no religiosa) o autoengaño, es simplemente necesario para vivir plenamente. No ver solo un borrón negro en el lugar de futuro. La botella medio vacía nos amarga mucho.
    Si no creemos en el futuro, que vamos a hacer en el presente? Si no alcanzamos ese estado mental, aunque sea a base de un poco de auto-engaño, cualquiera de nuestras interpretaciones o respuestas estarán condicionados por esta amargura de la falta de fe, en el futuro, en el amor, en nuestros hijos… Y todas ellas son expresiones del miedo. Es como poner un escudo anti-misiles sobre nuestra cabeza que no deja que nada se eleve.
    Por supuesto, sugestionarse con estados de ánimo no es nada fácil, así que cada uno que haga lo que pueda. Y lucidez y consciencia sobre nosotros y el mundo que nos rodea es exigida, claro.
    De la crítica hacia lo que vivimos hay que estar de vuelta tras el paso por la botella media vacía.
    Un ejemplo: Feliz navidad!
    Creo yo…

  17. CGC:

    Me gusta que seamos tan optimistas. jajajj
    Pero es cierto que las relaciones de pareja y la vida laboral moderna no facilitan el “amor eterno, único y verdadero”… O a lo menos duradero y con perspectivas. Ya pa eso hay que ser muy optimista.
    Ningún tiempo pasado fue mejor supongo, pero el que vivimos de “flexibilidad laboral” a saco no ayuda mucho a las relaciones amorosas estables. ¡Que me aspen si los jóvenes de hoy día no lo tenemos chungo para conjugar amor y trabajo! ¡Trabajo y casa! ¡Casa y sueldo! ¡Sueldo y vida! O cualquier otra cosa que haya que conjugar con calma.
    Aquí hay un buen hilo para hablar de los cambios en las relaciones sociales y el mundo actual… Pero con optimismo siempre, claro, para eso está nuestro querido cerebro.

  18. Inhor:

    Esto lo escribí cuando tenía 16 años; La vida es competir por competir, en una competición y hagas lo que hagas si no la ganas es porque acabas de perder una oportunidad y eso es la vida, una oportunidad, que si la pierdes eres olvidado de la realidad. Significa qué la vida es competir y como en un dervi de Barcelona vs R.Madrid si no se ha visto el gol no ha sido gol, porque el que no lo ve no lo tiene. Ahora ¿porque el ser humano no quiere ver goles en su propia meta? Será que quiere ganar la liga, en otras palabras > (metafora)

  19. Fernando Gómez:

    Estoy de acuerdo.
    Aplicando una simple lógica evolucionista está claro que el ser optimista beneficia nuestras posibilidades de completar exitosamente empresas. Al ponderar las posibilidades de éxito de éstas, muchas veces nos tiramos atrás, por las pocas probabilidades de acabar bien. El optimista simplemente ve que hay posibilidad, aunque exigua, de que salga bien, y tira adelante. Éste acaba realizando más empresas y teniendo más empeño, ya que, en su opinión “particular” (como no podía ser de otra forma), cree que puede conseguirlo, y por lo tanto, aunque sólo sea por estadística, acaba completando más empresas.
    Y es que hay una cierta inoperatividad en la reflexión.
    De todas formas creo que el mundo del amor responde a otro circuito neuronal. El enamorado simplemente no analiza, no mide las posibilidades de éxito de su empresa, simplemente se tira de cabeza. De hecho, las adversidades aumentan su empeño.
    Interesantes comentarios…
    Un saludo a todos y Feliz Navidad!

  20. plasticé:

    Que gusto esta rebelión optimista, para que luego digan de la navidad.
    A propósito de este ultimo comentario de Fernando, añado que es normal, no solo estadística. Esta cosita gris de aquí arriba funciona mejor, lo da todo, cuando está contenta, confiada, ajena a miedos. Entonces hay mas posibilidades de que sobrevivamos, las buenas ideas fluyen, se inicia el movimiento, se funciona.
    Es fascinante como poco a poco la ciencia “casi pueda probarlo”, y me gusta pensar que poco a poco tambien nosotros vamos siendo cada vez mas conscientes de que:
    Somos emoción.

  21. Rubén:

    Profesor:
    ¿Qué opina de aquello de que el amor es un conjunto de procesos químicos catalizado por reacciones eléctricas?

    Gracias como siempre

  22. Verónica:

    Mi opinión es que las personas nos agarramos a historias de amor románticas y/o apasionadas como defensa ante el pánico que nos da morirnos y pasar por esta vida sin pena ni gloria.
    Las historias de amor son, en mi opinión las que más vivos nos hacen sentir.Sobre todo las prohibidas. Es como si le estuvieses haciendo una burla a la sociedad estereotipada; es como decir “sí, sí, yo cumplo las reglas, cumplo con mi trabajo, llevo una vída modélica…etc; pero nadie ni ninguno sabéis el pedazo de amor prohibido que estoy viviendo; y lo bien que me lo paso por dos motivos: porque me gusta mucho y me da mucha “vidilla”; pero también precisamente porque socialmente no está bien visto, y nadie lo sabe, y yo lo estoy haciendo. Es mi vía de escape. Es mi mundo paralelo. Es mi historia. Mi paraíso.Y lo he conseguido.”
    No creo que sea tanto optimismo como instinto de supervivencia, ése que solo da la rebeldía y las ganas no solo de ESTAR, sino de SENTIRSE vivo.
    Sr.Punset, agradezco mucho su trabajo.
    Felices fiestas a todos.

  23. Acm:

    Los seres humanos nacemos sin lenguaje, ideología, profesión o ilusión. Desnudos totales. Para cruzar por la vida biológica necesitamos dar cobertura a dos grandes grupos de necesidades: las físicas y las intelectuales. Las primeras son imprescindibles para acceder a las segundas, pues creo que los desheredados de casi todo, como los mendigos, hambrientos y con frío, deben hablar poco del amor o el cariño y mucho de bocadillos de chorizo y café ardiendo. Es más, por su lamentable situación concluirán que no existen aquellos. Pero, superadas estas dificultades, una vez satisfecho el estómago y el abrigo, se pretende satisfacer la propia mente, nuestra felicidad, y descubrimos que esto sí es mucho más difícil.

    Disponiendo de sentidos sanos, para el poderoso cerebro-mente el rojo es rojo y no verde, el fuego quema y no refresca, y el ruido no es silencio. Es imposible engañarlo, siempre sabe con certeza lo que acontece sobre y bajo la piel que lo alberga. Una enorme ventaja de su poder es la capacidad para engañar a otros cerebros, ventaja que sólo se ve superada por el inmenso inconveniente que supone el no poder engañarse asimismo.

    Como decía Swedemborg, Emmanuel, o Cristo, Jesús, y otros y otras, deben coexistir dos seres distintos utilizando el único cerebro de cada uno de nuestros cuerpos, así se explicaría por qué uno trata de convencer al otro con tanta frecuencia. Inútil empeño puesto que sus neuronas saben tanto y son tan incorruptibles que nunca podrán ver como verde lo que en realidad no es mas que rojo.

    Saludos y buen 2008

  24. dAVID:

    Es un comentario super-lúcido Acm, me ha encantado.
    Pero tirando de esa naturaleza optimista que dicen que tenemos, me gustaria añadir que por ejemplo, si tu a una persona la mermas de esas facultades, en gran parte racionales, de consciencia de si y sobre el mundo, yo te digo que lo único que siempre le iluminará, será una gotita de amor, una pequeña caricia o tambien una mala respuesta, una amenaza. Una emoción que moverá.
    Asi que, es verdad que basar nuestra vida en el auto-engaño no nos satisfacerá plenamente nunca. Pero acaso estamos todos sanos, tenemos todos ese punto de lucidez? Y por qué no vivir de algo mas que de la pura exigencia vital de la coherencia, perfección, hiper-racionalidad..?
    No se, yo intento desembarazarme un poco de ello por que a veces me pesa demasiado, y trato de cultivar mucho las relaciones humanas en casi todos los contextos posibles, y querer mucho a todo eso, disfrutar de la Naturaleza.
    Entonces en ese sentido como que nos ponemos en posición de ventaja frente al autoengaño o desengaño… tambien. No hace falta.
    La realidad del momento que vivimos creo que nos dice que sin autoengañarnos un poco nuestro espiritu critico se disparará al infinito, y restar en la crítica pienso que es un debut de negatividad.
    Fenómeno Sr.Punset.
    .

  25. Zhia:

    A modo de broma decimos que el optimista es un pesimista mal informado. Citando a Eduard Punset- Cara a cara con la vida, la mente y el universo: “la innegable apuesta a favor de un orden creciente de las cosas que nos rodean se da de bruces con otra evidencia innegable como es la enunciada por la llamada segunda ley de la termodinámica:la evolución espontánea de un sistema aislado tiende al desorden, y se traduce siempre en un aumento de su entropía.”
    Feliz 2008 de todos modos.

  26. pau:

    Supongo que como bien dices el optimismo es un sistema de autodefensa. Sin optimismo el hombre no habría luchado para mantenerse con vida.
    ¿No es una buena frase hecha: la esperanza nunca se pierde?
    Optimismo = esperanza.
    Hace mucho hablaba con un hombre de Liberia en Senegal, estaba a punto de embarcar. Le dije si era consciente de lo que iba a hacer, si sabía lo que le esperaba de salir con vida de la aventura; le conté que en España se hablaba de pateras volcadas a propósito, de inmigrantes echados al mar; también de que aquí no se atan precisamente los perros con longanizas, y menos si el pastor es inmigrante, etc.
    Me respondió que en su tierra no había esperanza y en la patera sí.
    Después de todo, con el futuro que nos espera como especie animal, y aun seguimos procreando. Creo que a eso no se le puede llamar ni tontería ni inconsecuencia.
    Oh! Hace poco se hablaba aquí del amor. A mi edad y con los amores que llevo a cuestas, creo que ya no puedo enamorarme más, he cerrado mi cupo biológico, que no sexual; en cambio soy consciente que estoy profundamente enamorado de dos mujeres, y que tengo una ilusión bárbara por sentirme enamorado por otra. Ya veremos… Lo que es seguro es que no querré abandonar a mi compañera. ¿Condicionamiento social? ¿Moral? ¿Comodidad? ¿Temor a lo desconocido? Podría ser lo último más que los demás pero sería poco sincero.
    La realidad es que a mi compañera no la abandono porque estoy loco por ella. Tal vez pudiera ser por costumbre, por convivencia… pero no, no soy hombre de ataduras, y lo de la convivencia… pues a veces la mataría, aparte de que está muy enferma. ¿Entonces? Pues amor y nada más.

    Un abrazo y, con mucho optimismo, buen año a todos.

  27. Intoku:

    Ahhh… el autoengaño, que invento más poderoso…

    Robert Trivers es una autoridad en el tema. Os recomiendo una lectura de sus teorías y conocimientos. Aporto 2:

    http://porlaboca.blogspot.com/2007/06/robert-trivers-teorico-evolutivo-por.html

    http://www.elcervellsocial.net/backend/imagenes_panel/almacen_documentos/autoengano.pdf

    De momento este optimismo nos mantiene en estado de “falsa” tranquilidad, con la manida idea de: a mi no me pasará (cáncer, accidente de tráfico, etc…)

    ¿Y eso de que el pesimista es el optimista informado será por algo?

  28. dAVID:

    Entonces, ¿Qué es un optimista bien informado? ¿La leche no? Yo creo que los hay muchos, aunque no suficientes..

  29. FERNANDO PLAZA RUIZ:

    Buenos dias Pau
    Del tema de la esperanza de los inmigrantes esta muy claro que el problema es que no sabemos crearles esperanzas en su pais ya que ese paia es independiente, tenemos que hacer algo a medias entre nuestros paises y los suyos. las oficinas de trabajo temporal en los paises de origen serian la clave para crearles ilusiones y esperanzas a estas personas.

    Y sobre el amor, es imposible dejar a nadie en esta vida estamos todos juntos y solo tenemos que aceptar compartir nuestro amor y nuestro tiempo con sinceridad y sin complejos, el amor no significa estar siempre junto a una sola persona el amor es mucho mas, podemos querer a todos los que nos rodean de muy distinta forma sin dejar de querer a los demas, muchas veces el amor es simplemente estar con esa persona en ese momento.

    Gracias por todo, Feliz año. un saludo

  30. 57840:

    no mames wey, necesitas ayuda profesional, el mundo real no son palabras y palabras, hay razas, alimentaciones, climas, alturas que influyen en el comportamiento humano y en su estado de animo, es como cuando llegue de Acapulco hace días, tres asientos adelante estaba sentada una rubia no natural que me llamo la atención, me gustaron sus caderas y su talle pero yo tenia casi 4 meses de no ver a una mujer así, pero curiosamente dos chicos adolescentes sentados una fila delante de ella se la comían con los ojos y lo peor de todo que la realidad es que la señora ya entrada en los 40s no estaba tan buena, pero obedecemos los comportamientos a cambios de un montón de cosas y aveces el pasado o los tiempos no influyen.

  31. Eduard Biosca:

    Hola, soy actor y guionista de teatro y acabo de estrenar un espectáculo que se llama OPTIMISMO GLOBAL en Barcelona. El espectáculo va sobre un predicador que quiere propagar por todo el mundo una nueva filosofia de vida: el optimismo global. Para escribir el guión ha sido muy importante para mi, haver leido entre otros el siguiente texto de Eduard Punset: “Hace poco más de un siglo, la esperanza de vida era la justa para aprender a sobrevivir. Por lo tanto, la posibilidad de ser felices era una questión que se aparcaba para después de la muerte y dependia de los dioses. Por primera vez, la humanidad tiene futuro y se plantea como ser feliz aquí y ahora” Me encantaría que Eduard Punset aceptara un par de invitaciones que le ofrezco gustoso para ver mi espectáculo. (www.pocaconya.com)

  32. Eduard Biosca:

    Ah! y no estoy de acuerdo con la frase de Saramago que dice que solo los pesimistas se preocupan de los problemas de este mundo y los optimistas todo nos parece bien. Es justo al contrario! Por ejemplo: ¿Gracias a quien se ha conseguido empezar a tapar el agujero de la capa de ozono? A los pesimistas que decian que era irreversible? O a algun optimista que buscó y encontró la solución?

    Un pesimista no es el que sabe ver los problemas (un optimistas también los ve!) sino que es el que no sabe ver (o intuir) la SOLUCI“N de los problemas!

  33. puri:

    El optimismo, si no es desmedido hasta el punto de cegarnos completamente a la realidad, es beneficioso porque nos pone en mejor situación para enfrentar los problemas, aunque sólo sea porque disminuye la ansiedad que ocasiona el pesimismo.

  34. Miquel:

    ¿No estaremos cayendo en juegos de palabras? Medio llena o medio vacía, la botella es la que es y está por la mitad: se nos terminará antes o después si la “bebemos” más o menos, no si la “vemos” de una forma u otra. ¡Preocupémonos de si hay otras botellas a nuestro alcance!

  35. Edu:

    Hola E.Biosca, muy interesante lo de tu obra, lo que dices es cierto, lo que pasa es que se puede ser optimista/pesimista al percibir y optimista/pesimista al actuar. Si uno es optimista al percibir tenderá a creer que los problemas son menos importantes de lo que en realidad son y no hará nada por solucionarlos, de ahí la frase de Saramago.

    En mi modesta opinión las personas que cambian el mundo son las pesimistas/realistas al percibir y optimistas al actuar.

    Saludos!

  36. mangel:

    El optimismo es imprescindible para sobrevivir.

    Si pensáramos continuamente en la fragilidad de la vida humana. Si pensáramos en que unos minutos sin aire, unos días sin comida, un accidente de coche, un pequeño golpe, etc, pueden matarte y que hasta es bastante probable que eso suceda; que la vida es transitoria y todo acabará tarde o temprano con la muerte (y esto no es probable, es seguro), seríamos incapaces de seguir adelante. Nos dejaríamos caer en un rincón, asustados, y esperando el fatal desenlace…

    Un saludo, Eduard.

  37. Desesperada:

    pues yo creo que son necesarios los optimistas y los pesimistas, aunque nuestra naturaleza es básicamente optimista. Sólo el optimismo nos hace enamorarnos una y otra vez, y es curioso, puedes haber fracasado con varias parejas, pero con la nueva siempre crees que será distinto. ¿simple biología? lo dudo…

  38. Eduard Biosca:

    Creo que hay una confusión a la hora de definir optimismo y pesimismo.
    Un optimista es el que cree que el futuro será mejor y un pesimista es el que cree que el futuro sera peor. Por lo tanto es imposible ser optimista i pesimista a la vez!
    Tanto el pesimismo como el optimismo no son visiones de presente sino de FUTURO.
    Una persona puede pensar que el mundo actualmente va muy mal y ser optimista. Porqué un optimista no es el que cree que el mundo va bien, sino el que cree que en el futuro mejorará.
    Yo soy optimista porque creo que a pesar de que el mundo esta todavía muy mal, nunca habiamos estado tan bien (o tan poco mal!) y por lo tanto creo que seguiremos mejorando en el futuro.
    No hay que confundir ser critico con ser pesimista. No tiene nada que ver! Los optimistas podemos ser tan o más criticos que los pesimistas! Insisto!:La diferencia esta que los pesimistas no ven la solución y los optimistas sí. Es por eso que…

    “Ningún pesimista ha descubierto el secreto de las estrellas, ni ha navegado por oceanos desconocidos, ni ha abierto una nueva puerta al espíritu humano” Helen Keller.

    Eduard Biosca. Un optimista global convencido! http://www.pocaconya.com

  39. Inhor:

    La consciencia está constantemente intentando engañar a la subconsciencia. A la subconsciencia es facil de engañarla por ejemplo viendo la televisión… etc. Pero es necesario mantener optimista la subconsciencia ya que muchas ideas nos llegán de ahí. Utiliza más del 90% del cerebro y el solo 5% del cerebro es utilizado conscientemente. La subconsciencia es más inteligente ya que entiende todo y se da cuenta de cosas que quizas despiertos no nos damos cuenta o nos damos cuenta pero más tarde. Cuanto y más dormida está la consciencia más se conecta con la subconsciencia por ejemplo al dormir y estar soñando, en ese momento podemos ver y oir lo que pasa en el sueño y muchas veces en esos sueños la realidad es de mejor calidad y mayor calidad en el sueño trae mayor descanso y por lo tanto más capacidad para pensar, como al fumar marihuana o pillar una borrachera también sirve para inspirar ya que la subconsciencia utiliza más parte del cerebro.

    Es curioso decir que cuanto y más despierto está la consciencia más desconexión tiene con la subconsciencia y cuanto y más dormido está más se conectan.

  40. Eduard Biosca:

    Hola Edu, si vives cerca de Barcelona y quieres un par de invitaciones para ver mi espectáculo enivame un E-mail a pocaconya@pocaconya.com y después del espectáculo discutimos! Me encanta discutir! De hecho, este espectáculo lo he escrito a base de discusiones con cantidad de amigos pesimistas! (ya se que tu no lo eres) Vivimos rodeados de pesimistas! Si no fuera porque soy optimista diria que cada vez hay mas pesimistas en este mundo! http://www.pocaconya.com

  41. Joho:

    Cierto es que nuestra naturaleza nos incita al cambio constante, a esa evolución permanente hacia lo que creemos ser la perfección, y precisamente por ello puede que nuestra mente sea tan poderosamente optimista, me explico: el ser humano tiende a progresar -hablando siempre de avances positivos en general- de forma ascendente, lo cual implica una fuerza inherente en el propio ser, en la mente de todos nosotros, que nos permite alcanzar cada peldaño que subimos. Es por ello que precisamos de la maquinária más potente de la que disponemos y en eso entra el optimismo y su fuerza. Me refiero a que es posible que el optimismo no esté en nuestra naturaleza cómo tal de forma aleatoria o de forma independiente, sino que es una fuerza motriz que propulsa el movimiento humano, ese afan de progreso que nos lleva hacia donde queramos. Es decir, que el optimismo es un estado mental que ejerce de mecanismo natural del organismo para alcanzar metas tal cómo el sexo lo es para perpetuar la especie.
    Puede que su intensidad y permanencia en nuestras conexiones nerviosas dependa, precisamente, del propio interés evolutivo, con lo cual se entremezclan pensamientos e instintos, así que hablar de pesimismo cabe en su tratado, pero quizás deba tratarse aparte debido a todas las influencias que le envuelven. Es cierto que es más difícil mantenerse siempre positivo que no dejarse llevar por los ríos de sentimientos adversos en situaciones difíciles, y esa es una posible demostración más de la teoría darwiniana tomando cómo punto de referencia el optimismo: el más optimista puede que sea el que tenga más probabilidades de sobrevivir.
    Cabe estipular,pero, que en esa sentencia entran muchos más factores, cómo la inteligencia, los conocimientos y otras calidades del propio ser.

  42. Zhia:

    Me pregunto sobre la relación existente entre el optimismo y la creatividad. En posts anteriores se ha mencionado el optimismo como la capacidad de aportar soluciones siendo conscientes de la situación real. Esto daría como resultado, no ya el hombre/mujer optimista sino el ser creativo.
    Saludos

  43. Rocío:

    Optimismo/amor es un binomio inseparable. Si se rompe, ambos dejan de ser lo que eran.

  44. MMM...:

    Es curioso, despues de leer el articulo, parece que si vieramos el mundo sin esas gafas rosas que nos da el cerebro para sobrevivir nos moriríamos del asco, osea que la realidad es una mierda. Pero, no es esa mierda de realidad fruto tambien de nuestro cerebro?

    Fdo.: Otra mierda de cerebro

  45. ALEJANDRO:

    No hay nada inteligente en no ser feliz,…

  46. Maria:

    Nos enganamos a nosotros mismos para sobrevivir… y porq no nos atrevemos a otra cosa…

  47. Juan:

    Sin duda podemos influir en el funcionamiento de nuestro cuerpo mediante el pensamiento, la memoria, las emociones, y bien sabido es que para contrarrestar una emoción negativa, hay que tener una emoción positiva todavía más fuerte que la neutralice. El amor es fuente de optimismo, y por naturaleza no podría ser de otra forma.

  48. Manuel:

    El poder de la imaginación es sorprendente. Como dice Dante, cuando carecemos de esperanza, vivimos llenos de deseos.

  49. Optimismo constante para vivir mejor « ¡Qué así sea!:

    [...] Hoy he estado paseando por la página de Punset y he encontrado el siguiente artículo que me ha parecido muy interesante. Si dáis al link lo podréis leer. [...]

  50. tere:

    Me gusta lo que dice Euridice.
    Su nombre lo dice todo…la historia de amor de Orfeo y Eurídice, es una de las mejores historias de amor jamás contadas.

  51. Cysko:

    OPTIMISMO GLOBAL !!
    Hola, anoche fui a ver el espectaculo de E.Biosca y realmente he de decir que fué revelador. Me parece maravilloso que a través de una obra de humor se planteen temas que al dia siguiente te hacen conectarte a internet y buscar más información sobre el asunto.
    Desde luego abogo claramente por una visión optimista del mundo que nos rodeo en términos de futuro. El pesismismo es una telaraña que nos atrapa y nos inmoviliza por definición. El pesimismo y el inmovilismo funcionan en un mismo plano: si no creo que todo puede ir mejor que razón/motivación tengo para tratar de cambiarlo.
    El deseo de mejora no es suficiente si no se cree en la mejora, se apuesta por ella y se persigue. Sólo una persona que crea que todo puede ser mejor invierte tiempo y esfuerzo en tratar de conseguirlo.
    Como dice Punset en su artículo somos optimistas por naturaleza: ¿habriamos salido de las cavernas si no creyesemos, si no tuviesemos fé, si no deseasemos con tanta fuerza como para intentarlo, en una vida mejor?
    No estoy de acuerdo con Edu en que el pesimista es el que detecta necesidades y problemas, ser optimista no significa ser ciego y no ver la realidad. Un optimista también ve los problemas, la diferencia con el pesimista es que el primero,además de ver el problema, se plante la busqueda de soluciones.
    Para centrar la discusión creo que deberiamos tener claro lo que afirma Biosca, el pesimismo y el optimismo són ante todo visiones de como va a evolucionar el problema, no si existe o no tal problema.
    Recomiendo la obra que además de plantear una discusión “filosofica” sobre este asunto es muy divertida.

  52. Euribor >> Pese a todo, optimistas:

    [...] Recurriendo a la wikipedia humana de la que tiramos ayer (Punset) me encuentro con este interesante artículo: Nuestra naturaleza optimista. Lo que estamos descubriendo en los laboratorios es que nos comportamos de forma optimista, aunque la realidad esté indicando lo contrario. Somos optimistas por naturaleza. Es decir, que pecamos invariablemente de optimistas para no sumirnos en los avatares íntimos provocados por la depresión y el pesimismo. Evolutivamente, las cosas han sido tan duras que aquellos organismos modelados por corrientes optimistas llegaban en mayor número a buen término. Para poder sobrevivir nos engañamos a nosotros mismos haciéndonos creer que el futuro será más fácil que ahora. Al esperar noticias positivas y generar con ellas imágenes mentales seductoras, desempeñamos una función adaptativa: modelamos el comportamiento presente en función del objetivo futuro. [...]

  53. Angel:

    Un gran pensador que utiliza su razón para su propio optimismo implícito . Gracias por el aporte,

    http://naturalmentevivo.blogspot.com/

  54. Antonio:

    A veces , o en situaciones me muestro pesimista ,inconscientemente para escuchar el optimismo de los que en ese momento estan a mi lado, y asi aprender a ser optimista. Es mi inseguridad ,que después me doy cuenta que la utilizo para pensar en positivo.

  55. kenise:

    Hola Eduardo,
    en mis manos ha caido un mail – no spam – con ésta información que, me consta, es enviada a millones de personas. Se trata de un acúmulo de investigaciones ajenas que no sabemos si son ciertas o no. En este este caso y aprovechando el post he pensado que nadie mejor que usted para determinarlo, ahí va la parrafada:

    Es el año 2011. En esa época todo lo que tenía era una mochila
    de lona, por las noches dormía en el sofá de unos amigos,
    lavaba platos a tiempo parcial en una pizzería porque fue el
    único trabajo que pude encontrar en el norte de Maine a fines
    del verano, y tenía una enorme factura de gastos médicos que no
    podía pagar. Por cierto, tenía neumonía.

    Le llamé a una amiga y en cuestión de minutos estaba llorando.
    Entonces me dijo, “Búscale el lado positivo”. Me dieron
    ganas de golpearla.

    No me malinterpretes. Quiero mucho a mi amiga, y en realidad
    nunca le haría daño. Pero, cuando estoy pasando por un mal
    momento no quiero que nadie me diga que de lo mejor de mi.
    Resulta que hay algunos hechos científicos detrás de mis
    sentimientos: Una revisión de algunas investigaciones revela que
    el pensamiento positivo no es tan bueno como se supone. De hecho,
    los investigadores se están haciendo esta pregunta: ¿Y si en
    realidad los llamados estados “negativos” como el fracaso,
    pesimismo, inseguridad e incertidumbre tienen resultados
    positivos?

    Positivismo

    Tiene poco tiempo que la gente comenzó a pensar que la felicidad
    era algo a lo que todos tenemos derecho todo el tiempo. Y en
    nuestra búsqueda precipitada del omnipresente positivismo es
    posible que estemos cavando nuestra propia tumba. Algunos
    investigadores dicen que el pensamiento positivo constante
    significa que una persona nunca puede relajarse, porque ese es el
    momento que el pensamiento “negativo” podría aprovechar para
    salir a la superficie. E insistir en que “todo está bien” no
    les ofrece a los positivistas un plan de alternativo para cuando
    las cosas no lo están.

    Estas críticas están respaldadas por mucha investigación. Un
    estudio descubrió que cuando la gente cree que los demás no
    esperan que tengan emociones negativas, terminan sintiendo más
    emociones negativas con mayor frecuencia. Otro estudio encontró
    que la gente con baja autoestima que se repetía a sí misma la
    frase positiva “Soy una persona encantadora” terminaba
    sintiéndose peor que la gente que no se la repetía. Algunos
    investigadores han vinculado la presión del “pensamiento
    positivo” con la auto-culpa personal (“Si no puedo ser feliz,
    debe de ser mi culpa porque no soy lo suficientemente
    positivo”). La negación es otro efecto secundario potencial
    del pensamiento positivo, incluso algunos expertos creen que la
    actual crisis económica se debe parcialmente a la negativa de la
    gente a considerar resultados negativos potenciales.

    De hecho, los expertos opinan que demasiado pensamiento positivo
    en realidad puede ser un síntoma de algún trastorno del estado
    de ánimo. La gente con Trastorno bipolar (o sus variantes,
    Bipolar II y Ciclotimia) experimenta estados de excesivo
    pensamiento positivo, llamado “manía”, que pueden interferir
    con su experiencia de la realidad y provocar que se involucren
    con comportamientos potencialmente autodestructivos (manejar a
    190 kph, consumir drogas, robar – porque “todo está bien y
    nada puede lastimarme”).

    Aunque una persona normal no experimenta el positivismo a un
    nivel maníaco, es posible que la persona promedio se deje llevar
    por los pensamientos positivos, pierda el sentido común y haga
    algo que no haría normalmente. El pensamiento positivo también
    puede convertirse en una manera para evitar tomar las medidas
    necesarias, un problema que los psiquiatras ven en muchos de sus
    clientes masculinos en sus veintitantos años. Tal vez la gente
    diga que “todo está bien” incluso cuando no es así, es una
    manera de convencernos de que estamos haciendo algo con respecto
    a una situación dada (un trabajo mediocre, un plazo por
    vencerse, un problema con un compañero) sin… hacer nada. “La
    gente que usa el pensamiento negativo como defensa está haciendo
    el intento de no sentirse ansiosa cuando debería de estarlo”,
    comentan los expertos. De hecho, sentir un poco de ansiedad a
    menudo es necesario para motivarnos a actuar en ciertas
    situaciones. Tapar esta ansiedad con una cara de felicidad puede
    empeorar la situación porque es menos probable que abordemos el
    problema subyacente. Sin embargo, entre más pronto actuemos,
    comenta Julie Norem, profesora de psicología y autora del libro
    El Poder Positivo del Pensamiento Negativo, será menos probable
    que la ansiedad interfiera con lo que sea que estemos tratando de
    hacer.

    Defendiendo el Pesimismo

    De hecho, algo de negatividad sería bueno para nosotros. Un
    estudio descubrió que la gente con estados de ánimo negativos
    puede proporcionar argumentos de mejor calidad y más persuasivos
    que la gente con un estado de ánimo positivo. Los humores
    negativos también pueden mejorar la memoria y la precisión
    mental, además otros investigadores sugieren que el pensamiento
    negativo nos hace pensar las cosas con más cuidado.

    A la luz de estos descubrimientos, muchos investigadores critican
    lo que consideran como afirmaciones exageradas de parte de los
    partidarios del positivismo, y avalan los beneficios del
    pensamiento negativo. De particular interés resulta el pesimismo
    defensivo, una estrategia para lidiar con la ansiedad, comenta
    Norem. Esta involucra establecer bajas expectativas sobre lo que
    pudiera suceder en un escenario determinado. Los estudios han
    encontrado que esta estrategia le ayuda a la gente a manejar la
    ansiedad porque la prepara para lo peor (dándole a la persona
    una mayor sensación de control); esto también le permite dar lo
    mejor de si, debido a que normalmente las personas se esfuerzan
    demasiado con el fin de impedir que se obtengan resultados
    negativos. De hecho, cuando nos preparamos para lo peor, existe
    la probabilidad de disminuir nuestro sufrimiento más adelante.
    En contraste, intentar “corregir” los pensamientos negativos
    los puede intensificar.

    Por supuesto, el pensamiento positivo posee un componente
    cultural, y los beneficios relativos al negativismo contra el
    positivismo varían dependiendo de las actitudes sociales con
    respecto a la felicidad en una región dada. Por ejemplo, para
    los estadounidenses descendientes de europeos los pensamientos
    positivos a menudo son más relevantes para su satisfacción
    vital, mientras que para los estadounidenses descendientes de
    asiáticos generalmente los pensamientos negativos son más
    relevantes al momento de evaluar su felicidad en general.
    También es importante tener en cuenta que la efectividad del
    pensamiento positivo depende de factores individuales como la
    ansiedad, mecanismos de supervivencia y sistemas de creencias,
    por lo que cada persona debe de encontrar que le funciona mejor.

    No obstante, independientemente de las peculiaridades u lugar de
    origen de la persona, los investigadores sugieren que sería
    mejor reconocer las emociones negativas en lugar de negarlas, y
    luego dejarlas pasar.

    Una nueva tendencia de psicoterapia, llamada Terapia de
    Aceptación y Compromiso (ACT, por sus siglas en inglés),
    sugiere que debemos aceptar que los pensamientos negativos
    siempre van a aparecer. En lugar de gastar energía en suprimir
    la negatividad, debemos de concentrarnos en identificarnos y
    comprometernos con nuestros valores incluso en medio de una
    oleada de pensamientos negativos.

    Balance Positivo

    Ciertamente no estamos abogando porque todo mundo se convierta en
    un amargado de por vida; solo opinamos que al igual que el
    positivismo, el pensamiento negativo tiene beneficios probados,
    tanto física como psicológicamente. El truco radica en
    encontrar el balance entre ser optimista y ser realista. En otras
    palabras: Detente a oler las rosas, pero primero revisa que no
    haya caca de perro en la banqueta.

    ¡Hasta pronto!

    ——————————
    No puedo poner la fuente por respeto al remitente, de lo contrario no cumpliría las normas del blog. Espero que lo entienda.
    MUCHAS GRACIAS !!!!
    ————————————

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.