Autor: Eduard Punset 10 abril 2011

Hacía años que no coincidía en un  congreso con Harold Kroto, premio Nobel de Química en 1996. Coincidimos con el físico Javier Tejada en una mesa redonda en Pamplona, que sigue estando en la cima de las nuevas tecnologías, particularmente, de nanomateriales.

¿Nanomateriales? Sí; es la nueva ciencia de los átomos y moléculas. Es el mundo de lo diminuto, de lo microscópico por donde todo empezó hace cuatro mil millones de años. Me dicen amigos míos físicos que a la cabeza de un alfiler le sobran cantidades ingentes de tamaño para tener la categoría de un nanomaterial: un millón de nanómetros comparado con 0,2 que mide un átomo.

A las generaciones del futuro –las que nos sucederán a nosotros– no les sobrará nunca material porque ya no construirán artefactos de arriba hacia abajo: ahora, partiendo de un árbol, se sacan las ramas para quedarse con la madera para fabricar una silla y, partiendo de esta, una pelota de juego, después de haber echado de nuevo por la borda el material que sobraba.

Pronto construiremos al revés gracias a Harold Kroto y otros científicos nanotecnológicos: de abajo hacia arriba. Sabremos aprovechar el poder autoensamblador de determinadas moléculas para fabricar a su amparo los materiales que necesitamos para disponer de nanorrobots que circulen en nuestros flujos sanguíneos, identificando anomalías; que transporten fármacos al órgano elegido; que incidan en las conexiones cerebrales necesarias para mejorar el carácter de la gente; construiremos materiales diminutos y enrollables como los futuros microprocesadores; mejores conductores de corrientes magnéticas y eléctricas; fabricaremos tejidos mucho más resistentes que los actuales, que permitan sincronizar ascensores a otros satélites; aviones a toda prueba de accidentes; coches que eviten, por sí solos, obstáculos.

Harold Kroto con varios modelos de fullerenos, moléculas cuyo descubrimiento valió al investigador el Premio Nobel de Químca en 1996 (fuente: sitio web de Harold Kroto).

Un mundo, efectivamente, muy distinto del que hemos fabricado hasta ahora de arriba hacia abajo, pero más parecido al basamento natural del que partimos: de abajo –el primer órgano unicelular hace más de cuatro mil millones de años– hacia arriba, la primera comunidad andante de células o el primer humano millones de años después.

A Harold Kroto le han interesado siempre mucho más las vertientes básicas de su actividad como investigador que las aplicaciones por las que le pregunta todo el mundo. Siempre me ha seducido el contraste entre su humildad como científico, que lo conduce a dudar de todo lo que no haya podido comprobarse todavía, frente a su insistencia en echar la culpa a los políticos de casi todo lo que no funciona. “Harold –le digo yo entonces–, son mucho más importantes los virus y todo lo que no sabemos todavía de ellos que los políticos”; simula que no entiende la crítica, pero yo sé que su inteligencia y su sentido del humor le permiten vivir en universos distintos.

A ese premio Nobel y amigo lo recordaremos siempre por dos atributos: en primer lugar, la ausencia total de dogmatismo; en realidad, nunca he conocido otro premiado en las trifulcas de la vida que haya asimilado con idéntico sosiego y permanencia el principio de incertidumbre sobre el que se asienta el pensamiento de los humanos, cuando pudo dejar de ser dogmático. Harold representa –¡salvo cuando hace referencia a las incongruencias de los políticos!– la esencia del pensamiento no dogmático.

En segundo lugar, es sorprendente que ni la investigación de toda una vida dedicada a la molécula C60 ni las clases que sigue dando en la Universidad de acogida en Estados Unidos lo han distraído para nada a la hora de dedicar también esfuerzo y tiempo a la astronomía o a la búsqueda del diseño gráfico adecuado para que los niños en las clases de primaria y secundaria aprendan por qué la ciencia está irrumpiendo en la cultura popular.



19 Respuestas to “De abajo hacia arriba”

  1. Papámba:

    Considerando que hay cosas tantísimo más grandes que nosotros… podríamos consierarnos “nanohumanos”? 🙂

    Adoro a Punset. Lo veo los domingos y me llena de paz el alma, entre tanta tontería escuchar un pensamiento tan claro y transparente, tan sabio, me llena de esperanza, me siento como en casa. Aplaca mi propia tontería, que también la tengo, lamentablemente. Un abrazo,

  2. a:

    ¿Sería posible que “redes” lo emitieran en DUAL con y sin doblaje?

  3. Roma:

    Y que todos los sabemos o lo intuimos; que las soluciones a esos miles de cosas que se saben que no funcionan pasan por superar este bache en que están instalados los politicos y que ocurre, simplemente, por su forma de pensar, que está instalada como única posibilidad de conseguir el poder. Esperemos que la irrupción de la ciencia en la sociedad, con esos documentales de la dos y con la esperanza de esa cadena que anunciam con contenidos de calidad, cambie dinamica social y economica que marcan las grandes empresas, universidades, ayuntamientos…

  4. Rafa:

    Hola Eduard. Se lleva ya un tiempo hablando de nanotecnología, nanorobots, nanotubos.. ¿hay un plazo estimado para empezar a ver aplicaciones en la realidad?
    Saludos

  5. Montse:

    Cert, cert del tot.

  6. Alejandro:

    Efectivamente, es una de las innovaciones tecnológicas dispuestas a mejorar la calidad de vida del ser humano y la forma de adminstrar el uso de los materiales hasta el momento.
    Debemos evolucionar hacia formas de manejo de los materiales como esta la “nanotecnología” que aportará seguramente lo que hace falta para llevar a cabo lo que siempre buscamos, el bienestar.
    Excelente tema Eduard…

  7. enrique:

    “nanorrobots para mejorar el carácter de la gente”. Uno lee asombrado estos descubrimientos, pero le asombra más que no se hable de algo mucho más sencillo (sobre lo que existe amplia documentación), para que la gente viva sin conflicto. Uno tiene la puerta abierta por si al Sr. Punset, que tiene un eco mediático considerable, le interesa hablar de este tema con sus seguidores.

  8. Mari:

    Estoy de acuerdo respecto al tema de la política. Qué bueno que este tipo de tecnología tan interesante y eficaz se incremente.

  9. Melqart:

    Mientras esa tecnología no caiga en malas manos lo veo bien pero me da miedo pensar si se utilizase en guerras

  10. Pep Peragón:

    Interesante artículo Eduard.

    Quizás una de las más destacadas aplicaciones que se puede llevar a cabo con esta tecnología es la de la configuración de ordenadores cuánticos. La presumible potencia de estas computadoras y sus consecuencias en las sociedades del futuro son inimaginables.

    Por otro lado comparto totalmente la opinión del científico Harold Kroto en referencia a los políticos. Sí, “los políticos tienen la culpa de casi todo”. Yo aún añadiría que es el gran capital junto con sus secuaces, los políticos, los responsables de que hoy el dinero esté por encima de las personas. Que nadie se engañe vivimos en una auténtica plutocracia global y no en una verdadera democracia. Cualquier avance científico que se lleve a cabo en el mundo será, en primer lugar, para sacar rendimiento económico, en lugar de perseguir el bien común en primera instancia. La nanotecnología, por el momento, y a pesar del buen trabajo del señor Kroto, es un claro ejemplo de ello.

    http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/
    http://www.bubok.es/libro/detalles/175151/Manual-practico-para-cambiar-el-mundo

  11. Bernardo:

    Me encata que la ciencia sea transmitida. Soy estudiante. Espero algún día poder ayudar a divulgar esta ciencia a la que tantas cosas le debemos.

    ¡Gracias Punset!

  12. Ana Salcedo:

    Me interesa especialmente el tema de la nanotecnología, por eso me gustaría que un experto en la materia pudiera demostrar que ésta no supone un atentado a la salud pública o al entorno. Tengo entendido que la energía que se necesita para crear este tipo de tecnología es brutal, y que su fabricación es totalmente antiecológico.
    Por otro lado no entiendo muy bien cuando dice eso de construir de arriba hacia abajo y no al rebés… cómo se hace eso? que yo sepa los edificios se han construido siempre de abajo hacia arriba.
    Utilizar la nanotecnología para conseguir cambiar el mal carácter de algunas personas me parece con perdón una torpeza, más razonable sería educar y demostrarle amor protector a nuestros hijos desde pequeños para evitar que desarroyen – la mala leche-en el futuro.!
    Muchas dudas en torno a la nanotecnología, por eso agradezco respuestas profesionales y claras.
    Saludos

  13. Redes para la Ciencia » De abajo hacia arriba:

    […] Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset […]

  14. JONATHAN SANCHEZ:

    Que razón tiene tu amigo en culpar a los políticos, fíjate que él se empeña en desarrollar esa tecnología con afán “autodidactico” y el político se esmerará en convertirlo en arma o negoció.

    Por otro lado, agradezco mucho este artículo, como siempre, haces que la ciencia parezca sencilla.

    Un saludo.

  15. ricardo:

    me parece muy interesante esto de los nanorobots y me acosa la pregunta: a cual parte exactamente del cerebro llegarian los nanorobots
    para mejorar la calidad de vida de las personas “amargadillas” ? o ésta otra: la personalidad emocional es asunto de hormonas ?, otra mas podrian los nanorobots descubrir si las emociones son las que hacen que las interconexiones neuroquimicas enloquescan y nos hagan perder la serenidad ?

  16. ManueL:

    Ahora te entiendo.

    (Por si lo lee la chica que me gusta)XD

    Me estoy empezando a plantear sinceramente la criogenizacion como una alternativa a la mortalidad, aunque no creo que lograra recordar nada al despertarme en un futuro. Siempre podria criogenizarme con mi diario y un buen album de fotos, aunque fuera para saber de que era provengo. Bien pensado.. utilizaria mi PDA a tope de datos y un parchis.

    ¿Habra 220v/50Hz en el futuro?

    Mejor me llevo tambien un cargador solar y las instrucciones.

    Pero ¿Habra Sol? .. igual no pueden reanimarme por mi constitucion biologica, o si pueden pero tengo que vivir al lado de una estufa y una botella de Oxigeno….¡si es que hay! XD

    Madre mia, lo que es la ciencia.. Que avance deprisa, ¡que nos morimos!

    Si hay que hacer de conejito de indias me presento voluntario.

    Ais..

    Y en el futuro, que me inyecten nanorobots que me den una carga electrica neuronal reanimatoria y me suban la temperatua corporal a la media necesaria para que no se destuyan los tejidos/celulas y sea posible hacer efectiva la reanimacion postmortem.

    Pero enterito eh.. nada de decapitaciones.

    Bromas aparte, un descubrimiento sin igual y merecidisimo Nobel.

  17. Jose M. Romero:

    El artículo y su relación con la política me recuerdan algo que aprendi en mi relación con La Ciudad de los Muchachos en Orense, hace ya 35 años. El padre Silva tuvo una intuición que transformaba la mirada y la forma de unir fuerzas a los muchachos que allí llegaban: Los fuertes abajo, los débiles arriba. Esta era su consigna y parece que la nanotecnología empieza a darle la razón. Con ella, también conseguía mantener la atención de mis alumnos.

  18. tpt:

    Harold Kroto, un genio

  19. María Jesús Burbano:

    Envidio a los investigadores científicos como Harold Kroto por lo que tienen que disfrutar investigando. Admiro a Eduard Punset por su habilidad para recorrer con eficacia los más variados caminos de la Ciencia, la Filosofía, psicología, antropología, etcétera, estableciendo fantásticas relaciones con la vida cotidiana y transmitiéndonoslo a quienes le vemos y escuchamos por Tv cada domingo. Gracias

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.