Autor: Eduard Punset 17 septiembre 2007

Dos conversaciones con grandes científicos –una bióloga americana y un físico europeo– sembraron en mí la simiente de la duda en torno a la singularidad de la conciencia, hace ya muchos años. La bióloga americana, señalando los movimientos de bacterias inducidos por una corriente magnética en el laboratorio, musitó ensimismada, sin dirigirse a nadie: «¿Y si las bacterias tuvieran conciencia?».

El físico había recibido el premio Nobel por sus investigaciones en microscopios. Estábamos intentando profundizar en las diferencias entre la materia inerte y los seres inteligentes cuando exclamó: «¡Llegará un día en el que serán mucho más borrosas que ahora las diferencias entre la materia inerte, los organismos vivos y la inteligencia!».

Ilustración de F. Pinillos
“¿Y si las bacterias tuvieran conciencia?”,
ilustración de Fernando Pinillos.

Algo de estos pensamientos recogen aquellas cartas de algunos lectores que sugieren descender a las moléculas, a las partículas, a lo más fundamental –los mimbres de todo lo que vemos y sentimos– para entender no sólo nuestros esquemas organizativos, sino nuestra propia conciencia. Lo escalofriante de este viaje es que, al final, hay mucho más vacío que otra cosa.

Guardando las proporciones, la distancia de un electrón al núcleo de un átomo de los que estamos hechos es similar a la que separa la grada de los aficionados al fútbol del centro del campo. Un organismo vivo está hecho, básicamente, de vacío. Y el espacio, casi enteramente. Nuestra inteligencia se mueve en ese vacío. Apenas estamos empezando a saber cómo funciona. Hemos descubierto la importancia de dos conceptos que, hasta hoy, subvalorábamos: el pasado y el inconsciente. Y todo es pasado y casi todas nuestras decisiones son fruto del inconsciente.

Al pasado lo llamamos Historia y habíamos dedicado unas cuantas mentes preclaras a escrutarlo. No mucho más. Para todos parecía evidente que el presente y el futuro eran lo importante. En relación a cada mente individual, la reacción frente a un estímulo exterior –una cara o un edificio hermoso– viene dada por las grabaciones neuronales de eventos parecidos en el pasado. Percibimos algo, pero lo que visualizamos está impregnado de nuestra propia historia. ¡Increíble! Nos queda por saber si ocurre algo parecido a nivel social. Los cambios de que tanto hablamos –como, en el caso de España, haber pasado de ser un país agrario a una sociedad de las averías tecnológicas– ¿tienen algo que ver con el pasado o fueron una apuesta impoluta de futuro? Cuando leemos los periódicos, sospechamos que siguen prevaleciendo las hormas y los raseros del pasado. Todo sigue siendo culpa de la derecha o de los anhelos puros de la izquierda. Los cambios que percibimos son reales –hay más libertad y averías–, pero los visualizamos en función de convicciones pasadas que siguen impertérritas.

En cuanto al subconsciente o a las emociones allí alojadas, no creíamos que interferían con nuestras vidas. Cuando lo hacían, era un signo de debilidad. Durante el resto del tiempo había que ocultarlas para que no afloraran las expresiones faciales correspondientes, segarlas para que no ensombrecieran la razón, sacrificarlas en aras de convenciones sociales firmemente arraigadas en el pasado.

Ahora descubrimos, horrorizados, que no tomamos una sola decisión que no esté influenciada por las emociones que hierven en el subconsciente. Y lo peor de todo, constatamos que nadie nos ha enseñado a gestionarlas. Hemos aprendido un mar de cosas sin sentido, pero no sabemos cómo incidir sobre nuestra conducta cotidiana gestionando mejor lo único, o casi lo único, que la determina.

.


70 Respuestas to “Cómo funciona la conciencia”

  1. sophia:

    La Conciencia, que maravillosa palabra. Somos Conciencia, somos seres conscientes, conscientes de nuestra existencia. Pero, ¿qué es ser existente? La Vida es el reflejo de la Existencia, una inspiración y una expiración y, a ambos lados, El Todo. Pero durante la expiración está el presente el Todo ¿De qué otra manera podría ser?

    La expiración es la perturbación del campo, es la forma, es el tiempo, es mente y al tiempo es Mente y es Eternidad.

    El ser humano siente un impulso por conocerse, ¿por qué? ¿Qué le falta? Desea retornar a la Mente, a la Conciencia. Las divagaciones temporales típicas de la mente surgen de los ”vrittis”. Todo son vrittis (emociones, pensamientos, miedos, conceptualizaciones del entorno, ideales…)

    “La mente puede escoger”. La Conciencia, por suerte, no es la memoria. La memoria concepto tal alardeado en nuestros tiempos, es la biblioteca de nuestros miedos, de nuestras fustraciones, de nuestros deseos, de nuestros sueños… es la cárcel de nuestra libertad. No podría ser de otra manera, sino moriríamos.

    Los vrittis nos tienen prisioneros en su cárcel mental, una cárcel que nos impide ver La Mente, La Gran Mente que nos une, que nos ama, la Conciencia Pura a la que todos volvemos tras la expiración.

    Lo importante aquí es ¿queremos regresar a la Gran Mente una vez muertos o Gozar de la Gran Mente al tiempo de estamos vivos?

    La Conciencia nos llama, por eso buscamos, pero ¿estamos dispuestos a perder el control sobre nuestra individualidad?

    No hay que horrorizarse porque todo sea vacío, el único vacío que hay es la falsedad de los “vrittis”. Lo demás es Existencia Pura, un diamante cristalino y diáfano. El Amor Eterno que lo inunda todo, que lo crea Todo.

  2. María:

    Para dejar a un lado todas esas cosas “sin sentido que hemos aprendido” y aprender otras “con sentido” tendremos que enfrentar la REALIDAD: La existencia de las emociones tal y como son. Como lo haremos no lo sé.

    Tenemos que tener en cuenta la extraordinaria habilidad de los humanos para distorsionar la realidad. Por eso creo que tu insistencia en que esta materia, las emociones y su gestión, entre a formar parte del curriculum escolar es fundamental.

    Los adultos se aferran con mucha fuerza al “mas vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”. Supongo que enfrentar a estas alturas la idea de un yo irracional, al que hay que hacer frente racionalmente, puede resultar aterrador. Esa realidad eliminaría de un plumazo un billón de exusas por las que hacemos las cosas que hacemos. La realidad es muy tozuda, y con frecuencia, dolorosa.

  3. Antipo:

    Entiendo la conciencia como la sensación de que yo soy yo.
    Cuando hablan de universos paralelos en los que podemos ser diferentes, me da lo mismo. Yo únicamente me siento en este universo.
    Me he levantado como la mayoría de los días .Si alguien me dijera que por la noche me sacaron de casa a la fuerza, me torturaron y luego borraron mi memoria de ello de manera definitiva yo estaría consciente cuando me torturaron pero cuando me he levantado para mi ha sido como un día normal. Fui consciente de la tortura pero ahora no me acuerdo. Sin embargo tampoco soy consciente de que haya sucedido, luego la conciencia necesita de la memoria para ser consciente.
    Por otro lado llevo mucho tiempo planteándome una paradoja sobre la conciencia que no consigo resolver, el de las cabinas de tele transportación.
    Colocar átomos de igual manera que están en otro sitio no incumple ninguna ley universal simplemente que hoy no tenemos la tecnología para poder hacerlo a gran escala como por ejemplo copiar átomo a átomo a otro ser humano.
    (En el futuro).Tenemos dos cabinas. Entro en la primera, estoy viendo el número uno que hay dentro y soy consciente de ello. Luego un superordenador analiza de qué manera están (en un instante dado) colocados los átomos de mi cuerpo y me desintegra, integrándome en la cabina numero dos (los átomos de un mismo elemento son iguales por lo tanto pueden ser cogidos de cualquier sitio). En un instante paso de ver el número uno al número dos de la segunda cabina. Salgo de la cabina número dos siendo consciente de lo que ha pasado, sigo siendo yo.(Ya pero…) Resulta que me dicen que en realidad no me desintegraron de la cabina numero uno. Ahora somos dos pero ¿cómo puedo estar consciente de mi mismo en los dos?.(Recuerdo que somos iguales átomo a átomo.)

  4. Acm:

    Posiblemente la respuesta a tal paradoja se encuentre en la imposibilidad de coexistir idéntico a ambos lados del Horizonte de Eventos.

    Saludos

  5. Julio cesar maestre alonso:

    gracias

  6. Iban:

    En realidad todo es pasado, solo es que no nos acordamos de la ultima vez que estuvimos aquí.

  7. INHOR:

    el ser humano no solo tiene vista en los ojos, es el unico ser que ha visto a dios, culo ve y culo quiere, el culo que ve es el culo que quiere, ver si pero tocar no puede.

  8. Ángel Garmendia:

    Leyendo este artículo y los comentarios, me vienen a la cabeza mis clases en el instituto (soy profesor de Ciencias naturales), donde uno de los mayores debates que se establecen (12-13 años, incluso más) es si somos “animales o personas”. Después de analizar componentes, tripas y funciones quedan convencidos de que somos animales pero…. siempre con algo especial, La INTELIGENCIA…. La RACIONALIDAD… cuando todo ello se ha desmontado (Y no es fácil) sólo aparece un rasgo aparentemente diferencial y cualitativamente diferente, “la conciencia de nuestra propia existencia y la de los demás”. Llegados a este punto, desaparece la ciencia y aparecen las emociones: ¡¡vale, vale somos animales, pero diferentes!!. Personalmente, estoy convencido de que todo es fruto de nuestra forma antropocéntrica (por otro lado muy animal) de analizar el entorno: al no comprender el TODO nos erigimos en centro del universo. Sólo nosotros lo comprendemos y gracias a nosotros es consciente de sí mismo. Sin nosotros no existiría. Tranquilizamos así la insoportable sensación de tránsito sobre este mundo… o nos inventamos un Dios y delegamos en él todas nuestras dudas. No creo, por ello, que seamos los únicos seres autoconscientes, ni en este mundo ni en otros: no es una “cualidad” sino una “cantidad”, muy alta, es cierto, pero no exclusiva. Claro que esta exclusión nos concede el derecho de explotación absoluta de nuestro entorno, incluso de nuestros semejantes, sin que por ello se remuevan demasiado nuestras conciencias. Sólo esta inclusión en la “humanidad” del resto seres vivos nos haría respetar la casa común de todos y vislumbrar un cierto atisbo de supervivencia futura.

  9. Barbara:

    Barbara…

    Un gran articulo , se lo pasare a una amigo que tiene problemas. Gracias…

  10. Patricia Maria Herrera García:

    Muy Buen artículo
    Creo que para que funcione casi perfecta la conciencia, tiene que estar conectado con el corazón, con los buenos sentimientos, pero eso es trabajo individual y nadie pero nadie puede hacer por Tí lo que a Tí te corresponde Hacer… considero que siempre debe de existir en el Ser Humano: la inocencia de los niños, el impetu de los adolescentes y la madurez del adulto.

  11. Ulises Adrián C.G.G- -ARG:

    Hola a todos.
    Respecto de lo muy valioso que expuso antyes aquí José Manuel García R. Dice:
    (El 23 Septiembre 2007 a las 10:23 pm)
    “Hablando de conciencia de uno mismo: la conciencia humana….Las claves para construir la conciencia no son el espacio sino el tiempo. Las neuronas en vez de ir intercambiándose información, unas con otras, como lo presumía la ciencia, a través de la conectividad celular para formar imágenes y sensaciones, lo hace de una forma diferente.Todas las neuronas encargadas de transmitir percepciones, envían simultáneamente, desde donde estén, cargas eléctricas, pero no al unísono, sino que tiene que haber algo que las registre o las lea. En este punto interviene un barrido, tipo radar del cerebro, que se encuentra en el tálamo, en el núcleo intralaminar. El diálogo tálamo-corteza determina la conciencia de sí mismo.” . A propósito de esto:
    En el Diario CLARÍN en la década de 1990 se expuso una Infografía titulada algo así: “HOLA CORTEZA, AQUÍ TÁLAMO”, donde por 1ª vez hbabía yo tomado conocimiento de lo que se relata aquí por José Manuel.
    Muy buena era infografía. Lástima no citaba fuente de origen de la información. Por lo anterior, pregunto 2 asuntos sencillos y concretos:
    (a) Será q

  12. Ulises Adrián C.G_ARG:

    – Sobre lo que el 23 Septiembre 2007 a las 10:23 pm,
    José Manuel García R., valiosamente dijo:
    “Las claves para construir la conciencia no son el espacio sino el tiempo….Todas las neuronas encargadas de transmitir percepciones, envían simultáneamente, desde donde estén, cargas eléctricas, pero no al unísono, sino que tiene que haber algo que las registre o las lea. En este punto interviene un barrido, tipo radar del cerebro, que se encuentra en el tálamo, en el núcleo intralaminar. El diálogo tálamo-corteza determina la conciencia de sí mismo.”
    – A propósito de esto, dos pedidos:
    a). En el Diario CLARÍN (Argentina), en la década de 1990, tal vez en 1992, había aparecido una interesante infografía sobre este tema, que ahora nos rescata José Manuel; no puedo localizar esa Infografía. ¿Será que alguien tiene más suerte que yo y consigue el artículo?. Puede servirnos a muchos. Se llamaba algo así como “HOLA CORTEZA, AQUÍ TÁLAMO”.
    b). En todo caso, José Manuel, u otro de los participantes de este Foro, ¿Será que podría/n ser tan amble/s de volver aquí dando referencia/s bibliográfica/s accesible/s desde Internet para conocer más sobre esta cuestión puntual?. Gracias, muchas, por mí. Y tal vez también para otras personas. Saludos.-

  13. Filonta,intouk,sophia, demas:

    Antes de nuestra incomprendida consciencia esta la consciencia del eterno, del todo, de dios, la nuestra es un pequeño reflejo de esa consciencia preexistente, el vacio que somos es rellenado de espiritu que es lo que nos da vida, por tanto no hay vacio hay dios omnipresente,conciencia eternamente omnipresente. Si no podemos comprender nuestra conciencia como comprenderemos la preesistente. La consciencia surge del accionamiento en el cerebro de ese espiritu, o fuerza vital incomprnsible para nuestro intelecto pero real, ahora hay surge la mente, y el alma, dentro de la maquina interactuando en ella, construllendonos haciendonos lo que somos humanos, pero a la vez fuera de ella porque no probiene de dentro nuestro si no de fuera al ser materia y vacio y cuando el espiritu se va morimos, la materia vuelve a la tierra de donde surgio,la quimica vuelve a la quimica, el vacio se desace en mas vacio y el espiritu regresa de donde surgio. Nosotros como bien dicen los cientificos compartimos el 99% de material genetico con los animales pues somos surgidos de la tierra al igual que ellos pero en ese 2% esta la difrencia de ser semejantes a la gran conciencia incognoscible y asi somos unicos en el planeta.

  14. Filonta,intouk,sophia, demas:

    continuo: y al dejar este plano material nuestra conciencia vuelve a la gran conciencia, retorna a la vida para ahora realmente vivir.

  15. monosabio:

    Sin memoria no hay consciencia, pero habría que definirla, acotarla, buscar su epicentro y nos encontraríamos que todo el pueblo levanta la mano; sin papeo no hay neurona que valga.
    La consciencia muestra dos vertientes, atracción y repulsión o bienestar y malestar, por lo que el Zen me parece chachi piruli.

  16. Jorge Vallet:

    Hola Eduard, soy Jorge de Valencia, me apasionan tus programas, creo que estás haciendo una labor muy necesaria. Una crítica constructiva: porfavor no dobles las intervenciones de los científicos o la tuya propia, soy filologo y veo una atrocidad que me quites la oporunidad de escuchar las voces de esos científicos tan elocuentes, es un ruego, poned subtítulos y el programa ya no será de 9 sino de 10.
    Gracias

  17. M.G:

    Buenas tardes a todos,
    Me encanta todos temas que trata E.Punset.
    Desde que he tenido uso de razón me he planteado el por qué de casi todo, y eso me ha hecho crecer mucho en mi desarrollo personal.
    Ahora he empezado a escribir en un blog reflexiones sobre muchos temas, cientificos y humanos.
    He entrado en este blog porque creo que las personas que en él escriben tienen las mismas inquietudes.
    Os invito a que me leáis cada semana, y agradeceré vuestras visitas.
    http://www.lacortedelingles.com/blog/

  18. Mirar como actividad consciente | Neuroforma I Formación I Coaching I Consultoría:

    […] “Cómo funciona la conciencia. Dos conversaciones con grandes científicos –una bióloga americana y un físico europeo– sembraron en mí la simiente de la duda en torno a la singularidad de la conciencia, hace ya muchos años. La bióloga americana, señalando los movimientos de bacterias inducidos por una corriente magnética en el laboratorio, musitó ensimismada, sin dirigirse a nadie: « ¿Y si las bacterias tuvieran conciencia?». Nos dice, también, que apenas hemos empezado a saber cómo funciona. (http://www.eduardpunset.es/110/general/como-funciona-la-conciencia […]

  19. Decálogo de auto gestión | Neuroforma I Formación I Coaching I Consultoría:

    […] “Cómo funciona la conciencia. Dos conversaciones con grandes científicos –una bióloga americana y un físico europeo– sembraron en mí la simiente de la duda en torno a la singularidad de la conciencia, hace ya muchos años. La bióloga americana, señalando los movimientos de bacterias inducidos por una corriente magnética en el laboratorio, musitó ensimismada, sin dirigirse a nadie: « ¿Y si las bacterias tuvieran conciencia?». Nos dice, también, que apenas hemos empezado a saber cómo funciona. (http://www.eduardpunset.es/110/general/como-funciona-la-conciencia […]

  20. 1.6 Mirar como actividad consciente: ¿Qué es la conciencia? | Neuroforma I Formación I Coaching I Consultoría:

    […] “Cómo funciona la conciencia. Dos conversaciones con grandes científicos –una bióloga americana y un físico europeo– sembraron en mí la simiente de la duda en torno a la singularidad de la conciencia, hace ya muchos años. La bióloga americana, señalando los movimientos de bacterias inducidos por una corriente magnética en el laboratorio, musitó ensimismada, sin dirigirse a nadie: « ¿Y si las bacterias tuvieran conciencia?». Nos dice, también, que apenas hemos empezado a saber cómo funciona. (http://www.eduardpunset.es/110/general/como-funciona-la-conciencia […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.